Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 359, tiempo total: 0.019 segundos rss2

La Soledad

La soledad naufraga en su oleaje taciturno
cuando la embarcación ignora la placidez innata
que como cargamento de tono nada iracundo
lleva oronda, como la leche toda su nata.

Ella, siendo nada egoísta,
en cualquier momento sin tono ni voz
como gran patriarca nos regala su visita
y ya es cosa nuestra, si bien la aceptamos… o no.

Yo te digo, aprende a conocerla,
aunque su nombre no lo dice, ella compañía te hace,
y veras que entonces, querrás envolverla
porque si esto es, entonces el bien te nace.

Ella te enseña a meditar,
suceso gran que debes agradecer,
porque con el consigues encontrar
la forma aquella de mirar el reverdecer.

La soledad es aquella compañía
que para algunos incomprensible se torna
ya que de ella, lo que acepta es la melancolía
sin ver las virtudes que a esta adornan.

Gran descubrimiento hacemos de este inmenso favor
que nos hace aquel Infinito
al que nosotros llamamos Creador
cuando alcanzamos a verla como un don bendito.

Soledad, bendita toda ella,
que nos permite en su irónica compañía
develar sentimientos, como la noche descubriendo una estrella
que nos esconde su presencia durante el día.

Soledad, glorioso acontecimiento
que disfrutarlo todos debemos ya,
porque ella descubriendo nuestro tormento
nuestra vida de triste gozo arrollará.

En la turbulencia de tus apacibles aguas,
yo te digo: “Soledad inmensa, inmensa Soledad
que ante tu lluviosa presencia, me alejo de aquel paraguas,
porque tu orden es: Vuestros corazones arrebolad!

Rafa Puello
Barranquilla-Colombia.
leer más   
6
4comentarios 37 lecturas versoclasico karma: 82

Primogénito

Voy contracorriente porque nací odiando
y me convertí en una desgraciada
tras un segundo nacimiento
en un deseo que sólo es de uno.

Y hace diez años
morí de una puñalada
entre el llanto
y la melancolía.

Y me desterraron
porque ya no alcanzaba
pero yo me aferré
a los alcohólicos.

Aún así
me suicide en un abrazo
en el rechazo
del vientre que ya no me amaba.

Sonreí
declarando
mi partida.
leer más   
5
2comentarios 35 lecturas versolibre karma: 71

Silence

¿Y a que le temes?
dejé a un lado los sin sabores que había tenido en el día,
extrañaba el olor a café de las tardes y esa serena brisa de recuerdos.
A mis oídos llegaban las serenatas de la melancolía,
mi otro yo hurgaba entre los pedazos de mi alma y pegaba a golpes las palabras de auxilio que exclamaba mi silencio.
Mis dedos tocaban el desvanecido azul del cielo y despejaba el gris de mis ojos...
Le temía al abandono y fui la primera en marchame.
leer más   
4
2comentarios 68 lecturas relato karma: 50

Melancolía

Me levanto, todo esta frío
El viento a través de mi ventana susurra
Me pregunta, ¿ donde esta?
No le respondo

El alma se me parte, se me cae a pedazos
Veo a través de mi ventana
Una cuidad bulliciosa, concurrida
Pero vacía

Tu recuerdo me quita el aire
Me siento oprimido
Me pregunto, ¿donde estas?
Y si sentirás lo mismo.
leer más   
5
4comentarios 44 lecturas prosapoetica karma: 63

Insomnio

El amor es un sueño
pero tengo insomnio,
obligándome a ver
eternamente la noche.

A veces me pregunto
si tú también estas despierto
si tú también escuchas ese ruido
que se mantiene como un dolor de cabeza.

Insomnio sin censura
Insomnio sin belleza
Insomnio sin quien.

Negando por años
sangrando en minutos
heridas viajeras.

Nada teatral
sólo una extraña rutina
que desespera
y llega a los huesos.

Y sigo pensando
que mis ecos tienen destino,
y que este cuchillo
se quedará sin filo,

Sin filo.
13
7comentarios 76 lecturas versolibre karma: 111

Y aún

Te he buscando
en el mismo fondo
de un vaso vacío donde
un día hubo vino;
en los ríos secos
donde tu agua dejó surcos.
en las calles solitarias
donde no acaba de irse
tu recuerdo.
Te busco amado mío,
el más amado,
en las olas de un mar
que se lleva de golpe
la huella de tu pie sobre
la arena. Busco tu rostro
en caminos que no van
a alguna parte.
Te veo en poemas sombríos
donde no se da sepultura
a amores no olvidados,
me desgarran por dentro
y lloro una lágrima que
no logra caer de mis ojos.
Te veo en la luna celestina
que escucha mi lamento
y sabe mis secretos.
De mi día,
tu nombre es mantra,
de mi noche,
la fantasía de mi sueños.
Y así voy,
de la mano de tu lado
abrazandome al vacío,
repleto de tu recuerdo.
leer más   
20
11comentarios 80 lecturas versolibre karma: 112

Estridente

En el fondo del pasillo,
si escuchas atentamente,
oirás latir un corazón
como un relámpago.

Con el estruendoso fulgor
recorriendo sus arterias,
ansiando ser acariciado
por las manos del alba.

Oirás rugir a la inmensa
melancolía atravesada
por un rayo de luz.

Verás el perfecto hueco
de la bala en ese cráneo,
y los gemidos del demonio
en una caja musical.

En el fondo del pasillo,
si escuchas atentamente,
oirás tu respiración
y un vacío estridente.
11
3comentarios 43 lecturas versolibre karma: 104

Sinestesia sin anestesia

De un verde chillón
eran las motas de sus ojos,
que gritaban como locos
la ironía del adiós.

El marrón pedía perdón
por ser pasto de reflejos,
quienes aún hacían más bellos
a matices sin razón.

Acaricio la emoción
recordando los destellos
que se esbozan en el lienzo
de sus ojos, con amor.

Su pupila, con fervor,
husmeaba en mis recuerdos
que callaron como puercos
la alegría del perdón.

Y por ello se marchó,
y caló en mi corazón
que tuvo un acto reflejo
y mi vista enmudeció.
leer más   
19
5comentarios 97 lecturas versoclasico karma: 94

In Memoriam

Ha pasado tanto tiempo,
tantas noches, tantos días.
Junto a la melancolía
conversamos otra vez.

Quiero hablarte sobre el clima
sobre el paso de los años,
como desde tu partida
nada ha sido lo que fue.

Los recuerdos en el viento
con fragancia de tristeza
se convierten en quimeras
de otro frío atardecer.

Caen lágrimas de la lluvia
donde hay dos niños jugando
el que quise ser de antaño
y el que nunca más seré.

Remolino de recuerdos,
sentimientos de impotencia,
de pensarte de momentos
sin poder volverte a ver.

Y esta atmósfera tan densa
cargada de mil preguntas
donde espero mil respuestas,
esas que nunca tendré.

Los consejos que me diste
y también los que faltaron
recordar intento en vano
se fundieron en ayer.

Extrañando tu ocurrencia,
los días de pesca robados,
todo el tiempo que pasamos
y aquel que no pudo ser.

La neblina del pasado
va borrando tu silueta
y solo tu eco resuena
cuando pierdo lucidez.

En medio de la amargura
maldiciones mil pululan
en mi mente, y se derrumba,
no acepta esta realidad.

Pero...

En mis noches mas oscuras
aun tiene brillo la luna
que al oído me susurra
que en mi mente vivo estás.
19
10comentarios 63 lecturas versoclasico karma: 128

La tierra entierra las lágrimas

Nadie mientras llueve se pone a llorar,
estaría nublado el arco iris; la lluvia es la casa del corazón,
paredes transparentes; fino hielo desnudo

No hay ningún poder en la tristeza de las palabras paradas;
poder de la lluvia, que hace barro con las lágrimas enterradas

No hay ningún sacrificio que de razón a la historia,
cuando se va y no hace milagros; se va para muchos años,
y nos deja atrapados en sus dunas

Nadie mientras llueve raya el sol desesperado; alguien se llevaría el arco iris, atravesando con él la piel del cielo

Telas de colores que las puertas de la felicidad cubren

Nadie oye los cánticos de las sirenas, cuando las sirenas están aquí, vigilando el agua; dicha de amores dormidos en las primeras rocas de la playa

No hay montañas tan altas, que la pesada carga de la melancolía no aplaste; sin decir te quiero, los payasos no reirán

Ni un solo día más, el cine empezará

Nadie mientras llueve se pone a llorar, porque llorar impide salir al sol; espada de un ángel que del edén nos expulsó.

Fuego que mata al agua; destierro que da la sed. Dejemos de llorar. Creced.


E. A. N
leer más   
5
2comentarios 53 lecturas prosapoetica karma: 62

sin aliento

no puedo cerrar la puerta
el pájaro azul sigue ahí
silbando canciones melódicas
suaves,
tan tiernas
como la cabeza reposando en el pecho que suspira

me tapo los oídos
no puedo
no quiero
no debo

-pero mujer, vive, vive de nuevo-

cómo
si no hay pecho que acoja mis palabras
cómo
si no hay un alma que sueñe
que podemos volar

tengo un peso frío
en un rincón
caja torácica agrietada;
se escapa el humo blanco
se quiebra la columna
corazón lleno,
alma vacía
tus ojos inventaron mi melancolía;
verso impreciso
mutilado
arrancado, echado al viento
caído
desgarrado
muerto

reinando el silencio
cada vez que pienso
que siento
ahí,

ahí...
latido
lágrima
latido
palabra
latido
invento
latido
mentira
latido
miedo

latido
perdido
entre tus poemas
y una viuda Primavera
sin aliento
21
24comentarios 130 lecturas versolibre karma: 130

Bolaño

BOLAÑO POEMA EN HONOR A ROBERTO BOLAÑO ESCRITOR Y POETA CHILENO
En Honor a Roberto Bolaño 1953-2003

Entra Roberto con un cigarrillo en los labios
a aquel bar perdido en lo más oscuro del planeta
sentados en una mesa alejados de todos
están los perros románticos conversando.
Los detectives perdidos estabán también en aquel bar
en otra mesa alejada de los perros románticos
Roberto entró como uno de los grandes entre los grandes
así delgado como lo ve y moribudo
este señor es sin duda alguna uno de los grandes poetas,
dijo su amigo de muchos años Mario Santiago Papasquiaro.
Roberto con un humor un poco torcido
le dió un fuerte abrazo a su amigo
y a todos los allí presentes invito a beber un trago en su honor.
Yo soy un chileno maldito
un hombre de carne y hueso con defectos y virtudes
un moribundo sin tiempo
un fantasmas, un poeta, un escritor sin recuerdos
que hoy esta aquí presente entre ustedes
para tomar, fumar y pasarla bien
en los últimos momentos que me queda en esta tierra maldita.
¿Pero que dicés poeta?
Sí tú ya estás muerto al igual que todos los que aquí estamos contigo
esto que hoy tienes frente a ti no es más que un sueño
o ¿quizás? una pesadilla surrealista o infrarrealista depende como lo quieras ver.
¡Qué ostia!
puta, no puedo creerlo
que mala suerte me he muerto dejando incluso mi legado.
Lo importante es que mis hijos
mis adorados hijos
tuvieron la dicha de recibir como testamento
mi poesía, narrativa y sobre todo lo más importante: Mi amor y mis libros.
Los detectives salvajes se rién en silencio
el gaucho insufrible está más insufrible que nunca
los perros románticos observan a su amigo
con tristeza y melancolía.
Año 2666
el mundo esta al revés
nada es como solía ser
ya no existe mundo solo tinieblas y dolor
oscuridad y tristeza
unos cuantos libros que sobrevivieron al tiempo
pero ya nadie los lee, ni parece importarle su presencia.
Bolaño despierta asustado
sudoroso y cansado
sabe que ha llegado el fin
esta listo para viajar a la Universidad Desconocida
esa que se encuentra en un lugar mágico
en un lugar irreal
en un lugar fuera de este mundo.
Roberto amigo
de tu muerte ya han pasado muchos años
ahora todos te idolatrán
pero antés nadie te conocía.
¡Qué ironías da la vida!

Autor: Robert Allen Goodrich Valderrama
Panamá
Derechos Reservados
6
sin comentarios 45 lecturas versolibre karma: 79

Otoño ~ Serie Estaciones (con @AljndroPoetry,@Transmisor_d_Sinestesias & @MiguelAdame )

Otoño de dolor que regresa al punto de partida
como pájaro que sueña con un cielo limpio
para volar suelto y libre sin encontrar a un adversario,
así es mi penuria que se marchita con cada hoja que caer en el ocre de un olvido.

Flores orgullosas que se despiden sin recelo
primavera rosa que huyó con el azul más celeste
se fue el otoño de peras y de un calor humeante
extraño las lluvias de un amor que ya no vuela con el viento y las mareas.

Vuelan las hojas doradas
entre brisas de nostalgia
cada una trae la magia
de vivencias agotadas
añoranzas desgastadas
melancolía, mil copas
vistiendo áureas sus ropas
se queda entre tus pupilas
mientras al recuerdo esquilas
y entre sus lanas te arropas

Mil hojas oro
cada una es un recuerdo
caen tan lento

Yo sé de otoños
que con su alma de ocre hoja
son vientos de añoranza.
Sé de hojas tristes
mancilladas y heridas
que anhelan su árbol cálido.

Las golondrinas
sollozan al partir
a destino extranjero.
Y mi alma llora
tu éxodo, tu abandono;
dulce amor de mi vida.

Se viste mi alma de plumas
de hojas de colores
es un ganso volando
a tierras menos frías.

Se eleva en círculos alto
llegado a este punto
la vida parece diminuta
y vasta al mismo tiempo.

La vida se vuelve horizonte
curvo, arco tensado.
chilla los gansos.

Vuelan
en mil hojas de oro
en el ocre de un olvido
vuelan en busca
del dulce amor de la vida.


Mesa compartida
Serie Estaciones
Otoño

@AljndroPoetry
@Alex_richter-boix
@Transmisor_d_Sinestesias
&
@MiguelAdame

Mezcla de verso libre y Sedoka

2018-abril-26
leer más   
20
48comentarios 199 lecturas colaboracion karma: 111

Nostalgia de papel

Podría llamar nostalgia
a la horma que se instala en mi pecho
y da forma a un treinta y seis
de firmeza en la pisada.
Sería, también, la humedad de unos ojos
en pretérito imperfecto,
que decían, cuando no supe entenderlo,
que no iban a mirar de otra manera.
Una pena simulada y, sobre todo,
sola habitante en mi cuerpo de teatro,
abierto siempre a la función que interpretaban
dos siluetas, una noche de verano.

Una verdad contada de mentira.
Eso era la tristeza de no verte.
Ocultar melancolía
o pedirte que no vuelvas
deseando, intensamente, que lo hicieras
como una mujer sedienta
que desprecia agua fresca en la fuente,
fuente única en la tierra.

Odiarte.
Un odio que, de puro liviano,
provoque risa en lugar de rabia.
Que todos pensaran que no deseo verte,
que arrinconé tu recuerdo en una esquina
del olvido
y parezca, realmente, que pasé
de una vez, todas las páginas;
que echaba de menos… no a ti,
al vintage de añoranza que nos une,
todavía.

Podría llamar nostalgia
al papel que desempeñan mis versos,
recordando tu sonrisa despeinada,
el escudo de tu mano delatando timidez
a la hora de reírte,
o el brillo de esa mirada rijosa
en momentos que no volverán a mirarte.
Reconozco que es demasiado atrevido
afirmarlo, expresar que te sigo esperando
como agua de mayo,
a la sombra de estas letras,
mientras duerme el reloj sobre mi hombro.
20
16comentarios 113 lecturas versolibre karma: 118

El último romántico

Mi alma sonríe al buscarte,
en noches ebrias durmiendo
sobre tu pecho.
Un sueño buscado, quizás predestinado,
cruzó en mi camino tu figura de niña.
Niña de divina sonrisa y moreno pelo.
Quisiera amarte, perderme en tu mirada
y dejar atrás este doloroso hastío.
que entristece mis días al recordarte, querida.
Solamente la muerte puede dejarte en el olvido,
pues el tiempo despierta mi melancolía.
Si he de hacerlo algún día, no quisiera una cripta,
ni recuerdos como a cualquier poeta.
Solamente tu trascendencia a la eternidad, con una sonrisa.
leer más   
3
2comentarios 44 lecturas versolibre karma: 56

Antología poética de una neurótica

Soy una mujer etérea que vuela de vez en cuando, se oculta bajo la caverna de un vestido elegante. Me gusta la calma y tranquilidad, pero a veces el ruido esta en mi cabeza. Hay una voz que me habla ¿Será mi consciencia? O estoy loca.



Melancolía

1.
El inconmensurable silencio de la noche perturba mi sueño,
La perenne somnolencia ataca mi cuerpo,
¿Dónde estoy?
Un suspiro eterno se escucha en la habitación,
Mis manos sudan, pero no hay temor,
¡Soy un ser melancólico!
¿Todo está en mi cabeza?
De repente me encuentro en ataraxia,
¡Bienvenido!
¿Quién eres?
Yo soy tu.

2.
En aquel lugar de los sueños…
Una pequeña pluma se balanceaba de un lado para otro…
El viento la arrastró sublimemente…
Las partículas de luz se dibujaron en el mapa…
El mapa de la vida…
Con el tiempo sus fibras se hilacharon…
La plumita no pudo volar más.

3.
Anochece y la indeleble marca del deseo me permite otro vuelo al pasado,
Un suspiro etéreo se escucha en algún lado,
¿Quién es?
La habitación se llena de luz inefablemente,
Al parecer ya salió la luna,
El escalofrió que parecía eterno desaparece,
La melancolía aún persiste.

4.
En medio de la melancolía,
Un chillido me llama,
¿De dónde procede?
Emerge de una nube,
¡Debo atender el llamado!
Creo que es el cosmos de mi mente,
Me requieren.

5.
Esta noche no me esperes,
¡Ya todo se acabó!
Me gusta lo sublime pero fugaz ,
¿Por qué lloras?
Susurro….
¡Soy como la libertad!
Anhelada por todos pero una utopía,
Voy a ser la utopía de tu recuerdo.



6.
Un alma en pena soy,
Aún no he pagado la condena,
¿En cuántas vidas he fallado?
¿Si son mis manos?
O solo es un recuerdo,
¿Si son mis memorias?
O hacen parte del castigo.

7.
La luna se fue…
Todos se van,
El sol se fue con ella…
Un leve aroma a café
Me invita a soñar
¡No sufras más!
Siempre hay solución,
Te esperamos al otro lado del umbral,
Donde los sueños persisten y la eternidad abraza.

8.
Quiero mudarme de planeta,
Donde las personas no me estorben,
Quiero mudarme de planeta,
Donde el ruido no perturbe mis oídos,
¿Este es mi planeta?
Quiero mudarme de planeta,
A uno más verde y sano,
¿Dónde está ese planeta?
Más allá del cosmos
Junto al silencio y la utopía.

9.
Si me llaman no estoy.
Voy volando…
Sobre la tierra donde el mañana huele a limón,
Allí no hay dolor ni abismos.
Sus prados son de color verde intenso,
Sus mares tienen los peces más sublimes,
La maldad solo existe en sus pesadillas.

10.
Quiero morir…
Antes que se extinga el último animal,
Aquellos monstruos humanos no tienen compasión
¡Que sigan viviendo en su zurullo!
Ojala algún día se haga justicia.



11.
No encuentro amor en mis palabras,
La mirada llena de mierda
Los suspiros vacíos
El silencio dormido
¿Hay alguien allí?
¿Alguien para mí?
el nocturno preludio de su vida
La cama vacía
La nevera llena
una cosa lleva a la otra

12.
Recuerdo las caricias que me diste un día…
La punzada en el alma es cada vez más fuerte…
¿Qué paso?
¿A dónde van los besos eternos? Marcados por la noche sofocante
La ansiedad me invita al vacío…
Hago catarsis y la melancolía me invita a dormir eternamente.

13.
Hay un lugar donde la llama no se apaga,
¿Allí puedo volar?
¡Mis ansias no aguardan!
¿Puedo hacer arder este mundo?
¡No!
Debes vivir en desgracia,
Pronto renacerás como el fénix
¿Cuándo es hora de renacer?
Cuando las ansias se calmen,
Los sueños aterricen,
y…
¡El corazón deje de latir!


Erotismo

14.

Con una mirada penetré la tuya…
Huelo la dulzura de tu ser a kilómetros…
Su cuerpo es un fugaz manjar…
¿Puedo tocarte?
Quiero que me fatigues con tu perenne majestuosidad…
¿Podemos mezclar humedades?
¡Aquí estoy!
Danzaré en tu cuerpo para que no me olvides…
Solo si quieres.

15.

Un impulso me domina. Aproximo mis manos a su cintura,
¿Puedo hacer el amor con la silueta?
Necesito una mirada, no la encuentro. Solo es una silueta.
Quiero más, un movimiento delicado pero placentero,
Una piel ardiente pero suave,
Un erotismo sincero.


16.

Estoy parada a dos pasos de tu cama,

Un calor me invade,

¿Cuánto demoraría mi boca en rozar la tuya?

Mi piel te desea, Mi mente te desnuda,

Quiero caer en el abismo de tu sexo,

Imagino mi lengua recorriendo tus piernas,

Escucho un susurro de la luna,

¡Vete ya!, la efervescencia desaparece

Salgo de la habitación con tu imagen tatuada en mi recuerdo.


17.
En medio de la noche puedo ver tus sueños.
En medio del sudor, puedo oler tu piel.
Tus labios carnosos recorren mi cuerpo.
La luminiscencia deja perpleja la habitación.
¿Puedo verter tus ansias?

Amanezco tendida a tu cuerpo
Eres mi océano de pasión.

18.

Una mano recorre tu cuerpo…
Una mano acaricia tus labios…
La pasión brota de nuestra piel.
Escucho un leve gemido,
Se vuelve melodía para mis oídos
Lentamente bajo mis manos por tu espalda…
Toco suavemente tu parte más carnosa
¡Me gusta!
¡Te gusta!

19.

Me provoca arrancarte la ropa,
Pasar suavemente mi lengua por tu cuerpo,
Huelo tu miedo,
¿Puedo?
Quiero que nuestros cuerpos se fusionen,
Juntar tus pensamientos con los míos,
Y quedarnos así por la eternidad,
Para que ya no lamentemos la soledad y el vacío
De nuestras almas en pena.

20.

Quiero desfilar en tus curvas,
Dominar tus sentidos…
Mis labios arden.
Tu cuerpo está tan frio
Podemos fusionarnos con la noche,
Arrojémonos al abismo,
Allí nadie nos encontrará,
Y en silencio gemiremos hasta el cansancio.



21.

Me gusta cuando te jalo lentamente por el cabello,
Eres una diosa,
Quiero subir nuevamente a tu trono
Y hacerte mía por unas cuantas horas.
Eres como una cereza,
Pequeña pero dulce,
Pequeña pero sabrosa,
Si me miras me derrito,
Si me tocas suspiro,
Haz temblar nuevamente mi mundo.

22.

Me gusta el sexo en las mañanas,
Puedo verte como realmente eres,
Sin adornos ni maquillaje,
Eres humana,
Llena de imperfecciones.
En tus ojos puedo ver el océano
En tu cuerpo la dulzura de las frutas.

23.

Me declaro una víctima de vos,
Con tu aliento caigo en el deseo…
Con tus manos caigo en el pecado…
Tu pelo se desliza por mi cuerpo.
Nuestros cuerpos se combinan y luego te vas….
Soy una víctima de tu sexo.




24.

Dejarme rastros de saliva en esta mi piel esta seca y agrietada por el dolor…
Sofócame con tus ansias y derrite me con tu mirar…
Mientras ardemos en pasión repite mi nombre más de cien veces para que no se borre nunca de tu ser.


25.

Quiero sentir tu piel...
Dormir en el Crepúsculo de tu pecho...
Mis manos buscan piel
¿Dónde te encuentro?
Tu sudor huele a campo
Tus ojos me incitan a lo perverso
Si me permites puedo continuar....

26.

En la lejanía mi mente te desnuda
Tienes un olor embriagante!
Eres un mundo de claveles rojos.
Fruta dulce…
Me gusta tu cuerpo, me gusta tu alma
Tu piel es un sendero de caricias…
1...2...3 lunares
¿Puedo seguir contando?
No tengo mucho para ofrecer…
¡Puedo regalarte mis mañanas!
17.
Un beso marcado por el deseo…
Un momento incandescente, inefable
Tu boca suave y dulce,
Vuelo…vuelo…vuelo
Me aproximo a tu alma…
¡Estoy en limerencia!
Me gusta tu elocuencia
Este sentimiento inmarcesible
¿Tendrá un desenlace?

27.

Hoy sentí tu mirada penetrante en medio de la oquedad
Los olores llenaron mi habitación
Peregrino rápidamente a aquel día…
Su seductor cuerpo parecía una galaxia…
Delgada silueta que te acompaña y luego se desviste ante mí ser
Tus manos ardientes me llevaron al infinito
¡No dejo de suspirar!

28.

Quiero sentir tu piel…
Dormir en el crepúsculo de tu pecho.
Mis manos buscan piel
¿Dónde te encuentro?
Tu sudor huele a campo
Tus ojos me incitan a lo perverso
Si me permites puedo continuar…

29.

Déjame rastros de tu saliva en mi piel que esta seca y agrietada por el dolor.
Sofócame con tus ansias y derríteme con tu mirar.
Mientras ardemos en pasión repite mi nombre más de cien veces para que no se borre nunca de tu ser.
En mi boca puedes sembrar el deseo,
Cultivaremos sueños y en la penumbra del olvido volaremos.

30.

Aquella piel sin sombra era un sendero de pasión
Las mariposas revoloteaban en la alfombra
Compartíamos la habitación con dos cadáveres sin rostro
Huele a sangre....
Huele a humedad...
Ese momento inmarcesible en medio de la muerte
Nos lleva a un laberinto sin salida
dos almas unidad por el sexo
Dos almas unidas por la adversidad


Poemario: Tatiana Lopera



Dibujo: Ludwing Escandon
leer más   
15
6comentarios 107 lecturas versolibre karma: 106

El estante vacío

Letras vivas bajo un libro invisible
poetas caídos en el ocaso del tiempo
anónimas palabras víctimas
de un vulgar error que tuvo éxito.

La melancolía no tiene precio
ingenuo es el dolor en un mundo arribista
holocausto del tiempo entre pliegues perdidos
que intentan ser discretos.

Toda mi vida a girado
en recibir escombros de otras épocas
milagros estéticos de un pasado perdido
por los secretos que no soportaron seguir vivos.

Mi precio es vivir con los errores de otros
contar las líneas de un mundo frenético
que nunca se detiene a observar una flor.

Los poetas no tenemos estatuas
somos estantes vacíos en un infinito que olvida
construirse en gritos agudos
de un sentimiento que nunca será mentira.

Miguel Adame V.
El Mute
18/04/2018.
11
6comentarios 242 lecturas versolibre karma: 97

Alguien llamada Hortensia(Con nombre de Flor)

Perdona si te hago canción
y te canto en todas las lengua conocidas
si te escribo con la tinta imborrable
de un secreto nunca comentado
perdona si te pienso en voz alta
si recurro a ti
en las horas más tristes
para hacerte melancolía
perdona si te escucho como canto se sirena
y voy a tu encuentro para contarte un beso
perdona si te hago lluvía y me mojo hasta el alma
con tus gotas.
perdona si te hago poesia y publico tu nombre
en el borde del cielo
perdona si te leo con los ojos profundos y en cada verso
se hace rima la tierra y el mar
perdona si no te digo más es que a veces
se me agotan las palabras.
leer más   
12
6comentarios 53 lecturas versolibre karma: 116

Continuo y permanente

Tengo en mi pecho
un espacio vacío
en el que guardo
todos mis silencios,
ese espacio sin tiempo
en que inexorablemente
se esfuman los recuerdos
en un mar de melancolías
y de imperturbable serenidad,
donde nada es esporádico,
todo es continuo y permanente...


Una ataraxia acendrada en el alma
como un manto de auroras
a la luz de cada amanecer,
inmarcesible como el mismo alba
que con su incandescencia
parece penetrar
en lo más profundo de mi sentir,
en ese inexorable tiempo que transcurre
como sutil limerencia que no me deja vivir,
mientras el melifluo estridular de las chicharras
se oye etéreo y distante, muy lejos de mí.
leer más   
10
3comentarios 68 lecturas versolibre karma: 112

Ósculos sin dueño

Se amontonan las palabras
en este estanque cerebral.
Viajan a la deriva
sin remo ni timón.
¡Quisiera contarte tantas cosas!

Adolezco de melancolía crónica.
Ya me dijeron que no tiene cura.

Veo una flor marchita
sobre un lecho de hierba seca.
Un pájaro de trino mudo
y un aroma de rosas muertas.
La mañana se viste de ocaso,
y la noche de agujero negro.

Tengo una cicatriz en la mano
y una herida en los ojos.
Sólo veo lo que el rabillo me deja,
lo demás tiene un velo oscuro.

Deposito un beso en la faz del día,
la brisa se lo lleva suave hasta tu puerta.
La aldaba lo absorbe y golpea,
un beso,
dos besos,
tres besos….

Triste cascada
de ósculos sin dueño.


Hortensia Márquez

Imagen sacada de Internet
19
14comentarios 90 lecturas versolibre karma: 108
« anterior1234518