Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 2908, tiempo total: 0.024 segundos rss2

Albores

Los párpados cubriendo mi mirada
luciérnagas destellan alborada

Latido engalanado en el follaje
fructífero , frondoso en su mensaje
El pálpito se quema en el ropaje
la piel ha descubierto su lenguaje

La aurora despeinada amanecía
su sol incandescente me cubría

Palabra en aureola ya es tatuada
pintando de colores el paisaje
de albores y destellos me vestía ...


@rebktd
leer más   
14
10comentarios 27 lecturas versoclasico karma: 105

Un atisbo de humanidad

En una cálida tarde de verano, con un libro de poesía en la mano, me acomodo sobre la pálida hierba de un sombrío parque de la ciudad. Junto a un rosal que se llenó de espinas, porque olvidó dibujar sus rosas.

Abro el libro y el poeta envuelve mis sentidos con sus palabras y sus intensos silencios, logrando que la poesía insufle mi esencia y haga brotar destellos de eternidad en los extremos de mi existencia.

Y aunque sé que jamás lograremos entender lo que dice el poeta, trato de acceder a su reluctante voz, encontrar en ella el hilo conductor, desenrollar en una lectura la madeja. Entrar a los aposentos de la poesía.

Y siempre acabo preguntándome, una y otra vez: ¿Cómo escribir aquellas palabras sentidas y alcanzar a penetrar aquella voz luctuosa, sin tener que hundirme en los abismos de los que jamás pudo salir el poeta?

Esta tarde, frente a las hojas mustias de un rosedal, estoy leyendo a Miguel Hernández, y mientras recuerdo a mi padre muerto, la cálida voz de Serrat toca mi memoria, embriagado en el dolor de la elegía a Ramón Sijé. Es cuando el poeta me recuerda que no se puede hacer poesía, sin antes no haber sufrido de humanidad.
leer más   
10
6comentarios 91 lecturas prosapoetica karma: 103

Soy

…Soy el que tiene, soy el que da.
Soy el que trata de corregir, el que se da cuenta.
…Soy el que escribe las palabras, soy el que piensa,
soy, el que está.

Me había preguntado antes…
¿quién soy?...
y obtuve respuesta.

Del dictado de mi mente…
fueron aflorando las palabras.

¿Mentirían?
Puede que tuvieran o no tengan razón.,
sin o con inseguridades,
siempre seré yo.

Quedarán tras esto muchas cosas que añadir,
mi circunstancia era actual y se expresaba,
estaba solo y me hallaba en acción.

Repetir, recoger….
ahora ya no percibo el eco aquel,
ni siquiera el del viento.

Al momento,
soy el que inicia la narración
¿De qué?...
de una experiencia.

La historia parte,
desde el diccionario de mi vida,

¿Los hechos?
Si no los hay, miento.,

Sólo soy. Sin o cón

Soy la constatación,
de que un día como ayer era,
y de que todavía soy.
leer más   
4
8comentarios 30 lecturas prosapoetica karma: 78

Volando a lomos de los versos

Cuando la luz se me fue a oscuro,
bajé hasta las entrañas de un lodazal
de llanto y barro de soledad.
Escavé túneles buscando la salida,
pero todos me llevaban
al punto de partida.

(No se puede escapar
cuando no se quiere ver).


Me guardé una llave
en el cuarto creciente del corazón,
pero con la ceguera lo olvide todo.
Me mantuve aletargada
esperando no sé qué mano
que nunca llegó a sacarme.

(No se puede ser rescatado
cuando no se pide ayuda).


A pesar del frío y el hastío,
una llama diminuta seguía encendida.
Calenté manos y voz,
calenté versos y brisas.
Las palabras me devolvieron
al espacio que ahora habito.
Me puse guantes blancos
y calcé zapatos voladores.

Ahora vuelo cuando escribo
y escribo para NO volver al oscuro.



Hortensia Márquez


Imagen sacada de Internet
15
18comentarios 56 lecturas versolibre karma: 103

Sentimientos taciturnos

Hoy mis sentimientos amanecieron taciturnos.
Las palabras decidieron acompañar tu pretérito desconsuelo.
Aquella espera,
que fue la mía.

Y el sol del mediodía, parece no calmar el frio de la noche sempiterna,
que es la nuestra.
Deja las palabras revolotear tu espíritu en silencio,
ellas son niñas de la noche,
y recogen el calor lejano de las estrellas,
para colocar una guirnalda en tu pecho,
que tanto anhelo.

Ellas,
flotan paciente en nubes de la memoria,
recorre cielos oscuros y acarician ríos y riscos húmedos
esperando reconocer tu alma,
llenar tus vacíos de ansias enclaustradas.

Deja las palabras recorrer tu aliento, abrazar tu hastió.
Te las presto, te las regalo, ¡Amada!.
Prefiero que mi dolor sea mudo y conformado,
que imaginar una perla de cristal recorrer tu mejilla,
sin que mis labios la detengan.
en los tuyos.

www.youtube.com/watch?v=QgPiKgaMUA0
leer más   
12
12comentarios 52 lecturas versolibre karma: 96

Después de todo

Duelo mortal por el cansancio
profundo sueño de mentiras
así en vano es la agonía
de un desierto cubierto de recuerdos hechos cenizas.

Mis ojos fueron la sombra
de una mirada caída
un recuerdo áspero entre lágrimas
por una verdad perdida.

La noche se derrumbó en su caída
entre amores sordos de una eterna despedida,
he olvidado la existencia entre tristezas
de un amor que aún por otros gemía.

Nunca callé ante el silencio de la mirada
soporté el ego de la esperanza abatida
ignorando el sueño ufano
cuando ya nada lo sostenía.

Olvidé los sentimientos con el tiempo
entre el miedo que duele por la fatiga
como un dolor mudo
en el ataúd de las mentiras.

Después de todo
nací de nuevo entre los sueños
y entre palabras perdidas me encontré de nuevo
aprendí a caminar a oscuras en la corta vida.

Olvide morir en la tristeza
en la inocencia de una simple caricia
comencé de nuevo sin agonía
improvisando puentes en donde sólo había ruinas.

El mute
21/05/2018.
11
8comentarios 131 lecturas versolibre karma: 116

Había olvidado

Había olvidado,
lo difícil que resulta olvidarte.
Que las arenas de la vida solo refleja las huellas de mis pies,
y la pena de saber que en otras playas las mías,
no son las que te acompañan.


Que el silencio duele,
y que mis cartas al alma sin tus ojos,
son gotas de agua que desembocaran al rio de Leteo.
Las mismas cartas que tome para poner,
en otros rostros la razón de mis palabras,
la culpa de mis cicatrices.

Que había inventado una vida en el lado oscuro de la luna,
para huir con Erebos y el reflejo de tu sombra,
y así desterrar en mi memoria,
esa carga que me abraza,
en este desierto que se muestra bajo mis pasos cansados,
de nuevo.

www.youtube.com/watch?v=bDSRJ8sJt6c
leer más   
5
sin comentarios 13 lecturas versolibre karma: 59

¡Gritar!

Quiero gritar mis versos,
que suenen fuertes,
¡joder!, que suenen alto,
rasgando como de una voz
salida del infierno,
hasta la más áspera mudez,
hasta la peor afonía.
Gritarlos para todos,
lejos de su gris secreto.
Quiero gritarlos,
darles voz
porque letra ya tienen;
alma,
que ya poseen cuerpo.
Pregonar al viento
que existen
y sacarlos del olvido,
hacerlos públicos
en continuos clamores.
Que a la gente
se le mezclen los estridos
de todas sus identidades.
¡Gritar! hasta quedar
silenciado en la plaza,
conocido por la mínima,
mártir de mis palabras.
Quiero gritar mis versos
y liberarme;
librarme de su perpetua
por cada expresión.
Necesito sacarlos
a voz en grito
que dentro se pelean
y fuera harían
de guardaespaldas.
Pero como un padre
con miedo,
temo que el mundo
se los coma.
2
sin comentarios 4 lecturas versolibre karma: 25

Sales Plateadas

Aquella mancha plateada
en la quimera de tus oros
ha enchapado el estuario
tus lechos de plomo.

Líquidos donde bañas las balas
en la lejana mansedumbre
aguas olímpicas y claras
que preguntan tanta noche
en el brillo de otra luna
despierta entre niebla
y mujeres de luz
tan minúsculas y hermosas
decorando el caparazón.

Mientras el sodio cae
salando la tierra impresa
la impronta ferrosa del suelo
desprendiéndose de mí
esas sales que no sequé
(o no alcancé a atajar).
leer más   
4
1comentarios 26 lecturas prosapoetica karma: 68

Fronteras Invisibles

Ayer-Hoy

Los-de-aquí
no los vemos.
Rostros transparentes,
bajan los ojos,
cuerpos presentes
nos rodean:
manteros,
basureros,
albañiles,
mujeres de la limpieza,
cuidadoras,
prostitutas,
prostitutos,
recolectores de fruta.
Sin nombre,
en nuestras ciudades y pueblos,
cuerpos colonizados.

Hoy-Mañana

Los-de-allí,
hijos sin nombre,
hijos sin rostro
alzan la frente,
nos miran,
directo a los ojos.

Nace el monstruo:
fronteras,
barreras,
límites,
concertinas,
vallas,
muros,
perros,
pasaportes,
torres de control,
sensores de movimiento,
cámaras térmicas,
Mare Mortum,
apartheid,
indiferencia.

Palabras-máscara
para ocultar la vergüenza de la visión infrarroja,
el aura de cuerpos vivos,
la energía de la supervivencia.
Líneas de sutura invisibles
para tapar la presencia de lo ausente,
lo invisible.

Son si son sin cuerpo, sin representación, sin historia, sin sentimientos.
Son si son una ilusión visual.
Son si son un eco de su voz.
Son si son la negación de la existencia del otro lado, del otro.

El monstruo es vidrio
que permite mirar sin ver,
que permite negar tanto si el otro me mira como si no.

Interior – Exterior

Nuestra realidad trampantojo
7
3comentarios 133 lecturas versolibre karma: 81

La Muerte Desnuda

Se extiende un mantel en el sueño del bosque.

Ella, con el lomo tatuado de días
lleva los años burlando la sed
la esperanza de comer lo que sobra del amor
pero no se afinca en el sueño
intenta brillar, ser real
acariciar los segundos de plenitud
aunque todo sea una broma
y la noche termine de atravesar
la noche que guarda el sol
el hogar de la lástima
donde el alcohol no corre
galopa incansable por el abismo
réquiem sobrio de la exactitud
y el tiempo de descanso.

Ella despertó algún día
enfrascando la incertidumbre
sin saber si esperara tanto
la muerte desnuda.
leer más   
9
4comentarios 73 lecturas prosapoetica karma: 88

Un beso al alma

Si le hablo tierno a tu corazón
Recibirá mi verdadera intención
Un lenguaje en que las palabras
Son lo último que sana,
Es la vibración en que se entonan
Las frecuencias de mis entrañas.
Es en realidad un beso a tu alma
Que palpita latencia
De nuestra resonancia.

– Un conjunto que nos hace uno –
6
sin comentarios 8 lecturas versolibre karma: 64

Poema con 20 palabras elegidas

En este dulce soñar etéreo
puntual aurora de ningún día,
piadoso ayuno de un arrebol
y ausencia del final efímero

qué verdades obtendrá la mano
en la amarga soledad y olvido.
Un silencio magro de epifanía.
Ninguna época creó ese cuarto.

Ni en el pensamiento sonámbulo
dibujamos la inefable estancia
donde la iridiscencia de la luz
tocara tu imagen inmarcesible
nunca encerrada en una lágrima.

Cómo despeja la elocuencia.
Nítida nos desvela serendipia
en la sombra con luminiscencia.
Meliflua música que transporta
de ningún yo con ti la limerencia.

La realidad y su efervescencia,
el desenlace ineludible y nítido,
nos impone su incandescencia
en cada sueño que fuera abatido.


poema con estas 20 palabras cogidas del de Horten67:
Meliflua, inefable, sonámbulo, época, serendipia, limerencia, etéreo, arrebol, iridiscencia, epifanía, luminiscencia, soledad, aurora, olvido, efímero, incandescencia, elocuencia, efervescencia, inmarcesible y desenlace.
leer más   
6
2comentarios 37 lecturas versolibre karma: 83

Ciudad y olvido

Llegará un día
donde entenderás que nada en este mundo te pertenece,
ni la tierra que pisa, ni tu cuerpo
(que aprisiona tu alma)
ni el tiempo de la ciudad,
ni el cielo que limita tu libertad,
para todos serás solamente uno más.
En ese mismo día vas a ver que
quizás yo, quizás tu,
quizás los dos matamos más que todos.
A veces con palabras, a veces con rencor,
a veces en nuestra juventud, a veces en las ultimas días,
pero más que todo, has matado sin pensar,
sin mirar, sin memorizar, sin saber, sin ver,
has matado cada momento con olvido.
Has pensando ser feliz, vivir en paz
como nuestra ciudad, crear un reino de paz,
olvidando los demás.
leer más   
2
sin comentarios 18 lecturas versolibre karma: 19

LԱИЄՏ ԀЄ LѦԱГЄL

Volver, despertar de cada día
siendo lunes de palabras muertas,
de sentidos agotados en mi tristeza,
secos de vida, ausentes de toda mano
que los guíe a cruzar las veredas.

Caminar de puntillas entre silencios
balanceando nubes hoscas donde volar,
espinas en mis yemas floreciendo fosas,
lira muda de alambre como billete
de intuición roma, de ecos vacíos
de pasión en el que reverberar.

A falta de veleta que marque el viento,
de brújula carente de norte,
de pecho con el corazón entre mis dedos
goteando sonetos sin rima,
me aferro a las asas de tu memoria
cual salvahorizonte garabateado
entre los pasos franqueados y tus labios.

Abrir los ojos a una nueva aurora
sabiendo que hoy también es lunes,
lunes de ausencias,
de oasis entre mis letras,
rendición en lábaro mudo de ti,
doblar mi lengua ante el ruido de mi pluma
que clama por bailar en pliego virgen,
ֆǟɮɨɛռɖօ զʊɛ ɦօʏ ʋʊɛʟʋɛ ǟ ֆɛʀ ʟʊռɛֆ
ƈօოօ lმմɾεl ძε ოἶ მlჩεძɾíօ,
րօɾ მჩმղძօղმɾოε მl էმñεɾ ძε էմ ɾἶʂმ εղ ოἶ ցმɾցმղէმ.

მოéղ
leer más   
25
18comentarios 147 lecturas versolibre karma: 105

Otra vez

Yo buscaba la manera
de deshojarme el frío,
pero sólo encontraba
palabras rotas
y sombras abandonadas.

Yo me daba la espalda
y miraba con los ojos de nadie
porque no tenía dónde estar.

Así explicaba mi soledad.

Tú, que no entendías de remiendos,
viniste, sin saberlo, una noche
a recoger los cristales
de mi alma.

Ahora,
tengo miedo
de quererte
por miedo
a romperme
otra vez.


©Alejandro P. Morales.
leer más   
13
4comentarios 67 lecturas versolibre karma: 103

¿Dónde está el color?

¿Dónde está el color?
¿En las cosas?
¿En la luz que las ilumina?
¿En los ojos que miran
las cosas tocadas
por la luz?

¿De qué color son las cosas?
me pregunto mirando abajo,
al puzzle de calles extendidas,
desde la colina ladera abajo hasta el mar,
una ciudad mediterránea,
venosa, llena de circunvalaciones,
la superficie de un cerebro,
la mente colorida de algo
asomándose sobre el terreno.

¿De qué color es tú ciudad?
El color, su color,
es un problema para mis ojos
al que no encuentro palabras.
La miro desde el monte y no lo veo.
No hay definición,
ni idea ni concepto
con qué llamarlo.

Quizás, sólo quizás,
pase lo mismo con todas las cosas
valiosas,
que nos son complejas,
difíciles de ver,
imposibles de diseccionar,
simplemente están allí,
se intuyen,
se perciben
pero no se nombran.
Porque no se sabe,
por ser un imposible,
de límites indefinibles,
parte de la historia que no se agota.

Hay cosas a las que el lenguaje no alcanza.
Lo mejor a veces es callar,
guardar silencio y mirar,
dejar que el color siga sin nombre,
libre
entre el objeto,
la luz y
la mirada.



*
leer más   
14
14comentarios 80 lecturas versolibre karma: 116

Tus ojos eran más alegres antes

Pocas palabras,
no hay ni un Senryu en tu boca,
pena te doy

Sé que tu silencio
es por mis malos hechos,
I´m sorry, mi amor

No soy para ti,
pero tampoco está bien que te me roben.

Los momentos buenos,
ya te los he devuelto,
en hojas de sauce de rio, envueltos

En nuestras miradas aun queda pasión,
mas no perdonan tus
celos, mi error.

Ya ni un Haiku en tu boca,
pero sí una súplica en mi voz,
lágrimas que trago
llorando en verso tu adiós
leer más   
14
12comentarios 74 lecturas versolibre karma: 91

Dormido

Me pregunto si serás
para siempre mi tortura.
Si he de ir
trazando el camino
con el fuego de tus ojos
quemándome los pies.
Si he de sentir
el hielo de tus manos
congelándome la espalda.
Una mirada,
una palabra,
un beso
Basta tan poco.
Caminando entre las hojas
del destino
preguntándome por qué
tomé este camino,
me muevo a tientas
a oscuras,
sin sentido.
Doy un paso a la vez
procurando no caer.
Tu voz se me escapa
entre los pinos
con su tupido follaje.
Te hablo
y no me hablas,
te miro
y no me ves.
Ausente,
silente
dormido.
leer más   
6
2comentarios 19 lecturas versolibre karma: 83

Mensaje

Debería escribir con los versos antiguos,
los que soñábamos en los viajes aquellos
cuando todos los soles nos eran ligeros
y todo el pudor de los hombres ambiguo.

Recuerdo verte acunar las galaxias
con dulzura en tu brazo izquierdo,
y los nimbos de estrellas acariciadas
como joyas floreciendo en tus senos.

Ahora todas las palabras me saben amargas
atravesadas bloquean mis labios febriles
y como siempre en este mundo sin magias,
por más que lo intento no se qué decirles.

Pero yo te vi, y aún ahora te recuerdo,
por eso te digo que los dos somos eternos.
leer más   
2
sin comentarios 16 lecturas versolibre karma: 35
« anterior1234550