Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 3309, tiempo total: 0.038 segundos rss2

Susurramos el fin

Disolví en la lluvia
las promesas de tu piel
apagué los labios febriles
que devoraron mi lengua
me senté en medio de la destrucción
entre el miedo a la palabra
aquella que nunca quisimos oír.
Susurramos el fin.

/
leer más   
9
5comentarios 45 lecturas versolibre karma: 108

Tu miedo, que no el mío

Que te torturen todos mis lunares.

Y se ahogue tu voz,
con lágrimas,
de palabras acalladas.

Y me veas,
en todas las chicas que pasan
y no se te quedan mirando.

Porque el miedo te paró.

Cobarde.

Y se congeló,
hasta tu lengua en mi cuello.

Miedo, a lo de siempre.

Miedo, a las ganas.

El miedo ese
de cuando algo atrapa
y no sabes,
si vas a poder soltarte.

El que te besa rápido,
me va callando
poco a poco,
poco a poco,
y muy
lentamente.

Que eres tan libre como yo.

Y nunca hubo cadenas,
más allá de tu cabeza.

Has inventado hasta jaulas
de barrotes de suspiros
y cerrojos de caricias.

Porque tenías miedo,
cobarde,
a sentir, lo que yo,
ya no siento.

Porque sí,
fui yo la que pidió guerra.

Y llegaste tú,
para rogarme clemencia.

Y mataste a Lolita,
en el primer verso
del encuentro.
9
2comentarios 68 lecturas versolibre karma: 93

Soñar con poder amar

Fuiste un tesoro
diligencia necia y errada
en un laberinto sin miedo,
intrincada víctima de la ignorancia del tiempo.

Enloqueciste
con mal de amores prohibidos,
nunca fingiste favores
solo fuiste alegre bajo un penoso olvido.

Ya no sirve de nada el pasado,
sentimiento que atormenta
con la hermosura inaccesible
de no humillar a un poema que te habla de amor.

Desamor o enojo, no lo sé ,
mal de amores,
parece increíble tener que ser incompatible
entre tantas razones.

Escucha a mi corazón,
levanta el vuelo,
insensible,
solo soñando con poder amarte.

Nunca renunció a la pasión que reside en los enojos,
como un esclavo firme fui,
sin los lazos comunes que siempre quise tener
por el desánimo de no ser libre.

¿cómo podría no amarte?
si eres la causa más invencible
que me ha dato el tiempo,
amor antiguo, amor en verso.

El mute
recargado.

16/08/2018

En honor a:
Juana Inés de Asbaje.
Sor Juana Inés de la Cruz.
15
8comentarios 181 lecturas versolibre karma: 113

La Comprensión del Tiempo

¿Cuánto vale un segundo? ¿un rayo de luz? ¿cómo reconocer lo que nunca he experimentado?
Movimientos como un rayo de luz... enormes distancias que separan a las estrellas. Luz…. la veloz mensajera en el universo… viendo sólo reflejos sobre objetos. Tiempo medido en luz… límite de la circulación… nada más rápido que ella, nada que la acelere. Recorrido abismal en un parpadeo. Nada es instantáneo, todo necesita un tiempo.
Observando… atada a mi inmovilidad... en un tiempo de un valor que es absoluto.
Y en el afuera, cada uno con un reloj para sí. Velocidad amoldada al espectador.
La luz no se detiene, no envejece y el tiempo cae, la luz se convierte en soberana y el espacio se contrae ante la prisa del movimiento. Movimiento aleado a la luz en definir tiempo y espacio. Movimiento en relación a distintas y perspectivas. Movimiento confirmado en la inmovilidad del que observa….
Por eso todo ha pasado tan rápido… la dilación de tiempo se acorta a velocidad. Puedo ver un aspecto diferente de cuatro dimensiones. Energía que se iguala al movimiento y a la masa dilatada al infinito. Y yo, ávida de energía…
En el concepto de espacio, tiempo, luz y energía… te observo (inmóvil para mí) y el paisaje se mueve, donde el abrazo dice cómo curvase y la curva como moverse. Gravedad que rige el movimiento... intensidad que hace lento al tiempo. Liberados de la rigidez de los relojes y la artificialidad de las medidas, en un universo dinámico y en expansión, nuestro instante puede ser eterno.

A.B.A. 2016©
Amalia Beatriz Arzac
Buenos Aires Argentina
leer más   
3
2comentarios 92 lecturas prosapoetica karma: 51

Quién

Dime si sabes
Quien robó la Poesía?
esa que teníamos en cada gesto
en cada palabra y tu boca en la mía
tan secretamente escondida…

Fue el tiempo, los otros, la distancia
o finalmente fuimos nosotros?
mientras los cuervos volaban
y nos susurraban los fantasmas…

Quien ensanchó tanto los mares?
que volvieron a ser océanos
océanos iguales y distintos
fríos y profundos, donde caer
y caer es ahogarse…

Quien? dime quien? mato mis versos
que hacían de cada uno de tus suspiros
caricias de tus dedos sobre mis manos
aferrándose a mi mente y manipulando mi cuerpo…

Quien? quién se llevó de mi boca
tantos besos que aún quedaban guardados
para besar con mis ojos tus sonrisas por la mañana…

Dime si sabes
porque entre nosotros
nos hemos robado esa historia
donde amamos…

Y aquellos instantes
que fuimos más que letras palabras
más que palabras, versos
y como el verso no alcanzaba
escribimos con las bocas, bellos poemas
y cuentos…

Ahora, dime con tu silencio
que yo entiendo
quien te hará eterno verso?
quien será tu reflejo?
porque ese amor
que me ha quedado
nunca será pasado
sino presente en siempre
pero tú, ya hueles a recuerdo
buscando otros pasados
y a mi, a libro en biblioteca
guardado... Lola)
14
8comentarios 56 lecturas versolibre karma: 123

A Evaristo (de La Polla)

De ideas fuertes con droga blanda
y don de gentes, que guardan tanda
para quererle, su amor se agranda.

Es una suerte ver como manda
a las serpientes allá a cascarla.
Sabe si mienten, huele la farsa.

Es muy coherente con lo que canta
y es exigente, nunca se ablanda.
Sí, sonriente, pero con saña.

Sus letras fueron mi propaganda
en los coloquios y cuchipandas,
ahora demuestran sin miseranda
la real jeta de esta panda.

Politicuchos, banqueros e infantas,
todos nos roban y no se atragantan,
se husmea el hedor que ya no se aguanta,
él ya lo avisó, bregó su garganta.
leer más   
8
2comentarios 57 lecturas versoclasico karma: 97

Un gran amor

Todo lo que siento por ti
Es tan bello, es un gran amor
Quiero que estés junto a mi
Así nunca más tendre temor
Y para siempre se irá el dolor.

Eres tan bella, eres preciosa
De todo el reino eres la más hermosa.

Todo lo nuestro es un gran amor
Respeto y comprensión nos brindamos los dos
En los malos y buenos momentos estamos Unidos
Todo es mejor estando contigo.

Voy a regalarte un jardín de rosas
Con todo un arcoiris de colores
Para qué puedas respirar sus exquisitos olores
Cada vez que te levantes para ver un nuevo amanecer
Entonces podrás ver a las rosas florecer
Mientras estoy a tu lado entregando te mi
querer.
leer más   
6
sin comentarios 24 lecturas versoclasico karma: 78

Jaula

Has abierto la jaula
has dejado que salga.

Has roto la cerradura
para que aunque quiera
no pueda volver a cerrarla.

Yo no quería darte la llave
por miedo a perderla
pero tú no la necesitabas.

Derretiste el acero
y mi corazón de hielo
a base de besos
que nunca eran en exceso.

Curaste mis heridas
o al menos, las que podías
las que quedan abiertas
no duelen si me rozas.

Has abierto la jaula
me has devuelto las alas.
leer más   
5
sin comentarios 34 lecturas prosapoetica karma: 73

Entre tintas y soledades habitables

Me refugio en la tinta gastada de un poema
en las páginas viejas de un libro
que nunca nadie leyó.
Soy el susurro de viento que pasa
entre columnas de una casa
en ruinas.
ya fui silencio y sonrisa
fui pasado y presente.
Y con las huellas que quedaron
en el camino
me hice un nuevo sendero.
No voy a escalar montañas
para probar que puedo llegar
a la cima.
porque volé sin alas
y salte al vacío desnuda y con
alma descubierta.
Ahora escribo.... desde mi soledad habitable
desde mi rincón que se ha vuelto un mundo
desde mi universo en reverso
desde mi soberbia poesía.
leer más   
14
16comentarios 91 lecturas versolibre karma: 105

Despertar en el pasado

Desperté en el pasado
entre la esperanza y el odio
entre el amor y el recelo
entre la primavera y la espesura de un olvido.

Encontré la miseria, no importó, seguí cantando
la muerte es oscura, dulce su abrazo
la ira me tiene guardada una flecha ausente
en su gloriosa morada que a todos nos hiere.

Fui testigo mudo de la huida más infame,
en el funesto descrédito perdí la esperanza
nunca fue una inocencia constante
una pureza vencida y rancia.

Soy humano,
por eso regresé del futuro con un montón de preguntas triste y derrotado, sin ninguna respuesta,
solo con un presente que agobiante asfixia.

Que difícil es querer,
es como una canción que quiere ser oída,
es más fácil odiar,
solo basta con incendiar un poco la envidia.

Es complicado vivir ante tantos humanos tóxicos
no deberían existir,
lo único tóxico debería ser los químicos
que emanan de un volcán en erupción.

Ya no quiero despertar en el pasado.

El Mute
15/08/2018.
12
10comentarios 126 lecturas versolibre karma: 99

Partida de ajedrez

(envejecer, morir,
es el único argumento de la obra.
Gil de Biedma)

Una partida de ajedrez juego a diario
que es la misma y distinta a la vez.
En esta lucha estéril que mantengo
he perdido, a la fecha,
tres molares, un puñado de pelos
y algo de vista,
la juventud, mi escaso crédito,
las ilusiones y una media sonrisa.
La pierdo cuando creo que la gano,
mientras miro en la tele esos cuentos modernos
de chicas neumáticas con sus pechos de goma,
en el escaso significado que mantienen las palabras
y, como siempre, frente a los deseos.
Es un juego que pierdo en esas madrugadas
donde creo que no existo
y me arrastro, penoso,
al refugio de mi lecho postrero.

Si las cuentas no fallan son treinta
y seis largos años enfrentado a un extraño,
tropezando con un animal vagamente cercano
que me sigue donde quiera que vaya
y me recuerda, con felina mirada,
desde el lado imposible del espejo,
a ese pobre diablo que veo en mí.
Una partida lenta que muere cada tarde
como un adagio de Barber o de Mahler,
y se come las piezas de los nombres olvidados
por la memoria afectiva del corazón.

Sobre el tablero faltan los primeros peones,
amigos de la infancia que el tiempo degluyó
y vuelven los domingos,
como imágenes sepia de una vieja película
contada con guión y escenario de barrio:
los partidos de fútbol que nunca terminaban,
el gomero, las bolas,
churrichurri mi capitán al uno,
las flechas de carrizo con sus puntas de lata
y aquel chichón que tanto daño me hizo,
herido como estaba en mi orgullo infantil.

Tampoco están ahora, aquellos
compañeros en piso de estudiantes,
forradas las paredes con carteles de Bakunin y el Che,
la profunda liturgia por mejorar el mundo,
y descubrir el sexo y el hachís
en una tarde juntos, Rimbaud y Baudelaire,
Pink Floyd, la Naranja Mecánica,
Mari Carmen y el Ultimo Tango en París.

Al comienzo, recuerdo, nada hacía presagiar este desastre
-como el pájaro que al despuntar el día
abre sus alas sin miedo a equivocarse-,
pero el primer error, aquel que fue un mal cálculo,
me enseñó pronto arriar las velas del corazón.
Luego, más tarde, traspasados los años supe
que era mejor el día para dormir
y desnudar el alba tras la noche canalla
con el amor entre las piernas,
y el pleno gusto de confundirme
equivocando a quienes me amaban.

Con el paso del tiempo cargado de costumbres,
de vicios y de achaques,
de irremediables incertidumbres,
la ausencia de piezas,
el oscuro desaire de enterrar ideales
como quien va enterrando sus muertos uno a uno,
me hacen agachar la cabeza y seguir adelante
renegando entre dientes
que la literatura no salva a nadie,
ni este juego perverso de escribir poesía
me va a sacar a flote de la negra rutina
donde se ahogan estos días perdidos.

Vivir es un error que he comprendido tarde
y no sé si el hallazgo me complace o me aturde,
cuando veo más claro el final del engaño,
de esta partida inútil que juego contra mí
y los conejos siguen creciendo en Australia.
Ahora cuando quedan las piezas esenciales
y consulto las dudas, el desaliento,
las renuncias y el desamor.

Un final que comienzo a encontrar aburrido,
una lucha con muy poca ecuación
que me anuncia que, rendido ante el mundo,
daré por bueno un jaque mate.
leer más   
3
1comentarios 21 lecturas versolibre karma: 44

Alas y quimeras...

Casi nunca hago caso a mi estómago
cuando me pone los pies sobre la tierra
desordenando mis impulsos.

No escuchar
a veces forma parte
     de mi trato con la vida,
al menos como primera opción,
así que también pasé por alto
tus susurros en mi oído.
Obviando que posiblemente
tuvieras razón
     una vez más,
y que por lo tanto
mis quimeras
estuvieran por encima de la realidad.

Lo cierto es
que echo de menos tus labios
tatuando mi espalda
en un click descontrolado
y han pasado ya
     varias lunas nuevas
y algún amanecer a solas.

Quizás,
no quedarme en tu cama
mientras acariciábamos la distancia
con las manos frías
     no significó huir,
tan solo fue ponerle alas a la vida.
14
5comentarios 79 lecturas versolibre karma: 99

Y qué importa... (2)

¿Y cómo te digo
ahora que te quiero?
¿Cómo expresarte
lo que ha dolido
el haberte perdido
en esa lejana vida
de tierna juventud
que me parece
haber vivido
en un mundo paralelo?
Que diviso
entre la bruma del tiempo
casi como un sueño.

Y qué importan
todas las hojas
que han llorado
docenas de otoños
(por nosotros).
Y qué importa
el profundizar de raices
de las acacias
y los almendros
mientras esperaban
el reencuentro
(el nuestro).
Y qué importa
el amor platónico
de jaurías de lobos
por constelaciones
de lunas llenas
que para oirlos aullar
salían de sus cuartos
menguantes.
Y qué importa
el desespero de los ríos
por desembocar
en todos sus mares.
Y qué importan
todos los cometas
que brillan de ilusión
mientras recorren
distancias estelares.

Y qué importa
si todos los decimales
de PI contienen toda la poesía
que jamás podré escribirte
(y que nunca leerías).

Y qué importa
que el universo
haya llegado
a entenderse a si mismo.
Si tú no me entiendes a mí.
Si no encuentro
los grafos,
ni las pinceladas,
ni los mares de lágrimas
en incontables almohadas,
ni las auroras boreales,
ni las alboradas,
que te hagan entender;
que te necesito conmigo,
que necesito
que nos inventemos
otra vez una vida
que sea nuestra,
un sueño para soñarlo juntos,
unas sábanas
para incendiarlas
en los cuartos
crecientes de luna.

O si nada de eso es posible,
que necesito al menos
la chispa de tu mirada;
esa que tenías,
cuando en una vida pasada,
parecía que me amabas.


~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
@AljndroPoetry

Se me ha antojado republicar este
Originalmente publicado en Jul-2017
leer más   
16
20comentarios 137 lecturas versolibre karma: 95

Mi vida

De mis cicatrices sólo puede hablar quien conoce de mi y a vivido lo más profundo de mi ser.
Lo que se dice en murmullo es aliento de boas carentes hambrientas buscando algo que devorar como buitres
siempre será sólo aire al viento cargado de ecos que se pierden en la montaña.
No olvidar que el camino tiene ambos sentidos
Quién va no podrá saber nunca como viene la vida
Y quién viene de vuelta la vida le pone los pies en el camino .
leer más   
4
sin comentarios 18 lecturas relato karma: 45

Ocaso

Miro absorta las grises canas entre cabellos,
y mi voz sin un cómo, se me bajó en tres tonos.
El colesterol sólo creció de loco modo.
Al caminar escucho crujir todos mis huesos.

Nunca registré cuándo fue que pasó ese tiempo,
La realidad muestra la verdad cruel de espejo,
de aquel futuro nuevo como otoñal reflejo.
Si el ayer sólo es éste, mi precioso momento.

La vejez en la vida no es más que una farsante,
suele importunar siendo justo un feroz tormento.
El joven ser vestido con un impostor cuerpo,
robando a la piel joven lozanía fragante.

En regreso de tiempo, mi camino aun avanza,
prefiero andar buscando de mañanas los sueños
que a mi final tejerlo sin ambición ni anhelos
y en un corcel montada que me trae esperanza.

A.B.A. 2017 ©
Amalia Beatriz Arzac
Buenos Aires Argentina
leer más   
9
8comentarios 88 lecturas versoclasico karma: 107

El hombrecito de su vida

Verlo llegar la iluminó, la llenó de vida.
Verlo tan pequeño, tan dulce.
Sentir su manito abrazando uno de sus dedos.
Verlo crecer poco a poco y entender que cada día se puede querer un poco más.
Escuchar su risa, su voz diciendo sus primeras palabras, verlo dar sus primeros pasitos, su mirada cargada de ternura, mirarlo y sentir que nunca más vas a ver algo más hermoso que él en su vida; todo eso le hizo sentir que el amor verdadero existe.
Porque ahora su corazón pertenece sólo a él, al hombrecito de su vida.
leer más   
16
4comentarios 248 lecturas versolibre karma: 102

Agosto se viste de gris

Agosto se viste de gris

se balancea en la silla de la nostalgia

deshoja margaritas de olvido sin voz.

¿Qué aires se llevaron tu existencia?

Agosto es el mes en que te conocí

y en el que bebí de tus frescas aguas

¡Y cómo disfrutaba de tus oleadas!

Parecía que el cielo contigo se congelaba.

Pero poco duraron sus hojas frescas

el sol, el polvo, del desamor

sus hojas quemaban

y sola nuevamente me quedaba...

Pero agosto no murió en tu adiós,

agosto sobrevive en mi memoria,

besa mi mente por la noches,

me persigue con sus brazos de ternura cada día.

Porque agosto, vida mía,

lleva en su corazón impreso

el sabor inolvidable de tus besos,

la magia embriagadora de tus embelesos,

y la cálida sonrisa de tu nombre.

¡Cómo tu agosto, nunca he tenido otro!

Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados
leer más   
10
6comentarios 73 lecturas versolibre karma: 111

Sacudidas y estrellas

Nunca desapareces.

Cierro los ojos

para orientarme

y sentir los tuyos.

Me acaricia tu sombra

como libidinosa pluma,

intenciones latentes

deslizándose por mi desnudez.

Se clavan en mí las flechas

imantadas y sublimes,

advertencia sigilosa

que devora toda memoria

que no seas tú.

Mezclando lo orgánico y lo intangible,

creando paletas de colores

donde hacernos plenos y eternos.

Derrites el tiempo

haciéndolo todo líquido,

resbalando por mi piel

como dulce hontanar.

Susurras lazos

petición de versos

y yo no te los doy,

te los entrego.

Sacudidas y estrellas

desafiando todo lo fugaz

tomando todos los desvíos y desvaríos

para hacerlo perdurar.

Creando imágenes

secretos y decretos,

quiero admirarte pensativo

antes de que me culmines,

estirándome como un gato

sobre el diván junto a la ventana.

Mordemos la vida

porque el pecado

sería no dar el bocado.

Somos afortunados

creyentes del deseo,

amantes eléctricos

nunca arrepentidos.
13
8comentarios 68 lecturas versolibre karma: 103

Ahora que por fin puedo , tengo tiempo para amarte

Yo quiero ser el instante feliz
que venga siempre a tu memoria
el roce que toque tu mano
y te bese los silencios.
el secreto no mencionado
la palabra que te erize la piel
el "te quiero" más hermoso
Despertar en el horizonte
de tu mirada
bajo la luz de tus ojos.
Yo quiero ser la rutina de
día a día
la recompensa para tu cansacio
Y ahora que por fin puedo, tengo
tiempo para amarte
Quiero ser el todo de tu soledad
para que nunca vuelvas a estar
"Sola"
leer más   
15
7comentarios 78 lecturas versolibre karma: 101

Kairos

Kairos: Un momento perfecto, delicado y crucial; la fugacidad correcta de espacio y tiempo que crea una atmósfera conveniente/oportuna para la acción, las palabras o el movimiento.

"Qué extraño
y
hermoso
es siquiera
existir",
susurró mientras
observaba aquellos
planetas girar
en el techo
de su cuarto.
Robó Venus,
Marte,
Júpiter
y
Saturno
una noche
a las cuatro
de la madrugada,
cuando resultaba
imposible dormir.
"No puedo
ahogar a mis demonios,
saben como nadar",
escuchaba mientras
veía las estrellas brillar.
Consiguió subir al cielo
y usar la luna como un barco
para navegar
por el universo.
Visitó la Galaxia de Andrómeda,
observó la Nebulosa de Orión
y llegó a la conclusión
de que el universo era
un simple cementerio
lleno de estrellas muertas
y cometas sin nombre.
De galaxias fusionadas
y agujeros negros
que no llevan
a ninguna
parte.
Bajo su cama
no había monstruos,
solo historias sin contar.
Secretos que no
querían ver la luz,
mentiras que querían
convertirse
en verdad,
corazones rotos
sin reparar.
Un lugar donde
los malditos
podían descansar.
Su mente era
la caja
de Pandora.
Un garabato
perfectamente irregular.
Versos que quemaban,
recuerdos que provocaban
dolores de cabeza.
Palabras nunca dichas,
sentimientos ocultos
y
símbolos sin descifrar.
Un mar de ideas
sin descubrir,
tan bravío,
tan tranquilo
y
contrariado.
Se encontraba
en medio de la tormenta
perfecta,
en el ojo
de un huracán
donde
por un minuto
todo permanece
en silencio,
antes de que
el caos se
convierta en la
silueta más
hermosa de la
naturaleza.
Cuando
el sol se colaba
por su ventana
apagaba los planetas,
las estrellas dormían
y su cuarto
quedaba blanco
y
solitario
cómo su alma.
Las lágrimas
no tardaban en volar
cómo estrellas
fugaces en
la noche.
El silencio
inundaba aquellas
cuatro paredes,
su mente
había cerrado
por vacaciones.
Solo una voz hacía eco
y resonaba
por cada rincón
hueco.
"Por cada lágrima que
recorra tus mejillas
una flor
crecerá
y
florecerá.
Actúa como
el verano
y
camina como
la lluvia.
Entonces el
mundo
te pertenecerá."
2
sin comentarios 28 lecturas versolibre karma: 28
« anterior1234550