Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 529, tiempo total: 0.009 segundos rss2

—Des(pluma)—

Frio ;
la luz se esconde
entre nubes de lluvia


El fugaz algodón
se hace espuma salada
borrando las huellas
que fueron marcadas

Y buscas la espalda
porque ya no hay cara
Porque la moneda
ya ha sido gastada

Y llega la hora
de tirar las cartas
Cortar la baraja
y quedar desplumada

Y ya no queda otra
que mudar las alas...

o quedarte al ras
de tus días anclada;
buscando la hoguera
donde solo
hay ascuas
Ventisca
Y escarcha

dejándote helada ..

@rebktd
leer más   
14
10comentarios 69 lecturas versolibre karma: 101

Ese corazón

Hoy, soy ese corazón asténico
Que se levanta otra vez
Con el peso de las luces,
De las miradas que no han de volver.

Que transpira anhelos
Y los embalsama en la canción
Que revolotea en todas las melodías,
Cuando una fracción de su alma
Aun es capaz de danzar.

¡Aférrate corazón!
Al brillo de las estrellas,
a la brisa que exhala el alba
y finge, sé un ave
dile a las nubes, que ya aprendiste a volar.

Muéstrale corazón,
A todas las criaturas
Que estas hecho de centellas
De fragmentos de astros ardientes,
Que estallas en diástole
Y la vida comienza.
leer más   
14
16comentarios 61 lecturas versolibre karma: 101

Mezclados sueños

Entre mezclado de ideas absurdas
y realidades de sueños
caen al suelo
los colores extremeños.

Una tabla llana de betas
oblicuas, dibujando un rostro
una pesadilla, agitada con viento
azul sin lluvia.

Un niño coge talco
para crear nubes blancas
que el aire agita
y llueve
creando un charco planteado
que otra niña patalea
se moja y llora.

Los sueños se entremezclan
con la neblina de ésta
mañana fría
sobre el asfalto mojado
un gato blanco camina.

No es que se agitan
las vocales
es que las consonantes
se mezclaron
para andar.
leer más   
10
sin comentarios 58 lecturas versolibre karma: 110

La vida

La vida es lucha, es sarcasmo, es sueño enajenado.
Es brincar abismos, es cruzar verdes valles, palpando los senos de montañas viudas con sus blancas calvas y sus redondas barrigas, y ves como se aferran a las plañideras nubes de lontananza.
Es franquear momentos que la mente alcanza.
Es canjear con trueque a doña muerte.
Es vadear caminos angostos en la espesura de lo absurdo,
Es andar caminos escarpados y abruptos de mentes suicidas.
Es vivir en una selva urbana, que yo, no conozco.
Es penetrar en ojos ciegos, fabricando sueños.
Es una caza de brujas, con inquisición venida del medievo.
Es un soporte que abre puertas al poder desmesurado que pisa cabezas.
Es un baúl empolvado, lleno de avariciosas joyas.
Es una canción desesperada que se ahoga en la noche y despierta en la aurora.
Es un grito de sirena, un aullido interminable entre tinieblas.
Es un mundo de fragmentos microscópicos del universo.
Es amor, miedo y locura.
Es suciedad que engaña al desaliento.
Es vergel de pureza cristalina que se baña en mis ojos.
Es un hilo imperceptible, frágil, que quiebra.
Es triturar con los dientes la invasión del alma encarcelada.
Es bostezar día a día ilusiones que emanan sin esperar nada.
Es mirar con ojos de esperanza.
Es un espejo que rompe.
Es el sol de mi mañana.

Angeles Torres
leer más   
14
4comentarios 50 lecturas prosapoetica karma: 86

Tormentas de arena y fuego

Abrasan cuerpos, destapan los trucos bajo el sombrero.

De la mano te llevo a través de las dunas. Los pies descalzos, las manos desnudas.

Como el que muere de sed, esperamos impacientes las primeras nubes. Cargadas, henchidas. Rosadas, plomizas.

Rompió la tormenta, y por fin empapamos los ojos, los labios, las palmas, los dedos.

Oasis de palmeras abrazan los miedos. Los amansan. Hasta convertirlos en pequeños granitos de arena que caen y se amontonan, se pierden en la inmensidad.

Somos halcones libres. No volvemos a ninguna mano cetrera. Ningún lienzo de cuero curtido nos pesa en las plumas.

Charcos mágicos en mitad del desierto. Los genios de las noches, cargadas de estrellas. Pintadas de ternura.
leer más   
4
4comentarios 33 lecturas versolibre karma: 73

Me viene a la memoria lo que no ocurrió

Ansias. Nubes.
Me esperaba el amor,
con un gusto ignorado
en el beso completo
y en el cuerpo sin límites
un extraño temblor…

María Calcaño


No me pidas que imagine con ventisca una hoguera sin que arda en mis labios ni te queme a ti en los dedos. Ya no puedo, no me sale, no concibo otra forma de acercarme al recuerdo de un futuro que quiero que llegue a mi puerta, golpeando con un puño de desorden y naciéndole un puñado de amapolas en la palma de la mano.

No pretendas que desista de encontrarme donde se acaba el naufragio, es decir, a orillas de tu playa. No me llenes de celaje ese azul que veo tan claro desde que lo veo sin ojos, a través de mi ventana (al sur, siempre al sur). Ni siquiera el descontento me parece tan eterno a estas alturas, ni el odio que le debo a la musa se me hace tan pesado (porque claro... hasta lo fingido pesa, pero no). Tú lo sabes: al principio, era un juego, un vaivén, un cosquilleo y, después...

La próxima vez que te vea, que no será en sueños, me vendrán al recuerdo todas las escenas que hemos diseñado y se derramarán sobre mis versos las palabras que les faltan (para el poema perfecto). Además, según dice mi memoria, las calles a nuestro paso van a ser escaparate de esos días escogidos a conciencia de entre todos los que forman el catálogo de ansia de vida. Mientras tanto y, hasta entonces, me conformo con todo (para qué variar la poesía...) y le pongo a los días un flequillo de vesania que me ayude a proseguir.
20
14comentarios 122 lecturas prosapoetica karma: 101

Gotas de fuego

Al filo del minuto
del advertir su lejos indeleble...
de sangrar las rodillas
extraviando la calma,
sortean su verdad
la intrépida suerte
y su adversa circunstancia;
el deber
sucumbe lánguido
al pardo níveo de sus arroyos
convocándose tres veces.

Lloras una lágrima
y de sus lágrimas
estallan los mil llantos.
Fiera tu paz amansa mi furia
y detiene su paso
a golpe de palabra.
La sola;
la tuya;
la misma.

Todas,
jamás como ninguna.
Todas,
nunca como una.

La doble flecha
sacrifica tu arcana...
Hecha a ti
Artemisa
y esclava pagana.
Abatido caes por mis palmas
al plomizo castigo;
trastocan tibias tu alma...
se justifican
aun ante el cruel infierno
de las voces inalcanzadas.

Puro es
el astrolabio...
la intención dolosa
en la que profundo se vuelca
cuando el de ésta que te ama,
nobleza acusa
llevándote con soltura
hasta la celestial vereda.
En ella,
triangulan los amantes
el ardoroso sextante
para fusionarse:
Sol y Horizonte.

Pasional alba de mar,
brújula de cielo:
¡mira a tus chiquillos
hacer terso
su lecho de tinieblas
y perfumar
su almohada de nubes!

por lo que fundidos
la sola mañana
rompen y rocían
por sus pieles...
infinitas
gotas de fuego.



Yamel Murillo



Amantísimos
Las Rocas del Castillo©
D.R. 2016
leer más   
12
12comentarios 110 lecturas versolibre karma: 112

"Leitmotiv"

Cielos bruñidos
En oro
Líquido,
Al despertar
Del día.

Mañanas,
Que se incineran
Con intensidad.

El deseo de existir,
Pintado en los cielos.
Dibujado,
En la dispersa línea
De las nubes.

Cielos bruñidos
En oro
Líquido,
Al despertar
Del día.

Y una inmensidad
Anaranjada,
Que aviva el deseo
De vivir.

Como hace tiempo,
Lo hacía el amor,
Lo hacía el deseo
De tus llamas;
Sobre mi.

Constantes
Cambios...
En la estructura
De un leitmotiv.

@A. Rheinn
#RheinnPoetry
13
5comentarios 68 lecturas versolibre karma: 115

El desafío

Miré ayer el horizonte;
me encontré perdido y amenazado...
de muerte.

Estaba ansioso, desesperado e inerte frente a tu puerta.
Los clavos insanos se me han ido hasta las pupilas,
ya aprendí a controlar los golpes de mi cabeza...
Y de mi cuerpo.

Ahora, estoy solo y parado en el borde;
Ahora estoy solo y quemado por las nubes.
Estoy aprendiendo a estar solo, aprendiendo a caminar solo.

Los tímpanos se me vuelan cada vez que aullo a la luna.
Tus manos vuelven siempre en cada estación y en cada parada de autobús.

Por un momento el ayer se me olvidó

La sed volvió y se desparramo en mi
¿En ti?
¿No lo sientes?
Se que estoy listo para morir;
para dejar ir
¿Y tú?

Vamos tu puedes, abandonemos la puerta y los clavos de ayer,
miremos nuestras manos;
descubramos el horizonte detrás de esa ventana.

¿Quieres saltar?
Adelante. Estaré aquí.
leer más   
7
2comentarios 45 lecturas versolibre karma: 101

El mejor poema de mi vida

El mejor poema de mi vida
no son las palabras sobre escombros
en puentes rotos
sobre parajes oscuros que no llevan a nada.

Dentro de mí las sílabas sobran
con un lenguaje con sentido
sobre una imagen momentánea
que hierve con el tiempo deseoso de salir.

son murmullos suaves que me devoran hablando
cada vez que leen los pensamientos
enredados en el deseo de ver una estrella
que se mira a lo lejos.

No iré a ninguna parte sin esa luna
que ilumina con un alfabeto sabio
y que me enseña a hablar conmigo mismo
atenuando el silencio que se adueña de mi último verso.

Heredé de mi abuelo ese verso parlante
de un soneto que se canta con el viento,
alegre y fresco como la sonrisa sincera
que se otorga sin el mínimo esfuerzo.

Yo juré ser un racimo de rosas
que nunca se marchita con las tentaciones
de unas sílabas olvidadas por la memoria,
palabras mayores que morirán conmigo hasta final.

El mejor poema de mi vida
no lo he escrito todavía,
vive conmigo en los días ausentes
de todos los retratos vivos que se guardan para sentir.

Mi poesía es un libro abierto.
Tiempo de siempre,
verbo secreto a voces,
palabras indecisas de un sustantivo que habla.

Cuento de once sílabas
que nunca van a ninguna parte sin mi,
sueño que me persigue sin sentirlo,
aire que disipa a las voces tímidas de un arte que llega.

El universo habla en un poema,
entre las nubes llenas de imágenes libres
de un sendero lleno de simetrías
que se nombran siempre desde mucho antes.

El mejor poema de mi vida eres tú.

Poesía
Miguel Adame Vázquez.
10/02/2018.
20
25comentarios 234 lecturas versolibre karma: 112

Azul marino

A Paco.

El Azul marino, en los océanos profundos.
Azul arriba claro e intenso.

Azules los ojos de seres humanos
que enamoran nada mas verlos.

Azul el horizonte-mi deseo,
de la alborada extremeña.

Azul nuestro planeta.
Azules las pinturas-dibujos del pintor poeta.
Azules de libertad y la palabra.

Azul el verso, azul la lluvia, azul el hielo.

Azul la línea que junta el aire
con el mar.

Azul marino transparente,
de nubes claras y bellas

Paco Merino, tus obras,
azules, bellas, azul.

Pintor. Extremeño, fallecido en Ibiza, año 2.000
A los 52 años.
leer más   
11
4comentarios 65 lecturas versolibre karma: 100

Dragón y Ángel

Dragón y Ángel.

Quiero ser Dragón, y tragar me toda la maldad.
Ser ángel para recibir esa flor sin olor
y darle a los derechos, eso, ser.

Ángel que vuele a la cima, y ofrecerte desde allí, el arco iris.
Dragón que, abre la boca para devorar el dolor, luchando con mi fuego erradicando, esos malos pensamientos.

Ángel de rabia, que quiere irse volando, levitando amor.
Dragón oscuro sin sombra ni luz, buscando la falsedad, de un coletazo y de pronto ver claridad.

Ángel luminoso, de nubes,agua, y sol,
caminando sobre esa hipocresía de hielo y fuego, mí dragón herido.
Despierta monstruoso ser, despeja la guarida vuela con tus alas, allí donde la intolerancia vive en libertad,
purifica con tu calor y fuego
mí dragón justiciero.

Ángel rabioso sin servicios, protesta delante de ese altar que se te negó, lucha con tu espada vengadora y libera para siempre la corrupción.

Dragón del tiempo pasado y de hoy, no descanses ni de noche y día, nuestro futuro lo quieren para sí, vigila desde tu atalaya con tu fuego purificador, salves al ser, sin dios.

Ángel rechazado que caminas si rumbos, templar tu espada, da le brillo, busca los enemigos del amor y la felicidad, están equivocados perdidos sin rumbo.

Dragón y Ángel. Yo.
No me llevéis, con falsos profetas y dioses.
leer más   
5
2comentarios 80 lecturas prosapoetica karma: 60

Quiero ser contigo (@_Sejmet_ y @Verín)

¿Qué eras, nostalgia? ¿Otro nombre dado al vacío? ¿Soledad? ¿Lo peor de mí?
Lo he olvidado, ¿acaso importa? Lo que vale y me eleva dos palmos por encima de las nubes es saber que la luz sigue encendida en mi pecho, justo eso. Eso justo anhelaba y lo he encontrado en la voz de un nuevo día despertándome del sueño.
Llegaste. Tan elegante… seduciendo con tu aroma de vida recién hecha y luciendo carmín en los labios del color de la poesía. Eras tú tan igual a los sueños… ¿Cómo no reconocerte en las plumas del ocaso que se funden con el vuelo de un poema? Sí, tú, suspiro de esperanza que no cabe en los pulmones (de quien milagros no espera). Espanto de nubes, tropel colorido volante en mi vientre, melodía continua, sonrisa permanente llamando a mi puerta. Es así, de esta manera tan perfecta, tan tuya, como desatas de la quimera los hilos que sujetan mis latidos a los puños. Ya son libres de posarse donde quieran, ya era hora que eligieran de destino el paraíso sembrado de luces que albergan tus manos.
Quiero ser contigo. Pero no me refiero a ser la mitad de un todo, parte, trozo, resto indefenso en tu ausencia. No. Hablo más bien de añadir más vida a nuestras vidas restando los miedos, sumando caricias, poniendo más tonos, más dedos, más brazos, más piernas, más lenguas… saliva.
Más...
Ser núcleo, temblor consentido, epicentro, gemido en mi boca entreabierta, calor enredado en tus muslos. Ser. De esta manera y de aquella y de otra diferente. De todas las posibles que halle una imaginación compartida como la nuestra. Quiero ser contigo otra existencia más allá de la mía. Una flor de las dos flores que decoran la maceta perfecta. La sombra que abraza a la sombra que forma la noche.
Nos queda el milagro en los ojos que imaginan y tocan y sienten. Queda el amor floreciendo en poemas escritos por manos que sueñan. Queda mi voz en tu boca llamándote Amor. Y por delante, un camino despierto y abierto ante ti, ante mí, para siempre.

(¡Ah! Una cosita... Muy pronto @TuroCarballo, nos prestará su voz y su guitarra para seguir haciendo magia con Quiero ser contigo)
leer más   
16
33comentarios 220 lecturas colaboracion karma: 106

Nadie aquí

Nadie aquí, sólo el mundo,
mi voz camina, mis pasos hablan con otro pasos,
calzados en un lenguaje sumiso
las nubes amasan ceniza y hojas plateadas,
sobre los hombros una muchacha lleva una melena de fuego,
pero no hay nadie aquí, sólo está el mundo,
ácido, razonable, repleto de perdón, vacío de culpas,
llueve,
descalzo el espacio de las horas se somete a ser verdad,
pero no hay nadie aquí, sólo el mundo, aquietado y gris
entre amapolas blancas y árboles desnudos, olvida.
12
4comentarios 50 lecturas versolibre karma: 116

Tristeza

Golpes sordos
en los lagrimales.
Tachones en el alma
y corazón en una jaula.

Por el camino voy dejando
charquitos de pena y hambre.

Sola, solita en mi negrura
me cubro de frío y sueño.
En el puño. En el puño
de la mano guardo una sonrisa.
Quizá mañana me la ponga.

Pañuelos. Pañuelos de seda
para secar un mar de nubes.
Sacúdelos al viento,
que se lleve la humedad,
el tedio y el miedo.
16
10comentarios 102 lecturas versolibre karma: 110

Mi mundo

Cuando salgo a la calle
con el corazón disponible,
abro la ventana
de mi crisálida,
y siento aire limpio,
el olor a raíces
devorando la tierra,
el aire nuevo renovado,
mirándome a los ojos,
rendido a los pasos
del mundo,
sin tristezas,
sin alegrias,
sin nada.

Piedras que ruedan
sobre arenas solitarias,
brillos herméticos
llenos de luces de plata,
cascadas transparentes
con forma de doncellas
coronadas de orquídeas,
de largas melenas de leyenda,
cuerpo de pistilo silvestre,
pulido como los guijarros
del mar hechizado,
surgen relucientes
raíces flexibles,
de juncos palpitando
y doblegando el temblor
donde se abren los cielos,
y se escucha
el murmullo de las sombras,
tendiendo sus alegrias
de besos amamantados
sobre nubes vespertinas,
de vientos siderales,
escucho, mi sangre
llena de interrogaciones,
de sonidos llenos
de risas y sombras.
leer más   
4
6comentarios 49 lecturas versolibre karma: 72

Noches de arena

Hay noches de arena
donde ninguna metáfora importa,
duermevela de nubes, las huellas silenciosas
y húmedas de los que no se han quedado,
las gaviotas dormitan,
la profecía del invierno son instantes sigilosos,
diminutos pétalos de historias sin raíces,
la bruma de las palabras traspasa la piel,
hay lugares así, donde el amor no existe,
una casa, un hombre, una verdad,
hay piedras que son flores de sombras
erosionadas por las olas,
la brisa es un beso muerto del viento,
el único beso donde ninguna metáfora importa.
19
5comentarios 128 lecturas versolibre karma: 103

Estaciones

Falsas mañanas,
que me confunden,
que desenredan
tirabuzones de dudas,
e ilusionan mi estancia momificada,
como un hilo, que se pierde
con Ariadna
en un soplo de Cupido.

Estaciones llenas de intensos vacíos,
donde habitan ojos marchitos, confundidos,
ojos que expenden máquinas
de cavernas llenas de maletas
que suben y bajan.

Estaciones completadas,
con cada paso,
con cada pisada,
andenes que agotan
el reloj de arena,
con cada rienda perdida.

Memorias recurrentes
de historias no contadas,
que se pierden en asideros
de compartimentos,
dejando asientos calientes,
vaho que me abraza
e invade mi espacio,
alimentado de móviles
de risueños teclados,
el corazón se pierde
en nubes de voces ignoradas,
llamas en labios no besados,
marchitas miradas de fuelles
en tristes caras desvastadas.

Estaciones frías, sin calor humano
donde juegan miradas,
evadiendo su dirección
de trayectos olvidados.

Vagones diseñados
de asientos adulterados,
direcciones que se eligen
sin saber hacia donde vamos,
al final, un número somos,
que se evapora de las manos.

Viajes que marcan hitos
del destino,
vagones desmelenados
de furor de himen deramado,
fluidos corporales de ayer y de hoy,
ilusiones perecederas
de libros no leídos,
de bolsas de compra
llenas de vacías cuitas
insatisfechas, de manidos anuncios
que mueven la vida
y despersonalizan un mundo
que se ahoga en la nada.

Angeles Torres
leer más   
2
2comentarios 18 lecturas versolibre karma: 40

Dos libros, por favor

Hoy compré dos nubes cargadas de leyendas,
vientos sanos y refugios arcaicos.
Y llenaron mi morada
de homéricos versos
los colores que pronunciaste en Ítaca;
para dar,
para repartir…

en este viaje por el Hades


{0x1f3a8} Ilustración; Amanda Cass
3
2comentarios 29 lecturas versolibre karma: 42

Próximo

Sube el nivel del mar Mediterráneo desde la costa,
las olas que rompen llevan algo muy distinto a la paz.
Les llaman refugiados pero no es un refugio Europa
las nubes del cielo llevan un logo de publicidad.

Aunque la vida venga del agua no debe terminar allí,
que desgracia enterrarse en la arena y saber que no podrás salir.
Siguen esclavos desde Egipto a Berlín,
las cadenas de la historia son muy largas.
¿Cómo despreciar a quien tiene como despertador un misil?

El tercer mundo son tan sólo los suburbios del primero.
Ni Allah, ni Jesús, ni Yahveh,
las llaves del cielo son tu raza, tu sexo y tu dinero.

En el lejano mundo de los otros rige la ley de la selva,
el mayor, más gore y crudo reality del mundo.
Sólo el dolor diferencia al espectador del espectado,
el gran teatro donde el ser humano se acerca más a la bestia.
Donde se bajan telones y levantan concertinas
se intuyen las sombras pero las únicas fronteras son las epidermis.
18
sin comentarios 63 lecturas versolibre karma: 98
« anterior1234527