Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 1621, tiempo total: 0.023 segundos rss2

Tormenta

En esa oscuridad que precede a la lluvia
está oculta la brisa
que se enreda en los árboles
y solo se desata en la tormenta.
En esa oscuridad juega la luz
y se columpia, sigilosa, entre las sombras.

Ante tanta grandeza solo cabe el silencio
y rendirse a las nubes
que nos visten de lágrimas
y esperar que la calma
reconquiste el paisaje
mientras vuelve a pintar
de azul el horizonte.

Aurora Zarco.
leer más   
10
4comentarios 32 lecturas versolibre karma: 90

Zamba del desasosiego

Tuve que arrancarme
los ojos para verte
de la mejor manera.

Tuve que desvestir
un otoño cada hora,
cada día, cada noche.

Tuve que desvirtuar
la melodía de las canciones
más hermosas
para amanecer
en tus madrugadas.

Tuve que escuchar
un ruido oscuro
y silencioso
para reconocer tu voz,
y estar a un beso
de distancia
de volver a sentirte.

También,
tuve que esperar
lo que no esperaba,
y hablarte en un idioma distinto
para que me entendieras.

Luz dolorosa,
¿qué quieres?

Un llanto azul celeste,
una herida almacenada,
unas manos huecas,
y un latido vencido
es la sinfonía de grietas
y naufragios que me dejaste.



©Alejandro P. Morales.
leer más   
12
5comentarios 86 lecturas versolibre karma: 88

Descenso

Miras al cielo rojo y ves las nubes que pasan fugaces.
Miras al horizonte y ves las fieras con hambre en sus fauces.

Miras bajo tus pies y cucarachas suben por tu huesos
y te da igual pues ya tu cuerpo esta podrido por dentro.

Miras a tu alrededor y solo vez la basta soledad.
Miras tu corazón, solo es un iceberg flotando en el mar.

Antañas mariposas que sentías ahora son gusanos
buscando renacer y no morir viviendo en el pasado
mientras la muerte acaricia tus ideas con su fría mano
y con la otra te muestra el cadáver de lo que has amado.

Para no ver, la oscuridad se ha vuelto tu refugio
y la felicidad se ha marchado junto al demiurgo
dejando al caos, pero sirenas seguirán cantando,
mientras me atraen al otro lado adormecen mi llanto.
9
2comentarios 61 lecturas versoclasico karma: 94

20 palabras y un poema

Cuando la luz ilumina en etéreo,
y la aurora comienza a despuntar.
El arrebol trae una luz efímera,
rojiza, que nos invita a soñar.

En la soledad de mi cuarto,
me abandono al silencio.
Olvido los miedos y
las angustias de épocas sin epifanías.

El pensamiento sonámbulo,
deambula por una inefable estancia,
donde la luz iridiscente de una lágrima
proyecta una imagen inmarcesible
para mi memoria.

Cuando la mente se despeja,
y la elocuencia nos desvela
serendipias que emiten luminiscencias
en lo más oscuro del pensamiento.
Una música meliflua me transporta
al lugar donde la limerencia
predomina entre tú y yo.

Pero la realidad efervescente
me impide seguir soñando,
y la luz incandescente de un ocaso
que no deja de ocupar el horizonte,
me dice que el desenlace será pronto,
y será el que yo misma me cree.


Hortensia Márquez


Reto del slam propuesto por @PatVe , poema con estas 20 palabras:
Meliflua, inefable, sonámbulo, época, serendipia, limerencia, etéreo, arrebol, iridiscencia, epifanía, luminiscencia, soledad, aurora, olvido, efímero, incandescencia, elocuencia, efervescencia, inmarcesible y desenlace.
28
24comentarios 177 lecturas versolibre karma: 123

Tanka (atrapa el alma)

El velo oscuro
de la noche ha caído
y atrapa el alma
en los perdidos sueños
que habitan el averno.
leer más   
7
4comentarios 112 lecturas japonesa karma: 87

Haikus

Haikus .

Solo camino
de noche a oscura
detrás sin mirar.

Pasan los días
viviendo la vida
en casa solo.

De no estar tú
la primavera sigue
sin descanso yo.

Nace el aire
en casa en silencio
suena y silva.

Vibra la brisa
hoja húmeda
de sal yodada.

Mayo florido
vereda de soleada
primavera sal.
leer más   
8
4comentarios 65 lecturas versolibre karma: 91

Sueños alterados de consciencia

De las profundidades de la culpa
nace un sol devorador de almas,
oscuro Leviatán de los hombres,
corruptor que no descansa.

He oído quebrarse al aura de los dioses
y al canto del cuervo acunar la noche,
he visto a grandes titanes
doblegarse ante un reproche.
He conocido a dos amantes
acurrucados en el fondo de una botella,
he sentido el latido infinito
del brillo de una estrella.
He remontado el rio a lomos de un colibrí,
he muerto conmigo
y he vivido sin ti.

Encontré a un niño que desarmaba un reloj,
las agujas eran sus bastones,
aquel niño era yo.
Recorrí bailando los montes de la oportunidad,
bebí de los pechos de la inmortalidad.
Rasgué a pellizcos la onírica negrura,
atravesé denudo la estigia laguna.

Sin bastones, sin alas, sin estrella,
alcancé el día.
No recordaba a aquel niño,
sentí que moría.
leer más   
13
4comentarios 75 lecturas versolibre karma: 102

Laberinto

Un corazón que se encuentre entre telarañas, suele sufrir pinchazos. El veneno, puedes resistirlo con ciertos tratamientos, pero, has de hallar un antídoto a no ser que quieras morir por dentro.
En el camino transitas por callejones oscuros en los que solo se escuchan los maullidos de gatos negros.
Bebes de la experiencia de lo ajeno, pero, siempre quedas sediento.
Reclamas fieles oídos que se lastimen por ti.
El tiempo, caprichoso, es quien imparte justicia,
a veces con víctimas y otras vencedores con heridas.
leer más   
5
sin comentarios 75 lecturas prosapoetica karma: 57

La vida

La vida es triste y es desordenada,
pues de mi camino no tengo coordenadas,
la vida es demasiado descarada,
mi vida del planeta esta desarmada.

Era feliz hasta que descubrí la verdad,
ahora se que todo el mundo morirá,
pareciera que de mi vida no puedo hacer nada para desperdiciar,
mi tristeza no puedo controlar.

Ya con mi imaginación no puedo volar,
la vida me ha dado mas de una razón para llorar,
la primera es que la oscuridad tuve que encontrar,
y que al mundo de la guerra no pude liberar.
leer más   
3
sin comentarios 14 lecturas versolibre karma: 38

Sepia espectral

Va rodando por mi piel
la tinta mojada
removida por una tempestad de tiempo
de las páginas que dejaste
consumiéndose en la sal
sumergidas en las entrañas de un volcán.

Se sueltan como polvo
las letras de tu nombre
y se desvanecen mis dedos
tratando de retenerlas.
Mi mundo se torna sepia,
se hacen mudas las ventanas
quedando sepultadas
con una tormenta de arena;
ventisca de ayeres rotos,
estalactitas de miradas
tus miradas momificadas,
las que no he dejado salir
de los atúdes que guardo
entre mis manos cerradas.

Sin pensar
voy dejando que el viento
teja redes con tus caricias
enredaderas
de hiedra venenosa
que me enrojecen el alma,
me hacen caer en la trampa
y me succionan el silencio
robándome los gritos,
el aire, la calma.

Una fosa oscura
con tus manos en las paredes
a las que intento asirme
pero una vez más
me dejan caer.
Los fantasmas de tu nada
me miran con sus caras largas
y me aceleran el pulso
porque desaparecen;
como parpadeos
prenden y apagan los faros
de mi necesidad de ti.

Y duele,
porque aunque abro los ojos
y el mundo de nuevo es azul,
sé que detrás de mis párpados
eres real porque fuiste
el cementerio de mi paz.




Dee Dee
May.17/2018 - 22h
leer más   
14
14comentarios 110 lecturas versolibre karma: 108

La Niebla

Niebla perpetua

ruido intenso

en el silencio

De mis adentros.


Confusion

no tengo noción

del sueño o la vigilia

Dentro de la desidia

y la destrucción.


Percepcion terrible

que suele aturdirme

que se empeña en decirme

que debo rendirme


Que se acabara todo

que no quedara nada

que no tiene sentido

la vida que vivo


que soy un esclavo

que no voy a ningun lado

que una pildora rige

el paso que sigue.


sigo perdido

en el bosque ruidoso

donde nadie habla

y asechan los osos


no habia entendido

que es mejor temer

que peder su sentido

que es peor el frio

que provee este rio.


Que hay belleza y poder

en el calor de correr

y luchar por temer

a todo perder.


Que es mejor que el corazon

salga por tu boca

abrir los ojos atento

sentir la sangre en tu cuerpo.

A perder el sentimiento

hundirte en lo intenso

dejar que te envuelva

y te atrape adentro

donde no importa nada

donde no queda nada

donde da igual estar muerto.
3
sin comentarios 12 lecturas versolibre karma: 32

Dormido

Me pregunto si serás
para siempre mi tortura.
Si he de ir
trazando el camino
con el fuego de tus ojos
quemándome los pies.
Si he de sentir
el hielo de tus manos
congelándome la espalda.
Una mirada,
una palabra,
un beso
Basta tan poco.
Caminando entre las hojas
del destino
preguntándome por qué
tomé este camino,
me muevo a tientas
a oscuras,
sin sentido.
Doy un paso a la vez
procurando no caer.
Tu voz se me escapa
entre los pinos
con su tupido follaje.
Te hablo
y no me hablas,
te miro
y no me ves.
Ausente,
silente
dormido.
leer más   
4
sin comentarios 10 lecturas versolibre karma: 66

La librería mágica

LA LIBRERÍA MÁGICA


No sabía dónde estaba, pues aquel lugar parecía un almacén lleno de
libros. Todos hablaban -entre sí- un idioma parecido, aunque no lograba
entender nada. De pronto saltó uno y me dijo:
-¿Tú eres nuevo por aquí? -Le contesté que sí; y que si ocurría algo:
-¡No, no!, -me dijo-: -Solamente, te advierto de que tengas cuidado, ya que
estos libros son mágicos y no puedes despertarlos; como lo hagas, te darán
la lata y luego te volverán loco.

De pronto, veo volar a Don Quijote de la Mancha, en su bicicleta
cósmica, cabalgando entre el escaso espacio de pared en pared.
En las estanterías se oían voces lejanas; pertenecían a los personajes
de viejas y nuevas historias, como queriendo salir todos a la vez y contarme
sus batallitas, o sus cuentos.
Un caballero con barbas me chistó, diciendo:
-¡¿Qué haces por aquí?! ¿No sabes que esta prohibido merodear por
ciertos lugares de luces y sombras?
-No se nada -le dije-; tan sólo estaba mirando los libros...,
-Estos no son libros: son pensamientos enlatados en papel y prisioneros,
nos cortaron las alas; -además, me dijo-:
-Soy Séneca, el andaluz de Córdoba; enjaulado en mi libro de oro. Un
murmullo debajo de las estanterías me avisa del peligro que corro en ese
lugar, pero sigo rastreando, entre ellas, porque mi tiempo se detuvo, y quiero
saber el porqué de todo ésto; si, tan solamente, son libros escritos con letras
en un abecedario ordenado y libre.
Los pensamientos creados de muchas mentes prodigiosas, llenas de
sabiduría y talento:
Aquel de los molinos de vientos, Miguel, su nombre eterno, el
creador de D. Quijote señor, el de los sueños surrealistas y caballero,
merodeaba por este jardín, entre marañas de polvo, un ordenado
desorden de pensamientos.
En un recodo, en el ángulo metálico de las mágicas estanterías, vi al
mismísimo Federico, leyendo su cuaderno original, del “Romancero Gitano”,
como se limpiaba las lágrimas de bronce, revoloteando golondrinas alrededor
de su cuerpo, ahuyentaba, en su cabeza, a los pájaros.

Su vecina Carolina, las de los bellos ojos; la de pómulos sonrosados,
coronados de poemas, de versos de amor; toda su sonrisa iluminaba el
espacio: poeta de Almendralejos, luz de Extremadura (Espronceda, sufría en
silencio por su amor).

Todos son voces: del ocaso al abismo y del abismo al ocaso. Muchos
libros hablando y yo sólo escuchando sus letras: El punto, la coma, el
paréntesis, la interrogación y la exclamación, riéndose del punto y coma, sin
poder estar separados...

Las flexibles historias del mundo, danzando al unísono; sobre un
camino de aire y de polvo, en este desorden de paz; en un silencioso pasado
de ausencias, con palabras que gritan.

En el suelo, un libro se queja: ha sido pisado y le hicieron daño en sus
cubiertas: El maravilloso(tan antiguo, como moderno) Kybalión, llora de dolor
y soledad; quiere la libertad que anuncia en sus páginas; ser rescatado de
su estantería para poder descansar en los pensamientos más espirituales y
profundos.

Un aroma aterciopelado, desde un rincón, nos comunica olores de
siempre: Almizclen, Hierba buena, Tomillo y Romero...

Miguel Hernández me habla de sus horas en la cárcel, poeta del
hambre, del sacrificio,de la pena y el dolor; durmiendo en una jaula sin
libertad (pero con alas para volar).

Remolinos de aires nos envuelve en la lectura, Schespeare y
Lord Byron, Borges, Salinas, Cernudas, Pacheco, Valhondo, Lencero, León
Felipe, Kavafis, Pasolini, Bod Dylan. Merodean entre las páginas, ordenándo
las palabras, jugando con las sílabas, los espacios, Gala, pasea su bastón.

Dentro de este templo, de la palabra escrita, nos encontramos a
Rosalía de Castro, Carmen Pardo Bazán, Dulce Chacón, Almudena Grande,
Mª José Fernández... Todas, expresándose, con versos encadenados:
caminos creativos, en el Universo escrito.

Se mezclan las ideas, los pensamientos, alrededor de un oasis lleno de
estrellas. Una fuerza invisible de sentimientos merodea a las estanterías, en
un mágico pensar. Los hilos del saber florecen en el techo del olvido; y las
palabras piden libertad, como queriendo escapar de un laberinto de
intolerancia y despecho.


II

Los libros almacenados, desean ser adoptados por manos limpias,
sedosas, delicadas, sin mancha. Manos purificadas con el único elemento
posible: la Cultura (El poderoso Saber del Hombre y nunca la ignorancia de
la bestia o la oscuridad).

Desde el abismo más luminoso donde todo ciego ve, hay hadas con
sonrisas fotográficas, con luces de plata. Aquí, Piter-pan, juega con
Campanilla; juntos navegan en mares imaginarios con radiantes sonrisas.

En la bóveda, rosada, de pájaros es donde -el hombre- anida en sus
ilusiones. El tiempo está detenido en este templo de cultura solitaria.

Láminas, fotos del pasado... y un futuro lineal rodeado de mesas de
tertulias; donde se contemplan y se aman, con miradas furtivas:La novela, el
ensayo, el teatro, la poesía, la narración, la biografía, se casan con la luz y
las sombras, iniciando un camino con un futuro de resplandor, sin límite.
Los ecos, lejanos, me avisan de posibles tormentas literarias: Un
intruso dando voces, sorprende a la mágica librería. Es un libro nuevo que
viene empujando, como un torbellino, con aires caracoleados, entre los
entrantes y salientes de cada libro; éste molestando a los otros. Sus hojas se
les encresparon; hasta se cristalizaron las letras: Quiere un hueco social,
entre las mágicas estanterías (la oportunidad de ser seleccionado y leído, en
su “Horizontalidad Sentida”, permanente.

En la Librería Mágica, es donde está representada la historia y el
pensamiento de cada escritor(y es un mundo que simboliza la Cultura): ¡Ah,
mi querida Librería!¡No despiertes nunca!, porque en tus sueños está la vida.
leer más   
7
2comentarios 79 lecturas relato karma: 80

Sol por cobijo

Sal de mi sombra alma mía,
sé tú misma,
por una vez en tu vida
deja de andar engañandote
¿que no ves que esta vida
es corta e irrepetible?
¡No te mientas, pisa firme!
No cubras el sol con un dedo,
no inventes puertas
que no existen,
porqué no habrá salida,
ni te cubras detrás de otros seres
dale vida, valor
a ese ser que tú ya eres
¡pues eres maravillosa,
fuerte, única!
No te pierdas en invenciones
que solo te dejan más vacía,
más perdida crece de una vez
¡sé valiente!
No te cubras en mi sombra
alma mía deja el rayo del sol
entre en tu vida
que ese rayo sea tu guía
no oscuridad, sino
¡luz de mediodía!
leer más   
17
9comentarios 55 lecturas versolibre karma: 99

Bohemio de Bohemios

BOHEMIO DE BOHEMIOS

A fountain’s pulsing sobs—like this my blood
Measures its flowing, so it sometimes seems.
Charles Baudelaire

Un bohemio de bohemios

considerado por muchos

el Dante de una época decadente

el padre del simbolismo francés

el poeta maldito

el hombre, la leyenda

el creador de las flores del mal

Charles Baudelaire

bohemio de bohemios

la vida para ti fue una locura total

nada te importaba

tu vivías la vida loca

como un bohemio sin freno

que escribió los versos más oscuros

amargos, tristes y dolorosos

pocos saben que dejaste una novela

algunos esbozos de obras teatrales

admirador de Poe

seguidor de la locura

bebedor inaudito

maestro de los versos

traductor y bohemio

poeta maldito

sabes poeta

un día soñé

que comías junto a un cadaver

como si nada estuviera pasando

a un lado tuyo estaba sentado el gran Roberto Bolaño

y al otro extremo de la mesa el gran Edgar Allan Poe

los tres conversaban y tomaban como locos

botella tras otra

cigarro tras cigarro

conversando tres maestros

sentados en la misma mesa

todos allá en el infierno

bebiendo la sangre de todos

en medio de la oscuridad absoluta

mientras florecen las flores del mal

tres locos conversando

tres escritores y poetas

a quienes este servidor

admira con gallardía

bohemio de bohemios

a ti te dejo estos versos

Hagamos todos juntos

un viaje al infierno

donde la música ligera

donde el humo vuele por todos lados

donde el licor vaya de esquina en esquina

como si nada

como si todos

estuvieran celebrando

al estilo de bohemios

de poetas y locos.

Autor: Robert Allen Goodrich Valderrama
Panamá
Derechos Reservados
Junio 2016.
leer más   
14
7comentarios 94 lecturas versolibre karma: 93

Noche y soledad (jotabé)

Gritará la nocturna soledad
griterío sereno su oquedad.

Brillarás taciturna por tu ausencia
dolerás en el pecho sin tu esencia
volverás a mi mente de inocencia
clavarás tu cuchillo sin clemencia.

Y la oscura, la fría sensación
de perderte y perderme sin razón.

Bruñirás tu recuerdo en mocedad;
tornasolas la chispa, iridiscencia,
arrebolas tu rostro en mi ilusión.




~~~~~~~~~~~~
@AljndroPoetry
2018-may-16
leer más   
23
25comentarios 160 lecturas versoclasico karma: 108

En las profundidades...

La noche se despide al amenecer,
Sol y luna se saludan
Antes de darse el beso para desaparecer.

Un angel surca el cielo colorido,
buscando a la chica que se ha perdido.
En la linea del amanecer,
la encuentra a punto de desaparecer.

Ella despierta de un sueño profundo
en un lugar muy oscuro,
como el fondo del lago.
Ese angel la cuida,
como si fuera de porcelana.

Pronto la verdad descubrira,
no es tan debil como parecia,
luchara y vencera, es su lema.

La mira tan asombrado
como si viera un barco alado,
La mira y sonreirá,
esa es su protegida y
orgulloso de ella estará.
7
2comentarios 77 lecturas versolibre karma: 83

Desierto, Soledad y Tú

En el desiertos de los olvidos
Donde las dolientes arenas
Son besadas por el mar de los silencios
Donde la soledad duele en la piel
Pasan frente a mí los recuerdos vividos,
Y por última vez gritare tu nombre ADELE
Y al darme cuenta que me muero poco a poco
Con mi corazón sangrante y roto
Mi alma fría desangrándose y enmudecida
Puedo presentir que voy amarte
Más allá de esta vida.
Me llevare tu sonrisa grabada en la memoria
Y al darme cuenta que jamás te he tenido
Soy un triste pájaro solitario y sin nido
Que se olvidó de cantar
Errante, vencido y sombrío
Su trinar es como un melancólico lamento
Gris, lastimoso y con su doliente acento
De la rustica armónica que lleva en su garganta
Que se olivo de cantar y sin saber lo que es amar
En la horqueta del árbol de su vida
Se quedó esperando la primavera que no ha de llegar.

En este silencio tan sincero como cruel
Donde los recuerdos te queman en la piel
Rodeado por las oscuras sombras,
Son las voces mudas de la noche
Tan crueles y amargas como la hiel.
En este desierto de soledades árido y sofocante
Vacío de sueños, sediento de esperanzas
Donde puedes morir de sed en un instante
No hay un oasis, un pozo una pequeña vertiente
O una copa con una gota de ilusión
Para calmar a este sediento corazón
Fueron secados por los soles ardientes de
la realidad
En sus cauces solo hay restos quebrajados
Ilusiones perdidas, Sueños muertos y olvidados
En sus lechos fangosos lleno de sombra y soledad.

Como una sombra más abandonada por el destino
Tambaleante por las tormentas del desierto
Parece ya sin vida, más bien como algo casi muerto
Que se aleja por los arenosos caminos
Dejando sus huellas que las arenas borraran
Por el viento y su fantasmal e hiriente silbido.
Se aleja el Poeta y Mendigo
Para descansar sus huesos
Cubiertos por su negro abrigo
Parecerá muerto pero aun
Los recuerdos no lo han vencido
Queda fuego en su mirada
Tan negra como la noche de su penar
Y aunque solo sabe por su ADELE soñar
Se parte su corazón al saber que nunca la podrá AMAR,
Que solo es la más bella de sus quimeras
Aunque una noche cualquiera
Le quitara vida esta pena tan profunda
Y antes que su cuerpo entre las arenas se hunda
Gritara fuerte por última vez su nombre ADELE
Se quemara por el fuego de su pasión
Se volverán cenizas sus huesos
Pero tú nombre por siempre
Quedará escrito en mi PIEL.

Mario Anónimo.
leer más   
5
1comentarios 21 lecturas prosapoetica karma: 69

Y todavía... por ti

Tengo 1/2 centavo
de ilusiones frías,
2 gramos de ungüento
para raspones del corazón,
y 4 bolsillos vacíos
de promesas rotas;
sí, de esas,
con la etiquetita
de parasiempre...

(por cierto
al sol del último verano
todavía le sangran
las cicatrices)

La miel de tu boca
todavía destila
gotitas
en algún panal escondido
en alguna gaveta
o en algún armario
del que ya no tengo memoria.

Si alguna vez fuiste mi Dulcinea
habrá sido
en algún lugar de la Mancha
de cuyo nombre
ya no quiero acordarme...

Las sombras siguen allí
(disfrazadas de fotones),
se ocultan en alguna arista
de los rayos de sol
que a veces se cuelan
por la ventana de mi alma.

La luz,
o la luna
(o quizá una luciérnaga)
sigue tropezando conmigo;
en los pasillos de la vida,
en los pliegues
de la sonrisa
de un soplo de viento,
en el tímido beso
de alguna hoja que muere,
en el guiño
de alguna tarde de colores,
en el cálido vientre
de una noche serena,
en los tibios pechos
de un amanecer;
mas yo,
sigo buscando ese rinconcito oscuro
que todavía sabe
que todavía huele
que todavía late
que todavía se estremece
a ti/por ti.




~~~~~~~~~~~~~~~
@AljndroPoetry
2018-mayo-15
leer más   
20
22comentarios 159 lecturas versolibre karma: 98

Ella

Llegó a la playa el mensaje,
metido en una botella,
tembló mi labio al leerlo,
trataba viejas querellas.

Un glacial escalofrío,
surcó como una centella,
la noche oscura y mi espalda,
como una fugaz estrella.

Me partía el corazón
mi venerada doncella,
quien me juró amor eterno,
la que me amaba…, ¡sí aquella!

Sobre el blanco del papel,
solo quedaron las huellas
de sus palabras hirientes,
de un carmín color grosella.

Ponía el punto y final
a nuestra historia más bella,
detrás del último adiós…
venía la firma de ella.
12
5comentarios 60 lecturas versoclasico karma: 94
« anterior1234550