Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 394, tiempo total: 0.036 segundos rss2

Esperaba...

Esperaba que el silencio
se fundiera con las sombras,
y los gritos retenidos
no llegaran con las olas,
y es así que las resacas,
tan profundas y tan roncas,
se quedaban en suspiros
que llegaban a las costas,
no sé bien si las heridas,
con la sangre delatora,
se cerraban limpiamente
y quedaban luminosas,
era un tiempo consentido
de promesas muy sonoras,
y de frases adecuadas
a la voz de muchas bocas...

Esperaba que llegaras,
primavera con tus rosas,
y también con los claveles
y geranios de la alfombra,
es el mundo insuperable
que hasta alegra lo que roza
ya que tiene en sus colores
una magia que enamora,
un perfume sugerente,
la visión de las alondras,
y aquel roce de la brisa
con el puerto y las gaviotas,
ya que al fondo está la playa
y allí mueren muchas formas,
se desbocan los deseos
por la ausencia de la ropa...

"...Esperaba tus caricias
una tarde muy preciosa,
y quedé, con mi silencio
viendo el paso de las horas..."

Rafael Sánchez Ortega ©
18/05/18
8
8comentarios 47 lecturas versoclasico karma: 103

Aún me quedan pájaros...

Aún me quedan pájaros volando en la cabeza
de aquellos que, de niña, llevaba en mi equipaje,
aún rozan con sus alas mis sueños cada noche
y vuelo entre sus trinos en busca de arcoiris.

Se mantienen anclados al ritmo de mi pulso,
temblando entre mis dedos, bailando en mis pupilas,
así tiñen de magia la luz del horizonte
y borran de los mapas el miedo y las tormentas.

Siguen aquí varados, los siento en mi costado,
guardando las trincheras de las guerras perdidas,
aquellas que libramos, a oscuras, de memoria,
cogidos de la mano, rodeados de silencio.

Aurora Zarco.
leer más   

etiquetas: alejandrinos
1
sin comentarios 9 lecturas versoclasico karma: 20

Ojitos tristes

Se dejaron la chispa, su luz, en alguna esquina. En la intersección entre el bombeo de la sangre y los equilibrios al soñar. Entre las caricias y las espinas.

Cuántas veces se cerraron con todas sus fuerzas para soñar más alto. Para sentir más fuerte.

Cuántas se cerraron flotando en lágrimas, esferas transparentes, imperfectas por la gravedad, que las deforma y las arrastra por las mejillas hasta que saltan del pómulo al suelo.

Cuántas miradas al centro de la Tierra. Como en un viaje de aventuras, indagando la manera de llegar al tesoro.

Cuántos cruces furtivos en escaleras. Entre la multitud. Conectaban a la perfección. Con miedo, y a pesar de eso, seguían buscándose. Como luna y lobo.

Cuántas miradas a las estrellas. Guardianas de esperanzas. Luces que duermen al alba.

Cuántas conversaciones en silencio. Cuánto pueden hablar unos ojos.

Y mis pestañas abrazaban las tuyas. Mis retinas guardaban tu esencia. Mis párpados eran lienzos de tus locuras. Ventanas de mis colores.

Ojitos tristes.
Ojitos cansados.
Ojitos dulces.


Llenos de magia. Pintados de flores.
leer más   
11
17comentarios 39 lecturas versolibre karma: 96

Decadencia

Que mi mente se apague,

ese es mi mayor miedo;

perder el norte

hasta acabar

naciendo

nuevo.



Perder todo criterio,

dejar de parecer estúpida

para llegar a serlo.

Convertirme en un engendro

vacío, plano

y sin extraños argumentos.



Dejar de desconfiar de los cerdos,

confiar en todo el mundo entero.

Regalar las perlas a los excrementos

y desechar

toda

la magia

que poseo.



Cuánto daño hace lo externo.

Mentira, el daño nosotros

por dentro lo hacemos.

Porque no ofende quien quiere,

pero parece que todos

pueden ofendernos.



Esta mente se apaga,

pero resurgirá de sus cenizas,

porque no considero la opción

de morir

estando

en vida.
13
2comentarios 50 lecturas versolibre karma: 90

Mensaje

Debería escribir con los versos antiguos,
los que soñábamos en los viajes aquellos
cuando todos los soles nos eran ligeros
y todo el pudor de los hombres ambiguo.

Recuerdo verte acunar las galaxias
con dulzura en tu brazo izquierdo,
y los nimbos de estrellas acariciadas
como joyas floreciendo en tus senos.

Ahora todas las palabras me saben amargas
atravesadas bloquean mis labios febriles
y como siempre en este mundo sin magias,
por más que lo intento no se qué decirles.

Pero yo te vi, y aún ahora te recuerdo,
por eso te digo que los dos somos eternos.
leer más   
2
sin comentarios 16 lecturas versolibre karma: 35

poema de mascara

Miras los cielos agotados , mira tu rostro desventurado ,mira la noche quejandose y en su interior oculta magia entre ellos.
leer más   
10
2comentarios 47 lecturas versoclasico karma: 105

Lejos

Lejos, muy lejos de aquí
hay un lugar
en el que los días son
extremadamente luminosos
y las noches
increíblemente iluminadas...
en donde los bosques
escuchan los rumores
que los jilgueros esparcen por doquier
y el fuego canta y baila
al compás de la magia de las estrellas.

Muy lejos, existe ese lugar soñado
que espera y sonríe
al pobre viajero exhausto por la vida.

Lugar sublime, inmenso, abierto
habitado por seres de luz
que se esparcen por la brisa perfumada.

Lugar cálido,
lugar lejano y soñado...
leer más   
13
14comentarios 94 lecturas versolibre karma: 114

Los ojos de los niños

Me gusta ver la vida reflejada en sus ojos
porque llega a los míos plagada de matices
y brilla sin tapujos, preñada de esperanza,
mostrando una variada paleta de colores.

Me gusta ver la vida reflejada en sus ojos
pues la miran de frente, sin miedo a la derrota,
no temen al futuro y aunque se muestre incierto
enredan a sus ansias la ilusión del que sueña.

Me gusta ver la vida reflejada en sus ojos
pues adornan sus juegos con destellos de luna,
alumbran, descarados, igual que los luceros
y sonríen valientes ante cosas sencillas.

Y aunque a veces el velo que cubre sus pupilas
tenga un aspecto triste, cegado por las dudas,
me gusta ver sus ojos, porque son como el agua
y hechizan sin conjuros, sin magia, sin palabras.

Aurora Zarco.
leer más   
13
8comentarios 115 lecturas versoclasico karma: 88

El 23 de Febrero Con El Querido Tommy

Querido Tommy, te conozco desde siempre. Para ti esto es tan normal, el que te dediquen. Se me ha hecho difícil el escribirte porque tímida soy. Te conozco desde siempre pero ese 23 de febrero me iluminaste. Me di cuenta que tu sonrisa no se apaga y que tu energía se transforma. Me acuerdo que mirabas para tu esquina izquierda, pero habían tantas mujeres bellas que no se si es posible que me hayas mirado. Te comento que las luces estaban espectaculares, así como las de Cold Play. Me disfruté de un principio a fin y eso que vine desde Puerto Rico hasta aquí. Querido Tommy, te escribo esta carta, no se si realmente lees estas cartas. Querido Tommy, aunque quisiera conocerte se que va ser difícil porque yo soy una fan más entre las miles. Me dijeron que eso que sentí era el post concert Blues pero contra ya estamos casi junio y siento que sigue igual. Querido Tommy, ven otra vez a Puerto Rico. Querido Tommy, quiero sentir otra vez esa magia de tu concierto, de tu música. Querido Tommy, necesito cantar esgalillá tus canciones para sentir que vivo más de lo que ya vivo. Querido Tommy, necesito salir de esta monotonía y sentir exactamente lo mismo que sentí ese 23 de febrero las 9 y tanto de la noche que aunque me hubiera gustado estar ahí a las once y once, no se pudo extender por tanto la magia. Eso sí, ten por seguro que a las once y once de esa noche yo mantuve la energía transformada en magia dentro de mí. Y aunque mi hermana diga que esto es una obsesión yo digo que es una dulce obsesión. Una obsesión que no hace daño porque nadie se entera y a nadie le afecta. Yo mientras tanto sigo pendiente tus nuevos logros, tus nuevas canciones y tus nuevas giras.

-Ley
leer más   
4
1comentarios 29 lecturas relato karma: 54

Amor

Amor ingrato y decolorado,
me atrapas en una red de fantasías,
prometiéndome vértigos,
existir en realidades ficticias,
obligándome a no vivir
sin tus emociones y exigencias.

Amor canalla y pérfido,
pues haces que me olvide de mi,
de quien fui, de mis pensamientos,
arraigaste en mi diez mil alas
batiendo felicidad en mis entrañas,
jurándome ausencia de dolor eterno.

Amor esquivo y perecedero,
me has abandonado a mis angustias
por no encontrarte en mi almohada.
Al despertar noté tu ausencia,
ausencia de emociones que broten
cual catarata de prosas pícaras,
que inunden de color mis miedos.

Amor imposible de ignorar,
tu ley es la ley del hielo,
pones en una hoguera de pasiones
y desasosiegos mi irreflexivo corazón,
para dejarlo posteriormente
escarchado de pesadumbres,
plenas de evocaciones con sabor a sombras.

Amor, tal vez en eso radica tu magia
en tu precaria relación con el tiempo,
pues no podría resistir esa intensidad
como forma de vida permanente,
mas cuando te vas, mi vida muerta
permanece enmudecida por tu partida
y mi corazón inanimado transita
entre el sueño y la esperanza.

Amén
leer más   
17
8comentarios 84 lecturas versolibre karma: 100

Magia

Fue por obra de su magia
que yo me enamoré;
delicada su escritura,
suave amanecer;
infinita en su mirada,
efímero placer;
un instante en la alborada,
ella es todo por hacer.
Cesa el viento,
todo es calma,
mas no calla su piel,
que desnuda mi esperanza
y la viste con su sed.
3
sin comentarios 10 lecturas versoclasico karma: 26

La eternidad de tu ausencia

Noche blanca, blanca brisa,
tu andar trepidante, alarmante,
cautivador, genera en mi mente fulgor
con una magia deslumbrante

Fría noche, como el hielo
de betún viste tu pelo
adornado con guirnaldas
iluminando tristes almas
que buscan seguir tu rastro.

Oh clara noche, como un rio de sombras
desbordas todo a tu paso
estrangulando entre tus brazos
mi ultimo aliento de valentía.

Bella noche, cual Olimpo
eterna eres al solitario
mas, cual chispa, te disipas
para quien colmado de amores
tu estela persigue.
5
1comentarios 25 lecturas prosapoetica karma: 71

La magia

Ese motor que no se sabe de donde sale, pero aparece. Esa chispa que convierte lo imposible en algo más que probable, en algo tangible, con razones de ser.
Es hacer un brindis por la vida, mirando a los ojos del que tienes delante, deseándole que aprecie el instante, el segundo, que aprecie la casualidad del ser y estar.
La magia está en los aeropuertos, en las carreteras, en las colas del supermercado, en una parada de autobús o en una situación tan extrema como esperando en un hospital.
Se materializa como una mirada furtiva, o quizá una mirada penetrante, de esas que no te piden permiso, que te ruborizan. La podemos encontrar en los parques, en un padre y su hija paseando cogidos de la mano, en un paseo con tu acompañante hablando de la historia de las calles de la ciudad en la que estas o en las agujas de un reloj familiar que tiene más historias que contar, que segundos pasados.
La exactitud de la magia es, sencillamente, mágica. Por que es así, es real, y nadie puede hacer nada para impedirlo. Contra todo pronostico actúa y arrasa con cualquier duda existencial posible.
No importa, piensan algunos. Yo puedo contra ella.
¿Quién quiere pararla? ¿Quién no quiere vivirla? ¿Quién huye de ella?
Puedo entender que como siempre se a dicho, cuando algo va demasiado bien, es porque algo malo avecina, pero ¿y la calma tras la tormenta? ¿Y la felicidad que lleva reconocer que has pasado el terremoto?
¿Qué hay de esas sensaciones tan bonitas? ¿A caso la gente no es capaz de ver que la muerte, metafóricamente es sinónimo de haber vivido?
Ojalá más magia y menos miedos. Ojalá más magia y menos reproches. Ojalá más magia y menos costumbres.
Por que al fin y al cabo, la magia es el desorden de lo que uno espera que vaya a pasar, y es solo entonces, cuando el poder que emite, es real.
Cuándo nadie se lo espera.
leer más   
6
2comentarios 44 lecturas prosapoetica karma: 57

Árbol con voz de fauno

¡Háblame!
¡¡Háblame!!
¡Árbol, háblame!
Sé que me sientes
sé que me respiras
cuando rozando te paso por ahí.
Cuando te me siento a tocar la lira
y mullo un hueco en el cojín de tu raíz.
¡Háblame!
¡¡Háblame!!
Con esa voz de madera
con el murmullo de hojarasca
como aquella antigua fuente retorcida en sauce.
¡Háblame!
Con lengua de lápida
como si tus palabras no tuvieran revés
cual hechizo inicuo pronunciado en lava
¡Ah! ¡Esa magia roja con la que nunca puede negociarse!
Esa inevitablilidad en la ley de las cosas
frente a lo cual
es mejor apartarse y dejarla seguir.
¡Háblame!
Como lo haría el jazmín que sostiene a la brisa.
¡Háblame!
Del segundo equinoccio de la tarde.
¡Háblame!
De los laberintos que tu memoria esconde.
¡Háblame!
Con tu claroscura voz de fauno.-


@ChaneGarcia
...
leer más   
5
6comentarios 55 lecturas versolibre karma: 83

Gatet

El meu gat tan maco, el meu gat noctàmbul.
Gatet, no t'escapis, gatet, que no vens?.
Tens tota la gràcia, la lluïssor, la màgia.
I, quan vols, fas cara de penediment.
Tu hem dons alegria, tu hem dons esperança,
i el meu cor es trenca si ja no et veig més.
Gatet, acompanyem a aquest món i a l'altre.
Gatet, no t'escapis, gatet, que no vens?
leer más   
6
1comentarios 40 lecturas catala karma: 80

La leyenda del poeta

(Esta fábula está dedicada a todos aquellos que al elevar el espíritu a través de sus letras, han hecho el mundo más hermoso, gracias poetas)

-----
La leyenda del poeta
-----
-----

Dios quiso al hombre cuando advino
En el umbral que de otros seres lo divide
Allanó con virtudes el camino
Y la creación es la añoranza que los une
-----

Cuenta una vieja leyenda
Que Dios amó tanto lo que hizo
Que le regaló la decisión de su existencia
Y el poder de salvarse por sí mismo
-----

Hubo un hombre que de lo bello afana
Que hizo de las palabras un anhelo
Que usó lo hermoso que Dios emana
Y dijo palabras con ecos en el cielo
-----

Encontraba en lo ordinario de las cosas
El trazo sutil, heredado del dios artista
Relatos de flores surgentes de aguas fangosas
Y actos heroicos en la guerra misma
-----

Él supo de una mujer que como luz surgía
Que hizo que las flores la miraran
Que ocupó los encantos y los vestía
He hizo que sus versos la adoraran
-----

El día que él tuvo a la mujer en sus ojos
Aunque ausente nunca dejó de verla
Ella no escuchó los delirios amorosos
Y no hubo versos con cuales detenerla
-----

Aquel hombre olvidó la misión que concebía
Quiso ser dueño de la belleza que narrara
Por despecho ignoró las auras que veía
Y olvidó sus versos entre su voz expiada
-----
Ella desdeñó lo mejor de las criaturas
La vanidad se postró como ceguera
Sus mismas virtudes fueron ataduras
Y destruyó lo que en el alma se venera
-----

Entre hojas su juventud se fue con el viento
Entre hojarascas ella se miró al espejo
Se dio cuenta que al correr del tiempo
Los versos de él, eran más bellos que su reflejo
-----

No soportó la ausencia de miradas
Ni el ciclo de su piel que se marchita
Sus razones de vivir sin él, están envenenadas
Igual que el fruto, que hoy su muerte precipita
-----

El viento va cantando los rumores
Se posan hasta la cama que un viejo habita
Y se rompe el silencio en pedir perdones
Y en la salvación que dos almas necesitan
-----
Él siempre suplicó por ella
Por el peso de llevar tanta hermosura
A nadie le importó nada fuera de lo bella
Como si hubiese vestido una armadura
-----

Nunca existieron tan bellas plegarias
Seres de luz quedaron conmovidos
Y con ellos las presencias necesarias
En la magia donde fueron concebidos
-----

Cuentan que él visita todos los senderos
Y recita el misterio del profeta
Y cuando evoca los tiempos venideros
En el mundo nace algún nuevo poeta
-----

Cuenta una vieja leyenda
Que desde la luz inspira una linda doncella
Y cuando alguien escribe un nuevo poema
¡Se inspira, en nombre de ella!
-----
-----
Jorge Alfonso Ruiz Galindo
(Poeta Gotzon)
Este poema se publicó en el libro " Cosmos de poeta"
(España)
8
2comentarios 50 lecturas versolibre karma: 83

Mémoire d’amour

¡No la seduje!… ¡No!
Que por reflejo
Nos hizo de mirarnos
comprendernos
Y las manos serradas
Y aquel beso
Llegaron naturales
Y sin verbo.

Yo no le hablé de amor
Ni de mi vida
Ella no dijo nada
Descubierta
Yo presentí en su porte
La pregunta
Ella leyó en mis ojos
La respuesta.

Por su sonrisa supe
En un instante
Leer de su silencio
Cercanía
Y no puedo explicar
Por qué misterio
Ella sintió lo mismo
De la mía.

Como saber si es magia
O pura alquimia
O es el karma imperioso
Que obraría…
Un total magnetismo
Le encontraba
Y ella…
No sé qué luz
Me encontraría.

Pero se hizo de amor
En un segundo
Reducir a una pieza
El universo
La resonancia simple
De dos ondas
La fusion de dos mundos
¡En un beso!

Y mi ser se descubre
Sin tus manos
Y mi silencio vaga
Sin tu cuerpo
El separarnos fue
Romper mis ansias
Y la muerte dejarme
Sin consuelo.

Como decirte entonces
Que este vuelo
Nostálgico te canta
Mi poema
Que la vida prosigue
Y este hombre
Guarda un candil
Que alumbra:

¡Tu recuerdo!
leer más   
11
12comentarios 99 lecturas versoclasico karma: 106

Entre tus letras

Soy la enredadera de tus letras,
la máquina de tu magia,
una inmaculada secta,
el rímel de tus pestañas.

¿Lloras por nuestra felicidad?
"Esto no es nada",
dice mi boca subliminal
con mensajes de tinta sagrada.

Te avergüenzas de ser niña,
mi dulce enamorada,
se te sonrojan las mejillas,
nerviosas después cuando me amas.

Dicen del corazón que con sus latidos
enamora al poeta más recio,
y será entonces el perfecto veredicto,
pues nuestro amor no tiene precio.

El orgullo de ser tuyo,
sagrado hombre para tu destino,
conquistadas letras son estas aguas,
las que fluyen por hoy domingo.

Tengo tanto que darte,
que cada día no es lo mismo,
cada día quiero enamorarte
hasta que Dios diga: "pronto seréis míos".

© 2018 Elías Enrique Viqueira Lasprilla (Eterno).
España.
6
sin comentarios 62 lecturas versolibre karma: 85

Se hace duro y largo el tiempo...

Se hace duro y largo el tiempo
sin nadie a quien poder decirle
lo que sientes.

Se hace muy eterno el silencio
intentando escuchar una voz
que te diga que te quiere...

...Hace tiempo te llegaban las palabras,
y te dejabas arrastrar con ellas,
como si fueran olas en la playa.

Era hermoso y bonito aquella música,
aquel rumor de las resacas impacientes
que llegaban a tu lado.

Era tierna aquella imagen, en que hablabas
y creías, en la magia que envolvían
las espumas de las olas.

Hasta el tiempo se paraba, y detenía
el segundero en los relojes,
y los días del verano parecían casi eternos.

Pero luego, en el otoño, se mostraron
presurosas las esferas
y avivaron esa marcha de las horas.

Caminaste por la alfombra de las hojas muy doradas
arrancando los suspiros
de momentos ya pasados y vividos.

Avanzaste entre la bruma de la tarde
acercándote a la noche de tu alma
y lo hiciste sin parar, ni darte cuenta.

Y ahora estás en el invierno, solitario,
con la nieve que te cubre y ese frío
que se mete por los huesos hasta el alma.

Ahora buscas las palabras que has perdido,
esa voz que te decía que "te quiero",
y ese pecho que esperaba que le amaras.

Ahora sufres el silencio de tus versos
y las rosas que recoges se te escapan
de los dedos sin saber ni su destino.

Hay un hielo que te nace en las entrañas,
una amarga sensación de la derrota
y una sed que no se cura con palabras.

Rafael Sánchez Ortega ©
27/04/18
11
4comentarios 72 lecturas versolibre karma: 104

Sonrisa y llanto

Vino del mar, de la espuma y de la sal,
fría arena en su cabello, sensibilidad,
Magia eterna, él la vio;
melodía de deseo, se perdió.
Vientos de pasión
una noche de huracán.
¿Fragua o corazón?
Su destino, regresar.
Beso lento, como amar,
verso herido en alta mar,
sonrisa y llanto fueron,
pero siempre existirán.
3
sin comentarios 26 lecturas versolibre karma: 30
« anterior1234520