Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 1958, tiempo total: 0.019 segundos rss2

Salvo el crepúsculo

Ir y volver.
Regresar y volver a ir.
De la oscuridad a la luz,
y de la luz el cubil mortecino
donde duerme un pasado hecho sombra.

Se acerca una noche larga;
llegará colgando de un hilo
tras una puerta que no tengo fuerzas para abrir.
Y una palabra inacabada
cuelga de mis labios,
pues de nada sirve lo que pueda decir.

Hoy me encierro,
callada,
rompiendo a gritos los muros
que hace tiempo se van fundiendo a gris.
Me saco los ojos y,
si tuviera fe,
diría una oración justo a los pies
del dios de las noches eternas;
una oración de redención y penitencia,
porque a veces hay que forzar el final
de aquello que nunca empieza.

Pero nunca he creído
en aquello que ni se ve ni se puede sentir.
Así que cierro la puerta de hierro
y recojo lo que queda del sí
esparcido en el suelo.

Ha terminado el tiempo de los versos
y sólo quedan inútiles gestos
(esos, esos mismos,
justo los que no sé descifrar;
pero siguen aquí).

Insisto, si tuviera fe,
haría una oración para salir del ojo
que todo lo ve
Pero ya digo, yo no sé creer.

Así que sólo pido
que enmudezca la luna,
todas las flores,
la Primavera,
que caiga la botella,
el sueño derramado,
la tristeza,
que calle en mis ojos el recuerdo,
la canción bailada,
que no mienta más el tiempo,
que duerman las madrugadas.

¡Que calle el mundo!

Que calle todo,
todo,
salvo el crepúsculo*.



*J. Cortázar
3
2comentarios 19 lecturas versolibre karma: 43

El céfiro atardecer almacenó mis cavidades rotas...

En la encrucijada de tu boca temblorosa
el céfiro atardecer almacenó mis cavidades rotas
la trastocada conciencia cabalga sin rumbo
y se descarrila en abandono bajo este cielo gris.

Mi corazón se acelera y el pulso tiembla
como lo hace la borrasca cargada de lluvia
cava tu silencio en este ramal de estrellas
que el ocaso se desvanece en esta noche fría.

En la encrucijada de tu ahogo crepuscular
apilé las estrellas, de mil en mil
el silencio fue profanando su vestidura
y la luna sustrajo su brillantez.
La noche quedó totalmente a oscuras
dando paso a la más oscura sensatez.

El camino de asfalto se atesta de hojarasca
y la fontanela de una pequeña oruga
pretendida por el tedioso carrusel invernal
se arremolina en el paso polvoriento,
agradece al vendaval su simplicidad.

La brisa pasajera se agarrota en el pavimento
y se oyen gritos de bestia desolada,
son Almas que golpean las sombras
pintadas por el pueril terroso de la aurora.

Un pasado que no sale a su encuentro,
un futuro incierto que no existe
la lejanía arrincona su bizarría
solo el presente nos acompaña.

No pudimos conjurar una noche estrellada
ni alcanzar la columna delgada del pensamiento
la vida es un preludio de eventos
cortos y largos, círculo eterno.
Sin aliento y suspiro
la mente no se detiene
la alacena de caoba y hierro
aun almacena los secretos.
leer más   
5
2comentarios 28 lecturas prosapoetica karma: 81

Pasar sin verte

No puedo pasar sin verte
Sin acogerte entre las ramas tibias de estos brazos
Sin que tu pelo se mezcle en lo frondoso de mis ganas
No podria hacerme ausencia
Con estas ganas de dejar hojas viajeras en tus rizos
Como vos rizos en mis ramas
No puedo dejar de sonreirte con esta estática de árbol
Sabiendo que necesitas una sombra para mitigar el cansancio
Entonces tampoco puedo dejar de ser agua
Que sacie tu fatiga de camino
No puedo
Y ya hasta me es extraño castigo no hacerlo
No acunarte a susurros en mis letras
No llenarte de besos metafóricos a distancia
Ya no puedo ser ausencia
Cuando quiero ser tierra
Donde tranquila germines
Y de despertares en atardeceres encuentre a tus pupilas de hojas
No puedo, ya no puedo pasar sin verte
En esta ceguera que aclaraste
En ese sol que pusiste en esta oscuridad premeditada
Crimen o auto crimen
No poder pasar sin verte.

Marcelo ezequiel
leer más   
11
3comentarios 54 lecturas versolibre karma: 86

La esperanza en su laberinto…

En esta ensenada austral la esperanza buscó escondrijo
Llegó huyendo del mundo, de Wall STREET, de la gran manzana,
Y de todas las ciudades que conforman la esfera terrestre.

Su garganta rota palidece por los sollozos suplicios
El sol en riela le persigue dejando pasar su estela
Y la carátula verde del bosque se torna amarilla como un ocre otoñal
Y me muestra la puerta de un laberinto
Una alfombra morado purpura se extiende
Y me conduce a su puerta cuyas bisagras rechinan
Duendes con ropas antiguas y barbas desparpajadas
Y luciérnagas parlanchinas me conducen por pasajes oscuros
Hasta llegar a un inmenso círculo
Y veo encima de rocas y cuarzos brillantes
¡¡¡La esperanza llora afligida¡¡¡
Y le pregunto ¿el por qué de su sufrimiento?
y me dice con voz trémula ...
Estoy triste… El hombre de la ciudad
Vive confundido prisionero de su propia historia
El ego, el miedo y los falsos dogmas
Lo someten, viven enclaustrados
En barrotes de hiero forjado
Y el ego que es tan antiguo como yo...
Guarda en su alforja diamantina la llave del encierro.
leer más   
4
2comentarios 39 lecturas prosapoetica karma: 66

Poe 11 "Ofrecimiento"

Me he preguntado al verte tan herida
por tu presencia triste y apagada
de amores rotos y yerta fantasía:
Si pudiese abrigar tu soledad
con dulce suavidad
¡Te abrazaría!

Reconozco que lloras a escondidas
por ese gesto leve y delicado
de tus ojos que cuentan lejanía:
Si tus lágrimas claras todo fueran
con un beso de paz
¡Las secaria!

Ya quisiera sanarte el mucho llanto
de mar salada y lluvia cristalina
con que llora tu amor en agonía...
Y volviéndose letras tus tristezas
con una mano yo
¡Las borraría!

Puedo explicarme el mal que contaría
de naufragadas ansias y pasiones
tu corazón deshecho en su caída:
Si pudiesen mis frases aliviarte
con palabras de amor
¡Te sanaria!

No te pido que cuentes ni ilumines
con razones cercanas ni remotas
la oscuridad profunda de tu herida:
Si tan solo mis brazos necesitas
para llorar tu amor
¡Me ofrecería!
leer más   
21
17comentarios 90 lecturas versolibre karma: 115

Hay días en que nadie sabe nada, más que solo callar

Solo un pedazo de soledad
como un soplo de sueños con fe
de esos que se tejen en la noche
al pie de un vacío que se desmorona
brincando a la muerte.

El último favor que te pedí
fue que me dejaras un poco de tu amor
antes que la vida me pida el traje
y la vieja mirada se olvide de ver.

Como aquella vista que se interrumpe en la noche
cuando el párpado cerrado de la conciencia
vaga entre las lágrimas oscuras de la otra dimensión,
no me equivoco al pensar que todavía me quieres.

Aunque es incierta la desazón de un olvido
es injusto no tener un poco de vergüenza
es preferible vivir en el exilio
que verse en el espejo de la fútil vanidad.

Últimamente me he podido dormir en todas partes
con cada ronquido ahuyento a las horas
que en su rebeldía me roban la poca inocencia
de mi respiración agitada por el exceso de peso.

Tu amor era para mi la perfecta ancla
en un mar sin brisa
el mejor pretexto para olvidarme
de las hojas grises de un otoño.

Se acerca a toda prisa a esa infancia que se olvida
cada vez que la belleza de la vida se esfuma
en cada parpadear.

Te olvidaste de cerrar la puerta en tu partida
como un esposo me quede en la luna
esperando a una nube para poder retornar,
hay días en que nadie sabe nada, más que solo callar.

El Mute

20/07/2018.

Con Cariño para mi amiga Maulita.
13
4comentarios 236 lecturas versolibre karma: 112

En un cielo anaranjado

Te soñé navegando en las aguas del olvido
¿Como son?, me preguntaste,
son inmensas
tan azules que se pierden en un efímero respiro.

Ojalá cuando llegue a viejo
me leas también como yo te leo a ti ahora,
sin la respiración agitada
y el dolor en el pecho cada vez que te respiro.

Sin esos pequeños espasmos de humor
que en vaivenes innegables
a veces son felices y a veces son amargos,
como esa abrupta acidez que te sube del cuello.

Y te enseña lo abandonado que te sientes
después de una tormenta estruendosa,
vil y oscura negación absurda
de no poder comprender tanta sabiduría.

No fue un sueño, eras tú
y estaba yo florando a la deriva
en la inmensidad de un reflejo anaranjado
de una puesta de sol que nunca termina.

Después de tanto navegar sin rumbo fijo,
en tantos sueños,
nos dimos cuenta de lo apartados que estamos
del amor verdadero.

Regresemos a la mar a luchar
con la furia incontrolable que ya no tenemos,
tal vez después de la tormenta
podamos encontrar un poco de paz verdadera.

El mute
22/07/2018.
5
2comentarios 36 lecturas versolibre karma: 84

Te busco

Me gusta caminar a buscarte, como si el abismo delante de mí no fuera cierto.
Ni una voz, ni un sensor, ni un estruendo viejo; sigo a la nube muerta, a la sombra blanca, al precipicio roto.

Mi cuarto es un siglo deforme y siniestro. El suelo es algo en el paisaje, y no me toca, y no me muerde, me siento calmo, exploto y duermo, me arrebujo en tus alas y redoblo el cielo, bato la espuma negra.

Soy el que espera gloria, el que atrae maleficios, el imán de toda insurrección.

Te encuentro en una carta añeja, en la huella del suplicio verde, en la tierna constelación, en la bruma del polvo ocre, en la pintura de esta historia insomne.

Sigo el algoritmo de tu imagen triste, invento una ciencia vaga contra esta oscura ecuación.

No soy el héroe de tu salvación, ni quiero ser el villano de tu perdición.
Soy consuelo ciego, breve y embustero, cobarde y enmudecido, soy el diablo en un iglú, un perro asustado, un payaso de verdad.
Soy un corazón legítimo, un espectro de la desintegración, el vestigio de mis sentidos.
Soy el colmillo de esta automutilación, soy el golpe en el techo, el temblor en las piernas, la alarma del olvido y el tañido de la última conflagración.
Soy fracaso floreciente, transparencia turbia, vengo a blasfemarte dioses, a despojarte el mundo y a rescatar una desilusión.

Me concentro, me destruyo y vuelvo, solo me sobreviven dos anhelos, uno por pupila tuya.
Te busco por inercia torpe, por dinamismo intenso, por sonambulismo crónico, por fatalismo cínico, por masoquismo dulce, por atracción onírica, por pasión ilustre, por amor enfermo, por cura y por eterna contemplación.
leer más   
7
4comentarios 72 lecturas prosapoetica karma: 81

•—-la soga de tu ausencia •—con @Aljndropoetry @pequenho_ze @satanaslsAlive

Es entonces cuando vienes,
El desgarro sigue acariciando tu nombre,
El aura de tu cielo clava en mis mares rafagas de soledad y desaliento.
Me atraviesas, querida ausencia,
Amante del inoportuno sentimiento.

Pero entonces te vas,
Después de atravesar mis mares,
Para dejarme a la deriva de tus recuerdos.
El vacío de tu nombre es el desgarro de tu mirada con sabores a dolores, olvido.
La soledad se fue, la ausencia vive presente,
Desmantelé mis entrañas,
Por no darle más sonrisas a tus dientes.

Vacié el aire
y ahora corro entre las calles gritando tu nombre;
callejón sin salida que señala tu calle
Y en el medio tú; olvido de luces
clavando cristales

Y llueve amor, llueve ...

Abriste la coraza y la surcaste, golpeaste cada puerta llenándola de aire,
derribaste cada muro y creaste el puente
¡tú eres el culpable!

me hiciste
y la hiciste vulnerable
Y ahora , me dejas este vacío entre los dedos y todo este hielo deshaciéndose entre la oscuridad de este tétrico silencio

Y yo solo sé que corro
corro
con la soga
que tu ausencia anudó a mi cuello
Y caigo
Y me ahogo
Y me rompo; y te rompes
Y nos rompemos el pecho enredados
en toda esta tormenta de oxidados cristales
que devoran las ansias
y nos apagan las luces

Y duele amor .. duele

Se agrietan los ojos,
se ciegan y mueren
nos acecha el derrumbe cubriendo de polvo cada instante vivido
Y yo grito y te grito
Y me grito

¡Mírame y vuelve !
bésame esta lápida, que lleva tu nombre
Róbale a mi pecho este te quiero que me sangra por dentro
que inunda mi voz
Y enfría mi aliento …

Pero lo único que veo
es mi sombra partida...
Una mitad
que rasga la herida
de lo que creí que podría ser vida
Vida…

~~~~~~>>>vida ...
qué extraño vocablo
para el cadáver de una mujer viva.
Siento aún las venas;
rieles que llevan
cristales y aire.
Me abrigo en la pena;
pero mira,

~~~~~~>>>no lloro!
Juro ante el cielo que no es una lágrima
lo que recojo.
Es sólo un vacío
pérfido y acuoso
que duerme conmigo.

Es de noche,
de soslayo contemplo
el interminable pasillo
en los aposentos púrpura
de mi alma.
Los párpados de crepúsculo
de la soledad se han cerrado.
La hiena me sonrie
y se quita los de burla
para colocarse
los dientes
de compasión fingida
de la humanidad.
La luna me da la espalda
y le muerdo un hombro
para comprobar
que en verdad sigue allí,
y no es solo el reflejo olvidado
de plenilunios pasados.
El péndulo del tiempo
zigzaguea en mis sienes,
el pasado se hace futuro
y mi futuro
es solo el chasquido
de dientes de hierro oxidado
en los engranajes del ayer.
La muerte me visita,
se sienta en el borde
del abismo de mi lecho,
sujeta mi mano;
y me cuenta sus conquistas,
sus victorias, sus derrotas,
sus tristezas.
Ya no sé
si realmente
estoy aquí,
en la tierra de los vivientes;
o soy solamente
la excusa
en el laberinto de eventos
de la tragicomedia
de la vida,
un actor de relleno,
el alma fingida
de un avatar.
Alguien que por ti
pudo ser amado
y te pudo amar.



************************************
Mesa compartida

@Aljndropoetry & @satanaslsAlive
@pequenho_ze & @rebktd

leer más   
21
26comentarios 163 lecturas colaboracion karma: 110

Reflejo libre

Lates a deshoras en otras esferas,

la réplica del espejo siempre es cruel

el más luminoso abandono.

No hay demanda ni asalto

sólo su reclamo callado.

Alcanzando lo pragmático,

quizá pueda huir de ti,

de la sensibilidad a lo oscuro,

de lo visible.

Soledad

porque estás aquí

pero te has ido.

Solo la luna reflejando perfiles

de lo que no éramos,

del batiente por donde entramos.
11
6comentarios 68 lecturas versolibre karma: 103

De tristeza se nutren las palabras

¿Serán los silencios señales de olvido?
La oscuridad se ha dejado caer sobre la piel,
la sonrisa no es más que un gesto apagado
La mente una sombra en un bosque sin vida.
La última hoja que cae ya va seca
se escapan palabras de un libro sin poesía
ya no hay piel en los orgasmos
y el fuego en la sangre es ceniza sin fuerza.
11
3comentarios 51 lecturas versolibre karma: 92

Oscuro

Cuándo se marchará esta sensación gélida de mi piel.Juego de abalorios trenzados en mis dedos.Eran imaginados en nubes de cemento,dibujadas de cielo.La realidad,puro hielo...Niña corazón sin dueño.Mujer que busca despertar de un aletargado,mórbido sueño. Fué el mejor de mis cuadros el que pintó mi silencio....Que bella es la poesía,que hasta los demonios se pierden en su ángel...Regreso.
leer más   
4
1comentarios 23 lecturas versolibre karma: 40

Infancia 1

Duendes, hadas y dragones.
Si.
Aquellos,
¡los de mi infancia!

Los de mis risas y miedos.

Los que se escondían
en los rincones oscuros
y debajo de las camas.

Si.
También los de los cuentos.
Siempre con un grito
en mi voz y en mi garganta.

¡a todos ellos!

A todos os digo:
¡Fui feliz!
¡Lo sigo siendo!
¡Aún os recuerdo!
leer más   
15
8comentarios 108 lecturas versolibre karma: 89

Me gustas, verano

Medianoche. Julio. Carretera en La Mancha entre rincones de siembras de maíz.

Cuando el sol se va a dormir, surge la hora mágica de aspersores traviesos.

Gotitas de agua juguetona que a las mazorcas les roban besos.

Huele a naturaleza despierta. Las hojas del cultivo son siluetas recortadas entre las estrellas y la luna, lunera.

Las espigas mojadas son bigotes de gatos curiosos que acechan la parábola de agua lanzada en la oscuridad.

Campos sedientos que beben sin cesar y devuelven olor a tierra mojada, satisfecha como el que calma su ansia en un oasis, como lucernas repletas de aceite que alumbraban en la antigüedad.

Grillos saludan al cielo. Es su pantalla de cine: "Orión" en cartelera.

Camino en recta infinita, el amarillo y el verde están arropados por una sábana oscura, juguete perfecto de polillas y luciérnagas.

Me gustas, verano.

Me gustan tus noches. Tus paseos. Tus viajes.

Me gusta tu gesto al reír, porque suenas a noches vivas y largas. A geranios regados. A jazmines y césped caliente.

Me gustan tus dedos en mi pelo.

Tus helados a deshoras.

Tus ventanas abiertas cuando caen las estrellas y tu brisa en los pies descalzos.

Suenas a cabello alborotado, a sillitas a la puerta de la calle. A vecinos cómplices. A encuentros inesperados.

Me suenas a conocer caras nuevas y ciudades viejas, pero a estrenar en el alma.

Al volante hay kilómetros de olores.

Sigo entre el asfalto y el maíz. Los aspersores han mojado las cunetas, han salido de su zona de confort.

Me gustas, verano. Porque contigo, soy yo.
leer más   
14
12comentarios 85 lecturas versolibre karma: 97

Va pasando la vida...

Va pasando la vida lentamente
y el niño del ayer, vive el futuro,
basado en un presente tan oscuro
que duda en caminar correctamente.

El hombre, (y niño ayer), que ve el presente,
se muestra como el ser ante un conjuro,
reniega por su fe de tanto muro
e intenta resistirse a la corriente.

Quisiera rescatar aquella mano,
surgida en una infancia, ya lejana,
tan llena de cariño y de ternura.

Quisiera en esta etapa, del verano,
vivir de una manera más cercana,
la eterna primavera, en su locura.

Rafael Sánchez Ortega ©
11/07/18
13
2comentarios 57 lecturas versoclasico karma: 96

Baila

Baila
la sombra
con las musas
de su cabeza
dispuesta
a distraerla
de sus oscuros
pensamientos
que la llevan
ha perderse
en los recuerdos
grabados a fuego
de los momentos
que con él paso.
14
8comentarios 103 lecturas versolibre karma: 105

En la oscuridad...

Miro en la oscuridad
tú reflejo de amante carnal
lanzas llameantes y unicornios
danzan en la corriente del lecho

y enciendo la hoguera
cargadas de luceros
y mis brazos como
grandes remos
se cruzan con los tuyos
en una batalla por alcanzar
el suave grito del silencio..............
quizás un tenue susurro
que haga retumbar las
puertas del etéreo.
leer más   
12
4comentarios 76 lecturas versolibre karma: 112

Nos fuimos

Bailo en la oscuridad. Como un nenúfar se abre mi alma con un solo roce. Y cae disuelta entre tintes de noche.

Y se agolpan los deseos y el olvido, en pugna por ver cuál de ellos me arrastra hasta que crujan mis ganas.

De pasos turquesa y de sombras cobalto. Así es mi memoria. Serpentea en surcos de voces, en susurros de bosques, en relojes de arena.

Y te vas.

Y me voy.

Nos fuimos.
leer más   
18
10comentarios 93 lecturas versolibre karma: 108

Malas noches

Subió a las alas
de aquel viento azabache
aquella noche
de oscuro resplandor,
el ser durmiente
que aún duerme en la piedra
su arcano sueño;
sueño negro de luz.
Guijarro blanco
la luna mustia e hirsuta
dormía oculta
bajo sábana oscura.
¡Relincha un astro!
¿Y será el firmamento
un ancho establo?
Un establo inmortal.
Dardos letales
lanzas o pesadillas,
se vive o muere,
sacrificio en la roca,
árido lecho;
y el firmamento todo
es la impasible audiencia.




~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
Métrica 5-7,5-7,5-7....5-7-7
Similar a un Chöka
pero con sobredosis
de rimas asonantes ;)

@AljndroPoetry
2018-jul-16
leer más   
23
24comentarios 150 lecturas versoclasico karma: 94

Melancolía

Hay melancolía en mí
y pienso en vos
como ave que vuela sobre mil montañas
enfrentando derroteros
y abriendo sus alas al viento.
Majestuosidad inalcanzable
encumbrada en lo mas alto de los pensamientos.

Oscuridad, olvido,
palabras silenciosas
que se quedan a medio camino
entre tus soledades y mis delirios.

Locura,
insana acción
de presionar letritas plásticas y frías
para que en el espacio
vuele a ti mi pensamiento.

Almas lejanas,
solitariamente acompañadas
en partículas de aire.

Tú, enredado en mi cabello.
Yo, aferrada al susurro de tu aliento.
leer más   
13
3comentarios 60 lecturas versolibre karma: 100
« anterior1234550