Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 3099, tiempo total: 0.038 segundos rss2

Postales

9 octubre 2007
Hola mamá,
aprovecho que ha salido el sol para escribíos una postal sentado en una terraza, preveo que será de las últimas veces que podré hacerlo en los próximos meses. Ya estoy instalado en mi nuevo apartamento, a las afueras de Uppsala, a una hora caminando más o menos, pero me gusta el sitio. Es tranquilo, no hay casas a la vista desde las ventanas y el silencio es magnífico. ¡Viviendo en Barcelona me había olvidado de lo que es el silencio! ¡Qué maravilla! Y el paseo hasta el centro otro regalo, bordeando el río, o cruzando por el bosque. A ver si cuando lleguen las primeras nevadas pienso igual. En fin, una postal no da para mucho. En la foto, la catedral. La majestuosa catedral de Uppsala. Para haceos una idea de la ciudad-pueblo, volved a ver "Fanny och Alexader" está toda filmada allí, y las calles y edificios siguen iguales. Si mal no recuerdo, M tiene mi copia de la cinta.
Besos y un abrazo muy fuerte a los dos!! Recuerdos al resto de la familia.

14 octubre 2007
Enric, nano, ¿cómo va la vida por allí abajo? ¿Sigues trabajando para los malos? Por aquí todavía ando un poco despistado, cuesta hacerse a cada nuevo país. Costumbres nuevas, funcionamiento de las cosas distinto, idioma nuevo… en fin que sigo dando vueltas en mi pequeña piscina un poco alieno todavía a la vida que transcurre a mi alrededor. Creo que en parte sigo junto al Mediterráneo, pero confío que el frío creciente ayude a distanciarme de esos recuerdos. Para sorpresa mía, hace unos días me descubrí maravillándome con las rubias. ¿Quién lo hubiese dicho, no? Es un enamoramiento escénico. Una luz oblicua, los árboles dorados, encendidos por el otoño, y ellas deslizándose sobre sus bicicletas levantando un mar de hojas secas. Sus cabelleras son como oro y vuelan junto a sus bufandas. No me he detenido en el rostro de ninguna de ellas, es la imagen del otoño, la bicicleta y la melena la que me cautiva. Aprovecho cuando sale el sol para tumbarme en alguno de los parques de la ciudad a leer y ver pasar chicas en bicicleta. Así pretendo olvidarla… la distancia geográfica ayuda. Saber que no existe la posibilidad del encuentro ayuda a ir despidiéndome de su dolor…
Espero recibir en breve noticias tuyas, y de cómo sigue todo por allí.
¡Cuídate mucho! Un abrazo


22 octubre 2007
Hola Maia,
Muchas gracias por la llamada del otro día, fue una grata sorpresa volver a oír tu voz después de tanto tiempo. Bien pensado, tampoco ha transcurrido tanto tiempo, no llevo un mes aquí todavía, pero tiempo y espacio actúan sinérgicamente incrementando la sensación de ambas. La mente trabaja de una manera curiosa, borra y reinventa recuerdos. El otro día me visitó una imagen de nosotros sentados en una cala de Colliure contemplando el mar, pero luego pensé que nunca estuve contigo en Colliure. Planeamos ir más de una vez, tenía que enseñarte la tumba de Machado y las colinas desde donde Matisse robaba la luz al Mediterráneo para sus lienzos, pero nunca llegamos a ir juntos. Si tienes oportunidad de ir algún día, ves. No te defraudará, es un pueblecito precioso. Todo y así aparecías en el sueño… que traidora que llega a ser la memoria. En fin, se acaba el espacio. Algún día viviré en una granja de madera roja, torcida y destartalada como la de la foto, ya sabes como me encantan estas cosas. Cuanto más viejas mejor, y por aquí en los alrededores hay muchas de éstas. Ya te contaré.
¡Cuida bien de mi pequeño! Ráscale bajo la barbilla, que ronronee, era lo que más le gustaba que le hiciese.
¡Un abrazo muy fuerte!

14 noviembre 2007
¡Primeras nieves! ¿Os lo podéis creer? Mediados de noviembre y ya lleva tres días nevando a nivel de mar. Fue acostarme un día, y a la mañana siguiente levantarme y encontrarme todo el paisaje cubierto por un velo blanco. Se ve todo tan limpio y virgen que por las mañanas hasta me duele ser el primero en pisarla y abrir camino a través de ella. Ensuciarla y sobre todo quebrar el manto que extiende cada noche sobre todo. Esconde todos los defectos de las calles, la suciedad, diría que lo homogeneiza todo, sepultando toda la fealdad urbana. En cuanto pueda os mando unas fotos de la casa y alrededores para que veáis como ha cambiado la cosa desde que llegué hace un par de meses. Espero que por Pirineos todo vaya bien. Supongo que ya habréis encendido la chimenea estos días y gozaréis de vuestro retiro en compañía de la Cara y los nuevos perros de adopción de los vecinos… si los alimentáis y los dejáis tumbarse junto al fuego ¡no me extraña que todos acudan a vosotros! A este paso, pronto os van a echar las bestias de vuestro propio hogar.
Besos. Recuerdos a las abuelas. Que no se preocupen, que me abrigo y me alimento bien… que el clima no es tan malo. Como dicen aquí: no hay mal tiempo sino ropa inapropiada. Sabiduría nórdica.
¡Más besos! que estos ya no me caben…

26 noviembre 2007
Ay Maia, la nieve es preciosa, pero aquí la hay en exceso… es un no parar. Nada malo con la nieve, lo peor es el hielo, los bloques de hielo que se van compactando al paso de la gente y los vehículos, allí los zapatos no se agarran bien y no es difícil patinar. Nunca pensé que a mi edad tendría que volver a aprender a caminar, pero así es. He descubierto que el andar sobre el hielo requiere otro estilo… a base de tortazos pero he caído en la cuenta finalmente, eso sí, después de caer literalmente cuatro veces en tres días al suelo. Cuatro patinazos y mi rabadilla que ya no da más, está bien dolorida. Todo y así este fin de semana me he dejado convencer para que me lleven a patinar al lago. Ya ves, al final patinaré… te negué el privilegio de verme caer varias veces en nuestros viajes a Alemania. Recuerdo que cada vez que en un pueblo había una pista de patinaje para niños en la calle me animabas a probarlo. Me estirabas de la manga de la chaqueta entre risas imaginándome con los patines entre todos aquellos chiquillos acelerados. Entonces no hubo manera, conseguí escapar a la caída sobre el frío hielo, todo y que sabía que me ayudarías a levantarme una y otra vez, y sostendrías mi mano. Esta vez, voy solo, dispuesto a caer y levantarme por mi propio pie, pues no dudo ya que caeré. Ya te contaré la experiencia.
¡Un abrazo!
leer más   
6
8comentarios 86 lecturas prosapoetica karma: 94

La búsqueda del amor

En la oscura y negra
noche me encuentro sola,
sin saber el nombre de mi
amado y el tiempo pasa
cada vez más rápido,sin
comprender mis sueños.


El aire es tenso y callado
solo acopla mis sentidos
debajo del alambrado,
pues mi suerte de saber
quien eres, cada vez
disminuye y mi corazón
se destruye.


Mis pasos son tan fuertes
que dejan huellas por mi mente,
pues las nubes desvanecen
y abren un paisaje claro,
para volver a buscarte
y la magia del amor
renace en mi corazón.
leer más   
7
2comentarios 48 lecturas versolibre karma: 94

Cuarenta veces invierno

Olvídate de las flores bajo la aurora de tu mirada,

olvídate del calor del café de la mañana,

deja atrás al fantasma del pasado,

ponle el cerrojo al corazón cuando salgas por la puerta.

Porque olvidas besos y te quedas con los versos, que se ahogaron en tu boca

y lloraron en tu mirada.

Porque floreces cuando amaneces pero relampagueas de lluvia bajo el insomnio.

Porque siendo fuerte te haces frágil,
porque siendo frágil aprendes a ser fuerte,
pero para ese rancio corazón ya no es fácil,
olvidar querer, sin querer la vida ni la muerte.

Has bailado sola,

las manos del tiempo han dado arrugas de brisa a tu piel,

la mirada de las nubes han dicho,

que no has aprendido a caminar,

por primero querer correr.

Y desde entonces caminas en arrabales de sentimientos marchitos,

donde los corazones vacíos se ahogan en mares de ron,

donde la cura es el dolor y la sed de aliento es insasiable,

donde mueres sin ser tu, sin ser nada, sin ser nadie.
leer más   
12
1comentarios 74 lecturas versolibre karma: 85

Dejó de ser poesía

Hice de versos rimas,
condené la vida en un escrito perverso,
asesiné al tintero sin conocer la vida,
enterré el cadáver entre el paréntesis de un verso.

Respiré en el cuello de una línea,
besé las letras de una piel como mejor lienzo.
Naufragué en una boca como Joaquin Sabina,
en un retazo de papel le dí la vuelta a un universo.

Desde entonces
ha de condenarme
la mirada de una rima,
la bocanada de un papel,
escrito en un viejo recordatorio
en los recónditos lugares,
donde habitan los retazos de una piel.

El alma de un libreto vaga entre prosas,
las hojas pasaron a ser muchas cosas,
pasó a no ser lo que parecía,
perdió el suspiro del alma y dejo de ser poesía.
leer más   
11
2comentarios 34 lecturas versolibre karma: 98

Y tú, ¿a qué llamas amor?

Explícame, si alguna vez te has enamorado
¿A qué llamas amor?
Si de verdad tienes una definición, déjamela
Tranquilo, no me copiaré.
Solo quiero echarle un vistazo y
Quedarme con lo básico.

Me pasé mucho tiempo insistiendo
Tú solo me diste ¡esto!
Un folio en blanco… ¿qué significa?
En medio, solo encontré una lágrima y medio beso,
no lo entiendo.

Tú me dices que soy muy joven
¿acaso te burlas? No te rías. Te odio.
Ha pasado un tiempo, te dije que te odiaba.
Tampoco eso lo entiendo.
Pero tu nota, creo que la comprendo
¿Por qué eres tan siniestro?

Medio beso, el que me diste
Y la lágrima amarga, la que bajaba por mi cara
porque entendí que tú tampoco sabías NADA.
6
sin comentarios 46 lecturas versolibre karma: 82

El Fénix

Caminando cabizbajo
en mi mundo de tinieblas
de un pasado de tormentos
sumergido en la miseria.

Voy pisando los pedazos
de aquellos sueños en vilo.
Ya mi sombra no distingo
las penumbras me gobierna.

La esperanza yace muerta
en los campos del olvido.
Los recuerdos son tormentas
y yo un náufrago rendido.

Inundado en mis memorias ya no busco redención,
solo quiero hallar la paz en este mundo de cartón,
de apariencias, de mentiras y de falsos juramentos.
Decepciones de personas que asesinan sentimientos.

A mi izquierda veo al diablo fingiendo ser pitonisa,
prediciendo mi futuro me señala la otra esquina
donde se encuentra la muerte con su macabra sonrisa,
esperando con paciencia. Mi hora llega, ya está escrita.

* * *

Desvanecen las tinieblas y levantando la mirada.
Una luz que me enceguece resucita mi esperanza.
Resurgiendo como el fénix desde sus propias cenizas
le veo expandir sus alas y alzar vuelo con la brisa.

Viento suave que acaricia
lentamente el corazón,
cicatriza sus heridas
llevándose mi dolor.

Al destello, con intriga le pregunto ¿tú quién eres?
Con voz tierna, bella y pura me responde lo siguiente:
"Soy tu padre, soy tu madre, soy tu hermano, soy tu amigo
soy el ángel que te guía, no te rindas, soy tu hijo."

Ahora avanzo y miro al frente,
hacia un mundo diferente,
a un futuro de promesas
que le sigue a mi presente.
El pasado ya no importa.
Las cadenas de mi mente
ya se rompen, no soportan…
ellas ya no me detienen.
11
5comentarios 56 lecturas versoclasico karma: 93

Tengo ganas de enamorarme

Tengo ganas de enamorarme.
De que mi sonrisa
se entrelace con la suya
y nuestros pensamientos
duerman abrazados.

Tengo ganas de enamorarme.
De beber del caleidoscopio
que son sus ojos,
de saciar mi sed en
el sonido de su voz.

Tengo ganas de enamorarme.
De perderme recorriendo
las curvas de su piel.
De encontrar los recovecos
en los rincones de su alma.

Tengo ganas de enamorarme.
De olvidar las rupturas
de un pasado oscuro,
de recordar como
se abre un corazón.
leer más   
10
10comentarios 75 lecturas versolibre karma: 95

Celeste

Celeste, de verdes ojos & afilados labios rojos,
tengo envidia del cigarro que muere entre tus dedos,
que besas & besas mientras miras sin mirar,
& he memorizado esa forma en que trazas figuras
sobre el aire con manos ansiosas al hablar & cantar &,
oh Celeste, arrancarle una sonrisa a tu rostro
mientras piensas en el tiempo, la vida & la muerte,
es Ítaca para este Ulises que llevo en el pecho,
mujer de egregia idiosincrasia e inmortal autonomía,
te rebelas igual que una flor a la gris aridez de la ciudad,
Celeste, luna en mi espejo de aguas sosegadas,
me enamoro de ti lentamente, suavemente,
en silencio, como las majestuosas cosas
que en esta vida pasan desapercibidas
entre el horror de las horas ciegas & empecinadas.
Fuma & ríe con un ápice de larga tristeza en la mirada
mientras desangran las horas sobre al crepúsculo
& nos toma la noche sorbiendo el licor de la vida
como dos niños que han jugado una broma al mundo.
¡Un signo más de libertad & un triunfo más sobre la muerte!
canta dichoso el pájaro desvalido en mi pecho,
nos despedimos, & yo juro que esa tarde he amado.
1
sin comentarios 11 lecturas prosapoetica karma: 9

(Las hay )

Porque hay veces que las ganas se adalantan
Y los pasos no llegan ..



Y la piel
no te alcanza

Y el latido
no se oye ...

Porque hay veces que con querer
no es suficiente
Y hay dos labios que se muerden

Y la voz no se escucha
y el silencio
no se oye ...

Y es que
hay de esas veces
que te encuentras sin buscarte
Y el destino se sorprende

Y tus párpados se cierran
Y tus ojos
sin ver sienten

Porque hay de esas veces
que el viento
te abraza a su cuello

Y hay vuelo ~ ~ ~ ~ ~ ~ ~ ~

Y el tiempo
es eterno

Y el instante
es efímero ...

Y es que ...
hay de esas veces
que yo

y siempre tú ...

@rebktd
leer más   
19
22comentarios 112 lecturas versolibre karma: 108

Pueblo de cristal (Haití)

Este micro poema es un pequeño homenaje para el pueblo de Haití, que a pesar de haber sufrido tanto, nunca ha perdido su espíritu
----
Pueblo de cristal (Haití)
----
Horizonte naranja que busca el equilibrio
Abrillanta el sol, lo que aqueja la tormenta
Ilumina los cuerpos de cristal que han caído
En las ruinas de su estar que los fragmenta
----

Madre natura, en tus lienzos de la vida y de la muerte
Has pintado un pueblo de cristal en el Caribe
Que ha pecado como un hombre al tenerte
Y ha sufrido en el mundo como un niño
----

Ven; no pases de largo. Para; quédate.
Ya no hay remedio, salvación posible.
¡Hoy el iris de Dios, en lo frágil nos persigue!
----
----
Jorge Alfonso Ruiz Galindo
(Poeta Gotzon)
----

Este Micro poema fue ganador de la mención especial del público del III Concurso internacional de micro poemas José García Nieto (España)
leer más   
10
1comentarios 37 lecturas versolibre karma: 75

Insomnio (Senryu)

Un, dos, tres, cuatro
las horas pasan lentas,
ya amanece.
leer más   
5
sin comentarios 47 lecturas japonesa karma: 57

Utopía

No suelo soñar dormida,
prefiero soñar despierta
y pasear por la nubes
que dibujo en mi cabeza,
diseñar un nuevo mundo
donde no triunfen las guerras,
darle forma al horizonte
pintándolo a mi manera,
moldear el territorio
olvidando las fronteras.

Una pequeña utopía
donde no existan las puertas,
donde todo ser humano
tenga pan, amor y tierra,
donde el azul infinito
no sea un mar con alas negras.

Aurora Zarco.
leer más   
16
10comentarios 74 lecturas versoclasico karma: 95

El Amor Es Natural

Por caminos sin retorno
navegando sin timón y brújula
La pasión se labra a pulso sostenido.
Somos las huellas almacenadas en el tiempo
que solo buscan en una noche divina
embalsamar el aliento de fresa orgásmica.

¡Oh, mujer de mirada furtiva!
permite que mis labios sostengan tu panal de aguas dulces;
tus senos como granizada montaña
esperan ansiosos el beso y la caricia
mis manos se ocupan.

Fluye la energía,
es el acto de meditación más profundo
todo se detiene de lo sublime al éxtasis.
Una caja de Pandora
la locura se instala
solo el silencio es testigo
mudo y alcahuete.

Mis labios aprietan su impulso
es reversillo su ataque y los músculos se tensan
como la guillotina del verdugo
dispara su golpe mortal,
atraviesa el orificio,
rumbo al sacro templo.

Tus labios resisten al ataque
el pandemónium cobra vida.
Cuando gimes te acercas a lo maternal
la inocente hembra que lucha contra las tinieblas
es un grito que sale del diafragma,
poderoso músculo
que logra sostener la mayor nota del arpegio.

El amor es natural
el sonido original
no hay palabras y si las hay
es pidiendo que el fuego no se apague.
Un volcán con lavas enloquecidas que te abrazan los pies
somos uno en la intimidad,
acaso dioses encarnados
Dando vueltas.
Que volátil se vuelve el corazón,
siento su palpitar
No hay preocupación
Todo es natural.
Los minutos pasan,
parece una eternidad
no hay tiempo y espacio
el amor correspondido no tiene límite
es tierno
callado,
y sobre todo consecuente.
leer más   
3
sin comentarios 20 lecturas versolibre karma: 36

No hay culpa

Del dolor, señora, me hice cargo
Sin sabia lucidez en la tormenta
Y quise deshacerme de lo amargo
Y el dolor acepté sin pedir cuenta.

!Guardé fidelidad! !Nada entendía!
Que hasta el tonto jugué, sin omisiones
Y al apartar el hierro que me hería
Mi boca no supo a maldiciones.

Vi pasar… y pasar mil horas negras
Sobre el alma del golpe adormecida
!Y si lloré! !lloré ! y a tientas
Encontré paso a paso la salida.

No me juzgue, señora, en la caída
Por la fiebre de amor desamparado
Que a sufrir, presintiendo su partida,
Me sabía de entonces condenado.

Al amor, señora, estuve atado
Y puede ser, señora, que aun lo sea
Mas prefiero ignorar, que resignado
La nostalgia discreta me rodea.

¡No hay culpa! Señora, ni culpable,
Que he dado a voluntad lo que tenía
Tal cosa es del amor imaginable
Que no queda más culpa que la mía.

Pero al ver esta historia terminada
No quise ya pensar ni comprenderme
Y sordo al corazón que se negaba…
¡La página torné sin detenerme!
leer más   
15
10comentarios 87 lecturas versoclasico karma: 94

Sabor ya conocido

Me creí fuerte, me profesé firme y decidido al intentar dejarte en el valioso baúl que resguarda mi pasado, hasta sentí tener el placebo de libertad que da el olvido entre mis manos.

Te imaginé ahí, guardada y custodiada por miedos e ilusiones que como cancerberos evitaran tu escapatoria, tu libertad, tu regreso a mi mente, corazón e ilusiones.

Toda esa fortaleza concebida tras la ilusión de haberte extirpado del cotidiano, cimentando esa mentira verosímil de un olvido que en realidad no se daba.

Pero son frágiles y quebrantables la mente y el alma cuando de designios del corazón se trata, la noche y la soledad arremeten contra quien ya ha gozado de la vida en tierno abrazo; y el recuerdo... aunque se esconda en los anales y confines, simplemente brota como flor que desprevenida entre la nieve del invierno proclama primavera.

La vida y su azaroso ir y venir, de a pocos te da enseñanza, y cuando el espíritu se hace famélico, un recuerdo se dispone como manjar, como vino, como ángel al desfallecido.

Y ahí estabas tú, mi prisionera más vigilada, logrando salir lentamente día por día, con cada saludo, con cada mirada, con un simple gesto; logrando burlar a mi razón.

Un shot de vida, a este loco paradójico que necesita sentir el dolor para así creer estar vivo, que no concibe ni el vino dulce, ni el amor sin llanto.

Y ahí estabas, libre otra vez aleteando y dejando tu estela de encanto, ese sabor ya conocido.

David Felipe Morales
1º de Noviembre de 2015
3
sin comentarios 22 lecturas versolibre karma: 38

No creo en nada

nos iremos, y lo haremos
rompiendo las raíces que nos atan
a la vida ordinaria
seguiremos bebiendo
los brebajes que inundan el alma
en una memoria apocalíptica
que nos abraza

la tierra está quemada
tras nuestros pasos
ni siquiera sabe sonreír la esperanza

qué vamos a dejar?
un desierto,
unas cenizas ásperas
que no hablarán ni siquiera de lo que fue
miles de años antes de esta nada

esto está acabado, desahuciado
acongojado
ante tantas palabras sin lecho
y sin miradas

hay giros insaciables
que nos retuercen los intestinos
hasta no ser capaces de respirar;
amarga en la mañana
y sigue siendo agrio en el ocaso
el agujero por el que solemos mirar

morimos en vida
vivimos ya muertos
bailamos en nuestras propias heridas
y al final
parece que el dolor va a ser eterno

pira magistral donde arde como infierno
la pequeña ilusión
dibujada a traición con los puños cerrados
que a pesar del camino que marcan
siempre,
siempre se escapan

fui nada en tu hoja perenne
atrapada bajo el agua

y aunque pude respirar y recordar
que una voz me cubría las espaldas
es el camino de tierra el que espera
agazapado en la entrada

y yo
no creo en lo que queda; creo
que ya no creo en nada
leer más   
14
14comentarios 95 lecturas versolibre karma: 83

Un mal sueño

Un mal sueño.

Se me puso la piel brava
y de los poros brotaba sudor de amor,
con solo oírte mi palpitar se aceleró,
y la memoria despertó de un mal viaje,
a través del tiempo con sangre en los ojos,
respire aliviado pensando en él.

Supe decir no, aunque deseaba un si
entonces rompí de un golpe rudo,
el muro de piedra que nos separaba.

Fue un milagro, que todo fuera un sueño
porque si no, me hubiera tragado a mi,
en vez de yo a él.

Aliviado la sombra siguió adelante
pasándome a mí.
leer más   
7
2comentarios 52 lecturas versolibre karma: 74

Tratando

Estoy tratando de pasar la página,
de olvidar y apartar lo dolido
de no dejarme afectar por ataques
pero la realidad es que me ha consumido
estoy tratando de entender la mente
de querer ser ajena a lo que me atormente
pero es difícil cuando la traición llega
en manos de quien menos lo esperas.

Trago amargo que me diste,
pues acabaste conmigo y me envolviste,
me llevaste contigo a tu infierno,
cuando no falte a la palabra “amigo”
la traición desangra el alma
y la saña queda como cicatriz en palma
pues es ahí donde no me dejará olvidar
y donde aprendí una vez más
que no debo de creer jamás
en quien solo se presentó
para mi vida acabar.

Gracias por mucho
Gracias por todo
Gracias por nada

#lasletrasdemialma
leer más   
3
3comentarios 18 lecturas versolibre karma: 50

Mi esencia

Llevo más de un centenar de días en la sombra,
escribiendo a oscuras
huyendo de los fantasmas
con los que antes bailaba.

Con miedo a no ser capaz,
incluso temiendo no volver a ser real,
agazapada en mi cama
sintiéndome a salvo entre las sábanas.

Y es que sólo necesitaba eso, estar sola.

Antes mi cabeza estaba ordenaba,
mi cuerpo disfrutaba,
había encontrado el punto entre la noche y la mañana,
y en ese caos cósmico bailaba.

Pero llegó el inicio de una nueva etapa
llegó enero y algo en mi mente cambiaba,
los años pares sólo traen desgracias
y tenía un presentimiento que no se equivocaba.

Un clic pero a la inversa,
en vez de engranarse, mi mente se desordenaba
y ya nada funcionaba;
había perdido mi esencia.

El principal problema
era que no sabía si quería encontrarla
porque no sabia siquiera
por dónde empezar a buscarla.

Negocié con el infierno una tregua
quizás sólo necesitaba una pausa
tomar aire para volver a la guerra,
o al menos entender qué me pasaba.

Pero el precio era mi alma,
y no estaba dispuesta
a vaciarme para volver a sentir calma,
prefería quedarme donde estaba.

Sin embargo, me acostumbré a la inercia,
a ese no sentir nada
a quedarme atrapada en la tormenta
entre cenizas, acomodada.

Dejé de buscar la salida de emergencia,
empecé a llevarles la contraria
a todos los principios que guardaba
junto con aquellas cartas que nunca enviaba.

Decidí seguir navegando a la deriva
pensando que quizás encontrara
un salvavidas como por arte de magia,
alguien que me devolviera la calma.

A pesar de no haber vendido mi alma
seguía sintiéndome vacía
es decir, no sentía nada,
ya nada me hacía flotar como una madera en el mar.

Demasiado tiempo para pensar,
y algunas copas de más,
hicieron que todo se diera la vuelta
y entendí que si realmente me quería salvar
tenía que equilibrar mi balanza
en el punto exacto entre pensar y dejarme llevar,
mi cabeza lo sabía
pero mi cuerpo no podía más.

Sin embargo, me di cuenta
(y no era la primera vez que lo hacía)
de que nadie me iba a salvar
si de lo que huía no estaba fuera.

Cuando huyes de ti, nadie te puede encontrar.
Cuando no puedas más, tienes que parar.
"Cómo te van a entender si no te sabes explicar".
Pero no tienen que entenderte, a veces sólo un abrazo basta.

Al final todo volverá a ser, o así me suelo engañar.
La esencia cambia, como una llama
y no tiene por qué ser mala la nueva etapa
las piezas diferentes también encajan.
13
5comentarios 69 lecturas prosapoetica karma: 102
« anterior1234550