Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 619, tiempo total: 0.021 segundos rss2

¿Cuándo existo?

Turbias mañanas
que se vuelven cansinas
desde mi espejo
en la madrugada.
Un ir y venir constante
donde olvido la serie de días.

Y las horas pasan
y se van los meses.
Cada vez más alejado
del futuro soñado a los 5.

No estoy donde imaginé
porque las risas
obnubilaban los sueños.
Hoy que ellos se han ido
el panorama es blanco silencio.

Siento que pierdo tiempo
y mi mente responde lenta.
Y mi vida que no es grata
me pide que ya no siga.

Existo porque nací
pero no veo propósito al andar.
Quizás debería contemplar.

Objetos palpables,
colores fugaces...
¿Por qué los tomo?
¿Por qué los veo?
leer más   
3
sin comentarios 16 lecturas versolibre karma: 33

Sombras

Del sol de la noche
que busco y no encuentro en ti
y no importa,
no importa que no halle esa luz,
mientras me pierdo en tus sombras.
4
sin comentarios 33 lecturas versolibre karma: 65

Sol por cobijo

Sal de mi sombra alma mía,
sé tú misma,
por una vez en tu vida
deja de andar engañandote
¿que no ves que esta vida
es corta e irrepetible?
¡No te mientas, pisa firme!
No cubras el sol con un dedo,
no inventes puertas
que no existen,
porqué no habrá salida,
ni te cubras detrás de otros seres
dale vida, valor
a ese ser que tú ya eres
¡pues eres maravillosa,
fuerte, única!
No te pierdas en invenciones
que solo te dejan más vacía,
más perdida crece de una vez
¡sé valiente!
No te cubras en mi sombra
alma mía deja el rayo del sol
entre en tu vida
que ese rayo sea tu guía
no oscuridad, sino
¡luz de mediodía!
leer más   
17
9comentarios 55 lecturas versolibre karma: 99

En espera de ése cielo ( @sarrd8r & Transmisor_d_Sinestesias )

Bebiéndome una taza lacrimal
caigo en cuenta:
no hay avance sin dolor...

ni dolor sin vida,
la punzada lacrada
en el pecho como recuerdo.

Suben éstos humos
trenzados a la columna principal
de la torre de debilidades
que yace cuarteada
junto al precipicio
de toda ésta realidad;
se desmorona la orilla
todo tiembla...

Junto mis manos cual
plegaria insumisa de esperanza,
certeza como soga de esparto
ahogando el tiempo y los pasos
que niegan mi huida,
tumbarme en el margen
del miedo pávido por vencer,
temblar ante la victoria de Judas

Polvo... apretar puños...
sentir el tiempo, la espina,
cómo lacera, raya cada hueso,
tragar del cáliz enemigo
brebaje de zozobras
caos e incertidumbre

Apoyarme en interrogantes
como bastones en los que sostener
el futuro arqueado,
palmera que besa el suelo
sin renunciar a su raíz,
sin fruto, sin vereda ni ventana
por la que saltar las dudas
que queman el rastrojo del pensamiento.

Se desmenuza el hemisferio izquierdo
se vacía la sangre
empapa el hilo rojo
que se pierde al horizonte

para no volver a sentir la indecisión,
puñal que labra en mis vísceras
éste dolor, corazón ciego de palabras.

La luz se rompe
antes de pasar las pupilas astilladas
¿Cuándo brillará, aunque fuese,
una luna en mis cielos?
¿Cuándo trazará, aunque fuese,
la fugaz estrella una tangente?

En espera de ése cielo sobre el que caminar,
ése viento que arríe mis velas,
apretaré los puños
de la última gota de coraje, rearmar mi alma
por no incar la rodilla, izar la barbilla,
renegar de rendiciones y maldiciones,
clavar la pica, gritar que sí,
que hoy no vencerá el dolor.

***********************************
En espera de ése cielo
Mesa Compartida
Sarrd8r© & Transmisor d Sinestesias©
leer más   
18
10comentarios 100 lecturas colaboracion karma: 111

El último relámpago de la tormenta

Que me marean los telediarios.
Me acuchillan las derrotas asumidas
que te hacen más pequeño.
Siento el agua caer, como una tregua.

Cierro los ojos y siento.
Como una disculpa.
Cierro los ojos y siento.
La música araña mi piel,
como lo que se pierde.

Pupilas con acordes que besan sin labios.
Caricias sin manos
que arrasan la cosecha.
Respiración y latidos. Tanto silencio.

Me agota la soledad de los que luchan
en medio de la tormenta.
En el desierto.

Como un tifón, su eco me arrastra, río abajo,
por calles llenas de nada,
excepto renuncia y mirada al suelo.

Cierro los ojos entre la intensidad del aguacero.
Mece mi pelo con su altura.
Sentir.
Que estoy aquí.
Que no estoy aquí.

Seguir tirando de la cuerda.
Y no querer seguir repitiendo mentiras.
Y odiar que me sigas los surcos la piel.
Y odiar que me sepas de memoria.

Llovizna sobre mi ropa, desdibujando las letras.
Me cuenta al oído, tarareando,
que todo acabaría si alguna vez empezara.

Lo sé. Confieso. Son sólo juegos. De perdedores.
Siempre queremos seguir perdiendo.
Nunca quisimos más.
Solo las sobras.

En la mecedora del sol
abriendo esta cortina.
Gotas que abren nuestros labios, insolentes.
Rayos sobre el que arrojar sombras de incertidumbre.

Esclavos de nuestros miedos.
Asesinos de almohadas.
¿Y quién se atreve a ir contracorriente?
¿Y quién se atrevería a empujar al miedo?

Mejor denunciemos a los que se levantan.
Mejor aplastemos a los que gritan.
Qué fácil es perder lo que ganaron otros.
Escupir en su sangre derramada.

Perder por no intentar ganar.
Perder por no querer dejar de perder.
Puede ser peor, amenazan
Y les seguimos creyendo.
Señalan la flor
y corremos, desesperados,
en busca del hacha.
Y volvemos, desesperados,
a agachar la cabeza.

Echan la llave.

Cadenas que nos ponemos solos.
Por seguir mirando,
tras el cristal,
la lucha de los que no se resignan
a morir antes de vivir.
De los que saben que aún estás ahí.
Aunque cansado y perdido,
aún sigues ahí.
6
4comentarios 18 lecturas versolibre karma: 70

La Voz de La Verdad

Tan pequeño y diminuto
Tan arrogante criatura
En tu vida de un minuto
Crees entender la hermosura.

El infinito universo
no entra en la miniatura
de un kilogramo y medio
en tu cabeza tozuda.

Llenando lo incognoscible
de imposibles entidades
omniscientes e invisibles
y demás banalidades,
te crees centro del mundo.
Quieres ser muy importante
no eres un diamante bruto
o quizás... sin el diamante.
Prepotente de ese punto,
pálido y azul brillante.

Y siguen en guerras
odiando al vecino,
matando a un amigo.
No viven en paz.
A lo que se aferran
con feroz ahínco:
imponer sus mitos
sobre los demás,
un trozo de tierra,
metales “bonitos”.
No tiene sentido
su “mundo ideal”.

Y en un lugar muy lejano
la oscura noche presencia
vestida de diez mil perlas
que cubren su inmensidad,
a un niño solo y llorando,
ni una lagrima es de tristeza,
solo admira la belleza
del infinito espectral.

Su intelecto es aun de niño
pero su alma es infinita
captando la luz bendita
de una presencia ancestral.
Las guerras pierden sentido,
la humildad le regocija.
ven aquí, sigue conmigo.
Soy la voz de La Verdad
11
7comentarios 78 lecturas versoclasico karma: 90

Mentiras/Consecuencias

Te quedaste inmóvil, la escalera rota
el derrumbe frío, la caída tosca
la nostalgia muerde, su vacío embosca
la verdad se pierde, suspirar agota

En sus labios baila, venenosa nota
y en sus bucles finos, falsedad se enrosca
un mirar salado, con su sal tan hosca
que destruye muros, que a la mar derrota.

Con su doble filo, con su amarga voz
la mentira roe, consumiendo el alma
y te rompe el suelo, desmorona en vida

Del violento golpe, la irascible coz
levantar el vuelo, conseguir la calma
llevará su tiempo, dolerá la herida.




Dee Dee Acosta
leer más   
18
27comentarios 153 lecturas versoclasico karma: 107

Llega un pájaro

Escribo por él,
por el corazón
que no tiene boca
ni voz.

Todo músculo frágil

Debería dejar de escribir cosas tristes,
no más mares,
ni perros de mirada hueca
en paisajes vacíos
salpicados solo
de colores,
ni del sosiego de un parque,
pues de sus árboles
también caen hojas,
y al reposo de sus bancos,
siempre,
llega un pájaro,
uno,
vale con que sea uno,
que te sonríe,
canta desde una rama,
vuela sobre ti
y se marcha,
volando.

Entonces,
el colibrí
incubado en el corazón
muere al instante,
pierde al momento
el latido cálido de su corazón,
tan diminuto,
tan delicado.
Y cae.

Roto

La vida puede ser tan frágil a veces







.
leer más   
14
10comentarios 86 lecturas versolibre karma: 93

Sangrado del alma

Es difícil creer
en todo lo que ha pasado
y todo lo que se ha perdido.

Yo,
fundida en un amor intenso y desahuciado,
ahogada en un mar bravío
de olas interminables,
caminando por senderos
escarpados secos y nevados,
sin encontrar la vertiente anhelada.

Este dolor que me mata
se hace notar en el cuerpo,
pero no es de la carne,
es más bien el corazón agujereado
por la daga de más filo.

El estómago vacío,
lleno solo de hambre,
pero de esa hambre de amor que mata.

La cabeza jaquecosa cuyos ojos iluminados
se cierran con puñales desgarradores y pulsantes.

Esto es más bien sangrado del alma.

El alma gotea sangre densa y pesada,
haciendo que el dolor crezca más y más.

Habría sido demasiada
la compasión del poderoso
si de una vez se hubiera partido en dos
y yo habría estado agradecida,
pero no, el castigo tiene que ser
de a poco y duradero.

Me quedé aquí sumergida
y lo único que quiero es ahogarme por fin,
hundirme en el océano inmenso
entre monstruosas criaturas submarinas y oscuridades
es mejor vida que respirar el aire viciado de muerte
que me llena hoy cada pulmón.

No saber si me amaste alguna vez o aún me amas
es el dolor más insoportable.
No reconocer a quien amé en todas tus palabras,
es una tortura elaborada, eficiente y eficaz
para desangrar mi alma.
No saber si hablabas con verdadero cariño
o fingido y sarcástico amor
es un a soga que me rodea el cuello
y cierra mi garganta impidiendo respirar.
Saber que murió tu deseo,
madura y exalta mi propio deseo
y me destroza en lo más íntimo de las entrañas.

Vuelvo a ser gris y oscura,
después de probar el color de tu alma,
ningún otro color parece real,
ningún otro color existe ni tiñe
como tú teñiste de ti mi alma.

Fue solo un tiempo,
de volver a ver luz y flores.
Tu luz se alejó
y hoy veo impotente y detenida
como va a alumbrar otro camino,
la pierdo en cada paso que das,
en cada sonrisa que ríes,
en cada palabra que emites.

El fuego que me quemó
me consumió los brazos y el pecho.
Y te perdí sin perderte,
sin jamás haberte tenido.
leer más   
10
6comentarios 87 lecturas versolibre karma: 107

8 estrellas en peligro de extinción (2da Parte)

Lo importante en este pais es que los profesionales, técnicos y obreros lo logren;
es decir que, puedan lograr desarrollarse cada quién a su manera.
No haciendo rico al más rico, ni pobre al más pobre,
pero tampoco quitando oportunidades al que obtuvo una carrera.

Lo ideal entonces, es que cada quien tenga la misma oportunidad,
¡pero no como en el 2017!,
donde se había consolidado una imperdonable igualdad.
Y vez de obtener riquezas, las veíamos en forma decreciente.

Claro, ese es el objetivo del populismo;
hacernos todos iguales en pobreza,
y de paso, a obligarnos agradecer a un clientelismo
por darnos migajas para poner en nuestras mesas.

Y es que, una sociedad para ser desarrollada,
debe aprender a no dar las gracias cuando un gobierno la ayuda.
Pues ese, es su trabajo con políticas planificadas
para traer estabilidad a una nación sin emitir alguna duda.

¡Ojalá hayan entendido este mensaje!,
nosotros como sociedad debemos ser críticos y exigir más.
Pues el éxito ocurrirá al añadir complejidad a las demandas sociales,
y no conformarnos con techo y comida, eso lo debemos superar.

Verán, los países desarrollados no lo son por tener mucho dinero
o porqué tienen suficientes recursos naturales para la producción.
Estos lo son, por sus capacidades de exportar desde enero
hasta finales de año sus productos en buena dirección.

Es decir, se abren con lo que poseen al mercado internacional,
para que sus empresas compitan en el interior y exterior.
Logrando una producción óptima para el consumo nacional,
y generando altos ingresos constantes, como un país domador.

Por tal motivo, no sólo es el petróleo lo que debemos exportar,
es más, me atrevo a decir que ese recurso es nuestra maldición.
Pues generó una dependencia que no hemos podido solucionar
además que, es el culpable por el cual se acuda a la corrupción.

Enfoquémonos entonces en este siglo XXI;
existen otros recursos que tenemos en nuestro territorio físico.
Los cuales, nos darían altas ganancias en el cercano futuro
solo sí, empezamos a venderlos por el Océano Pacífico.

Tenemos corvina,
además de coltan,
uranio en un gran número de minas,
y los mejores productos agrícolas que se puedan encontrar.

Pero dirán: ¡no tenemos salida por el Pacífico!, y es la verdad;
por eso, Dios bendiga la diplomacia.
Debido a que cerquita de nosotros existe un canal
él cuál, podemos utilizar para venderle ahora a la gente de Asia.

El auge económico de los tigres asiáticos,
es una realidad en este siglo.
Vendámosle nuestros productos a esos nuevos actores mediáticos,
para quitarnos la dependencia de la venta del petróleo a los gringos.

Pero este plan requiere de inteligencia, astucia y dedicación
pues eso, mejoraría la situación económica de nuestro país.
¡Ah se me olvida, que para efectuarlo no debe existir corrupción!.
¡Qué lástima olviden todo, por eso este plan no será viable aquí!.

Por otro lado, ¿saben cuándo empezamos a amar la República?,
cuando hubo el éxodo masivo de habitantes de esta nación
hacia el país de al lado, buscando con desespero ayuda pública
además, de buscar a nuestras vidas una mejor solución.

Pero sólo en ese momento de angustia y dolor,
valoramos lo que una vez tuvimos y dañamos,
actuando con tanto libertinaje, y no teniendo amor
a un país que, nos dio todo y lo perdimos por actos crudos y amargos.

Tuvimos que esperar que otras naciones
nos trataran con xenofobia,
por no entender que con erróneas nociones
un país se destruye, y no se desarrolla.

Nociones de la vida y de la política que tuvimos, es que me refiero
pues decían: ¡actuemos sin ley!, a esto es que yo difiero.
Pues eso, trajo que esta nación fuera asesinada a balazos,
apoyando un clientelismo hasta que llegamos al fracaso.

¡Ojalá hayamos aprendido la lección!.
A no seguir con esa actitud que fue la que nos llevó a prisión.
Con prisión, me refiero a lo que se vive en el país con la crisis;
porque qué crisis tan horrible, sólo nos hace falta un ataque de ISIS.

Por ende, estos poemas se escribieron para que este país los leyera
y entre todos, pudiéramos reflexionar.
Saber que, como hemos venido actuando no es la mejor manera
pues al final, sólo hemos logrado decepcionar y hacer llorar.

¿Ó ustedes creen que nuestras madres no sufren
cuando ve partir a su cría
ya sea que, fuera asesinada por la inseguridad impune,
o cruzando la frontera buscando mejor vida?.

De verdad, es injusto que los jóvenes luchen por esta nación
pues cada acción, tiene una consecuencia y responsabilidad.
Y es qué, los que metieron la pata fueron de otra generación,
que trajeron y defendieron el populismo a cabalidad.

Pues no vamos a caernos a mentira,
hace dos décadas ustedes tomaron una decisión.
Los electores a finales de los 90', creyeron que por obra divina,
esas votaciones realizadas un diciembre nos traería solución.

Respeto la opinión de cada quien y la diversidad,
pero si en ese momento apoyaste, y ahora no estás de acuerdo
eres tu quien debe pagar,
luchando por tu error cometido, y no un joven fértil y cuerdo.

Saben muy bien a lo que me refiero,
pero ese es el problema de la población en este país.
Cometemos errores más grandes que el cielo,
y luego esperamos que otros me los resuelvan por mí.

Pero bueno... ¿ya que más se le va a hacer?,
Seremos nosotros los jóvenes quienes buscaremos una solución.
Te hablo a ti, joven dentro o fuera, y que aún no se deja someter
y él que para la década del 2020 debe cumplir con su misión.

La misión de mejorar esta nación;
de sacarla del atraso.
Por eso, estudia y fórmate en cualquier área que satisfaga tu razón,
porque tu deber es estar aquí, y solucionar nuestro futuro nefasto.

Pero no mediante guarimbas o violentos golpes de Estado.
Estamos en el siglo XXI
así que, utilicemos eso que tenemos al lado,
y hagamos uso de la tecnología, para no tener miedo alguno.

Vengamos con un proyecto de país bien pensado,
y con una ideología clara que lo acompañe;
pero nada retrógrado, como ciertas ideologías del siglo pasado,
sino llevando de la mano un desarrollo ilimitable.

Aprendamos de los errores, antes que la poca razón se pierda;
como creer que algunas coaliciones representan el mesianismo.
Razón tenía Hale: "La América Latina de derecha o izquierda,
termina creyendo en la corrupción, nepotismo y centralismo".

Por ejemplo, otro error cotidiano de mi sociedad,
es calarse una gran cola para ir a votar
y luego esperar que, el candidato que eligió
resuelva sus problemas por 4 o 6 años, para seguir con el vacilón.

¡Oh nación mía, sé que estas decepcionada,
por tener unos hijos tan mala conducta!;
pero tranquila, sé que algún día serás curada,
pues no pierdes la esperanza de que cambien de manera abrupta.

Sé que eso parece una misión imposible.
Pero quien quita que, después de esta crisis hayamos madurado;
que convirtamos ese conformismo en un acto invisible,
y empecemos a tener la conciencia ciudadana de nuestro lado.

Porque cuando yo imagino un país perfecto,
me refiero a que, en las cárceles no manden los pranes.
Sé que no puedo pedir que todos seamos honestos
pero tampoco es ver que, después de las colas se revendan los panes.

Y es que, eso es lo que tiene dañada esta sociedad,
creo que acabo de descubrir quién nos está llevando al abismo;
me refiero a los intermediarios que a todo le quieren ganar
un 1000% a los productos que obtuvieron debido al facilismo.

Lo malo es que, esos intermediarios comerciales
son así, porque alguien les dio el ejemplo.
Pues los primeros en realizar estas atrocidades
son los funcionarios políticos, ellos son los maestros.

Y quien no crea, investigue las "triangulaciones económicas".
Estas son acciones realizadas con una curiosa isla del caribe
en la cual, se cambiaban divisas por médicos de forma periódica,
y con ese dinero, la isla compraba productos de alto calibre.

Luego los productos se revendían nuevamente a nuestro Estado.
Así es estimados lectores, este país pagaba dos veces
por insumos que, pudimos adquirir más económicos y al contado;
pero no eran los planes de la corrupción, ni los que la obedecen.

Espero hayan entendido esa triste realidad,
por eso, no creamos lo que nos dicen los políticos generalmente.
Más bien, antes de apoyarlos pónganse a investigar;
bien dijo Humberto Eco: "En política no hay discurso inocente".

¿Quieren saber el mejor concepto del Poder en la ciencia?.
Aquél, que expresaría Thomas Hobbes a lo largo de su vida,
y es: "cautividad de entendimiento para lograr obediencia
allí, donde la obediencia es debida".

Y ese concepto del poder es el que nos han impregnado;
pues nos dominan desde nuestro subconsciente.
Ya sea con discursos, o dándonos algo cuando estamos necesitados,
es decir, a partir de ese momento dominan nuestras mentes.

Por eso, a veces nos comportamos como serpientes encantadas,
y nos arrastramos a un juego diabólico donde somos la carnada.
Tampoco quiere decir que, somos santos y nos dejamos alienar,
pues algo se busca obtener, ósea no tenemos fuerza de voluntad.

Eso se acabará el día que nuestra razón social
supere a nuestros intereses individuales.
¿Y eso cómo se podrá lograr?;
cuando seamos autosuficientes, y no creamos en falsedades.

Por eso antes de morir, yo debo ver como mi nación se despliega
hacia una democracia que no esté rota,
con una justicia que sea ciega,
y donde la motivación ciudadana por el desarrollo no se agota.

Si ya lo sé, hablo y hablo de desarrollo.
¿Pero a quién no la va a gustar,
vivir en este país sin depender tanto del petróleo,
y andar por las calles con cero inseguridad?.

Continuara...
leer más   
3
sin comentarios 26 lecturas versolibre karma: 38

Shanghái

Hace frío, está oscuro
camino hacia delante, hacia atrás
La luna se mece y se engaña a si misma
c
a
e
lejos de toda mirada,
Los colores lóbregos de la ciudad me acompañan
Seres sombríos, atrapados en el destello de los faros,
ni siquiera me miran
Fuera de toda brújula, me pierdo en un sendero sin fin
Mi cuerpo se retira por uno de los callejones más oscuros
Mi cuerpo es una caída del tiempo
Todo se nos escapa,
se nos esconde cada vez más
Como un efluvio pálido,
Que se quema bajo un humo ínfimo.
leer más   
9
5comentarios 62 lecturas versolibre karma: 104

De como sanar en versos

Llorar… ¡No, No lloro! Solo lluevo,
Riego auroras en himno y elegía
Las lágrimas vertidas me regresan
Convertidas en selvas de poesía.

¿Quien puede decir que me lamento?
No hay pesar en dolores merecidos
Que el justo precio en su balanza pesa
Lo mismo que los dones recibidos.

Sufrir… ¡No! No sufro: Solo escribo
De una tinta que sombras diafaniza
Plegaria en trazo diciendo bendiciones
Esta tinta demonios exorciza.

Y soy feliz pues queda tras la lluvia
Y tras secarse el trazo y las hogueras
Este amor despojado de rencores
Sereno avril, cantando primaveras.

Perder…¡No! ¡No pierdo! Mucho gano,
Del cristal roto en al alma que se irisa,
Fuerza solar ardente con que vuelvo
Mi tormenta violenta en suave brisa.

Y cae al verso lo triste de mi vida
Sin que en inútil nostalgia se extravíe
Mi espíritu en tristeza desmedida
¡Que llora más, acaso, quien sonríe!

Arder… ¡no, Para nada! Solo atizo
De esta hoguera este fuego que idealiza
Tantas glorias y abrazos naufragados
Por renacer cual fénix… de ceniza.

Y cada golpe me arranca gratitudes
Por levantarse en recuerdos redimidos
Hacen que en paz diciendo plenitudes
Puedan reír mis labios malheridos.

Y va mi barca surcando marejada
De amar tranquilo o bien de mar revuelta
Y pueda ser que si el dolor logre llevarme
Gritando amor, mi verso… ¡Me devuelva!
leer más   
13
12comentarios 84 lecturas versoclasico karma: 110

Luces

Hoy aprendí que la vida tiene luz
que al atardecer no busco tus sombras
que el camino se hace llano
que las piedras eran mías y no tuyas
que la vida continua

Hoy aprendí que la sonrisa no duele
que la pena no es nada
que el empeño era el mio
de no verte como eras.

Hoy aprendí que tras la tormenta llega la calma
que soy libre y mis letras vuelan
y mi mirada se pierde en el horizonte que elige

Hoy por fin aprendí el amor a mi misma
la ropa que llevo
el agua que bebo
el amigo que tengo
la vida que elijo

Hoy aprendía a decirte adiós
sin gestos ni palabras
mi sonrisa no es lisonjera como decias
es hermosa y cantarina
mi mirara es la vida que sustento
como quiero
mi ser soy como deseo.

Hoy aprendí que soy luz si lo deseo.

Marijose..
leer más   
13
7comentarios 45 lecturas versolibre karma: 99

navego

Me rindo cuando juego con tus besos
me pierdo bajo los pliegues de tu falda
porque adoro cada poro de tu cuerpo
y me embriaga ese color de tu mirada.
Tu cortas estas cuerdas que me atan
y rompes la cadena de mi ancla
navego por el mundo de los sueños
la brújula la tengo estropeada
leer más   
15
4comentarios 93 lecturas versoclasico karma: 93

Es viernes

A Bukowki

Es viernes por la noche,
y todavía tu llamada espero.
Espero verte por última vez,
me digo mientras en la muerte pienso.

Las jóvenes están vestidas
con apretados pantalones.
Se les marcan las nalgas.
¿Y qué? Yo sólo a ti te espero.

Botella en mano, se sacian de aquello.
La embriaguez es cada vez más fuerte;
ellas siguen saciándose y sonriendo.
Mientras yo a ti te espero.

Sus novios aún las adora.
Cuán mayor es la embriaguez,
mayores son sus carcajadas.
No llamas y pierdo la esperanza.

Sólo me queda deleitarme
con estas pobres jóvenes
que dicen serán el futuro.
Tu no llamas yo me muero.
leer más   
5
sin comentarios 25 lecturas versolibre karma: 70

En el día de la Madre

Mayo me trae lágrimas
como olas del mar,
que van y vuelven,
como margaritas que pierden pétalos,
sin poder decirla que yo aun la amo

Mayo me trae lágrimas,
desde el lejano infinito, diciendo:
y yo también te quiero a ti, hijo mío,
primicia de mis entrañas, mi lucero

Mayo me trae lágrimas
que de momento ocultar no puedo,
porque en Mayo nació mi madre
y olvidar su marcha al cielo, no puedo

Mayo me trae lágrimas,
junto a estos versos que escribo y leo
leer más   
14
16comentarios 109 lecturas versolibre karma: 100

la piedra

Voy a encerrar :

los guiños,
las caricias,
las salivas,

como un animal cercado,
entre la masa granítica,
del pedregal.

Voy a cerrar los ojos,
para comprender,
que me enfrento
a las raices del oprobio,
si levanto la mirada
de la piel.

Voy a encerrar en ella
el encaje de las olas,
que mordian entonces,
creo recordar,
mis párvulos pies,
morenos,
para apresurar,
el tiempo desahuciado...
detenido en atrapar:
las dunas,
las palmeras,
los camellos,
con los que adquirir
las habitaciones
de mi inocencia,
piel de niña
a medio terminar...
en aquellas tardes
en que aún jugaba,
a cubrirse de arena,
todo por retar
al miedo extasiado,
despeinando poros,
rosas extraviadas,
entre el aroma,
de las flores del mar.

La voz de mi madre,
precediendo,dulce,
desde el vientre,
creo recordar...
mis lenguas,
mi respiración,
mis manos,
mi estómago,
mis huellas desnudas...
las uñas del tirano
al arrancar,
quebrantando las velas
de la sencilla balsa,
con la que ya no podré
navegar,
lejos de la tierra ,
que ahora se espesa,
como una matriz,
casi familiar,
atrapando mi cuerpo,
breve,
enamorado
en el querer esbozar
el susurro que retorna,
en el eco afilado
del céfiro angular.
Voy a encerrar la eternidad
del instante,
en el latido de arterias,
apresada
en el espacio que no hay,
a cámara lenta...
para sentir acercar
en la feroz arista,
la primera piedra,
la que ha sabido impactar,
en las razones de mi locura,
por la que has venido
a arrebatar :
el velo del dolor,
entre la cordura,
que al fin ansía,
después de esperar,
la fugaz estrella,
estrepitosa,
perdida entre mis ojos,
allí donde no quería,
evocar
la luna sagrada
de la sentencia,
los ojos bañados,
lagrimas...
del manto cenital.

Y en el dolor atroz,
atracado en los muelles
del desvario abismal,
me pierdo...
entre las huellas
del gigante,
que tantea, ciego,
mi fragilidad.
14
8comentarios 66 lecturas versolibre karma: 97

Campanas y golondrinas

Me asomo a la ventana. Tarde de primavera. ¿Tópico? Más que eso: mágico.

Revuelos y enredos de aves cálidas, las que gustan de horas de sol arañando el horizonte. Golondrinas, vencejos y gorriones decoran nubes, son la banda sonora de lo placentero, de la sensación de saber que los días se alargan, como los brazos cuando quieren tocar el alma.

Mi pueblo es pequeño. Pero no por eso pierde encanto. Las campanas son como el pregonero de festivales, el que anuncia melodías. Me agitan desde niña, brincan y repican.

Huelo a tardes de abril y mayo. A brotes que salpican de verde el paseo como un cuadro de puntillismo. A mi casa. Mi familia. A las risas que alegran el pecho.

Sabe a vecinos que me han visto crecer. Y que me reconocen cuando vuelvo. Sabe a paseos para ver almendros en flor, los perales llegan luego.

Sabe a campos que revientan de amarillo. A caminos con barro después del aguacero (ya te conozco, mayo).

Suena a chistes entre amigos, a fiestas entre lazos de infancia y a brindis de experiencias en mochilas.

Suena a perros que ladran, a gatos sigilosos que aguardan tras la esquina. Suena a risas de niños, jugando y saboreando sus chucherías.

Sabe al recuerdo de los que ya no están, pero que siempre me acompañan prendidos en estrellas, en recetas de abuelas y cientos de anécdotas.

Vibra. Mi recuerdo es vivo. Mis sentidos se agolpan y me dejo mecer entre geranios y rosas. Entre enredaderas y helechos. Entre olivares y huertas.

Siempre estás conmigo, con tus llanos y cuestas.

A ti, mi pueblo. Mi hogar. Mis golondrinas. Mis partidas y también mis vueltas.
leer más   
6
6comentarios 98 lecturas versolibre karma: 86

Las cosas que no le dije a mi MADRE

Esta palabras quizas debi decirtelas antes
o decirtelas siempre porque para un te quiero
siempre existen momentos.
Se que ha sido duro el camino que hemos
transitado juntas, y que has tendido que sacrificar
muchos de tus sueños para hacer realidad los mios
cosa de la cual te estare eternamente agradecida
Quizas no he sido la hija que soñaste pero
quiero que sepas que no hay un solo dia que no me
despierte tratando llenar los espacios vacios que la vida
ha dejado en ti.
De todos las veces que te amenace con irme de casa
ninguna fue real, no existe lugar en el mundo
donde quiera estar que no sea a tu lado
Y si mi comportamiento a veces no suele ser el mejor
no es culpa tuya, tu no fallaste, es solo que lo hijos
se parecen más a su tiempo que a sus padres.
Lo hermoso de nuestra relación es que somos
muy distintas y que aun asi hemos logrado
convivir en armonia.
Mama: eres mucho más de lo que le pedi a la vida
y más que lo que me merezco
si no te amo más es porque no puedo
y porque a veces siento que tanto amor puede llegar a doler
No importa las vueltas que de, no importa si pierdo
siempre encontrare el camino a casa: que es el camino hacia ti.
leer más   
7
10comentarios 102 lecturas versolibre karma: 94

El pasado vuelve

El pasado pareciera que nunca pierde su mirada

nos atrapa, nos arrincona nos mantiene cautivos en su maraña de hechos.

Somos presa fácil entre sus poderosas garras.

Sin darnos cuenta, en un solo segundo, con sus garras nos presiona la yugular deteniendo los latidos fulgurantes de nuestros corazones.

Sigiloso camina, cauteloso nos vigila.

El pasado vuelve, se escurre por las ventanillas del presente dejando a su paso el recuerdo vivo de un pasado amargo.

El pasado vuelve con su cara de anciano mal encarado.

El pasado vuelve envuelto en sábanas de púas y pirañas.

Sus movimientos son precisos y certeros cuando acecha.

El pasado vuelve cargado con dardos envenenados que lanza sin remordimiento, hiriendo nuestro consuelo que creíamos firme.

El pasado vuelve vistiendo sombrero de paja y farfolla.

El pasado vuelve vacilante cargando escondido entre sus manos las cicatrices de sus males.



El pasado vuelve perturbado y temible.

Sus pisadas son zancos indetenibles.

Camina acortando con facilidad cualquier distancia.

El pasado vuelve envuelto en años que el mismo escribió con tinta de sufrimiento.

El pasado vuelve envuelto en penumbras.

Vuelve con la perversidad bajo su brazo.

Vuelve vistiendo una coraza de impenetrabilidad.

Vuelve vendiendo ingenuamente algunas buenas razones.

El pasado vuelve.

Su rostro perdido, desfigurado en la claridad del presente por los duros golpes recibidos no desaparecen ni se ocultan en los días más oscuros a los ojos humanos.



Cuando piensas había acabado, no es así,

él viene por más.

Hoy

lo he visto,

he visto su calva y su sombrero, ¡es él!

El pasado vuelve.

Me he sentado junto a él y hemos hablado.

Su rostro esconde marañas y desprecio, su voz quebrantada

lo sigue acusando de despiadado e insensible.

El precio que hay q pagar es alto, él hasta gratis regala su mal.



El pasado vuelve.

Sus fuerzas son descomunales, no hay escondite seguro.

Su cara desfigurada es un síntoma de grandeza.

El pasado vuelve viene a cobrar su deuda.

Lo he visto, he visto su calva y su arrogancia ¡es él!

El odia hablarle al por hacer y el odio se alimenta con facilidad

de la ira y de los rencores guardados al amanecer.

El pasado vuelve, y yo le niego la entrada .



El pasado vuelve.

Está justo aquí en mi mesa, en mi comedor.

Pareciera que los días están contados, no sé si para él o para mí.

Que mal huele…

¡El pasado vuelve!



JOSE LARA FUENTES
leer más   
14
8comentarios 72 lecturas versolibre karma: 118
« anterior1234531