Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 748, tiempo total: 0.036 segundos rss2

Efímera felicidad

Pasamos media vida buscando completarnos,
hacer algo con ese vacío que nos deja a medias,
insatisfechos.
Como todo vacío,
porque no sabemos aceptar ni apreciar nada
que nos sepa a poco,
tratamos de llenarlo.
Hay quien lo tapa con billetes y riquezas,
quien lo borda con amor y cariño,
incluso quien lo adorna a base de posesiones
y aquello llamado ego.
Pero nadie
consigue llenarlo,
dime
querido amigo,
¿cómo pretendes aliviar tu propia sed
llenando el vaso de otros?
Pasamos media vida buscando que nos completen fuera,
sin entender
que somos nosotros mismos
quienes tenemos que completarnos dentro.
Y en cuanto lo entendemos,
en cuanto entendemos que la paz está en la esencia
y llenamos nuestro propio vaso,
pasamos la otra mitad
buscando que no se vacíe.
Pero dime,
querido amigo,
¿cómo pretendes ser feliz pretendiendo serlo?
Un vaso de agua
jamás podrá llenarse de vino
sin antes
haberlo vaciado.
leer más   
4
sin comentarios 27 lecturas prosapoetica karma: 55

Sepia espectral

Va rodando por mi piel
la tinta mojada
removida por una tempestad de tiempo
de las páginas que dejaste
consumiéndose en la sal
sumergidas en las entrañas de un volcán.

Se sueltan como polvo
las letras de tu nombre
y se desvanecen mis dedos
tratando de retenerlas.
Mi mundo se torna sepia,
se hacen mudas las ventanas
quedando sepultadas
con una tormenta de arena;
ventisca de ayeres rotos,
estalactitas de miradas
tus miradas momificadas,
las que no he dejado salir
de los atúdes que guardo
entre mis manos cerradas.

Sin pensar
voy dejando que el viento
teja redes con tus caricias
enredaderas
de hiedra venenosa
que me enrojecen el alma,
me hacen caer en la trampa
y me succionan el silencio
robándome los gritos,
el aire, la calma.

Una fosa oscura
con tus manos en las paredes
a las que intento asirme
pero una vez más
me dejan caer.
Los fantasmas de tu nada
me miran con sus caras largas
y me aceleran el pulso
porque desaparecen;
como parpadeos
prenden y apagan los faros
de mi necesidad de ti.

Y duele,
porque aunque abro los ojos
y el mundo de nuevo es azul,
sé que detrás de mis párpados
eres real porque fuiste
el cementerio de mi paz.




Dee Dee
May.17/2018 - 22h
leer más   
14
14comentarios 110 lecturas versolibre karma: 108

Te busco...

Te busco, bandera oculta,
y no sé dónde tú estás,
si en la tierra y día a día
o en la luna y en el mar,
y no sé dónde se encuentra
la cordura y la verdad
de este mundo que desborda
una imagen tan falaz,
hay reflejos infantiles
todos llenos de humildad
pero hay otros que envidiosos
solo quieren humillar,
y es el odio y la mentira
la proclama singular,
la que aceptan y se arrogan
los profetas de la paz...

Te busco, palabra oculta,
la del trapo y el percal,
la que dejaba sonrisas
al escuchar un tic-tac,
porque la gracia, sin nombre,
que dejaba, era inmortal
y la preciso hoy en día
por no abusar del coñac
y es que los hombres confunden
a la verdad por callar,
y hasta pretenden que piense
lo que otros piensan sin más,
pero rebelde he nacido
y pensaré sin dudar,
aunque al final se equivoque
mi ingravidez otoñal...

"...Te busco, verdad oculta,
y preciso verte ya,
sentir que estás en el alma
para encender mi fanal..."

Rafael Sánchez Ortega ©
14/05/18
10
2comentarios 59 lecturas versoclasico karma: 93

La librería mágica

LA LIBRERÍA MÁGICA


No sabía dónde estaba, pues aquel lugar parecía un almacén lleno de
libros. Todos hablaban -entre sí- un idioma parecido, aunque no lograba
entender nada. De pronto saltó uno y me dijo:
-¿Tú eres nuevo por aquí? -Le contesté que sí; y que si ocurría algo:
-¡No, no!, -me dijo-: -Solamente, te advierto de que tengas cuidado, ya que
estos libros son mágicos y no puedes despertarlos; como lo hagas, te darán
la lata y luego te volverán loco.

De pronto, veo volar a Don Quijote de la Mancha, en su bicicleta
cósmica, cabalgando entre el escaso espacio de pared en pared.
En las estanterías se oían voces lejanas; pertenecían a los personajes
de viejas y nuevas historias, como queriendo salir todos a la vez y contarme
sus batallitas, o sus cuentos.
Un caballero con barbas me chistó, diciendo:
-¡¿Qué haces por aquí?! ¿No sabes que esta prohibido merodear por
ciertos lugares de luces y sombras?
-No se nada -le dije-; tan sólo estaba mirando los libros...,
-Estos no son libros: son pensamientos enlatados en papel y prisioneros,
nos cortaron las alas; -además, me dijo-:
-Soy Séneca, el andaluz de Córdoba; enjaulado en mi libro de oro. Un
murmullo debajo de las estanterías me avisa del peligro que corro en ese
lugar, pero sigo rastreando, entre ellas, porque mi tiempo se detuvo, y quiero
saber el porqué de todo ésto; si, tan solamente, son libros escritos con letras
en un abecedario ordenado y libre.
Los pensamientos creados de muchas mentes prodigiosas, llenas de
sabiduría y talento:
Aquel de los molinos de vientos, Miguel, su nombre eterno, el
creador de D. Quijote señor, el de los sueños surrealistas y caballero,
merodeaba por este jardín, entre marañas de polvo, un ordenado
desorden de pensamientos.
En un recodo, en el ángulo metálico de las mágicas estanterías, vi al
mismísimo Federico, leyendo su cuaderno original, del “Romancero Gitano”,
como se limpiaba las lágrimas de bronce, revoloteando golondrinas alrededor
de su cuerpo, ahuyentaba, en su cabeza, a los pájaros.

Su vecina Carolina, las de los bellos ojos; la de pómulos sonrosados,
coronados de poemas, de versos de amor; toda su sonrisa iluminaba el
espacio: poeta de Almendralejos, luz de Extremadura (Espronceda, sufría en
silencio por su amor).

Todos son voces: del ocaso al abismo y del abismo al ocaso. Muchos
libros hablando y yo sólo escuchando sus letras: El punto, la coma, el
paréntesis, la interrogación y la exclamación, riéndose del punto y coma, sin
poder estar separados...

Las flexibles historias del mundo, danzando al unísono; sobre un
camino de aire y de polvo, en este desorden de paz; en un silencioso pasado
de ausencias, con palabras que gritan.

En el suelo, un libro se queja: ha sido pisado y le hicieron daño en sus
cubiertas: El maravilloso(tan antiguo, como moderno) Kybalión, llora de dolor
y soledad; quiere la libertad que anuncia en sus páginas; ser rescatado de
su estantería para poder descansar en los pensamientos más espirituales y
profundos.

Un aroma aterciopelado, desde un rincón, nos comunica olores de
siempre: Almizclen, Hierba buena, Tomillo y Romero...

Miguel Hernández me habla de sus horas en la cárcel, poeta del
hambre, del sacrificio,de la pena y el dolor; durmiendo en una jaula sin
libertad (pero con alas para volar).

Remolinos de aires nos envuelve en la lectura, Schespeare y
Lord Byron, Borges, Salinas, Cernudas, Pacheco, Valhondo, Lencero, León
Felipe, Kavafis, Pasolini, Bod Dylan. Merodean entre las páginas, ordenándo
las palabras, jugando con las sílabas, los espacios, Gala, pasea su bastón.

Dentro de este templo, de la palabra escrita, nos encontramos a
Rosalía de Castro, Carmen Pardo Bazán, Dulce Chacón, Almudena Grande,
Mª José Fernández... Todas, expresándose, con versos encadenados:
caminos creativos, en el Universo escrito.

Se mezclan las ideas, los pensamientos, alrededor de un oasis lleno de
estrellas. Una fuerza invisible de sentimientos merodea a las estanterías, en
un mágico pensar. Los hilos del saber florecen en el techo del olvido; y las
palabras piden libertad, como queriendo escapar de un laberinto de
intolerancia y despecho.


II

Los libros almacenados, desean ser adoptados por manos limpias,
sedosas, delicadas, sin mancha. Manos purificadas con el único elemento
posible: la Cultura (El poderoso Saber del Hombre y nunca la ignorancia de
la bestia o la oscuridad).

Desde el abismo más luminoso donde todo ciego ve, hay hadas con
sonrisas fotográficas, con luces de plata. Aquí, Piter-pan, juega con
Campanilla; juntos navegan en mares imaginarios con radiantes sonrisas.

En la bóveda, rosada, de pájaros es donde -el hombre- anida en sus
ilusiones. El tiempo está detenido en este templo de cultura solitaria.

Láminas, fotos del pasado... y un futuro lineal rodeado de mesas de
tertulias; donde se contemplan y se aman, con miradas furtivas:La novela, el
ensayo, el teatro, la poesía, la narración, la biografía, se casan con la luz y
las sombras, iniciando un camino con un futuro de resplandor, sin límite.
Los ecos, lejanos, me avisan de posibles tormentas literarias: Un
intruso dando voces, sorprende a la mágica librería. Es un libro nuevo que
viene empujando, como un torbellino, con aires caracoleados, entre los
entrantes y salientes de cada libro; éste molestando a los otros. Sus hojas se
les encresparon; hasta se cristalizaron las letras: Quiere un hueco social,
entre las mágicas estanterías (la oportunidad de ser seleccionado y leído, en
su “Horizontalidad Sentida”, permanente.

En la Librería Mágica, es donde está representada la historia y el
pensamiento de cada escritor(y es un mundo que simboliza la Cultura): ¡Ah,
mi querida Librería!¡No despiertes nunca!, porque en tus sueños está la vida.
leer más   
7
2comentarios 79 lecturas relato karma: 80

Palabras

No hago palabras.
Hago que los sueños
sean dichos.
Que la verdad
sea desmentida,
y un niño me juzgue
por encima del bien
y por debajo del mal.

No hago palabras.
Hago volcanes
de deseo
y simientes de paz.
Que la claridad
se haga Luna llena
y el cielo color carbón.
Agreste llanura
la vida que me mira
desde un avión.

No hago palabras,
ni hago peces muertos,
solo fragmentos de vida.
Profecías hago yo.
leer más   
14
4comentarios 99 lecturas versolibre karma: 89

Hogar, dulce hogar

Rozo con la punta de los dedos las ramas más altas
que besan el cielo
con la misma dulzura que lo acarician
y lo amansan.
Los pájaros le han declarado la guerra a las nubes
por intentar ponerle un límite a su infinita imaginación.
Y cantan burlones
que son libres y rebeldes,
que ni ellas
ni la peor de las tormentas
podrán jamás atrapar sus alas
sino desearlas,
como se desea la imposibilidad de todo aquello
que no se puede tener.
Y que su única patria
es y siempre será el viento
por ser el único capaz de amar su libertad.
Huele a enero y a tierra mojada.
Me he empapado los pantalones de barro hasta las rodillas,
y he rugido hasta doler la garganta.
La brisa es fresca
y me susurra al oído que me suelte el pelo,
que deje libres a todos mis monstruos,
porque hoy
mi instinto animal
se siente más salvaje y puro que nunca
y es capaz de dejarlos en bragas
en las mil y una batallas
que les proponga el viento.
He abrazado a la luna
con el corazón abierto de par en par,
y sin darme cuenta,
ha llenado sus esquinas de flores
y de toda la belleza y vida que tengo a mi alrededor.
Para que cuando sienta que no soy de ningún sitio,
que el único que me acompaña es el viento,
entienda que mi verdadero techo lo tengo dentro.
Que todo esto forma parte de mi
porque yo soy parte de todo esto.
Y que nunca estaré sola
mientras los pájaros sigan siendo libres y rebeldes,
el suelo, de vez en cuando,
siga oliendo a tierra mojada,
y la luna siga llenándome el pecho de flores mientras duermo,
para que nunca olvide quien soy
ni de donde vengo.
leer más   
9
7comentarios 86 lecturas prosapoetica karma: 89

La Voz de La Verdad

Tan pequeño y diminuto
Tan arrogante criatura
En tu vida de un minuto
Crees entender la hermosura.

El infinito universo
no entra en la miniatura
de un kilogramo y medio
en tu cabeza tozuda.

Llenando lo incognoscible
de imposibles entidades
omniscientes e invisibles
y demás banalidades,
te crees centro del mundo.
Quieres ser muy importante
no eres un diamante bruto
o quizás... sin el diamante.
Prepotente de ese punto,
pálido y azul brillante.

Y siguen en guerras
odiando al vecino,
matando a un amigo.
No viven en paz.
A lo que se aferran
con feroz ahínco:
imponer sus mitos
sobre los demás,
un trozo de tierra,
metales “bonitos”.
No tiene sentido
su “mundo ideal”.

Y en un lugar muy lejano
la oscura noche presencia
vestida de diez mil perlas
que cubren su inmensidad,
a un niño solo y llorando,
ni una lagrima es de tristeza,
solo admira la belleza
del infinito espectral.

Su intelecto es aun de niño
pero su alma es infinita
captando la luz bendita
de una presencia ancestral.
Las guerras pierden sentido,
la humildad le regocija.
ven aquí, sigue conmigo.
Soy la voz de La Verdad
11
7comentarios 78 lecturas versoclasico karma: 90

El Paz-To

Hagamos un pacto,
separemos las sílabas
y que el error
gramatical
nos devuelva
la (Paz) (poco a poco)
que si la lengua
se enreda
y nos surge un abrazo
quizá hagamos del momento
un beso
capaz de detener esta guerra...
leer más   
11
4comentarios 57 lecturas versolibre karma: 111

Free The Monster!

Do you remember his words?
{Yep}
What an idiot -
Why are you making a cage for the monster?
This is not trendy -
In Paris, in London and New York - the monster they are loving
There's the poet - She says Octavio Paz is rubbish
Good verses - colleague - it's tenderness
There's the poet - He goes back in time, it's beauty - he says: One, two, three, one, two, three -
Rubbish! That's pollution - emptiness
Free the monster!
This is contamination
Look! Here come the doves:
"This is not trendy -"
He wanted those lines
What an arsehole, really -
leer más   
3
sin comentarios 35 lecturas english karma: 44

Días de vino y rosas

Estoy cansado de estar triste,
de dar pasos torpemente

Estoy cansado de vagar,
sin rumbo fijo, ciegamente

Soy un rebelde viejo y solitario,
que no encuentra su lugar

Estoy harto de confundirme;

¿Cuál es mi sitio?
¿La noche, el día, la paz?

Quiero vislumbrar la mar clara,
izar las velas y navegar,
hacia horizontes nuevos donde encontrar,
un amor verdadero con quien soñar,
momentos bellos de eternidad
leer más   
15
12comentarios 114 lecturas versolibre karma: 97

Los signos de abril

¡Ah! ¡Cómo se ve que es primavera!
Una ensalada de verdes por doquier
brotes de "whisky" en su color cogollo
del mango anunciando flores.
En el aire con su tejido de trinos
y en ese olor como de virgen que pasa
entre jazmines y anturios de nieve.
En ese cielo sin mácula
con su azul-Valencia
como el de un "blue-jean" desgastado
por el abril del Sol.
El espacio impoluto de degradé y de niebla
ese leve "smog" de tul en el poniente.
De este Apolo en guerra por la mañana
rivalizando con la Luna...
gibosa la nata en su cuarto menguante.
¡Ahhh! ¡Uno respira hondo...
y se siente todo este abril abriéndose ante los ojos!
Ante esta paz que sé que no durará.-


@ChaneGarcia
...
leer más   
10
5comentarios 110 lecturas versolibre karma: 100

Recuerdas mujer

¿Recuerdas mujer,
de aquellos años el derroche?

Danzar,
bailando las sombras de la noche
con música de estrellas y farolas
y la luz de algunos coches.

La Castellana andábamos
y a troche y moche,
con ganas nos besábamos
hasta consumir las bocas.

Luego reír de repente,
correr a otra plaza y bailar,
agotando en si mismo el deseo ardiente
en solo besar, besar,
Polilla de tus labios.

Recuerdas mujer,
casi ayer noche, pasear,
tu mano ancla con la mía,
en la oscuridad.
Sentir,
como un derroche de paz.

Amor sin tiempos, sin memorias.
Con todo el cuerpo respirar, amar
y cerca las farolas de la noche.
leer más   
14
6comentarios 63 lecturas versolibre karma: 101

Vínculos

Estos vínculos no se rompen
ni se disuelven limpios sin sangre,
aún llorar y gritar la distancia es una agonía permisible
una aguda sensación de inquietud que cae en lo absurdo
porque aveces tu sabor permanece
más que el frío despertar sin ti
sin el abrazo curioso sin forma
que derriba toda fuerza o intento de escape
y llegan tus reclamos que se convierten en mi paz
porque en ti soy libre
y aun así me uno por siempre
en el vínculo sagrado que va más allá de la imaginación
la agonía del eros,
la resurrección de un amor divino
en la casualidad linda
de conocernos sin querer
en un vínculo que fue hecho desde otra vida.

-César Flota-
leer más   
6
7comentarios 79 lecturas versolibre karma: 83

Inédito "Uno"

Que fácil es escribir poemas carentes de realidad alguna. Cuando la realidad es cruda, buscamos la manera de sembrar un jardin de flores en tierras infertiles, donde por cuestiones de la naturaleza no hay vida que pueda aflorar en esas tierras. Sin embargo, nuestra insistencia es tan grande que buscamos cosas en lugares que simplemente no las hay: Amor en corazones rotos, paz en la guerra, vida en la muerte, verdad en las mentiras y dulzura en la acidez; todo sea por encontrar una salida que nos genere felicidad, aun cuando sea fugaz.
leer más   
5
sin comentarios 26 lecturas prosapoetica karma: 64

Te he querido

Te he querido, como a nada, te he querido
Mi corazón tomé del alma y te lo ofrezco
Porque al negarlo tu, no lo endurezco
Y ya lo eleva mi mano ennoblecido.

Que mi amor te acompañe hasta el olvido
De nobleza investido y desarmado
Te lo voy a entregar, que no rendido
He de hacerlo naufragar en el enfado.

La libertad conservas, tu albedrío,
No te quise negar y me complazco
En saber que te ofrecí todo lo mío
Por tan solo ofrecer: ¡En paz renazco!

Al silencio, sin razón, me abandonaste
Y el silencio… supo a espera dolorosa.
¿Como odiarte en el dolor que me causaste
Si me has hecho la existencia tan hermosa?

Regreso victorioso de esta pena
Que va atada al amor y lo engrandece,
Pues aquello que sufrí no me encadena
Y la gracia que alcancé bien lo merece.

¡Ya no quiero quererte! Mas…¿Que pido?
Arrancarte yo no puedo de mi vida
Y aun las flores silvestres han crecido
Sobre el polvo encarnado de la herida.

En la muda distancia me borraste
Y donde nada, como a nada, te he querido.
Por las buenas semillas que sembraste
¡Vete en paz! Que te he ganado…

¡Y me has perdido!
leer más   
4
2comentarios 25 lecturas versolibre karma: 66

Mi mejor lector

LAS CENIZAS DE UN ANÓNIMO.

MI MEJOR LECTOR.



No acepte ser parte de ti, pero sin darme cuenta hoy lo soy.
No acepto que seas mi complemento, pero sin ti, soy solo un libro que nadie leerá.
Sin ti, soy solo un poema que muere desconocido, un verso que no se susurrara al oído de alguien más.
Hoy, doy toda mi atención a tu vida; mientras la mía se escapa corriendo asustada, y se esconde detrás de algunas hojas en blanco que aún no se animan a contar historias.
Sin notarlo, me he convertido en todo aquel que teme mirar de frente sus pupilas.
Me he vuelto parte de quien no se atreve a más, y me busca, para encontrar sus motivos de intentarlo.
Hoy, soy el fragmento de valor que le hace falta a una mujer o un hombre, que al ver un espejo no sonríe, que evita su reflejo, baja la frente y mira al suelo al no tener palabras para motivarse.
Quizás, jamás llegue a ser los soldados de tu guerra, que irónicamente matan, mientras buscan paz, pero sin embargo, siempre les daré las armas que porten, aunque no las cargare, ni tampoco prometo dar municiones.
Tal vez nunca pueda ser la luz que brille e ilumine tus días, no obstante, juro seré la sombra que este a tu lado mientras intentas derretir ese bloque de hielo que es la soledad.
Yo no puedo prometerte limpiar cada vidrio roto en tu interior, ese trabajo te lo dejo a ti, aunque sin dudas, cuando quieras poner nuevos vidrios te brindare mi mano ofreciendo ayuda sin pedir nada a cambio.
No soy más que tinta en una hoja, viendo como versos mueren en tus ojos dando migajas de alimento a un valor que ya no quiere crecer.
Te he visto caer, he visto como tus sueños se destruyen uno a uno, mientras tu entusiasmo se ahoga metido en un frasco, el cual, tú mismo llenas gota a gota con aceite quemado.
Te vi rendirte y dejar todo, te he visto sin ganas de volver a intentarlo, aunque siempre he visto como dejas sin palabras a mi poesía y vuelves a levantarte.
Te conozco, casi nada, igual que como tú a mí.
Hoy somos equilibrio, y aun así jamás seremos uno.
Soy tu motivación, y tú, quien más me comprende, mi mejor lector.


-JOEL B. LEZAMA.
leer más   
9
3comentarios 61 lecturas versolibre karma: 92

Los hombres y sus juegos

Y vuelven los dioses
que salvan el mundo,
y vuelven las bombas
que siembran la paz,
las balas que curan
el odio y el miedo,
las manos cerradas
que traen la justicia.

De nuevo discursos,
banderas y patrias,
de nuevo palabras
de amor y esperanza,
preludio de estrellas
llenando uniformes,
de manos lejanas
portando un futuro.

Ya viene la noche
preñada de luces,
ya viene la vida
con botas y casco
cargando razones
pesadas al hombro
y un rojo en las manos
que anuncia la muerte.

Ya llegan los hombres
de acentos extraños,
ya llegan con sed
de tristes victorias
y tienen su pulso
ya gélido y firme,
las manos hambrientas
de horrores sin nombre.
leer más   
10
8comentarios 111 lecturas versoclasico karma: 92

Vicios Líquidos - Con @Transmisor_d_Sinestesias

Arrojé una piedra al río
y una bandada de ondas
te trajo a mí.
Alas azules,
una grulla de papel
y deseos líquidos,
que desde entonces
me dan oxígeno.

Arrojé otra piedra
rompiendo el reflejo del lago
y abrió el cielo...
En esa nada, me perdí,
la misma obscuridad
era en tus ojos...
entonces navegué tu iris
y acurrucándose allí, descansó el alma...

Porque me hundo en tu atmósfera
en tus gotas, tu cristal.
Soy esa roca sedienta
que se hace añicos
ante tu insondable bruma
que me atrapa, me retiene
con una inexplicable paz.

Allí coincidimos
al tiempo que remataba el remiendo
con que unía al pecho
cerrándole un cruel boquete...
Recibirte fue dejar el alma expuesta
a la generosidad de tus aguas
lloviéndome las heridas
sanando dentro
desde el yacimiento de tu luz...

Tu luz de vuelo, de pluma
de nube clara, de suave brizna.
Así cosiste mis temores
y me sumergiste en lo cálido,
en lo profundo,
donde ya no sé
si soy piedra o rocío
río o cielo.

No sé si habito el aire
o vivo dentro de ese tu torrente...
no sé si gravito
o permanezco inerte en deseos
bebiéndome tus momentos
inmerso entre vicios líquidos
abrazado a tus arroyos
sorbiendo a gotas
el sacramento de tus labios...

Pero me quedo aquí,
surcando con desenfreno
tu tibia brisa,
tu alma húmeda,
destilando en cada poro
mi adicción a tus caudales.





Transmisor_d_Sinestesias & DeeDee
leer más   
18
40comentarios 204 lecturas colaboracion karma: 105

El Tabo y tú

Es El Tabo
refugio, paz, esperanza.
El amor ha hablado
mencionando tu nombre.
La gaviota que vuela
me recuerda tu paso callado
casi imperceptible.
Las nubes han teñido
esta tarde blanquecina y gris,
pero el calor está presente
presagiando que,
aún en la tristeza o soledad,
siempre está tu boca o tu mano.
Apoyada sobre la roca,
reposo,
respiro hondo, cierro los ojos.
Luego, casi dormida y
profundamente serena
en este paraíso,
subo a una nube blanca
y estallo de deseo.
No es desesperado ni
Intranquilo,
sino alegre de saber
de tu cuerpo.
Y te acaricio con la imaginación.
Te alcanzo con mis dedos
y flotamos entre
la inmensidad del océano.
Caemos al agua y nos amamos,
tocamos la arena y nos amamos.
Abro los ojos y,
entonces,
me perdono:
por todo lo que siento,
que no sientes.
Por todo lo que amo,
que no amas.
Por todo lo que tengo y soy.
Por todo lo que tienes y eres.
leer más   
12
15comentarios 79 lecturas versolibre karma: 100

De como sanar en versos

Llorar… ¡No, No lloro! Solo lluevo,
Riego auroras en himno y elegía
Las lágrimas vertidas me regresan
Convertidas en selvas de poesía.

¿Quien puede decir que me lamento?
No hay pesar en dolores merecidos
Que el justo precio en su balanza pesa
Lo mismo que los dones recibidos.

Sufrir… ¡No! No sufro: Solo escribo
De una tinta que sombras diafaniza
Plegaria en trazo diciendo bendiciones
Esta tinta demonios exorciza.

Y soy feliz pues queda tras la lluvia
Y tras secarse el trazo y las hogueras
Este amor despojado de rencores
Sereno avril, cantando primaveras.

Perder…¡No! ¡No pierdo! Mucho gano,
Del cristal roto en al alma que se irisa,
Fuerza solar ardente con que vuelvo
Mi tormenta violenta en suave brisa.

Y cae al verso lo triste de mi vida
Sin que en inútil nostalgia se extravíe
Mi espíritu en tristeza desmedida
¡Que llora más, acaso, quien sonríe!

Arder… ¡no, Para nada! Solo atizo
De esta hoguera este fuego que idealiza
Tantas glorias y abrazos naufragados
Por renacer cual fénix… de ceniza.

Y cada golpe me arranca gratitudes
Por levantarse en recuerdos redimidos
Hacen que en paz diciendo plenitudes
Puedan reír mis labios malheridos.

Y va mi barca surcando marejada
De amar tranquilo o bien de mar revuelta
Y pueda ser que si el dolor logre llevarme
Gritando amor, mi verso… ¡Me devuelva!
leer más   
13
12comentarios 84 lecturas versoclasico karma: 110
« anterior1234538