Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 123, tiempo total: 0.019 segundos rss2

El síndrome del "quisiera ser"

Hace ya algunos años charlando con mi hijo Gabriel (en ese momento 17) salió a colación el tema del síndrome del “quisiera ser”, comentábamos que normalmente nos ocurre a todos, el hecho de siempre querer ser otra cosa (en este caso querer tener otra edad), entre los 5 y los 7 miramos con cierta envidia a los de 13/14 que pueden ir solos a andar en bicicleta o que pueden armar partidos de fútbol y alquilarse una cancha en un fútbol 5, etc...
A los 13 observamos con recelo a los de 18 que ya no tienen que “bancarse” la matiné y pueden ir a bailar donde quieran, entrar a un cine y ver una prohibida... fhaa!, fulano ya tiene registro... quien pudiera...!
A los 18 estamos superenamorados de nuestra novia y lo único que queremos es estar con ella... mañana, tarde, noche... (sobre todo noche!) no veo la hora de tener 25/30 así no me rompen los viejos con el horario, el estudio, responsabilidad... si tuviera 25/30 años podría laburar, alquilarnos algo con la flaca y estar juntos todo el día (y las noches).
Cruzamos la barrera de los 20 y todo se vuelve vértigo, días, semanas, meses... a los años los vemos pasar con la sensación de ser arbolitos que miramos desde un auto en una ruta...20, 21, 22, 23, 25, 28... nos encontramos ya con la flaca en una casa alquilada (en el mejor de los casos será nuestra luego de tan solo 127 cuotas más) las cuentas se nos acumulan...
- Como ya vence ? si lo pagamos hace 2 días !-, ya tenemos que ir comprando las cosas. el nene comienza el cole... y hablando de Roma allá está nuestro primogénito en el patio jugando con unos autitos, lo miramos con una mezcla de ternura y orgullo y allá vamos con la tiza a marcar las calles para jugar con el, sacamos la bolsa de soldaditos y la desparramamos (pensando si se los vamos a prestar) y nos ponemos a jugar con el queriendo ser por un instante aquél niño de 6/7 años y por un indescriptible momento desaparecen las cuotas, las cuentas, los problemas de “adultos”, pero es solo un instante, por que a los pocos días nos damos cuenta que nuestro vástago (que hasta ayer jugábamos juntos) hoy cuenta ya con 17 años !, ya no nos pasa tanta “bola” por que si hasta ayer nos miraba desde abajo y estábamos tan alto! nos miraban sorprendidos,¡ éramos gigantes! y encima estábamos en un pedestal... hoy ya nos miran casi desde arriba, pero si están más altos que nosotros !, a una distancia de algunas generaciones, imaginate ! hoy ya somos unos jovatos de 45 ! si hasta ayer eramos Superman sin miedo a nada, hoy somos unos viejos miedosos que no queremos que salgan tarde, que no anden solos de noche por la calle, cuidate del Sida, trata de no fumar... (sobre todo yerba), fijate en lo que te da la gente que no conoces cuando vas a bailar (y las que conoces fijate más), no los dejamos “ser”, no le damos “libertad”...y en el fondo tienen razón...
Somos unos viejos rompe cocos ! no solamente eso si no que muy dentro nuestro nos gustaría volver a tener 17 años, poder ir a bailar, salir de joda dos días seguidos sin que nos duelan hasta las pestañas, no tener los bolonquis de adultos, te acordás cuando nuestra mayor preocupación era como decirle al viejo que nos habíamos llevado alguna materia...?, y mas vale que se enterara por nosotros... volver a tener 17 años !...
Entonces seguíamos hablando sentados en la “pelopincho”, mientras a la sombra nos castañeteaban los dientes y al sol nos hervía hasta los huesos...
- así es Gaby... siempre “queremos ser”-, queremos tener otra edad, ser distinto a lo que somos...sin darnos cuenta que aquello que queremos ser, alguna vez lo “fuimos” y que lo que hoy somos... alguna vez “quisimos ser” por eso hijo tenes que disfrutar a full “todas” las edades en su momento ahora que tenes 17 disfruta todo lo que tu edad te indique, no “quieras ser” mas grande para tal o cual cosa...ya llegará su momento, todavía estas a tiempo de zafar del “síndrome del quisiera ser” simplemente “se”, se feliz, disfruta lo que tenes, disfruta de tu libertad de elegir, lucha por tus ideales sin perder de vista la belleza de las cosas simples, como el hecho de poder estar sentados acá charlando y disfrutando este momento...
Entonces me dí cuenta que me estaba hablando más a mi que a él, que eso era tan valido para él como para mí... para vos que lo estas leyendo, para todos !
Disfruta ahora, disfruta hoy... simplemente SE FELIZ...!
3
sin comentarios 51 lecturas relato karma: 68

Eres yo

Ella bailaba entre la gente
en su rincón, lejos de mí..
Me deslumbraba en el ambiente,
y se alteró mi porvenir.

Escuché el tono de su voz,
parecía una mujer normal..
Pero fue cuando sonrió
que desveló su humanidad.

No pude entonces contenerme,
y a mi destino sucumbí..
"Encantado de conocerte",
..y en tus dos besos me rendí..

Y ya no pude escapar
de ese lienzo en tu mirada azul,
así que supe la verdad,
mi corazón ya lo gestionas tú.

Eres mi ángel de la muerte,
eres mis ganas de vivir..
Eres la espada de mi vientre,
eres poesía en mi sentir.

También la luz en mi interior,
eres la ira que se apaga...
Ya formas parte de mi olor,
y es que sin ti ya no soy nadaaaa.
leer más   
20
9comentarios 105 lecturas versoclasico karma: 90

Nublado

Dicen que es normal sentirse perdido, perdido a veces, de vez en cuando.
No se que tan bien me siento estando perdido.
Los días de lluvia son mis favoritos para pensarte, es inevitable que mis pensamientos no vuelen con la intriga.
Que será de mi destino, cierro los ojos y nos imagino radiantes, como supimos ser alguna vez.
Te extraño, pero que hacer con vos, ángel caído, tan difícil de comprender... me gustas, hasta el mas ciego lo puede ver.
Pero estoy acá, en la cuerda floja, matándome del dolor, pensando constantemente en algo que nunca va a poder ser, viviendo de falsedades. Según vos, viviendo de ilusiones, según la persona que me hace un ser diferente dia a día.
leer más   
8
1comentarios 54 lecturas versolibre karma: 81

un presentimiento!

si nunca me viste asi
y hoy me vez,
no temas, no dudes, ni te preocupes
Estoy bien!

lo que abita mi mente y corazon
es un pasaje de mi vida,
creo es normal
es lo que me tiene asi.

si hoy me haz visto llorar
sola en la obscuridad,
y alejarme de ti, de todos
si te pido me dejes sola por favor
no te preocupes.

si vez que no duermo
es por que quiero ver un nuevo amanecer,
rosas cubiertas de rocio,
escuchar el canto de los gallos.

las melodias que entonan los pajarillos,
ver el sol que se asoma tras las montañas,
y recordar la lluvia
de este triste anochecer.

pero si vez que duermo
¡¡cuidame!!
y no me dejes dormir.

ahora te digo
tengo un presentimiento...
siento que hoy voy a morir.

(hildamartin)
leer más   
4
sin comentarios 46 lecturas prosapoetica karma: 71

Apendí de ti

Aprendí de ti que soy alguien normal,
que no valgo tanto como creía.
Al pasar los días comprendí que vale más
escuchar tus palabras que escuchar las mías.

Aprendí que una noche conversando,
tecleando el teléfono,
puede valer más que mil palabras.
Es exquisito conversar noches enteras con
quien te estas enamorando.

Que se puede construir una historia de amor
a distancia, hasta la madrugada, conociéndonos,
a pesar que no estabas a mi lado.
Tu lejos, yo lejos de ti, y solo compartiendo los
mensajes que nos unieron.

Aprendí de ti que una mujer hermosa
puede ser un alma hermosa,
que es linda por dentro, es linda por fuera.
Se puede perder el miedo al darle un beso
y si se dan dos mucho mejor.

Entendí que un amor también puede ser una amiga,
Que se puede compartir una rica comida
y seguir amándose.
Se puede compartir una película
y dejar las pasiones para otra oportunidad.

Contigo aprendí y aprendí,…más de lo que imagine.
Todos los días crecí a tu lado en algo nuevo.
Sin duda que ya no soy el mismo
y en eso fui el ganador gracias a ti

Para conquistarte, aprendí a emular un poeta,
como se empieza a derramar palabras en una hoja,
derramar lamentos y
enredarse con palabras.

Lamentable pero no todo lo aprendí.
Ni todo comprendí.
El como retenerte,
lo que necesitabas de mí.
Amarrar los sentimientos que tanto nos unieron.
No dejarte escapar.
No amarte como te merecías.
Todo esto y más, no lo aprendí de ti !!!.
leer más   
5
sin comentarios 37 lecturas versoclasico karma: 63

Se rompió la lámina azul de álcali-aluminosilicato

Se rompió la lámina azul de álcali-aluminosilicato

i
Se repite el mito - la Diosa vuelve a usar el objeto puntiagudo
La lanza- digo

No escuché el quiebre
Tal vez porque fue muy arriba, digo

La araña amarilla cayó
Lo que se rompió fue solamente la primera capa, digo

Y todo quedó vacío - mas no negro -
Los colores deben ser ordenados - la araña ordena, yo sigo

Los trozos de vidrio - tan diminutos
Devoran las montañas de occidente - viejísimos enemigos

ii

Estaba en una caja
Y yo era lo que se suponía debía de ser
Y ellos también estaban como los dejé
Mas ellos, ¿será que así que como los dejé
eran?

Y pasé horas en la caja
¿Será que fueron obra de los quarks?
Y entre un punto y el otro
Ninguno de ellos -

¿Los encontraré como los dejé?
¿Se quedaron así como cuando salí?

Cerca de las montañas
Rodeada de cadáveres
Despierto -
Cerca de los poco-desconocidos

Mi visión ya no era sólida - con 9 capas, digo
Sino que era violeta - con 6 seis capas, digo
Los contemporáneamente desarrollados -
Los lentes, digo

Y mi visión no era normal
Era violeta.
leer más   
6
sin comentarios 35 lecturas versolibre karma: 67

El 23 de Febrero Con El Querido Tommy

Querido Tommy, te conozco desde siempre. Para ti esto es tan normal, el que te dediquen. Se me ha hecho difícil el escribirte porque tímida soy. Te conozco desde siempre pero ese 23 de febrero me iluminaste. Me di cuenta que tu sonrisa no se apaga y que tu energía se transforma. Me acuerdo que mirabas para tu esquina izquierda, pero habían tantas mujeres bellas que no se si es posible que me hayas mirado. Te comento que las luces estaban espectaculares, así como las de Cold Play. Me disfruté de un principio a fin y eso que vine desde Puerto Rico hasta aquí. Querido Tommy, te escribo esta carta, no se si realmente lees estas cartas. Querido Tommy, aunque quisiera conocerte se que va ser difícil porque yo soy una fan más entre las miles. Me dijeron que eso que sentí era el post concert Blues pero contra ya estamos casi junio y siento que sigue igual. Querido Tommy, ven otra vez a Puerto Rico. Querido Tommy, quiero sentir otra vez esa magia de tu concierto, de tu música. Querido Tommy, necesito cantar esgalillá tus canciones para sentir que vivo más de lo que ya vivo. Querido Tommy, necesito salir de esta monotonía y sentir exactamente lo mismo que sentí ese 23 de febrero las 9 y tanto de la noche que aunque me hubiera gustado estar ahí a las once y once, no se pudo extender por tanto la magia. Eso sí, ten por seguro que a las once y once de esa noche yo mantuve la energía transformada en magia dentro de mí. Y aunque mi hermana diga que esto es una obsesión yo digo que es una dulce obsesión. Una obsesión que no hace daño porque nadie se entera y a nadie le afecta. Yo mientras tanto sigo pendiente tus nuevos logros, tus nuevas canciones y tus nuevas giras.

-Ley
leer más   
4
1comentarios 40 lecturas relato karma: 54

Intento no pensar

No me queda nada por lo que poder luchar,
nada que me arraigue a ningún otro lugar.
No encuentro placer al sentarme frente al mar,
no quiero reír, no quiero llorar.

Y es que siento que mi vida
es la sombra de un disfraz
olvidado en la huida
de un eterno carnaval.

Ya todo me huele a farsa,
el café me sienta mal,
no me duele ni que el Barça
no remonte una final.

Ya no canto en la cocina,
ya no sueño con volar.
Me levanto y mi rutina
es intentar no pensar

en que he sido un gilipollas
con mi idea de dejar
que te fueras, porque ahora
sé que nunca volverás.

Debería haber callado,
debería ser normal,
debería haber pensado
que sin ti no puedo estar.
leer más   
19
19comentarios 132 lecturas versoclasico karma: 106

Poema de Sant Jordi (colaboración de Pequeña Encrucijada).

Este día no es un día normal...
Hoy
la gente se regala
rosas llenas de amor y dulzura
y también libros llenos de cosas escritas.

Os estaréis preguntando
que a donde quiero llegar con todo esto...
pues os lo diré:
Imaginaros que cada una de las rosas
es un grano de arena
y cada libro
una gota de agua de mar.
Lo que quiero decir
es que...
si cada rosa es un grano de arena
y cada libro una gota de agua de mar
con las rosas podemos crear un desierto
y con tantos libros crear más mar
que se evaporará para que llueva en el desierto.

Amén :D.
leer más   
11
8comentarios 81 lecturas versolibre karma: 114

Soraya y sus Domiernes

Ella no quiere a los normales,
ellos ni siquiera le conciernen.
Y lo que de ellos son domingos,
ella lo vive en sus viernes.

Ese día de la semanala pasa cual ave encerrada.
Estando en su cama toda tapada,
esperando que de una vez sea mañana.

Hay algo que le hace nacer el aburrimiento.
Serán esas clases pesadas de arte,
que le dejan la cabeza un desastre,
y que parecen de un convento.

Cuando llegan las seis de la tarde
busca refugio en su cabeza,
pero su mente se tropieza
al pensar en eso de antes.

No quiere saber nada de ese día,
ni tampoco ser productiva en tal ocasión.
No quiere tratar con esa depresión,
y prefiere quedarse en casa, abrazando misantropía.

No tiene idea de lo que siente,
porque ella queda inconsciente
de tanta soledad desparramada
en una habitación deprimente.

Le queda buscar cobijarse
de toda penumbra que haya.
Porque los Domiernes son impuros,
no coinciden con Soraya.

Le es difícil concentrarse
para que las cosas conspiren a su favor.
Pues no siente otra cosa que el fervor
de un desconsuelo que en el día yace.

Querida joven sin entendimiento,
deja que el Viernes no te coma los sentimientos.
Muestrale valentía y talento
y dale luz a tu oscuro descontento.

Solo es un día sin firmamento
que puede sanarse con disposición
a cualquier tipo de precognición
que distraiga tu abatimiento.

Recuerda que el quinto día
no condena a quien gatilla
a las ideas que abisman
los gustos que uno sin ellas se daría.

No dejes que un momento de la semana
te condicione a bajar los brazos.
Quizás la solución sean muchos abrazos
de alguna persona bien cercana.

Soraya y sus Domiernes,
enemigos desde hace rato.
Un tan directo contacto
de dos polos opuestos e indiferentes.

Vence quien sea mas inteligente,date cuenta, todo lo maneja tu suave y vigorosa mente.

Espera la hora de desansar,
el instante de canalizar
desdichas diarias quizás
o problemas que debes olvidar.

J.D.D
leer más   
5
sin comentarios 29 lecturas versoclasico karma: 50

Ella y Él

ELLA Y ÉL

Ella ha sido madre y señora. Una mujer luchadora capaz de mover cielo y tierra por sus hijos ha sido amiga y compañera de aventuras en peregrinar de ambos.
Todo se lo ha contado y ella le ha entendido porqué sabe que el ha tenido la confianza de ver en ella a la mujer luchadora y sabia que sabrá darle el mejor consejo por su bien tomando en cuenta el cariño tan grande que le tiene al ser producto del amor y se engendrado en su vientre donde juntos estuvieron por muchos meses como si fueran un sólo ser.
La conexión entre ambos es tan grande que muchos los han atacado y los envidian pues para ellos no es normal el cariño sobrehumano fuera de este mundo que aquella valiente mujer y su hijo se tienen.
Algunos le han dicho que la abandone que el ya esta viejo pero el sabe que es ahora cuando ella más lo necesita porqué ella ha sido su compañera de vida y aunque muchas compartirán su cama ninguna estará con el en las buenas y en las malas como ella.
A ella le dedica estas líneas cargadas de amor, cariño y respeto por ser la mejor madre, amiga y compañera.
El valor de una mujer es tan grande que definirlo no podemos.

Autor: Robert Allen Goodrich Valderrama
Panamá
Derechos Reservados
Abril 2018
leer más   
10
4comentarios 81 lecturas prosapoetica karma: 103

Entre Sofía y Helena

En cierta fecha que se me escapa y en un lugar que ya a mis 59 años mi memoria plastama de forma bastante amorfa, tal vez un jardin, recuerdo haber conocido a Sofia, una persona alegre bastante hiperactiva aunque bueno teniamos siete y nueve años (en el caso de sofia)

Cuando nos empezamos hablar lo hacíamos manera poco coherente de cosas de adultos y de nuestros hermanos mayores, matematicas,geografia, leyes anticorrupción y deporte; realmente no teníamos ideas de que estábamos hablando pero nos divertiamos usando palabras de las que en ese momento no teníamos la más mínima idea de su significado. La pasabamos muy bien incluso en los peores sustos, como cuando Angel el perro de nuestro vecino nos dio un buen escarmiento cuando nos tomó por sorpresa tratando de tomar unas flores. Pero dejare de divagar creo que abusó de su tiempo.

Prosiguiendo Sofia era muy linda con un cabello negro hasta los hombros y unos ojos verdes, yo me queda absolutamente distraida a veces mirandola. Ella me decia que le gustaba mucho mi cabello rizado, en cambio a mí no me gustaba mucho, normalmente usaba gorro me abstenia de mostrar mi cabello mucho.

- se podria decir que ustedes son siempre fueron amigas, ¿verdad? - pregunto uno de sus alumnos.

- ¡claro!- exclamo Helena desde su escritorio - pero, durante un tiempo nos peleamos en ese entonces siempre que hablaba de ella me referia a ella como mi no amiga -

levantando una mano una alumna la interrogo -¿por que?- Helena tomo un sorbo de cafe antes de continuar.

-Sofia y yo eramos muy excéntricas y pense que siempre seria asi, pero de un tiempo para otro se volvio muy introvertida apenas hablaba conmigo y siempre se iba con Daniel -

¿Daniel? pregunto en seco una de las alumnas que se sintio curiosa por el relato.

-antes de lo que piense, Daniel no era el novio de Sofia, era un chico paralitico que aveces cuidabamos, a mi realmente no me emocianba la idea, le no podia hablar tampoco moverse por si solo - hizo una leve pausa para sonreir ya que una vieja imagen de infancia se pinto claramente en el reflejo de su café.

-¿por que no se movia Daniel? - otro alumno quiso añadirse a la interesante conversacion.

- Daniel al igual que Juan su compañero, tenia problemas motrizes, pero eso ya lo entiendes ustedes, en su tiempo yo no lo entendia. Daniel para mi era unicamente soportable gracias a sus curiosos ojos, pues tenia un de color azul claro y el otro de un verde un poco grisaseo; a Sofia le encantaban por eso se esforzaba en cuidarlo todos los dias, por eso se empezaron a difundir rumores que Daniel era un hermano de Sofia o su novio, era divertido verlos juntos pero al mismo tiempo un poco molesto-

interrumpida por Maria su estudiante más brillante Helana sintio que el pasado se repetia - Daniel necesitaba ayuda, Sofia era buena con él, ¿por qué usted no maestra? -

Desarmada ante esas palabras sintio como una lagrima cai de su rostro - tienes razón debi ser mejor con él, pero nunca fui mala, de hecho le tenia cariño en el fondo, pero yo no lo sabia en ese momento, fue entonces que decide que Daniel no abusaria más del buen corazón de Sofia, asi que como una dura maestra siempre lo tomaba forzandolo a a intentar caminar y hablar -

-¿Sofia la intento detener? - este dia era curioso para Helena hasta Edward su alumnos menos entusiasta estaba participando.

- pues sí por eso incluso discutiamos mucho, pero con él tiempo empezo a tolerarlo, ya que un dia Daniel movio un pie- una sonrisa nuevamente se formo en rostro de la Helena, pero esta era un poco más melancolia - imaginen niños nuestra alegria cuando vimos eso, pero quedabamos locas de felicidad cuando hablo y nos digo gracias, por ultima vez-

El salon cayo en la tristeza pero Helena les devolvio el animo con el final de su historia - lo más bello fue que eso me ayudo a mejorar mi amistad con Sofia y ha entender lo mejor de una amistad es ayudarse y a otros pero eso quedo entre Sofia y Yo.
leer más   
3
sin comentarios 35 lecturas relato karma: 32

Máscaras

Pensaba que era mejor no pensar, ser un robot, un androide en el mundo de los maniquíes, cuando para distraerse, para escapar de aquella cárcel de sonidos sin armonía, fue al lavabo.
Allí se quedaría dormido y le despertarían los golpes que le daba a la puerta un compañero.
Al salir, vio que un hombre de parecida estatura a la suya se cruzaba con él en el umbral.
Algo le chocó de aquel rostro, algo le llamó tremendamente la atención, aunque todavía sus reflejos estaban hibernados.
Luego de retorno a la oficina, metales brillantes, muebles blancos, ordenadores, aséptica y limpia, empezó a penetrar completamente el significado de su absurda desgracia.
Todo parecía igual que antes, pero todo había cambiado; los teléfonos sonaban, las fotocopiadoras repitiendo páginas idénticas, los ordenadores los bucles reiterativos de sus fríos programas. Pero, los compañeros, ¿qué había ocurrido con los compañeros?
¿Cómo podía ser?,¿cómo se puede producir un cambio tan absoluto y repentino?,¿alejarse diez metros, volver, y que todo sea distinto?, ¿darse la vuelta y que todo cambie a nuestra espalda?
Cerró los ojos y pensó cuando los abra de nuevo, todo será tan monótono, tan horrible, tan explicable como siempre. Los abrió y era peor, mucho peor.
Vio una sala, vio unas mesas y gente que trabajaba como siempre, pero todos eran idénticos, idénticos a él, con el mismo rostro triste y la misma mirada, con los mismos labios finos y la barbilla saliente. No había ninguna mujer; todos hombres, todos vestidos con la misma chaqueta gris abotonada, hablando con la misma voz, gesticulando del mismo modo, rasgos, andar y ademanes repetidos; era un libro de páginas replicadas, era la abominable reiteración de los espejos.
El tiempo se ralentizó para él como en una moviola como en un tocadiscos falto de revoluciones.
Todo perdió unos instantes movimiento y cobró una quietud de fotograma inmóvil.
El silencio planeaba lentamente sobre el mundo como un pájaro gigante y transparente.
Sonó un frenazo en la calle. Gritó un perro atropellado y volvieron las impresoras y los timbres y volvió el sonido y su dominio.
Fue pasados unos segundos cuando advirtió que sus semejantes no eran completamente iguales; no todo el mundo tenía la misma edad; el paso del tiempo conservaba su huella inexorable.
Miró a cada uno de sus compañeros.
El botones que traía el almuerzo y llevaba sus dieciocho años a la espalda.
El auxiliar que fumaba en la mesa bordeando la treintena.
El oficial cuarentón que contesta al teléfono.
Eran como versiones de él mismo, versiones perfectas, copias realizadas en edades distintas.
Y el jefe que leía el periódico reclinado en sus cincuenta, debería ser la imagen exacta que surgiría de su cuerpo, cuando pasasen diez años, la imagen del inicio de su futura vejez.
Se sentó en su mesa, abrió el diario, empezó a hojearlo.
En primera plana, una crónica fotográfica. La policía cargaba contra los manifestantes en una lejana dictadura. Tanto las fuerzas de orden público como los rebeldes tenían el mismo rostro; sólo los diferenciaba el uniforme y el tiempo.
En las páginas de cultura, una reportaje sobre “La Batalla de Tetuán”, la conocida obra maestra de Fortuny. Eran dos ejércitos de soldados de plástico, hechos en serie pero vestidos con uniformes distintos; se acuchillaban, se fusilaban, se torturaban hasta el suplicio más atroz, hasta la muerte.
En las páginas deportivas, la alineación del equipo nacional con un mismo nombre repetido, una fotografía de la formación con un mismo jugador multicopiado.
Y ese policía, ese manifestante, ese soldado español o norteafricano, ese jugador, ese portero, ese entrenador eran él mismo; sólo una diferencia apreciable; el atuendo y el tiempo.
Arrullados por los ritmos mecánicos de la oficina, soñó despierto.
Vio una playa gigantesca, infinita como el tiempo.
Vio estrellas en el cielo inacabable.
Vio burbujas elevarse en una inmensa copa de champán.
Vio un tablero ilimitado de ajedrez con incontables peones.
-Señor, señor- Le gritó un cliente.
Su mente volvió a concentrarse en lo exterior; de nuevo la sorpresa le horadó con sus dardos imprevistos; el muchacho que estaba delante de su mesa reclamándole un documento, era distinto a él, en nada se le parecía. Pensó que lo habitual retornaba como el flujo marino. Pero no. Todo seguía siendo anómalo, sólo aquel joven resultaba extraño, a causa precisamente de su normalidad.
Quiso hablarle pero no le brotaron palabras. Pasaron algunos segundos afilados que se le clavaron en la carne. Después el muchacho sin explicación alguna, se dio la vuelta, se alejó hacia la puerta y echó a correr escalera abajo.
Superada su primera indecisión, no tardaría en seguirlo.
Se abría paso entre la multitud indiferenciada. Era una persecución por calles tortuosas y laberínticas. A veces, lo perdía pero acababa encontrándolo siempre.
En una plaza solitaria, lo alcanzó. El joven lanzó una oleada de risa. Se acercó a su perseguidor. Lo miró de soslayo y se arrancó la careta.
leer más   
3
sin comentarios 22 lecturas relato karma: 47

Reincidencia

Mientras dormito
escucho los sonidos
y no puedo dejar de ver
y oír
tanto cuerpo destrozado
por bombas, balas y metralla
con sus correspondientes gritos
y aullidos.
Y estoy sentado en un hot dogs
cerca del mar
en una playa de un desasosegado
pueblecito pervertido.
Sentido amordazado por tres asesinas
palabras:
No te quiero.

La mujer china
atiende la terraza de al lado
y levanta la vista con la baba caída
para ver pasar miles de águilas imperiales
volando por el centro.

Y tiro el porro que me fumo.
Noto que me está sentando mal.
Me parece.

Cualquier día desconecto
el puto ratón del ordenador
que impunemente se me abalanza
a veces
y me muerde en los ojos.

NECESITO DESCUBRIR quien eres
realmente.
O más exactamente QUE FUISTE.

Misterio escabroso pero sarcástico
del que tu te ríes amenazante
desde el dibujo de marca de cerveza
serigrafiado en la mesa.
Y me voy del lugar.
Sigue siendo inhóspito e inhabitable
para seres muertos como yo.
A las tres en punto del reloj doblado
subo los escalones (16)
que bajan a mi submundo
y me pierdo en centelleantes oleajes
de fuegos fatuos
de no sé que animal muerto
o vivo.

Me visto para el combate de esta noche
armado con granadas y ametralladoras.
Preparado para salir al cuadrilátero.
¿Podrías dedicarme un solo segundo
de recuerdo?
Miraré un rato el desfile de Cancerberos
ante mi ventana, que me saludan cortésmente.

Abro el frigo y tomo un poco de leche fría
hirviente y azulada
y me tumbo en la cama boca arriba
y quedo inmóvil, observando el suelo
translúcido de mi cuarto.

Como todas las acostadas desde mas de mil años
me duermo, o eso creo, con la vista infiltrada
en el inmenso agujero negro, como cabeza de alfiler.
Una galaxia cercana se ha desplazado
un trillón de años luz. Desde ayer.
¿Se habrán fijado los astrónomos en el detalle?

Empiezo a soñar.
Y sueño que quizá, después de todo
hasta puede que sea una persona normal.
Un ser vivo o irracional engendro.
Siento un tremendo escalofrío. Es ya hora
de despertarse antes de que en verdad
me duerma.

Y es el amanecer del mismo día.
¡Venga chico! me grita
¡Sin miedo!
¡ahí, esos valientes!
¡conquistadores de reinos con princesas desvalidas!
Vamos a vivirlo otra vez.
La vivída anterior del mismo día no quedó perfecta.
¡Ánimo, que solo son 24 horas!
Todo, y más aún, me grita la mujer china
de al lado del hot dogs
empeñada en cazar las águilas al vuelo
con sus finos palitos de comer.

Si, ahora, pasado tanto tiempo
necesito descubrir quien fuiste
o que fuiste, si acaso fuiste alguna vez.
O fui yo el que obstinadamente quise que fueras.
O te deje ser, simplemente.
Tal vez fui yo, el que no fui, porque
como tantas veces, no supe, porque poder
creo que si pude.
Tal vez. Y aún tengo la duda.
Para siempre.

Ahora que lo pienso, no sé como demonios
entró en mi apartamento
la mujer china.
Ni una mierda me importa.
Total, tomaremos café juntos.
Quizá me deje contarle mi vida.
O quizá se atreva a contarme ella la suya.
En duelo a muerte de esquizofrenias
compartidas.
Esquizofrenias reincidentes.
Al fin y al cabo, solo son
las mismas 24 horas.
14
12comentarios 92 lecturas versolibre karma: 88

It's not the same

It will never be the same, no,
it will never be the same, no.
This is the very real way, isn't it?
this the very real way, isn't it?.

I'm wasted but I love it too much,
I'm crazy so what you complain about?
You were told that, yeh you were told,
so baby don't scream and let me go.

If you dont understand my madness,
where the hell is your kindness?
If I were normal as you wanted,
maybe I'd say I'm pretty fucked.

I'm still thinking about your hair,
and I got too much things to say,
but baby I got several pain from you,
so baby you got to know, my love flew.

It will never be the same, no,
it will never be the same, no.
This is the very real way, isn't it?
this the very real way, isn't it?.

I'm still dragging my scars down,
but you dont have to be worried about it
Cariño not now you did it never for me,
every single dance we made cringed.
When I told that to all my dudes they winced, haha, so baby now, let me free.


It will never be the same, no,
it will never be the same, no.
This is the very real way, isn't it?
this the very real way, isn't it?.

With your voice you were a storyteller,
your magic tales provided me fever
and I pretended to be a believer, haha
but actually I was being my "headkeeper"
so after all those stories, the alcohol was my painkiller, hahahaha, and not you.

It will never be the same, no,
it will never be the same, no.
This is the very real way, isn't it?
this the very real way, isn't it?.
leer más   
3
sin comentarios 30 lecturas english karma: 41

Hoy nada de hacer lo normal

Salgo de mi casa hoy es un día genial,
despliego las alas y corro hasta el parque,
salto la cloaca y le hago un desmarque
al perro de ese tipo que me ladra al pasar..

Y pienso que hoy…hoy estoy contento…
sin ganas de hacer lo normal…

Busco entre las plantas algo que me haga ilusión,
y veo un par de rosas sin venir a cuento.
Oiga jardinero de verdad lo siento!
pero yo las cogí por una buena razón.

Y es que hoy.. hoy ya ni lo intento..
Hoy nada de hacer lo normal!

Tenga usted señora, se las merece más que yo,
la señora aminora y me da un apretujón!
“Gracias muchachote, eres muy atento!”
Su sonrisa lo merece, créame no le miento.

Porque hoy… y no me lo invento…
hoy veo lo bueno y ya está!.
Hoy nada de hacer lo normal!
Hoy vengo con ganas de…..libertad.
leer más   
11
4comentarios 102 lecturas versolibre karma: 84

Mí hermana

En cuanto bebo un café pienso en ti,
Nada borrará lo que pasamos juntos ni lo que sentí.
Fueron momentos de amor rabia y engaños,
Lo normal y típico de dos hermanos.
¡Huy!
Tu preocupada, buscabas, yo preocupado pensaba.
Supe que sentías culpa por algo al cual siempre has tenido,
Fueron noches, meses malvividos, pero solo tú me preocupaba.
Siempre he cedido en todo por ti, he acatado culpas, pero nunca lo has entendido.

Conquistaste una vida llena de reconocimiento,
Yo he conquistado sabiduría, en saber vivir y conocimiento.
Sí aun te acuerdas de mí, yo nada he cambiado,
Porque yo a ti nunca te he conocido, me cuestiono si realmente te he amado.
¡Ya, ni yo lo sé!

Pero se, lo que realmente fue tu verdadero amor,
Pero no sé, si ¿alguna vez supiste que yo era tu verdadero compositor?
Pero sé, que todo creado fue hecho para ti con alma y amor.
Pero sé, que nunca ha existido algún tipo de rencor.

Estoy feliz, por verte feliz y que ya no eres una aprendiz,
Estoy feliz, por ser feliz con lo que viví,
Estoy triste, por ver que tu amor ya no te hace feliz.
Estoy triste, porque estas triste, me duele lo que te hace doler a ti.
leer más   
3
sin comentarios 45 lecturas versoclasico karma: 19

Llueve bajo mi cama

Llueve bajo mi cama,
mientras dientes
de león fluorescentes
alumbran el interior del armario.

Salto por la ventana del techo
cayendo sobre un bidón
de pétalos de agua.

Desconcertado, me calzo
con dos sombreros de bombín,
al doblar la esquina
del desierto de hojas,
me encuentro una estampida
de caracoles saltarines.

Pellizco mis mejillas
tratando de que la cordura
de mis pestañas
me devuelva al estado
natural de mis quimeras.

Apretando con fuerza
los párpados de lo cierto
entono una plegaria,
como himno del retorno
a lo cotidiano de mis sueños.

Y lo hago en dieciséis tonos de grises,
el periódico de la monotonía
que espera junto al café de la rutina.

Invadiéndome la certeza
de que la normalidad soñada
es el chaleco del traje de mis hábitos,
me abrocho los botones
de la confianza,
cerrando toda realidad.

Mientras, en mi habitación,
llueve bajo mi cama.....

Amén
leer más   
28
20comentarios 118 lecturas versolibre karma: 121

A pocos kilómetros del olvido

Sigo sin encontrarme y las fronteras me alcanzan.
Sigo lejos por la dislexia de la estrella polar.
Las coordenadas de mi felicidad eran tu estela,
pero siguiéndola solo llegué al ancho frío.

Acampaste en mis debilidades
esperando a que volviera de corazones nómadas.
Hasta los confines del nunca
me sigue un reloj de arena plomiza.
Cuando la soledad invade mis ecos
las canciones se me echan encima.

Tu sonrisa es mi amuleto.
Tuve la suerte de sacarte alguna carcajada.

Paseo por la cubierta del invierno
mientras las mariposas se tiran
por la proa de los sueños.
Llevo encima toneladas de impaciencia,
normal que no llegue de donde no se vuelve.
Callé desiertos
y ahora tengo precipicios de escolta.

A los cimientos de la veleta se agarra la apatía.
El viento vuelve llorando destinos.
El horizonte se desnuda en los suspiros
y yo me visto con lágrimas carcelarias.

Una cuerda floja une la coraza al pasado.

Estoy a pocos kilómetros del olvido,
muy lejos de ti.
leer más   
11
3comentarios 58 lecturas versolibre karma: 88
« anterior123457