Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 409, tiempo total: 0.026 segundos rss2

Adagio

El trino de tu canto
cual un adagio de Albinoni
emitía compases y sones
que me llevaban al llanto.

Eras una estrella fugaz
y yo mordí el anzuelo
cuando prometías el cielo
con tu encanto falaz.

¿Qué te hice yo, amor mío
para caer en este abismo
si para mi fuiste un istmo
donde varé tras el naufragio?

Tus palabras frías y mordaces
fluyen hacia mi como un aluvión
y rompen mi marchito corazón
aunque luego hagamos las paces.

Las notas que surgen del piano,
mientras acaricias el marfil
parecen ser el único elixir
que acaba con este dolor insano.

¡Con tus ardides me engatusaste!
Déjame ya remontar el vuelo
que mi pena no tiene consuelo
por mucho que me abraces.
leer más   
9
9comentarios 84 lecturas versolibre karma: 95

"Sombras"

Cuando te hayas ido,
se nublará mi prosa
de triste estío,
la lluvia se hará escarcha,
los besos rocío.

Cubrirán los inviernos
la profundidad de las cuencas,
de mis senos marchitos.

Cuando te hayas ido,
las veredas
difuminarán sus colores
y se harán humo,
me embarcaré sola
por ríos desesperados
y desembocaré en el mar.

Cuando te hayas ido,
mi corazón se vestirá
de oscura desesperanza,
cubrirá su piel
de negro manto,
y me envolverán
las sombras.

Cuando te hayas ido,
guardaré tus besos
dentro de instantes bellos,
y envolveré de piel de seda,
cada uno de nuestros sueños.

Cuando te hayas ido,
me quedaré apagada
con mi dolor a ciegas
y mi amor herido,
guardaré las tardes
en frágiles pergaminos,
evocaré las horas
que vivimos juntos,
y me quedaré sentada
en un suspiro,
esperando que el invierno
deje mi cuerpo frío.

Cuando te hayas ido,
me quedaré apagada
con mi dolor a solas,
guardaré las tardes
cosidas de auroras.

Cuando te hayas ido,
me perderé en las sombras,
vagaré por veredas sin sentido,
y entraré en la desgana
sumida en olvido.

Cuando te hayas ido,
tu cama quedará vacía,
dejando dormidas tus siestas
y mi cuerpo vencido.

Angeles Torres

Homenaje a Rosario Sansores
leer más   
17
14comentarios 93 lecturas versolibre karma: 123

He avanzado en edad...

He avanzado en edad y, sin embargo,
los miedos permanecen.

Es el miedo a vivir y a soñar,
a despertar un día y comprobar
que nada te rodea
y solo permanecen las tinieblas
en este mundo indeciso de personas
y de cosas,
que no sabes definir
y parece te persiguen.

Recuerdo esa otra edad,
la de la infancia,
y veo que, en la misma,
el miedo estaba allí,
en los rincones juveniles
de esos años,
en el respeto y seriedad
de los mayores,
en la influencia de los hombres,
y las gentes,
en una sociedad muy inmadura
que trataba de salir de sus complejos,
en la abundancia de unos pocos
frente a la pobreza y las carreras
por crecer, de una inmensa mayoría
en que yo estaba.

Quizás, por eso, aquellos miedos
fueron distintos,
y era el miedo de los cuerpos
y el destino,
de sufrir enfermedades,
suspender en los estudios,
no tener ese trabajo
que ofreciera algún dinero,
y por fin no conseguir que te mirara
y respondiera,
la persona que llamaba tu atención.
Y es que el amor, en aquel tiempo,
conseguía aglutinar todo el esfuerzo
de luchar y superarte contra el miedo,
de soñar con imposibles,
de mirar y susurrar a las estrellas,
de escribir algún poema en el cuaderno,
de formar una familia en tus deseos,
de vivir, intensamente, cada día,
de enfrentarte al propio miedo,
combatiendo en su terreno...

Y es que ahora, con la edad,
el otoño de los sueños se agudiza
y se ven tantos proyectos marchitados,
tantas rosas y violetas por el suelo,
tantos labios olvidados con sus besos,
y hasta ahogan los latidos su frecuencia
y se pierde, en bajamar, aquel rumor,
con el suspiro que dejaban las resacas
y las olas.

No es momento de hacer cuentas,
ni tampoco de vencer o ser vencido,
es, si acaso, el propio instante de la vida
en que el miedo se agudiza, y es normal,
ya que todo nos asusta y nos aterra,
empezando por la simple soledad
y hasta el silencio,
y hasta sobran y empalagan muchas voces
que se acercan,
todo ello por el miedo y por los miedos,
y sin darnos cuenta que las dudas
y el suspense desembocan en el miedo,
y que éste es muy normal en cada vida
y debemos aceptarle,
no tratando de vencerle
y sí tomarle con respeto,
como eterno compañero de este viaje
en que ahora estamos,
con su dosis de prudencia
y sin angustias.

Rafael Sánchez Ortega ©
08/07/16
14
8comentarios 78 lecturas prosapoetica karma: 97

Suspira el viento

Suspira el viento que vibran en el pecho
cuando me atraviesa desnudando mi ser

no puedo mentir al viento en tardes oscuras
cuando vienes a mi mente y me trae tu voz

me dan miedo el desierto en que me convertí
donde nada queda sólo roca, sal y aridez

donde el sol se escondió en un perenne ocaso
donde ya no llueve y mi rosal se marchitó

donde el jardín de mi alma se hizo pedazos
y el viento cual pétalos sus ruinas esparció

El mundo de ilusiones sueños y esperanzas
con el viento en partículas de arena desapareció

Suspira el viento al atravesar mi pecho
sabe que lastima y tiembla también de dolor.

MMM
Malu Mora
leer más   
16
10comentarios 99 lecturas versolibre karma: 114

Anadyomene ft. @Deedee

Calaveras crudas de marfil sediento
¿De qué sufres? Si este encontrarás
En los atardeceres veraniegos
Ese mi oasis eterno de recuerdos y arrepentimientos
Mira –

Cabalgando desnuda se va la primavera –
Dorado grano de pérfida insensatez
Lluvia de oro que marchitas mis prados
Y que me escondes espinas en los botones de junio
Tú, Anadyomene, que te gusta con mi piel triturar el vaso roto

Pero Tú, mi amado Lienzo Azul
“Aquel aroma de sur”
¿Aún enuncian tus labios?
¿Todavía sientes el incienso que brotaba de mis ojos
Hoy ya tan corruptos?

Sobre sus alas de lirio
Te dejo mis últimos residuos puros
Y los besos que solo eran tuyos

Los brazos del desvelo acunando fuego
De una estrella sin helio
Ya cansados de esperar mis deprimidos huesos –
Consumen el oxígeno mis sueños.
leer más   
11
8comentarios 95 lecturas colaboracion karma: 94

Similitud (a Paola)

Busco en sus ojos los tuyos
y en sus brazos tu cariño,
en el néctar de sus labios
tus besos apasionados,
si en verdad los hubo...

En su lecho mi orgullo
sabe ahogar el llanto;
cuando la amo te siento
a mi lado, disfrutando.

No importa que no estés
pues algo tuyo quedó,
lo nuestro fue infinito
aunque tu amor se marchitó.

Cuando sonríe, ardiente,
su boca es la simiente
de recuerdos latentes,
que no se borran de mi mente.

¿Qué error cometí para perderte,
si lo nuestro cual acero
nos cobijaba del aguacero
y enloquecía cual aguardiente?

Sus mejillas a mi tacto
rememoran nuestros lazos
y hoy, cabizbajo,
pacto por lo bajo,
correr de nuevo a tus brazos
si volvieras a mi lado...
leer más   
12
4comentarios 55 lecturas versolibre karma: 114

El corazón de amarte

Y me puse
el corazón de amarte
─otra vez─
lo tenía guardado
en algún cajón
de un viejo armario,
allá
en aquel otoño olvidado
─jamás olvidado─
entre
algunas hojas marrón,
caducas y marchitas,
cerca de aquel sueter rosa
que alguna vez dejaste,
encima de la estrella fugaz,
la de aquel deseo
─de un para siempre─
a la orilla
de un arroyo de recuerdos,
justo al lado de los labios
los desgastados labios
de besarte...

fue incrustarlo en mi pecho
y sentir el retumbar
de todo tu universo,
desde el primer latido...

mas este
ya no embona con el tuyo...

¿qué le ha pasado
a tu corazón?
algo en su forma
en sus curvas
en sus aristas
en su esencia...
cambió.





~~~~~~~~~~~~~~
@AljndroPoetry
2018-jul-12
leer más   
26
17comentarios 166 lecturas versolibre karma: 92

тяєѕ нιєяяσѕ (.... αмσ)

Misteriosas conexiones
que hace que el universo se encoja,
se instale en el pecho
sellar los labios, los latidos,
contener las emociones para verterlas en versos
sin querer alargar una coma de más,
temor a que las emociones desbocadas
ahuyenten los pétalos de su sombra.

Muero en tres letras,
tres clavos que tras un te...
arroja todo el futuro al abismo.

Flagelar mi pluma
como escarnio de los sentidos,
convertirme en ermitaño de silencios,
coser mis heridas con espinas,
sangrar hasta que su nombre
conforme auroras boreales,
no respirar ni latir cuál estatua salitre
de pasado que no llega.

Correr entre distancias y olvidos,
con la túnica sagrada de desalientos
tallados en la espalda de las palabras,
heroínas de mi garganta cegada,
marchito en afluente de humo.

Elevarme por encima de las nubes,
dejando lívido el arco iris
al comparar sus colores
con el iris de mis emociones.

Hacer ovillos con mis tempestades,
guardarlos en botellas,
lanzarla a horizontes donde no habite,
hasta se confundan
como ecos tintineando en mis tres clavos,
hacer con mis corduras un ventanal,
con sus hebras tejeré espejos
donde morar hasta envejecer de olvido.

амéи
leer más   
20
22comentarios 143 lecturas versolibre karma: 131

Hokku (languidece)

Hoja marchita
languidece entre rejas.
Se fue el ayer.




~~~~~~~~~~~~~~~
@AljndroPoetry
2018-jul-11
leer más   
13
5comentarios 66 lecturas japonesa karma: 95

Acíbar

Llueve
y la tierra también
en su seno me recibe
con su tristeza
y en los cristales
la lluvia golpea
y se desliza
cómo infinitas lágrimas,
hoy me besa como una
tristísima madre besa
al hijo que ya siente
muerto entre la niebla
y amortaja con frío
lo que está en soledad.

Las flores rojas
de mi pecho,
las que logré salvar
una vez,
hoy nuevamente se están
marchitando
y en ese jarrón
profundo que es mi corazón,
la putrescente realidad
empieza
a descomponer la belleza,
destruye mis sueños,
los toma para hacerlos
pesadillas y sufrimiento,
lágrimas inmerecidas
y una
definitiva sentencia
sin justicia,
sin amor,
me condena a seguir
andando por el viejo
y tortuoso camino
que es mi vida.

Quienes no te aman
no importan
y tal cual
no los sientes...
no te hieren

Quienes te aman,
ellos son quienes
te quiebran
en nombre del amor
que dicen profesarte.
leer más   
6
2comentarios 30 lecturas versolibre karma: 74

A tientas

Os dejo un poema que forma parte de uno de mis libros, Paisajes de una Dama:
A TIENTAS:
Estoy navegando con tu mano,
hacia la espesura.
Me paso las palabras como si de un epílogo se tratara.
Como si una mano me acariciara,
como si fuera un abrazo en las tinieblas. A tientas.
Un beso que acaricia mi pelo.
Como si fueras tú.
Estoy navegando, al pie de una brisa.
Andando por los abrazos rotos y deseos escondidos.
Como si una voz me silenciara,
como si fuera un licor en la mañana.
Tus párpados, que me describen el horizonte.
Como si fuera yo.
Estoy con tus dedos.
Hacia el laberinto.
Me paso del concepto al hecho, como un capítulo inacabado.
Como un suspiro que no habla. A tientas sin tacto.
Una pintura sin color sepia agazapado.
Como si fuéramos.
No estamos.
Hacia la vida.
Me paso la tristeza hacia el amparo,
Como si de un hierro me traspasara y quemara mi sangre. Lejos.
Como si una frase no hablara escritura perfecta.
Como si una flor se marchitara.
Como si fuéramos ninguno.
Y sigo. Navegando con tu mano.
Pero me sueltas, y voy hacia ti.
Como si fuera el miedo tratando de sujetar el olvido.

Paisajes de una dama
Autor: © 2013 Isabel Rezmo
Editor: El Taller del Poeta
ISBN-10: 8494152920
ISBN-13: 978-849415292
isabelrezmo@gmail.com
leer más   
4
sin comentarios 62 lecturas versolibre karma: 51

y de repente tú

Amor que de pronto llegas
y que rompes mis esquemas
ese que ya no te esperas
porque viajabas de vuelta.
Yo que guardé el corazón
escondido en un rincón
cuando ya no sentía nada
y mi vida se escapaba.
Ahora que lo siento vivo
por haberte conocido
que rescato esa ilusión
antes de verme perdido.

¿Dime si es casualidad
si es mi suerte o el azar?
¿dime si ya no es igual?
pues no te puedo olvidar
¿Como aprender a vivir
para atreverme a volar?
¿ cuando te volveré a ver
como te podré encontrar?

Eres tu luz de mi vida
eres estela en mi mar
no eres una fantasía
eres más de lo que das.
En ti pienso que cada día
y hago todo por buscar
la manera de decirte
cuanto amor te puedo dar.

Dime amor si guardas algo
dentro, que no podrás dar
si estos versos son las flores
que se van a marchitar.
Dime si rompo mis cartas
si te tengo que olvidar
y volver a un mundo oscuro
donde no se respirar.

Amor que inundas el aire
y que me haces caminar
hacia lo desconocido
sin saber donde estará.
¿Cómo pongo lo vivido
sin tenerlo que buscar
en esta maleta rota
donde ya no cabe más?
Guarda besos y otras cosas
que no sé cómo llamar
son recuerdos y palabras
que me permiten soñar.

¿Es haberte conocido
en esta vida de esquinas,
el final o es el camino?
aunque me llene de espinas.

He quemado al fin mis naves
allí donde rompe el mar
junto a esa cala perdida
donde quiero descansar.
Y así tendido en la playa
desnudo mi piel y el alma,
mientras espero tu voz
e imagino tu mirada
Cierro los ojos y escucho
para sentir tu llamada
y me aferro a ese momento
no quiero que falte nada.
Vives en mi pensamiento
llenas mi espacio vital
y me mojas cada día
con la espuma de tu mar.

Mis labios guardan tus besos
mi lengua sabe a tu sal
a esas gotas que me dejas
que con el viento se van.
La piel que alberga estos huesos
siempre, siempre quiere mas
y ese baile de tus olas
van y vienen , vienen van.
Abrázame con tu cuerpo
llévame al fondo del mar
no me despiertes ahora
hazlo después, al final.
Cuando no me queden fuerzas
para enfrentarme y nadar
y esta voz diga tu nombre
antes de hundirme en tu paz.
leer más   
12
2comentarios 68 lecturas versoclasico karma: 102

Tu recuerdo

Te recuerdo más allá del cielo,
en dónde cantan los gorriones
y habla fuerte el viento.

Te recuerdo en la última rendija
en donde no gobierna el miedo
Y el camino sufrido no se lleva a los besos.

Te recuerdo ignorando palabras rotas
rescatando versos
que en un pasado exclamó el abuelo.

Te recuerdo asumiendo tu memoria,
recogiendo uno a uno a los caídos de la batalla
donde murió la metáfora sin ningún privilegio.

Te recuerdo en mis pérdidas
en las horas que se juntan en la ausencia
en las noches oscuras que se lucen ante la luna llena.

Te recuerdo venturosa
como una dinastía vieja
sin saberte esconder de las tinieblas.

Te recuerdo en las reliquias de un pasado
en donde el amor no se marchita
con la soberbia de una vida que se acaba.

Me quedé sin saber cómo olvidarte
desafiando a la muerte que tarde nunca llega
sin saber justificarme con nada.

Nunca supe cómo distraer el sueño eterno
que profanó a la tumba de las voces mudas,
solo supe quedarme vacuo sin ningún juramento.

Con el último rayo de sol de Julio calenté a mi cuerpo
nací en ese mes intermedio,
tal vez en Julio la música es más melancólica.

Tal vez en julio todo es felicidad
todo menos tu recuerdo vago,
la existencia adversa no tiene sentimientos.

Nada especial tiene el mes de Julio
debí haber nacido en Agosto y no lo dice
de modo que nada especial tiene ese día.

Tu recuerdo nunca será una biblioteca sin libros,
un reproche mal pagado
una lágrima sin duelo en su propia agonía.

El mute
06/07/2018.
25
21comentarios 395 lecturas versolibre karma: 111

Instinto

Dormido entre sábanas oscuras
te veo en mis sueños
conquistando el paraiso de mis delirios.
Te cuelas por cada rendija sutilmente
hasta poseerme por completo
sin apenas alcanzar a darme cuenta.
Cuando me percato de tu presencia ya es tarde...
con tus alas de pajaro majestuoso
ya has anidado a tu voluntad entre mis ramas.
Resuelto como felino que acecha
te has apropiado de mi corazon
que pendia colgado sin vida de un retoño marchito.
Con garras afiladas
has rasgado uno a uno mis dolores y pesares
y los has dejado caer al vacio.
Despues con instintiva ternura
me has suspendido entre tus dientes
y llevado a buen destino.

Poderoso animal salvaje
de corazon amoroso y florido.
De locura y risa esta hecha tu carne
de ternura y amor tus sentidos.

Poséeme.
Desgárrame fibra a fibra .
Devórame en silencio y a solas
y en cada mordida dame el placer de tu deseo.
leer más   
13
6comentarios 54 lecturas versolibre karma: 104

Inevitable

También, como tú,
quise refrenar la hoja,
la exacta caída de su iris naranja.

Es conmovedor ver sobre los charcos,
esparcida como acuarela, su boca…

También, como tú,
el desgarrado grito de sus nervios,
la marchitada inocencia.

No impidas el naufragio
que una vez más caerá su otoño
hacia la primavera.
Y será radiante su beso,
de su lágrima, el destello
cuando se despida de la vida.



Oniria Haze.
leer más   
15
sin comentarios 57 lecturas versolibre karma: 96

Ahora

Así es el juego conocido,
nuestro juego del cambio.
El presente que antes era futuro
en un ¡zas! ya se habrá ido.

Déjame que te ame en el ahora,
no en el polvo del pasado.
Quererte en cada hora,
no en ese ayer ya marchito.

Desnudemos juntos el porvenir
y abramos todas sus flores
con las manos enlazadas
y abrazados bien juntitos.
leer más   
12
4comentarios 74 lecturas versolibre karma: 102

Una vez...

Una vez estuve enamorado
y la quise como a nadie ya querré,
una vez sentí el amor y no he olvidado
¡Por dios! Todavía que la amé.

Una vez, yo recuerdo, fui a su lado
tan feliz como no lo he vuelto a ser
¿Es posible que entonces no supiera
El precio de tenerla que querer?

Vanas rosas dejé sobre sus manos
como un símbolo mudo de mi fe
¿Olvidadas y marchitas, que son hoy
las promesas tan cálidas de ayer?

¡Dulce ensueño que no se realizó!
cual un ángel de golpe aparecido
ofreciéndonos la dicha y el amor
que al tocarle, a la nada, se volvió.

Una vez estuve enamorado
y quisiera que volviese a suceder
aunque luego de nuevo me olvidase
como ya pudo olvidarme aquella vez.

Mas… no temo al amor, ni aun desdichado,
no me importa el perderme y padecer
pues prefiero mil miserias derrotado
que no tener a quien amar ni que perder.

Si …una vez estuve enamorado
Y ya nunca más… me enamoré.
leer más   
14
8comentarios 109 lecturas versoclasico karma: 101

Más allá del verso y la prosa (colaboración con @SatanasIsalive)

Más allá de las lunas, más allá de los mares,
están las penas brindando por los mares.
Más allá de gentilicios y fronteras,
están los versos, corriendo en las aceras.

Allá donde la poesía no espera
a que el viento levante las hojas
crece el verso en flores rojas
para hacer una primavera.

Más allá de un corazón roto, más allá de un río frío,
está el cielo contemplando los ángeles caídos.

Más allá en una fuente de escritos,
en un arrabal flores y de poemas,
están eternas letras que no tienen final marchito,
eterna en versos que corre por las venas.

Porque las palabras sencillas
no necesitan presentación
porque la poesia es canción
y es una estrella que brilla.

Vives en poesía cuando lees la vida por las mañanas,
cuando recitas a los oídos de tu lienzo,
cuando tus dedos derraman tinta sobre el sonido de las campanas,
cuando cada amanecer en letras tiene un comienzo.

Que sea la poesía sea puerto, mar y destino
que sus letras borden futuros
para que en lo momentos más duros
la poesía se vuelva camino.
leer más   
13
8comentarios 103 lecturas colaboracion karma: 95

Hoy no hay versos

Hoy no brotan mis versos
su manantial se secó
marchitando sus flores
vergel del ayer

Hoy no hablan mis versos
su boca enmudeció
gritando sus pasiones
de lunas infinitas

Hoy no vuelan mis versos
su nido desapareció
abandonando el lecho
de bocas hambrientas

Hoy se mueren mis versos
por tu ausencia
leer más   
11
sin comentarios 60 lecturas versolibre karma: 109

En el camino...

En el camino surgen las dudas
y mientras tanto nacen poemas,
son pequeñitos y hasta nerviosos
los versos libres que dan las letras,
versos de llantos y de sonrisas,
versos que charlan con las estrellas,
y aunque la luna los ve y disfruta,
observa en ellos su gentileza,
hay un camino que se hace duro
con los trabajos y las promesas,
ya que la tierra, con la secura,
no entrega frutos como protesta,
y mientras tanto lloran los niños,
los hombres juran con poca fuerza,
y es que los ojos están marchitos
y están cansados de tanta guerra...

En el camino se encuentran rosas
también laureles y hasta violetas,
y sin embargo se echa de menos
las olas blancas y las mareas,
y es que el camino que da a los mares
tiene senderos de sal y muera
y con resacas y olas bravías
que son preludio de las galernas,
esas que el hombre, temblando teme,
por las que lucha de mil maneras,
y a veces logra ganar batallas
y otras las pierde sembrando penas,
pero la vida se vive y bebe
día tras día, por las trincheras,
con los sudores, con las heridas,
con ilusiones que nunca llegan...

"...En el camino que voy cruzando
veo nostalgias entre las huellas,
pero, así mismo, siento latidos,
que da la vida como respuestas..."

Rafael Sánchez Ortega ©
25/06/18
13
10comentarios 76 lecturas versoclasico karma: 114
« anterior1234521