Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 69, tiempo total: 0.004 segundos rss2

Piloto

No sabía cómo pero el tiempo se le pasaba volando.
leer más   
4
sin comentarios 18 lecturas relato karma: 78

Dormitar

Dormía con un ojo cerrado y el otro abierto. Sus sueños eran verdades a medias.
leer más   
18
2comentarios 55 lecturas relato karma: 117

Había una vez… “9” Últimos Cuentitos de error, Ironía, humor y doble sentido sin pudor…

Había una vez… “ 9”
Cuentitos de error, Ironía, humor y doble sentido sin pudor… de una pareja muy despareja que se amaban tanto que no hubo amor que pudiera aguantarlos…


Él quiere verla, se obsesiona con verla despierta o durmiendo, desnuda o vestida, y le puso cámaras por todas partes por donde nunca está, porque trabaja todo el día y llegan juntos y él le cuenta como se portó de bien, la mascotita…

Recuerdan el cuento anterior el N8 ? donde él miente y ella le cree, pero sigue mintiendo y ella ya no sabe disimular, ni mentir, y ni sonríe, ni le habla, ni lo besa, ni lo abraza, porque ahora cree que la engaña, y la casa se llenó de telarañas, y en ella se hace vestidos muy cortos y si él se queja, ella lo araña…

Se llevan tan mal por amarse tanto, por tener el mismo y los mismos gustos que se gustan ellos mismos, que se aman mirándose cada uno al espejo, que se pelean por ver quien se pone el sombrero de paja primero, pero cuando se alivian miran tv y se olvidan…

El canta tan bonito que ella cuando ve que va a la ducha, encuentra una excusa para hacer las compras, pero no es la única, todos los vecinos cierran herméticas las ventanas y hasta los gatos escapan al tejado y maúllan…

Un día dejaron de enojarse, dejaron de hablarse, dejaron de mirarse, un día dejaron Twitter, y se fueron sin mudarse…

Así terminó de historia histeria, de tantas idas y vueltas de tanto cuento ahogado en inventados y soñados mares, donde dos enamorados de reinventarse en cuentos mudos se han quedado… y sin final ni adiós se han marchado, quizás para abrir otras cuentas. Shhhhh!!! The End.

soundcloud.com/lola-bracco/habia-una-vez-9-the-end (Lola)
17
3comentarios 58 lecturas relato karma: 128

Había una vez… “ 8 ” Cuentitos de error, Ironía, humor y doble sentido sin pudor…

Había una vez… “ 8 ” Cuentitos de error, Ironía, humor y doble sentido sin pudor… de una pareja muy despareja que se aman, pero siempre se quejan, y es porque…

Él vive de fantasías donde vuela y vuela,y ella le pincha el globo para que baje a la tierra, entonces llega la cigüeña con el globo pinchado en la mano, un niño con la cara del padre llorando, y ni un pan bajo el brazo…

Y le encantan las golosinas y cuando comen nunca convidan, porque si no se muere sin chocolate, y si no respiran…

Hay días que quieren mudarse a una isla, pero no se deciden por cual, y acaban ahogándose en discusiones boca a boca hasta la última gota de… saliva, es porque viven muy lejos del mar…

Ella vive de antojos y cuando quiere quiere, aunque sea fiesta y no haya súper abierto cercano, y si quiere huevos fritos en pleno verano, lo manda a tomar sol hasta que estén para salarlos…

Se amaban y deseaban tanto, que a veces hasta babeaban de pensarse como si fueran dulces, y comían todo el día paletas o chupetines, por no olvidarse lo dulce que era amarse hasta acabarse, sin darse cuenta, con la boca empalagada y pegoteada, pero sin vergüenza…


Él le miente, le miente siempre y ella lo sabe, como sabe que no hay forma de cambiarle, entonces le cree y también le miente, y él se lo cree…

Cualquier parecido con su irrealidad, no alcanzaba la ficción, y no tenía suspenso porque iba sin ropa interior, y no era degenerado, vivía solo y hacía calor, y algunas vecinas salían seguido y disimulando a mirar por el balcón…


A él le gustan los perros y a ella los gastos, y ya no hay dinero que alcance, en su cumpleaños él regala un gato y ella grita y maúlla, y ahora está sin dinero y peleando entre y como, perros y gatos…

Pero también hay noches de brindis y festejos, cuando duermen los niños que no tienen, y se saludan desde lejos, copa en mano balcones a 20 metros, y besos por chat en excesos…

Y así fueron los cuentos, cortos y malos, aburridos y mal educados, como ellos y sus malos hábitos…

soundcloud.com/lola-bracco/habia-una-vez-cuentitos-8-1 (Lola)
17
8comentarios 84 lecturas relato karma: 149

Lluvia matinal

Afuera, la lluvia acaricia a la ciudad;
Muy apenas rosa con sus dedos su cara,
Adentro de mi, hay un niño asombrado y curioso que desde la ventana vigila cada detalle de esa lluvia matinal. Se conecta con la lluvia, tal vez por una antigua melancolía, o por una interna necesidad de sentirse detrás de la ventana de su casa materna con ese olor de café con canela.
leer más   
6
1comentarios 32 lecturas relato karma: 75

La más sabia decisión

La última jarra con agua potable, que quedaba disponible tras el apocalipsis, reposaba en la cima de un moderno rascacielos. Dos litros y medio de esperanza a la sombra, sobre una mesa de cristal y junto a un vaso vacío. En la planta baja, frente al ascensor, una veintena de jóvenes discutía enérgicamente acerca de quiénes merecían subir para tomarla y de qué manera la compartirían. Un anciano, en cambio, fue mucho más astuto. Una vez que logró estar en lo más alto, cerca del tan preciado objetivo, derramó el agua y arrojó el vaso bien lejos. Pensó: "¿De qué serviría seguir viviendo un tiempo más, o permitir que otro lo haga, en un mundo como este, donde alguien que subió rengueando, por la escalera caracol, fue el más rápido de todos?"
leer más   
4
sin comentarios 16 lecturas relato karma: 45

Había una vez… “5” Cuentitos de error, Ironía, humor y doble sentido sin pudor…

Había una vez… “5” Cuentitos de error, Ironía, humor y doble sentido sin pudor…

Hay historias o cuentos que nunca se detienen, que viajan montadas en el viento tan lejos como pueden, hasta que cruzan otro más fuerte, que les desvía el camino, y alguna tormenta que piensa que volar le ha dado sed, y empapa las hojas, y tiene que volver, por más hojas, para volver a empezar y volver, y volver, y llover y llover…

Cuando rien rien, cuando lloran lloran, pero cuando se aman todo cambia y los dos gozan y goooozan…

Tiene la lengua tan larga, que cuando se ríe se escapa, y espanta a sus sueños más tiernos, y despierta demonios que desvelan el morbo de medirle la lengua y conocer su idioma, pero el verdadero problema es cuando llora y se congestiona, y respira casi obsceno todo el tiempo por la boca, y que boca… y otra vez la lengua…

Unos dicen que se aman y otros no, ni, imaginan, pero si_no siquiera se conocen, para algunos, pero los cuentos mienten siempre y le ponen el final que les conviene, según el hambre, y si hay postre después de perdonar a las perdices…

Él le pide quiéreme y ella sin mirar le grita ámame, pero con menos ropa y más malas palabras, con muchas miradas guiando la lengua, con dedos que quieren imposibles y otras partes que se esconden haciéndose invisibles, él pide, ella gana y ninguno se queda con las ganas…

Tiene sueños que marean, hasta a el pirata más bravo, una noche cuenta cuentos de asesinas de ovejas, la siguiente hace castillos en la arena mientras baja por ascensores, y las peores historias, son esas de terror cuando sube y baja a oscuras por las escaleras, en pijama, con los residuos con pañales que apestan de los fideos, en pantuflas y alumbrándose con linterna, mientras va elucubrando otro cuenta sueño para insomnios, pero se enternece a veces e invita a participar a los minions…

Se saben mentira, de esas verdaderas que ni hablan por darse cuenta, de esas que miran y hacen la vista gorda sin ponerla a dieta hasta que rueda y rueda, y de verdades los aplasta con las lenguas afuera…

Cuando empieza a soñarlo mientras se está bañando él la espera con la toalla y ella lo encrema hasta blanquearlo, para deslizarse con los cuerpos y que no se arrugue de miedo…

El transita sin registro las esquinas de sus sueños, no repara en semáforos, porque les guiña cualquier ojo, porque coquetea con descaro y la luz roja le cede el paso…

Así son los cuentos malos, mal escritos y contados, cortos por pasar el rato, sin buen humor ni sentido, pero con un poco de descaro, así son y me despido…

soundcloud.com/lola-bracco/habia-una-vez-5-cuentitos (Lola)
16
9comentarios 101 lecturas relato karma: 119

Había una vez… “4” Cuentitos de error, Ironía, humor y doble sentido sin pudor…

Había una vez… “4” Cuentitos de error, Ironía, humor y doble sentido sin pudor…

Y Como escribir a quien no te lee, pero te espía despierto, y te envía a sus sueños con ronquidos entreabiertos…? Como escribir esos sueños que se escurren desde el alma y te olvidas despierto…? Yo escribo, aquí empiezo, porque sin cuento no hay sueños y si no te sueño hasta el desvelo se me escapa entre los dedos, si no le digo que te quiero…

Él la extraña, sí, eso dice, pero nunca aclara a quien de cual, y mientras aclara siempre oscurece, y cuando oscurece ya no ve y se van sin decir, a quien, a quien extraña, él…

A veces cuentan que pasea por la nubes, esas sin lluvia, donde sueña y escribe, donde llega volando a cualquier planeta, donde a veces se queda contándole a un gato dibujado en garabato, porque sólo él lo escucha cuando sólo se escapa por los tejados para llegar a esa nube de algodones, y como polizón el gato mudo se esconde…

Quiere escribir a mi altura, porque está tan arriba que me ve pequeña y yo gigante, pero lo grave entre en Norte y el Sur, y entre mirar desde arriba para abajo y al revés, es que él quiere escribir a mi altura y yo le pongo tacos, y sigo quedando abajo…

Yo quiero soñar, pero cierro los ojos y hay espinas y no ovejas, y pinchan y pinchan entre las piernas, aunque pienso en el corral, y
sueño con una escuela, y son fideos en el colador con ganas de manteca porque la salsa salpica los sueños y los mancha, y ya con hambre y picones, rechinan las tripas, y las ovejas nunca llegan, y me doy por vencida entonces me duermo…

Pero volviendo a los sueños, esos que quieren cuento y hacen puchero que no se come, porque es de trompa con labios, porque tiene el libro abierto en la historia favorita, esa que yo le leo y le cambio siempre los nombres y a veces el final, donde la rana no es princesa y el príncipe con el beso se vuelve sapo y se van croando bajo, porque no saben silbar…


Y un día llega en el verano y descalzos por la arena uno deja la huella y la ella muy coqueta pierde en un paso una chancleta, queda saltando en un pie y perdiendo el equilibrio vuelan sombrilla y anteojos, aterriza en la orilla pero aún conserva desencajada la otra preciosa chancleta…

Y siguiendo con los sueños, con los sueños de verano, de el verano del norte, yo me abrazo a mi oso, ese grande de peluche, y nos contamos un cuento, mientras nos vamos durmiendo, y aunque alguno no me crea, a veces lo sacudo un poco, para que me deje dormir, para que no arronque más soñando con su coche…
Y hablando de sueños, de noches, sapos y fideos…

Esta noche te cubriré de libros, hasta libros de recetas, de historias incompletas y algunos muy viejos, con hojas tristes arrancadas, con las que se secaron lágrimas que borraron el final, y con la sal de las lágrimas con que cocinaron un pollo, pero sin papas, porque ellos estaban en su cama durmiendo para trabajar mañana. Y yo solo llevaré los libros para encontrar juntos la fórmula de cocinar un Cuentohistoria con perdices felices, porque no se las comieron y en el bosque hicieron su casita para acabar sus días juntos hasta que las llamen en otra vida para nuevos cuentos.

A veces, se para a la orilla de la noche, ahí justo donde se mojan hasta los pies los sueños, de la emoción mientras la espera, del frío del rocío, de esperar y esperar tanto, y dormido no vio ningún cartel que dijera por aquí el Toilette o por allí el cuarto de baño…


El verano y el invierno los había vestido y desnudado tantas veces que marcaron a la ropa y usan bikini y malla en invierno, y en verano pasean sus mejores Sweaters, y no se enferman, y no transpiran, porque viven de los sueños que roban por las noches y amanecen con el clima en otro cuerpo…

Y siempre lo mismo y nunca cambia, que corre para un lado, que sigue la pelota para el otro, y el tiempo se le escapa a veces sin sueños, cuando afloja los dedos y se le caen los minutos robados, uno x uno al suelo…

Pero los levanta cada día mientras corre de ida y marcha de vuelta, y va dejando rastros sueltos para atar nuevos cuentos… con un The pero sin End (porque aún busca en google que quiere traducir)… Shhhhh

soundcloud.com/lola-bracco/habia-una-vez-cuentitos-4

14
6comentarios 101 lecturas relato karma: 129

Había una vez… “2” Cuentitos de horror y humor, sin pudor…

Había una vez… “2” Cuentitos de horror y humor, sin pudor…
Viviendo en los sueños…


Que sean felices y amados, nunca robados, nunca con finales de olvido, siempre aunque aburran repetidos hasta que los acabe un beso en la frente al final.

Y más personas que sin mundo se tomen las manos, se amen humanos, se acepten defectos, se amen sin promesas, desde celdas lejanas, entre condenas y presos, esperando otros tiempos mejores que estos, para amarse tras la misma reja, felices en un cuento sin perdices, ni finales y siempre puntos suspensivos…

Te Amo tanto que mi alma tiene cadena perpetua por culpa de la sangre de tus venas, que cuando no cantas me desvela porque arde y arde sin acabarse la vela…

Y sabes, que No hay borrón y cuenta nueva que te esconda, porque siempre te encuentro dando vueltas, sin decir nuestros nombres, y ahora dejas el silencio y hablas dormido, mientras yo sin cuento hago que te olvido pero no, no puedo, lo tengo por mi misma prohibido…


Vamos por las noches con cosquillas para que no falten las risas y con los ojos cerrados por los sueños, aunque acabemos en el suelo por no ver desnudos a donde vamos…


Había una vez un pequeño inquieto que visitaba a sus sueños siempre despierto, les cantaba en vivo hasta morir en su pecho, de nube en nube, de cuento en cuento, y sin cansarse, porque estaba casado volvía temprano a cambiar pañales, con la cola de diablo entre las piernas y las piernas cansadas, con el corazón lleno de amor para su enamorada, con la corona de Ángel un poco sucia y desgastada de tantos

saltos en la vía pública, culpa del smog de los humos, de las venus desnudas que calentaban motores en primavera y no dejaban diablos callados sin hacerlos goce…Había una vez, si, pero me salte las partes donde yo me crucé en su nube, y me caí… Por eso le empecé a escribir…

Una noche hicimos castillos de arena, armados de correrla mientras nos amamos, y con suspiros les hacemos las ventanas las torres y las puertas, para luego meternos, y quedarnos escondidos del mundo, Bien adentro…


Te beso las entrañas, porque ellas, en su espacio interior me extrañan horrores, desde que no las destripo para sacarle cada suspiro y hasta el hipo, donde repito de comerte y tragarte apurada, para devolverte a tu vida envuelto en un orgasmo de ensueños sólo, sólo, y sin rimas nuestro.

Te espero en el ascensor de los sueños, sin vecinos curiosos, entre medio de cualquier piso, con los espejos empañados y los otros mirándonos. Sin poder taparse los ojos, para que nos podamos ver mientras amamos al sueño, mientras subes y bajas indeciso y yo mordiendo en tu lengua un grito, en el entrepiso del descanso.


Noche de te llevo y me llevas y nos vamos de las manos y sin querer corriendo

Yo te dejo ungüento para que pases en tu pecho para mi resfrío cuando apoye el mio y la polla quiera poner huevos mientras cacareo un cuento desde el gallinero donde estamos presos y no hay gallina que no deje de envidiar mi polla, ni gallo que no quiera la doble pechuga mientras desplumamos nuestros sentimientos y luego me quedo ampollando los te quiero desde lejos viendo como vuelas con tus sueños a tu puerto, a tu granero…

Hay cuentos que se ahogan en sus bosques de hadas, cuando buscan duende de orejas largas, hay otros que se leen en la arena de los desiertos, hay microcuentos que atraviesan mares para besar los sueños, aunque sea en silencio, y aunque son puro cuento siempre a alguien, le hace ilusiones, que los soñemos…


Se duerme el Príncipe sapo y la princesa en la torre llora, porque no pudo besarlo… Porque lo vio desde arriba tan guapo de verde limón en la fuente y no pudo tirarle monedas para cambiar su suerte, para que no se duerma lejos de su torre, que no puede bajar, que no tiene escaleras y le da pena anudar sus sábanas vírgenes de seda…

Ella le dijo no te quiero y clavo un alfiler en su pecho para no sentir el dolor de estar mintiendo, para que el corazón sólo notara el alfiler y no se enojara, por mentirosa… ella le mintió y ahora la luna no la mira y el mar ni un hola y la arena se esconde en relojes de tiempo perdido para que no lo encuentre, cuando sueñe, ni lo llegue a abrazar cuando esté dormido…

Buenas Noches… (Lola)

soundcloud.com/lola-bracco/habia-una-vez-2-cuentos-para
16
14comentarios 136 lecturas relato karma: 120

Noviazgo

Tanto se gustaron que olvidaron amarse.
15
sin comentarios 51 lecturas relato karma: 125

Despertares

Cada noche, al quedarse dormido, se despertaba de la realidad.
16
sin comentarios 27 lecturas relato karma: 115

Topografías

Debido a que la fe mueve montañas todos los cartógrafos terminaron por enloquecer.
11
1comentarios 31 lecturas relato karma: 108

Enamoramiento

El hombre de hielo se derritió al mirarla.
6
sin comentarios 30 lecturas relato karma: 92

Entre tu mundo y el mío

Vengo a por tu boca y poso en ella mis labios
y su pócima con vainilla, sonríes y asoma tu lengua
ávida de sabores, de gustos de fantasías
me miras a los ojos y en un guiño tu alma feliz
se queda dormida, y la mía la abraza sin querer volver
conmigo a casa, y en silencio al borde del abismo de tu cama
me duermo también haciendo equilibrio, entre tu mundo y el mío… Lola #microcuento
soundcloud.com/lola-bracco/entre-tu-mundo-y-el-mio-sueno
11
5comentarios 80 lecturas relato karma: 118

Me quiere

No deshojó la margarita y por ello la flor siempre le quiso.
12
sin comentarios 29 lecturas relato karma: 121

Superación

Decidió no dejarse dominar por los complejos. Ni por los simples.
leer más   
13
3comentarios 47 lecturas relato karma: 108

Narrador

A cada persona con la que se paraba a hablar en la calle le pedía que le contara una historia. Y terminó por transformase en un libro viviente.
leer más   
13
sin comentarios 23 lecturas relato karma: 108

Lenguaje

Decidió hablar con besos para silenciar su boca.
leer más   
6
1comentarios 40 lecturas relato karma: 90

Sumo amor

Fue la gota que lo colmó y el vaso se enamoró de ella por su desbordante personalidad
leer más   
13
3comentarios 77 lecturas relato karma: 112

Negado

Tenía muchos pájaros en la cabeza y ninguno volaba.
leer más   
24
7comentarios 85 lecturas relato karma: 111
« anterior1234