Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 156, tiempo total: 0.046 segundos rss2

El amor correspondido no tiene límite…

El amor correspondido
no tiene límite...
la pasión se labra a pulso sostenido
somos las huellas almacenadas en el tiempo
que solo buscan en una noche divina
embalsamar el aliento de fresa orgásmica.
El amor correspondido no tiene límite
es tierno
callado,
inocente
y consecuente.


Cuando llega la quietud
y reina la calma el deseo se retrae
y vuelve a su cúpula de cristal
la llama ardiente que alumbra
es el cáliz cuya luz no se extingue.

Un valle de aromas campestres
nos espera, donde crece la hierba
el sol que brilla no te quema
y la lluvia que cae
parecen gotas de rocío
todo es perenne...

Recuerda...
que el deseo esta oculto
detrás del cristal de tus ojos,
esperando que la pasión
se desborde y encender
algo tal vital…el amor
la chispa divina
que lo envuelve todo
el amor es natural…
salvaje y melancólico.
leer más   
9
4comentarios 81 lecturas versolibre karma: 92

Hokku (copos)

Los copos blancos
en aire melancólico,
se hiela el alma.





~~~~~~~~~~~~~~~
@AljndroPoetry
2018-jul-26
leer más   
20
10comentarios 95 lecturas japonesa karma: 93

Ya no eres la joven ingenua...

Desperté y aun estabas en mis insomnios te soñé.
Saliste del verde bosque con alas doradas,
de esencia divina.

Contemplé la aurora. la habitación olía a ti
me atreví a tocar tu silencio
y alcancé tu inocencia…
le robé al arco iris sus colores
al mar sus sueños azules
a la luna sus destellos virginales.
Aprendimos de la vida…
sus circunstancias las señales infalibles
a soñar primaveras proscritas
y pensar en otoños estériles.

Pero te marchaste cerraste la entrada
a mis pasos…Cansados pasos
no alcancé tus huellas en la arena.

Ya no estoy en tus días melancólicos
ni en la sencillez de un día cualquiera
ya no estoy en tu prefacio
ni en los diálogos.
Extraño tus jeans, blusas y tus labios.
La vida es una rueda
ya no eres la joven ingenua.
leer más   
11
4comentarios 81 lecturas prosapoetica karma: 100

Cuando volverá el poeta a escribir...

El poeta permaneció en silencio absorto,
distraído, atrapado en la vorágine in clemente
de castillos sin rocas, de mares sin olas
esparcidos por los azules pastizales
de sonrisas abiertas de símil y prosa
el caldo sutil de la substancia creadora.

El poeta vivía en el destiempo,
ya no entendía de calendarios pegados en la frente
grietas profundas que afloran cuando el sol arremete
entre los muros eternos de oquedades;
agujeros que perforan el alma...

El poeta subió al desván y desgarro su pluma melancólica
métrica sin rima refulgente del imaginario surrealista
y pintó en el cristal roto de un aliento mustio
la pasión que lo oprime y destroza.
El poeta al fin encontró su memoria ignorada.

La poesía acaricia la soledad de tempranas aromas
como descifrar su pensamiento,
cuando el viento ahogue su primavera
volverá el poeta a escribir.

Autor: Ramón G. Pérez B.
Venezuela
Derechos Reservados copyright ©
leer más   
11
8comentarios 80 lecturas prosapoetica karma: 92

Desierto de seda~~ •con •~~[@Aljndropoetry]

Despeina el viento
helado y melancólico
este sentir;
las dunas de nostalgia,^^^^^^^^^^^^^^
^^^^^^el desierto sin ti.<~~~~~~~

Cose mi luna
en plata hilo de seda
este latir;
enhebrado en mi sueño• ~~~~~~~~~~
~~~~~ te deslizas en mi. <~~~~~~


*******************************************
19 julio 2018

@Aljndropoetry & @rebktd
leer más   
20
35comentarios 162 lecturas colaboracion karma: 100

Melancólicas auroras (Somonka colaboración @Mary_Peña & Sensei Edith © @DivinaOnix)

Triste la aurora
suspira de nostalgias
llora el rocío,
como el aliento suave
que baña amaneceres.

Melancolía
que recae entre brumas
teje recuerdos
con añiles deseos
hasta el alborecer.
18
15comentarios 121 lecturas japonesa karma: 117

Tu recuerdo

Te recuerdo más allá del cielo,
en dónde cantan los gorriones
y habla fuerte el viento.

Te recuerdo en la última rendija
en donde no gobierna el miedo
Y el camino sufrido no se lleva a los besos.

Te recuerdo ignorando palabras rotas
rescatando versos
que en un pasado exclamó el abuelo.

Te recuerdo asumiendo tu memoria,
recogiendo uno a uno a los caídos de la batalla
donde murió la metáfora sin ningún privilegio.

Te recuerdo en mis pérdidas
en las horas que se juntan en la ausencia
en las noches oscuras que se lucen ante la luna llena.

Te recuerdo venturosa
como una dinastía vieja
sin saberte esconder de las tinieblas.

Te recuerdo en las reliquias de un pasado
en donde el amor no se marchita
con la soberbia de una vida que se acaba.

Me quedé sin saber cómo olvidarte
desafiando a la muerte que tarde nunca llega
sin saber justificarme con nada.

Nunca supe cómo distraer el sueño eterno
que profanó a la tumba de las voces mudas,
solo supe quedarme vacuo sin ningún juramento.

Con el último rayo de sol de Julio calenté a mi cuerpo
nací en ese mes intermedio,
tal vez en Julio la música es más melancólica.

Tal vez en julio todo es felicidad
todo menos tu recuerdo vago,
la existencia adversa no tiene sentimientos.

Nada especial tiene el mes de Julio
debí haber nacido en Agosto y no lo dice
de modo que nada especial tiene ese día.

Tu recuerdo nunca será una biblioteca sin libros,
un reproche mal pagado
una lágrima sin duelo en su propia agonía.

El mute
06/07/2018.
25
21comentarios 405 lecturas versolibre karma: 111

Melancólico

Solo en medio de la multitud
y acompañado de su soledad,
el melancólico camina sin actitud
como queriendo el infinito encontrar.

Solo él sabe mirar sin mirar,
viviendo infinitez en medio de lo tangible,
alargar lo infinito es su facultad,
para así, poder hablar en medio de lo invisible.

Antagónico de multitudes,
su alergia es el tumulto,
entre sus recetas más comunes,
el andar solo, o al grupo, sacarle el bulto.

En su dialectico caminar
de incongruentes pisadas,
se dedica con su soledad a buscar y a buscar
las respuestas, por otros no encontradas.

Sabio en concluir
y por otros no comprendido,
para él, en su yo, saca a relucir
en su análisis lo ya concluido.

Ahora gozoso se siente
por su ya reciente experiencia
aquella donde en plena libertad su mente
se extasió, en su sola presencia.

Experto en mirar lo intangible de lo tangible
se vuelve él en este momento,
viviendo experiencias de lo no posible
porque ahora su todo es, su interno conocimiento.

Pero este es el melancólico que no se echa a morir,
este es aquel que sabe “disfrutar”
de ese espacio donde se extravía el sonreír,
de ese espacio de estrechura espiritual.

Su rostro es una amalgama,
donde hay tristeza en su sonrisa,
su horizonte ahora es un pictograma
escondido en el latido de un poeta o de una poetisa.

Rafael Puello
Barranquilla - Colombia
leer más   
10
10comentarios 85 lecturas versolibre karma: 85

Soy yo

Soy yo
No esperes a alguien mas.
Soy el ser melancólico que escribe,
Los intentos lastimeros de un poema,
Soy latido que no escuchas,
La mirada que no encuentras,
Soy ventana abierta cuando escribo
Y lágrima furtiva si te leo.
Soy yo...olvidando lo que soy,
Para ser auténticamente lo que soy.
leer más   
2
sin comentarios 30 lecturas versolibre karma: 30

El tiempo y los sueños

El sueño lucha
estira los brazos desnudos
amaneciendo con la piel de fuego
rompiendo las penumbras que se deshielan.

Ya no tiembla agonizante el horizonte
en un tembloroso espacio vacío,
el cuerpo es amor sin sufrimiento
una mirada nueva entre mil memorias que observan.

El tiempo disipó la letanía
esa que repite a la funesta sepultura,
el suelo es agua en un desierto olvidado
una noche nueva entre violetas que brillan.

Los sueños murmuran con la mirada entristecida
es un aroma con las flores vencidas
aún así navegan heridos
con una caricia temblorosa y furtiva.

Hemos derrotado a la tristeza
entre lágrimas de una madrugada melancólica
me aferro del aguerrido presentimiento
así se ignoran los siglos de un olvido.

El mute
18/06/2018.
19
19comentarios 168 lecturas versolibre karma: 115

Rosas azules

Rosas azules bañan tu cuerpo
cuando tu mirada arquetípica
chirría palabras de lamento.
Que el cielo no es azul, que es tormento.

¿Gritas entonces al decirte
mi alma roñosa, melancólica
cuánto y desde cuándo te quiero?
Abre desde el susurro tu voz
porque tu mente ya la he descubierto.

Rosas azules bañan tu cuerpo,
azules como el que mira
un mar de remotos recuerdos.
10
6comentarios 80 lecturas versolibre karma: 102

Los poetas son amantes y son esclavos

Los pensamientos son míos
yo mando en el mundo de mis sueños
ahí, en el oasis de la mente
construyo mi propia remisión sin castigo.

Ahí la belleza renace alegórica
sin máscaras heridas por los silencios mortales
de un poema secreto que ha llorado,
que jamás ha querido en los fulgores del tiempo ausente.

La vida se ríe de la fatua transparencia de las mentiras
ahí la dicha promete un festín extraordinario
sin el perfume barato de las siluetas nocturnas
que huyen de la espesura de las dudas.

Ahí ante la menor idea de no volver jamás
sigo empujando los remos y mástiles
de un remo que nunca se cansa
lucha contra la pereza que es fecunda
en el mismísimo abandono de la mentira.

El odre está viejo ante tanto recuerdo húmedo
que lo retiene en el vino de tus cariños,
siempre supe beber ese melancólico sabor
de cada momento que es único porque nunca se rinde.

Los poetas son amantes y son esclavos
de la ruindad de un corazón colmado
de abismos y crímenes que los acechan
con un terrible oscurantismo
que no nos deja ver la transparencia de la conciencia.

Camino directo al corazón amado
ahí los pensamientos son míos
nadie más podrá robar los sueños
son mi letra favorita de una trova que compuse por ti.


Poesía
15/06/2018
El mute.
21
12comentarios 228 lecturas versolibre karma: 100

Se oye música en la lluvia

Se oye música en la lluvia que acaricia la floresta,
susurra melodías que suspiran olvidos...
sollozos desterrados que vuelan como hojas
y se posan en los sueños,
los convierten en insomnios melancólicos,
embriagados de otoños,
de recuerdos dibujados con aliento en el cristal frío,
…se oye música en la lluvia que acaricia la floresta,
pero el tiempo desvanece sus acordes en el viento.

Maricel 10/06/2018
13
21comentarios 145 lecturas versolibre karma: 106

Poesía

Decíase el poeta en la noche veraniega, melancólica, triste, por no tenerla a su lado:
¿Para qué sirve la poesía? Si era mirarla y ver poesía.
Era mucho más que un sentimiento; es más que un sentimiento plasmado sobre papel, es más un simple esbozo sobré el mismo.
Era algo cosmogónico, pero realmente fascinante cuando la miraba.
La poesía no existe sin ella, o quizás sí, porque el amaba por encima de todo cielo, y todo universo.
leer más   
11
5comentarios 100 lecturas prosapoetica karma: 101

Amor mío

¿Que el amor lo supera todo? Y entonces ¿Porque el amor mío no me deja superarte? ...
Estoy cansada de esperarte ,sin embargo aquí sigo, contigo y cada día es como una canción... melancolica por razón del corazón y la falta de amor
leer más   
3
sin comentarios 19 lecturas versolibre karma: 38

Me perdería en ti

Me perdería en ti sin miedo,

me apagaría en el espejo de tu mirada

dormiría para siempre en tus pupilas,

y hechizada me cobijaría

en ese pequeño rincón escondido,

ese rincón sin habitar que existe en tu pecho,

me disiparía en tu melancólico respirar

correría hacia ti

me perdería en ti.


Mary 01/05/2018
20
12comentarios 107 lecturas versolibre karma: 93

Desierto, Soledad y Tú

En el desiertos de los olvidos
Donde las dolientes arenas
Son besadas por el mar de los silencios
Donde la soledad duele en la piel
Pasan frente a mí los recuerdos vividos,
Y por última vez gritare tu nombre ADELE
Y al darme cuenta que me muero poco a poco
Con mi corazón sangrante y roto
Mi alma fría desangrándose y enmudecida
Puedo presentir que voy amarte
Más allá de esta vida.
Me llevare tu sonrisa grabada en la memoria
Y al darme cuenta que jamás te he tenido
Soy un triste pájaro solitario y sin nido
Que se olvidó de cantar
Errante, vencido y sombrío
Su trinar es como un melancólico lamento
Gris, lastimoso y con su doliente acento
De la rustica armónica que lleva en su garganta
Que se olivo de cantar y sin saber lo que es amar
En la horqueta del árbol de su vida
Se quedó esperando la primavera que no ha de llegar.

En este silencio tan sincero como cruel
Donde los recuerdos te queman en la piel
Rodeado por las oscuras sombras,
Son las voces mudas de la noche
Tan crueles y amargas como la hiel.
En este desierto de soledades árido y sofocante
Vacío de sueños, sediento de esperanzas
Donde puedes morir de sed en un instante
No hay un oasis, un pozo una pequeña vertiente
O una copa con una gota de ilusión
Para calmar a este sediento corazón
Fueron secados por los soles ardientes de
la realidad
En sus cauces solo hay restos quebrajados
Ilusiones perdidas, Sueños muertos y olvidados
En sus lechos fangosos lleno de sombra y soledad.

Como una sombra más abandonada por el destino
Tambaleante por las tormentas del desierto
Parece ya sin vida, más bien como algo casi muerto
Que se aleja por los arenosos caminos
Dejando sus huellas que las arenas borraran
Por el viento y su fantasmal e hiriente silbido.
Se aleja el Poeta y Mendigo
Para descansar sus huesos
Cubiertos por su negro abrigo
Parecerá muerto pero aun
Los recuerdos no lo han vencido
Queda fuego en su mirada
Tan negra como la noche de su penar
Y aunque solo sabe por su ADELE soñar
Se parte su corazón al saber que nunca la podrá AMAR,
Que solo es la más bella de sus quimeras
Aunque una noche cualquiera
Le quitara vida esta pena tan profunda
Y antes que su cuerpo entre las arenas se hunda
Gritara fuerte por última vez su nombre ADELE
Se quemara por el fuego de su pasión
Se volverán cenizas sus huesos
Pero tú nombre por siempre
Quedará escrito en mi PIEL.

Mario Anónimo.
leer más   
5
1comentarios 60 lecturas prosapoetica karma: 69

Voy rumbo

Voy rumbo a una calle
sin nombre
siguiendo los pensamiento
más sensibles de lo que no soy yo

Siguiendo la brisa de la nostalgia que choca contra mi nuca
mientras siento la tierra melancólica y el palpitar de la luna.

mi cabeza se resiste como un ajedrez en juego
mis piernas son dos números que frenan

mi sexo un caballo sin celo

pero mi alma un volcán en celo
que me hace dar un paso tras otro.

La calle me da la bienvenida
me invita a dejarme llevar
por su sonrisa,
por la nostalgia,
por el misterio
por la miseria.

"¡Bienvenido seas
a la calle de la vida!"

dice un letrero,
pero no le creo.

La razón no me lo permite.
pero mi cuerpo se avienta
y se vuelve un naufrago
que naufraga, pero
que se siente en su casa.

Un vagabundo que vuelve
su techo el cielo,
y el suelo su almohada

Alejandro Guadarrama
leer más   
12
2comentarios 81 lecturas versolibre karma: 89

Deja Vu

Que odias la injusticia, piensas
mientras probando tu café,
clavas la mirada en el desconsuelo
de un alma desconocida.
-como nosotros ahora-

De repente,
tropiezas en sus ojos, con la memoria
de mis tristezas de ti
y reconociéndote juez y verdugo,
giras la cabeza fingiendo indiferencia.
-como aquella tarde conmigo-

¡Dos más de azucar señorita!
pides volviendo, melancólico,
a tu café, ahora amargo y frio.
-como tu vida sin mi-


-De la serie Bitácora de un viaje hacia ninguna parte
11
2comentarios 103 lecturas versolibre karma: 89

Soneto al viento

Viento sagrado que acaricias mi alma,
que triste y melancólica se encuentra,
pues el dolor por amor se concentra,
en un gran vacío que nada calma.

Dame suave caricia con tu palma,
socorre al penoso ser que se adentra,
a la noche sin luna que se encuentra,
en lo más profundo de mi rota alma.

Alegre viento de sedosa brisa,
ayuda a mi ser a salir avante,
y dejar de olvidar lo que es la risa.

Con tu ayuda sé que saldré triunfante,
mas te necesito ¡oh viento! deprisa,
para curar mi corazón penante.
13
4comentarios 73 lecturas versoclasico karma: 92
« anterior123458