Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 923, tiempo total: 0.023 segundos rss2

encuentro de mi alma

Cuelgo pensamientos de nostalgia y fantasia, plasmo un poco de amor y desvelo suena como un rio de muertos nace vida y destierro ,un pensamiento me embuelto ,mil deseos me comvierto ,en vampiro me reflejo ,los tiempos de iluso me mantemgo ,cuanto mas quieto me sostengo un mundo y universo encuentro ,novelas tengo con poeta de puebo las luces en mi mente de destello ,como las estrellas voy creciendo la aurora me siento este es mi ultimo verso cuanto mas me deslizo ami me ensiendo .
leer más   
1
sin comentarios 9 lecturas versolibre karma: 9

Olvidando

He vivido en los malos recuerdos,
que han de atormentar mi existencia,
que me hacen vivir en oscuridad,
donde los malos pensamientos
dejan mi alma en ausencia
y me dejo llevar por una verdad,
que al final de cuentas no es existente,
pero pienso que es y no es coherente.

Debido a esto debo dejar,
las horribles historias
que me hicieron pensar
que todos querían acabar con mis memorias,
y que yo tenía que terminar
con algo que no existió en realidad.

Abro mis cajones y veo cada momento
que lastime a los demás
y les cause un injusto sufrimiento,
cuando ellos no me lastimarían jamás.

Olvidando todo lo que me hará daño
y que me hizo lastimar a mi familia,
ya que cometía errores año tras año.
Solo espero que me perdonen un día,
y observar esa viejita que me decía
que vivía equivocado.
leer más   
3
sin comentarios 11 lecturas versoclasico karma: 29

Poema con 20 palabras elegidas

En este dulce soñar etéreo
puntual aurora de ningún día,
piadoso ayuno de un arrebol
y ausencia del final efímero

qué verdades obtendrá la mano
en la amarga soledad y olvido.
Un silencio magro de epifanía.
Ninguna época creó ese cuarto.

Ni en el pensamiento sonámbulo
dibujamos la inefable estancia
donde la iridiscencia de la luz
tocara tu imagen inmarcesible
nunca encerrada en una lágrima.

Cómo despeja la elocuencia.
Nítida nos desvela serendipia
en la sombra con luminiscencia.
Meliflua música que transporta
de ningún yo con ti la limerencia.

La realidad y su efervescencia,
el desenlace ineludible y nítido,
nos impone su incandescencia
en cada sueño que fuera abatido.


poema con estas 20 palabras cogidas del de Horten67:
Meliflua, inefable, sonámbulo, época, serendipia, limerencia, etéreo, arrebol, iridiscencia, epifanía, luminiscencia, soledad, aurora, olvido, efímero, incandescencia, elocuencia, efervescencia, inmarcesible y desenlace.
leer más   
6
2comentarios 37 lecturas versolibre karma: 83

Rayo de luz atemporal

Pequeño rayo de luz atemporal
en una vida indigesta
colmada de imágenes,
de ruidos,
de pensamientos insondables...

Pequeño lapso instalado
en el ahora,
en esta realidad austera
que llega sin avisar,
que invade un momento hallado
no buscado,
pausado...
como el movimiento de un ave irreal
que se cuela en tu pupila.

Fugaz segundo
encendido
por miles de luces brillantes,
de pequeñas almas que gimen
y susurran en nuestros oídos
palabras impronunciables...
y una dicha que abraza nuestros cuerpos
envueltos con miles de experiencias ya vividas
que se alzan
hasta la cima de esa montaña
que nos observa
al otro lado de la ventana de nuestros sueños,
a la luz de este instante sobrevenido
que nos engulle sin más.
leer más   
5
3comentarios 22 lecturas versolibre karma: 74

Esperanza

No quiero guardar silencio y meterlo
en un pequeño cajón de un librero
quiero gritar y anticiparme a la luz que se revela.

Mis manos protestan y escriben
son testarudas y necias
son mi boca repudia la dictadura vil del propio odio.

Las cicatrices sanan poco a poco
desde aquella última vez que sangraron
ellos sembrando sus ideas en mis oídos
ellos son sordos a su voz que aniquila el amor.

La esperanza es un tizoncito que protejo con ternura
no quiero que se apague su llama
le soplo despacio, pensando
organizando mis ideas
todas ellas quieren vivir en la congruencia
de un pensamiento abstracto.

Para no volverme un loco de atar
me acciono
relevantes son las cosas que me importan
mi familia.

Mi poesía que transforma
son palabras vivas que no se mueren
con la resequedad del odio.

Grito, lloro, espero, canto
todo eso que me estorba
lo saco y hecho en un saco roto que vuelvo a remendar.

Nunca riegues al rencor con un olvido
lo esencial de la vida es esperanza
el dolor es pasajero con un amor que perdura.

No quiero ser una réplica perdida
de aquellos que no alcanzaron su tiempo
recordé un verso olvidado.

Era frágil en el desamparo sombrío
lo ame y lo volví a soltar al viento
regresará, estoy seguro de ello.

Le di de comer un poco de ocaso
es brillo en el espacio, es bueno
los sueños en una noche desgastada
hacen ver a unos ojos ciegos
nada detiene a un silencio con voz.

Miguel Adame
19/05/2018.
14
4comentarios 177 lecturas versolibre karma: 100

Soledad de mi alma

La soledad del cielo es innata. La soledad en mi alma también. Basta con mirarte y saber que siempre vas a estar ahí esperándome, y junto a mi nogal te doy mi espíritu y la llave para agrietar mi corazón y por lo tanto yo podré elevarme y sumergirme en mis pensamientos que llegan a mi mente cada vez que te veo: hermoso cielo estrellado.
6
2comentarios 27 lecturas prosapoetica karma: 80

20 palabras y un poema

Cuando la luz ilumina en etéreo,
y la aurora comienza a despuntar.
El arrebol trae una luz efímera,
rojiza, que nos invita a soñar.

En la soledad de mi cuarto,
me abandono al silencio.
Olvido los miedos y
las angustias de épocas sin epifanías.

El pensamiento sonámbulo,
deambula por una inefable estancia,
donde la luz iridiscente de una lágrima
proyecta una imagen inmarcesible
para mi memoria.

Cuando la mente se despeja,
y la elocuencia nos desvela
serendipias que emiten luminiscencias
en lo más oscuro del pensamiento.
Una música meliflua me transporta
al lugar donde la limerencia
predomina entre tú y yo.

Pero la realidad efervescente
me impide seguir soñando,
y la luz incandescente de un ocaso
que no deja de ocupar el horizonte,
me dice que el desenlace será pronto,
y será el que yo misma me cree.


Hortensia Márquez


Reto del slam propuesto por @PatVe , poema con estas 20 palabras:
Meliflua, inefable, sonámbulo, época, serendipia, limerencia, etéreo, arrebol, iridiscencia, epifanía, luminiscencia, soledad, aurora, olvido, efímero, incandescencia, elocuencia, efervescencia, inmarcesible y desenlace.
30
24comentarios 187 lecturas versolibre karma: 123

Pensamiento vs Instinto

En el pensamiento participa el juzgar, la suposición de la realidad, se accede a la creación de realidades distintas que no precisamente nos convengan. En el pensamiento participa la idea que tenemos de nosotros mismos, pero somos más que esa idea y posibilidad.

El pensamiento no tiene que ver con el relato interno del instinto, que es filosofar acerca de un punto que puede ser tanto para la resolución lógica de un problema hasta la reflexión del instante ante la observación de energías.

Cuando se intuye, quedan recuerdos de las estelas del movimiento de la conciencia, valga la redundancia, quedan recuerdos del acceso a los recuerdos nuestra conversación interna.

No es necesario pensar, porque en nosotros yace la verdad que se obtiene como contexto en el cerebro, para ser otorgada al corazón y así ser sentida. No es necesario crear, porque la vida sobrevive y elige el conducto correcto desinteresado de las cosas.

Existe la fina capa entre crear la realidad y empatizar con lo que nos rodea. La autoestima elige.
3
sin comentarios 36 lecturas relato karma: 43

Duerme

Duerme,
ríe,
sonríe.
Camina descalzo,
acaricia el silencio,
monta bicicleta,
habla con tu perro,
dale un beso.
Dúchate el corazón,
purifica el alma,
abrillanta la sonrisa,
alimenta tu espíritu de luz,
de sol,
de río.
Y si por momentos llueves,
que sea de amor,
de buenos pensamientos,
de sonrisas y carcajadas,
de amistad.
Besa a tu madre
y a tu padre en la frente.
Y besa las distancias
y las caricias
que nos unen
bajo el mismo cielo.
leer más   
13
5comentarios 80 lecturas versolibre karma: 111

La librería mágica

LA LIBRERÍA MÁGICA


No sabía dónde estaba, pues aquel lugar parecía un almacén lleno de
libros. Todos hablaban -entre sí- un idioma parecido, aunque no lograba
entender nada. De pronto saltó uno y me dijo:
-¿Tú eres nuevo por aquí? -Le contesté que sí; y que si ocurría algo:
-¡No, no!, -me dijo-: -Solamente, te advierto de que tengas cuidado, ya que
estos libros son mágicos y no puedes despertarlos; como lo hagas, te darán
la lata y luego te volverán loco.

De pronto, veo volar a Don Quijote de la Mancha, en su bicicleta
cósmica, cabalgando entre el escaso espacio de pared en pared.
En las estanterías se oían voces lejanas; pertenecían a los personajes
de viejas y nuevas historias, como queriendo salir todos a la vez y contarme
sus batallitas, o sus cuentos.
Un caballero con barbas me chistó, diciendo:
-¡¿Qué haces por aquí?! ¿No sabes que esta prohibido merodear por
ciertos lugares de luces y sombras?
-No se nada -le dije-; tan sólo estaba mirando los libros...,
-Estos no son libros: son pensamientos enlatados en papel y prisioneros,
nos cortaron las alas; -además, me dijo-:
-Soy Séneca, el andaluz de Córdoba; enjaulado en mi libro de oro. Un
murmullo debajo de las estanterías me avisa del peligro que corro en ese
lugar, pero sigo rastreando, entre ellas, porque mi tiempo se detuvo, y quiero
saber el porqué de todo ésto; si, tan solamente, son libros escritos con letras
en un abecedario ordenado y libre.
Los pensamientos creados de muchas mentes prodigiosas, llenas de
sabiduría y talento:
Aquel de los molinos de vientos, Miguel, su nombre eterno, el
creador de D. Quijote señor, el de los sueños surrealistas y caballero,
merodeaba por este jardín, entre marañas de polvo, un ordenado
desorden de pensamientos.
En un recodo, en el ángulo metálico de las mágicas estanterías, vi al
mismísimo Federico, leyendo su cuaderno original, del “Romancero Gitano”,
como se limpiaba las lágrimas de bronce, revoloteando golondrinas alrededor
de su cuerpo, ahuyentaba, en su cabeza, a los pájaros.

Su vecina Carolina, las de los bellos ojos; la de pómulos sonrosados,
coronados de poemas, de versos de amor; toda su sonrisa iluminaba el
espacio: poeta de Almendralejos, luz de Extremadura (Espronceda, sufría en
silencio por su amor).

Todos son voces: del ocaso al abismo y del abismo al ocaso. Muchos
libros hablando y yo sólo escuchando sus letras: El punto, la coma, el
paréntesis, la interrogación y la exclamación, riéndose del punto y coma, sin
poder estar separados...

Las flexibles historias del mundo, danzando al unísono; sobre un
camino de aire y de polvo, en este desorden de paz; en un silencioso pasado
de ausencias, con palabras que gritan.

En el suelo, un libro se queja: ha sido pisado y le hicieron daño en sus
cubiertas: El maravilloso(tan antiguo, como moderno) Kybalión, llora de dolor
y soledad; quiere la libertad que anuncia en sus páginas; ser rescatado de
su estantería para poder descansar en los pensamientos más espirituales y
profundos.

Un aroma aterciopelado, desde un rincón, nos comunica olores de
siempre: Almizclen, Hierba buena, Tomillo y Romero...

Miguel Hernández me habla de sus horas en la cárcel, poeta del
hambre, del sacrificio,de la pena y el dolor; durmiendo en una jaula sin
libertad (pero con alas para volar).

Remolinos de aires nos envuelve en la lectura, Schespeare y
Lord Byron, Borges, Salinas, Cernudas, Pacheco, Valhondo, Lencero, León
Felipe, Kavafis, Pasolini, Bod Dylan. Merodean entre las páginas, ordenándo
las palabras, jugando con las sílabas, los espacios, Gala, pasea su bastón.

Dentro de este templo, de la palabra escrita, nos encontramos a
Rosalía de Castro, Carmen Pardo Bazán, Dulce Chacón, Almudena Grande,
Mª José Fernández... Todas, expresándose, con versos encadenados:
caminos creativos, en el Universo escrito.

Se mezclan las ideas, los pensamientos, alrededor de un oasis lleno de
estrellas. Una fuerza invisible de sentimientos merodea a las estanterías, en
un mágico pensar. Los hilos del saber florecen en el techo del olvido; y las
palabras piden libertad, como queriendo escapar de un laberinto de
intolerancia y despecho.


II

Los libros almacenados, desean ser adoptados por manos limpias,
sedosas, delicadas, sin mancha. Manos purificadas con el único elemento
posible: la Cultura (El poderoso Saber del Hombre y nunca la ignorancia de
la bestia o la oscuridad).

Desde el abismo más luminoso donde todo ciego ve, hay hadas con
sonrisas fotográficas, con luces de plata. Aquí, Piter-pan, juega con
Campanilla; juntos navegan en mares imaginarios con radiantes sonrisas.

En la bóveda, rosada, de pájaros es donde -el hombre- anida en sus
ilusiones. El tiempo está detenido en este templo de cultura solitaria.

Láminas, fotos del pasado... y un futuro lineal rodeado de mesas de
tertulias; donde se contemplan y se aman, con miradas furtivas:La novela, el
ensayo, el teatro, la poesía, la narración, la biografía, se casan con la luz y
las sombras, iniciando un camino con un futuro de resplandor, sin límite.
Los ecos, lejanos, me avisan de posibles tormentas literarias: Un
intruso dando voces, sorprende a la mágica librería. Es un libro nuevo que
viene empujando, como un torbellino, con aires caracoleados, entre los
entrantes y salientes de cada libro; éste molestando a los otros. Sus hojas se
les encresparon; hasta se cristalizaron las letras: Quiere un hueco social,
entre las mágicas estanterías (la oportunidad de ser seleccionado y leído, en
su “Horizontalidad Sentida”, permanente.

En la Librería Mágica, es donde está representada la historia y el
pensamiento de cada escritor(y es un mundo que simboliza la Cultura): ¡Ah,
mi querida Librería!¡No despiertes nunca!, porque en tus sueños está la vida.
leer más   
7
2comentarios 79 lecturas relato karma: 80

En espera de ése cielo ( @sarrd8r & Transmisor_d_Sinestesias )

Bebiéndome una taza lacrimal
caigo en cuenta:
no hay avance sin dolor...

ni dolor sin vida,
la punzada lacrada
en el pecho como recuerdo.

Suben éstos humos
trenzados a la columna principal
de la torre de debilidades
que yace cuarteada
junto al precipicio
de toda ésta realidad;
se desmorona la orilla
todo tiembla...

Junto mis manos cual
plegaria insumisa de esperanza,
certeza como soga de esparto
ahogando el tiempo y los pasos
que niegan mi huida,
tumbarme en el margen
del miedo pávido por vencer,
temblar ante la victoria de Judas

Polvo... apretar puños...
sentir el tiempo, la espina,
cómo lacera, raya cada hueso,
tragar del cáliz enemigo
brebaje de zozobras
caos e incertidumbre

Apoyarme en interrogantes
como bastones en los que sostener
el futuro arqueado,
palmera que besa el suelo
sin renunciar a su raíz,
sin fruto, sin vereda ni ventana
por la que saltar las dudas
que queman el rastrojo del pensamiento.

Se desmenuza el hemisferio izquierdo
se vacía la sangre
empapa el hilo rojo
que se pierde al horizonte

para no volver a sentir la indecisión,
puñal que labra en mis vísceras
éste dolor, corazón ciego de palabras.

La luz se rompe
antes de pasar las pupilas astilladas
¿Cuándo brillará, aunque fuese,
una luna en mis cielos?
¿Cuándo trazará, aunque fuese,
la fugaz estrella una tangente?

En espera de ése cielo sobre el que caminar,
ése viento que arríe mis velas,
apretaré los puños
de la última gota de coraje, rearmar mi alma
por no incar la rodilla, izar la barbilla,
renegar de rendiciones y maldiciones,
clavar la pica, gritar que sí,
que hoy no vencerá el dolor.

***********************************
En espera de ése cielo
Mesa Compartida
Sarrd8r© & Transmisor d Sinestesias©
leer más   
18
10comentarios 101 lecturas colaboracion karma: 111

Vislumbrandote

VISLUMBRÁNDOTE.

Sabes bien que entre mis líneas tus cabellos se han enredado, en esas noches cuando el sosiego me ha desamparado, sabes que de ti he robado un poco y lo he mimetizado entre letras, entre sensaciones que siempre han quedado cortas para expresar las explosiones que en mi cerebro se fraguan.

Sabes que entre estados de ánimo que fluctúan en los límites de lo lícito, en esa delgada línea que asoma cuando la locura está latente, has caminado desnuda.

Para ti de mí, amor puro, sentimiento que dentro de la gruta más recóndita de mi alma emana a gotas y que al emerger a la superficie de la rutina se vicia y se vuelve vino; amor de ese que termina siendo absurdo, de ese del que no se habla, pero en el que tanto se piensa.

Para ti la pasión más vehemente, brío de ese que no se delimita a las carnes, al sudor y a las caricias colmadas de pecado; pasión que quema lentamente el alma, que va más allá del éxtasis, efusión en la piel, de esa que logra erigir vías lácteas, que forja universos nuevos y que enloquece la poesía.

En ti recae esta fuerte fijación de lo desconocido, de tu aliento, del beso jamás dado, de tus labios irrepetibles e incomparables, esa fascinación sobre tus pensamientos que apenas evidencian poco y que si logras ahondar son solo la punta de un iceberg que hasta la enormidad de tu espíritu llega.

Sabes bien que quisiera amarte, sin mesura, de antigua escuela, de esas historias tórridas que ahora reposan enmohecidas en bibliotecas, sabes que contigo no hay lugar para débiles arroyos, sino mares y océanos, sabes tanto de mi interior, de lo que se cueceen mi alma, pero a la vez no dimensionas nada, de esta realidad que solo nos prenda lejanía.

David Felipe Morales
20 de Septiembre de 2015
8
9comentarios 78 lecturas versolibre karma: 89

Ramitas de vainilla

Cuarenta y cinco grados es el ángulo de mis pestañas sobre el horizonte. Posadas en páginas salpicadas de historias.

Rododendros mágicos en bosques perdidos son mis sueños. Nunca mueren. Nunca se apagan.

La imaginación camina de puntillas. Me trae ramitas de vainilla.

Helechos como antifaces entre el sotobosque. Me guardan de garras. Me refrescan los pensamientos.

Caigo entre cascadas con pájaros que las atraviesan, en picado, y con sus alas impermeables rebotan las gotas líquidas.

El vapor fresco inunda mis rizos. Mis hombros. Mi espalda. Recorre mi vientre. Mis dedos. Mis muñecas. Mis huellas.

Huelo a tierra mojada. A marrones rugosos de troncos que desafían las alturas. Líquenes como mantitas colgantes, mullidas sobre sus ramas.

Sabor a clorofila. Es la conexión entre mis neuronas. Pienso en verde. También en añil. En rojo fuego y en amarillo yema. Como la de los huevos de avestruces, enormes. Como los cráteres de la Luna.

Fotografío el universo con cada parpadeo. No quiero perderme el cielo por mirar sólo al suelo. No quiero dejar de abrazar la hierba por mirar sólo atrás. Sólo hay una vida. Una.

Y soy crisol de metales. Burbujas que surgieron en fraguas, incandescentes. Yunque tenaz, retumbo en el silencio de la noche, reluzco en el cenit del día.

A ti, lector, te regalo una página de mi diario que nunca escribo: el que siento y grabo por dentro. Contigo, cómplice lector, comparto un secreto. A ti, fiel amigo, te confieso que vivo.
leer más   
15
15comentarios 92 lecturas versolibre karma: 91

Tu Reflejo

Cuando te vas
Cuando tus ojos dejan
De mirarme
Cuando tu sonrisa se envuelve
En el viento y se aleja de mí
Siempre queda algo de ti
En mi pecho
Saber que me amas
Esas palabras se vuelven
Un reflejo tuyo
Que me hace sentir tu voz
Encontrarme contigo
Sentir la humedad de tus labios
El calor de tus manos
Alrededor de mi cintura
Tengo a mi alcance todos tus
Modales
Solo con tu reflejo
Tu sabes que te amo
Que con el pensamiento te llamo
Que estoy siempre a tu lado
Aunque no lo percibas.

Augusto Macher
Perú 11/05/18
leer más   
10
2comentarios 46 lecturas versolibre karma: 98

Los lirios

¡Oh mujer, emerges de un rayo de sol
que yace bajo los jardines de lirios
y espanta el otoño sombrío!

¡Oh mujer, que los cielos vistes
con un tierno manto de amor
quédate un día en mis pensamientos!

¡Oh mujer, no marchites las mañanas
en las que de mi me olvido
para contemplarte en sus rocíos!
12
5comentarios 73 lecturas versolibre karma: 105

Budha turquesa

Budha turquesa abres la eternidad
para que la contemple un segundo y me esparza en el paisaje
como la savia emerge de la tierra.
El paisaje atraviesa mi existencia y me vuelvo efímero,
a su vez soy parte del todo que nos origina.
Velocidad lenta, el sin sentido del tiempo
y el espacio ya no aplican en mí.
Los collares de semillas se rompen y germinan largas manos.
Los pensamientos me abandonan como en una terminal de trenes y hay un para milagros colocados en el techo de esta locura.
Me abandono a tus presagios y soy un zahorí en la tarde.
Cuanto tiempo hemos perdido sin encontrarnos,
cuanto por no escuchar la vibración de nuestras almas.
4
sin comentarios 16 lecturas versolibre karma: 49

†Mi Despedida, El Adiós De Un Amor De Verdad†

- Sabes que siempre se me ha hecho mas fácil escribir que decírtelo y ahora kiero despedirme así:
- No se como empezar.
- No encuentro las palabras precisas para decirte lo que siento.
- Me duele escribir cada palabra, quisiera que nunca hubiera pasado lo sucedido, por que me lastima saber que nunca te interese, que solo fui un tonto que se humilló para que supieras que te quiero, sé que el error fue mío, por no saber olvidar, por creerte cuando una tarde dijiste que te interesaba, por quererte cada día más, por intentar hacerte saber que te quiero, por intentar estar contigo un solo momento.
- Aquel día solo fue uno más, que tal vez, para ti no fue nada, para mi fue el nacimiento de muchos sueños y esperanzas, que no dejan de ser eso, ambos lo sabemos, un sueño que nació simplemente tu mirada, pudo permanecer con tu silencio y se destrozo con tu indiferencia.
- Y por más que todo mi ser sepa que para ti no fue nada, como prohibirle a mi corazón que deje de soñar, de sufrir, de llorar por un amor que no funcionó.
- Cómo hacerte entender que el destino hizo que te tuviera tanto amor?, ese amor puro que solo busca tu felicidad al punto de preferir que no estés conmigo, que estés con aquella persona que tiene para darte lo que yo no tengo...
- ¿Tan poca cosa soy? ¿Tan poco me valoras?
- No te culpo, no soy lo que realmente esperabas para llenar tus expectativas, pero no puedo dejar de preguntarme porqué tú llenas las mías cuando lo único que consigo son lágrimas.
- Una vez fuimos amigos, no hace mucho, pero nunca llegamos a ser grandes amigos, no nos alcanzó el tiempo porque cuando parecía que las cosas mejoraban algo pasó que te hizo valorarme tan poco, creerás que no recuerdo esos días, no obstante yo recuerdo cada detalle, cada palabra, las que ahora no tienen ningún valor para ti. - Siguen pasando los días y yo no me quiero resignar a perderte, aunque sepa que así lo tengo que hacer, y a volver a saber de ti, a escucharte, o a verte de nuevo, aunque yo ya sepa que no tengo valor alguno para ti, porque aunque pasaste por mi vida tan rápido, te quedaste en lo mas profundo de mi y dejaste huellas imborrables.
- Ahora y siempre me preguntaré:
- Algún día sentiste amor?
- Llegaste amarme en algún momento?
- Y después de esto...
- Creo que a estas preguntas no les encontraré respuesta hasta el día que te vuelva a ver, y estés dispuest@ a hablar olvidando solo por ese momento nuestras diferencias, aquellos problemas y a las demás personas, que seas tu mism@; aquella persona del que me enamoré.
- Porque quedaron muchas palabras por decir en el aire, mismas que aun mantengo la esperanza de poder decirte y de que me puedas oír olvidando prejuicios y siendo tu.
- Necesito saber lo que sientes y esta vez quiero que me hables con el corazón y que en tus ojos solamente este la verdad.
- Pero...
- Si esta petición llegase a parecerte demasiado, Perdóname por ofrecerte lo mejor de mi Vida por dártelo todo, si me he equivocado...
- Las esperanzas son las que ayudan a mostrar en mi rostro una sonrisa más espontánea y alegre, que oculte el dolor que causas, el que espero que nunca sientas el que vuelve tan solo con escribir estas palabras, tan solo con recordarlas.
- Hoy me encuentro en la tristeza de mi soledad, infinitamente pasada, amargando cada momento en que te recuerdo, llorando tu indiferencia hacia mi, y entre tanta incomprensión, mis pensamientos solo se nublan guardándose las cosas que no se pueden decir; que solo se puede sentir.
- Y solo pienso:
- Cómo serían las cosas si pudiese romper las barreras para llegar a ti, ahora que tanto te quiero.
- Solo quiero que sepas, que así como las situaciones se dieron, de esa manera tan doloroso para mí y tan espontánea, de la misma forma en que me dolió saber que te perdí, sin al menos llegar a tiempo para que supieras quien era realmente.
- Ayer quise decirte que te amaba, que me perdonaras si en algún momento te dañe, que todo fue sin querer, porque deseo lo mejor para ti.
- Recuerda hay 3 cosas que no se recuperan en esta vida.
#1.- La flecha lanzada...
#2.- La palabra dicha...
#3.- Y la oportunidad perdida...
- Deseo que tengas la felicidad que nunca pude darte.
- Te amaré por siempre en mi silencio... y Perdóname por creer que eras tú la persona indicada, aunque así lo diga mi corazón.
- Gracias por todos los momentos maravillosos que me diste.
6
3comentarios 48 lecturas prosapoetica karma: 69

Noche incierta

Noche incierta,
!cuantas veces la íntima agonía
fue un tiempo cansado
en un cielo sin estrellas!
nubes navegando lentamente.

Me voy acercando a mi silencio
repitiendo las mismas palabras
con las manos tan frías
que he ignorando los misterios de mis propios sueños.

Me he hecho verbo viejo
no me he dado cuenta de ello
he violentado el impulso de querer seguir viviendo
amando entre las ruinas de una guerra sin sentido.

Extraño la montaña fría y caprichosa,
solo se escucha el único ruido de un saltamontes
que tiene todo un campo para pasar desapercibido
no lo logra tan siquiera un poco.

Aromas contra el viento
como un solo pensamiento
amurallado en duelo
con el cansancio congelado por el tiempo.

El mute.
15/05/2018.
19
10comentarios 256 lecturas versolibre karma: 101

Un jueves cualquiera

Un jueves cualquiera, una tarde más,
me preguntabas qué pensaba cuando tú
aún sabiendo de antemano la respuesta.
Todavía, puedo recordar
el verde de la botella reflejando verbos,
y una bandada de pensamientos
fugados del baúl
donde mi corazón los había encerrado
hace tiempo
con la llave de un cerebro quemado.

Hablar, escoger, distinguir...
no saber qué decir, ni saber
si valdría la pena perder el tiempo.
Tiempo que transcurría
a la vez que surgían ideas,
bajando la marea de aquella botella
que vaciaba en los versos,
palabras mías.

Un jueves cualquiera, una tarde más,
ver putas maravillas en mis recuerdos.
Interpretando e intentando entender
qué coño llevo dentro.
Buscando en mis gestos
una contestación
que no sé expresar con la voz;
aunque tú, enseguida, comprendes
mis textos, mis verbos, mis pensamientos.
Hasta consigues que el corazón
le ponga un candado al cerebro,
y me empujas hacia un abismo
en el que el fracaso tendrá que ser
el mayor de mis éxitos.
leer más   
10
9comentarios 84 lecturas versolibre karma: 97

Amor

Amor ingrato y decolorado,
me atrapas en una red de fantasías,
prometiéndome vértigos,
existir en realidades ficticias,
obligándome a no vivir
sin tus emociones y exigencias.

Amor canalla y pérfido,
pues haces que me olvide de mi,
de quien fui, de mis pensamientos,
arraigaste en mi diez mil alas
batiendo felicidad en mis entrañas,
jurándome ausencia de dolor eterno.

Amor esquivo y perecedero,
me has abandonado a mis angustias
por no encontrarte en mi almohada.
Al despertar noté tu ausencia,
ausencia de emociones que broten
cual catarata de prosas pícaras,
que inunden de color mis miedos.

Amor imposible de ignorar,
tu ley es la ley del hielo,
pones en una hoguera de pasiones
y desasosiegos mi irreflexivo corazón,
para dejarlo posteriormente
escarchado de pesadumbres,
plenas de evocaciones con sabor a sombras.

Amor, tal vez en eso radica tu magia
en tu precaria relación con el tiempo,
pues no podría resistir esa intensidad
como forma de vida permanente,
mas cuando te vas, mi vida muerta
permanece enmudecida por tu partida
y mi corazón inanimado transita
entre el sueño y la esperanza.

Amén
leer más   
17
8comentarios 84 lecturas versolibre karma: 100
« anterior1234547