Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 1053, tiempo total: 0.006 segundos rss2

"Recursión"

Que tiene la vida que idiotiza
que sustancia pegajosa
que nos hace morir por las convicciones
sin ni siquiera querer atisbar
que somos una nimia gota de una ola
de las infinitas olas de la mar
tiene sentido o albedrío la mar
tiene belleza o motivo la amapola
y solo es eso
ola, mar, amapola,instrumento, célula
en omnipresente pegamento.

Creo que soy altisonante
por preguntar sin signos interrogantes
creo que soy idiota por desafinar
en esta orquesta linealmente sinuosa
desafiante
como idiota mejor regreso
sedoso a mi primer verso
a responderme de nuevo sin preguntar
que tiene la vida que idiotiza
que sustancia pegajosa....


www.youtube.com/watch?v=pSb9YSr38u8
leer más   
12
6comentarios 94 lecturas versolibre karma: 134

Desolación

Me quedé sin Dios,
que es como quedarse mudo, ciego o sordo.
Me quedé sin la sólida esperanza de la verdad.
No quiero estar aquí.
No tolero esta tibia voluntad que hay en mis nervios y en mi sangre.
Las palabras caídas del otoño, mueren en mi soledad.
Yo me quedé mirando la vida, como si yo mismo fuera a resucitar.
Me quedé sin amor,
que es como morirse de hambre, de sed o de horror.
Me quedé sin la sólida esperanza de un beso.

Mi silencio tiene miedo.
Mi alma ya no busca, ni espera encontrar donde abrigar su soledad.
La soledad perdida siempre de otoño y silencio.
Yo soy simplemente un inválido que se extravío de hastío.

Así que decidí quedarme con la esperanza sólida de mi tristeza.
leer más   
13
9comentarios 59 lecturas versolibre karma: 130

Dos abracadabra para Vanesa. (Cartas para ti)

Vives donde la estela del colibrí,
allá por mayo,
ya me susurraron los espejos mágicos.

Vuelas por mi sórdido destino
cada segundo desangrado
si puedo dormir una sola noche
en el vacío con cielo de velas.

¿Quizá fue Errol Flynn?*

¡Abracadabra!

¿Recuerdas?

Ya no espero nada
porque tiré al barro envenenado
la pata de conejo.

Dice el diario
que llueve en Filadelfia,
pero que importancia puede tener
si aquella canción nos atormenta aún.

Hasta donde podré seguirte
por la pasarela de los sonidos blancos
en botellas de plástico
perdiendome bajo una lluvia de tinta verde
y no sale mi sangre helada
cuando me pincho con la espina
de la rosa.

¿Me oyes?

Solo me dejas abrocharme el abrigo
y chapotear los charcos
al arpegio de Hackett*
al cruzar un puente en San Francisco,
en la húmeda y fría noche
de los letargos.

Del tiempo de las misas negras
y los aquelarres.

¿Aún sigues tras la niebla?
O posiblemente en la otra cara del papel.
Puede que también pienses en mi
cuando suena la campana.

"Una pizca de vino y un vaso de cerveza (fría) cariño.
¿Que hora es?" *

Yo si recuerdo...

Fueron. Así fueron
de felices los tiempos que sobrevivían
inundados de caricias
en la flor del amargo.

Otoños de pelo largo
y tienda de campaña,
ocultaban dos limbos revoltosos
y musarañas erguidas.

Eran los días a trescientas horas
de revolcarnos por la hierba húmeda
y fueron los crepúsculos de mordernos el alma
y estrujarnos como naranjas
con furia inmisericorde.

Tus dedos mojados de rocío
pintaban dibujitos en mi frente.
Tu pecho se apretaba en mi pecho
y Batman y Tarzán nos contaban
como es Venecia en primavera,
a las nueve y cinco.*

Como me haces recordar
a la anciana madre gansa*
mientras aspiro el humo-cáncer
del cigarro, que dibuja calaveras y tormentos
en el aire sin oxigeno de este cuarto pálido
enterrado en hielo.

Y ya van por 23* pregonaba sin consuelo
nuestro Phil.

Me enseñas que el cine es para comernos...

y la cinta de casette está gastada
y el viejo piano destila
mil pentagramas de notas tibias
por la ventana abierta

y volamos hasta el nido de la cigüeña
y jugamos al despiste con las luces y las sombras...

y nos besamos hasta morirnos.

Nos alegrábamos si
Helena de Troya hallaba por fin un nuevo rostro.*

y no nos importaba morirnos besándonos.

Pero si! Ay de mi!

Estoy pisando la tumba de aquel tiempo
y sigo escuchando el arpegio de Hackett*,
y sueño un poco mas, dejando que las lágrimas
ahoguen las torpes letras que te escribo.

Ya no son cintas de casette...

Ya no se oye tan mal...

Son otros tiempos, princesa.


Me araña la madrugada en mi cama fría,
y el alba con dolor de alma
vuelve a preguntarme
con sangre en las palabras
porqué nos perdimos esta vida si no tenemos otra.

No consigo encontrar una respuesta a tiempo
antes del suicidio de las tardes locas
en el alfeizar de aquella ventana
donde la yedra y la enredadera
tambien murieron de angustia.

Aunque tus ojos vean naufragos
tu no estás mojada*

¿No te quedarias* princesa?

¡Abracadabra!

¿Lo recuerdas?

Yo si recuerdo...

Solo me permites seguir viendo
día tras día,
en mis sueños congelados
en témpanos de desvelo,
unos ojos de mañana azul
y unas pecas traviesas.

Y noche tras noche...

con luna o sin luna
con lluvia o sin lluvia...

seguir sentado
en el frio filo de la guadaña...

¿Lo inició Errol Flynn?*

y sentirte cerca...

...y llorar mi pena.


*Pasajes del tema "Blood on the Rooftops" de Génesis.


J. Robles



Helena de Troya
leer más   
3
6comentarios 19 lecturas versolibre karma: 40

En mi eternidad

No te voy a dejar
Morir..
Pues en mis brazos
Te recuesto
Si has de hacerlo
Muere en mi
Y vivirás
En mis adentros. .


"Si has de morir, que sea entre mis brazos"
leer más   
23
20comentarios 113 lecturas versolibre karma: 132

Cuando

CUANDO no estás
es un océano con sed la soledad
Y el sol teme morir
En la oscuridad.

CUANDO sé que mis días para ti
Son iguales, como lo son para los relojes,
En el espectáculo del tiempo
Da lo mismo que tu olvido a mi me desaloje.

CUANDO a los astros
más los anhelo
Más distante me veo
Del cielo.

CUANDO con el fuego
De tu pasión se sueña
mi vida se hace humo ,
Que no es más que una leña.

CUANDO te siento lejos,
A cada instante,
En los rincones de mi mente,
Tus recuerdos son espejos.

Cuando la mala suerte repita su condena
Como si fuese un maldito eco,
no va a llover agua sino arena
En el desierto más seco.
leer más   
12
sin comentarios 71 lecturas versolibre karma: 119

canción de adolescencia

En el labio el mordisco estaba
me lo vi en el espejo, como moraba.


La risa me dio al verlo
no supe si frotarlo o coserlo
no pude quitarlo, ni moverlo
pero la risa me daba si lo miraba.

En el labio el mordisco estaba
me lo vi en el espejo, como moraba.


Aquel recuerdo tuyo me quedó,
y el de la falda que contigo rompió,
tal vez la noche de ayer ardió
mientras se iba la razón que quedaba.

En el labio el mordisco estaba
me lo vi en el espejo, como moraba.


Mi labio querías zamparte
y el mordisco quisiste quedarte
pero mis ojos solamente saciaste.
Mi labio en la mañana quemaba.

En el labio el mordisco estaba
me lo vi en el espejo, como moraba.
leer más   
12
6comentarios 62 lecturas versoclasico karma: 118

Falso poeta

He notado que me plagias,
mis ideas, mis aciertos,
le sustraes toda la magia.

No le veo mucha gracia,
si no le pones talento
se convierte en aerofagia.

Que no mires te aconsejo,
la rutina se presagia
en tus textos incorrectos.

Que te inspires, pero lejos,
el frescor no se contagia,
lo espontáneo nace dentro.

No reflejes en mi espejo,
que en mi mundo de dislexia
soy horrendo y no me quejo.

No me mires tan perplejo,
con tu impávida arrogancia
vas atrás como un cangrejo.

No se adquiere relevancia
inundado en pensamientos
que otros dan con elegancia,

no percibes la fragancia
natural de ciertos versos...

No concibes, sin lactancia,
que tu fin quede resuelto.
Una cosa sí está clara,
tú le pones mucho empeño,

pues resuena tu nostalgia
tanto en twitter como en facebook,
y se acusa mi neuralgia
por el robo sin remedio.

De mi afán no eres el dueño,
del ansiar vivir sin ancla,
del querer morir despierto...

Con tus celos no te basta,
no lo dudes, deja el miedo,
que no prime hacer canasta,
que se vea que es sincero.
leer más   
16
17comentarios 93 lecturas versoclasico karma: 123

Sueño 8.12

lo conservo dentro:
un eco fúnebre como de despedida gris
en cada golpe de voz leída

las flores amarillas no entienden de silencios
cuando estos son precisamente
su arma asesina

pero aún antes de morir
sonríen por si delante de mí
se enciende de nuevo el espejo

y todavía estamos ahí
leer más   
17
2comentarios 57 lecturas versolibre karma: 133

Derramar para despertar

En suave melodía
de notas que acaricia sin rozar,
está el bello gesto de transmitir
todo un mundo de sensaciones
que me ayuden a despertar del letargo.

Postrada en este lecho de paja y oro,
me dejé llevar por profundo sopor,
del cual o despierto o muero.
No se puede vivir sin sentir.
No se puede morir sin vivir.

Calculo a ojo los rayos de sol
que me faltan para completar mi día,
y no creo pasarme si te digo que
son los de toda una vida.

Blandiendo una espada de mil letras
desafié al papel a un duelo de palabras.
No sé si perderé la contienda,
pero al menos me dejaré llevar
Derramando Palabras”.






Hortensia Márquez
24
18comentarios 126 lecturas versolibre karma: 124

Pensamientos inquietantes...

Durante la noche de profundo letargo
me visita un pensamiento inquietante
que intenta devorarme,
son figuras amorfas
sin sentido.

Noche tras noche
llegan a mí cubil
de fragancias rotas
olor a jazmín
de tú boca mustia.

Pertinaz fuego me condena
las alas rotas del colibrí
que danzó y danzó
con holgura
hasta morir.

El mar suena))))))))))))))
la luz inquieta las sombras
mi piel se desmorona
debajo de la almohada blanca
Los pensamientos se han ido.

Lejos de mi alcoba.

@rayperez
Enero 2018
Venezuela
leer más   
15
14comentarios 75 lecturas versolibre karma: 132

Trazos de vida

Después de lustros de penas y olvidos,
después de tantos intentos fallidos,
después de quedarme sin luz ni esperanzas.
Errando caminos en buscar buena morada,
con los brazos vencidos y la vida agotada .
He vuelto a aquí... con mi vida despeinada.
Aquí... donde el rió de tinta azul me contiene,
el ave se entrega en sustancia y su pluma cede,
el árbol desde su fibra entrega el vientre
y yo... con trazos escritos,
entre errores repetidos y dudas no resueltas,
deconstruyo cada paso y compongo una vida nueva.


A.B.A 2017 ©
Amalia Beatriz Arzac
Buenos Aires - Argentina
leer más   
18
20comentarios 191 lecturas versolibre karma: 129

Quiebros

Con tu voz trazas carencias

sobre este lienzo desangelado

que atiende al nombre

de mi piel sin ti.


Escribo tu ausencia,

existencia de alas cortadas

como todo tiempo congelado

descongelándose

en tu abrazo de sol.


Pájaros en círculo

coronando el mar y el beso

el aliento inmortal,

distintos cuerpos,

siempre tu caricia.


Encuentros eternos

reverberando

entre heridas y quiebros,

mariposas acuden a morir

en mis manos divididas

llenas de sólida credulidad.
11
4comentarios 74 lecturas versolibre karma: 118

El reloj de arena...

Cada minuto o segundo
que marque el reloj de arena
tu recuerdo se desvanece
en el palacio de mis noches tristes.

Otro Amor vendrá a encender la hoguera
y así transmutar las dolencias
los pesares
las angustias
las tempestades
las incompatibilidades
los desaciertos

>>>>>>>>>>y todo eso que nos condena…

Un nuevo sol)))))))))) brillará en
en la entrada de esa puerta

en las hojas de ciruela
en el retorcido estanque
donde las ranas se hunden
en los discos de vinil de
Credence Clearwater Revival
y en las pestañas secas del
viejo limonero
que a punto de morirse...

lo regué con
agua de primavera.

@rayperez
Septiembre 2018
Venezuela
leer más   
17
3comentarios 72 lecturas versolibre karma: 150

Dolor insepulto

Es el dolor insepulto,
¡abrupto!
Escarnio al sabio
que postula teoremas
en frágil andamio.
El muérdago huyó a otra morada,
pues la hedionda almohada susurra: ¡Basta!
El aire es gomoso
y el camino angosto.
Sólo en el canto del mirlo
hallaré el acertijo.

Marisa Béjar. 10/03/2018.
leer más   
21
12comentarios 92 lecturas versolibre karma: 133

La Vida…

La vida…
acaso un sueño?
o es ese respirar sin fin de lenta agonía
que nos mantiene flotando como en el mar un leño?,
mientras que caminando sin juntarnos con la cerca lejanía
al final, cambiamos de lecho…
de dentro de la bóveda celeste
a la bóveda del último sueño.

La vida…
acaso es en realidad un sueño?
o es un sueño hecho realidad?
y siendo un sueño… quién es el dueño?
o siendo real… en que cantidad?
o será que siendo un sueño sin dueño
nos despierta para solo morir en medio de la vanidad?

La vida…
será un sueño sin derecho a despertar?,
un sueño que te oculta la simpleza de lo real?,
o será una dura realidad, que se mantiene de soñar en soñar,
mientras te prepara para el cortejo final?

La vida…
acaso un sueño?
no, la vida te permite soñar,
y de soñar en soñar,
si te atreves,
de tu vida serás el dueño.

La vida entonces,
es real, no es un sueño,
si, es real!, tan real que te permite soñar,
y de sueño en sueño si no te atreves,
entonces en la vida, otro será tu dueño!

Rafael Puello
Barranquilla - Colombia
leer más   
15
12comentarios 90 lecturas versolibre karma: 123

El peso de la Justicia

Se puso la toga y caminó sobre sus tacones de un lado a otro del despacho. Ya no creía en la justicia, tampoco en su propia inocencia.
La abogada se desangraba y, con gesto suplicante, la miraba desde el suelo. Ella, respondía altiva desde una impostada fortaleza. Dos mujeres, una a punto de morir y la otra esperando que ocurriera cuanto antes.
No dio tiempo, la puerta se abrió a su espalda.
- Señoría, es la hora.
Sin darse la vuelta y con un gesto de su mano se dio por enterada. Respiró profundamente y, recogiendo sus propios despojos, se encaminó hacia la sala de juicios.




Publicado en la Asociación solidaria cinco palabras:
cincopalabras.com/2018/09/09/escribe-tu-relato-de-septiembre-ii-susana
14
19comentarios 98 lecturas relato karma: 124

Enjambre de silencios

De entre la Tierra salgo
y recorro el valle, el mar...
Llegó a las montañas a gritar tu nombre
a pedir tu silencio y
a contemplar tu mirada que,
por lo demás, ya no es mía.
Y desde lo más alto, muy alto
veo el sacrificio que hacen mis manos
por tener las tuyas.

Recuerdo también las brasas de la chimenea
...del volcán de fuego y de lava
derramada sobre mi cuerpo.
Ese cuerpo que se comporta de maneras distintas
si no es contigo y si es contigo.


Desde los valles he venido a morir, a cambiar
de tono las nubes del cielo en mi honor;
A matizar mi soledad, esa soledad que me
ha traído rezagos de sol intenso y,
de mar en altamar.

Observo ya el camino que hasta ahora recorrí
te veo frente a mi, en mi poesía!
Con todo el verde que he sacado de mis letras
y toda la maña con que nacen los días.
Con el otoño a mi favor
Espero tu espera, en silencio, en re silencio
con el menor ruido posible y con todas
las trompetas sonando y bailando.

Por la tarde vi llover las cenizas escondidas;
debajo de la cama
vi el cielo enrojecido por tocar nuestra piel.
Del campo arremetieron los maizales en contra de nuestra voluntad
de esas hojas amarillas secadas por el sol
de esos pastos que sonaban
y de esa hierba que moría
13
5comentarios 66 lecturas versolibre karma: 119

Había una vez… “2” Cuentitos de horror y humor, sin pudor…

Había una vez… “2” Cuentitos de horror y humor, sin pudor…
Viviendo en los sueños…


Que sean felices y amados, nunca robados, nunca con finales de olvido, siempre aunque aburran repetidos hasta que los acabe un beso en la frente al final.

Y más personas que sin mundo se tomen las manos, se amen humanos, se acepten defectos, se amen sin promesas, desde celdas lejanas, entre condenas y presos, esperando otros tiempos mejores que estos, para amarse tras la misma reja, felices en un cuento sin perdices, ni finales y siempre puntos suspensivos…

Te Amo tanto que mi alma tiene cadena perpetua por culpa de la sangre de tus venas, que cuando no cantas me desvela porque arde y arde sin acabarse la vela…

Y sabes, que No hay borrón y cuenta nueva que te esconda, porque siempre te encuentro dando vueltas, sin decir nuestros nombres, y ahora dejas el silencio y hablas dormido, mientras yo sin cuento hago que te olvido pero no, no puedo, lo tengo por mi misma prohibido…


Vamos por las noches con cosquillas para que no falten las risas y con los ojos cerrados por los sueños, aunque acabemos en el suelo por no ver desnudos a donde vamos…


Había una vez un pequeño inquieto que visitaba a sus sueños siempre despierto, les cantaba en vivo hasta morir en su pecho, de nube en nube, de cuento en cuento, y sin cansarse, porque estaba casado volvía temprano a cambiar pañales, con la cola de diablo entre las piernas y las piernas cansadas, con el corazón lleno de amor para su enamorada, con la corona de Ángel un poco sucia y desgastada de tantos

saltos en la vía pública, culpa del smog de los humos, de las venus desnudas que calentaban motores en primavera y no dejaban diablos callados sin hacerlos goce…Había una vez, si, pero me salte las partes donde yo me crucé en su nube, y me caí… Por eso le empecé a escribir…

Una noche hicimos castillos de arena, armados de correrla mientras nos amamos, y con suspiros les hacemos las ventanas las torres y las puertas, para luego meternos, y quedarnos escondidos del mundo, Bien adentro…


Te beso las entrañas, porque ellas, en su espacio interior me extrañan horrores, desde que no las destripo para sacarle cada suspiro y hasta el hipo, donde repito de comerte y tragarte apurada, para devolverte a tu vida envuelto en un orgasmo de ensueños sólo, sólo, y sin rimas nuestro.

Te espero en el ascensor de los sueños, sin vecinos curiosos, entre medio de cualquier piso, con los espejos empañados y los otros mirándonos. Sin poder taparse los ojos, para que nos podamos ver mientras amamos al sueño, mientras subes y bajas indeciso y yo mordiendo en tu lengua un grito, en el entrepiso del descanso.


Noche de te llevo y me llevas y nos vamos de las manos y sin querer corriendo

Yo te dejo ungüento para que pases en tu pecho para mi resfrío cuando apoye el mio y la polla quiera poner huevos mientras cacareo un cuento desde el gallinero donde estamos presos y no hay gallina que no deje de envidiar mi polla, ni gallo que no quiera la doble pechuga mientras desplumamos nuestros sentimientos y luego me quedo ampollando los te quiero desde lejos viendo como vuelas con tus sueños a tu puerto, a tu granero…

Hay cuentos que se ahogan en sus bosques de hadas, cuando buscan duende de orejas largas, hay otros que se leen en la arena de los desiertos, hay microcuentos que atraviesan mares para besar los sueños, aunque sea en silencio, y aunque son puro cuento siempre a alguien, le hace ilusiones, que los soñemos…


Se duerme el Príncipe sapo y la princesa en la torre llora, porque no pudo besarlo… Porque lo vio desde arriba tan guapo de verde limón en la fuente y no pudo tirarle monedas para cambiar su suerte, para que no se duerma lejos de su torre, que no puede bajar, que no tiene escaleras y le da pena anudar sus sábanas vírgenes de seda…

Ella le dijo no te quiero y clavo un alfiler en su pecho para no sentir el dolor de estar mintiendo, para que el corazón sólo notara el alfiler y no se enojara, por mentirosa… ella le mintió y ahora la luna no la mira y el mar ni un hola y la arena se esconde en relojes de tiempo perdido para que no lo encuentre, cuando sueñe, ni lo llegue a abrazar cuando esté dormido…

Buenas Noches… (Lola)

soundcloud.com/lola-bracco/habia-una-vez-2-cuentos-para
16
14comentarios 136 lecturas relato karma: 120

El tiempo

El tiempo juzga en un duelo que nunca duerme
inquietud,
la noche se sacude de la paz
roba la calma y el respiro.

Pareciera que pronto dejaré de respirar,
me despierto de súbito
nervioso,
jalando aire,desesperado.

Ahuyentando a la noche
para no morir de asfixia,
en un sueño que no se puede despertar,
ansiedad.

Historia de un mundo que lo tiene todo
que es perseguido por el miedo y sufrimiento
del propio rumor,
lasciva verborrea que escupe el odio de otro.

Quisieran que como una hoja seca
nunca cayera mi amor al suelo
nutriendo el abandono,
temerario de la saña de aquel que lo deja todo.

Risa burlona,
quieres humillarle,
que agache el rostro
buscando mi propio abandono.

Nunca dejaré que las grietas
sean una herida abierta,
con esfuerzo superé el frío de una madrugada
que quisiera llevarme con su eterno huir.

Tiempo,
el frío avanza con la madrugada,
la neblina baja muy astuta,
brillará con celo la luz y el sol.

El mute
09/09/2018.
21
12comentarios 138 lecturas versolibre karma: 117
« anterior1234550