Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 4171, tiempo total: 0.007 segundos rss2

No quiero que me salves

No quiero que me salves de la soledad,
porque sabré ser uno
y nadie se enterará cuando sonría
que la lluvia es una habitación con velas,
que es tan sombría la tormenta que no cae
y que preferí no ser dos,
no ver nacer el dolor en unos ojos
y ser ese que se aleja,
llevando en el corazón otro corazón.
13
sin comentarios 51 lecturas versolibre karma: 147

Esta noche

Esta noche te escribiré un poema para decirte te quiero.
Con cada palabra abriré mi alma, porque sólo tú estás en mis pensamientos.
Esta noche bajaré la luna para alumbrar con ella tu cuerpo.
Le pediré un deseo al cielo y escribiré todos mis anhelos.
Esta noche amaré el silencio, encerrado en la cárcel de tus besos.
Y caminaré sereno hasta donde se unen la tierra y el infierno.
Porque sólo tú arrullas mis sueños, con la nana de tu voz de terciopelo.
Sólo tú calmas los demonios que encienden mis miedos.
Esta noche mi amor, correremos más veloces que el vuento.
Y haremos de una nube nuestro refugio eterno.
Esta noche y no otra, será nuestro momento.
leer más   
8
2comentarios 34 lecturas prosapoetica karma: 98

En tu cama

Con los ojos en el silencio
persigue al amor que se acaba
la desnudez, abrazando los besos
que la piel revive en su aroma
a recién amada,
con la boca muda
ya sin palabras,
guardando
el sabor de la tuya,
así me quedé, viéndote
llevar parte de mi,
y en tu cama
se derramó mi cabello
como última gota,
a tu mirada
antes de dormir
soñándonos…

soundcloud.com/lola-bracco/ultima-gota-erotico (Lola)
.
16
4comentarios 51 lecturas versolibre karma: 137

El mejor sitio en el Juzgado

Quién me va a juzgar

cuando haya escrito este poema

cuando sin pudor desnude mi alma

para contar mis verdades.

Quién se va atreverse a levantar

una piedra en nombre de la falsa

moralidad.

Quién va a censurar mi sonrisa

cuando no fue capaz de secar mi llanto

Quién va ponerle puertas a mi cielo

si cuando hubo tormenta no me cobijó

Quién va llevarse mi primavera

si al llegar el invierno, se congelaron

hasta los silencios.

Nunca pedí nada, por eso no espero

nada.

Y por eso a la fiesta de mi entierro

Solo podrán ir aquellos que hayan

pecado de corazón.

Porque con ellos comparto

La imperfección que supone

ser humano.
6
2comentarios 20 lecturas versolibre karma: 90

No te amo por tus labios

o tus senos
ni por la nube enjaulada que habita entre tus piernas
altas y sensibles,
como la luna que duerme entre tus poros.

No te amo
- aunque debería hacerlo -
para ser guardián de tus horas y tus puentes,
de la leche derramada que es también tu piel y tu sonrisa
y no te amo bajo la pretensión de ser uno e indivisible contigo entre las estrellas encarnadas de tu nombre.

No te amo por las luz de tus pestañas
no por la lluvia que vas goteando en este cuerpo
donde florece el alargado sonido de tu ausencia,
semejante a los dos metros de oscuridad continua que separan tus pasos de los míos
en esta sensación de atemporalidad y vacío
de conjunción y desorden
en la intermitente y terrible nostalgia de tus ojos
y tu ombligo.

Te amo,
te amo por tus manos
y por lo que viene detrás de tus manos,
por tus cabellos que se debaten con las mías
entre las sábanas perfumadas de tu noche
mientras busco mi esencia en tu vientre
y te muerdo con suavidad de caricia.

Te amo para dibujarte
sin querer que tengas una forma precisa
que tu cuerpo sea solo el silencio
la arquitectura de la nada.

Te amo
porque es así que vivimos bajo el agua
cómo bellos animales de párpados invisibles
en donde busco tu cuerpo
que es también mi luna y espejo,
daga que me abre el pecho y permite que te reflejos en mis latidos
azules y limpios
y me vayas dibujando
con tus pies descalzos
con tus pies descalzos.
leer más   
6
3comentarios 29 lecturas versolibre karma: 89

Infinito

Nuestro pedacito de alma común será infinito...aunque sólo tardé 9 meses en crearlo.
7
2comentarios 12 lecturas relato karma: 82

Phohibido

Apoyo la cabeza en tu regazo
y me dejo estar,
en lo que no puedo negar,
en lo prohibido de ti;

en lo que nunca hago caso.
17
sin comentarios 75 lecturas versolibre karma: 127

Soy

Soy el humo
del cigarro
que apagaste
con el pie
en la vereda
leer más   
17
6comentarios 72 lecturas versolibre karma: 124

Al descubierto

Tu mirada penetrante perforó mis lugares
hurgando entre mis temores;
mis tímidas maneras y mis andares
descubriste que escondo
el deseo de amarte
lo llevo en muchos poemas
convertidos en arte.

Charly
@pereiralibre
leer más   
15
2comentarios 46 lecturas versolibre karma: 124

Mujer en silencio

Al principio, te hablaron mis ojos.
Luego mi boca, mi cuerpo entero.
Y un día, empezó a hablarte mi corazón.

Y esperé.
Sola.
En la orilla.

Lanzaba mis desesperados mensajes a tu mar.
A veces bellos, a veces tristes, a veces airados, a veces conmovidos.

Hasta que descubrí ningún remo se hundiría en el espejo de tus aguas.

Hoy te grita mi silencio. Desde el eco del vacío que dejaste.

Ya no siento.
Ya no deseo.
Ya no amo.
Ya soy libre y abandono la orilla.

Mi alma se cansó de intentar acariciarte con palabras.



María Serrano
7
3comentarios 26 lecturas prosapoetica karma: 97

Surgieron...

Surgieron sin pensar, y así nacieron,
las palabras que salen al cuaderno.
Pequeñas vivencias y retales,
hermosas mariposas soñadoras
y en otras, telarañas,
recogidas con paciencia
en la memoria.

Nacieron vacilantes estas letras,
intentando llenar unas cuartillas,
aunque sé que, muchas veces,
la caricia llegaba en los latidos de la vida
que amanece con el alba,
en la tarde que pasaba y se marchaba
en un suspiro,
en la esencia de los versos
que formaban el poema
y se vive cada día.

Surgieron temerosas y con miedo
“cien palabras” que aquí nacen,
intentando suspirar y ver la vida,
para ti.

Rafael Sánchez Ortega ©
04/09/18
3
sin comentarios 20 lecturas prosapoetica karma: 60

Chöca

En cada noche
recorre la ciudad
lleno de frío
bocado no probó
frente al semáforo
algunos malabares
pocas monedas
para llevar a casa
sus ojos tristes
mucho dolor en su alma
en casa esperan
sus hermanos menores
padre abusivo
perdido en alcohol
con una madre
que se muere de miedo
permitiendo el terror.
leer más   
3
3comentarios 48 lecturas japonesa karma: 47

La Luz del éxito

El castigo que los dioses
Arrojaron a los hombres
Fue para determinar
Su fortaleza y darle valor
A la humanidad.

Habrá hombres que
Ni intentaran algo para
Su beneficio y de los demás.

Otros que solo se guían
Por la corriente.

Y muy pocos que aceptan
El reto y a pesar de las caídas
Se convierten en expertos en
Levantarse.

Los primeros hombres vivirán
En la oscuridad, los segundos
En la neblina, pero los
Últimos vivirán en la luz de
La gloria de su propio esfuerzo
Y valentía.

La luz no discrimina a ningún hombre,
Solo que la gran mayoría no quiere vivir
En la luz y prefiere que sus ojos
Sigan en la oscuridad.
8
3comentarios 35 lecturas prosapoetica karma: 109

¿Quién es?

Una lágrima que cae,
una flor que se deshoja
un corazón que se rompe.
No te conozco y sin embargo te observo
¿quién eres tú y por qué me has robado el alma?,
¿Por qué te has llevado lo que más quiero?
Una flor que se deshoja,
Mi corazón que se rompe, ¿hasta cuándo?,
quizá mañana no puedas contestarme,
quizá mañana no sepas como consolarme.
Un corazón que se deshoja,
una lágrima que cae.
No sé quién es, pero sin embargo te quiero,
quizá mañana te preguntes por tu padre.

Alfonso J Paredes
Poema dedicado a su hija Laura
Todos los derechos reservados
S.C./Copyright
imagen tomada de internet
20
14comentarios 108 lecturas versolibre karma: 135

Poético advenimiento (un comentario al precioso poema "En unas cuantas palabras" de Miguel Adame)

EL viejo poema volviendo esta...
abriendo sus regios indestructibles pétalos ya le podemos oír...
y al advenimiento de su nueva hermosa manifestación hoy nos elevamos por su mítica huracanica fuerza...
queriendo verter entre nosotros su invisible riqueza multiforme, hacernos sus no comerciables profetas,
regando aquella su inmortal semilla...arando sus infinitas profundas llanuras...
macerando su extraído precioso vino, reservado celosamente para la eterna fiesta de las incontables luces...
existe el poeta..un danzante flechero divino queriendo cambiar por rosas su misterioso poblado carcaj,
todo apretujado de lejanas fugaces estrellas,de inmortales llameantes puertas, navegando al eco de un sirenico sagrado cuerno...
para enamorar con su canto aquella ciclónica escurridiza dama...la sonriente eterna iluminada noche,
virginal fémina aparición vestida de titilantes y tiernos satíricos destellos...la muy antigua savia secreta que cabalgando va, remolineante, entre destapados frascos de perfumada revitalizante y seductora magia,
anunciando con su lujoso adornado heraldo: ¡volviendo esta el viejo poema...ya esta aquí entre todos nosotros!
¡Volvamos a abrir los cansados ojos... su luz no encandilara nuestra vista que herida fue en antaño!
Vestido de nueva desafiante juventud,cargado de nuevos días de relumbrante safirico oro...
celestial viejo edénico poema: hoy te escuchamos..
leer más   
10
7comentarios 60 lecturas versolibre karma: 123

Poema del día tonto

A veces despierto
y es trece de octubre
y el cielo es de plomo
y oigo un piano,
tumbado en la noche precoz
del agua que araña las rejas
metálicas de mi balcón. Oigo.

Pues lo que escucho es algo distinto,
es alguien distante, lejano, imposible;
su voz disuelta en eternos silencios
que a casi todo prestaron cobijo...

Me duele octubre
y sus tormentas,
sus melodías
y esta imprevista penumbra
que a quimeras tritura mis sienes.
No, no, no quiero,
pero sí, sí, sí quiero ceder al deseo,
rendirme a la pena
que fuerte me agarra y
sumerge orejas y nariz
y manos y boca y ojos al fondo,
adentro, a las raíces
de la memoria

Sucede que entonces
un veinte de junio,
el anillo de plata, también aquel banco,
tu humilde sonrisa
y la dulce impresión
de no ser capaz de echar nada
nada, en falta.

Entonces, y no más que entonces,
tremenda, prevista, chalada idiotez:
buscar en la agenda las letras
que siempre formaron tu nombre.

Jugar a creer.

Colmado de octubre
creí fascinado;
oscura su tarde,
a tierra mojada su olor,
cruel su piano francés...

creí y jugué,
jugué a creer que podrías aún desearme
igual que a ti te deseo yo;
ya ves que son tres
años, tres,
que a casi todo prestaron cobijo...

Hoy, sin embargo seré un niño bueno
y al pie de estas letras
tu ruego cumpliré:

ya nunca más

volveré a

llamarte.

No obstante,
comprende que veces despierto
y es trece de octubre
y el cielo es de plomo
y oigo un piano,
tumbado en la noche precoz
del agua que araña las rejas
metálicas de mi balcón. Oigo.

Pues lo que escucho es algo distinto,
es alguien distante, lejano, imposible;
su voz disuelta en eternos silencios
que a casi todo prestaron cobijo...
a casi todo, menos al olvido.
leer más   
20
12comentarios 83 lecturas versolibre karma: 128

Corazón de tinta

Vuelvo a escribir con sangre
la tinta que me sale de corazón
y me brotan palabras del alma
como agua de la fuente.

Cada frase va trazando
su propio camino en una
aventura que no tiene final

No siempre queda bien aquel
poema de amor que intenta
ser romántico
Ni la poesía dura y directa
que quiere ser discurso.

Vuelvo en reversa como quien
no termina de escribir
la historia de su vida
y se conforma con una simple
crónica de domingo

Tengo el corazón de tinta y sal
de fuego y tormenta
y la mano me tiembla
cuando intento
escribir sobre tí.

La noche se aferra a mi prosa
y me desnudas entre lienzos
y pincel
porque la poesía tambien se
pinta.

Fui a contarle mis penumbras
al viento
y me devolvio una sonrisa
envuelta en brisa.

Intento escribir en azul
pero siempre sale negro
porque tengo el corazón de tinta y sal
de fuego y tormenta.
leer más   
12
7comentarios 52 lecturas versolibre karma: 135

Vuelos

Llegas como un ave, cansada,
del cielo de la vida
a este infierno de piel,
donde beso, una a una, tus heridas;

donde te quitas las alas
y vuelas.
18
4comentarios 78 lecturas versolibre karma: 133

Dedicatoria

Quise sacar de un bolígrafo, una historia.
Esta vez, me tropecé con mi escritorio
entre sueños.
Desde la desnudez mental, creativo y cuasi vagabundo:
hubo una invitación, en el papel de entonces.

Efímero, no entiendo de ningún lugar
donde puedo escribir poemas
que por lo menos parezca poesía (tan absurdo
y contradictorio)

El poeta me ha enseñado, sin formas, ni reglas,
lo poco que conozco de mí, y del otro
que se esconde, a luz de vela (desconozco si es mentira)

Desde mucho antes, hasta ahora,
el arte de escribir es un mundo difícil para mí
- La otra vez tuve tiempo de pensar -

Siempre, eres mi dedicatoria más cercana.
leer más   
14
5comentarios 71 lecturas versolibre karma: 133

Fue preciso...

Fue preciso que te viera,
que sintiera tus palabras
recitando mi poema.

Me dijiste que tus ojos lo leyeron
una tarde, en el cuaderno de una amiga,
y quedaste impresionada
por la rabia que llevaba.

Yo quedé muy sorprendido
y pensé que exagerabas.
Recordaba aquel poema
como fruto de unos versos
que salieron, sin pensarlo.

Fue una tarde de septiembre
en que volaron esas letras de mi cuarto
intentando ver las olas de la playa,
pasear por sus arenas,
embriagarse con el yodo
y el salitre de las aguas.

…De esta forma coincidieron nuestros pasos
a través de mi poema.

Rafael Sánchez Ortega ©
03/09/18
6
2comentarios 29 lecturas prosapoetica karma: 97
« anterior1234550