Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 4196, tiempo total: 0.047 segundos rss2

Medusas

No había visto nada mas que papel celofán,
flotando entre corrientes sorpresivas,
corales tímidas, arrecifes imponentes,
y una turba caleidoscopica de peces.

Dentro de una burbuja de nube,
el silencio eterno de mis labios;
como una campana de ultra sonido,
me miraba tan dulce... Tan hermosa...

La sal de mis ojos cayeron al océano,
en el firmamento daba vueltas sin sentido,
mas ahora me encuentro en casa,
ansiando tocar su luz purpura.

Solo recuerdo la purga del dolor,
ese aguijón tan profundo y sinuoso,
como mi última exhalación,
en este azul profundo y oscuro.

Recuerdo la vibración corriendo por mi piel,
el nudo de tentáculos en mi cerebro,
robándose todos mis recuerdos,
mordiendo a la pena su anzuelo,

Y después de tres minutos de duelo,
en papel celofán nací de nuevo.

Niorv Ogrin

etiquetas: poema, poesía, poeta, escritor
6
3comentarios 30 lecturas versolibre karma: 99

~~Ocaso en un mar de amapolas ~~

Luz del ocaso
Día primaveral
la mar en calma
~~Haiku ~~
***************
Atardecer
de amapolas en flor
duerme oleaje
~~Hokku ~~
******************
Resplandor; luz
Frente al agua salada
Latidos rojos
~~Müki ~~
********************
En duermevela
palpitante mi rojo
besa tu mar
~~Senryu~~

@rebktd
leer más   
14
8comentarios 76 lecturas japonesa karma: 103

Te Guste o No

TE GUSTE O NO

No sé si soy poeta
eso lo dirán ustedes
no sé si escribo bien
la verdad no me importa
porqué escribo con el alma
con tinta sangre que brota de mis venas
de lo más profundo de mi corazón
y allí esta el detalle importante
si soy poeta o no
si escribo bien o no
la verdad no importa
lo que importa es que soy lo que soy
a quién le guste o no
tan sencillo como eso
sino te gusta lo que lees
vete para la chingada como dirían los mexicanos
porqué yo seguiré aquí
fregando la paciencia de mis críticos
y haciendo poesía a mi manera
te guste o no.

Autor: Robert Allen Goodrich Valderrama
Panamá
Derechos Reservados
Agosto 2018
leer más   
10
11comentarios 90 lecturas versolibre karma: 104

No te quiero

Le dije que no le quería. Me creyó. Pero lo que no sabía es que no le dije toda la verdad. Le quería sí, pero no le quería hacer daño. Yo no tenía nada claro. Ninguno de los dos estábamos preparados, o tal vez sí, pero nos dolía imaginar que pudiéramos llegar a decepcionarnos un día. Ya sabíamos cómo dolía el amor roto, y no estábamos hechos para esa mierda. Los dos acobardados nos escondimos apretando con las manos cualquier pesada arma con el gatillo quitado, y con los escudos sobre nuestras pieles despellejadas. Y aun así, éramos dos polos opuestos empujando con todas nuestras fuerzas por juntarnos. Quizá no nos entendiéramos en muchas cosas pero yo conseguía que sacara aquella maldita risa que me encantaba provocar. Y yo sonreía. Había algún tipo de magnetismo dentro de nosotros. Por un tiempo nos sentimos nuestros. Pero le dije que no le quería. Y me creyó. ¿Por qué no iba a creerme? Quise darle motivos para que siguiera creyendo que le dije la verdad, y entonces pretendí encontrarme en otros cuerpos alguna puta dosis que hiciera que todo dejara de doler un poco menos, aunque fuera por momentos; sin embargo, no hubieron otros cuerpos con ninguna puta dosis que sirviera. Y creí poder soportar que también lo hiciera. Pero no pude. Ninguno de los dos pudo. Pero los dos lo hicimos. Los dos nos engañamos a la cara. Nos escupimos aquella jodida mentira a la cara y nos creímos. N o s p e r d i m o s.
leer más   
5
sin comentarios 42 lecturas prosapoetica karma: 50

Quién

Dime si sabes
Quien robó la Poesía?
esa que teníamos en cada gesto
en cada palabra y tu boca en la mía
tan secretamente escondida…

Fue el tiempo, los otros, la distancia
o finalmente fuimos nosotros?
mientras los cuervos volaban
y nos susurraban los fantasmas…

Quien ensanchó tanto los mares?
que volvieron a ser océanos
océanos iguales y distintos
fríos y profundos, donde caer
y caer es ahogarse…

Quien? dime quien? mato mis versos
que hacían de cada uno de tus suspiros
caricias de tus dedos sobre mis manos
aferrándose a mi mente y manipulando mi cuerpo…

Quien? quién se llevó de mi boca
tantos besos que aún quedaban guardados
para besar con mis ojos tus sonrisas por la mañana…

Dime si sabes
porque entre nosotros
nos hemos robado esa historia
donde amamos…

Y aquellos instantes
que fuimos más que letras palabras
más que palabras, versos
y como el verso no alcanzaba
escribimos con las bocas, bellos poemas
y cuentos…

Ahora, dime con tu silencio
que yo entiendo
quien te hará eterno verso?
quien será tu reflejo?
porque ese amor
que me ha quedado
nunca será pasado
sino presente en siempre
pero tú, ya hueles a recuerdo
buscando otros pasados
y a mi, a libro en biblioteca
guardado... Lola)
14
8comentarios 56 lecturas versolibre karma: 123

Última Vez

El último suspiro que se escapa de los pulmones,
con el dial y las antenas desorbitadas;
las muecas ilegibles,
la última palabra dicha es realmente bella.

Ese color piel que se diluye sometido,
entre los poros de las mejillas;
y el calor que se oculta en las manos,
simplifica aún más la fragilidad.

El último ave María,
de los que están y el duelo que esconden;
con dolor en el pecho que va como tornado,
desde el estomago hacia los huesos.

La última mirada colorida,
con el eterno recuerdo del resplandor en sus ojos;
la ultima fragancia envuelta en rubor,
su último instante es asombroso.

Y el llanto invoca una canción,
despedirnos por última vez es perfección.

Niorv Ogrin
8
8comentarios 78 lecturas versolibre karma: 101

Irenismo

Respiración profunda,
el diafragma se infla,
las piernas se quejan,
el oxigeno te inunda.

Una baraja toda runfla,
con hilos el camino manejan,
se debe sonreír por seguridad,
siempre a los ojos de mujer manfla.

Mi locrio nombre desaforado entrecejan,
con ese apellido en la impunidad,
en mi chaleco siempre se enfunda,
la virtud que nos asemejan.

Respirar no es como la felicidad,
cuando la vida araña iracunda,
pueda que salga entre la rechifla,
mas no me veras escupirle a la sociedad.

Y me dicen ser estúpido mediático,
por ver los autos desde el ático.

Niorv Ogrin
4
2comentarios 26 lecturas versolibre karma: 79

Entre tintas y soledades habitables

Me refugio en la tinta gastada de un poema
en las páginas viejas de un libro
que nunca nadie leyó.
Soy el susurro de viento que pasa
entre columnas de una casa
en ruinas.
ya fui silencio y sonrisa
fui pasado y presente.
Y con las huellas que quedaron
en el camino
me hice un nuevo sendero.
No voy a escalar montañas
para probar que puedo llegar
a la cima.
porque volé sin alas
y salte al vacío desnuda y con
alma descubierta.
Ahora escribo.... desde mi soledad habitable
desde mi rincón que se ha vuelto un mundo
desde mi universo en reverso
desde mi soberbia poesía.
leer más   
14
16comentarios 91 lecturas versolibre karma: 105

De la amistad el ejemplo (a @Letizia) Colaboración con @Lidianny

Cuando sin rumbo fijo íbamos en la vida,
luego de recorrer largas distancias,
te hemos encontrado a ti, excelsa amiga
y colmas mucho más nuestras expectativas
que la mayoría de cientos de personas
que hemos conocido en otras instancias.

Con solo un golpe sobre nuestro teclado,
sin importar si te ha marcado el destino
tu consejo entre todos siempre es el más fino
y presurosa virtualmente estás a nuestro lado.

Encontrarte es la suerte que nos toca
a aquellos que creen en lo incierto
a tu lado la vida es un concierto
donde la música vuela y flota.

Retorna los versos más puros
y tu poesía siempre presente
nos regala un beso en la frente
y un camino hacia el futuro.

Privilegio y honor al mismo tiempo
es encontrarnos en tu lista de amigos
de tu hermosa presencia ser testigos
de cómo la poesía se vuelve sentimiento.
leer más   
15
16comentarios 91 lecturas colaboracion karma: 112

Partida de ajedrez

(envejecer, morir,
es el único argumento de la obra.
Gil de Biedma)

Una partida de ajedrez juego a diario
que es la misma y distinta a la vez.
En esta lucha estéril que mantengo
he perdido, a la fecha,
tres molares, un puñado de pelos
y algo de vista,
la juventud, mi escaso crédito,
las ilusiones y una media sonrisa.
La pierdo cuando creo que la gano,
mientras miro en la tele esos cuentos modernos
de chicas neumáticas con sus pechos de goma,
en el escaso significado que mantienen las palabras
y, como siempre, frente a los deseos.
Es un juego que pierdo en esas madrugadas
donde creo que no existo
y me arrastro, penoso,
al refugio de mi lecho postrero.

Si las cuentas no fallan son treinta
y seis largos años enfrentado a un extraño,
tropezando con un animal vagamente cercano
que me sigue donde quiera que vaya
y me recuerda, con felina mirada,
desde el lado imposible del espejo,
a ese pobre diablo que veo en mí.
Una partida lenta que muere cada tarde
como un adagio de Barber o de Mahler,
y se come las piezas de los nombres olvidados
por la memoria afectiva del corazón.

Sobre el tablero faltan los primeros peones,
amigos de la infancia que el tiempo degluyó
y vuelven los domingos,
como imágenes sepia de una vieja película
contada con guión y escenario de barrio:
los partidos de fútbol que nunca terminaban,
el gomero, las bolas,
churrichurri mi capitán al uno,
las flechas de carrizo con sus puntas de lata
y aquel chichón que tanto daño me hizo,
herido como estaba en mi orgullo infantil.

Tampoco están ahora, aquellos
compañeros en piso de estudiantes,
forradas las paredes con carteles de Bakunin y el Che,
la profunda liturgia por mejorar el mundo,
y descubrir el sexo y el hachís
en una tarde juntos, Rimbaud y Baudelaire,
Pink Floyd, la Naranja Mecánica,
Mari Carmen y el Ultimo Tango en París.

Al comienzo, recuerdo, nada hacía presagiar este desastre
-como el pájaro que al despuntar el día
abre sus alas sin miedo a equivocarse-,
pero el primer error, aquel que fue un mal cálculo,
me enseñó pronto arriar las velas del corazón.
Luego, más tarde, traspasados los años supe
que era mejor el día para dormir
y desnudar el alba tras la noche canalla
con el amor entre las piernas,
y el pleno gusto de confundirme
equivocando a quienes me amaban.

Con el paso del tiempo cargado de costumbres,
de vicios y de achaques,
de irremediables incertidumbres,
la ausencia de piezas,
el oscuro desaire de enterrar ideales
como quien va enterrando sus muertos uno a uno,
me hacen agachar la cabeza y seguir adelante
renegando entre dientes
que la literatura no salva a nadie,
ni este juego perverso de escribir poesía
me va a sacar a flote de la negra rutina
donde se ahogan estos días perdidos.

Vivir es un error que he comprendido tarde
y no sé si el hallazgo me complace o me aturde,
cuando veo más claro el final del engaño,
de esta partida inútil que juego contra mí
y los conejos siguen creciendo en Australia.
Ahora cuando quedan las piezas esenciales
y consulto las dudas, el desaliento,
las renuncias y el desamor.

Un final que comienzo a encontrar aburrido,
una lucha con muy poca ecuación
que me anuncia que, rendido ante el mundo,
daré por bueno un jaque mate.
leer más   
3
1comentarios 21 lecturas versolibre karma: 44

Y qué importa... (2)

¿Y cómo te digo
ahora que te quiero?
¿Cómo expresarte
lo que ha dolido
el haberte perdido
en esa lejana vida
de tierna juventud
que me parece
haber vivido
en un mundo paralelo?
Que diviso
entre la bruma del tiempo
casi como un sueño.

Y qué importan
todas las hojas
que han llorado
docenas de otoños
(por nosotros).
Y qué importa
el profundizar de raices
de las acacias
y los almendros
mientras esperaban
el reencuentro
(el nuestro).
Y qué importa
el amor platónico
de jaurías de lobos
por constelaciones
de lunas llenas
que para oirlos aullar
salían de sus cuartos
menguantes.
Y qué importa
el desespero de los ríos
por desembocar
en todos sus mares.
Y qué importan
todos los cometas
que brillan de ilusión
mientras recorren
distancias estelares.

Y qué importa
si todos los decimales
de PI contienen toda la poesía
que jamás podré escribirte
(y que nunca leerías).

Y qué importa
que el universo
haya llegado
a entenderse a si mismo.
Si tú no me entiendes a mí.
Si no encuentro
los grafos,
ni las pinceladas,
ni los mares de lágrimas
en incontables almohadas,
ni las auroras boreales,
ni las alboradas,
que te hagan entender;
que te necesito conmigo,
que necesito
que nos inventemos
otra vez una vida
que sea nuestra,
un sueño para soñarlo juntos,
unas sábanas
para incendiarlas
en los cuartos
crecientes de luna.

O si nada de eso es posible,
que necesito al menos
la chispa de tu mirada;
esa que tenías,
cuando en una vida pasada,
parecía que me amabas.


~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
@AljndroPoetry

Se me ha antojado republicar este
Originalmente publicado en Jul-2017
leer más   
16
20comentarios 137 lecturas versolibre karma: 95

Despertando en tu Mente

Y apareciste en mis sueños...... Era como si te tuviera .... Y cuando estuve a punto de sentir el dulce sabor de tus labios mis ojos se abrieron pero mi corazón aún te soñaba... Fue ahí cuando mi imaginación me permitió mirarte y casi poderte sentir.... Mientras mi mente y mi alma empezaron a crear palabras y así se formó una poesía pensada totalmente en ti .... Mientras observaba el cielo y la Luna se volvió mi confidente ... le conté sobre ti ... lo que pienso... lo que imagino.... lo que quiero .... Cuando en su brillo alcance visualizar tu rostro y mi corazón se alegró .... Te convertirse en inspiración .... Y aún así no encontré todas las palabras para poder describir todo esto que se forma en el corazón.... Y que la mente lo convierte en versos... Y el alma simplemente se dedica a pensarte e imaginarte....


Alexndre
leer más   
5
sin comentarios 24 lecturas prosapoetica karma: 59

Puedo Anclar

Puedo anclar mi soledad a las ganas,
mordiéndome los labios en el tacto,
cercenar las heladas fantasías,
y dormir huésped en la orbita de tu seno.

Puedo temblar solo para ti,
y quitarme los hilos que cubren mi sudor;
puedes raptarme, enredarme y provocarme,
y hacerme resbalar por la textura de tu vientre.

Pueda que llegue a fatigarme,
con tantos sellos que tengo para provocarte;
tantos aromas que anhelo robarte,
tantos caminos tuyos que sueño conquistarte.

Pueda que mi palabra te ciegue los ojos,
haciendo torbellinos en mi cabello,
quemando al roce de tus piernas mis mejillas,
en una fricción de pudor y deseo.

Y los susurros que cantaré a tu gemido,
silenciarán el día que te enseñaron a amar,
endulzando el elixir escondido de tus labios,
perdiendo de a pocos en tu piel mis manos.

Y es que lo bello de la oscuridad,
es envolvernos en el placer,
de querernos sentir otra vez.

Niorv Ogrin
11
2comentarios 50 lecturas versolibre karma: 102

Cenizas

Ceniza sería mi poesía
si de tratarse de ti no fueran mis palabras.
leer más   
14
9comentarios 70 lecturas versolibre karma: 106

Sin título...

Bajé aquellas
escaleras,
no tenían
un final...

No sabía,
donde iba,
a parar...

Los escalones
crujían, de
lo antiguos
que eran.

Me paré, un
segundo a
descansar,
y me senté
en uno de
esos
escalones.

¡De repente!,

Vi, como
me movía,
como si
alguien me
alzara al
aire.

Pensaba
que me
había
quedado
dormida, y
que estaba
soñando...

¡Pero no!.

Entonces,
descubrí,
que eran
las escaleras
las que se
movían
por si
solas.

Estaban
cambiando
de dirección,

¡Tenian
MAGIA!...

Ellas me
llevaban
por otro
camino.

Querian,
que me
encontrara
contigo...


© Derechos de autor
Isa García
leer más   
4
sin comentarios 27 lecturas prosapoetica karma: 61

Climax de Pasión

Es que solo imagínate como el dulce y apasionado roce de los labios puede desencadenar que dos seres lleguen a sentirse tan excitados que sus cuerpos sientan arder estando en un paraíso, llegando a que sus manos se deslicen en el otro conociendo lugares en os cuales el placer puede aumentar y de a poco ambos llegan a estar sintiendo cosas únicas las cuales los llevan a formar un solo ser, sintiendo el cuerpo mojado excitado feliz y complacido
Que pasaría si mis labios son los recorren tu ser, mis manos acarician los lugares que están prohibidos a simple vista, que pasaría si tu y yo fuéramos quienes estuviéramos a punto de descubrir otro mundo juntos

Alexndre
leer más   
13
sin comentarios 43 lecturas versolibre karma: 110

Me faltan tus latidos...

Me faltan tus latidos
que busco cada día,
es brisa para el alma
en forma de caricia,
suspiros de tus labios
que rozan mis mejillas,
son lindas mariposas
con alas cristalinas,
y son esos latidos
las notas más sencillas,
que forman en tu pecho
la dulce sinfonía,
que dejas a quien amas,
que tomas y que quitas,
metáforas veladas
que llevan tu sonrisa...

Preciso tus latidos
llegando hasta mi orilla,
allí donde se juntan
la bruma y la neblina,
yo quiero que se apuren,
que vengan enseguida,
que traigan en sus alas
las perlas más queridas,
y quiero, esos latidos,
también de tus pupilas,
y el verso que allí escriben
haciendo poesías,
por eso no me falles,
no aguanto pesadillas,
te quiero como eres,
del alba al mediodía...

"...Me faltan los recuerdos
que tuve en la retina,
camino en un presente
y tiemblan mis rodillas..."

Rafael Sánchez Ortega ©
07/08/18
19
2comentarios 45 lecturas versoclasico karma: 97

La alegría

La alegría de verte triunfar.
La alegría verte reír.
La alegría de verte festejar.
La alegría de vernos unidos.
La alegría de acompañarnos.
La alegría de nuestros abrazos.
La alegría de saber que en el cielo nuestros ángeles festejan tanto como nosotros.
leer más   
7
2comentarios 61 lecturas prosapoetica karma: 50

Gajos de Sol

Extraño mi regreso
al vacío de la arena,
a mi propia alma solitaria
complaciéndome en otoño,
ardo en deseos
de volver a ser el ingeniero
de los caminos efímeros,
de cada uno de los versos
como gajo hijo de Sol
al que arrancar
de su ceguera incierta,
declaración litúrgica
de mis distracciones de horas,
y que cada sílaba
sea aleta caudal de un pez
gobernador de estrechos.
leer más   
13
9comentarios 99 lecturas versolibre karma: 96

Manual de instrucciónes (léase al revés)

La involución del hombre se debe al principio del egoísmo.
El sistema capitalista domina a sus verdugos materialistas.
Condena indestructible que justifica el sacrificio como antesala del deseo.
Esqueletos vacíos y estructuras orgánicas.
Atrás milenarias culturas espirituales.
No hay mundos interiores, no hay fuerza, no hay energía...
“Sé tu propio mundo, en equilibrio”.
Las adicciones nos convierten en esclavos.
Esperando que el otro nos vierta la fría agua en los labios.
Angustiados, atados, dolidos y frágiles.
El mundo no tiene energía.
Y el dinero solo sirve para lo que no tiene valor,
y, poco a poco, morimos.
En silencio y sin sangre, ni destrucción.
La batalla es interior.
Se perdió la conexión,
se extinguió la poesía,
se extinguieron los hombres.
leer más   
5
1comentarios 30 lecturas prosapoetica karma: 77
« anterior1234550