Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 2882, tiempo total: 0.055 segundos rss2

Perro viejo

Soy como un perro viejo
que ha aprendido a recelar de todo
y que a nadie fía su corazón.
En mi lomo doy fe de algunos palos
que hube de soportar y hoy son cicatrices.
Un viejo perro solo que vaga
por las calles vacías sin rumbo ni destino
a pique de toparme con alguien
todavía más asustado,
más viejo y perro que yo.
Me valen pocas cosas porque en el fondo
pocas son las que valen para sobrevivir,
y la entereza siempre
para aguantar el resto de los días
que faltan por venir.
Lo que queda son sobras de la comida
por las que no estoy dispuesto a ladrar más,
si acaso enseñaré los dientes
tan sólo como un gesto que intenta intimidar.
Un viejo perro flaco que a casi nada es fiel,
si acaso a esa mano que un día me ayudó
y a estos malos versos que andan conmigo
como si fueran pulgas que recorren mi piel.
leer más   
5
2comentarios 33 lecturas versolibre karma: 88

Última Vez

El último suspiro que se escapa de los pulmones,
con el dial y las antenas desorbitadas;
las muecas ilegibles,
la última palabra dicha es realmente bella.

Ese color piel que se diluye sometido,
entre los poros de las mejillas;
y el calor que se oculta en las manos,
simplifica aún más la fragilidad.

El último ave María,
de los que están y el duelo que esconden;
con dolor en el pecho que va como tornado,
desde el estomago hacia los huesos.

La última mirada colorida,
con el eterno recuerdo del resplandor en sus ojos;
la ultima fragancia envuelta en rubor,
su último instante es asombroso.

Y el llanto invoca una canción,
despedirnos por última vez es perfección.

Niorv Ogrin
7
7comentarios 67 lecturas versolibre karma: 101

El hombre aúlla

En esos tiempos cubiertos de sombras
cuando el miedo usurpa el trono
y el sol asustado, oculta sus rayos
surge el rostro desfigurado de la luna
donde el hombre aúlla al hombre
con sus colmillos sedientos de odio

Y los besos, son besos de bala
y las caricias, caricias de sangre
y la vida vomita muerte
entre un reguero de espanto

A veces cuando mudamos las pieles
con ojos sanguinolentos
el hombre aúlla al hombre
con sus colmillos sedientos de odio
leer más   
6
4comentarios 49 lecturas versolibre karma: 91

Un cuerpo que se libera

No se puede esconder el gemido

de un corazón que se estremece

No se opaca la luz que proyecta

un cuerpo encendido en el orgasmo.

No se seca la piel ni se acaba el perfume,

no se olvida el grito, ni la humedad.

Aquí se siente, se anhela, se escribe,

se toca y se hace el amor

Se ama y se vive

en los latidos de un cuerpo que se libera.

~Yohelava D.L.

etiquetas: latidos, amor
3
2comentarios 15 lecturas versolibre karma: 35

Vivir vidas

Tan solo tengo una vida
que se consume en la hoguera
encasillada en un mundo
con un corazón y un destino

Quisiera vivir en otros ojos
y vestirme de sus secretos
embriagarme de otras pieles
y caminar con sus pies

Bucear por el cauce de otras venas
en barcos que pesquen historias
atracando en cada puerto
envuelta con sus mareas y calmas

Quisiera vivir tantas vidas
como gotas tiene el mar
como estrellas la gloria
y tan solo después
que me busquen los sueños
leer más   
10
9comentarios 60 lecturas versolibre karma: 100

Amor encarnado...

Yo sueño con cielos
…….y sombras
………… alargadas.

Yo creo que existen
……..las hadas
..............de colores
pequeños
cuerpos sutiles
que se vacían
en tu piel morena.

Y dejan ver tu pasado
de olores furtivos
caminos recorridos
y horizontes cruzados
en un mar de sal que se liquida en tu boca.
mar traslúcido y terso
sirenas cantando
las alegóricas apologías y odas
de un amor encarnado.
leer más   
9
3comentarios 47 lecturas versolibre karma: 105

Noche 229

después de la claridad
la oscuridad en bandeja
y caída...
y el suelo de lodo se traga el demonio
y me arrastra con él

susurros áridos rozan mi oído
papel de estraza cubre la piel
para sanar el frío

¿qué espero que me diga ese maldito dios?
que la vida no me despierte,
vivo dormida en un desvelo atroz

de puro
   amor
leer más   
12
11comentarios 69 lecturas versolibre karma: 104

Sinfonía delirante

En el pentagrama de tus ojos vibra una nota de tonos tristes...Danza casi como perdida,atrapada en los bemoles de un ocaso íntimo de rayos insolentes.En el pentagrama de tus ojos....
Vaiven tembloroso casi disonante de mirada transparente.Y me tomas de mis pupilas y me llevas al convite de una noche atrevida.Donde se entrelazan mis acordes a una sinfonía ancestral,caótica y casi prohibida... En el pentagrama de tus ojos....se me ha perdido una lágrima..Gira,te contempla y canta aunque pareciera detenida.Tú no la persives,ella solo danza, lágrima muda,nívea,atrevida.Y juega a ser sonrisa húmeda de un preludio vespertino,juega a ser instante armónico de una piel delirante y sin destino.Concierto lunático de encuentros furtivos....
leer más   
2
2comentarios 12 lecturas versolibre karma: 35

Ladrona

Si te quedas con mis dedos
devuélveme las caricias.
Todavía siento el velo
que rozando tu piel,
envuelve nuestro secreto.

Si me robas los ojos,
no importa.
Ya poseo tu mirada
para siempre y
la guardo en mis dudas.
leer más   
12
6comentarios 61 lecturas versolibre karma: 112

La quise hasta el amanecer…

El tiempo fue corto pero la admiración fue tan grande
que puedo decir… que la quise hasta el amanecer.

Un amor a primera vista, una sacudida que quiebra
no le pregunté de su pasado ni de sus proyectos
menos de los amores que había tenido
solo me dedique a mirarla en el presente.

De verdad que hay rostros que se te meten
por la piel, los ojos, por el plexo
o cualquier otro retículo
es difícil descifrar.
No se necesita una carga de años
...........para sentir la querencia
a veces son instantes, cortito tiempo
para comprender que el amor te toca.

Pero también puede suceder que se aleja
sin mascullar y articular una palabra…
el vapor se calma cuando entra en reposo
que más puedo decir, que la quise hasta el amanecer
y desapareció justo cuando la noche
se hizo más oscura.
leer más   
10
5comentarios 74 lecturas versolibre karma: 105

Al natural

Era una sábana de lamentos.

Mantas de esparto cubrían sus sueños.

Beber de sus labios le hizo descubrirse al natural.

Sobraba entonces la ropa. Faltaba piel donde bucear.

[...]
leer más   
16
10comentarios 85 lecturas versolibre karma: 108

En tu sueños canté la más bella melodía…

En tus sueños canté la más bella melodía
y un coro de ninfas y nardos entonaban
con diáfana voz >---el más bello atardecer---<

Te cubriste de placer, en tus sueños yo estuve
y te amé toda la noche fue algo maravilloso
tan fresco como el verano, me acuerdo…si te soñé.

Te soñé postrada en el más furtivo vergel
acariciando tu pelo; presa en mi alcoba
sentada en el sofá, te quedaste muda
pensando... aquí mora el sol y la luna.

Y te fuiste en un mar de cálidas brumas
......... removiendo en pleno éxtasis
mi piel salvaje, a una lejana región de astros
y soles ardiendo, más allá del éter donde
se incuban los sueños, hadas y unicornio
bufaron su magia celeste...
Estabas fuera de si como huérfana en el edén.
leer más   
11
9comentarios 74 lecturas versolibre karma: 103

De domingo a domingo

No quiero rozar la felicidad con las punta de mis dedos,
quiero embadurnarme las manos de ella.

Chapotear en su charco hasta acabar embarrando la falda impoluta de mis domingos después de haber estado jugando con ella a la gallinita ciega durante toda la semana, es un juego que me mantuvo entretenida el tiempo en que no me importaba ser gallina y menos aún el estar ciega o cegada por la idea de acabar encontrando los huevos de oro.

Hasta que un viernes cualquiera llegó el tedioso lunes de forma inesperada, y mi falda quedó seca, a la espera de otro domingo, desterrada, sin fango y sin tierra como fondo de mi armario. Llegó el martes y su café de la mañana con olor a naftalina impregnó las cortinas que separaban el miércoles del jueves, que no quisieron descorrerse hasta el viernes que solía llegar con aires renovados. Pero esta vez el viernes apareció convertido en sábado, se metió en la cama hasta el lunes, impidiendo que la luz del día siguiente pudiera despertarlo. Y el domingo inexistente quedó dormido a su lado.
De nuevo fue lunes, esta vez más tedioso y cansado.
Mañana lunes.
Y lunes, otra vez, pasado.
Y la felicidad del domingo se apolilló en el armario. Semana tras semana .
Año tras año.
Un calendario chirriando colgado en una pared a humedades mostró el llanto
por no poder ser mañana lo que quiso ser antaño.
Y yo, inocente de mí, ignorante de mí misma
fui culpando a la noche por no ofrecerme la felicidad en bandeja de plata como desayuno del día.
Aún la escucho reír.
Reírse de mí y de la vida en que la creí tener en una falda cosida
deshilachando la piel de una muchacha vestida, que de domingo a domingo esperaba su tranvía.
Destino a la felicidad, que en letras grandes se leía en un pequeño billete
confeccionado por los días perdidos por esperar a que llegase el gran día.
A que llegase el día de...
De ser feliz por un día.

Que si valió de algo la espera?
Dímelo tú.
Sé que lo sabes
porque cada uno de aquellos domingos
te vi esperando en la misma vía.

Susana Pamies Salinas
7
2comentarios 40 lecturas prosapoetica karma: 86

""Amistades de Hiel"

Amistades de hiel que calan en el fondo de tu ser
fluyendo como el ácido en tu piel, abarcando
cada milímetro de tus emociones marcando
con afanosa frialdad esa insana ociosidad
por dañar lo que en un momento fue amistad

Amistades de hiel que te perturban con su
inmaduro actuar, refugiándose en acciones
que a ojos del entorno no son de benevolencia
sino más bien, un juego malicioso y cruel hacia
quien en algún momento fue una flor en miel

Amistades de viciada hiel que no serán más tu
presente, pero siempre parte de un mal ayer
que el destino sabio se encargará de revelar
que no habrá mal que por bien no venga
ni amistades que en el tiempo te convenga

Amistades de amarga hiel que se perdieron
sin saber en un infausto y mal entender
que con el paso del crudo tiempo empezó a
palidecer, entonces al mirar atrás pude entender
que hay amistades que sólo saben ser de hiel

...........................................................................................

Para aquellas amistades que yacen
en la putrefacción de sus almas.
leer más   
9
10comentarios 91 lecturas versolibre karma: 103

Sueño cumplido

Cuando sea que lo pienses
es necesario que actúes,
y donde sea que te sitúes,
el destino pedirá que lo empieces.

No vale ningún tipo de declive,
excepto aquel que ayuda a tomar envión.
Tampoco ningún tipo de aflicción
que no deje llegar al soñado aljibe.

Si tienta el flaqueo,
sólo perseverar otorga energías.
Y si te topas con epifanías,
aprovecharlas será ameno.

Es un solo camino
el que conduce al lugar deseado.
Será bastante espinado
pero al cruzarlo , tu sueño ya no será en vilo.

No hay mucha ciencia,
sólo un poco de voluntad,
y, en caso de fuerte tempestad,
forjarle al coraje un escudo de paciencia.

Que los ánimos y la valentía estén de tu lado,
serán grandes compañeros de viaje.
Que lo negativo no te faje,
y así habrás llegado.

Habrás soñado sin haber dormido,
entre tanto barullo,
y con piel erizada de orgullo
te espera ese sueño ,tu sueño cumplido.


"Tarda en llegar y al final...al final hay recompensa" Gustavo Cerati.




J.D.D.
leer más   
12
6comentarios 76 lecturas versolibre karma: 97

Biografía de un piojo

Anda que... menuda me ha caído,
que por prebendas me alojo en un ojo
y con cuidado me adentro en un nido.

Tú no sabes lo que yo paso,
por vivir en la jungla donde yo vivo
o sobrevivo debería decir,
que a chinche pongo por testigo
que no me dejan vivir.

Y estoy siempre en estado de enojo,
en ánimo de malhumor correteo por el monte
pues una culebra como un rinoceronte,
está siempre entrando y saliendo, suponte,
que si te cojo..., o no te cojo.

Menos mal que ya he aprendido la lección
que me obliga a estar al abrigo,
pues esta arruga que parece un higo
al final, el rinoceronte inunda con su loción.

¿Qué le voy a hacer amigo?,
en este lugar me ha tocado por suerte crecer
será porque nada mas lo he de merecer
y cuando acaba el rinoceronte, yo... ¡me abrigo!

De todas formas, debe ser un placer,
pues cuando el rinoceronte se acerca al higo
oigo jadear, veo el vello erizar y la piel, ¿cómo te digo?,
a bultitos como las gallinas trigo van a comer.

Bueno, no te quiero entretener te digo,
más de la cuenta, pues a dormir toca
y a corretear y comer en esa boca
con la que de forma vertical convivo.


Alfonso J Pardes
S.C./Copyright
Imagen tomada de internet, cuya fuente es: www.google.es/url?sa=i&rct=j&q=&esrc=s&source=images&a
14
6comentarios 52 lecturas versolibre karma: 109

Infieles astrales

Dejamos dejamos la tv encendida, las cortinas entre abiertas y el todo en los pómulos de la incertidumbre, un beso volcánico en los glúteos de la noche, mientras la razón danzaba en los genitales de la locura. Entre miradas que se diluían en una desnudez precipitada el corazón desde una micro SD de 8 GBS optó por dormirse, y salimos de ese cuarto oscuro donde colgamos la piel en el frío del espacio, para olvidarlo todo incluso nuestra existencia, y cruzamos el cableado, la radio, los posters, las personas que confusas caminaban entre la espesura, nos besamos, nos miramos, la luna no estaba, éramos dos almas, dos avenidas paralelas, un par de velas derretidas, o algo más que un par de lenguas rotas y asfixiadas, nocturnas, insípidas e incoloras como el agua o el viento, tan perdidamente encontrados en cada taza de té que Laura prepara, en las todas de Juan o en los calcetines de Fernando, estuvimos en todos lados en las migajas de Gretel, en los brazos de una Alicia que muere en la país de las maravillas, en la caja de Pandora de Sabina o en los tobillos de Jackson, tal vez nadando como peces tras las abejas irritadas de Bécquer, de tú, de yo, de nadie, explorando el universo en los laberintos de la humanidad nos convertimos en los dioses de nuestras fantasías y de este secreto que nadie imaginaría. Mañana amanecerá y regresaremos a nuestras vidas, yo bajo las mismas sabanas de Laura, ella junto a las almohadas de Fernando, locos porque caiga la noche para desdoblarnos otra vez
leer más   
4
1comentarios 44 lecturas prosapoetica karma: 51

Soy un barco solitario...

Soy un barco solitario
con mis sueños de papel,
viajo lejos, viajo cerca,
y algún puerto atracaré,
es posible que las olas
me sacudan el bauprés
y que astillen la cubierta
temporales sin cuartel,
pero firme en la derrota
por los mares viajaré
a otras tierras singulares
que me quieran acoger,
y si el tiempo pasa y sigue
y me muero por la sed
pediré que de los cielos
me den agua de beber...

Agua limpia de la lluvia,
cristalina y siempre fiel,
purifica los sentidos
con profunda rapidez,
más sigamos navegando
en el barco de mi piel,
que es la sangre y la mirada
de aquel niño que fue ayer,
y si alguno aquí lo duda
piense un poco, sin querer,
en las nanas y leyendas
de ese tiempo de niñez,
todos fuimos ese barco,
que plasmó nuestro pincel,
y sufrimos y hasta amamos,
con profunda sencillez...

"...Soy un barco solitario,
marinero y hasta pez,
soy el hombre que fue niño
y no quiero envejecer..."

Rafael Sánchez Ortega ©
08/08/18
15
11comentarios 93 lecturas versoclasico karma: 101

Naufragio

Un pedazo de cera
quemándose,
los labios, finos
espectros de plata,
perciben la caricia
de tu piel escrita
a mordiscos. Nos masticamos
las manos, somos
los surcos de un naufragio
ronco. Flotamos

/
leer más   
11
9comentarios 78 lecturas versolibre karma: 103

En luna llena te acaricié...

En luna llena
te acaricié
y dibujé
en tu cintura
surcos de estrellas
de una galaxia extinta.

Pero en aquella noche
nefasta un halo
de luna llena
penetró por el saliente
del ruinoso ventanal
y un ramillete de pérfidas estrellas
que el cielo exploraban
te arrancó de mi cama
y como centellas rasgaron
mi piel en surcos,
grietas y acantilados…

Me desperté sobresaltado
hasta el sol de hoy
no la he vuelto a ver…
leer más   
12
12comentarios 97 lecturas versolibre karma: 107
« anterior1234550