Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 170, tiempo total: 0.020 segundos rss2

Titán

Aclara tus ojos ordenó,
Así lo hice y cayó la venda.
Como sol ardiente se encendió.
Pude ver los colores nuevos
y atravesar las máscaras.
Pude ser el águila avizor
y ver la caza en la senda.

Miré por fin mi corazón
y nuestra mutua ausencia.
Como angel, el ave subió
para mirar y ver desde arriba
el mundo cruel de dolores
que doloso se originó
sin nuestra mutua presencia.

Forjada la predestinación,
duros brazos de herramientas
en el ojo cruel de avizor
ilvanaron luces de putridez,
ojo vacuo de mal auspicio,
levantando iras de algún señor.
Titán soy con el mundo a cuestas

De nuevo peregrino cansado
que caminará, seguirá la senda.
El corazón de alegrías cerrado,
consciente de todos los ayes
por áspero y largo camino
borrar para todos el pecado.
Será así en ambos gloriosa meta.
leer más   
11
6comentarios 61 lecturas versolibre karma: 105

La casa de los rostros perdidos...

La casa de los rostros perdidos
palacio colonial de jardines colgantes
esferas de luces brillantes
con gárgolas medievales apunto de balbucear
Adornaban toda la entrada sur principal.

Cada día conmemorativo los lugareños y jefes de gobierno
Se acercaban y disfrutaban de la mejor vista del campo
las grandes fuentes y estatuas al estilo Greco Romano
miraban el cielo en actitud desafiante
todo ese pasado quedó grabado en las rocas y
piedras silbantes, cortinas y mosquiteros del gran salón.
Hoy la gran casona muestra su hastió,
la mascara oculta del silencio lo cubre todo
las enredaderas alcanzan hasta el ultimo aposento
y la alcoba nupcial todavía se escuchan
los espejos vítreos y gritos trinar
los amantes secretos fueron alcanzados
por un rayo tornasolado de aspecto salvaje
que perforó la entraña del deseo prohibido.
La casa esta ahí
nadie se atreve a entrar. y habitar.
leer más   
8
sin comentarios 61 lecturas versolibre karma: 87

Solo somos humanos

Solo somos humanos
que habitamos
en un mundo de fantasmas
y que para bailar
al ritmo de la vida
usamos mascaras.


Maricel 11/07/2018
24
17comentarios 150 lecturas versolibre karma: 122

La ciudad des-poseída

Prosaicos los alcorques
te dan la bienvenida.
A florecer dispuestos,
añoran la raíz de las encinas
y anhelan
el ritmo de las hojas al nombrarte.

Pero las máscaras se debaten
en humo negro, moribundo
Y nadie adorna sus balcones
con tropos, ni geranios.
Amordazados los pies,
acallan el troqueo de los mirlos
y sólo algunos versos desterrados
desfilan por los parques.

La mañana de junio que recita
al mundo entre tus ramas
de sauce llorón y compasivo,
repite el martes lento de marmota
de hormigón y ladrillos, hendida,
apenas reverdece.
Torpe mañana, que insiste en ser poeta.

De tu mano los ecos de otras manos.
Las palabras colgadas de faroles
retenidas en cartillas racionadas.
Ni una palabra más, ni una palabra menos.
Todas tan miserables, esperan tan urbanas,
el verbo que conjure mariposas.
16
8comentarios 106 lecturas versolibre karma: 103

Habrá un tiempo para el adiós

Habrá un tiempo para el adiós
todo se va
caminamos
y el camino hecho se desvanece
cambian las flores junto al camino
no vale que te sujetes como un árbol a la tierra
tenso en sus raíces
porque al final, todo se va.

Por eso,
deja
que me recree en tu cabello
en las lagunas de tu rostro
que te nombre con todas las voces
antes de que la palabra sea tierra.

Mi padre siempre se levantó temprano
para pescar lubinas o doradas
de eso se le quedaron los ojos de un azul claro
de contemplar el mar y el cielo
yo,
que soy de levantarme tarde
y al que nunca le gustó pescar
a mí,
me gustaba mirar el fondo del mar
en sus ojos.

Se desvaneció
me quedé dormido,
un cable y unas pinzas de ropa huérfanas
aullando por mi patio interior

Por eso,
deja
que me demore en tus lagunas
por tu mascara ritual
por ese,
por tu estado salvaje
por el mapa de tu piel
por esa,
por la cicatriz que te contiene
no quiero que te rindas
no quiero que te hundas
habrá un tiempo para el adiós
pero no hoy.


*
leer más   
21
21comentarios 165 lecturas versolibre karma: 102

Fuego Fatuo

Asida va de la gracia, la desgracia; la ruleta que impulsa los dedos del destino desmentido en la ilusión de su carnaval...
Una máscara dispuesta en la faz ajena. La canción repetida de las malditas faenas.

Un beso que hace un lustro, abrazaba, y hoy, sólo besa a mis espaldas. Un abrazo comprometido con el sueño del nunca despertar; del silencio que llora mientras su alarido se ríe en la gota desdibujada del desencanto ancestral.

No predice siquiera la noche, pues imposible es tejer presente y girar rueca en reversa, ni desnuda al día su profecía cuando no desea el discurrir de las cortinas... La pólvora aún tibia, impregna de injusticia a la convocación de un joven relicario. Húmeda le va la causa a causa de sus tristezas; tristezas antiguas bajo esa nueva cera... que no menguan; que derriten la verdad breve al calor de la lupa convexa...

Es el daño, el ignorado. Su recriminar es la posesión de lo despreciado. Es la lluvia que no era nube y la melodía ayuna de nota. Es arrancar a golpe puro, el afiche numerado del almanaque y suscribir con tinta, las piezas sueltas a los hechos de la compartición viril con aquellas Dulcineas de sus horas solas...

Es añorar, el tornarse en coraje para acallar sus ojos entrecortados de nostalgia. Invocar en la melancolía todos y cada uno de los nombres; de los rostros del alguna vez, su delirio cercano. Apagar la prohibición y prender incienso en lo profundo del lecho obscuro... concentrar su combustible y consumirse en la única almohada rota a mordidas de promesas; de recuerdos. Recuerdos de desencuentros leales y encuentros fallidos. Recuerdos que arañan, rogando a cada ser sublime de su tiempo, ser por no ser ni haber sido... Implorar perdón por no llamar al pan pan y al vino vino... a lo todo comido; a lo todo bebido; a la mascarada que habita dentro de su propio Dèja Vú y desde sus adentros hacia el todo, su todo vivido.

La vigía se estrena. Pretender desapercibirlos arrepiente íntegra la devoción.

Latires...


Alma a pecho tierra
ardiendo en leña verde...
todas las estaciones,
en llamas de su propio
fuego fatuo.





Yamel Murillo



Incisiones.
La mirada sorda©

El Diario de Paloma©
D.R. 2017
leer más   
12
9comentarios 108 lecturas prosapoetica karma: 95

Sueño Vacío

Ironía,
como si la vida fuera un dónde
y la muerte un cuándo,
como si por estar dormido mientras cometías el crimen
no fueras culpable.

No sé donde a(r)mar
para construir ese puente
y llegar a ti,
sin caer y desvanecerme
como una gota de agua en desierto.

Llevando mascaras clandestinas
y tal vez engañar a la muerte
una vez más.

Es tan extraño
sentir la pasión enjaulada
la persuasión desordenada,
entre un montón de vidrios rotos
mientras la busco sin parar.

Odio soñar contigo
sentir que me abrazas como antaño
y despertar
para verme exacta
en soledad.

¿A donde se fueron esas ansias de descubrir el mundo?
¿Como se puede fatigar algo tan bello en una noche,
algo que creímos inmarchitable?
leer más   
15
5comentarios 93 lecturas versolibre karma: 85

Los poetas son amantes y son esclavos

Los pensamientos son míos
yo mando en el mundo de mis sueños
ahí, en el oasis de la mente
construyo mi propia remisión sin castigo.

Ahí la belleza renace alegórica
sin máscaras heridas por los silencios mortales
de un poema secreto que ha llorado,
que jamás ha querido en los fulgores del tiempo ausente.

La vida se ríe de la fatua transparencia de las mentiras
ahí la dicha promete un festín extraordinario
sin el perfume barato de las siluetas nocturnas
que huyen de la espesura de las dudas.

Ahí ante la menor idea de no volver jamás
sigo empujando los remos y mástiles
de un remo que nunca se cansa
lucha contra la pereza que es fecunda
en el mismísimo abandono de la mentira.

El odre está viejo ante tanto recuerdo húmedo
que lo retiene en el vino de tus cariños,
siempre supe beber ese melancólico sabor
de cada momento que es único porque nunca se rinde.

Los poetas son amantes y son esclavos
de la ruindad de un corazón colmado
de abismos y crímenes que los acechan
con un terrible oscurantismo
que no nos deja ver la transparencia de la conciencia.

Camino directo al corazón amado
ahí los pensamientos son míos
nadie más podrá robar los sueños
son mi letra favorita de una trova que compuse por ti.


Poesía
15/06/2018
El mute.
21
12comentarios 225 lecturas versolibre karma: 100

Cruel ironía...

Senderos de vida
en pieles paralelas
que caminos recorren,
mas no se tocan.

Almas equidistantes
que se miran en silencio
entre miradas cómplices,
tiempo recorrido,
palabras no dichas.

Inocencia perdida
que los años cubren
de experiencias vividas.

Y ese punto en el que
la mirada se torna fría,
calculadora e impasible.

La máscara de los años
nos marchita el rostro,
las emociones hoy son otras
como otra es la vida.

Se rompen las caricias
y los lazos se tensan
entre sentimientos
sin cicatrizar
que pérfidos afloran.

El tiempo se agota
sellando los labios
con un cruel silencio.
Labios perpetuos
que no quiero acallar.

Se nos murió la inocencia.
¡ Cruel ironía !
pues murió en tus manos
cuando te ofrecí las mías…
9
3comentarios 59 lecturas versolibre karma: 85

A la rivera de tu destino

A la rivera de tu destino

Como no llorar si veo la tristeza en tus ojos
como no gritar ante tanta miseria
te veo en la calle solitario y sucio
con la mirada perdida en lo desconocido,
con el alma rota de tantos golpes
y el corazón herido por tanta maldad.
No supiste perdonar, no quisiste regresar
te abandonaste en el mundo oscuro y cruel,
este mundo te ofreció una mascara
de miedo, vicio, hambre y soledad.
La ciudad te escondió en su vientre
infectado de miserias que rasgaron tus sueños
y empolvaron tus promesas,
allí donde aprendiste a odiar y olvidar
está esperando la esperanza; sentada en tu silla favorita.
leer más   
6
4comentarios 64 lecturas prosapoetica karma: 74

El camino para llegar a ti

Enséñame el camino para llegar a ti.

Las largas avenidas de tu alma,

tus puentes colgantes,

y los pasajes enigmáticos que guardas.


Quiero llegar a ti,

y me embarco en una aventura inesperada, casi titánica.

Pues te conozco, y a la vez, no te conozco nada.

El tiempo nos hace ver nuestra verdadera cara.

Y mientras descubro tus caminos, te voy amando cada día más.

¡Te veo tan vulnerable, como yo!


En tus laberintos, yo me encuentro.

Y que más da si no te entiendo.

Sólo quiero encontrar ese camino para amarte.

Así como eres; sin cambiarte,

sin pinturas, ni máscaras.


Con los años descubro vida mía,

que tus caminos eran mis caminos.

Pues, ya no concibo la vida,

si no es junto a ti.

Los dos nos hicimos el mismo camino.


*Autora: Edith Colqui Rojas - Perú- derechos reservados
leer más   
5
2comentarios 57 lecturas versolibre karma: 78

Fronteras Invisibles

Ayer-Hoy

Los-de-aquí
no los vemos.
Rostros transparentes,
bajan los ojos,
cuerpos presentes
nos rodean:
manteros,
basureros,
albañiles,
mujeres de la limpieza,
cuidadoras,
prostitutas,
prostitutos,
recolectores de fruta.
Sin nombre,
en nuestras ciudades y pueblos,
cuerpos colonizados.

Hoy-Mañana

Los-de-allí,
hijos sin nombre,
hijos sin rostro
alzan la frente,
nos miran,
directo a los ojos.

Nace el monstruo:
fronteras,
barreras,
límites,
concertinas,
vallas,
muros,
perros,
pasaportes,
torres de control,
sensores de movimiento,
cámaras térmicas,
Mare Mortum,
apartheid,
indiferencia.

Palabras-máscara
para ocultar la vergüenza de la visión infrarroja,
el aura de cuerpos vivos,
la energía de la supervivencia.
Líneas de sutura invisibles
para tapar la presencia de lo ausente,
lo invisible.

Son si son sin cuerpo, sin representación, sin historia, sin sentimientos.
Son si son una ilusión visual.
Son si son un eco de su voz.
Son si son la negación de la existencia del otro lado, del otro.

El monstruo es vidrio
que permite mirar sin ver,
que permite negar tanto si el otro me mira como si no.

Interior – Exterior

Nuestra realidad trampantojo
6
4comentarios 238 lecturas versolibre karma: 130

poema de mascara

Miras los cielos agotados , mira tu rostro desventurado ,mira la noche quejandose y en su interior oculta magia entre ellos.
leer más   
10
2comentarios 146 lecturas versoclasico karma: 105

La Nueva Herida

La fascinante ciencia de ver
el humo en tu quimera
vuelve interesante el tiempo
contando los segundos
averiguando el fuego tenue
protagonista una vez más
en tu intensa vida.

Colecciono tus roles al pensar
en las miles de máscaras
marchitas al no poder
cubrir tu cara.

Aún son cadáveres
son la noche y el viento
el convite extenso del miedo
y su perpetua voluta
suspendida en el firmamento
que mintió sobre el orden
en tus magros cielos necios.

Hacia allí vas
y aún intentas erradicar
el incendio en tu vida
punto ígneo de tempestad
la nueva herida.
leer más   
11
6comentarios 95 lecturas prosapoetica karma: 109

El silencio se agrieta

El silencio se agrieta
cada vez que pienso mucho
lo que tengo que decir,
no es simulación de una alegría falsa.

Simplemente las palabras se acaban
y tienes que volver a reconstruir tu pasado
aunque las miradas fijas vacíen tus razones
para sostenerte en lo dicho.

¿Cuanto puede caber en una cabeza vacía?,
¿cuanto puede caber en una mente llena?
es tu silencio que dice muchas cosas
no habla por sentir que soy para él un amor inferior.

Ya sé de qué estás enfermo
de mentiras que gozan
de un frío rebosante
de las máscaras deformes que quieren hablar de ti.

La locura es un amor con miedo
un extraño mal sueño
que reseca a la boca vacía
ante un llanto invisible que sufre conmigo.

Pasan los días y nada adorna los libreros vacíos
se fueron las letras buscándote
me encontraron en la triste miseria
de saber quién soy yo hoy.

Miguel Adame V.
El mute
10/05/2018.
23
15comentarios 291 lecturas versolibre karma: 107

Baile De Máscaras

Me gusta leerte en silencio;
Me calman tus liras,
Lo siento.


Descalzo los pies
Me suelto el cabello
Y mientras tus líneas
Están en mis manos,
Mi cuerpo recuesto
Posando mi mente
Entre tus espacios,
Y entre puntas y nudos
Confusos parterres cruzo…
Que trenzan mi duende y tus letras,
Dónde en lo profundo
Rebosa y se agranda
El soplo truncado
Y retumba
…En mi pulmón punzado.


Entre danzas de antifaces
Va cediendo la muralla
Y mi todo se renueva
Si entre tus lazadas audaces
Caigo envuelta.


…Me trasmuto y me recreo
En este baile de máscaras.
leer más   
20
6comentarios 58 lecturas versolibre karma: 113

Respuesta a “El Intruso”

Cuando dices: “El Intruso”
no sé a quién te refieres,
si a la sombra o al iluso
que la imagen de tu espejo tiene.

La verdad, me sorprendes
no esperaba esa estrategia,
agazapado como la liebre
has saltado a la contienda.

Desde que lanzaste este reto
diste vuelta en la grupa,
tu dormido, yo despierto,
de tal, que me hice la pregunta:

que paso con MarcZarzosa
que a este duelo no se arrima?
deduje que la verdad es esta:
la contienda con rebktd te dejo sin rima
y por eso el tintero se te llenó de prosa.

Pero vuelvo y te repito
me dejaste sorprendido,
me asustaste con el brinco
y me golpeaste desprevenido.

Y fue un buen cipotazo
que me diste en la barbilla,
no me había levantado del porrazo
cuando remataste de mi pierna la espinilla.

Trajiste buenas rimas
como espadas amoladas,
eso hizo que recibieras serpentinas
de tus fans y bellas damas.

De mascar algo me pides
para que vomitar tú lo puedas,
una piraña me recibes
para que mascar ya no puedas.

Tu dices que yo soy el secundario,
yo digo que tú eres el protagonista,
con esto se me complica el escenario,
porque… yo solo, contra ti y el doble del primer artista.

Pero no importa compañero
yo también tengo mis armas,
a ese, tu denuedo
lo baño con manteca de fritanga.

A Galilea le declaraste, que eres todo un caballero,
yo digo: caballero en el reino de los gatos,
porque como lírico guerrillero
atacas y maúllas es por rato.

Por fin comprendí como es tu juego
eso de creerte, para ti, el único favorito,
por eso te inventaste lo del duelo,
para hacerte el amo de los like del corazoncito.

Esta ha sido una larga faena,
ahora voy a descansar un rato
con una birra que valga la pena,
espero que no tengas las siete vidas que tiene el gato,
porque este duelo, parece que tiene para rato.
Rafael Puello
Barranquilla – Colombia.
leer más   
18
12comentarios 143 lecturas versoclasico karma: 127

Las mentiras del miedo

Parálisis.
Mi sangre ansía correr
y escurrirse el miedo plúmbico
que solidifica su pulso.

Aturdida.
Cada grieta de mis desgarros
son piezas del tablero.
Es ingenuo sembrar verdores
en pensamientos infértiles,
regados con el rocío ácido
de la desesperanza.

Espasmos.
Que brotan de cada poro
aunque te tapes los ojos.
Porque no es real el humo
pero te roba el aire.

¿A dónde ir,
o qué hacer?
Cuando los pasos se tambalean.
Valdrá más arrullar a los sentidos
mientras baja la marea.

Si estrellarse contra las paredes
o esperar a que el sol
encienda las velas.
Es el dilema turbulento
que precede a la sabiduría.

Parálisis, aturdimiento y espasmos
son las mentiras del miedo.
Máscaras gaseosas
que tarde o temprano
desaparecen.





Dee Dee Acosta
May.06/2018
leer más   
14
16comentarios 116 lecturas versolibre karma: 95

¿Quién soy? - Me presento

No me puedo definir,
definir es limitar
si me quieren imitar
mejor no ponerles fin
y serán como un delfín
rodeados de mi, el mar.
no me intenten navegar
con fragatas de marfil.

No soy cuerpo
voy disperso
entre cientos
de recuerdos
en aquellos
que yo quiero
que me dieron
un momento
de su tiempo,
yo con versos
me convierto
en mochuelo
mientras vuelo
con el viento,
te despierto
sentimientos
de universos
inconexos.

No soy un montón de letra
formando cuatro palabras
que conforman el fonema
del nombre por cual me llaman,
porque no guardan mi esencia,
ni describen a mi alma

Soy lo que mires en mí
no lo que puedan contar
con apetito voraz
las serpientes del jardín.

No uso mascara o disfraz.
Transparente, soy así.
Y te ofrezco mi jazmín
como muestra de amistad

Soy una obra inconclusa
si la muerte no me llega,
pero mientra hayan musas
escribiré mis poemas
donde mi Diosa me usa,
su palabra está en mi letras.
No confundan con lechuza
al Mochuelo de Minerva.
22
10comentarios 124 lecturas versoclasico karma: 102
« anterior123459