Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 2610, tiempo total: 0.029 segundos rss2

Blanca mariposa

Esa blanca mariposa,
tan de recuerdos, cautiva,
feliz a mi lado iba,
bailando un palaciego vals vienés.

De tanto en tanto,
también lo alternaba ,
con un cortesano,
minué francés.

Diré, si fuera factible argumentar,
sin provocar musical enfado,
que más que de un baile formal,
bien se pudiera tratar,
de la secular Coimbra un fado.

¡Oh mágico romance de mi ayer lusitano,
que evocaba con su danza,
tan distinguida princesa,
convertida por arte de birlibirloque,
en renombrada artista portuguesa!

Borboleta que sobrevuela abril libando flores,
junto a un caminante al que entrega en mano,
desde aquel su bello Oporto hermano,
ramilletes lilas, enlazados de amores.

Baila y baila, mariposa,
baila feliz a mi lado,
mientras mi sombra en el suelo se estira,
buscando su pareja argentina.

Entrecruza si quieres conmigo,
un tango porteño de altos vuelos,
la danza de los siete velos,
o un pasodoble cañí,
si Málaga mora, estuviera aquí


Esa blanca mariposa,
se adentró al fin, sin mí,
entre trigales que son mares,
mecidos por el viento que ondea verdes olas,
que no alcanzo a describir.

Creí que la perdía,
hasta que de pronto volvió hacia mí,
ignorando la corola,
de una erguida,
y de rojo carmín, encendida
amapola.

Agitó sus alitas,
para decirme a su modo adiós.

Lo hizo,
con donaire de actriz de moda,
en el escenario del aire vestido de boda.

Se fue poco a poco coqueta alejando,
con su traje de novia de estrecha cintura,
pero siempre consciente y segura,
de que yo la seguía mirando.
leer más   
6
5comentarios 42 lecturas prosapoetica karma: 99

Por donde pasas (Con @Lidianny)

Donde desemboca tu tibio mar
se ha hecho en cristal una verde laguna
y se ha puesto más hermosa la luna
cuando en su noche te ha visto pasar

Estela de magia deja tu andar
rocío de excelso amor y fortuna
cada senda que tus pasos acuna
se cubre de gala en tu caminar

En la luz donde acaba tu universo
para ti las flores se han hecho rosas
por ti las espinas, se han vuelto besos

En tu infinito, ya no hay nada adverso
vive el sol y habitan las mariposas
solo hay color y aleteos traviesos.




@Lidianny - @DeeDee
leer más   
13
8comentarios 32 lecturas colaboracion karma: 98

Quizás

Mundos en un soplo de tormenta
si tú te acercas
si tú me tientas...

Y la casa azul de mis silencios
me invita a pasar,
me invita a pensar,
en tu mirada de hoy
en tu sonrisa de ayer,
en si fue o no fue,
en si algún día
quizás podría...
tocar tu piel.
leer más   
13
8comentarios 43 lecturas versolibre karma: 111

Último adiós

Las dulces palabras
de despedida de
aquellas personas
qué se amarón.

Esa promesa que
jamás se cumplirá,
de que ese Adiós,
no será el último adiós.

Se recordarán y
se pensarán sólo
como un sueño
pasado.

Suspirarán como
aquel soñador que
quiere vivir
en sus sueños,

pero que cada vez,
poco a poco, va
olvidándolo hasta
quedar el mero
sentimiento de que
-en algún momento-
hubo una imagen.

Y suspiran, no ya
por querer vivir
en el sueño, sino
porque lo olvidaron.
leer más   
8
sin comentarios 21 lecturas versolibre karma: 91

La espera

Me sente a esperarte y vi pasar
el murmullo, el silencio y el adiós
la golondrina y la brisa detrás del viento
Me sente a esperarte y cada tren partio
hacia su destino y cada esposa besó en la frente
a su marido.
Me sente a esperarte y la espera se volvio cansancio
y el llanto se volvio sonrisa
y la tragedia se volvio odisea
el cielo se volvio tormenta
la calma se volvio marea
y la vida se volvio rutina
Me sente a esperarte como quien no tiene
nada más que hacer
y paso la muerte.
leer más   
12
11comentarios 46 lecturas versolibre karma: 101

Temores

Enfrento mis temores con mis versos y derribo los muros que construyen las decepciones.

Comulgo con tu vientre cuando renace el alba y mi alma refleja tu luz.

Escribo en tu piel y las paredes de tu cuerpo se derriten en mis manos.

La sangre tiembla en nuestras venas y todas las penas se ahogan en el fuego de nuestra
pasión.

Me quedo en tus ojos poblados de lunas lejanas y en nuestros pasos descalzos sobre el pasto y el rocío de la mañana.

Me encuentro en el viento que ruge entre los árboles y en el paisaje infinito de nuestros
cuerpos desnudos.
leer más   
4
sin comentarios 45 lecturas prosapoetica karma: 69

Microgotas

Se silencian las yemas de los dedos,
las virtudes han yacido
con calcetines agujereados.

He plasmado mil sensaciones
sobre el vaho del cristal
y guardado a esos pequeños seres
de la habitación
en viñetas en blanco y negro.

El recreo de las musas,
la estación de penitencia
de la incertidumbre,
quemo pequeños fragmentos
de lo que pudo ser
adentrándome con quietud pasmosa
en un libro de fantasías de barro.

Microgotas de anhelos
sobre la mesa de huir
llueven en los adentros
de este castillo en el aire
que se desmorona
tras la explosión hermética
del no control del ser.

He recorrido infinitas veces
la misma calle
acuchillando al viento
con fantasmas de atrezo
gritando tu nombre
como el último álito
de unas manos rotas
en el oxidado cruce
de vías muertas.

Estoy cansado,
sin voz,
con la llama difuminada
y la percepción a punto de evaporarse.

"Desordeno el orden
del perfecto desaliño ordenado,
cojo espada y pared,
la tinta cuarteada
para rematar el final de la nostalgia
y salgo a la misma calle por última vez,
pago mi deuda con el tiempo
y abro fuego a discreción con mis pasos
hacia ningún lugar".
leer más   
16
9comentarios 72 lecturas versolibre karma: 117

-Cancelado-

nos recogimos en una paz extraordinaria
cruzando los lazos
ataviando la mirada de pétalos
que escondían las espinas de los tiempos
pasados

nos amamos,
y aunque parezca extraño,
lo hicimos a plena conciencia
derramando días
que no aparecían
en nuestros calendarios

nos perdimos
sin dar tiempo a la vida a dictar sentencia
en un beso fatuo de la noche
que nos llevó a un puerto fingido,
hecho de palabras
en una irrealidad tan real que nos despedazaba

amordazamos el corazón
bajo la luna llena
con toda esa tristeza ahogada
entre las manos
pero sí se abrieron los labios
y cayó una lluvia ácida que revocó
todas las palabras escritas,
todos los cantos

al día siguiente,
no llegamos tarde a la función;
es que cancelamos el espectáculo
leer más   
23
20comentarios 101 lecturas versolibre karma: 132

Antología poética de una neurótica

Soy una mujer etérea que vuela de vez en cuando, se oculta bajo la caverna de un vestido elegante. Me gusta la calma y tranquilidad, pero a veces el ruido esta en mi cabeza. Hay una voz que me habla ¿Será mi consciencia? O estoy loca.



Melancolía

1.
El inconmensurable silencio de la noche perturba mi sueño,
La perenne somnolencia ataca mi cuerpo,
¿Dónde estoy?
Un suspiro eterno se escucha en la habitación,
Mis manos sudan, pero no hay temor,
¡Soy un ser melancólico!
¿Todo está en mi cabeza?
De repente me encuentro en ataraxia,
¡Bienvenido!
¿Quién eres?
Yo soy tu.

2.
En aquel lugar de los sueños…
Una pequeña pluma se balanceaba de un lado para otro…
El viento la arrastró sublimemente…
Las partículas de luz se dibujaron en el mapa…
El mapa de la vida…
Con el tiempo sus fibras se hilacharon…
La plumita no pudo volar más.

3.
Anochece y la indeleble marca del deseo me permite otro vuelo al pasado,
Un suspiro etéreo se escucha en algún lado,
¿Quién es?
La habitación se llena de luz inefablemente,
Al parecer ya salió la luna,
El escalofrió que parecía eterno desaparece,
La melancolía aún persiste.

4.
En medio de la melancolía,
Un chillido me llama,
¿De dónde procede?
Emerge de una nube,
¡Debo atender el llamado!
Creo que es el cosmos de mi mente,
Me requieren.

5.
Esta noche no me esperes,
¡Ya todo se acabó!
Me gusta lo sublime pero fugaz ,
¿Por qué lloras?
Susurro….
¡Soy como la libertad!
Anhelada por todos pero una utopía,
Voy a ser la utopía de tu recuerdo.



6.
Un alma en pena soy,
Aún no he pagado la condena,
¿En cuántas vidas he fallado?
¿Si son mis manos?
O solo es un recuerdo,
¿Si son mis memorias?
O hacen parte del castigo.

7.
La luna se fue…
Todos se van,
El sol se fue con ella…
Un leve aroma a café
Me invita a soñar
¡No sufras más!
Siempre hay solución,
Te esperamos al otro lado del umbral,
Donde los sueños persisten y la eternidad abraza.

8.
Quiero mudarme de planeta,
Donde las personas no me estorben,
Quiero mudarme de planeta,
Donde el ruido no perturbe mis oídos,
¿Este es mi planeta?
Quiero mudarme de planeta,
A uno más verde y sano,
¿Dónde está ese planeta?
Más allá del cosmos
Junto al silencio y la utopía.

9.
Si me llaman no estoy.
Voy volando…
Sobre la tierra donde el mañana huele a limón,
Allí no hay dolor ni abismos.
Sus prados son de color verde intenso,
Sus mares tienen los peces más sublimes,
La maldad solo existe en sus pesadillas.

10.
Quiero morir…
Antes que se extinga el último animal,
Aquellos monstruos humanos no tienen compasión
¡Que sigan viviendo en su zurullo!
Ojala algún día se haga justicia.



11.
No encuentro amor en mis palabras,
La mirada llena de mierda
Los suspiros vacíos
El silencio dormido
¿Hay alguien allí?
¿Alguien para mí?
el nocturno preludio de su vida
La cama vacía
La nevera llena
una cosa lleva a la otra

12.
Recuerdo las caricias que me diste un día…
La punzada en el alma es cada vez más fuerte…
¿Qué paso?
¿A dónde van los besos eternos? Marcados por la noche sofocante
La ansiedad me invita al vacío…
Hago catarsis y la melancolía me invita a dormir eternamente.

13.
Hay un lugar donde la llama no se apaga,
¿Allí puedo volar?
¡Mis ansias no aguardan!
¿Puedo hacer arder este mundo?
¡No!
Debes vivir en desgracia,
Pronto renacerás como el fénix
¿Cuándo es hora de renacer?
Cuando las ansias se calmen,
Los sueños aterricen,
y…
¡El corazón deje de latir!


Erotismo

14.

Con una mirada penetré la tuya…
Huelo la dulzura de tu ser a kilómetros…
Su cuerpo es un fugaz manjar…
¿Puedo tocarte?
Quiero que me fatigues con tu perenne majestuosidad…
¿Podemos mezclar humedades?
¡Aquí estoy!
Danzaré en tu cuerpo para que no me olvides…
Solo si quieres.

15.

Un impulso me domina. Aproximo mis manos a su cintura,
¿Puedo hacer el amor con la silueta?
Necesito una mirada, no la encuentro. Solo es una silueta.
Quiero más, un movimiento delicado pero placentero,
Una piel ardiente pero suave,
Un erotismo sincero.


16.

Estoy parada a dos pasos de tu cama,

Un calor me invade,

¿Cuánto demoraría mi boca en rozar la tuya?

Mi piel te desea, Mi mente te desnuda,

Quiero caer en el abismo de tu sexo,

Imagino mi lengua recorriendo tus piernas,

Escucho un susurro de la luna,

¡Vete ya!, la efervescencia desaparece

Salgo de la habitación con tu imagen tatuada en mi recuerdo.


17.
En medio de la noche puedo ver tus sueños.
En medio del sudor, puedo oler tu piel.
Tus labios carnosos recorren mi cuerpo.
La luminiscencia deja perpleja la habitación.
¿Puedo verter tus ansias?

Amanezco tendida a tu cuerpo
Eres mi océano de pasión.

18.

Una mano recorre tu cuerpo…
Una mano acaricia tus labios…
La pasión brota de nuestra piel.
Escucho un leve gemido,
Se vuelve melodía para mis oídos
Lentamente bajo mis manos por tu espalda…
Toco suavemente tu parte más carnosa
¡Me gusta!
¡Te gusta!

19.

Me provoca arrancarte la ropa,
Pasar suavemente mi lengua por tu cuerpo,
Huelo tu miedo,
¿Puedo?
Quiero que nuestros cuerpos se fusionen,
Juntar tus pensamientos con los míos,
Y quedarnos así por la eternidad,
Para que ya no lamentemos la soledad y el vacío
De nuestras almas en pena.

20.

Quiero desfilar en tus curvas,
Dominar tus sentidos…
Mis labios arden.
Tu cuerpo está tan frio
Podemos fusionarnos con la noche,
Arrojémonos al abismo,
Allí nadie nos encontrará,
Y en silencio gemiremos hasta el cansancio.



21.

Me gusta cuando te jalo lentamente por el cabello,
Eres una diosa,
Quiero subir nuevamente a tu trono
Y hacerte mía por unas cuantas horas.
Eres como una cereza,
Pequeña pero dulce,
Pequeña pero sabrosa,
Si me miras me derrito,
Si me tocas suspiro,
Haz temblar nuevamente mi mundo.

22.

Me gusta el sexo en las mañanas,
Puedo verte como realmente eres,
Sin adornos ni maquillaje,
Eres humana,
Llena de imperfecciones.
En tus ojos puedo ver el océano
En tu cuerpo la dulzura de las frutas.

23.

Me declaro una víctima de vos,
Con tu aliento caigo en el deseo…
Con tus manos caigo en el pecado…
Tu pelo se desliza por mi cuerpo.
Nuestros cuerpos se combinan y luego te vas….
Soy una víctima de tu sexo.




24.

Dejarme rastros de saliva en esta mi piel esta seca y agrietada por el dolor…
Sofócame con tus ansias y derrite me con tu mirar…
Mientras ardemos en pasión repite mi nombre más de cien veces para que no se borre nunca de tu ser.


25.

Quiero sentir tu piel...
Dormir en el Crepúsculo de tu pecho...
Mis manos buscan piel
¿Dónde te encuentro?
Tu sudor huele a campo
Tus ojos me incitan a lo perverso
Si me permites puedo continuar....

26.

En la lejanía mi mente te desnuda
Tienes un olor embriagante!
Eres un mundo de claveles rojos.
Fruta dulce…
Me gusta tu cuerpo, me gusta tu alma
Tu piel es un sendero de caricias…
1...2...3 lunares
¿Puedo seguir contando?
No tengo mucho para ofrecer…
¡Puedo regalarte mis mañanas!
17.
Un beso marcado por el deseo…
Un momento incandescente, inefable
Tu boca suave y dulce,
Vuelo…vuelo…vuelo
Me aproximo a tu alma…
¡Estoy en limerencia!
Me gusta tu elocuencia
Este sentimiento inmarcesible
¿Tendrá un desenlace?

27.

Hoy sentí tu mirada penetrante en medio de la oquedad
Los olores llenaron mi habitación
Peregrino rápidamente a aquel día…
Su seductor cuerpo parecía una galaxia…
Delgada silueta que te acompaña y luego se desviste ante mí ser
Tus manos ardientes me llevaron al infinito
¡No dejo de suspirar!

28.

Quiero sentir tu piel…
Dormir en el crepúsculo de tu pecho.
Mis manos buscan piel
¿Dónde te encuentro?
Tu sudor huele a campo
Tus ojos me incitan a lo perverso
Si me permites puedo continuar…

29.

Déjame rastros de tu saliva en mi piel que esta seca y agrietada por el dolor.
Sofócame con tus ansias y derríteme con tu mirar.
Mientras ardemos en pasión repite mi nombre más de cien veces para que no se borre nunca de tu ser.
En mi boca puedes sembrar el deseo,
Cultivaremos sueños y en la penumbra del olvido volaremos.

30.

Aquella piel sin sombra era un sendero de pasión
Las mariposas revoloteaban en la alfombra
Compartíamos la habitación con dos cadáveres sin rostro
Huele a sangre....
Huele a humedad...
Ese momento inmarcesible en medio de la muerte
Nos lleva a un laberinto sin salida
dos almas unidad por el sexo
Dos almas unidas por la adversidad


Poemario: Tatiana Lopera



Dibujo: Ludwing Escandon
leer más   
14
3comentarios 66 lecturas versolibre karma: 106

Se va la tarde...

Se va la tarde y te pido perdón.

Lo sé,
me da verguenza decirlo
pero quisiera poder parar el tiempo
para poder rectificar y olvidar el pasado.
Sí, olvidar el pasado y dejar esa página
limpia en mi conciencia
que pueda recibir la brisa del nordeste
y cubrir la alfombra dorada
de tus pasos en una nueva primavera.

Te pido perdón con sinceridad
y con tristeza, por la alegría perdida,
y lo hago sabiendo lo mucho que recibí
de ti,
sin pedir nada.
Hoy veo aquello que me diste
y entiendo que no fue una limosna,
ni unas migajas para apagar
el hambre y la sed de un alma sedienta,
ya que la verdad venía con tu entrega,
con aquellos detalles que tenías
hacia mi persona,
con las palabras, las caricias,
los sueños y el amor.

Pero en aquel entonces,
yo quería la verdad,
necesitaba la verdad,
buscaba mi verdad,
y creí que, la verdad, no estaba ahí,
en ti y en tu persona;
confundí tu entrega con esa limosna
que se da al necesitado
y sentí lástima de mí mismo,
ya que tus palabras no me llegaban
de la manera que yo quería
y sí las imágenes distorsionadas
en un caleidoscopio irreal
que salía de mi fantasía.

¡Qué pequeño puede ser el hombre
cuando le ponemos al lado de una montaña,
y qué grande si le comparamos
con una hormiga!
y así mismo puede ser grande
el amor egoísta, cuando no cabe
en el alma,
cuando la desborda,
y es pequeño cuando está contenido
en un suspiro
y un poema.

Pero creo que me dejo atrás
algo importante,
algo de lo que te pido perdón
nuevamente,
y quisiera leer en tus ojos que sí,
que me perdonas,
ya que aquellos días,
en que creí estar enamorado,
pensé en mí, quizás en demasía,
y soñé como nunca he soñado
metiéndote a ti, en mi vida,
en las fantasías juveniles
de aquellos años,
y aunque luego te lo contaba,
te estaba forzando, sin darme cuenta,
a que fueras partícipe,
a que compartieras aquellos sueños,
a que los hicieras tuyos
y eso es algo que, hoy creo,
no fue justo.

Entonces vivía al día,
casi diría que lo hacía segundo
a segundo,
y en mi egoísmo, quería que tú
estuvieras conmigo,
en mis latidos,
en mis suspiros,
en mis sueños...

¿Y tú?,
me digo hoy,
¿acaso pensabas igual?
...No te lo pregunté
y nunca te di la oportunidad
de que me dieras tu respuesta,
dando por sentado que era así,
que aceptabas mis sueños
y compartías mis ilusiones
y fantasías.

Por eso ahora te pido perdón,
cuando se va la tarde,
cuando el día se acaba,
cuando el tren ha pasado
y el último vagón se pierde
en la distancia
y entre las sombras;
y me digo,
que no fue justo querer imponerte
un sentimiento que nunca debió llegarte
de esa manera
y que si existía,
como yo pensaba y creía,
tú debías analizar y valorar
en sus justos términos
y nunca bajo la presión emocional
de un soñador.

Espero que me entiendas y perdones,
en esta tarde que acaba,
cuando las estrellas tiritan en el cielo,
como mi alma lo hace ahora,
y unas lágrimas afloran,
sin querer, en las pupilas.

Rafael Sánchez Ortega ©
21/04/18
7
8comentarios 11 lecturas versolibre karma: 95

Instrucciones para tener un beso sabor a vino tinto

para C. Y.

Antes, es necesario tomar en cuenta dos cosas: que hay besos que se dan sin darse, que se dan en el entrecruzamiento de miradas y que se responden con discretas sonrisas; y que un beso no sólo es un beso, es el comienzo de una historia.
Lógicamente, es necesario, para tener un beso tinto, haberla besado antes con la mirada, a veces, sin que haya dado cuenta y por supuesto una botella de 750 mililitros de cualquier vino, ya sea barato o caro, esto es lo de menos.
Se necesita una balcón que se encuentre lo más alto posible, dos sillas puestas una enfrente de la otra lo más cercano posible para que se toquen la rodillas; un altavoz para que la música rodeé tiernamente el roce de la manos y los abrazos que se vayan suscitando.
Después de unos tragos, conforme a la música y las caricias de las palabras, el beso llegará sin avisar mientras se ven como se van acercando en sincronía a los latidos del corazón.
Al hacer contacto los labios comienza la degustación. Saborea todos los colores y olores, pero también los recuerdos (será inevitable). Sentirás el tabaco recién encendido; el recuerdo de la comida que cocinaron juntos; los besos de la noche pasada donde recorriste con la mirada la silueta de su cuerpo, las constelaciones de sus lunares que destellan como las estrellas en la noche; noche de marfil en una noche oscura que te deja ver el azul de sus venas y te hace preguntar si su sangre es de un solo color o cambia cuando pasa por su corazón, si termina en su ojos o la punta de sus dedos.
Saborea, no olvides saborear cada momento, cada instante, desde la primera vez que la viste hasta los momentos antes de conocerla. Saborea, saborea y al final, sentirás un sabor amargo y dulce (como ella) que proviene de la fermentación de las uvas del vino caro o barato. Saborealo hasta el último día de tu vida.
leer más   
5
2comentarios 59 lecturas prosapoetica karma: 69

~~línea empática ~~ con @hotel_k

Éramos retazos...

Éramos arañazos
tatuados en la espalda
bebiendo la locura en una botella de tequila

incendiando madrugadas de sábado sin cerillas

Éramos la puerta entreabierta

y con la llave puesta...

Lo sé
pero las gacelas de la felicidad
se perdieron en un bosque helado...

Jamás debimos bailar ese vals
con melodía de amor
trocado por la traición...

No
no fue el vals...

fueron tus pasos

Tú eras más de darlos agarrado
sobre otro escenario

De bajarme el telón
cuando el guión
ponía la tensión
de los candados
sobre tus labios

Tú ,
Tú eras más de sellarlos en otras bocas
acompañado de copas ...


Ya,
tienes razón
nunca debí subir
a las tablas de un acto que no me correspondía...
Pero la luz central me cegó doblegándome en equívoco letal.

Lo siento

Siemto haber abandonado
la estela de nuestra vida
que un día intenté construir como monumento en verso

Y lo hiciste
Claro que me lo construiste ...

Pero perdiste todos mis vértices
Los consumiste
Te los jugaste
uno a uno
sobre otras directrices ...

Y fue esa...
Esa maldita madrugada
en la que me lo dejaste caer sobre la cama

Y no olvides
que aún tengo sus cicatrices entre mi almohada...

Para que ahora vengas
guardándome el derrumbe en el armario
Y pidiéndome un infinito
-Qué ya he vivido ... -


Ven
acércate
no tengas miedo
intercambiemos el corazón
tracemos una línea empática
que borre la memoria.

Hola,soy K
¿vuelas?.


¿Volar ?
Tarde ... k

——
- - - - —

Estoy a punto de aterrizar sobre tu pecho
Y hacer choque frontal
sobre tu boca ...


Hola, soy yo ...
¿Me recuerdas ?




@rebktd&@Hotel_k
leer más   
20
28comentarios 172 lecturas colaboracion karma: 105

Tatuaje básico

MEJOR hubiese sido
que lo dejáramos allí, amor, en el principio
de aquella fría noche, en aquella soledad
desigual a la de ahora, en la extranjería primera
de no estar junto a ti.

He perdido mi papel
en la luz y en la sombra de las calles,
y está la soledad, después de todo, tan ajena a mí
como yo estuve ajeno a ella.

Ahora sólo me queda
la cumplida ceniza de los años compartidos,
otra realidad, la esencia lenta de la ausencia
entrando a bocajarro por mi pecho reventado
de amor y de humo,
la huella, la luna y el átomo
irrompible del recuerdo, el mundo
que dejaste en mi frente
huidizo como un pájaro al que reclamó la mañana.

Ya no puedo recuperar
ni siquiera aquella sonrisa soñadora y solitaria,
porque está tu rostro en el mío, así
como el mío está en el tuyo,
detrás del de siempre, a fuego íntimo grabado.

Nunca ha estado más lejos
de la oportunidad de tenerte
esta constancia que tengo de ti. 

¿Qué voy a hacer ahora
con todo este sol, si está el tiempo recorriendo
la llamativa oscuridad
de las habitaciones vacías,
desconvocando
la costumbre de tus pasos y mi nombre?

¿Cómo decirle a los espejos
que ya no vendrás? ¿Cómo,
ahora que ya conocen el multiuniverso
de dos cuerpos abrazados, de dos alientos
con los que descreer mi muerte?

¿Cómo comprimir el encuentro con el mar
desde lo profundo hacia lo plano?

Mejor hubiera sido
que me dejaras allí, amor, en el principio
de aquella fría noche,
en la esperanza, en la inexperiencia,
de tener aún que encontrarte.

(Abel Santos.
de TODO DESCANSA EN LA SUPERFICIE,
Ediciones Vitruvio, 2013)
leer más   
13
6comentarios 87 lecturas versolibre karma: 97

Cuando noto como pasan...

Cuando noto como pasan
en mi vida los inviernos,
hay un algo que me ocurre
y de pronto, me estremezco,
puede ser que la nostalgia
deje un poso de recuerdos,
y también que la alegría
tenga culpa en todo esto,
pero es fácil comprender
que la edad no admite tiempos,
ni tampoco resonancias
que den vida a los alberos,
y es que el tren que va pasando
deja andenes en silencio,
y las manos conocidas
que flamean los pañuelos...

Cuando pienso en primaveras,
y en veranos no tan lejos,
hay un algo que me grita
y desgarra por el pecho,
y es que creo que la vida
es ingrata, sin remedio,
tiene envidia de los hombres
que caminan con sus sueños,
y se ceba en las pasiones,
se recrea con sus miedos,
alterando los sentidos
como rosa de los vientos;
es injusto lo que pasa,
lo proclamo y no lo niego,
porque el niño se hace hombre
y la infancia es un momento.

"...Cuando siento las caricias
de unos labios con un beso,
se aceleran, desde entonces,
las estrofas de mis versos..."
Rafael Sánchez Ortega ©
19/04/18
11
2comentarios 55 lecturas versoclasico karma: 103

Santa Teresa de Jesús (Patrona de los escritores).

Doctora de la Iglesia,
maestra de oración,
mujer veraz y agradecida,
amiga fuerte de Dios.

El V Centenario de tu nacimiento
todos vamos a celebrar,
proclamando la Iglesia
tu Año Jubilar.

Santa Teresa de Ávila,
de tierra castellana,
alma inquieta y andariega,
recorriste toda España.

Ella, virgen y santa,
inteligente y muy sabía,
que con carácter y valentía
fundó las Carmelitas Descalzas.

Entregaste tu vida a Dios
con humildad y alegría,
caminando en la Verdad
tu esperanza no desfallecía.

Un amor correspondido
el de Dios hacia ti,
ayudándote en todo momento,
sin pelear, sin discutir.

Sierva de este amor,
buena madre y fiel esposa,
caminaste con Nuestro Señor
paso firme, segura y garbosa.

Persevera en oración
muchos años de su vida,
confiando en el Señor,
creciendo su fe viva.

Una gran mística
en herencia sus obras nos dejó:
El Libro de la Vida, Camino de Perfección,
Las Moradas o Castillo Interior.

Todos los Carmelitas te alaban,
te adoran y te aman,
siguiendo tus pasos,
tus consejos, tus palabras.

El Grupo de Oración Teresiana
se reúne cada semana,
orando, cantando,
aprendiendo tus enseñanzas.

Santa Teresa de Jesús,
tú que amaste la Cruz,
danos a tus fieles la guía
para caminar con tu luz.

AUTORA ALMAR.
DERECHOS RESERVADOS.
10/12/2014.
leer más   
2
sin comentarios 19 lecturas versolibre karma: 13

Haces trampas

Contigo
es imposible leer,
porque pasas a mi lado
y te llevas todas las palabras;

haces trampas.
20
4comentarios 51 lecturas versolibre karma: 112

Vuelvo a mí

He pasado el día
en tu voz, la noche
en tus ojos.

Después, vuelvo a mí
y llevo tristeza
en la sonrisa.

He querido romper
mi propia soledad
para reconstruirme
por dentro,
y negar que lo mejor
es lo que nunca
llegaré a tener.

Vuelvo a mí…

He buscado amanecer
porque la sed eterna
me quiere anochecer,
y me absorbe
esta necesidad mía
de necesitarte
cuando abro
la puerta de la noche.

Vuelvo a mí…

También,
he intentado caminar
por el borde de un abismo
que se abre entre mis pies,
para que un oscuro viento
me lleve a ti…
pero vuelvo a mí.


©Alejandro P. Morales.
leer más   
18
14comentarios 88 lecturas versolibre karma: 99

No quiero dormir en blanco...

No quiero dormir en blanco
ni tener más pesadillas,
como en las noches pasadas
con las luces encendidas,
porque debo descansar,
recuperar la sonrisa,
para volver a vivir
y escribir en las cuartillas,
en las mismas dejaré,
con los rasgos de la tinta,
los relatos y leyendas
y también mi poesía,
esos versos que en el alma
tienen forma y cobran vida
de una forma diferente
para animar las pupilas.

No quiero quedarme quieto
mientras me abraza la brisa,
ni consentir que el nordeste
haga en mi cuerpo cosquillas,
y es que yo quiero sentirlos,
y compartir sus caricias,
buscar la luna en la noche
y las estrellas ladinas,
de nuevo quiero volver,
con renovada energía,
para pisar por las calles
y recoger sus noticias,
unas oscuras y negras,
otras serán más tranquilas,
pero con caras y nombres
que robaré de la vida.

"...No quiero cerrar los ojos
sin sentir esa delicia,
la de sentirte en mi pecho,
luna blanca, dormidita..."

Rafael Sánchez Ortega ©
18/04/18
14
10comentarios 72 lecturas versoclasico karma: 109

Latidos roncos

El pasado es prematuro
o el futuro nace viejo.
El astro rey abdica en mis días oscuros,
por eso se apaga la sonrisa del espejo.

El futuro camina altivo
por mis huellas gelatinosas.
Soy funambulista en imposibles
y soy el que mejor cae tras intentarlo.

Retrocedo por las arcadas de la distancia.
Fluyo en la sonrisa rezagada.
Está vacío el presente y la coraza se inflama.
Tengo rencor añejo y nostalgia de vanguardia.

Mi sombra anochece sin coartadas.
Tengo un otoño en el corazón
que bombea mariposas.
Desenredo el rencor
en el frío precintado.

Los taxis regresan del zulo de las musas.
Éramos pocos y se desvió la soledad.
La paciencia en carne viva,
en la distancia,la piel muerta.
leer más   
5
1comentarios 13 lecturas versolibre karma: 81

El cuerpo lleva la cuenta

El cuerpo lleva la cuenta
juntando emociones para existir,
me niego a sufrir ante un baúl de recuerdos
nunca se aleja la guerra de mi porvenir.

Es un estante abandonado por tanto vivir
una esperanza marchita
por la ilusión venidera de poder seguir
sin las rupturas de tener que volver a partir.

Seguridad
no soy inmune ante una cascada rota
que se desconecta de la realidad
cada vez que vulnerable no recupera el control.

Callejón desierto de mentiras
que nos contamos a nosotros mismos,
realidad que duele por la ira de dejarte llevar
recordando el pasado para sobrevivir.

La vida es una emboscada de remordimientos
ellos te llevan la cuenta de todos tus momentos
coleccionamos dolores para sufrir
fingiendo que solo sabemos reír.

De vez en cuando acepto mi ruptura
sepultando las palabras oscuras
que me llevaron a tener que mentir
la memoria puede ser una puerta que no te lleve a nada.

Nunca sufras por tus recuerdos pasados
son momentos rotos y oxidados,
supéralos con la poesía que salva de las sombras
no son más que cuatro paredes que juegan a ser ladrillos sin memoria.

Debo seguir
sobreviviendo a las mil historias
que se arremolinan para morir
dejaré que el cuerpo olvide la cuenta para poder vivir.

Miguel Adame
21/04/2018.
22
8comentarios 255 lecturas versolibre karma: 108
« anterior1234550