Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 540, tiempo total: 0.005 segundos rss2

"Dulce momento"

¿En que rubor se desvanecen
los almendros?
¿en que sonrojo languidecen
las aves?
danzo temblores entre requiebros
sangro arreboles entre cristales
enjambre del pensamiento
hemorragia de recuerdos
muero me venzo entre puñales.

Se abre el misterio gigante
del tiempo
con las pequeñas llaves
de este instante
tierna acaricia la luna
el pecho de los trigales
dóciles estrellas se enhebran
en el corazón de las amapolas
me sumerjo milenio flotante
dulce momento
en la noche de espuma.

www.youtube.com/watch?v=TzMo-EpWcPA&feature=share
leer más   
12
11comentarios 87 lecturas versolibre karma: 123

Poético advenimiento (un comentario al precioso poema "En unas cuantas palabras" de Miguel Adame)

EL viejo poema volviendo esta...
abriendo sus regios indestructibles pétalos ya le podemos oír...
y al advenimiento de su nueva hermosa manifestación hoy nos elevamos por su mítica huracanica fuerza...
queriendo verter entre nosotros su invisible riqueza multiforme, hacernos sus no comerciables profetas,
regando aquella su inmortal semilla...arando sus infinitas profundas llanuras...
macerando su extraído precioso vino, reservado celosamente para la eterna fiesta de las incontables luces...
existe el poeta..un danzante flechero divino queriendo cambiar por rosas su misterioso poblado carcaj,
todo apretujado de lejanas fugaces estrellas,de inmortales llameantes puertas, navegando al eco de un sirenico sagrado cuerno...
para enamorar con su canto aquella ciclónica escurridiza dama...la sonriente eterna iluminada noche,
virginal fémina aparición vestida de titilantes y tiernos satíricos destellos...la muy antigua savia secreta que cabalgando va, remolineante, entre destapados frascos de perfumada revitalizante y seductora magia,
anunciando con su lujoso adornado heraldo: ¡volviendo esta el viejo poema...ya esta aquí entre todos nosotros!
¡Volvamos a abrir los cansados ojos... su luz no encandilara nuestra vista que herida fue en antaño!
Vestido de nueva desafiante juventud,cargado de nuevos días de relumbrante safirico oro...
celestial viejo edénico poema: hoy te escuchamos..
leer más   
10
7comentarios 60 lecturas versolibre karma: 123

De un soplo

Esparció las siluetas del hielo entre las rendijas de la lengua. Esas que dejan la puerta entreabierta a los gemidos y risas.

Entumecida, la alfombra jugosa albergada entre el paladar y lo que le quedaba de decencia, optó por callar.

Para siempre.

Dejaron de desfilar los secretos, los temores, las vivencias del día y los recuerdos de hace años.

Todo enmudeció.

Optó por sonreír en braille, para que los dedos mágicos supiesen sus historias con sólo rozar su mirada.

Los de esas manos cálidas y transparentes. Esas que bailan y elevan por encima (y por debajo) de la cintura.

Y el camino se volvió un misterio, sus anocheceres prendían las ascuas entre puestas de sol airoso.

No importaron los tragos amargos y con sabor a piel de mandarina.

Acabaron siendo el toque necesario para un final distinto, el de esa boca que, por fin, olvida.
leer más   
7
4comentarios 14 lecturas versolibre karma: 126

Lo que prefiero

..Prefiero el amor
Por su felicidad
y buen modo....
Prefiero la paz
por sus buenas intenciones;
por sus banderas blancas;
y monumental
armonía ...
Prefiero los árboles
que se quedan
para siempre,
porque en su tronco
me sostengo;
y en su sombra
me cobijo...
Prefiero la suavidad
Indulgentede los golpes;
que reconocen el pecado;
para asumir la sentencia...
Prefiero la sed
de la ignorancia
que ingenuamente se equivoca ...
y que solo de la copa
del saber bebe,
para embriagarse
de su aprendizaje....
Prefiero la sensata
inteligencia,
que reconoce no
saberlo todo;
que tiene la virtud,
de observar
cuando el pensar
lo requiere;
y porque no memoriza
el olvido
al dudar de todas las cosas...
Prefiero la espontaneidad
del asombro,
que desconoce
con que sorpresa
se encontrará,
que sabe que
las cosas pasan por algo,
pero ignora
el momento y cuando sucederán ....
Prefiero las bohemias conversaciones,
que cavilan profundamente
los misterios de la vida,
que sentadas alrededor
de una mesa,
distinguida de amigos,
copas humo y vino;
intentan pintar de colores
las negruras de la vida;
Prefiero los pasos que de la vida de vuelta vienen
por su empíricas vivencias
y experimentada realidad
leer más   
3
sin comentarios 24 lecturas versolibre karma: 46

Irresistible tentación

Con el sosiego de mis pasos
circulé
por carreteras sembradas de infinitos
sin el riesgo de la curva
y mientras
el viento portaba misterios
la lluvia acariciaba melancolías
el sol ocultaba mis ansias

De repente estalló
soberbia y sin límites
la tentación de la carne
el delirio de los huesos
el aullido de la locura
entre las humedades de las pieles
y los gemidos de lo prohibido

Y pequé, pequé y pequé
hasta la saciedad de las pupilas
hasta la sequedad de la lengua
hasta la afonía del cuerpo
hasta el desplome de la sombra
engullida, por las fauces de los dioses
leer más   
14
7comentarios 63 lecturas versolibre karma: 140

El Sol

Fuerte y Radiante Sol, Abrazador;

Que cada mañana te posas recostado
entre esas colinas tan misteriosas.......


Tan extensas, alarmantes y sombrías.

Radiante y Fuerte Sol,

Tu,

Gran indicador entre el día y la noche,

Peligroso y Sabio a la vez;

¿Que sucederá en el día que dejes de postrarte en lo alto?

Claro,

Aparte de Oscuridad, Locura y Penumbra Mental;



Tan solo espero no estar vivo para entonces.....

Lardan Laxe
leer más   
3
sin comentarios 29 lecturas versoclasico karma: 45

Forastero

...

Tiritantes convulsiones de deseo

...

Irradiado por el misterio
amor mío, ayúdame a descubrir tu centro;
la mitad del valle, lo oculto entre tus piernas

A situar mi lengua en el punto exacto
a dominar la escena y encontrar el final.
Sediento,
a beber de ti, incansable.

A tomar de ti, el vientre y los misterios;
su agua salada, vaivén!
Tu sexo quieto, salud!

Maneja tus manos sobre mi cabeza
y circula tu paladar en el mío;
Rodea mis labios con tus manos
y acaricia mi saliva.

Aprieta fuerte mi espalda.
Hazme beber de ti.

Mi boca y mis pupilas a las órdenes divinas
mi lengua recorre el punto finito y los círculos perfectos.

Forastero soy y en ti me he convertido.
4
2comentarios 24 lecturas versolibre karma: 80

El Cerezo

Soñé que atravesabas un campo de cerezos
cubiertos de blanca gala.
Paisaje albino,
óvalo divino
por mi amor guarnecido.
Hierba que arrulla mis piernas
con plumas de colibrí:
¡sí!, estás ahí.

Soy prisionera de tu tierra.
Fui engrilletada en roca y purpurina,
combinación que expolió mi vida,
pues los cuervos acudieron con sus llaves
de diamantes que ahora custodian en nidos de pegasos
cuyo hallazgo es un misterio:
como la muerte de la dulce Marilyn.

Con la suavidad que se desliza la pluma sobre el papel,
mis manos láudano en tu Ser.
Nuestros cuerpos fueron fieltro
en aquel cerezo.
Miríadas de hadas cacaraquean la gloria,
¡escribanos narran nuestra bella historia!
Tu mirada azul a través de níveas y algodonosas rosas…
El cerezo es el espejo de mi amor eterno: cenit de mi vida,
savia bendita que ansía mi alma proscrita.
Sólo necesito el espacio que abarcan tus manos,
viviremos dentro del cerezo
y él será nuestro Universo.

Sufro un desvaído
¡Despierto en el vacío!
¡Árbol impío!
¿Dónde estás amor mío?
Aquellas flores que creí aliadas
fueron pirañas
con dientes de guadaña.

Las Pleyades
yacen en simas fantasmales
huyendo de un cielo trastocado
que llora trasnochado.

El cerezo fue un infundio
y por ello vago perdida en un latifundio
de monstruos nauseabundos.
Sólo los juncos
me acarician hoy en este mundo.

Marisa Béjar, 11/01/2018.

El Cerezo, por siempre mi árbol favorito. 11/09/2018.
leer más   
18
10comentarios 90 lecturas versolibre karma: 120

Inmolación

Una ciudad desmedida sobre una religión de acasos;
el pensamiento, tan fugaz
en la imaginación de una rosa marchita.
Superstición.
El filo de la soledad
corta el mundo entre sombra y sombra.

El beso amortajado en otro beso; antes
cielos en una luz misteriosa.
El cuerpo no tiene hogar dónde supere
sus días de libertad
¿Adónde correr?
¿Dónde ir?

Si de hinojos pactar una reconciliación
y volver a empezar,
echar raíces
sin días,
fechas ni calendarios.

Desde azules espejismos a deshoras;
NO tirar la toalla
en la tierra que nos vio nacer.
–No sumisión-
si no hay olvido en la memoria.
leer más   
15
10comentarios 93 lecturas versolibre karma: 128

Huída pentasílaba

Quiero escapar
quiero correr
como tu sangre

-dentro de ti-

y amanecer
en donde sé
que nunca nadie
nos podrá ver.

Quiero escuchar
quiero vivir
todo el misterio
de tu existir.

Puedo soñar
puedo sentir
olas de vida
sí, junto a ti.



Dee Dee Acosta
leer más   
28
28comentarios 157 lecturas versolibre karma: 124

O misantropia

O misantropía que te sientas desnuda en mis piernas, cansadas de caminar por la vida.

Yo podría bailar con usted señora de lunas de otoño; con olor en la piel de una flor misteriosa y abstracta, floral, con notas verdes en el vientre.

Con
usted señora de piernas cansadas por la vida, caminaremos muy lejos por los bosques de pinos y lagos, para hacer estallar los dardos del sol.

Estas humildes notas son un homenaje a las mujeres de piernas cansadas por la vida, con los ojos cansados como pétalos de rosas de mayo, una piel de mujer con solera. Una sensación femenina que evoca el olor de la piel bronceada en el mar, unos pechos construidos, entorno al jazmín de Sambac: con un fondo de Chipre.

Mujer bella,

curtida por los años como naranjas del Brasil. Un cuello a la medida sin lazos, sin cadenas, sin limites, con olor y sabor a fresia blanca.

Un cuello para hundirse. Preámbulo de aguas más profundas empapadas de Albahaca:
pensado solo para mujeres con ganas y ilusiones interminables por vivir.
Che-bazan.España
leer más   
10
6comentarios 69 lecturas versolibre karma: 117

En los pasos de una estación

Una barca hundida
nos regala sus leyendas,
guarda la memoria
del cristal de los mares,
enmudece y descansa
en su sudor perdido
y en la rendición de sus maderos,
vencida por las aguas,
por el aura de muerte
narrada en la caducidad de su tiempo.

Un árbol nos observa,
se abre en su corteza mágica
un ojo misterioso
con el que lee nuestra alma,
hace ondas en el aire,
crea vientos
con la rabia de sus hojas,
las hijas de su firmeza
que caerán cual nieve templada
para fingir ser agonía
sobre la alfombra del heno.

Alarguemos las miradas
alli hacia donde el Sol
pretende engañarnos cada tarde,
agucemos nuestros oídos
y percibiremos la lentitud de un trote.

Ese sonido claro
tiene por nombre otoño,
muy pronto vendrá
para llevarnos a pasear de su mano.
leer más   
19
20comentarios 123 lecturas versolibre karma: 106

No es seguro

No es seguro caminar sobre tu espalda
porque a menudo tu mundo se agita
y termina revolviendolo todo
No es seguro despertar a tu lado
ni siquiera rozarte el silencio
pues en tus misterios no existe
espacio para la calma.
Es tu vida un combate donde
aquel que sobrevive a tu fuerza
pierde.
y tocarte se vuele peligro
amarte se vuelve amenaza.
Es mortal el instante donde
tu alma se desnuda
y son infinitos los abismo
que desata tu piel.
No es seguro llamarte y encontrarte
ni querer entender tus porques
yo ya me hize la idea
de que a tu mundo solo entra
tu.
y que la soledad no es mala compañia
cuando sabe aconsejar.
leer más   
12
7comentarios 64 lecturas versolibre karma: 107

La frase escondida

Eres la historia de toda una frase,
el hilo conductor que quiero escribir.
Amor que no quiso que me liberase
de miedo conciso al verte partir.

Mi mente ideó mil formas de dejarte,
vida que en mi aliento, por verte, perdí.
Y ahora el momento me pide besarte,
quiero que mi texto te diga que sí,

que busco el remedio, claudico al debate,
siempre con misterio, e importa que aquí
estés concentrada en cierto mensaje
a una palabra, a un poema de ti

mi verso te entrego, inicia la frase,
lado del contexto a la izquierda de mí.
leer más   
20
17comentarios 145 lecturas versoclasico karma: 120

El aprendiz

He visto el aire triste,
aunque dicen que es invisible
suelo tocarlo muy temprano
y sentir su lluvia que llora con una tenue gota de dolor.

He visto a la vida repercutiendo por los años
atenida a su misma naturaleza
que la vio nacer en algún segundo
de un cosmos infinito.

Soy un aprendiz de todo eso que observo, lo reconozco,
pero nunca seré un artista fracasado
que se fuga en cada hoja
de un verso perdido por ello.

Nunca navegaré errante
entre el horror de una noche que parece infinita
y que solo es un poema que intenta salvarse
de un muro lleno de lamentos sin salvación.

Sí soy un aprendiz sin retorno,
sin silencio,
sin arrepentimientos,
con misterios en vez de palabras huecas.

Soy un aprendiz,
testigo fiel del frío, de los temblores
de los presentimientos sabios,
de los delirios con sus propios desencuentros.

Aprendiz de la verdad,
de mi verdad,
de mi versión,
de mis propias dichas con sus íntimos deseos.

Aprendiz de la inercia de la muerte
que solo quiere vivir,
aprendiz de poeta
que solo quiere sentir el aire triste y escribir.

Que también ama a la vida,
a los suyos, a los nuestros
a cada mañana que te regala su amora taciturno
a los versos que sueñan con salir y ver la luz de tus ojos.

De eso también soy un aprendiz.

El mute
05/09/2018
22
15comentarios 151 lecturas versolibre karma: 131

La pregunta

1.
Crecen
las ruinas de los adioses
desde inacabables sueños alquilados,
y desde las profundas cavernas
de los besos de los Judas.
Atraviesan mundos oblicuos
y penetran en heridas gigantes
que como ríos, sangran en los amaneceres.

Quiero recordar que me hice la pregunta
hace mucho tiempo
pero nunca encontré la respuesta...

No puedo descubrir los significados
de todos los vestigios
porque los libros sabios duermen
en su sagrado camposanto.

Aunque muerto, sigo vivo.
A expensas de la venganza de la memoria.
Apestosa inquisidora,
nubladora de días y de vidas.

Sigo encerrado en el eterno caleidoscopio amorfo
donde reina el eunuco que asesinó al rey
de las mentes cuerdas, que yacen abandonadas
en finos hilos de luz oscura e infinita.

El homúnculo que vende misterios por el ventanuco
no llega. Es demasiado pequeño.
Pero se niegan a darle un taburete
por pura venganza. Creo que tiene alguna deuda pendiente.
Y yo tengo que hacer un exagerado esfuerzo mental
para explicarme a mi mismo que es lo que quiero.

Para intentar recordar la pregunta,
y hacérsela entender.

En un susurro me confiesa al oído
que él es el rey asesinado,
pero me pide que le guarde el secreto.

La verdad, no me sorprende.
Cosas peores se han visto.

Quiero lanzarme a cortar la garganta de mi enemigo
y caigo en la cuenta de que ya no tengo ninguno.
A no ser yo mismo.
Hace mucho tiempo que los encerré a todos
en mi minúscula cajita de música
y los torturo a diario obligándoles a escuchar
en todo momento Para Elisa.

Por ahora...
El miedo al miedo, se alimenta de todas las causas perdidas.

La hojarasca esconde escombreras de vidas vacías.

El tiempo pesa.

2.
Pasos silenciosos y ancianos
doblan indecisos la esquina de una estrecha acera
y en la cutre taberna
su canoso dueño mira sin ver
la transparencia nítida del licor dulce.

Sienes plateadas,
arrugas arrugadas,
lágrima furtiva.

Cuánto tiempo...

Cuántas palabras sin escuchar.

Cuántas quedaron sin decir.

Cuántas respuestas posibles...

para una sola pregunta.

El canoso dueño de los pasos silenciosos
revuelve cajones de mohosas historias sin terminar,
recuerdos incoloros de pasados muertos en el abandono,
viejos fotogramas arañados de una película
que nadie rodó.
Y revive una a una todas las respuestas...

pero ya no recuerda cual era la pregunta.

("Y las cabezas están rodando
porque el conquistador está de camino
y el día de la justicia está llegando
pues el conquistador está de camino."

The conqueror. Génesis)


Resuena en el éter Para Elisa, de la cajita de música...

Está bueno el licor dulce,
mientras el cuerpo aguante.

Páramo perdido inunda la pupila.

...Ya no recuerda cual era la pregunta.

Y yo tampoco.


J. Robles
leer más   
21
10comentarios 75 lecturas versolibre karma: 128

Dejé...

Dejé sobre tu piel desnuda una rosa
y mil caricias con mis dedos
y tú me respondiste,
a cambio,
con el suspiro de los labios.

Luego me robaste un beso tierno,
sin querer,
y conseguiste que mi rostro entristecido
se iluminara, de repente,
y cobrara nueva vida.

Robé la luna para ti aquella noche,
en un cielo vacilante y plagado de misterio,
y te la entregué temblando,
intentando seducirte,
sin fortuna.

Dicen que me rompiste el corazón,
y no lo niego, pero tú te marchaste,
indiferente,
prosiguiendo tu camino,
y me dejaste atrás
envuelto en la tristeza y la nostalgia.

Rafael Sánchez Ortega ©
27/08/18
6
sin comentarios 45 lecturas prosapoetica karma: 72

EL regreso del olvido

Regresan los días lluviosos
que no mojan pero dejan sabor
a lluvia.
y se humedece hasta el silencio
y donde habita tu silueta
hay una gota de rocío haciendo un mar
no queda espacio para más fantasmas
ni para más misterios
que no sean aquellos que nacer de tu ser
regresan los dias con tarde de recuerdos
con domingos donde faltas tú
y sobra soledad
sobra sentimiento
ya se forman espirales en tu espera
y se lustran los lunas de la luna
no te hagas espera
no conviertas lo esencial en diminuto
ni dizfraces el perdón con la mezquindad
de la mentira
que el regreso a veces suele ser olvido
y el olvido se vuele eterno.
leer más   
14
9comentarios 74 lecturas versolibre karma: 126

Diminutivo amor

Átame al sol amable de tu recuerdo diario,
un recuerdito ufano de hombre solitario.
Llévame a la estación de vino que es tu mirada,
borrachita escalera que sube por mi alma.
Muchachita de cera, mírame suavemente,
que no pare de verte hasta la luz rompiente,
y que tu labio, entonces, resbale por mi boca
su saliva tan dulce, liviana y amorosa.
Sóplame con caricias hasta tu tiempo
que vaya pegadito a tu sentimiento,
figurita de papel cuando me arropas.
Linda aurora, bocadito de gloria,
préndeme como un tatuaje sobre tu piel
cogidito a tu aroma, por siempre fiel.
Pedacito de mar dónde buscar consuelo
que no esté muy alejado de tu misterio.
Cristalitos de escarcha son tus palabras
que clavaditas llevo en mis entrañas,
desde esa noche que fui sólo un sorbito
que tú bebiste poquito a poco.
11
4comentarios 48 lecturas versolibre karma: 118

Vete

“Vete” te digo, pues mi mente
presagia solo males.
“No te vayas” susurra misteriosamente
mi alma y este anhelo.

Tú conoces cuanto amor
guardo para ti,
y después, como con palabras vanas
siempre te alejo de mí.

Y no sabes que creer
si las palabras dichas
o en el amor que nunca cesa
que lees en mi mirada.

¡Ay! Y yo perpleja
esforzándome estoy para entender
púes no sé que sería mejor:
¿Escuchar la mente o el corazón?
leer más   
8
4comentarios 48 lecturas versoclasico karma: 92
« anterior1234527