Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 4, tiempo total: 0.011 segundos rss2

Tal vez mañana

Horizonte oscuro
de incertidumbre alimento.
Condenado al ostracismo
de un lúgubre
y helador presagio,
sufres el insoportable peso
de aquel inhóspito vacío.

Perdido en ninguna parte
de un paisaje
eternamente blanco.
Altas cumbres nevadas,
que imponentes enseñan
entre sus afiladas garras,
severa advertencia
de mortal herida.

Sin luchar mueres
bajo ese manto gélido.
Si tu cuerpo flaquea,
vida o muerte
se retratan juntas.

Pelear por la vida
o caer rendido
ante una muerte que tirita.
Noche perpetua
extendiendo su negrura
sobre inmaculado
y níveo sepulcro.

O resistirse firme en ese…
“tal vez mañana”.
Caminar en busca del valle…
¡Y vivir!.




Publicado en la Asociación solidaria cinco palabras:
cincopalabras.com/2018/01/07/escribe-tu-relato-de-enero-iii-roberto-ca
13
6comentarios 106 lecturas versolibre karma: 97

Titanes

Cristales rotos y sangre en las yemas de los dedos. Borran identidades. Rasgan pieles condenadas al ostracismo.

Lágrimas resbalan hasta la barbilla. Encadenadas, como grandes racimos.

En mis huesos, los titanes. Entre el mito y el pasado. Acabo en el Tártaro, como Crono. Es la condena por gritarle al cielo.

Llenos de arañazos, mis brazos caen lánguidos. Sobre lechos de espino, duermo (y me desvelo).

Porque no hay mirlos blancos. Porque no hay cunas en Marte. Ni lucidez en las copas de vino.

Me ahoga la cadena. Me retumban las sienes. Me duelen los párpados. Me vuelan los anhelos.

Toca mis flancos. Acuna mis lunas. Toca mi vida.

No te marches. Dame huracanes. Y paz. Dame descargas eléctricas. Y sosiego. Dame vendavales. Y calma.

Dime que VIVIMOS.
5
4comentarios 48 lecturas versolibre karma: 47

Alimañas de almas

Perseguida por seres diabólicos espumeando rayos en un receptáculo en compasión blindado.
Son hombres y mujeres a rostro descubierto. Sedientos por mi sufrimiento. Siempre me atrapan. La oscuridad se alía en su guadaña.
¿Qué quieren? No los comprendo.
Victoriosos en la sima del poder abismal; ostracismo en bondad.
Matarme no es suficiente… quieren atraerme a su fétida fuente.
Hendiduras con lava; mi ser ululando a la nada.
Heridas que se pulverizan… Extraño prodigio mi piel habita.
Refluyo de la “No Vida” sintiendo indecible agonía… Seré desoída por la cofradía.
Huyo por una escotilla, deambulo sobre una azotea arriesgando mi nueva vida. Pavimento resbaladizo y cielo plomizo; aliados pétreos al desatino.
Ellos avanzan con templanza, son alimañas de almas…
Salto los tejados, mis pies retumban en la luna.
Ya no los veo. Me oculto en un gran macetero…
Allí contemplo la luna: nueva y oscura, ella también se oculta.
¿Se esconde de las alimañas de almas?
Puede que los astros también clamen calma y sean estancos al mal karma. Y que ni el más principesco lugar se halle ajeno al mal.
Pero también puede que existan parajes ignotos que la fatalidad no logre rasguear. Mi macetero es esa realidad.
¿Me esperas detrás?

Marisa Béjar.
leer más   
4
sin comentarios 49 lecturas prosapoetica karma: 62

Para no faltar a la mentira

No conoce el amor la compasión.
La marca del fuego. Felipe Benítez Reyes.

Era falso tu idilio con la luna,
tu miedo al ostracismo,
tu deseo de guerra.
Era cierta tu lengua de poeta,
tu angustia al despedirnos,
tu paz llena de culpa.

Perdona, creo que me he equivocado,
erré en algunos versos,
espera que retoque.
Solo hace falta que cambie el enfoque,
unos golpes de efecto
y lo dejo arreglado.

Era falsa tu meta sin llegada,
tu sonrisa inocente,
tu bondad infinita.
Era cierto tu arte con la mentira
tu amor por el presente,
tu mirada de gata.

Ahora sí, ¿ves? No era tan difícil.
Decimos la verdad
y seguimos mintiendo.
Para inventar, tu tienes el talento,
y, para qué engañar,
yo quiero que me mientas
para seguir creyendo.
12
8comentarios 92 lecturas versoclasico karma: 82