Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 3641, tiempo total: 0.060 segundos rss2

La cicatriz de un beso

No voy a ponerle frenos a tu boca
porque que quiero que tu
río desemboque en mí
y que a golpe de esperanza
te hagas dueño de mi sentir.
Caminar descalza por tu espalda
para que mi andar se una al tuyo
y juntos hacer camino
Que hagas nudos con mi pelo
hasta que se cansen tus manos
Invirtarte a cenar en mi regazo
aunque solo tenga vino
para brindarte.
Quiero hacer de tu cuerpo
el paraíso donde descanse
mi extenuado cansacio
Tu eres la única melodía
de mi música y la palabras
secreta que abre mis sentidos
No voy a ponerle frenos a tu boca
quiero que tu boca
me cicatrize el beso que me duele
leer más   
9
5comentarios 36 lecturas versolibre karma: 109

Susurramos el fin

Disolví en la lluvia
las promesas de tu piel
apagué los labios febriles
que devoraron mi lengua
me senté en medio de la destrucción
entre el miedo a la palabra
aquella que nunca quisimos oír.
Susurramos el fin.

/
leer más   
9
5comentarios 45 lecturas versolibre karma: 108

Ya no soy yo

Ya no soy yo
me confundo en la espesura
de tus sentimientos,
Entre tus inconsistencias
y tus delirios,
entre tus así soy
y tu indiferencia.
Ya no soy yo,
se me vedan las palabras
se me vedan los cariños
se me veda el amor.
Ya no soy yo
y no rio
y desde mi no reír te miro
tan lejos,
tan inalcanzable,
tan fuera de mi destino,
que una punta me traspasa
y me revienta el alma.
Ya no soy yo
y me ves
de lejos,
detenido,
y no me das tu mano
ni me ofreces abrigo.
leer más   
10
7comentarios 59 lecturas versolibre karma: 108

Tu miedo, que no el mío

Que te torturen todos mis lunares.

Y se ahogue tu voz,
con lágrimas,
de palabras acalladas.

Y me veas,
en todas las chicas que pasan
y no se te quedan mirando.

Porque el miedo te paró.

Cobarde.

Y se congeló,
hasta tu lengua en mi cuello.

Miedo, a lo de siempre.

Miedo, a las ganas.

El miedo ese
de cuando algo atrapa
y no sabes,
si vas a poder soltarte.

El que te besa rápido,
me va callando
poco a poco,
poco a poco,
y muy
lentamente.

Que eres tan libre como yo.

Y nunca hubo cadenas,
más allá de tu cabeza.

Has inventado hasta jaulas
de barrotes de suspiros
y cerrojos de caricias.

Porque tenías miedo,
cobarde,
a sentir, lo que yo,
ya no siento.

Porque sí,
fui yo la que pidió guerra.

Y llegaste tú,
para rogarme clemencia.

Y mataste a Lolita,
en el primer verso
del encuentro.
9
2comentarios 68 lecturas versolibre karma: 93

Poémame un concierto (a @Letizia)

Hoy desperté contento.
Tal vez sea porque de vos
a diario siento el aliento;
tal vez sea porque es hermoso
tu pelo al viento,
como en la foto,
esa en que lo llevas suelto.

Así da gusto vivir:
no perseguir la gloria
ni padecer un tormento;
soñar juntos por las noches,
siempre despiertos;
contarnos nuestras vidas,
como si se tratara
de las de Aquiles y Héctor.

Porque aprendí que no es fácil
vivir cuando todo es incierto,
cuando pareces sufrir
lo que es sempiterno,
cuando de mi corazón
el latir va disminuyendo.

Porque escuchar por
las noches tu voz
parece un concierto,
de esos que cuando
estemos juntos,
oiremos a cielo abierto,
en Yucatàn la península
o en Montevideo, el Cerro...

Tal vez en la vida,
tan solo me hacía falta
encontrar tu consuelo,
y que fueras la musa
que inspira mis versos,
porque amores como el tuyo
son los que no se lleva el viento.

Porque no es necesario
lanzar mil requiebros.
Solo hace falta a tus palabras
estar atento, y por qué no,
también a tus silencios...

Puedes dar por descontado
que pronto iré a México,
a consultar el Oráculo
si soñaremos juntos ,
o viviré entonces
como si ya estuviera muerto.

Porque cuando me toque morir
quiero sentir tus besos
y no como dice Ulises en la Ilíada,
"Que digan que viví
en la época de Héctor".

Y que nadie esté de luto,
sino que te busquen a ti, Leticia,
al igual que al resto del mundo,
que no parezca un desierto.

Y que en Poémame
no haya un requiem,
sino que todos juntos
procuren hacer de esto
un hermoso concierto...
leer más   
12
6comentarios 45 lecturas versolibre karma: 109

Solicitud

Asómate sobre mis párpados

y acompaña este instante

con ínfulas de siglo insoportable,

y dime si has frecuentado

últimamente tanta soledad.


Así, quizás, pueda yo escribir un día

el poema de tu color preferido,

o el de la luz de tus pupilas,

para que aun

cuando yo desaparezca,

mi voz te contenga

en una sola palabra

y no más.



Alfredo Vento
leer más   
7
4comentarios 49 lecturas versolibre karma: 91

Quién

Dime si sabes
Quien robó la Poesía?
esa que teníamos en cada gesto
en cada palabra y tu boca en la mía
tan secretamente escondida…

Fue el tiempo, los otros, la distancia
o finalmente fuimos nosotros?
mientras los cuervos volaban
y nos susurraban los fantasmas…

Quien ensanchó tanto los mares?
que volvieron a ser océanos
océanos iguales y distintos
fríos y profundos, donde caer
y caer es ahogarse…

Quien? dime quien? mato mis versos
que hacían de cada uno de tus suspiros
caricias de tus dedos sobre mis manos
aferrándose a mi mente y manipulando mi cuerpo…

Quien? quién se llevó de mi boca
tantos besos que aún quedaban guardados
para besar con mis ojos tus sonrisas por la mañana…

Dime si sabes
porque entre nosotros
nos hemos robado esa historia
donde amamos…

Y aquellos instantes
que fuimos más que letras palabras
más que palabras, versos
y como el verso no alcanzaba
escribimos con las bocas, bellos poemas
y cuentos…

Ahora, dime con tu silencio
que yo entiendo
quien te hará eterno verso?
quien será tu reflejo?
porque ese amor
que me ha quedado
nunca será pasado
sino presente en siempre
pero tú, ya hueles a recuerdo
buscando otros pasados
y a mi, a libro en biblioteca
guardado... Lola)
14
8comentarios 57 lecturas versolibre karma: 123

Así fue

Miradas entrecruzadas están presentes,
palabras calladas de espectadores,
gestos cómplices, rechinar de dientes,
gotas de sudor en la frente llenas de pudores.

Paladar de corteza, habrá sido del vino,
un roce de manos suave, rechazando un no,
silencio insoportable e inquebrantable,
otro sorbo de ese vino inolvidable.

Cadenas, sentimientos y ganas son “libertas”,
bebida de dioses, divinidad, debilidad…
Un conjuro, Afrodita y su hermosa sensualidad,
de unos labios suena un nombre, de leyendas muertas.

“Hades”
leer más   
5
2comentarios 17 lecturas versoclasico karma: 80

Cobardía

Los poetas somos tantas palabras,
tanto romance y pasión
pero al momento y hora de enfrentarnos
realmente al amor somos tan cobardes,
teniendo en frente mil y una oportunidades
de gritar los sentimientos derramados en papel
sólo nos retraemos
y encerramos en la habitación del silencio
y allí perecemos
lamentándonos el haber desperdiciado el momento dado
y volvemos a llorar entre hojas todo lo que sentimos
y gritamos con toda nuestra alma en nuestras letras,
en cada palabra una utopía,
y dejamos florecer un poco más ese amor guardado,
y por Dios,
dónde esconder tanta cobardía.
leer más   
9
4comentarios 41 lecturas versolibre karma: 98

Última Vez

El último suspiro que se escapa de los pulmones,
con el dial y las antenas desorbitadas;
las muecas ilegibles,
la última palabra dicha es realmente bella.

Ese color piel que se diluye sometido,
entre los poros de las mejillas;
y el calor que se oculta en las manos,
simplifica aún más la fragilidad.

El último ave María,
de los que están y el duelo que esconden;
con dolor en el pecho que va como tornado,
desde el estomago hacia los huesos.

La última mirada colorida,
con el eterno recuerdo del resplandor en sus ojos;
la ultima fragancia envuelta en rubor,
su último instante es asombroso.

Y el llanto invoca una canción,
despedirnos por última vez es perfección.

Niorv Ogrin
8
8comentarios 78 lecturas versolibre karma: 101

La quise hasta el amanecer…

El tiempo fue corto pero la admiración fue tan grande
que puedo decir… que la quise hasta el amanecer.

Un amor a primera vista, una sacudida que quiebra
no le pregunté de su pasado ni de sus proyectos
menos de los amores que había tenido
solo me dedique a mirarla en el presente.

De verdad que hay rostros que se te meten
por la piel, los ojos, por el plexo
o cualquier otro retículo
es difícil descifrar.
No se necesita una carga de años
...........para sentir la querencia
a veces son instantes, cortito tiempo
para comprender que el amor te toca.

Pero también puede suceder que se aleja
sin mascullar y articular una palabra…
el vapor se calma cuando entra en reposo
que más puedo decir, que la quise hasta el amanecer
y desapareció justo cuando la noche
se hizo más oscura.
leer más   
10
5comentarios 77 lecturas versolibre karma: 105

Partida de ajedrez

(envejecer, morir,
es el único argumento de la obra.
Gil de Biedma)

Una partida de ajedrez juego a diario
que es la misma y distinta a la vez.
En esta lucha estéril que mantengo
he perdido, a la fecha,
tres molares, un puñado de pelos
y algo de vista,
la juventud, mi escaso crédito,
las ilusiones y una media sonrisa.
La pierdo cuando creo que la gano,
mientras miro en la tele esos cuentos modernos
de chicas neumáticas con sus pechos de goma,
en el escaso significado que mantienen las palabras
y, como siempre, frente a los deseos.
Es un juego que pierdo en esas madrugadas
donde creo que no existo
y me arrastro, penoso,
al refugio de mi lecho postrero.

Si las cuentas no fallan son treinta
y seis largos años enfrentado a un extraño,
tropezando con un animal vagamente cercano
que me sigue donde quiera que vaya
y me recuerda, con felina mirada,
desde el lado imposible del espejo,
a ese pobre diablo que veo en mí.
Una partida lenta que muere cada tarde
como un adagio de Barber o de Mahler,
y se come las piezas de los nombres olvidados
por la memoria afectiva del corazón.

Sobre el tablero faltan los primeros peones,
amigos de la infancia que el tiempo degluyó
y vuelven los domingos,
como imágenes sepia de una vieja película
contada con guión y escenario de barrio:
los partidos de fútbol que nunca terminaban,
el gomero, las bolas,
churrichurri mi capitán al uno,
las flechas de carrizo con sus puntas de lata
y aquel chichón que tanto daño me hizo,
herido como estaba en mi orgullo infantil.

Tampoco están ahora, aquellos
compañeros en piso de estudiantes,
forradas las paredes con carteles de Bakunin y el Che,
la profunda liturgia por mejorar el mundo,
y descubrir el sexo y el hachís
en una tarde juntos, Rimbaud y Baudelaire,
Pink Floyd, la Naranja Mecánica,
Mari Carmen y el Ultimo Tango en París.

Al comienzo, recuerdo, nada hacía presagiar este desastre
-como el pájaro que al despuntar el día
abre sus alas sin miedo a equivocarse-,
pero el primer error, aquel que fue un mal cálculo,
me enseñó pronto arriar las velas del corazón.
Luego, más tarde, traspasados los años supe
que era mejor el día para dormir
y desnudar el alba tras la noche canalla
con el amor entre las piernas,
y el pleno gusto de confundirme
equivocando a quienes me amaban.

Con el paso del tiempo cargado de costumbres,
de vicios y de achaques,
de irremediables incertidumbres,
la ausencia de piezas,
el oscuro desaire de enterrar ideales
como quien va enterrando sus muertos uno a uno,
me hacen agachar la cabeza y seguir adelante
renegando entre dientes
que la literatura no salva a nadie,
ni este juego perverso de escribir poesía
me va a sacar a flote de la negra rutina
donde se ahogan estos días perdidos.

Vivir es un error que he comprendido tarde
y no sé si el hallazgo me complace o me aturde,
cuando veo más claro el final del engaño,
de esta partida inútil que juego contra mí
y los conejos siguen creciendo en Australia.
Ahora cuando quedan las piezas esenciales
y consulto las dudas, el desaliento,
las renuncias y el desamor.

Un final que comienzo a encontrar aburrido,
una lucha con muy poca ecuación
que me anuncia que, rendido ante el mundo,
daré por bueno un jaque mate.
leer más   
3
1comentarios 21 lecturas versolibre karma: 44

Miradas

(hay miradas femeninas que tienen algo
de la triste perfección de un soneto
Émile M. Cioran)

Te miro, me miras, nos miramos
con un lenguaje mudo:
sólo risas y ojos para hablarnos.
Una conversación de palabras inciertas,
inmateriales,
tan sólo sombra y luz para su causa.
Tus ojos y mis ojos a la vez mueren
-como peces sin agua-
en un diálogo silencioso y callado,
en una conversación de fuego y nieve.
Equívocos los ojos con que me miras
y enmudeces la voz de mi retina.
leer más   
5
3comentarios 30 lecturas versolibre karma: 93

Las palabras de esa amiga

"Quien sabe si en su vida va a encontrar alguien como vos, quien sabe si cuando se de cuenta de que fue un cagón sentimental va a ser tarde."
Eso le dijo su amiga después de otra desilusión en eso que llaman amor.
La frase cagón sentimental le quedó resonando en su cabeza todo el día; al llegar la noche dedujo que su amiga tenía razón, él era un cagón sentimental y que cómo él existían muchísimos más.
Son esos que no se permiten amar, los que huyen antes de enamorarse, los que huyen cuando saben que te enamoraron, los que ponen excusas cuando se trata de hablar sobre los sentimientos, los que prefieren no sentir.
Tal vez es por miedosos, por miedo a sufrir, a que les rompan en corazón, por miedo a un amor no correspondido, por el miedo a permitirse amar.
Esa cobardía que lastima a sus víctimas como les llamó ella; nada peor que ser víctima de un cagon sentimental, ellos te atrapan, te endulzan y luego hullen, te dejan ahí, sola, sin palabras y llena de lágrimas.
Pensó que evitar encontrarnos y enamorarnos de estos tipos es inevitable pero deberíamos crear nuestra táctica para que no nos duela tanto su partida... Esa fue su conclusión antes de dejar a ese cagón sentimental atrás.

*Gracias a Guadi, mi amiga del alma que supo como inspirarme*
leer más   
7
2comentarios 139 lecturas relato karma: 78

Sueltos

Suelto cometas en los senderos
el viento le presta su vientre
quizás besen tus mares
que silentes los hacen versos.

Busco en el reflejo repetido
el rostro pálido de los heridos
cegando cicatrices con palabras
dejo huellas en la arena de tus ríos.

Exiliados mis hijos de tinta
cargando sentires y dagas
fantasmas entre las tormentas
que el devenir les depara.
leer más   
5
2comentarios 63 lecturas prosapoetica karma: 51

curioso

cuando tu mirada
se fija en un punto de mi
se me es curioso pensar
que complot
tiene tu mirada con tus deseos
o si es tu corazón quien habla
porque las palabra de tu boca
no salen o están atrapadas
del miedo

si me es curioso saber
que tanto puedes sentir
si tus labios
llegan a estar solos a mm de los mio

por ser una curiosidad
me tengo que acercar.
leer más   
4
sin comentarios 15 lecturas prosapoetica karma: 51

Mis primeras lecturas

Mis dos primeras lecturas “La TíaTula” y “Cumbres Borrascosas”,
qué diferencia tan grande entre el Unamuno de la pasión y muerte
y Los brumosos y sombríos páramos de Yorkshire de Émily Brontë,
entre la trágica maternidad y la venganza y odio de pasiones ansiosas.

El Unamuno “Ángel de la nada”, muerte, final inapelable
Los amores desesperados de Émily, más allá de la muerte,
Unamuno lee a Santa Teresa con afán implacable
y en “La Granja de los toros” una cara larga y con suerte.

Miradas que sobrecogen y se le meten a Unamuno en el corazón,
una tormenta de nieve que te obliga a dormir en “Cumbres Borrascosas”
y el alumbramiento y cuidado de una nueva vida por la que pierdes la razón,
aparece un espíritu llamado “Catalina Litón” para meterse entre las cosas.

Qué lecturas, qué recuerdos aquellos dos libros
que de la estantería de un tío mío tomé prestado,
sin su consentimiento y devolví, aun en mi recuerdo vibro.

Son los comienzos de una pasión desmedida,
una pasión por las letras, una por una y así miles
de palabras en tantos libros leídas.
entre historia de fantasmas, héroes, villanos y correveidiles.

Son los principios de mis lecturas,
las letras primeras de mi vida de letras sinuosas,
Unamuno y su “Tía Tula”
Y Émily Brontë con sus “Cumbres Borrascosas”

Alfonso J Paredes
Todos los derechos reservados
S.C/Copyright
Imagen recopilada de internet, cuya fuente es: www.google.es/url?sa=i&rct=j&q=&esrc=s&source=images&a
9
2comentarios 71 lecturas versolibre karma: 94

Amira

Amira es ola que canta,
es galerna de voz clara del invierno,
vuelo en espiral de las gaviotas libres,
claro mágico en el confín de un bosque,
árbol que camina inquieto.

Amira es orbe abierto
del pasado y del presente,
hoguera de las noches del desierto,
silbido de nubes blancas,
pared azul de cielos.

Amira es la esperanza
de su espíritu posado entre los cestos,
es risa entre una multitud de prisas,
rama de verde olivo,
frontera abierta hacia el recuerdo.
12
4comentarios 79 lecturas versolibre karma: 110

Despertando en tu Mente

Y apareciste en mis sueños...... Era como si te tuviera .... Y cuando estuve a punto de sentir el dulce sabor de tus labios mis ojos se abrieron pero mi corazón aún te soñaba... Fue ahí cuando mi imaginación me permitió mirarte y casi poderte sentir.... Mientras mi mente y mi alma empezaron a crear palabras y así se formó una poesía pensada totalmente en ti .... Mientras observaba el cielo y la Luna se volvió mi confidente ... le conté sobre ti ... lo que pienso... lo que imagino.... lo que quiero .... Cuando en su brillo alcance visualizar tu rostro y mi corazón se alegró .... Te convertirse en inspiración .... Y aún así no encontré todas las palabras para poder describir todo esto que se forma en el corazón.... Y que la mente lo convierte en versos... Y el alma simplemente se dedica a pensarte e imaginarte....


Alexndre
leer más   
5
sin comentarios 24 lecturas prosapoetica karma: 59

Puedo Anclar

Puedo anclar mi soledad a las ganas,
mordiéndome los labios en el tacto,
cercenar las heladas fantasías,
y dormir huésped en la orbita de tu seno.

Puedo temblar solo para ti,
y quitarme los hilos que cubren mi sudor;
puedes raptarme, enredarme y provocarme,
y hacerme resbalar por la textura de tu vientre.

Pueda que llegue a fatigarme,
con tantos sellos que tengo para provocarte;
tantos aromas que anhelo robarte,
tantos caminos tuyos que sueño conquistarte.

Pueda que mi palabra te ciegue los ojos,
haciendo torbellinos en mi cabello,
quemando al roce de tus piernas mis mejillas,
en una fricción de pudor y deseo.

Y los susurros que cantaré a tu gemido,
silenciarán el día que te enseñaron a amar,
endulzando el elixir escondido de tus labios,
perdiendo de a pocos en tu piel mis manos.

Y es que lo bello de la oscuridad,
es envolvernos en el placer,
de querernos sentir otra vez.

Niorv Ogrin
11
2comentarios 50 lecturas versolibre karma: 102
« anterior1234550