Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 250, tiempo total: 0.022 segundos rss2

"Cometa"

Dedos del devaneo
batalla de piel
entre dos almas rotas
te resuelvo luna entreabierta
me vierto planeta dentro de ti
me amamanto de estrellas
galopa en temblor el deseo
en su corcel de néctar
en espasmo redentor
la culpa fermenta
un gemido después
otra vez ubicuo el vacío
otra vez soliloquio la derrota.

Tormenta de pétalos
en carne desierta
rezuman por los poros
pecios de alma
de isla sedienta
cuando me derrame del todo
cuando me desborde el ocaso
aguardaré el hachazo celeste
el cíclico adiós en abrazo
del cometa del dulce latido
de su eterno árido giro
en rechazo.
leer más   
5
1comentarios 27 lecturas versolibre karma: 85

Mi universo

Un pensamiento que surge de lo fugaz,
le da la vuelta al mundo,
lo hace de fuego, en agua de mar,
lo extraña tanto en esta alma,
por el amor, de todo sería capaz.
Veo el universo, en la terraza del sueño,
observé tu figura contorneada en la faz
de este planeta tan nimio, esquivo,
secreto de estrellas, como las de mi paladar.
Ese cosmos tan ecuménico de mis ojos,
tallados en las líneas de Nazca de Dios y su paz,
allí arriba, fotografiado en tu luz,
ahí te vi, sonriente, perfecta en mi felicidad.

© 2018 Elías Enrique Viqueira Lasprilla (Eterno).
España.
3
sin comentarios 12 lecturas versolibre karma: 48

Yo voto (Porque los de la especie humana sean mejores)

Es de sabios pensar en las cosas,
que con detalle hay que cuidar,
y convencerse de que las motivaciones fluyen,
por entre inexplorados espacios,
que hacia lejanas galaxias conducen

Allí sería maravilloso reencontrarse,
con bellos instantes vividos,
que al infinito marcharon,
por el páramo de los olvidos,
hasta quedar almacenados,
en el inmenso hangar de los destinos


Es incesante e imparable,
el continuo crecer del universo,
y un más allá no observable,
que de tan ignorado e inalcanzable,
nos hace sentir inferiores

Es desazonador reconocer,
el lastimoso estado actual,
de atmósfera, tierra y mar en nuestro entorno,
aun convencidos de que todavía podemos,
deteriorarlo cada día más,
y dejar hecho una ruina todo

Es aterrador descubrir la malignidad,
que en cientos de cerebros psicópatas anida,
que no piensan en el bien común,
sino en llenar de marisco y champagne la barriga,
y de plutonio, uranio, hidrógeno y ambición,
en su colección de misiles, la ojiva

Y nuestra cobardía es todo el valor,
que apocados mostramos,
cuando los mismos inoperantes políticos,
con promesas que nunca han cumplido digan,
que ofrecerán un salario digno a todos,
cuando nuestro preciado voto reciban

Este todavía querido,
hermosísimo y exuberante planeta,
a velocidad de vértigo,
sin una pizca de combustible de cordura,
de nuestro modus operandi racional se aleja

Va a la captura de desconocidos mundos,
donde seres dignamente superiores,
no nos pedirán por su buen consejo la cuenta,
pero nos enseñaran la audaz maniobra,
de salir escopeteados, y dar rápido la vuelta
leer más   
12
6comentarios 76 lecturas versolibre karma: 101

En los ojos, cerezas

Me sigue electrizando la piel el mero recuerdo. De un salto al vacío, enorme, surgió un mundo y aparte.

Caí, rebotando entre piedras vestidas de musgo, en la planta baja del planeta. El nuestro.

Era distinto. No tenía horas ni minutos. Tenía sonido de agua. De respiración tranquila, rota a veces por los pulmones llenos de besos, aéreos.

Era un planeta oculto. Ignoto. Sólo tú y yo sabíamos el camino. La puerta entreabierta entre Júpiter y Marte.

La temperatura se medía en las palmas de las manos, capaces de fundir la piel al natural. Sin conservantes ni colorantes.

Era del color de la menta. Sabía a limpio. Era suave, sin cortezas.

Era la lluvia a deshoras. Un amanecer de noche. Un mundo dado la vuelta. Sin costuras. Las sonrisas eran rojas siluetas.

Eran cielos trapecistas, madrugadas entre magia. Era viento fresco. Eran dudas, pero también certezas.

Era un mundo nuevo, pero ardía como las estrellas primigenias.

Eran vuelcos entre velas. Eran lenguas gemelas, labios incesantes. Eran sandías en las mejillas y en los ojos, cerezas.
leer más   
11
11comentarios 80 lecturas versolibre karma: 90

Huerta

Una noche de verano en la huerta es para dejarse llevar. Una mínima brisa muy húmeda balancea tres farolillos de papel con una luz tenue que no da para leer pero sí para ver los mosquitillos revolotear. El transcurrir del maltrecho río, unos metros más allá, da vida al terrenico de cada vecino que tan celosamente cuida y custodia de manos ajenas.

Las acequias1 árabes se dan un festín cuando borbotean con el agua de riego y los árboles parecen saber que van a beber. El azahar perfuma la tranquilidad de la noche y alguna chicharra se atreve a interrumpirla frotando su tímbalo2 insistentemente. Quizás sea el celo o el calor. Algún perro se une al ruido comenzando a ladrar tímidamente.

La perfección es la facilidad de coger una fruta de temporada con sabor y color penetrantes, regalo espiritual de la naturaleza. Y mientras lo hago veo en lo alto a esas hermanas nuestras, las estrellas, compuestas de oxígeno, hierro o carbono. Me cuestiono entonces la existencia cuando recuerdo un párrafo de Ernesto Cardenal3:

“¿Qué hay en una estrella? Nosotros mismos.
Todos los elementos de nuestro cuerpo y del planeta
estuvieron en las entrañas de una estrella.
Somos polvo de estrellas.”


Me maravillan dichas palabras, de tamaña simple realidad en este trozo de tierra. Es un éxtasis pasar inadvertido y activo, sabiéndome parte de un todo.

Y así es la huerta, un contraste de sonidos, inmensidad, paz y dones.

________________
1Del ár. hisp. assáqya
2Órgano estridulador que los machos frotan, con un ensordecedor sonido, rechinante o chirriante, para atraer a las hembras.
3Poeta, sacerdote, teólogo, escritor, traductor, escultor y político nicaragüense.
leer más   
3
sin comentarios 40 lecturas relato karma: 47

EL DESPERTAR ( el expositor de teorías)

Hubo civilizaciones anteriores,
fueron seres humildes y con habilidades,
no nos creamos los mejores,
pues estamos a años luz de sus invenciones.

Creo que en realidad hubo dioses,
que protegían el mundo de los hombres,
no se con certeza si hubo una guerra,
que dio inicio a nuestra nueva era.

Mi más respeto para los sumerios,
quizá no fueron guerreros,
pero si mucho más sabios,
y nunca seremos como ellos.

Mención especial a Atlántida,
esa ciudad que ahora está sumergida,
llegó el diluvio universal,
y acabó con su prosperidad.

Está escrito en las tablillas de arcilla,
que los egipcios inventaron la bombilla,
quiero creer que existieron los alquimistas,
los constructores de las pirámides de Gizah.

La biblia hace saber los diez mandamientos,
pero fueron extraídos del libro egipcio de los muertos,
algunos me llaman ateo, cuando yo si creo,
la diferencia es que lo hago en la verdad y no en cuentos.

No sé si son mitos o leyendas,
siempre habrá una pizca de verdad,
por eso me deshice de las vendas,
y comenzó mi gran despertar.

Un libro prohibido, los arcanos de Thoth,
El ser uno, mucho más fiable que el tarot,
seguiré dejando huella y despertando conciencias,
ya que la ciencia no tiene aún todas las respuestas.

Soy un embajador en la escuela de misterios,
sabemos que el mundo moderno no tiene remedio,
tal vez todo haya sido planeado,
solo de pensarlo me quedo paralizado.

Por los motores y el rugido de las llamas,
dicen que conocimos el infierno por los mayas,
eran hábiles en sus predicciones,
y temidos por la humanidad por sus actuaciones.

Dice la leyenda que existió Enki,
protector de la tierra y del débil,
pero dejó su legado y nos dijo adiós,
y eso le convirtió en mi dios.

No estoy cuerdo pero tampoco loco,
como yo algunos se sentirán solos,
el despertar es lo que tiene,
que siga durmiendo aquel que no me entiende.

Hay teorías inexplicables,
que dicen que venimos de las estrellas,
es bonito e inimaginable,
que vengamos de un hogar de tanta belleza.

En resumen, hay que buscar una interpretación,
en las antiguas religiones se halla la respuesta,
tu sigue los pasos de la razón,
y comprenderás los misterios que te presta el planeta.

Algunos lo llamarán mitología,
otros historia a este escrito de poesía,
pero no soy ni excéntrico ni esotérico,
hacerte pensar en todo es mi propósito.
leer más   
11
5comentarios 115 lecturas versoclasico karma: 103

Recuerdos

Inventar frases palabras mágicas de amor, trato de calmar mi corazón para que no sufra, escribiendo en mi diario las confesiones de amor que alguna vez creía, quiero escribir lo que pienso antes de decirlo sin pensar, soy como un niño que va descubriendo el mundo, no me gustan las riquezas ni las personas que hablan para chismosear, son un hombre sencillo que sólo habla la felicidad.

Sueño con llegar a mi país, por la carretera voy descubriendo los paisajes hermosos que tienen el planeta azul, en mi cuaderno voy anotando los lugares que visitando, tomando fotos que me llaman la atención, las cosas materiales no sirven para nada he dormido en el suelo, aquella única amiga que es mi guitarra, dando serenada a las mujeres que todavía creen en el amor, tengo guardo los consejos de mi madre, me enseñaron a ser género con todas las personas, saludar desde un rico hasta un pobre.

El mundo me dio muchas pruebas, mi corazón no cree en el amor, cada día me encuentro defectos, siempre estoy despistado cuando me hablan, soy un soñador, un aventurero quiero borrar mis tristezas, soy un campeón en mis sueños, y en las noches voy compartiendo mi arte de todo el mundo, prendo una vela y rezo por el que me ha pedido un consejo. Mi mente no quiere recordar cada momento de mi vida.
leer más   
3
2comentarios 49 lecturas versoclasico karma: 23

El sol llega con su arpa en la mano...

El sol llega con su arpa en la mano
tocando con senectud los ventanales
las mariposas monarcas vuelan como hadas
los higos fruto de la higuera maduran
y las trinitarias se sacuden la grava.
.
La espera del invierno ha sido larga
ni tan larga como la ausencia
en verano se disparan las aspas del aire
y se desencadena la nostalgia.

Tomo del suero radiante y la sed se apacigua
y con el arma apuntando en la sien del olvido
espanto los ladridos que salen del viejo piano
la tarde polvorosa empaña los vitrales coloridos
y atraviesa las montañas de sauces llorones
desplegados como ejércitos imperiales
por la planicie atestada de rocas fúnebres.

Hoy el suelo de los barrancos se calcina
la pestaña de los hornos se queman
se tuestan las ánforas de barro
se doran los vegetados recuerdos
los bueyes pujan la carreta del arador
y el ardiente sol va cavando su morada.

Somos astral y materia
hechos de la escoria planetaria
objetos caminantes y pensantes
¿Quién lo puede creer?

Vuelvo al jardín de tempranas aromas
una bombilla alumbra las penas del rio
el astro rey se crece en pleno meridiano
falta mucho para el invierno y
la rueda de la vida no altera su eje
la polvareda en este rincón del planeta es la nieve del norte
estornudamos y casi ciego nos deja
la tarde se escurre en el trópico=====

y la noche llega con sus mitos y leyendas
El Eterno creó todo hasta la vaguedad del tiempo
leer más   
14
5comentarios 103 lecturas versolibre karma: 103

Tu belleza en todo (colaboración con @Glaukopis)

Te zambulles en los mares
Que tejimos con nuestras pieles,
Tu poeta te dibuja en la tripulación.
Quizá también atraes al barco...
Musa envidiada por las sirenas.
Todo en estas verdes aguas, eres tú.

Tu piel – estos diminutos cuadros coloridos
Los mares que han creado son mi oxígeno
Y a las plantas verde-amarillas inyectas luz
Claro que atraes al barco y a todos los planetas
Y en cualquier criatura te transformas
Mi amada máquina del tiempo –

Como Supernova te haces luz,
Hermosa Hidra muestras tus caras, sin miedo.
Tus cantos son de ángel, hipnotizas tu entorno,
Quedó seducido al igual que la tripulación,
Tus tiempos manejan la marea... todo de mí.
En el pasado, presente y futuro solo te veo a ti.

Escondes tu belleza – la Hidra es tu armadura
Mas aun así al Rey de las Aves enamoras
Supernova que haces brillar mis estrellas
Y los colores del mar sobre la Tierra colocas
Hipnotizas el tiempo, descongelas respuestas
Y lo que han visto me traes y lo que te traerán yo ya vi

Lo vi a través de ti, porque así lo quisiste,
Moldeas a tu antojo tu entorno,
Modesta se vuelve la divinidad del universo,
Al verte, envidia tu majestuosa belleza
Y el control que ejerces sobre estos ciclos de vida,
Sentimentalmente eres, dueña de estos millones de retazos...

Dueña mía y de todos estos cuadros coloridos
Fertilizante de estrellas, polinizadora de Almas
Sangre luminosa que recorres el mundo
Todas las bellezas se posan en tus manos
Ave rectangular de firmamento diurno
Que ahogas los cuerpos, pero alimentas el Vidrio

Y deambulas por mis venas,
Mi alma como pimpollo haces florecer,
Polen y néctar para las raíces del mundo
Que sembraste estas semillas en los Altiplanos del Olimpo –
leer más   
5
5comentarios 70 lecturas colaboracion karma: 77

"Equívoco"

Soy recoveco de tus besos
de tus ganas rectas
soy camino indeciso
a veces viento
a veces piedra
gota inciso en la tormenta seca
del infinito
y tu me quieres meta
soy y somos simple suceso
en el paladar eterno
en el masticar lento
de cualquier planeta.

Se adhiere el abandono
al crepúsculo de mis pasos
soy y somos hebras de luz
en el manto alud del ocaso
y tu me quieres estrella
solo somos fugaz aliento
en el firmamento inmenso
de la soledad.

Llueve vana la necesidad
sonríe socarrón el tiempo
con su mueca de veleidad
y tu me quieres respuesta
soy y somos tan solo células
de los secretos
me quieres poema
luminiscencia
soy y somos tan solo letra
incongruencia
otro equívoco de la oscuridad.
leer más   
17
10comentarios 111 lecturas versolibre karma: 110

Inmenso

Las noches de insomnio se hacían cada vez mas importunadas para el joven. Le era imposible conciliar el sueño después de haber tenido un día tan agitado; lleno de incertidumbres y dudas que excedían sus orígenes.
La fluctuación de saber quién era y hacia donde iba lo colocaba en la disyuntiva de renegar de su propia esencia. Espiritualidad. Conciencia.

El vacío que cubría su vida; se refleja en sueños profundos de inicialización de acontecimientos que marcarían el rumbo de su existencia.

Sueños encubridores.
Sueños surrealistas de paisajes oníricos; caminantes, delictivos ante el delirio del arte del placer oculto. Muy en el inconsciente. Personas que van y vienen. Palabras que recuerdan acontecimientos. Situaciones de sobresalen ante los ojos bien cerrados.

Un anciano se sumerge en lo profundo de su inconsciencia. En sus sueños
Humilde. Con voz suave y reconfortante a la vez, le pregunta al joven.

- ¿Quieres conocer el sentido de la vida? -

- Si, contesto el joven con entusiasmo - Mientras suspiraba el alivio de tanta inquietud existencial y de elocuentes sueños.

- Dentro de poco va a acontecer uno de los sucesos más grandes de toda la historia de la humanidad - Le dice el anciano

El joven asombrado no dudo en preguntar ante tal inquietud.

El anciano inmediatamente accedió a su respuesta.

- Un eclipse solar. Sera visto por todo ojo que lo vea – le dice el anciano

- Coloca sobre el patio de tu casa una vasija grande. La llenaras de agua y observaras lo que se refleje dentro de ella – fueron las instrucciones dadas por el anciano



Al día siguiente allí estaba el joven.

Dispuesto a enfrentar la verdad de su inexplicable vacío. Espero por largo rato el eclipse. Su mirada se centraba en las aguas intranquilas que llenaban la vasija. Mirada centrada, enigmática, a la expectativa de lo que podría suceder

El asombro fue increíble. Allí en aquellas aguas sosegadas se reflejaba un sol oscurecido con ramificaciones amarillentas que adornaban toda la circunferencia. Aun lado se reflejaba en línea recta. El desfile de todos los planetas que componen el sistema solar, no se podía distinguir el número exacto de ellos.

Esa misma noche el anciano se apareció de nuevo en sus sueños. Esta vez con una sola verdad.

Preguntó al joven sobre su experiencia.

- ¿Sabes lo que viste? - pregunto el anciano.

El joven explico detalladamente todo lo que había observado.

- ¿Sabes lo que significa? - Pregunto de nuevo el anciano.

El joven con un gesto negó su inquietud.

Esa línea recta que refleja varios planetas en fila. No son planetas. Ese es el Iris de mis ojos. Ahora imagina donde está el resto de mi cuerpo.
leer más   
5
2comentarios 28 lecturas relato karma: 63

Albatros

Arriba del todo
el Albatros.
Escapando de nuestras taxonomías
y guiando el barco
de los marineros muertos.
A veces sueño una isla sin gente
de solo cielo y solo mar y solo albatros,
perderme en ella con el asombro
de los astronautas cuando descubren
la soledad que ilumina
y el aire puro de un planeta nuevo.
Decir mientras miro las olas
"este es un pequeño paso
para la humanidad
pero un gran salto
para este hombre."
leer más   
4
5comentarios 43 lecturas versolibre karma: 65

Quejas del Aire

Entre las quejas del aire que respiraba
me encontré derrotada
sitiada en un tormento,
buscando inútilmente
la razón para mi aliento,
perdida entre cavernas oscuras y silentes.
Que todo el mundo daba vueltas en mi cabeza
y cada palabra de amor me partía la nuca
y me parecía un puñal bajo mi vientre.
No podía alcanzarte
y me quemé en la oscuridad,
me azotaron los vientos
y el pútrido hedor de almas perdidas.
Las estacas cavernales me clavaron
para disparar de mí mil gritos contra el universo.
Los hielos del planeta desollaron mi carne
y dejaron mi cuerpo expuesto al frio
y los musgos devoradores.
Por qué nadie escuchó mi aullido?
Las decisiones me atacaron
justo en medio de lo baldío,
donde no pude hallar tu mano,
donde no pude encontrar mi nido.
11
5comentarios 77 lecturas versolibre karma: 114

Viste la vida pasar?

Mirlos de acero
se detienen en lo alto de la gran estrella
y preguntan:

- Viste la vida pasar?

(Escogen los cuervos nubes sonrosadas
y pasan de puntillas por las estelas
que va dejando el recuerdo...)

Y en un pequeño soplo casi inaudible
el gato azul que observa responde:

- Vi la vida avanzar... y el mundo no ha dejado de girar!

Planeta incansable... (piensa la lechuza de algodón)
espero que el universo lo valore como se merece!

Y sonríe la luna :)
leer más   
12
10comentarios 94 lecturas versolibre karma: 99

Mi novia

Ese cabello esplendoroso
Tus ojos hermosos
Tu voz encantadora
Tu silueta enamoradora
Tu sonrisa es hermosa
Tu cariño ne lleva hacia la felicidad
Tu me haces llevar hacia otro planeta
Tu me gustas
Tu me haces falta en las noches de frio
Tu eres la princesa de mi castillo
leer más   
3
sin comentarios 29 lecturas versolibre karma: 45

Primera persona

¡Piedad! Puedo parecer pedante
porque pienso: participaré, pero
prohibido perder. Pido perdón.
Paréntesis. Pobres personajes
“primer premio” porque pagan;
podrán progresar, podrán parecer
poderosos, pero pobres perdedores;
pésimos productos publicitarios,
patéticos promotores. Predicadores
patriarcales putrefactos protegen
prácticas pecaminosas, pactos
pretéritos, peleas poco productivas;
propagan peste ¡Paren, porque pudren!
¡Promueven porquerías! Pensamientos
prehistóricos, petrificados, pretenden
parar progreso, pero pierden. Paréntesis.
Prefiero permanecer pragmático;
participar, pero pacíficamente.
Prometo paisajes, puentes, pájaros,
planetas…Planifico portales
paradisíacos. Pura psicodelia.
Pasado, presente…presencia potente
provoca premoniciones, profecías.
Pasatiempo platónico proclama
precisión (primordial), propone
posibles puertas, palancas, personas
preparadas para poder pintar palabras
públicas, privadas. Priorizo perseguir
perlas perdidas, perlas palabras, perlas
pequeñas pero preciosas; perlas
perfectas. Punto. ¡Peligro, poeta
padece posible patología! ¡Paranoia!
Prójimo pregunta preocupado…pero
por penas propias. Pasión por palabras
pasa por personalidad problemática…
¿Prosigo? Palabras profundas parten
pilares profanos, pronto podré probarlo.
Punto. Proyecto primerizo promete,
pide pista, pide perdón, pide permiso,
pide permanecer puro —por poco
pido papel para poder participar—
pero ¡paciencia! Primero podría
pausar palabreo pretencioso; pulir
poema; perfeccionar puntuación;
pensar positivamente, pienso.
Pienso, pienso, pienso…creo que
ya es hora de hacerlo y punto.
2
2comentarios 26 lecturas versolibre karma: 26

Copérnico se equivocaba

La Tierra gira alrededor de su ombligo. Además es ciega y sorda. Es un ego desmedido. Tanto que, como Saturno devoró a sus hijos, se come sus propias entrañas.

El mundo rota alrededor del dinero. Manchado de ansias incombustibles. De mentiras y miedos. De corrupción y guerras.

La manta bélica deja dormir al raso muchos corazones. Endurecidos por las balas como si hubiesen echado hormigón a sus latidos. Sobresaltos nocturnos para tristezas en vela.

Somos la carcoma de la galaxia. Buscamos vida en Marte para hacer caja con viajes marcianos, todo un lujo al alcance de pocas manos. Y mientras, reventamos el planeta azul.

¿Azul? El aire se mastica, las aguas se eutrofizan.

Y las focas huérfanas de piel. Los conejos infectados en laboratorios. Los elefantes sin marfil, sin mes de abril. Un tigre de Bengala en la alfombra de un majara. Una garza disecada en las aguas estancadas. Un pez que se asfixia y un polluelo que no vuela.

Quiero pensar que algún día abriremos los ojos. Que agitaremos las ganas con viento y magma, que la corriente eléctrica surgirá al rozar unos labios, al besar unas manos.

Que la hierba tejerá sábanas frescas. Que las flores pintarán mi pelo. Que la lluvia silbará mañanas. Que la tierra germinará en tu suelo.

Quiero un mundo libre. Corazones justos. Quiero soñar despierta, surcar las nubes entre mil pájaros al vuelo.
leer más   
12
25comentarios 135 lecturas versolibre karma: 100

Estelas

Una estrella fugaz cerró el negocio de los sueños
y un sol que descendía apuñalo mi rojo cielo,
sin luna que lo salve porque no salió de nuevo
por tanto enamorado que quiso bajarla al suelo.

Viendo amores de cometas cada cuatrocientos años
que se estrellan en la tierra de planetas tan huraños,
que se aferran a recuerdos, que no dejan ir el daño,
que por su propio peso ahora colapsan en su engaño.

El cadáver nebuloso de una estrella ya sin brillo
va opacando por envidia los colores amarillos
de una estela de esperanza tan tenue como un cerillo,
presagiando un buen futuro, talvez ruinas de un castillo.

Los astrónomos me cuentan que se expande el cielo azul
porque estamos tan distantes que abrazar ya no es común.
Entre mi beso y tu frente son doscientos años luz.
No distingo el polo sur de tu corazón de iglú.

Con pasión sueño despierto que me vuelvo súper nova
que me fundo en unos versos donde la única que llora
es la luna entristecida convertida en una loba
que va aullándole al recuerdo del que, al verla, se enamora.
leer más   
11
10comentarios 64 lecturas versoclasico karma: 95

Ardemos en llama

La piel se me desgarra cuando intento atraparte;
Debido a la obsidiana que te recubre.
La ceniza tapa mi cabeza
Cuya capa es tan pesada
Qué no puede ni renacer
El propio ave fénix.
Ardientemente tocas mi corazón
Con tus palabras, o con la ausencia
De ellas.
Te dibujo lentamente en mi mente
Solo dejo el espacio libre
De tus cuencas, para que
El día que vaya fuera de este planeta
Poner con mis propias manos
Cuasares como tus ojos
Por qué es lo único
Qué se les asemeja.
Limpias mis pulmones
Cuando por el aire
Te haces fuego.
Me quemas por dentro
Quitándome la capacidad
Y el deseo, de oler una fragancia
Distinta a la tuya cuando te respiro.
El magma que sueltas
Cuando me ignoras
Absorbe a mis pies y me congela
Por el frio, de tu propio ego.
No encuentro el final a este poema
Por qué el fuego que recorre
Por tus venas, no se enfría
Por tu poco esmero.
Ya deberías saber
Que yo también ardo
En mi propio infierno.
leer más   
7
sin comentarios 57 lecturas versolibre karma: 79

Viaje astral

Mi alma vuela libre entre astros y cometas,
Visita cada rincón del vasto universo.
Piensa volver a este diminuto planeta,
Donde la poesía solo existe aquí, entre amor y verso,
Digo afortunado soy, por más engaños y tormentas.
Tengo donde refugiarme, amar, crear rodeado de una naturaleza perfecta.

De camino veo un planeta lleno de nada,
Paro y encuentro ancianos eruditos.
Me preguntan de donde soy, cual alma distanciada,
Hablaban lenguas muertas y rellenaban manuscritos.
Yo –“De un planeta azul llamado tierra, rico en vida de la más variada.”

sí, si lo conocemos. Donde solo existe crueldad y vida.
Se refugian en algo a lo que llaman de sobrevivencia, para cometer atrocidades.
Yo –“No, no. Nuestra especie se llama humanos, bípedes y racionales”.
No, los humanos son la vida, los que pertenecen a la tierra, son pura alma insípida.
Que avanza con el reloj de su madre tierra, seres buenos y sentimentales.

Yo –“sí, tenéis razón. Pero existen humanos que aún son vida,
Se preocupan, aman, protegen, comparten, aman y sufren.
Exponen sus más profundos sentimientos, intentan ser felices, aunque mal estén”
Lo cierto es que, si tu alma está aquí, con tal distancia recorrida,
Eres vida, y además se nota en la luz tuya emitida.

El amor se extingue en vuestro planeta, ¿Cómo lo dejáis suceder?
¿Como hacéis para los pocos como tú, continúen bueno y puros?
Yo –“Hay un remedio que se llama poesía, con poderes asombrosos,
es maravilloso para el que la consiga absorber”.



¡Poesía!!! ¿algún tipo de magia, algún tipo de enseñanzas, de vuestros ancestrales?
Yo –“sí, antiguamente la poesía se hablaba en las calles,
Se vivía, respiraba la poesía desde cortes y casa reales.
Pero viene desapareciendo desde siglos, sucumbiendo a todos tipos de males.”

Como brillas, cada vez que hablas de poesía, somos milenarios en existencia.
Y es la primera ves que, sentimos y vemos algo así
Enséñanoslo, ¿cómo se hace poesía? Dame ese remedio a mí.
yo -"Primero es algo que se tiene que gustar, sentir y saldrá sola en cadencia.

Pero yo les invito a venirse conmigo a mí planeta".
Aceptaron entusiasmados, iniciamos el camino de vuelta,
Al llegar, me despierto y al final hablaba con los libros de la biblioteca.





DEDICADO A ESA ALMA SOÑADORA.
BY: yo_ése_él.
leer más   
12
3comentarios 90 lecturas versoclasico karma: 84
« anterior1234513