Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 2416, tiempo total: 0.032 segundos rss2

~~~Fue el viento ....

No, no fui yo...

La culpa
es del viento
Él fue quien me trajo tu sonrisa en su vuelo


Y ahora yo ...
yo tengo un sol en mis ojos

Y una letra por cada silencio
abriéndome el pecho en destellos

Y apresuro el paso

Me apresuro
a tocar su luz
a vestir su aroma

A verme en sus ojos

Y me apresuro ; Y me desnudo...

Y después huyo

Porque no hay piel ... porque no hay ojos

Porque no fui yo
Porque no fue él ..,

Porque fue el viento ; porque sé que fue él ....


Y sin embargo
Soy yo
quien siento ...

@rebktd
leer más   
20
22comentarios 92 lecturas versolibre karma: 118

Cuando el corazón escampa

Ya no llueve,
ya el cielo no nubla
sus arrabales
de montañas rosadas,
las viejas miradas
han dejado de ser
tan grises,
la lluvia ha dado
espacio al sol
sobre las mejillas.

El Jazz acampa
en los oídos,
de los apasionados
escritores,
que dan vida
a las letras en versos
de su universo.

El sol
ha dejado de quemar
la lluvia
ha dejado de doler.
las mañanas,
el pasto fresco,
el "Buenos días"
de una madre,
las ganas
de querer,
el querer poder.

Las mañanas
ya son frescas,
las tardes
han caído
cálidas,
y la noche
se ha vuelto nuestra.

Ya no hay escombros
en el cementerio de
recuerdos,
al son del fuego
se han vuelto cenizas,
se han ido
sin decir adiós,
el tiempo pasó,
y al mal
se lo llevó la brisa.

Ya
la falda de la luna
no baila sola,
y el sentimiento
olvidado
ha tomado vida
como recuerdo,
ya
la vida no va
tan lenta,
va rápida
para el loco
que fingió ser
feliz,
cuando siempre
habitó
en la mente
de un cuerdo.

Pero escampa,
para los ojos
que llovieron,
y ahora,
sale el sol
por las mañanas,
con su abrigo de piel,
para el corazón
que supo naufragar
algún vano
sentimiento perverso.
leer más   
14
16comentarios 61 lecturas versolibre karma: 92

Aprendiz

(Soy aprendiz en constante aprendizaje).

Aprendo cada día.
Aprendo cada vez que me escuchas.
Cuando pones la mano sobre mi piel y me acaricias.
Aprendo con el ojo del huracán
y con silbido de la brisa.

Aprendo con el latido de los corazones
que lloran por el dolor de otros corazones.


Aprendo cuando te ayudo y cuando me ayudas.
Aprendo cuando leo entre líneas
y cuando es a libro abierto.
Aprendo cuando te entrego y cuando recibo.
Aprendo cuando me dejo llevar por los sentidos,
por los sentimientos, por las pasiones,
por las luces y sombras.

Aprendo cuando vivo en plenitud
cada uno de los pequeños instantes
que la existencia me regala, absorbiendo
hasta la última gota del elixir de la vida.
20
20comentarios 83 lecturas versolibre karma: 107

El tiempo y los sueños

El sueño lucha
estira los brazos desnudos
amaneciendo con la piel de fuego
rompiendo las penumbras que se deshielan.

Ya no tiembla agonizante el horizonte
en un tembloroso espacio vacío,
el cuerpo es amor sin sufrimiento
una mirada nueva entre mil memorias que observan.

El tiempo disipó la letanía
esa que repite a la funesta sepultura,
el suelo es agua en un desierto olvidado
una noche nueva entre violetas que brillan.

Los sueños murmuran con la mirada entristecida
es un aroma con las flores vencidas
aún así navegan heridos
con una caricia temblorosa y furtiva.

Hemos derrotado a la tristeza
entre lágrimas de una madrugada melancólica
me aferro del aguerrido presentimiento
así se ignoran los siglos de un olvido.

El mute
18/06/2018.
15
17comentarios 109 lecturas versolibre karma: 115

Ͼἇ₱ἇ₰ Ðἕ ϾłἕŁØ (Colaboración con @Constanza_Everdeen, @rebkTD, @delaotapia)

Llevaba varias capas de inviernos,
pero se sentía desnuda
cuando la dejaba sin palabras.

Rascando la escarcha de la espera,
cada fonema que ella latía
él la recogía con mimo para guardarla
cual perla en el cofre de su pecho.

Sus labios no murmuraban tanto
cómo lo hacía su piel,
cuando cada poro recitaba una sílaba
en la poesía de su entrega.

Sus manos balbuceaban torpes caricias,
sus ojos tintineaban miradas saltarinas,
el reloj de su miedo incendiaba el tiempo.

Ah! El tiempo...
que hoy me grita su ausencia
mientras mis sábanas se baten en sollozos
y se desmoronan tristes cómo su último recuerdo.

Y vuelvo ...
vuelvo a vestirme de invierno,
a deshojar cada pétalo
que protegía tu lecho...
Y Vuelvo,
vuelvo a ti, a tu recuerdo,
a mi suspiro hecho hielo
que hoy se deshace en tu olvido.

Pero hubo un tramo de cielo, donde yacíamos cercanos al mar,
enredados en lumínica concupiscencia,
corriendo a través de bosques salados, rimando los cuerpos,
el hambre, engendramos la eternidad, vivimos el poema.
leer más   
19
22comentarios 137 lecturas colaboracion karma: 99

Copérnico se equivocaba

La Tierra gira alrededor de su ombligo. Además es ciega y sorda. Es un ego desmedido. Tanto que, como Saturno devoró a sus hijos, se come sus propias entrañas.

El mundo rota alrededor del dinero. Manchado de ansias incombustibles. De mentiras y miedos. De corrupción y guerras.

La manta bélica deja dormir al raso muchos corazones. Endurecidos por las balas como si hubiesen echado hormigón a sus latidos. Sobresaltos nocturnos para tristezas en vela.

Somos la carcoma de la galaxia. Buscamos vida en Marte para hacer caja con viajes marcianos, todo un lujo al alcance de pocas manos. Y mientras, reventamos el planeta azul.

¿Azul? El aire se mastica, las aguas se eutrofizan.

Y las focas huérfanas de piel. Los conejos infectados en laboratorios. Los elefantes sin marfil, sin mes de abril. Un tigre de Bengala en la alfombra de un majara. Una garza disecada en las aguas estancadas. Un pez que se asfixia y un polluelo que no vuela.

Quiero pensar que algún día abriremos los ojos. Que agitaremos las ganas con viento y magma, que la corriente eléctrica surgirá al rozar unos labios, al besar unas manos.

Que la hierba tejerá sábanas frescas. Que las flores pintarán mi pelo. Que la lluvia silbará mañanas. Que la tierra germinará en tu suelo.

Quiero un mundo libre. Corazones justos. Quiero soñar despierta, surcar las nubes entre mil pájaros al vuelo.
leer más   
10
25comentarios 112 lecturas versolibre karma: 100

Dejó de ser poesía

Hice de versos rimas,
condené la vida en un escrito perverso,
asesiné al tintero sin conocer la vida,
enterré el cadáver entre el paréntesis de un verso.

Respiré en el cuello de una línea,
besé las letras de una piel como mejor lienzo.
Naufragué en una boca como Joaquin Sabina,
en un retazo de papel le dí la vuelta a un universo.

Desde entonces
ha de condenarme
la mirada de una rima,
la bocanada de un papel,
escrito en un viejo recordatorio
en los recónditos lugares,
donde habitan los retazos de una piel.

El alma de un libreto vaga entre prosas,
las hojas pasaron a ser muchas cosas,
pasó a no ser lo que parecía,
perdió el suspiro del alma y dejo de ser poesía.
leer más   
14
2comentarios 53 lecturas versolibre karma: 98

Poetas...

Nos quedamos suspendidos
suspendidos en las ramas del árbol de la vida
de la vida que nos encuentra y cruza
y en el cruce del camino sin sabernos, amor…

amor del aire, del aire que bebe las letra
que el viento vuela cuando las borras
y las borras a medias, porque aún quedan
en tu memoria
y bendita la memoria
que acapara sensaciones
y desnuda corazones callados
corazones armados de poemas
poemas para ser besados
y besados por las bocas
que sedientas de pasiones
se abrazan y lloran
hasta llegar a las manos
y las manos tiemblan
y tiemblan por esas letras
que se sienten, que acarician
que regalan deseos
de humedades
y encarnan cicatrices
para dejarse sentir…

sentir mientras amor tus letras vuelan
las mías aprenden, y el aire de la primavera
calienta la brisa que fuera invierno con letras nuevas
con voces, que rozan la piel, que anudan gargantas
para que otras al leerlas, o escucharlas puedan revivir su alma
y su alma tan etérea nos llame poetas… (Lola) #poémame #poesianomada
4
1comentarios 31 lecturas versolibre karma: 36

Cuarenta veces invierno

Olvídate de las flores bajo la aurora de tu mirada,

olvídate del calor del café de la mañana,

deja atrás al fantasma del pasado,

ponle el cerrojo al corazón cuando salgas por la puerta.

Porque olvidas besos y te quedas con los versos, que se ahogaron en tu boca

y lloraron en tu mirada.

Porque floreces cuando amaneces pero relampagueas de lluvia bajo el insomnio.

Porque siendo fuerte te haces frágil,
porque siendo frágil aprendes a ser fuerte,
pero para ese rancio corazón ya no es fácil,
olvidar querer, sin querer la vida ni la muerte.

Has bailado sola,

las manos del tiempo han dado arrugas de brisa a tu piel,

la mirada de las nubes han dicho,

que no has aprendido a caminar,

por primero querer correr.

Y desde entonces caminas en arrabales de sentimientos marchitos,

donde los corazones vacíos se ahogan en mares de ron,

donde la cura es el dolor y la sed de aliento es insasiable,

donde mueres sin ser tu, sin ser nada, sin ser nadie.
leer más   
13
1comentarios 80 lecturas versolibre karma: 85

Tengo ganas de enamorarme

Tengo ganas de enamorarme.
De que mi sonrisa
se entrelace con la suya
y nuestros pensamientos
duerman abrazados.

Tengo ganas de enamorarme.
De beber del caleidoscopio
que son sus ojos,
de saciar mi sed en
el sonido de su voz.

Tengo ganas de enamorarme.
De perderme recorriendo
las curvas de su piel.
De encontrar los recovecos
en los rincones de su alma.

Tengo ganas de enamorarme.
De olvidar las rupturas
de un pasado oscuro,
de recordar como
se abre un corazón.
leer más   
10
10comentarios 80 lecturas versolibre karma: 95

Canción para mi niño muerto

(3 Jotabé)



Ese niño yerto en aquella caja,
clavó en mí su fría tez cual navaja.

Destrozándome el pecho y sentimiento,
reavivando el viejo sufrimiento,
que pensaba llevado por el viento,
donde la voz nunca habla de lamento.

Donde en roca se torna el corazón,
tras una venda de gruesa aflicción.

Pero fue el acre olor de su mortaja,
o quizá fue su aspecto somnoliento,
quien golpeó sin tregua mi razón,


creando en mi recuerdo la figura,
de un pequeñín de cálida lisura,

y piel blanca como la de un armiño,
al que todas las noches con cariño,
besaba sus mejillas con aliño,
pues ese tierno infante era mi niño.

El hijo que mi esposa en sus entrañas,
concibió y luego parió con sus mañas,

Cuidó y amamantó con gran ternura,
mientras mi hijo con un pícaro guiño,
reía todas las pizpirigañas.


Pensaba mi vida llena de dicha,
hasta que el cruel destino movió ficha,

y un drogadicto triste y tembloroso,
de muy mala ley y corazón buboso,
mi paz golpeó en derribo y acoso,
llenándome de un vacío espantoso.

Mi ánima llorosa gritaba herida,
y mi voz enmudecía aterida

con la realidad de mi desdicha,
pues al cubrir de tristeza aquel foso
en él enterraba mi propia vida.
leer más   
14
6comentarios 68 lecturas versoclasico karma: 100

Mi madurez

No soy hoja en blanco
ni cielo sin nubes
ni carretera sin curvas
soy aire consumido
que reside en mi equipaje
a veces liviano como la brisa
otras pesado cono el plomo

Mis soles han curtido mi piel
mis lunas teñido el pelo
aún mis estrellas
continúan
susurrando canciones

No soy vestido a estrenar
ni hojas sin otoños
ni escrito sin tachones
soy copa medio llena
a veces de agua que calma la sed
otras de vino que embriaga

Mi vientre ha dado sus frutos
mi boca risas y lamentos
aún mi vida
se viste
con ojos de colores
leer más   
11
8comentarios 80 lecturas versolibre karma: 82

El silencio de Maria

Oh! María
Madre del Silencio.
Madre del Misticismo.
Bendita seas entre todas las mujeres.

Te comunicas a través del silencio,
Sin necesidad de gestos, ni palabras,
Solo tu silencio es digno de abrazarnos,
en el más inconfundible de los sentimientos: El amor

Estas allí,
Como una esclava,
Mientras retienes a tu hijo entre tus brazos.
Tu mirada se pierde en la inconfundible piedad
Tu silencio nos conmueve.
Arrastras tu dignidad; entre el dolor y la sumisión de ver a tu hijo cadáver.
Con tus lágrimas enjuagas sus heridas,
Con tu cabello acaricias el rostro de tu niño.

Lloras a tu hijo,
Lo lloras en el profundo silencio de tu ser.
Acurrucas su cuerpo contra tu pecho;
Y sientes al niño reír dentro de ti,
Eres madre:
Eres mujer.

Tus lágrimas se desbordan aun más.
Cuando lo ves destrozado.
Injustamente lo ves caer una y otra vez; entre la furiosa
Impotencia del hombre; entre látigos y dolor

Lo vistes correr desde niño,
Lo vistes reír y jugar.
Y ahora lo ves tan cerca de ti, desgarrado, mutilado, ensangrentado,
Sin aliento,
Sin latidos en su propia muerte


Oh! María,
El dolor te hace fuerte.
El silencio cubre tu sufrimiento.
Removieron su piel entre vísceras y sangre.
Escupieron su rostro.
Y se burlaron de su dignidad.

Y tu allí,
En silencio.
Escuchando su última palabra.
El dolor al exhalar cubrió tu vientre de dolencia
Y conocisteis el dolor de parir la concepción de la vida.

El Cielo cubre tu silencio.
El viento trastorna tu cabello.
El silencio sepulcral se adhiere a tu corazón.

Una vez más atesoras su cuerpo contra tu pecho.
Y lloras junto a su padre.

Oh! María,
Ya todos se fueron.
Los asesinos, los blasfemos
Adoradores del placer del dolor,
Se burlaron de su cuerpo al dejarlo desnudo frente a tus ojos

Oh! María,
Tu alma inmóvil evoca la impotencia de mirar hacia lo lejos,
Tu silencio conmueve.
Tu silencio grita en tu alma
Tu silencio no es ausencia, sino aceptación.
En tu silencio escuchas la voz de tu hijo.
Sed de Justicia.
Sed de Ti



Oh! María,
Tus ojos Misericordiosos enjuagados en lagrimas visualizan las migajas de tu hijo
Aguantas el dolor, la ira, la impotencia.

La verdad rasgada por la indiferencia del hombre ante tanta maldad.



Oh María!
Me entrego a tu profundo silencio.
Mi cuerpo está cansado de tanta inmundicia,
Se acoge a tu voluntad.
Todo a nuestro alrededor se deshumaniza,
lo que creíamos tener ya no está,
lo que acogimos con amor nos traiciona, nos decepciona.

Dulce María,
Me entrego a tu silencio.
Te entrego mi cuerpo; el cual esta desecho.
Concédeme dormir en tu pecho.
Enjuaga mi rostro con tus lágrimas.
Madre del dolor.
Madre admirable
Mujer.
Tu silencio Brillara para siempre.
Yo te saludo María.
leer más   
3
2comentarios 30 lecturas relato karma: 46

(Las hay )

Porque hay veces que las ganas se adalantan
Y los pasos no llegan ..



Y la piel
no te alcanza

Y el latido
no se oye ...

Porque hay veces que con querer
no es suficiente
Y hay dos labios que se muerden

Y la voz no se escucha
y el silencio
no se oye ...

Y es que
hay de esas veces
que te encuentras sin buscarte
Y el destino se sorprende

Y tus párpados se cierran
Y tus ojos
sin ver sienten

Porque hay de esas veces
que el viento
te abraza a su cuello

Y hay vuelo ~ ~ ~ ~ ~ ~ ~ ~

Y el tiempo
es eterno

Y el instante
es efímero ...

Y es que ...
hay de esas veces
que yo

y siempre tú ...

@rebktd
leer más   
21
24comentarios 146 lecturas versolibre karma: 108

211

III
Dos seres
Cruzan el portal
Sin ver la hora
Al eterno lugar.

IV
Una vez dentro
Desatan vestimenta
Dejando a la vista
El alma abierta.

V
En la oscuridad
Sale a la luz el beso
Y en otro idioma
Se entona el rezo.

VI
Pecho a pecho
Latidos conjugados
De dos enamorados
En un mismo lecho.

VII
Leo y acuario
Se tornan géminis
Con dos pieles
En la misma dermis.

VIII
Doscientos once besos
Al fin son liberados
De aquel corazón
Que los hacía presos.

IX
Llegan juntos
Al punto de quiebre
Donde hay calor
Que no es por fiebre.
leer más   
11
2comentarios 49 lecturas versolibre karma: 98

Tatuaje

He visto que en tu piel
hay dibujos muy extraños
y que aunque pasen los años
no se borra el pincel.

He visto nacer de una estrella
un reluciente lucero
y convertirse en un te quiero
la sombra de una huella.

Es tu cuerpo el mejor lienzo
la más hermosa pintura
con la más fina textura
el mejor final de un comienzo
leer más   
5
2comentarios 23 lecturas versolibre karma: 84

Color vital

Quisiera soplarle al viento todos los colores que pintan mis lunares, repartidos por mi vida y por mi piel.

Con los dedos acaricio el papel, pigmentos terrosos de holy y cañas de azúcar.

Me siento libre, como libélula violeta entre brotes de bambú. Verde manzana y madera gastada.

Cierro los ojos y el aire caliente del solsticio despeina mis miedos. El melocotón decora mis pómulos, el bermellón, mis venas.

Tengo recuerdos azules y horizontes claros. Tengo besos color chicle y susurros fluorescentes.

El color de la plenitud da vida a mis años. Mis metas son de tonos intensos, han ido llegando como fuegos artificiales.

Agradezco al presente la luminosidad de personas entrañables, el calor de la risa y la sensación refrescante de las almohadas sin remordimientos.

Soñar a pleno color y guardar trocitos de mi vida en esos negativos que jamás caducan. Porque el blanco y negro también existen. Porque sombrean fotogramas como escalones al cielo.

Abro las alas color pomelo, las de atardeceres suaves. Las de mañanas limpias. Las de estelas de aviones pespunteando las nubes.

Y revoloteo entre cometas, aquí, ahora.

Me desnudo el alma. Pinto la vida con luz en los dedos.
leer más   
6
7comentarios 34 lecturas versolibre karma: 71

Nuestro símbolo

Más sagrada que lo sin nombre,
inmaculada siempre te debo,
como hoja que mira a quien le encuaderna.
Cuando decides que tu cuerpo
me bese antes que tu alma,
nuestro amor forma una simbiosis interna.
Tus dedos desgarran mi corazón
como arañas mi piel,
dejando la huella de quien me gobierna.
Aprietas los labios,
masticas todos mis poemas
cuando te los susurro de pierna a pierna.
De un mundo a otro
ya no existe el espacio-tiempo:
te entrego a Dios en una sonrisa tierna.
Día a día hay batalla en mi origen,
¿cómo desposarte conmigo cada mañana?,
ni aunque me muera en lo que invierna.
Gritas para blasfemar al cielo
lo que un hombre te hace por dentro:
entregarte mi luz eterna.

© 2018 Elías Enrique Viqueira Lasprilla (Eterno).
España.
8
8comentarios 70 lecturas versolibre karma: 82

Un café, en el anochecer de las mañanas

Y entonces no,
supe que no me interesaba
sentir desaires
al borde de un suspiro.

Ni los reproches
de una mente desgastada.

No me interesaba
sentir un abrazo
frío,
ni un tibio café
por las mañanas.

Yo era el barco
de papel,
ella la laguna
al borde de los
recuerdos.

Y no necesité "Te quieros"
como desayuno,
no necesité más
abrazos del viento
ni piel de porcelana.

Los pies
caminaron por ruinas
de caminos
que nunca fueron
ciertos y
las lágrimas
de una luna me abrazaron
a través de
la ventana.

Y desde entonces
la duda es cierta
la mentira es vana,
las curas vienen muertas
con un frío café
por las mañanas.
leer más   
17
3comentarios 195 lecturas versolibre karma: 92

Había una vez… Cuentitos de horror y humor, sin pudor…

Había una vez… Cuentitos de horror y humor, sin pudor…

Lo Besó enorme en la frente, para limpiar la inconsciencia y que deje salir a jugar a los sueños. Y le dijo: Te espero en la puerta con la mano tendida y una sonrisa, cómplice y amiga… para tu fantasía…

— -

Fue la culpa del polvo de los metales que estaban calientes, y los tiraron al mismo tacho donde se fundieron y se incrustaron y aunque fueron en ascensor con los residuos ningún vecino los rescató, por no poder verlos, pero en el basural no hubo desecho que no envidiara ese escudo que formaban y que el tiempo no disolvía ni separaba, porque eran uno, sin hacerse nada y la nada no los veía, pero todos morían excitándose de envidia...

---

Necesito que necesites necesitarme en la ausencia de los días y encontrarte encontrándote en la fantasía irreal de los sueños tan nuestros como robados a los espejos de los tiempos donde éramos reflejos sin moral.

---

Voy a contarte un cuento de carne y hueso donde los imposibles se amaron y dejaron la piel, por derretirse de tanto calor y pudor, de envidiar al amor y a la humedad que de sus poros salía sin quererse despegar a la hora de partir, después de llegar, una y otra vez...

---

Para volver al abismo del camino oscuro sin fuerzas pero sonriendo, cansados pero enamorados por amar y soñarnos hoy...

---

Te acuestas cada tarde mia, buscando tu sombra en la noche que nada sin agua, sobre luces y en mis brazos se mece aunque los meses nos cambien la hora y tu madrugada cada vez mas temprano, la mía más tarde y en el medio buscándonos para hacernos amor, en nuestra noche, sin mañanas, de hoy...

---

Que las Buenas Noches te abracen al Amor del mundo tan Fuerte que las Holas No te ahoguen hasta la mañana, donde te aferres al nuevo día como salvavidas de sonrisas que besen tu boca y desayunen tu saliva de envidia y sin azúcar porque te sobra y nunca le alcanza...

---

Mi Ladrón sin destino te llevará de paseo en una bolsa llena de joyas del fondo del mar, para robarlas una y otra vez más...

---

Con perlas en sus c.....s abiertas para que tu mismo le saques de un orgasmo ahogado en el fondo de su propio mar...

---

Te canté en los labios y te bese los sueños, ahí donde sólo te encuentro para un encuento, ese solo nuestro y siempre sin final...

---

Esos niños que llevamos de la mano y nos enseñan que grande se puede ser siendo tan pequeño...

---

Con los sueños secretos del sofá, y que nadie se entere que es tu caja fuerte de todos lo tesoros que guardas Dormidos robados, entre almohadones que nunca has lavado…

---

Siempre sueño tus buenas noches donde no eres bueno y yo peor te despierto para darte el pecho que tu mamas y yo acabo por contar un cuento con final, sobre el monte de una Venus sonriendo muy feliz...

---

Entre tu mañana y mi alba

Entre todos tus tú abrazada, besando a la orgía de tus almas, para hacerlas mías, y devolverla sin demonios a tu vida, llevándome la perdición con mis errores, para equivocar la suma y que 1+1 nos de 1, de estar juntos.

--

Encontradas perdidas noches, que te abrace el amor por siempre y te lleve de paseo por los techos ajenos que son menos conocidos y hay gatos maullando por su gatubela en celo...

---

Sueños te esperan escribiendo por dentro entre latidos de tu pecho cuentos de amor y de llanto que no quiere tu voz hacerlas canto...

---

…Te buscará, Pero sin sueños porque se los roba un niño con lentes que una noche conocí, y yo leía sus cuentos para dormir, pero un día desperté y se había mudado lejos, llevando todos los cuentos y cambiando el nombre en su documento, la dirección donde habita un tiempo el olvido, y otro día, después de meses de paseo, mis ojos pegaron un salto cuando lo vio tan viejo y llorando de amor... Por eso, por eso no tengo cuento, ni perdón...
5
5comentarios 40 lecturas relato karma: 72
« anterior1234550