Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 97, tiempo total: 0.006 segundos rss2

Hasta en el último suspiro

En el último rincón habita el frío
que entristece el ocaso más hermoso
de tus ojos radiantes y puros
que han olvidado su amor y te duele.

Cómo no perderse en laberintos
si la esperanza murió con un ayer
en la antigua ignorancia de no saber
cuánto has palidecido en la historia pasada.

Es difícil salir de las sombras
cuando los errores te sujetan fuerte
hundiendo en la rutina el amor
y en los sueños de amargura tu perdón.

Una Estrella te ve desde lo lejos,
sonríe, existe la ternura,
aún en la enfermedad y los callejones polvorientos
como león rugirás recuperado.

Así será tu luz radiante,
una melodía que acaricia las heridas más rotas,
con hilo y una aguja coseré tus lágrimas
tú sonrisa volverá con el canto del gorrión de primavera.

Lucha hasta lo último
verás renacer a la alegría,
solo la muerte es un vacío difícil de vencer
pero hasta a la muerte se le recuerda con cariño.


Poesía
Miguel Adame
09/09/2018.
19
16comentarios 171 lecturas versolibre karma: 134

Ya van las nubes llegando...

Ya van la nubes llegando
con su forma peculiar,
de dibujos y personas
con traperos de cristal,
se ven también animales
y retazos de ciudad
y todo aquello que sueñe
la cabeza del juglar,
y es que son flores y versos
que se estiran sin final,
y se juntan y separan
sin distinción ni verdad,
porque sus besos sublimes
son inocencia ejemplar,
como ese roce del agua
que llegaba hasta el fanal...

Ya están los niños jugando
y la tarde pasa ya,
mientras las olas se estiran
por la playa en bajamar,
hay sentimientos sublimes
entre bolas de alquitrán,
y hasta hay rosas que estremecen
las mejillas del rapaz,
y es que una tierna gaviota
quiere ver al cormorán,
a las garzas y garcetas
y también al alcatraz,
porque la bella familia
de estas aves de la mar
está en las flores y nubes
que son puras y sin mal...

"...Ya están los cielos llorando
y los niños, ¿dónde están?
porque la lluvia son besos
y sonrisas de su edad..."

Rafael Sánchez Ortega ©
20/08/18
13
8comentarios 101 lecturas versoclasico karma: 120

"Almas Lúgubres"

Eran ambientes con almas lúgubres
que deambulaban por lo recovecos
de aquel sucio y olvidado lugar
esparciendo su procelosa oscuridad
emponzoñando el cálido brillar de
los únicos seres afables que
vivían, aun con la anhelada
ilusión de recobrar la cordura de
aquellas almas que se fueron
envolviendo en un manto infausto
de aterradores orgullos que
ensombrecían los angustiosos
intentos por recobrar lo que en un
momento fue un ambiente con
una sobredosis exquisita de calidez
y de respeto por las fragilidades de
cada ser humano, esos intentos
poco a poco fueron decayendo y
sumergiéndose en espesos pantanos
de apatías emanadas como pestes
temidas de siglos pasados que
terminaron por ensombrecer todo
y mutar en aquellas almas que
se vieron forzadas a llevar un mutismo
esclavizado por aquellas almas
lúgubres que solo supieron destrozar
la esencia de esas almas puras que
solo sabían radiar luminosidad.

No al acoso laboral
leer más   
14
11comentarios 58 lecturas versolibre karma: 119

De la amistad el ejemplo (a @Letizia) Colaboración con @Lidianny

Cuando sin rumbo fijo íbamos en la vida,
luego de recorrer largas distancias,
te hemos encontrado a ti, excelsa amiga
y colmas mucho más nuestras expectativas
que la mayoría de cientos de personas
que hemos conocido en otras instancias.

Con solo un golpe sobre nuestro teclado,
sin importar si te ha marcado el destino
tu consejo entre todos siempre es el más fino
y presurosa virtualmente estás a nuestro lado.

Encontrarte es la suerte que nos toca
a aquellos que creen en lo incierto
a tu lado la vida es un concierto
donde la música vuela y flota.

Retorna los versos más puros
y tu poesía siempre presente
nos regala un beso en la frente
y un camino hacia el futuro.

Privilegio y honor al mismo tiempo
es encontrarnos en tu lista de amigos
de tu hermosa presencia ser testigos
de cómo la poesía se vuelve sentimiento.
leer más   
15
16comentarios 105 lecturas colaboracion karma: 112

"Tu Niñez"

Amada sonrisa reflejada en tu niñez
Que me indica cual reloj de arena
Que es tiempo de volver
De volver a soñar de volver a creer
Que un futuro incierto,
También puede ser visto al revés
Y como no verlo al revés, si en la niñez
¡Los ojos puros, son de exclusiva calidez!
Con sonrisas infantiles, de miradas en altura
Que contemplan las nubes,
con ecuánime dulzura
Imaginando al soñar que podemos transformar
Tornasoles de seda por brisas sobre el mar
Brisas que nos embarquen sobre
Tibios rayos de sol, que con su amarilla
Envestidura, formen olas de ternura,
Olas de ternura, que susurran al pasar
Un mensaje de esperanza que no puede esperar
que alberguemos en los niños
sentimientos de calidad
que la niñez es una sola y tiene fecha de caducidad.

Añorada Infancia
leer más   
11
6comentarios 63 lecturas versoclasico karma: 105

Cae el Sol y los Celtas hablan

Cae el sol y el rumor de la noche asoma,
los duendes pululan por la maleza,
hay clamor de fiesta.

Luna llena corona el bosque de las Hadas,
llamadas y aclamadas por la boda Celta
ríos de hidromiel a la vera del Eisteddfod
los Bards iniciados y sentados en reunión.

La lumbre anaranjada chisporrotea
y todos reunidos al calor claman a sus dioses
pueblo de guerreros y aguerridos
pueblo de dulces romances y líricas fiestas.

Invocan a Samahin poder de la fertilidad
pues en nuestro pueblo los enamorados,
han encontrado el momento del ocaso
para celebrar en boda su unión.

En ritos ancestrales piden el consentimiento
a Beltayne para que sus almas sean puras
y los duendes y las hadas limpian de amarguras
el bosque al paso de la procesión.

Piden permiso al mundo invisible de los muertos,
arraigo imprescindible para la unión
y allí está el Dios Lug para eliminar los entuertos
venerado y aclamado por el Celta en reunión.

Cae el Sol y el rumor de los pájaros
se silencia, los gnomos y hadas andan
nerviosos y contentos pues les mandan
que allanen el camino del Celta.

Pueblo druida que se guía por las fases de la luna,
cuarto creciente, luna llena hechizos de magia blanca,
cuarto menguante, luna nueva hechizos de magia negra
mientras cae el sol y el rumor de la noche se acerca.

Y en la noche de Boda se inicia entre los Irish Gaél,
un mes de libertad sexual el mes de Cyann,
una gran cornamenta se une a la Madre Suprema, la Tierra,
y eran los niños protegidos de los dioses los que nacían.

Cae el sol y el rumor de las hojas
que caen silenciosas cubriendo el bosque
acalla los sonidos festivos pues ya llega el alba,
todo termina al amparo del celta hasta que el sol caiga.


Alfonso J Paredes`
Todos los derechos reservados
S.C./Copyright
Imagen tomada de internet, cuya fuente es: arquehistoria.com/historiaslos-celtas-ritos-y-fiestas-494/comment-page
12
sin comentarios 37 lecturas versolibre karma: 83

Tinta color sangre

El corazón no evoca.
Los ojos sí.
Es que
no comprende
de memorias
cuando su única función
es sentir.
Y siente lejos.
Y siente ahora.
Y siente perfecto
lo que no tiene tiempo
ni reglas
ni cordura letal.
El corazón no evoca.
Es apenas la flama
que acomoda las letras
más puras
en albedrío dulce
con acentos
puntuados color melancolía.
leer más   
12
5comentarios 121 lecturas versolibre karma: 103

Todo en el mundo lo sabe

Todo mundo lo sabe
el viento
las cadenas,
el recuerdo silencioso de la tarde.

Inútil es quejarse en la mañana quieta
en donde los árboles extienden sus ramas
y un caracol tembloroso, humilde y lento
es ignorado al querer contemplar su deseo soñado, vivir.

Todo mundo lo sabe
hasta las ranas viejas
de un estancado y pacífico lago
en donde el viento se aburre al sonar en puros halagos.

Es la vida que se escurre en un torrente mojado
entre la niebla que se confunde
con una nube triste
de un nevado pasado.

Todo el mundo lo sabe
es el aliento que se apaga
en un vacío de engaño,
es la muerte en un sueño del poeta ignorado.

Todo mundo lo sabe.

El mute
06/08/2018.
19
21comentarios 200 lecturas versolibre karma: 119

Aquí... en la Quimera de mi Utopía

Un día me escribió desde algún rincón,
Aquel viejo poeta que una vez alumbro mi joven corazón,
El cargo en sus versos muchas de mis penas
Y antes de morir me regalo este poema…

Recuerda que en la vida hay que vivir día por día,
Habrá llanto no todo es alegría,
No te lamentes por lo que es o por lo que pudo ser…

No te arrepientas de nada sobre esta tierra,
Tu cielo es otra realidad con más estrellas
Que no está en la piel de cualquier doncella,
Ni en el fondo de la más exquisita botella.
Que no está en los brazos de ningún caballero,
Ni en la pobreza, ni en el dinero.

Te darás de cuenta que;
Hay amores eternos,
Precoces y tiernos,
Misteriosos y góticos
Amores tranquilos y caóticos…
Hay amores puros y sinceros
De amantes dormidos,
Pero sobre todo hay amores prohibidos.
Son Cálidos y fogosos,
Amores negros, amores peligrosos…

Y entonces sabrás que el amor es una tierna muñeca
Que baila en tacones canciones obscenas,
Para su amante secreto, Clandestino y discreto.
El amor es la alegría de tiernas sonrisas,
Empieza con la suavidad de una brisa…
Controlando tú ser de manera sumisa.
Si se queda en tu cama serás feliz un momento,
Y si sale por tu ventana será un dulce tormento.

Oirás de dioses y falsos profetas,
Te ofrecerán mucho cielo si les pagas la renta.
Sabrás en vida de insoportables infiernos
Como el de dante.
Serás llevado al cielo por tu mejor amante.
Abras odiado, abras amado,
No morirás sin haber pecado,
Y no vivirás eternamente condenado,
Sino que condenado eternamente morirás…

Disfruta la vida, disfruta el presente,
Goza de tu soledad y de la gente.
Que nada es eterno, incluso la muerte.
Ten seguro que de aquí todos nos vamos.
Y nos recordaran por lo que dejamos.
Vive, ríe, llora pero sobre todo ama,
Has lo que más te guste en la tierra, el cielo o la cama…

Nacer es un privilegio,
Vivir es un regalo,
Morir es una promesa,
La felicidad es una quimera,
Donde amar es la algarabía,
De la vida que es una arpía,
En este mundo que es Utopía.
leer más   
5
3comentarios 43 lecturas versolibre karma: 69

Quinientas razones para seguir amando

Quinientas veces he querido gritar la verdad
como gotas de rocío se han evaporado las palabras
como promesas sin rencores
y nostalgia pasajera en un viaje sin el último peldaño.

El tiempo es sometido
vamos creyéndonos inmortales en un mundo pasajero,
en el me he despido del engaño
inundando a mi memoria de verdades
sin mentiras que gozan deteniéndose a cada paso.

Quinientas veces he merecido la calma
sin ser solo una apariencia en los sueños
que creen merecer todo sin deber nada,
huellas secretas de un silencio que habla.

Mis letras me sanan con cada orilla de sus versos
no sé si son sinfonía o solo un montón de idioteces
que juegan a contar la arena en la playa
pero me hacen volver con más ímpetu y amor
por lo que simplemente creo.

Quinientas vanidades sin ninguna locura,
nunca me supo la vida a puras mentiras
me fui metiendo poco a poco a un laberinto eterno,
palabras que hablan lo que la vida se calla.

El silencio nunca fue el último remedio
que teníamos para acallar los sentimientos,
siempre quise amar con todo
a cada uno aún en su miserable recuerdo.

La poesía me dice
lo que trae la nostalgia como un zumbido a dentro
me gusta imaginar que soy tu lector predilecto,
montones de ideas que se las lleva el viento
quinientas poesías se queman muy fácil ardiendo.

Nunca serán un montón de cuadernos
que no se escribieron,
me gustar amar con cada letra del alfabeto,
pasaré mi vida en otros quinientos pensamientos
para decirte todo lo que siento adentro.

Quisiera pasarme centenares de días
descifrando cada momento,
porque amo vestirte y desvestirte
de bellos sentimientos,
la poesía me hierve como fuego lento.

Miguel Adame Vázquez.
El mute
16/07/2018.

Hoy les robo un minuto para compartir mi dicha.
Quinientos poemas se dice fácil
Pero vivo en cada palabra que he escrito, agradezco infinitamente el Don que el Creador me ha entregado, me esfuerzo a diario por pulirlo hasta poder algún día lograr que sientan orgullo.
Soy un poeta en formación que sueña con un mundo en donde nunca desaparezcan las razones y los pretextos para seguir amando.
Amo escribir lo que siento y lo que pienso.
Viva la poesía en cada una de todas sus manifestaciones.

Viva la poesía de Octavio Paz, de Jaime Sabines, de Alí Chumacero. Y todos y cada uno de los cientos de poetas que en su lectura me he formado.

Gracias a mis amigos más críticos que odian el comentario sencillo y la adulación, que sería sin ninguno de ellos.

Viva la poesía Clásica y la letra libre.

poesiasmigueladame.blogspot.com/2018/07/quinientas-razones-para-seguir

"Quinientas razones para seguir amando", un poema de MiguelAdame via @poemame_poesia poemame.com/story/quinientas-razones-seguir-amando



Miguel Adame Vázquez.
El mute
16/07/2018.
26
23comentarios 213 lecturas versolibre karma: 110

Anadyomene ft. @Deedee

Calaveras crudas de marfil sediento
¿De qué sufres? Si este encontrarás
En los atardeceres veraniegos
Ese mi oasis eterno de recuerdos y arrepentimientos
Mira –

Cabalgando desnuda se va la primavera –
Dorado grano de pérfida insensatez
Lluvia de oro que marchitas mis prados
Y que me escondes espinas en los botones de junio
Tú, Anadyomene, que te gusta con mi piel triturar el vaso roto

Pero Tú, mi amado Lienzo Azul
“Aquel aroma de sur”
¿Aún enuncian tus labios?
¿Todavía sientes el incienso que brotaba de mis ojos
Hoy ya tan corruptos?

Sobre sus alas de lirio
Te dejo mis últimos residuos puros
Y los besos que solo eran tuyos

Los brazos del desvelo acunando fuego
De una estrella sin helio
Ya cansados de esperar mis deprimidos huesos –
Consumen el oxígeno mis sueños.
leer más   
11
8comentarios 102 lecturas colaboracion karma: 94

Deseos vitales

No me dejes hacerme falsas ilusiones,
como ansiar que de mis escápulas
alas crezcan;
o que el viento acariciando mi cuerpo,
arrastre los trazos
que la vida en mí marcó.
Hazme imaginar
un futuro donde tus ojos de galaxias,
acumuladoras de recuerdos
que cada noche
tus luceros eclipsan,
se conviertan en multiversos.

Por eso te ruego,
con todo mi corazón,
toda mi alma,
todo mi ser,
y de rodillas,
con los ojos clavados en tu ánima,
en tu aliento,
que me dejes ser libre;
que me dañes con la verdad,
y sanes con la posibilidad
de escapar y huir a algún lado,
de emplear agua en lugar de perfume
y de cubrirme con imparcialidad
en vez de con ropas,
para respirar mi naturaleza,
la indeterminación
y la seguridad de un futuro incierto.

¡Mas ya es tarde!
Pues me hice cada una de estas ilusiones,
hasta tal punto
que solo pensé en ellas
y olvidé mi propia existencia...
Pensé ingenuamente
conseguir unas alas puras,
para batir y sobrevolar la ciudad;
que el huracán me arrancaría
cada parte de mí,
hasta que solo quedase el deseo de ello,
y que tus ojos serían
profundos cosmos...

Aquello fue lo peor,
al reflejarme en ellos,
me enfrenté a mí misma,
y tras rogarte,
estando en el infierno
o, quizá, en un cielo artificial,
en la peor de las glorias,
en un falso Paraíso,
en el Edén equivocado,
y en el Olimpo de la gente corriente,
(pero en lo más alto)
que fui consciente de que
tus ojos, destino, no eran universos,
ahora dos agujeros negros
me absorbían cada resto de memoria
de pasado,
cada trazo.

Y al clavarme tu mirada, caí.

Pero, por fin, volé.


al reflejarme en ellos,
me enfrenté a mí misma,
y tras rogarte,
estando en el infierno
o, quizá, en un cielo artificial,
en la peor de las glorias,
en un falso Paraíso,
en el Edén equivocado,
y en el Olimpo de la gente corriente,
(pero en lo más alto)
que fui consciente de que
tus ojos, destino, no eran universos,
ahora dos agujeros negros
me absorbían cada resto de memoria
de pasado,
cada trazo.

Y al clavarme tu mirada, caí.

Pero, por fin, volé.
4
sin comentarios 25 lecturas versolibre karma: 60

La travesía de la vida

Al zapar hacia ese inmenso mar llamado la vida
uno se pregunta lleno de dudas
hacia dónde me llevara la corriente,
en cada puerto que paras en uno llenas la bodega del corazón
y en otros te la vacían, desde el puesto de vigia
de la vida aparece la niebla,
que no te deja ver y escoger la corriente que seguir en la vida,
al fin desaparece y vuelve a ser tranquila como la mar en calma.
Te dejas llevar por la marea pero esta siempre
vuelve al mismo sitio,al mismo
punto de partida. De repente un día
de travesia a lo lejos se vislumbra
algo,pequeño de tamaño
pero a la vez tan grande de espiritu
y de corazón,quizás sea un sueño
un espejismo, pero que digo si es
el que ansia el más famoso
buscador de tesoros y que a lo mejor jamás podrá encontrar.
Algo que hace que escuches con atencion
y que un no, te ayuda en lugar de confudirte,
y un si te sentir que podrías enfrentarte a las poderosa de las tormentas.
¿ Qué tesoro es este que todos desean
y que sólo unos pocos puros de corazón encuentran?
¿soy digno yo de él?,
No era un espejismo y al cojer mi diario de navegación de la vida,coji mi Lápiz ,
y con premura escribi,Aviste por fin el tesoro que
Un dia aquel pequeño marinero pelirrojo que subio a bordo
Resolvio sin necesidad de mapas ese gran tesoro que buscaba
y encontré llamado la Amistad.
Por la corriente me deje llevar, pero sin una tormenta que superar
en la vida que clase de navegante seria, gracias marinero pelirrojo.
leer más   
2
sin comentarios 14 lecturas versolibre karma: 14

¡Despertad Halagüeño!

¿Por qué la insistencia
De tomar control de la sociedad
Y fomentar su homogeneidad
Ante el vulgo y su existencia?

No me ciñe en la conciencia
Lo que con sagacidad,
Hasta la plena autoridad
Ha constreñido en su presencia.

Ante toda decadencia
Y su oprobia contestación,
Los asnos salmodian su canción
Con umbrías en su conciencia.

Y con bandadas triviales en el ara
¡Si!... en la cúspide del vasallaje.
El vulgo y su baladí equipaje,
Constriñe sus rodillas difamadas.

Al dimanar de su artimaña
Me ahondé en un insigne
Acicateado por un Cisne
Que pregonaba hazañas
Desde el tabernáculo de sus letrados.
Y sus cándidos y fecundos magistrados
Eran como dioses del Olimpo,
Causando un pueril abismo en mi limbo
Por tanta magia quijotesca,
Y mi solemne alma dispuesta
A verter rasos ataño,
Que en lo perenne de los años
Sus púdicas y mirificas creaciones
Han osado como bastiones
Lo excelso y apacible de su talante.
Increpando atávicos por delante
Y causando mi ademán ingente
Que tanto la augura de la gente
Había crispado en mi raciocinio
Como quimera de inquilinos

Al despertar mi realidad
Conocí el vergel de mi ciudad.
También pude apreciar el pudor
Con que el cívico y su sudor
Irguieron esta presea
Como toda una odisea.
Tanto en esculpidas esculturas
Como en proverbios y letras puras
Que perecen en la mirada intrigante
De la mezcla del rebelde al volante,
Que fue el nativo quijotesco.
Y junto al mulato ya dispuestos
A teñir lauros miríficos
Prometiendo su ras solemne a ser prolíficos
Ante la albura genocida.
Y aunque hallándose sin salida
Secundaron su braveza
Con arpegios en su cabeza
Del Gran Agüeybana.
Y con ufana heroicidad
Perecieron en sus gloriosos vestigios
Por impugnar el desprestigio
De traicionar su idiosincrasia
Tomaron el vergel de la eutanasia.

Nuevamente el infortunio
Se repite después de cuatro centurias,
Y a pesar de las Lemurias
Se devane un heráldico plenilunio.
¿La realidad?... Hoy es diferente
Ya que el atropello fue inminente
Causando un luctuoso rezago semilunio.

Ese vacío ahora naufraga
Y es trémulo de todo arte.
Porque ciñeron su filosofía por delante
Del vulgo que es quien paga
La desgracia de los insólitos subclavios.

Aunque nuestra sangre aún reluce
Lo que nuestra tierra induce
A la osadía de lo engavio.
Sien de preces en desagravio
Una lid devana en mis labios
Y una esfinge deslíe en despojos
Se le atañe a leguas en sus ojos
Todo lo insulso y deplorable.
Aunque nuestro ser admirable,
Poco etnocéntrico reclama
Todo lo que en el amor emana
En contra del displicente racismo.
Porque la Tierra es raíz del humanismo
¡Si!... La compenetración de almas profundas
Y aunque en la mente se nos inunda
Que el alba boreal es sobresaliente
La ingente del meollo y el austral van en alza
[hacia Poniente.

¡En alza hacia Poniente!

Sacudiendo el salazón.
Quedando en lo profundo la razón
De su deber y reconocer
Que en lo más recóndito de su ilustre oropel
Medra un capullo de nuestro vergel.

Ha de increpar en la alforja
Del sendero, del camino
Que su alba realidad amorfa,
Honra la carcoma que somos aurinos.

Aurinos mucho antes de su aparición
Diversificados en destrezas
Profundas como represas
De la filosofía análoga a la Ilustración

¡Su azoro no me sorprende!
Hasta el águila se espanta
Al escuchar las hazañas
Que el Guatibirí emprende.

Se les crispan las plumas al oír
Que los aires letrados e ilustrados
Fueron alguna vez gobernados
Por pitirres acicateados
En el cimiento de la cumbre.
Y a pesar que se vislumbre
Que nuestro gallo no tiene cresta
La lozanía acogerá su respuesta.

Al menos en ella reinciden
Mis esperanzas lánguidas.
Porque en todas las épocas álgidas
La ilusión halagüeña es la primera que elide.

¡Incógnito! Para el adalid y sus inmundicias.
Pues solo reina la codicia
De su oligarquía y su plebe
Siendo víctimas del despliegue
De tanta sangre y conciencia derramada.
Se necesitan fuerzas armadas
De ética y de moral
Para poder apaciguar
La guerra que los asnos
Han creado para los esnobs.
Destruyendo la esencia
De ser Libre por creencia
Además de por Derechos y Deberes.
Son triviales los saberes
De verter nuestro cabal vergel a sumisión
Del luctuoso vasallaje que dispone la
[llamada “Americanización”.

Cuando hasta el Guayacán centenario
Es numantino testigo y rival
De la profana expresión que hace rielar
A cualquier adversario.

¿América? No es cuna de los del Norte
Sino los que con su porte
Y quijotesco talante
Cultivan la verdad de su carácter.

¿América? Compone todo un hemisferio
Y no la putrefacción de su imperio
A costillas del mundo.
Cuidad “héroes” boreales su rumbo
No estaremos arrodillados muchas temporadas,
Aunque retornen en bandadas
Este pueblo perecerá con su formación
A pesar que no exista compenetración
Entre el tabernáculo cultural
Y la ética gubernamental.

A pesar del daño realizado
Por parte de ambos soberanos
Es deplorable y suplicio saber
Que nuestros caudillos ignoren el deber
Der ser humanos primero.
Y ante todo esto reitero
Trabajar por nuestro terruño,
Siendo un hermético mandamiento del mundo
Al embelesar nuestro nacimiento.
Honrando la presea con el comienzo
De esta odisea valerosa
Y dadivosa.
Mas cuando el vernáculo apacible
De nuestro vergel ineludible
Deja una huella permanente
En lo excelso de nuestra mente
Y en lo más recóndito de nuestro ser;
Identidad que ahondaré hasta perecer.

Aunque en el proceso nunca sea
El talante de ésta odisea
Y cambie menos la actitud
De toda la multitud.

¿Seguiremos como odaliscas
Con todas las inmundicias
Perenne en el corazón?

Nos esfinge y con razón
La perdiz y sus rasos
Que nos esperan con sus brazos
Abiertos en agonía
Sus mirificas estadías
De ser Libre y Soberano.
Lo halagüeño ahonda en nuestras manos.
¡Despertad mis Borincanos!
Con amor y talante de artesanos.
Para mostrarles al mundo el deber
De amamantar a nuestros vástagos con el beber
De ser un valeroso Antillano.
leer más   
9
6comentarios 111 lecturas versolibre karma: 88

Los poemas de la cola

Se han perdido los primeros,
entre corazones grises
y comentarios bloqueados.

Se han quedado en el tintero
esperando a que revises,
por nostalgia, lo olvidado.

Eran puros, eran ciertos,
y ahora son papel mojado.
A la cola, los más buenos,
los que pocos valoraron.

Mil patrañas por delante,
votaciones y amiguismos,
con los vicios, no es lo mismo,
antes era emocionante...

Presentaron precedentes,
excelentes iniciados,
que reflejan en sus trazos
la maestría de esas mentes
que retaron al teclado.

Nos mostraron, inocentes,
la belleza entre sus manos,
la verdad de los valientes,
de una playa, el primer grano.

Y ahora quedan relegados
a un fatal segundo plano,
como muelas frente a dientes,
negras teclas de un gran piano.

Pues poémame si mientes,
engáñame, cruel poemario,
en la pole los coherentes,
y detrás los visionarios.
leer más   
26
24comentarios 254 lecturas versoclasico karma: 103

Viaje astral

Mi alma vuela libre entre astros y cometas,
Visita cada rincón del vasto universo.
Piensa volver a este diminuto planeta,
Donde la poesía solo existe aquí, entre amor y verso,
Digo afortunado soy, por más engaños y tormentas.
Tengo donde refugiarme, amar, crear rodeado de una naturaleza perfecta.

De camino veo un planeta lleno de nada,
Paro y encuentro ancianos eruditos.
Me preguntan de donde soy, cual alma distanciada,
Hablaban lenguas muertas y rellenaban manuscritos.
Yo –“De un planeta azul llamado tierra, rico en vida de la más variada.”

sí, si lo conocemos. Donde solo existe crueldad y vida.
Se refugian en algo a lo que llaman de sobrevivencia, para cometer atrocidades.
Yo –“No, no. Nuestra especie se llama humanos, bípedes y racionales”.
No, los humanos son la vida, los que pertenecen a la tierra, son pura alma insípida.
Que avanza con el reloj de su madre tierra, seres buenos y sentimentales.

Yo –“sí, tenéis razón. Pero existen humanos que aún son vida,
Se preocupan, aman, protegen, comparten, aman y sufren.
Exponen sus más profundos sentimientos, intentan ser felices, aunque mal estén”
Lo cierto es que, si tu alma está aquí, con tal distancia recorrida,
Eres vida, y además se nota en la luz tuya emitida.

El amor se extingue en vuestro planeta, ¿Cómo lo dejáis suceder?
¿Como hacéis para los pocos como tú, continúen bueno y puros?
Yo –“Hay un remedio que se llama poesía, con poderes asombrosos,
es maravilloso para el que la consiga absorber”.



¡Poesía!!! ¿algún tipo de magia, algún tipo de enseñanzas, de vuestros ancestrales?
Yo –“sí, antiguamente la poesía se hablaba en las calles,
Se vivía, respiraba la poesía desde cortes y casa reales.
Pero viene desapareciendo desde siglos, sucumbiendo a todos tipos de males.”

Como brillas, cada vez que hablas de poesía, somos milenarios en existencia.
Y es la primera ves que, sentimos y vemos algo así
Enséñanoslo, ¿cómo se hace poesía? Dame ese remedio a mí.
yo -"Primero es algo que se tiene que gustar, sentir y saldrá sola en cadencia.

Pero yo les invito a venirse conmigo a mí planeta".
Aceptaron entusiasmados, iniciamos el camino de vuelta,
Al llegar, me despierto y al final hablaba con los libros de la biblioteca.





DEDICADO A ESA ALMA SOÑADORA.
BY: yo_ése_él.
leer más   
12
3comentarios 90 lecturas versoclasico karma: 84

Nocturno

Era una noche fría de invierno.

El viento susurraba suavemente a las calles,
que respondían
con un poderoso silencio.

Las estrellas y la luna,
en su incesante labor, brillaban;
claras, puras, alegres.

Las gotas de lluvia,
como incesantes pellizcos,
arrebataban a las ventanas
un dulce tamborileo.

Al son de éstas, yo,
en mi letargo, te soñaba
dulce, sonrojada, vivaz.

En mis sueños,
aparecías en mis brazos,
también dormida.

Mas súbito te desperabas
y clavabas el marrón oscuro de tus ojos
en los míos.

Entonces, entre pánico y sudores,
miré a mi alrededor.

No estabas.
Pero me consoló saber
que te encontraría
en el lugar favorito de mi alma.
leer más   
11
6comentarios 52 lecturas versolibre karma: 95

Metástasis

Extrapolado dolor de la cristalera cubierta,
concluso acicate de mis avatares
paridos en borrascas heridas,
acuciante entrevero de músculos raídos
en la montaña miel de parvadas,
sangre, sal y lágrimas
aguardiente de valederos adjetivos
resaca maledicente de gólgotas pendientes
mojados adioses sonreídos, entreverado
quiste devorador, humo obtuso
en mi mente.

Tú, odiosa extrema famélica dama
nocturna enemiga de discordante magia,
incrustada de caléndulas desvaídas,
cartuchos de vil sector, palpito desahuciado,
corazón delator, inmensidad parida
de soledades imprimadas en el vacío,
aire, sonido y viento
ágil demonio amarillento de pizarra,
mirada profunda en mi mente,
en mi vida.

Labios ajenos, marmolescas balaustres
desplomándose en eternidades golondrinas
de ojos hermosos de miel, abandonados
entre secanos corderos auténticos,
ajenos despertados rocambores,
displicencia de lágrimas puras mal nacidas,
muertas gotas infiltradas
de los músculos a uñas quiticas, desamor
quiste, metástasis, tu nombre en cada resquicio,
desquicio, dolor de amarte.
leer más   
5
sin comentarios 30 lecturas versolibre karma: 60

Senryus encadenados

Caricias puras
amanecer del alma.
Luz que nos ama.

Nocturno beso
que derrite mi escarcha.
Calor que aviva.

Furtiva luna
envoltura de piel.
Amor que cubre.

Susurro al alba
despertamos en suave.
Tú y yo enlazados



Hortensia Márquez



Imagen sacada de Internet
leer más   
24
22comentarios 168 lecturas japonesa karma: 103

Converso

Viajo en el autobús un día más,
temiendo no volver a verte jamás.

Componiendo este Jotabé, en verso,
en endecasílabos puros inmerso,
que dirá que el amor sigue tan terso
como el día en que de ti fui converso.

Y así en este poema ando metido
sublimando todo ardor contenido.

En rimas, con tu ausencia, trocarás
purgando de pasiones lo perverso,
de tanto fuego como estoy henchido
leer más   
14
9comentarios 76 lecturas versoclasico karma: 106
« anterior12345