Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 2598, tiempo total: 0.036 segundos rss2

Pasos impares

Libro: Apotegmas en el desierto (2014)

Cuando quiero escribir, simplemente me limito
a bostezar imágenes, mal dormir instantes,
y esperar que se haga de noche en mi obstinación
entre irrealidad y desamparo.

En un reino octosilábico habito un palacio
de cartón; mis rimas, tan forzadas como siempre,
tan mediocres como nunca, me dejan conforme,
lo cual es suficiente para mí.

Nunca me lo he planteado así, pero quizá me
dedique a derramar tinta por no querer gastar
saliva; desnudo de los miedos para abajo,
me pierdo por los atajos de la vida.

Persigo el dulce amor de las derrotas sonriendo
ante recuerdos suicidas que buscan llamar la
atención, encuentro lo infinito a la vuelta de
la esquina, en un jardín sin flores.

Mis silencios pecan por soberbios; ocasos que
besan vagamente los labios equivocados,
me enfrento al papel gritando adjetivos que evito
nada más empezar a expresarme.

Y eso es mi poesía, un impreciso sabor a
nostalgia, un conjunto de nuncas que osan salir
a caminar con obscenidades de etiqueta,
con pasos impares y vencidos.

Confieso que a veces me detengo demasiado
en el relato furtivo de un país de lobos
sueltos, lagrimeando por un futuro que no
llega ni siquiera a pesadilla.

Huésped del cuerpo que me ha tocado, arena
en la inmensidad de la vida, siempre dedico
renglones a hacerme preguntas inoportunas,
pisando cristales por deporte.

También deshojo en forma de caricia, crónicas
de los inviernos inhóspitos en pabellones
polvorientos, portando la condena a contemplar
expediciones de soledades.

Resumiendo y sin extenderme en tantos detalles,
expongo como teoría una nimia conclusión:
los poetas escriben porque tienen talento,
yo lo hago porque me da la gana.

etiquetas: pasos, impares
1
sin comentarios 11 lecturas versolibre karma: 12

¡Bendito Benedetti!

(2 Jotabé)



Tenía falta la literatura
de la pluma amable, crítica y pura,

de un amante que nos hizo entender
que para amar, papel no ha menester,
y que al conjugar el verbo querer,
ni una estrella azul debemos poseer.

¡Bendito Benedetti! Voz osada
que defendió de forma encarnizada,

el amor y la vida y la amargura…
y nos regaló el inmenso placer
de su fiel poesía enamorada.


Poeta uruguayo por su nación,
mundial siempre ha sido su proyección.

Pues aún con el alma comprometida,
en denunciar la maldad fratricida…
¿Cómo obviar el poema, Bienvenida?
Y su sensibilidad sin medida.

¡Bendito Benedetti! Voz viajera
que, de Montevideo a la Albufera,

el aire ha impregnado de esa emoción,
que nunca a nadie pasa inadvertida,
y mi alma convirtió en su costalera.
14
6comentarios 36 lecturas versoclasico karma: 106

Volando a lomos de los versos

Cuando la luz se me fue a oscuro,
bajé hasta las entrañas de un lodazal
de llanto y barro de soledad.
Escavé túneles buscando la salida,
pero todos me llevaban
al punto de partida.

(No se puede escapar
cuando no se quiere ver).


Me guardé una llave
en el cuarto creciente del corazón,
pero con la ceguera lo olvide todo.
Me mantuve aletargada
esperando no sé qué mano
que nunca llegó a sacarme.

(No se puede ser rescatado
cuando no se pide ayuda).


A pesar del frío y el hastío,
una llama diminuta seguía encendida.
Calenté manos y voz,
calenté versos y brisas.
Las palabras me devolvieron
al espacio que ahora habito.
Me puse guantes blancos
y calcé zapatos voladores.

Ahora vuelo cuando escribo
y escribo para NO volver al oscuro.



Hortensia Márquez


Imagen sacada de Internet
15
18comentarios 56 lecturas versolibre karma: 103

Después de todo

Duelo mortal por el cansancio
profundo sueño de mentiras
así en vano es la agonía
de un desierto cubierto de recuerdos hechos cenizas.

Mis ojos fueron la sombra
de una mirada caída
un recuerdo áspero entre lágrimas
por una verdad perdida.

La noche se derrumbó en su caída
entre amores sordos de una eterna despedida,
he olvidado la existencia entre tristezas
de un amor que aún por otros gemía.

Nunca callé ante el silencio de la mirada
soporté el ego de la esperanza abatida
ignorando el sueño ufano
cuando ya nada lo sostenía.

Olvidé los sentimientos con el tiempo
entre el miedo que duele por la fatiga
como un dolor mudo
en el ataúd de las mentiras.

Después de todo
nací de nuevo entre los sueños
y entre palabras perdidas me encontré de nuevo
aprendí a caminar a oscuras en la corta vida.

Olvide morir en la tristeza
en la inocencia de una simple caricia
comencé de nuevo sin agonía
improvisando puentes en donde sólo había ruinas.

El mute
21/05/2018.
11
8comentarios 134 lecturas versolibre karma: 116

Arena triste

Mi presente se disfraza de un desierto sin final,
soportando la verdad de los espejos.
No hay oasis que me ayuden a olvidar la realidad
de tenerte cerca y sentirte tan lejos.

No quiero verme en guerras que dejan tantos heridos,
pero siempre fui maestro en no cumplir lo prometido.
Aún flotan tus recuerdos dentro de mi copa llena,
por no dar la vuelta al reloj y dejar caer la arena.

Te sorprende, de repente, una tormenta en una esquina,
sin saliva que limpiara la maleza,
y hoy deseas sumergirte en agujeros con espinas,
donde acaban los cuentos que nunca empiezan.

No has logrado despojarte de fantasmas del pasado,
como un barco que partió pero aún no ha regresado.
Somos labios que se miran pero que mueren de sed,
aunque sepan que aún queda mucha arena por caer.

Enmudecimos los dos viendo llorar a la marea
lágrimas de mar, de dolor, en medio de nuestra pelea.
Tragos de agua salada que jugaron al despiste
esparcieron las cenizas que dejó la arena triste.
10
6comentarios 53 lecturas versolibre karma: 95

El final

Hoy tenía ganas de escribirte un poema,
Será el último en mi vida para ahogar ésta pena amarga, el fin de la escena...

En cada recoveco de mi alma siempre habrá espacio para la tuya,
Y entendí que amar es albergar en el corazón tu memoria y siempre ahí existirás.

Gracias por ser la cicatriz más limpia que pude tener,
Y logré comprender que la podía haber pasado peor con otra persona, pero me tocaste vos y aunque amar es dolor, aliviaste esa dureza con tus caricias y tus besos directos al corazón.

Ahora me doy cuenta de cuanto amo tu libertad, verte libre y feliz es lo mejor que puedo desearte, no sos de nadie, sos del aire y eso me encanta...

Hasta nunca,

Hasta siempre (en mi memoria)

Hasta la eternidad, primer amor...
leer más   
11
4comentarios 70 lecturas versolibre karma: 87

Que fácil es envenenarse el alma

Que fácil es envenenarse el alma.
Caerse,desmoronarse.
Romper los sueños.
Perder batallas....
Que difícil.. muchas veces
es serenarse.
Levantarse.
Mantener la calma....
Que fácil es tropezar.
Equivocarse.
Hacer promesas
Que no van a ninguna parte.. .
Que difícil,a veces
No romperse.
Escaparse.
Desatar los apegos
que te atan.
Pero si hay algo que aprendí.
Fue a no rendirme. A perseverar...
en la tormenta y en la calma.
Y a no tirar nunca ,jamas...la toalla.
leer más   
10
6comentarios 94 lecturas versolibre karma: 88

Poema con 20 palabras elegidas

En este dulce soñar etéreo
puntual aurora de ningún día,
piadoso ayuno de un arrebol
y ausencia del final efímero

qué verdades obtendrá la mano
en la amarga soledad y olvido.
Un silencio magro de epifanía.
Ninguna época creó ese cuarto.

Ni en el pensamiento sonámbulo
dibujamos la inefable estancia
donde la iridiscencia de la luz
tocara tu imagen inmarcesible
nunca encerrada en una lágrima.

Cómo despeja la elocuencia.
Nítida nos desvela serendipia
en la sombra con luminiscencia.
Meliflua música que transporta
de ningún yo con ti la limerencia.

La realidad y su efervescencia,
el desenlace ineludible y nítido,
nos impone su incandescencia
en cada sueño que fuera abatido.


poema con estas 20 palabras cogidas del de Horten67:
Meliflua, inefable, sonámbulo, época, serendipia, limerencia, etéreo, arrebol, iridiscencia, epifanía, luminiscencia, soledad, aurora, olvido, efímero, incandescencia, elocuencia, efervescencia, inmarcesible y desenlace.
leer más   
6
2comentarios 37 lecturas versolibre karma: 83

Amiga Soledad

¿Cómo empezar cuando solo ves finales?
¿Cómo seguir si no tienes un principio?

¿Cómo voy a soñar si nunca duermo?
¿Cómo voy a encontrarme si no me he perdido?

Te busqué por calles estrechas, llenas de bares,
donde la música sonaba moviendo cuerpos que bailan
—que bailan o solo se mueven—.

Te busqué entre la gente que impedía que pasara.
Nunca quieren que te encuentre.
¿Por qué sueles esconderte?
Tú, vieja amiga, compañera incansable.
Sabía que podría encontrarte en el rincón
donde siempre supiste esperarme.

Últimamente, te he traicionado
con otras compañías, pero tú
no has dejado de abrigarme
los días oscuros, las blancas noches.

Descansa amiga, descansa
que tú siempre estarás para acompañarme.
leer más   
14
10comentarios 64 lecturas versolibre karma: 87

Metamorfosis fallida

{En esta vida hay instantes que ya han sido y que no se pueden alargar ni una milésima de segundo más,no se pueden recuperar. Ya no hay más que hablar,que aclarar, explicar. Ya no hay nada que hacer con ese instante perdido.

Pero siempre habrá algo más por sentir.}

En el amor se empieza siendo semilla,hasta que la flor florece.
Esta puede permanecer intacta, marchitarse, puede ser rota,quemada..
Pero haga lo que se haga, nunca volverá a ser semilla.

Mi flor quedó mustia y pálida
Pero sus pétalos no se rendían.Querían hacer lo imposible.Se conformaban sólo con ser semilla.

Cómo resultado de ello,lo que antes era flor acabó dividida en diferentes partes.

Una de ellas, acabó siendo semilla, consiguió volver a los inicios donde el amor de flor ya no existía.

Pero sólo había media semilla.

La otra parte no consiguió transformarse, se quedó en flor podrida.
Se sentía culpable, no era capaz de olvidarlo todo y volver a ser semilla.
leer más   
4
1comentarios 35 lecturas relato karma: 48

Recuerdo YUTHA

Allí había un soñador;
lo malo es que algunas veces,
razonaba,
pero solo eso.

Intentaron cambiar
su personalidad,
y soñaba más

Podríamos haberle olvidado,
pero él, amplió sus conocimientos,
hacía falta

Recuerdo Yutha,
allí había un soñador,
lamentándose,
en algunas ocasiones divagaba

Y como si hiciera falta comprobar,
el estado de su razón,
casi nunca te convencía,
era su disfraz.
leer más   
14
14comentarios 101 lecturas versolibre karma: 91

Anocheciendo contigo, vida

Cuando un anochecer y un amanecer se unen, el Universo de la Vida cobra todo su sentido.
En sus manos acoge serena, a ese pequeño ser que amanece a la vida.
Blanco, puro y sin mácula, contrasta junto a su piel gastada, cuarteada por el tiempo y las batallas.

- Niño mío, yo te guardo.
Tu corazón naciente, pegadito al mío ya cansado. Así, latiendo juntos. Tu entrando y yo saliendo, en ese minuto regalo, que nos da la vida, para decirnos hola y adiós, entre besos y abrazos.

- Me gusta estar entre tus manos. No me dejes, necesito que me muestres el camino que debo tomar para no caer.

- No tengas miedo, estoy aquí para entregarte suavemente a la vida. Tu vida.
Será como si de un vals romántico se tratara. Acunadito mi niño, sin prisas; suave y dulcemente, meciéndonos juntos.

Después me iré, porque mi vida ya la recorrí. Las arrugas y los surcos de mi piel, reflejan el camino andado. Los sueños cumplidos, los que pasaron de largo. Las alegrías y las penas. Las soledades a solas y las compartidas, que son las que más duelen. Los silencios, las ausencias, los miedos, los dolores.
Lo que disfruté y lo que me ilusionó. Todo lo que aprendí y lo que olvidé. Todo lo que amé y lo que me amaron. Lo que entendí y lo que no logré entender.
Porque, ¿Sabes una cosa? Nunca llegarás a saberlo todo. Nunca aprenderás lo suficiente, para desterrar el dolor de tu corazón. Porque niño mío, vivir duele.

- Entonces llévame contigo, no quiero sentir dolor.

- No, mi niño. La vida es hermosa y has de vivirla. Tu corazón está preparado para sentir y amar la vida. Deja que crezca en ti ese amor y únelo con el de las personas que te rodean y con el de las que están por llegar a tu vida.

- Y tú, ¿Por qué no te quedas siempre conmigo?

- Yo ya viví, mi niño. Este es el testigo que te entrego, ahora es tuyo.
Que cuando tu piel se escriba de arrugas como ahora la mía, puedas decir... He vivido y ha sido hermoso.



Publicado en "Gente Yold" el 10 de Septiembre 2016
6
4comentarios 44 lecturas prosapoetica karma: 84

Ars Poetica

He vuelto a escribir,
como un antiguo vicio que contraje de joven,
y soy un verso mojado,
caído de unos labios,
cayéndose en fragmentos de agua.

La primera vez que escribí fue por amor,
las mariposas en mi estómago migraron a mi frente,
en su lugar quedaron peces de colores,
algunas se posaron en mis manos.

Escribo desde que tengo uso de pasión,
en presente progresivo,
en futuro imperfecto,
en participio.

Escribo por impulso,
por convicción y por vicio,
a veces también por inercia.

Escribo sin mesura y sin miedo,
dejo que el cauce de mis dedos se derrame,
que el agua de entre mis manos
se desborde,
que todo me inunde,
que todo se ahogue.

He estado escribiendo de día y de noche,
antes de dormir y al levantarme;
no está bien,
ya lo había controlado.

Me he descubierto a las tres de la mañana
en busca de un verso,
nunca me he cuestionado por qué escribo,
pero sí me he preguntado de qué sirve.

Pensé que podía escribir cuando quisiera
y que cuando quisiera también
podría dejarlo.

Escribir es sencillo, pero no es fácil.
Escribir me dispersa y me esparce.

Lo que escribes no sólo te define,
te retrata,
te identifica.

El que escribe poesía
no lo hace por gusto,
tampoco es que lo haga a la fuerza,
pero lo hace por influjo,
bajo influencia.

Quería dejar de escribir,
pero ha estado lloviendo.

Supongo que algunas personas escriben por placer,
deciden cuándo escribir,
sin importarles si llueve,
si se hizo de noche
o si se tiene algo atorado
en alguna parte.

El poeta no tiene un lugar favorito,
una hora determinada,
el poeta no decide cuándo escribir,
escribe porque tiene que hacerlo,
a menudo se descubre escribiendo,
se encuentra.

Los poetas son locos,
esos que escriben,
que no saben hablar.

Los poetas se caen y se hacen pedazos,
se quiebran a cada rato,
se mueren a cada rato,
y a cada rato,
qué bueno,
renacen.

La poesía te toma por la espalda,
te tapa los ojos
y quiere que adivines
de quién se trata.

La poesía juega sucio,
te acorrala,
puedes decir que no,
pero no importa;
cuando la poesía te ha elegido
no puedes hacer nada.

La poesía hace conmigo lo que quiere,
sabe mis secretos,
me amenaza con decírselo a la gente,
me tiene en sus manos.

Tomé a la poesía trémula entre mis brazos,
me miró fijamente,
como si quisiera decirme algo.

No sé si sea poesía,
pero me toma de las manos
con la propiedad de quien toma
lo que es suyo.

Tal vez no he comprendido el Ars Poetica de Horacio.
Quizá he entendido mal todo esto de la poesía.
14
13comentarios 76 lecturas versolibre karma: 110

Esperanza

No quiero guardar silencio y meterlo
en un pequeño cajón de un librero
quiero gritar y anticiparme a la luz que se revela.

Mis manos protestan y escriben
son testarudas y necias
son mi boca repudia la dictadura vil del propio odio.

Las cicatrices sanan poco a poco
desde aquella última vez que sangraron
ellos sembrando sus ideas en mis oídos
ellos son sordos a su voz que aniquila el amor.

La esperanza es un tizoncito que protejo con ternura
no quiero que se apague su llama
le soplo despacio, pensando
organizando mis ideas
todas ellas quieren vivir en la congruencia
de un pensamiento abstracto.

Para no volverme un loco de atar
me acciono
relevantes son las cosas que me importan
mi familia.

Mi poesía que transforma
son palabras vivas que no se mueren
con la resequedad del odio.

Grito, lloro, espero, canto
todo eso que me estorba
lo saco y hecho en un saco roto que vuelvo a remendar.

Nunca riegues al rencor con un olvido
lo esencial de la vida es esperanza
el dolor es pasajero con un amor que perdura.

No quiero ser una réplica perdida
de aquellos que no alcanzaron su tiempo
recordé un verso olvidado.

Era frágil en el desamparo sombrío
lo ame y lo volví a soltar al viento
regresará, estoy seguro de ello.

Le di de comer un poco de ocaso
es brillo en el espacio, es bueno
los sueños en una noche desgastada
hacen ver a unos ojos ciegos
nada detiene a un silencio con voz.

Miguel Adame
19/05/2018.
14
4comentarios 177 lecturas versolibre karma: 100

Claveles rosas...

Claveles rosas tus manos
labrado en seda tu rostro
unidos como en verano
lunas de amor sin agosto.

Invádeme el dolor cuando
a solas yo me despierto
a descubrir que no es cierto
loco amor desesperado.

Y voy muriendo por dentro...
Jamás amé tan en vano !

Algún día nunca llega
narró el poeta lejano
daría toda mi vida
regalaría mi tiempo.

A cambio de algún te amo...
9
2comentarios 65 lecturas prosapoetica karma: 105

Wind-eyes

Podia girar la tierra con tan solo una mirada
que siempre apuntaba al mismo lugar
a ese pequeño punto donde se une el cielo y el mar
donde todo empieza y todo acaba.
Podias lanzarte en sus ojos como quien salta al vacio
como quien desafia al miedo, como quien no le teme ni al frio
en cada pupila llevaba un manual de sentimientos
nunca supe su nombre, para mi solo era la niña con ojos color de viento.
leer más   
16
13comentarios 103 lecturas versolibre karma: 102

Felicidad

Nunca pongas tu felicidad en manos ajenas,
Quiérela contigo, que no se vaya con cualquiera.
Se egoísta en cuanto a este tema,
Ni amores, ni familia, ni amigos, que jamás puedan con ella.

La felicidad es tuya, es única
No te lamentes, lucha,
No es el objetivo, es el camino,
Es la vida, y hay que morir por los sueños perdidos.

Sigue amando, disfrutando,
Sé cómo el aire que fluye sin permiso,
Como un crio que ríe sin motivo.

Ciérrate en ti y siente,
Vuelve a sentir los susurros de quien fuiste y de quien eres.
Vuelve a ser eterno queriéndote como al principio.

Quédate aquí por el tiempo que se te ha dado,
Vive tu presente, olvídate de tu futuro y de tu viejo pasado.

Escribe tu historia,
Mata a la desidia,
Se educado con la vida,
Y nunca ignores el valor de una sonrisa.

Sígueme en @Rumba_Poesía
leer más   
5
1comentarios 38 lecturas prosapoetica karma: 55

Querido amigo Alzheimer

Querido amigo, nunca jamás hubiera imaginado que esta relación hubiéramos entablado.
Tablas de vivencias y conocimientos que rompes al pasar.
Pasaste desapercibido y ahora ya eres uno más de este corrompido núcleo familiar.
Familias que creen que en sus casas no puedes entrar.
Pero entras en todos los sitios porque tú todo lo puedes derribar.
Derribas cualquier pronóstico de esperanza o de mejorar.
Mejorar el mundo quien te creo pensó que haría contigo.
Y al final contigo el mundo solo empeora porque ellos no saben dónde van.
“Iré a verte hoy” digo cada día que me levanto.
Pero levantar cabeza, palabra y sonrisa es difícil cuando te veo.
Porque verte y no reconocerte es tan arduo como saber que me miras y no me encuentras.
Asustadas están tus viejas ideas que solo quieren comprender lo que pasa.
Lo que pasa es que tengo un amigo que se alimenta
de tu mente y con tu alma lo condimenta.
Menta me ofrecías para masticar cuando era pequeña
“¡es como un chicle, pruébalo y verás!
¡Pero no ves que no te veo!
Veo tus ojos buscando auxilio, tu cuerpo pidiendo alivio.
Alivio encontrarás cuando tu cuerpo deje de funcionar.
Mientras tanto yo solo te doy las gracias, amigo mío,
por todo lo que día a día me quitas y ya nunca más me darás.


@freethewordd
12
4comentarios 70 lecturas versolibre karma: 96

La librería mágica

LA LIBRERÍA MÁGICA


No sabía dónde estaba, pues aquel lugar parecía un almacén lleno de
libros. Todos hablaban -entre sí- un idioma parecido, aunque no lograba
entender nada. De pronto saltó uno y me dijo:
-¿Tú eres nuevo por aquí? -Le contesté que sí; y que si ocurría algo:
-¡No, no!, -me dijo-: -Solamente, te advierto de que tengas cuidado, ya que
estos libros son mágicos y no puedes despertarlos; como lo hagas, te darán
la lata y luego te volverán loco.

De pronto, veo volar a Don Quijote de la Mancha, en su bicicleta
cósmica, cabalgando entre el escaso espacio de pared en pared.
En las estanterías se oían voces lejanas; pertenecían a los personajes
de viejas y nuevas historias, como queriendo salir todos a la vez y contarme
sus batallitas, o sus cuentos.
Un caballero con barbas me chistó, diciendo:
-¡¿Qué haces por aquí?! ¿No sabes que esta prohibido merodear por
ciertos lugares de luces y sombras?
-No se nada -le dije-; tan sólo estaba mirando los libros...,
-Estos no son libros: son pensamientos enlatados en papel y prisioneros,
nos cortaron las alas; -además, me dijo-:
-Soy Séneca, el andaluz de Córdoba; enjaulado en mi libro de oro. Un
murmullo debajo de las estanterías me avisa del peligro que corro en ese
lugar, pero sigo rastreando, entre ellas, porque mi tiempo se detuvo, y quiero
saber el porqué de todo ésto; si, tan solamente, son libros escritos con letras
en un abecedario ordenado y libre.
Los pensamientos creados de muchas mentes prodigiosas, llenas de
sabiduría y talento:
Aquel de los molinos de vientos, Miguel, su nombre eterno, el
creador de D. Quijote señor, el de los sueños surrealistas y caballero,
merodeaba por este jardín, entre marañas de polvo, un ordenado
desorden de pensamientos.
En un recodo, en el ángulo metálico de las mágicas estanterías, vi al
mismísimo Federico, leyendo su cuaderno original, del “Romancero Gitano”,
como se limpiaba las lágrimas de bronce, revoloteando golondrinas alrededor
de su cuerpo, ahuyentaba, en su cabeza, a los pájaros.

Su vecina Carolina, las de los bellos ojos; la de pómulos sonrosados,
coronados de poemas, de versos de amor; toda su sonrisa iluminaba el
espacio: poeta de Almendralejos, luz de Extremadura (Espronceda, sufría en
silencio por su amor).

Todos son voces: del ocaso al abismo y del abismo al ocaso. Muchos
libros hablando y yo sólo escuchando sus letras: El punto, la coma, el
paréntesis, la interrogación y la exclamación, riéndose del punto y coma, sin
poder estar separados...

Las flexibles historias del mundo, danzando al unísono; sobre un
camino de aire y de polvo, en este desorden de paz; en un silencioso pasado
de ausencias, con palabras que gritan.

En el suelo, un libro se queja: ha sido pisado y le hicieron daño en sus
cubiertas: El maravilloso(tan antiguo, como moderno) Kybalión, llora de dolor
y soledad; quiere la libertad que anuncia en sus páginas; ser rescatado de
su estantería para poder descansar en los pensamientos más espirituales y
profundos.

Un aroma aterciopelado, desde un rincón, nos comunica olores de
siempre: Almizclen, Hierba buena, Tomillo y Romero...

Miguel Hernández me habla de sus horas en la cárcel, poeta del
hambre, del sacrificio,de la pena y el dolor; durmiendo en una jaula sin
libertad (pero con alas para volar).

Remolinos de aires nos envuelve en la lectura, Schespeare y
Lord Byron, Borges, Salinas, Cernudas, Pacheco, Valhondo, Lencero, León
Felipe, Kavafis, Pasolini, Bod Dylan. Merodean entre las páginas, ordenándo
las palabras, jugando con las sílabas, los espacios, Gala, pasea su bastón.

Dentro de este templo, de la palabra escrita, nos encontramos a
Rosalía de Castro, Carmen Pardo Bazán, Dulce Chacón, Almudena Grande,
Mª José Fernández... Todas, expresándose, con versos encadenados:
caminos creativos, en el Universo escrito.

Se mezclan las ideas, los pensamientos, alrededor de un oasis lleno de
estrellas. Una fuerza invisible de sentimientos merodea a las estanterías, en
un mágico pensar. Los hilos del saber florecen en el techo del olvido; y las
palabras piden libertad, como queriendo escapar de un laberinto de
intolerancia y despecho.


II

Los libros almacenados, desean ser adoptados por manos limpias,
sedosas, delicadas, sin mancha. Manos purificadas con el único elemento
posible: la Cultura (El poderoso Saber del Hombre y nunca la ignorancia de
la bestia o la oscuridad).

Desde el abismo más luminoso donde todo ciego ve, hay hadas con
sonrisas fotográficas, con luces de plata. Aquí, Piter-pan, juega con
Campanilla; juntos navegan en mares imaginarios con radiantes sonrisas.

En la bóveda, rosada, de pájaros es donde -el hombre- anida en sus
ilusiones. El tiempo está detenido en este templo de cultura solitaria.

Láminas, fotos del pasado... y un futuro lineal rodeado de mesas de
tertulias; donde se contemplan y se aman, con miradas furtivas:La novela, el
ensayo, el teatro, la poesía, la narración, la biografía, se casan con la luz y
las sombras, iniciando un camino con un futuro de resplandor, sin límite.
Los ecos, lejanos, me avisan de posibles tormentas literarias: Un
intruso dando voces, sorprende a la mágica librería. Es un libro nuevo que
viene empujando, como un torbellino, con aires caracoleados, entre los
entrantes y salientes de cada libro; éste molestando a los otros. Sus hojas se
les encresparon; hasta se cristalizaron las letras: Quiere un hueco social,
entre las mágicas estanterías (la oportunidad de ser seleccionado y leído, en
su “Horizontalidad Sentida”, permanente.

En la Librería Mágica, es donde está representada la historia y el
pensamiento de cada escritor(y es un mundo que simboliza la Cultura): ¡Ah,
mi querida Librería!¡No despiertes nunca!, porque en tus sueños está la vida.
leer más   
7
2comentarios 79 lecturas relato karma: 80

En el Salón Poémame

Estoy en el estrado del gran Salón de Poémame.
Las puertas están abiertas, quien desee puede pasar y será un gran honor recibirte.
Toma un lugar, el que desees. No hay jerarquía alguna.
Todos somos educados y tenemos buenos modales.
No hay desorden, todo es cordialidad y el ambiente es amistoso
y lleno de sincera hermandad.
No hablaré mucho, solo tengo un secreto qué revelarles:
Me siento sumamente halagada, pues he sido privilegiada por compartir
con todos ustedes momentos importantes de mi sentir.
Le pedí al Todopoderoso un deseo, me lo concedió sin merecerlo.
Le pedí una señal y su respuesta llegó inmediatamente.

Mi deseo fue un poema escrito por el gran Poeta Soñador
y su verso superó mis expectativas, sus palabras, consideradas por el mismo autor,
un ensayo, ha logrado su propósito. Un regalo que jamás nadie nunca
me había hecho. Sus palabras son hermosas gotitas del rocío que
caen del cerezo, que me ha enviado desde el viejo continente.
Esta tarde lo recibí y con alegría las leí mientras mi corazón latía
al compás de mis lágrimas de felicidad…
Mi cofre está en espera de guardar tan maravilloso recuerdo.
Pero no lo haré porque lo quiero mil veces más leer e imaginarme
la propia voz del galante Soñador hablarme, como si estuviéramos
sentados en el banco del jardín de la gran ciudad.
Allí riéndonos de alegría por la bella historia del ángel triste y la solitaria niña.
Me ha invitado una tarta de hojaldre,,, vengan todos:
Alejandro, DeeDee, Jana, Lidianny, Mary, Ángeles, Hortensia, Malu, Maw,
Santiago, José Luis, Rebeka, Rafael, R. Puello, José Lara, Carmen, Pat,
Pequeho Ze, Transmisor de sinestesias,,, podrías hacernos el honor de acompañarnos?
Floro
también,,, la lista es larga, para todos un trozo de esta tarta de
felicidad quiero compartir.
En este cofre hay un lugar especial donde habita también su nombre de él: Eduardo.
“ Guardián de la Riqueza” Gracias, mil gracias Eddy...
No te consideras seductor? quién te crees? Esa opinión la damos nosotras las mujeres,,,
eres además encantador!

También una señal pedí, subir o esperar…
Un ángel con nombre terrenal, Rafael, me sacudió con mesura.
Con cualidad de tacto y ternura me habló al oído y me tomó de su mano
y me llevó al umbral de una gran montaña y en el camino sus palabras
bien precisas y escogidas me hizo recordar sabiduría divina y sus preguntas
socráticas y retóricas me invitaron a la autorreflexión.
Tus palabras mi querido Rafael, son como la miel que producen las abejitas.
Dulces en breves dosis. Son como un bálsamo para el alma.
Quién no querría estar a un lado tuyo cuando te sientas y empiezas a escribir poesía,,,
el mismo borrador que tiras en el sesto, es el mismo que desearía yo comer para
aclarar mi garganta. No tuve mucho tiempo que esperar, para poner en práctica tu sabio consejo
y el alma en proceso de limpieza está...
Eres un ángel pero solo los que tenemos ojos tristes, somos capaces de ver tus alas expandir,,,
y sentir como Daniel en la fosa con los leones, la presencia del ángel lo protegía...
No hablo de religión, hablo de los que milenios de años han estado acompañándonos
y a veces no queremos verlos... Hoy uno de ellos se personificó en Rafael...

Gracias mil a todos mis queridos amigos, por dejarme pertenecer a este lugar, en donde he encontrado una nueva identidad y un lugar donde el alma se puede desnudar a través de las letras... Todos en la noche están invitados a la gran fiesta,,, donde los que merecen mención honorífica, son justamente todos y cada uno de ustedes...

Letizia Salceda,,,
leer más   
22
20comentarios 180 lecturas versolibre karma: 104
« anterior1234550