Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 1040, tiempo total: 0.006 segundos rss2

Le nouveau Delbéne

he visto una criatura que arde de voluptuosidad, y se regodea con éxtasis infinito en el horror del pecado y la consumación del vicio ¿Y quien en su sano juicio, sospecharía que detrás de tanta modestia habita la depravación?

Es deidad pagana que pregona dualidad perfecta de odio y y amor, su voz que resuena como verdad absoluta, derriba el pudor en la conciencia humana,
ella es razón, escucharla hablar ya es un exceso para los sentidos, un elogio para la naturaleza y una blasfemia para Dios.

No permitais que esta mala mujer te roce con su piel de blanco cirio,
sino quereis que corrompa tu humanidad y te inunde el cuerpo de placeres indecibles despertando instintos ocultos.

Y no cometáis el error de besar sus labios siempre hinchados que palpitan de deseo estremecedor,
sino queréis terminar ansiando el cálido hogar de sus pechos y beber de la fuente de su divino ardor.
2
sin comentarios 20 lecturas versolibre karma: 14

Recuerdo su piel de mujer

Recuerdo su piel de mujer como el eucalipto, sus brazos suaves de un apurado verde casi a punto de alcanzar el
asombro del amarillo dulce, viniendo hacia mí desnuda,
en oleadas suaves.

Yo la recuerdo ahora, y mi memoria me asocia a sus
dorados pechos, y los vi deshojandose de puro abrirse
y darse en aquella luz que ardía lentamente el hipoclorito.

Recuerdo
su llegada muy despacio, hermosa, lentamente.
pálidamente dulce, caía, iba cayendo sobre mi cuerpo, a
intervalos se ruborizada; pero ella iba cayendo, como un
pañuelo de blanca gasa, sobre mi cara maravillada, expectante.

Recuerdo que cayó como una tenue rosa, cediendo se entregaba y se plegó dulcísima.

Recuerdo que todo sucedió, como acontece lo maravilloso.
Y luego vi su cuerpo, sus párpados, sus pechos dorados y
comprobé todas sus regiones como un lienzo de aire.

Recuerdo su cuerpo desnudo como el eucalipto concentrado, igual que si probara, por vez primera
su fruto más íntimo; igual que si quisiera recordar su porqué,
y duermo como un vaso en la bandeja de tu vientre,... mi corazón.

Che. (Nápoles)
leer más   
14
sin comentarios 46 lecturas versolibre karma: 122

Amar sin igual

Este día le quiero recordar
que de ti me enamore
por tu sencillez
y todo lo bonito que recordé.

Tu eres una mujer hermosa
muy preciosa
para mi eres perfecta
y siempre te he de recordar por una calidez
que me hizo sentir por primera vez
a encontrarla a usted
con su bonito ser

puede ser que no sea correspondido
puede ser que mi corazón sea destruido
pero la quiero amar
por un día mas
leer más   
5
4comentarios 47 lecturas prosapoetica karma: 79

Mujer en silencio

Al principio, te hablaron mis ojos.
Luego mi boca, mi cuerpo entero.
Y un día, empezó a hablarte mi corazón.

Y esperé.
Sola.
En la orilla.

Lanzaba mis desesperados mensajes a tu mar.
A veces bellos, a veces tristes, a veces airados, a veces conmovidos.

Hasta que descubrí ningún remo se hundiría en el espejo de tus aguas.

Hoy te grita mi silencio. Desde el eco del vacío que dejaste.

Ya no siento.
Ya no deseo.
Ya no amo.
Ya soy libre y abandono la orilla.

Mi alma se cansó de intentar acariciarte con palabras.



María Serrano
7
3comentarios 27 lecturas prosapoetica karma: 97

El Alma

Esos ojos,
reflejaban el bosque,
la primavera.

La vida.

Esos ojos,
teñidos en rojo,
ahora reflejan dolor.

Mujer de negro.

Esos ojos,
sueltan ríos,
todo es frío.

Un corazón vacío.

Esos ojos,
lloraron sangre,
reflejan masacre.

Sin ti.
leer más   
20
15comentarios 90 lecturas versolibre karma: 139

Ella

Ella,
cantora perspicaz de mis temores,
cómplice de las imágenes
que hicieron girar la rueda de mi voz.,
mujer de ojos de emoción diáfana,
narradora en sus pupilas
del amanecer rojizo de un verano de furias.

Ella,
hembra dulce de escalera atormentada,
amante de las noches de lluvia
y del lodo en los caminos infinitos,
residente en la sabana más profunda,
pintora en tantas madrugadas
de todas mis arrugas.

Ella se fue,
dibujando con su rastro mi mirada nueva,
dejando mi orgullo moribundo
prendido entre sus ramas austeras,
se fue,
danzando al compás de su llanto,
buscando entre las piedras
la urgencia sublime de curar su magia.
20
11comentarios 86 lecturas versolibre karma: 137

Demoniorum. (Letras para una música. Genesis ~ 'Duke's Sabbatical')

En mi presente...

Lucifer merienda solo
mientras observa el mundo
por la ventana semiabierta,
y azuza el fuego en que arderé.

Monstruosidades encerradas en gritos aterradores
rompen cadenas y escapan a la luz
del sol abrasador de lujuriosos desiertos
perpetuos, en semillas de trigo que no nacerán,
y títeres discordias.

Oleajes de honestidades perdidas
asaltan los muros
de rincones furibundos
y hacen que resuenen atormentantes
los chirridos de la orquesta,
abriéndose los techos de los liceos.

Los coleccionistas de granjas de seres muertos
conectan sin piedad a los vivos
a tenebrosas máquinas de extraer vida.

Se adentran las legiones
en las maternidades
y secuestran sin compasión
las incubadoras.

La gran pupila dilatada, incrustada
en el ojo gigante, escudriña
todos los secretos de alcoba,
en la génesis del bien y del mal.

Los falsos ciegos berrean y piden veneno.

Se me enfrenta, en toda su desverguenza
Baal, señor de las moscas,
tomando helado.

Belladonas y rododendros se ensalzan
en culebreante ponzoña...

Y adoro a Asmodeo,
con cantos sádicos y fláutas shakuhachi.



Perforan mis oidos los allegros sinfónicos
de los dias dorados,
entrelazados en girones de locura,
cuando las distancias se corrompen entre tu piel
y mi esperanza.

Las mariposillas revoloteavan incautas
en las frescas y verdes acequias,
mientras la mujer con pañuelo
en la cabeza aventaba la palva.

Yo era mas feliz por ese tiempo
si podía alargar mi mano
y tocarte.

Aún me hurgan los días
en que las gotas de lluvia eran libres
y nos mojaban la cara.

Y aún...
me pellizca el tiempo en que el bosque
cantaba para nosotros,
y el sol nos hacía un guiño al atardecer,
antes de irse a dormir.


Ahora...

En las cuartas tres horas
Dios me deja jugar con Leviatán.

Azazel me enjuga el sudor del rostro.

Y Balaam reparte las cartas.


No necesito pedirles favores...

Solo te necesito a tí,
desde siempre.


Pero son ellos los que me acompañan.


J. Robles


El jardin de las delicias. El Bosco.
leer más   
8
4comentarios 51 lecturas versolibre karma: 119

Los riesgos se toman o no se toman…

Cuando chico veía pasar
por las calles empedradas
>>>>> de mi pueblo
a una chica hermosa
>>>>>de ojos verdes
como dos órbitas milenarias
de frondosa cabellera negra
con dos pequeñines lunares
debajo de su ojo izquierdo
casi siempre unas hebras de su cabello
sus labios de cerezos los mordía
era un poco menor que yo
y siempre mi mirada la seguía.

Pasado un largo pero largo
tiempo preterito y nefasto.

La niña se hizo mujer
y en un día de primavera,
Oh, Dios se los juro, era el más hermoso día
hasta un arco iris lo adornaba
las aves chirriaban su cantito,
y el vals de minuto de Chopin
reflejaba en el azul cielo
sus mágicas notas inmortales.
Y una menuda señora como salida de la nada
una rosa amoratada me regala
y pensé con este cuadro dudo que se resista.

Y salgo a su encuentro cual seductor
con la rosa en la mano
>>>>>>>y me le declaro:
y me dice " Que es doloroso mi proceder.
que ya estaba comprometida
y en víspera de contraer nupcias".

Quede pasmado, absorto
amodorrado y perplejo
con la quijada en el suelo
y con la mirada encorvada
con un nudo en la garganta
volviendo a pensar, ( y yo que la queria tanto).
y para colmo...
una pandilla de cuervos
escupió sobre mi camisa blanca.

Perdí un largo tiempo
por no asumir el riesgo
y por ende las consecuencias.

El riesgo se toma o no se toma
>>>>>>>>>y si se toma
hay que aceptar el resultado
y nada de estar llorando
desollando las espinas;
las espinas se clavan en la piel
>>>>>>>>>>>y no en el Alma

el Alma no se mueve con la sangre.

Es inmutable.

Fin del cuento.
leer más   
15
15comentarios 118 lecturas relato karma: 131

Dibujando entre olivos

Rodeado de olivos sin necesitar otra cosa del mundo, pasaba las tardes con su caballete de dibujo y entre los trazos que aquel lugar le inspiraba.
Hoja color sepia, lápices de piedra negra en el bolsillo y, escondidas bajo su camisa, un par de cervezas sustraídas del bar de su padre. Si Benita se enteraba, tendrían bronca por despistarse ante la pillería del hijo. El médico desaconsejó el alcohol y, mientras su madre era estricta, el padre hacía la vista gorda.
Desde el accidente, la mente de Pablo era esa hoja vacía de color sepia, que sus dibujos iluminaban con el rostro de una mujer y un niño que le sonreían. No sabía quiénes eran pero, cada tarde le esperaban entre los olivos.



Publicado en la Asociación solidaria cinco palabras:
cincopalabras.com/2018/09/16/escribe-tu-relato-de-septiembre-iii-lili-
15
16comentarios 93 lecturas relato karma: 137

sinècdoque

sinècdoque de mi
justo al nombrarte,
me salgo de la cola
y muy aparte
escribo esta mujer
tendida en la deshora...
el empeño de ver
la ausencia de tu sombra

escribo este crujir
congelado de euforia...
infecta de esperarte
la sangre hostiga rota,

creo en los anticuerpos...
de la ternura crónica
9
5comentarios 61 lecturas versolibre karma: 117

No te olvides, mamá

Te vas transformando,
mamá
Cada día hay
mas niña.

Se han cambiado
los papeles,
en nuestra
función vital.

Yo, más madre
Y tú, más hija.

Guiándote
entre las brumas,
para que no
te sientas perdida.

******
Ahora que aún me conoces, mamá,
te echaré de menos
cuando sólo
sea una cara familiar. ..

*****

Gracias por hacer de mi la mujer que soy ahora.


****

"Alzheimer", pelearemos juntas para que tardes en separarnos!
leer más   
22
34comentarios 150 lecturas versolibre karma: 131

El cuadro, la silla y la sombra

Se quiebra una noche
cuando la luz a medio gas
no ilumina los silencios.

Una penumbra de voces
recorre una sala angosta
que solo tiene un cuadro y una silla.
Perdura la tenue y temblorosa candela
aunque el día avance.

El cuadro marchito
con el retrato de una mujer-niña,
proyecta una sombra sobre la silla.

Perdida en el tiempo sigue
esperando la silueta estática,
a que un plano de luz la mueva
de ese espacio y de ese tiempo.





Hortensia Márquez



Imagen sacada de internet
21
17comentarios 115 lecturas versolibre karma: 159

Primer amor

tu mirada es encantadora
con solo verte me enamoras
tu eres la princesa
que quiero amar
por toda la eternidad

mis sentimientos son sinceros
por ti mujer e de cambiar
para estar a tu lado
para encontrar la felicidad

sin saber que pasara
ya que te he de conquistar
porque tú eres aquella mujer
que a mi lado ha de estar
por toda la eternidad
leer más   
5
sin comentarios 24 lecturas prosapoetica karma: 58

Hacia la mar

Cuando la mar te llame
acógela,
sumerge sus ribetes verdes
en tu regazo blanco de esperanza.

Ella te conoce,
mujer de historias y candelas,
ella te espera,
mujer de cintura encrucijada,
mujer de aire y temporal.

Cuando la mar te llame
contesta a su clamor con tus suspiros,
y resta su agonía
para sumar con tiento
en los resquicios de su costa,
sobre el puerto,
bajo las corrientes que dominas,
mujer de estigmas.

Cuando te acaricie elevarás el vuelo
con el cabello recogido
y la mirada abierta,
con alas de recuerdos
de extremidad de seda,
con la poesía envuelta entre las telas
de tu Mundo cubierto a tiempo lento.

Pintarás con tus dedos huellas
de amante de proverbios,
trazos blancos en tus playas,
rayas que hasta el horizonte alcancen,
pintarás con serenidad tu estela.

Serás tú,
desde tu soledad descalza,
calma entre los nidos de sus grietas,
la que eleve con sus manos
las caídas estrellas,
la ventura de los astros.

Cuando la mar me llame
nadaré con nuevas aletas viejas,
remaré con presentes viejos remos,
ausente en los minutos
fundidos como cera.

Resbalará el agua entre mis manos,
capturaré sus gotas nómadas,
recogeré la brisa tibia
en el horno de mi pecho,
la libertad de temporal alborotando
la oscuridad revuelta
de nuestro vendaval secreto.

Seré yo
longevidad de frases sueltas
entre la sal de marejadas,
con el Sur entre mis cejas,
y tus estrellas
los círculos concéntricos del tiempo.

Seré yo
en la espesura de las algas
enredadas en mis brazos,
cuerda dúctil que me aferra a las ideas
de mil nudos amarrados
a las nuevas experiencias.

Seremos la anciana mar
de pausado nuevo paso,
calmo clamor antiguo renaciendo.
15
4comentarios 58 lecturas versolibre karma: 122

Mujer flama

Neciamente se desarmo la inteligencia ante el enigma indescifrable...
cuando inmortalmente ardió la belleza en caóticas macaurelicas llamas...
vestida de agudas espinas entonces le vi y el mirar se volvió una telúrica percepción muy dolorosa...
risas arremolineantes de voraces tormentas de fuego le vestían
y un vengativo relámpago me desnudo burlonamente su capricho...enrollado...
tentadoramente escondido entre su infierno...
camino así impávida entre distancias aquella enrojecida ya gastada luna
secuestrando entre sus pechos la perdida musa de Dante.
leer más   
14
8comentarios 96 lecturas versolibre karma: 111

Extravío amoroso

Donde estas?
paloma que bajo mis besos
caíste, herida y salvaje.

Amada, el calor de tu abrazo en mi cuerpo,
es la respuesta al solitario escalofrío,
que de mi soledad nace.

Una sola cama y una sola luna,
son dos claridades que se funden
y estrellan la noche
con el amparo del amor desnudo.

Construye una rosa en mi pecho,
que vibre y palpite en mi corazón,
y que este amor sea en mi vida,
el fin y el comienzo de todo.

Amorosa mujer recostada en mis brazos,
hagamos que florezca este amor
para siempre.
leer más   
12
2comentarios 66 lecturas versolibre karma: 125

El moustruo

Desde niña,le habían inculcado teorías sobre lo malo,lo bueno.Lo justo lo injusto. Lo insano ...Desde niña recibió educación para no caer en pecado .
Pasaron los años...
Su temor iba creciendo.Temor a errar.Daba la niña cada uno de sus pasos,con sumo cuidado.Entremedio se soñaba a sí misma bajando una escalera sin lograr tocar con sus pies un solo peldaño.Sobrevolaba y volvía al comienzo.Dicho sueño se repetía ciclicamente..
Pasado el tiempo,inercia la envolvió.Casi a punto de parálisis.Tanto fué así,que la niña,ya adolsecente,comenzó a refugiarse en fantasías.Ángeles y demonios la contemplaban días y largas noches en las que despertaba sudorosa.Agoviada.Con escalofrío punzante.
La esperanza no quebraba.El querer ser altruísta,misionera,sabia...Ella,la niña,adolescente mujer...Mitad verdad mitad fantasía...Cubierta de exigencias y falacias....Un día se miró al espejo.Mientras ella se observaba,quebró perpleja en lágrima.Esperaba belleza,y se encontró en cambio con un moustro de ojos muertos...tan fijos....tan quietos....Reflejado allí.... Cubierto de miedo.Incierto.
leer más   
11
6comentarios 67 lecturas relato karma: 117

Para ti

Tienes la abundancia de la mujer serena,
piel templada por las tardes del tiempo,
labios que conocen el mar de la ternura,
linaje apacible caído del atardecer a mi alma.

Nadie buscara mi corazón confundido entre tantos dolores,
en la afligida fragancia de la noche atormentada por la rabia del olvido,
allí vive el que soy y no camina conmigo.

Por eso tú brotasté de la tierra
como una flor sencilla,
fundada por anhelos y esperanzas,
y yo sentí el perfume del consuelo incansable,
encontré el beso pleno que conocí en tu boca,
y palpé en tu cintura la delicia de los sueños
que nacieron conmigo y fundaron mi alma.
leer más   
16
1comentarios 56 lecturas versolibre karma: 117

Algún día volveremos a ti…

Algún día volveremos a la tierra dulce
donde el crepúsculo amontona los rayos de luz.
Venezuela siempre Venezuela…
Mi mariposa de colores.

Navegas en un mar de brumas y en tu dulce aroma
de mujer infinita quiero fundirme.

Habitas en mis sueños, en mi almohada
y en lo más hondo de mis entrañas;
me acechas como el viento cuando
cose las pestañas de los nevados picos perpetuos
de la majestuosa montaña.

Venezuela la de ojos tristes y lagrimas rotas
cargadas de esperanza por un nuevo tiempo.<<<

Llenas mi alma de suavidad y frescura
cada vez que el cóndor pasa
rayando las paredes del monte andino.
Aguanta y soporta estos vaivenes que
el mar con sus olas nunca te abandonan.

Oh, mi país bajo tu suelo corren venas partidas
y un alud de rocas sutiles refrescan tu choza
levantada con barro pulido oculto entre
alambradas de rocas por donde las bestias
pasan descalzas a tumbarse en las puertas
del caribe mar.

Venezuela siempre Venezuela
donde las montañas se abrazan
con el frondoso Araguaney
y los espinos secos vuelan hasta tocar
la gravedad del firmamento.

En la molicie bóveda nocturnal

un enjambre de estrellas socava
el manto graficado de tu diamantino suelo.

Algún día volveremos a ti…

@rayperez
Junio 2018
Venezuela
.
leer más   
15
5comentarios 85 lecturas versolibre karma: 124

En ti

En ti me encuentro,

¡Oh cielo transportado en mi ser!

Tus escaleras llegan perfectas a mi alma,

tus sonatas rozan mis oídos y los besan,

¡Cómo nadie!



Alegoría de mi ser

en ti despliego todas mis alas de mujer.

En ti, mi primavera luce más bella,

Iluminada, casi celestial...



Y quiero estar siempre a tu lado,

ser rosa estática, bebiendo una y otra vez solo en tus refrescantes aguas.



Sol de mis días,

tu calor me abriga plenamente de ternura.

Eres mi anclaje seguro sin maldad.



En ti,

me renuevo en tu fuente,

hallo mi alimento; puedo ser feliz nuevamente.



No necesito otro cielo, tú eres mi plenitud:

No necesito otra piel,

no necesito otros ojos,

no necesito otra voz.

En ti me siento llena de uvas de amor.



Se bambolea en mi cuerpo,

tu piel, tus besos, tus palabras, tu sonrisa y tu tez.

¡No me niegues nunca tu sal!



Llévate mi cariño,

secuestra mi corazón.

¡Mírame!

Soy niña pequeña asustada

sin ti.



Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados
leer más   
19
8comentarios 84 lecturas versolibre karma: 119
« anterior1234550