Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 3639, tiempo total: 0.027 segundos rss2

Un atisbo de humanidad

En una cálida tarde de verano, con un libro de poesía en la mano, me acomodo sobre la pálida hierba de un sombrío parque de la ciudad. Junto a un rosal que se llenó de espinas, porque olvidó dibujar sus rosas.

Abro el libro y el poeta envuelve mis sentidos con sus palabras y sus intensos silencios, logrando que la poesía insufle mi esencia y haga brotar destellos de eternidad en los extremos de mi existencia.

Y aunque sé que jamás lograremos entender lo que dice el poeta, trato de acceder a su reluctante voz, encontrar en ella el hilo conductor, desenrollar en una lectura la madeja. Entrar a los aposentos de la poesía.

Y siempre acabo preguntándome, una y otra vez: ¿Cómo escribir aquellas palabras sentidas y alcanzar a penetrar aquella voz luctuosa, sin tener que hundirme en los abismos de los que jamás pudo salir el poeta?

Esta tarde, frente a las hojas mustias de un rosedal, estoy leyendo a Miguel Hernández, y mientras recuerdo a mi padre muerto, la cálida voz de Serrat toca mi memoria, embriagado en el dolor de la elegía a Ramón Sijé. Es cuando el poeta me recuerda que no se puede hacer poesía, sin antes no haber sufrido de humanidad.
leer más   
10
6comentarios 91 lecturas prosapoetica karma: 103

Pasos impares

Libro: Apotegmas en el desierto (2014)

Cuando quiero escribir, simplemente me limito
a bostezar imágenes, mal dormir instantes,
y esperar que se haga de noche en mi obstinación
entre irrealidad y desamparo.

En un reino octosilábico habito un palacio
de cartón; mis rimas, tan forzadas como siempre,
tan mediocres como nunca, me dejan conforme,
lo cual es suficiente para mí.

Nunca me lo he planteado así, pero quizá me
dedique a derramar tinta por no querer gastar
saliva; desnudo de los miedos para abajo,
me pierdo por los atajos de la vida.

Persigo el dulce amor de las derrotas sonriendo
ante recuerdos suicidas que buscan llamar la
atención, encuentro lo infinito a la vuelta de
la esquina, en un jardín sin flores.

Mis silencios pecan por soberbios; ocasos que
besan vagamente los labios equivocados,
me enfrento al papel gritando adjetivos que evito
nada más empezar a expresarme.

Y eso es mi poesía, un impreciso sabor a
nostalgia, un conjunto de nuncas que osan salir
a caminar con obscenidades de etiqueta,
con pasos impares y vencidos.

Confieso que a veces me detengo demasiado
en el relato furtivo de un país de lobos
sueltos, lagrimeando por un futuro que no
llega ni siquiera a pesadilla.

Huésped del cuerpo que me ha tocado, arena
en la inmensidad de la vida, siempre dedico
renglones a hacerme preguntas inoportunas,
pisando cristales por deporte.

También deshojo en forma de caricia, crónicas
de los inviernos inhóspitos en pabellones
polvorientos, portando la condena a contemplar
expediciones de soledades.

Resumiendo y sin extenderme en tantos detalles,
expongo como teoría una nimia conclusión:
los poetas escriben porque tienen talento,
yo lo hago porque me da la gana.

etiquetas: pasos, impares
1
sin comentarios 10 lecturas versolibre karma: 12

¡Bendito Benedetti!

(2 Jotabé)



Tenía falta la literatura
de la pluma amable, crítica y pura,

de un amante que nos hizo entender
que para amar, papel no ha menester,
y que al conjugar el verbo querer,
ni una estrella azul debemos poseer.

¡Bendito Benedetti! Voz osada
que defendió de forma encarnizada,

el amor y la vida y la amargura…
y nos regaló el inmenso placer
de su fiel poesía enamorada.


Poeta uruguayo por su nación,
mundial siempre ha sido su proyección.

Pues aún con el alma comprometida,
en denunciar la maldad fratricida…
¿Cómo obviar el poema, Bienvenida?
Y su sensibilidad sin medida.

¡Bendito Benedetti! Voz viajera
que, de Montevideo a la Albufera,

el aire ha impregnado de esa emoción,
que nunca a nadie pasa inadvertida,
y mi alma convirtió en su costalera.
14
6comentarios 36 lecturas versoclasico karma: 106

Sales Plateadas

Aquella mancha plateada
en la quimera de tus oros
ha enchapado el estuario
tus lechos de plomo.

Líquidos donde bañas las balas
en la lejana mansedumbre
aguas olímpicas y claras
que preguntan tanta noche
en el brillo de otra luna
despierta entre niebla
y mujeres de luz
tan minúsculas y hermosas
decorando el caparazón.

Mientras el sodio cae
salando la tierra impresa
la impronta ferrosa del suelo
desprendiéndose de mí
esas sales que no sequé
(o no alcancé a atajar).
leer más   
4
1comentarios 26 lecturas prosapoetica karma: 68

La Muerte Desnuda

Se extiende un mantel en el sueño del bosque.

Ella, con el lomo tatuado de días
lleva los años burlando la sed
la esperanza de comer lo que sobra del amor
pero no se afinca en el sueño
intenta brillar, ser real
acariciar los segundos de plenitud
aunque todo sea una broma
y la noche termine de atravesar
la noche que guarda el sol
el hogar de la lástima
donde el alcohol no corre
galopa incansable por el abismo
réquiem sobrio de la exactitud
y el tiempo de descanso.

Ella despertó algún día
enfrascando la incertidumbre
sin saber si esperara tanto
la muerte desnuda.
leer más   
9
4comentarios 73 lecturas prosapoetica karma: 88

Glorieta

Alguien por favor que pare el tiempo,
tengo el gesto largo, y la vista cansada;
una que otra grieta en mis zapatos,
y polvo en reconstrucción en la almohada.

Los dados del destino se equivocaron conmigo,
huellas en falso, una tras otra;
migas de pan esparcidas en circulo,
y una brújula que no apunta a ningún lado.

Los milagros ya no tienen frecuencia,
las señales se fundieron en el ocaso;
un cordero que está fuera de su rebaño,
y los coyotes osados merodeando.

No ví las señales antes de estar en la glorieta,
en la bifurcación esta la indecisión,
el tiempo seguirá corriendo,
como atleta de quinientas yardas.

No me enseñaron a dejar de ir hacia el sol,
la cabeza me duele de tanto pensar;
el suelo se pone tan pesado en mis rodillas,
que las palmas abanican de pesar.

Alguien que pare el tiempo,
mientras me cobijo en cemento.

Niorv Ogrin
leer más   
3
sin comentarios 10 lecturas versolibre karma: 40

Haiku 4

Cinco sílabas
siete vienen luego y...
cinco otra vez.-


@ChaneGarcia
...
leer más   
4
1comentarios 27 lecturas japonesa karma: 76

~Tinta de luna ~

Tú y yo seremos
el renglón invisible
de un libro azul ...
Sin adornos ni puntos;
No existirán los márgenes
ni habrá salto de párrafo
y seremos historia;
“Tinta de luna
en destellos de prosa
y versos de aire “



@rebktd
leer más   
31
30comentarios 187 lecturas japonesa karma: 95

No tengo voz

No tengo voz…
Mi canto es un poema, escrito en noche plena
silente es mi tonada que hace llorar la arena.
Mis trazos como acordes nacidos en cadena
resuenan en la aurora con voces de sirena.

No tengo voz…
Y en dulce serenata se van mis voces llenas
de ronda por las tardes en plácidas verbenas.
El ritmo de mis notas está en verbos caídos
que muda es la cadencia de versos sin sonidos.

No tengo voz…
Escapan de mis manos las notas apagadas
que juegan al ocaso traviesas y calladas.
Mi música es adentro de líneas encerrada
que en complice silencio se inscriben en tonada.

No tengo voz…
No se por que milagro me nace en poesía
un coro de palabras en sorda algarabía.
Pero estas mismas notas jugándose dormidas,
resuenan en el alma en claves encendidas.

No tengo voz…
Mi verso es melodía discreta y transparente
que grava en armonia mi verbo trascendente.
Los pasos de mis lettras se elevan como encanto
y arrastran las esencias de amores y de llanto.

No tengo voz…
Escrito en sentimiento mi hechizo asono invoca
la fuerza de lo eterno que hace soñar la roca.
Mi frase va insonora, y adentro va y resuena
que voz no tengo y canto: mi canto …¡Es un poema!
leer más   
10
13comentarios 82 lecturas versoclasico karma: 107

CLIP:POEMA Texto apresentado em Montevidéu Uruguai 09 2008

Esclareço que meu trabalho é fruto de uma pesquisa e tentativa de expressar meu deslumbramento na descoberta de equações que explicam nossas vidas e apontam soluções para nossos sentimentos de desconheci-mento e estranheza das complexidades de viver.

Até ontem me achava um velho sábio no corpo de uma criança, hoje acredito que sou um adolescente no corpo de um velho com cabelos grisalhos, quase careca. Não me perguntem o que estarei pensando amanhã, pois não quero nem tentar imaginar....

Permanecemos atentos, buscando razões para entender, não apenas o que nos rodeia, mas expressar sentimentos, vontades e respostas ao mundo: buscamos soluções ?

Aos poucos, mas com o tempo percebemos cada vez mais entre palavras, expressões no rosto; cada vez mais entre as linhas e as letras do material escrito. Vemos no material fotográfico, imagens que dependem da qualidade e da definição. Já o desenho, executado como interpretação literal da palavra:desígnio, desejo, tipificado como expressão de uma mensagem, deve ser realizado dentro e com todos recursos técnicos para transmitir a mensagem do autor.

Como a cigana lê a mão e a aparência do cliente, para saber quem é, ou como vai ser o futuro dele ?

Como percebemos as marcas do piso e sabemos ou adivinhamos o que aconteceu ? passou um cachorro sobre o cimento fresco ... uma marca de pneu de bicicleta de um moleque. Rastros.

Os sentimentos também deixam rastros, cicatrizes cauterizam vincos do rosto, dos sorrisos, das lágrimas, do cansaço, da fome e do sono.

Mas a poesia não se encontra na curva da esquina, escondida. Diferente do som, da música, que vem a nós, precisamos procurar as imagens. Temos que encontrá-la nas notícias boas, no perfume que o vento roubou nas flores no caminho. No perfume da mulher que cativa nosso olhar masculino, e vice-versa: quem troca olhares, quão profundo este momento efêmero.

O CLIP:POEMA é uma pequena história com desenvolvimento poético e conceitual (leia-se no lugar de poético = da expressão de um sentimento dentro de uma situação específica explorando as circunstâncias do momento) conceitual= de forma a permitir a construção de situação similar em paralelo com outras variáveis.

Associado a ícones (não meramente ilustrativos) torna-se a poesia visual. Reforçando: não se trata da ilustração de um texto, mesmo que breve, mesmo que a imagem simples.

Existe uma inter-relação entre ambos, complementando e sugerindo interpretações abertas a outros sentimentos.

De imediato a leitura. Instantânea até.
Entretanto ainda é uma situação estática que pode ser ampliada com o recurso da visão periférica, acionada pelo movimento e relacionamento de tempo e seqüência. Em meus trabalhos sinto às vezes a necessidade que tenham um fundo sonoro... mas na realidade, vejo meus trabalhos parados na eternidade, uma nota musical interminável suspensa no tempo...

Então a música: Mozart, estabelece o valor clássico e eterno do momento fugaz da seqüência de notas musicais. Esquece-se momentaneamente a letra das óperas, mas não a música. Ah ! a musica, no frágil instante de sua execução.

A imagem. Permanece também quando obedecendo as regras estabelecidas desde a Grécia, observadas na natureza, no rigor matemático, na compreensão das cores e cada relacionamento possível. A composição, os contrastes, a leitura completa do espaço visual cercando o objeto (qualquer que seja) a pertinência das peças quebradas contando histórias por onde passaram, seu uso e quem as usou. Um conjunto de recursos cerca o conteúdo deste texto, eles se misturam e se completam no relacionamento
entre cada um deles.

 Resumindo, a imagem permanece, a música é fugaz. Mas ambos só serão eternos quando cumprirem seus deveres como elementos fundamentais do diálogo entre os seres humanos. A música vem a nós, a imagem buscamos, as vezes a encontramos. Nos ilude a distância, em São Paulo com tantos prédios é comum observarmos pelas janelas e ao longe observar outras janelas e imaginar tantas histórias, quase que como o filme de Hitchcock... a proximidade nos trás outros elementos que nos permitem entender mais completamente. Nossa busca e surpresa serão fisgados por contradições aparentes, por paradoxos , por emoções desencontradas, até o livre trânsito da informação a se completar em nós, mais um degrau de entendimento do Universo: TO LIVE IS ANACT OF BECOMING CONSCIOUS.

 Compreendemos o universo em três momentos: a) no primeiro contato selecionamos uma fração, um segmento na paisagem; b) em seguida fazemos uma análise da textura, do contexto em que esta imagem se articula se torna legível; e finalmente c) encontramos um ponto diferenciado em que entendemos o porque detivemos nosso olhar. É um ponto que vai determinar todo momento, porque olhamos para aquele local, e ali encontraremos nossa resposta.

 Recentemente me ocorreu o por que do CLIP:POEMA, o por que da poesia: é um eco, a rima é uma reverberação, uma ressonância dentro de nós, de sentimentos de outros, de emoções que são transfiguradas, decodificadas, ampliando nossa capacidade em compreender o próximo, em estabelecer uma relação maior com o Universo.

 E isto ocorre tão instantaneamente, apenas estivermos abertos a que ocorra.

 Citando Maquiavel, “Os homens em geral julgam antes com os olhos que com as mãos, pois todos tem a oportunidade de ver, mas raramente de apalpar. Todo mundo vê muito bem o que aparentas por fora, mas poucos percebem o que há por dentro; e esses poucos não se atrevem a contrariar a opinião dos muitos. O vulgo só julga o que vê.”

 Vivemos em um mundo de ignorância e medo pelos que querem manter o poder. Temos que mudar alguma coisa, o que fazemos ? Onde está a poesia ?
4
sin comentarios 38 lecturas relato karma: 42

Ars Poetica

He vuelto a escribir,
como un antiguo vicio que contraje de joven,
y soy un verso mojado,
caído de unos labios,
cayéndose en fragmentos de agua.

La primera vez que escribí fue por amor,
las mariposas en mi estómago migraron a mi frente,
en su lugar quedaron peces de colores,
algunas se posaron en mis manos.

Escribo desde que tengo uso de pasión,
en presente progresivo,
en futuro imperfecto,
en participio.

Escribo por impulso,
por convicción y por vicio,
a veces también por inercia.

Escribo sin mesura y sin miedo,
dejo que el cauce de mis dedos se derrame,
que el agua de entre mis manos
se desborde,
que todo me inunde,
que todo se ahogue.

He estado escribiendo de día y de noche,
antes de dormir y al levantarme;
no está bien,
ya lo había controlado.

Me he descubierto a las tres de la mañana
en busca de un verso,
nunca me he cuestionado por qué escribo,
pero sí me he preguntado de qué sirve.

Pensé que podía escribir cuando quisiera
y que cuando quisiera también
podría dejarlo.

Escribir es sencillo, pero no es fácil.
Escribir me dispersa y me esparce.

Lo que escribes no sólo te define,
te retrata,
te identifica.

El que escribe poesía
no lo hace por gusto,
tampoco es que lo haga a la fuerza,
pero lo hace por influjo,
bajo influencia.

Quería dejar de escribir,
pero ha estado lloviendo.

Supongo que algunas personas escriben por placer,
deciden cuándo escribir,
sin importarles si llueve,
si se hizo de noche
o si se tiene algo atorado
en alguna parte.

El poeta no tiene un lugar favorito,
una hora determinada,
el poeta no decide cuándo escribir,
escribe porque tiene que hacerlo,
a menudo se descubre escribiendo,
se encuentra.

Los poetas son locos,
esos que escriben,
que no saben hablar.

Los poetas se caen y se hacen pedazos,
se quiebran a cada rato,
se mueren a cada rato,
y a cada rato,
qué bueno,
renacen.

La poesía te toma por la espalda,
te tapa los ojos
y quiere que adivines
de quién se trata.

La poesía juega sucio,
te acorrala,
puedes decir que no,
pero no importa;
cuando la poesía te ha elegido
no puedes hacer nada.

La poesía hace conmigo lo que quiere,
sabe mis secretos,
me amenaza con decírselo a la gente,
me tiene en sus manos.

Tomé a la poesía trémula entre mis brazos,
me miró fijamente,
como si quisiera decirme algo.

No sé si sea poesía,
pero me toma de las manos
con la propiedad de quien toma
lo que es suyo.

Tal vez no he comprendido el Ars Poetica de Horacio.
Quizá he entendido mal todo esto de la poesía.
14
13comentarios 76 lecturas versolibre karma: 110

Esperanza

No quiero guardar silencio y meterlo
en un pequeño cajón de un librero
quiero gritar y anticiparme a la luz que se revela.

Mis manos protestan y escriben
son testarudas y necias
son mi boca repudia la dictadura vil del propio odio.

Las cicatrices sanan poco a poco
desde aquella última vez que sangraron
ellos sembrando sus ideas en mis oídos
ellos son sordos a su voz que aniquila el amor.

La esperanza es un tizoncito que protejo con ternura
no quiero que se apague su llama
le soplo despacio, pensando
organizando mis ideas
todas ellas quieren vivir en la congruencia
de un pensamiento abstracto.

Para no volverme un loco de atar
me acciono
relevantes son las cosas que me importan
mi familia.

Mi poesía que transforma
son palabras vivas que no se mueren
con la resequedad del odio.

Grito, lloro, espero, canto
todo eso que me estorba
lo saco y hecho en un saco roto que vuelvo a remendar.

Nunca riegues al rencor con un olvido
lo esencial de la vida es esperanza
el dolor es pasajero con un amor que perdura.

No quiero ser una réplica perdida
de aquellos que no alcanzaron su tiempo
recordé un verso olvidado.

Era frágil en el desamparo sombrío
lo ame y lo volví a soltar al viento
regresará, estoy seguro de ello.

Le di de comer un poco de ocaso
es brillo en el espacio, es bueno
los sueños en una noche desgastada
hacen ver a unos ojos ciegos
nada detiene a un silencio con voz.

Miguel Adame
19/05/2018.
14
4comentarios 177 lecturas versolibre karma: 100

Mi poesía

Si cuido las letras
no cuido al que escribe.
Demasiadas verdades negras
sobre el que las vive.

Le duelen más que a nadie,
aunque otros vean indirectas.
Piensa en el último baile
y no en si se alimenta.

Sus versos son economía sumergida
sin ánimo de lucro.
Sin embargo, se les da la bienvenida
sin un solo gesto pulcro.

Su rima es sencilla
y su métrica casi nula.
A la primera la mima,
ignora la segunda.

Su sentimiento sangra el dolor
que sufre su álter ego.
Conoce su ínfimo valor
y así constituye su miedo.

El poeta y el humano son uno,
quién lo diría...
La tercera persona es un mundo,
lo explica mi poesía
3
sin comentarios 10 lecturas versoclasico karma: 25

No necesita de mis versos

La palabra se queda corta
para la curva de su espalda,
la que despega en su cuello
y aterriza allí en sus nalgas,
revoloteando por su cuerpo
cual ligera sobrefalda.

No necesita de mis versos,
ni de poesía en sobrecarga
pues el mundo, inconexo,
cobra sentido al observarla.

Dibujando en lienzo terso
ni Velázquez lo lograba,
acuarela en esmeralda
que sus ojos descifrara.

No imagino a Donatello
esculpiendo una guitarra
con su brillo, con su vello,
con su porte donostiarra,
y el reflejo de su pelo
que al pasear las bocas calla.

Mi poema no hace falta
sin su tez.. ni su mirada,
sin la mueca de ese hoyuelo;
teoría desmontada.

Ya no sirve para nada
que se escriba lo más bello,
sin su olor a caramelo
de una fresa avainillada,
que desprende con sus besos
de amiga desmelenada.
leer más   
15
6comentarios 75 lecturas versoclasico karma: 109

Dime si conmigo fuiste feliz

Dime si conmigo no fuiste feliz, si no era yo suficiente para ti, si necesitabas más razones para quedarte junto a mi, si no podías cambiar por mi.

Me enseñaste a qué los besos no se sienten en los labios, a qué el sexo no sea tan necesario, a ser compañía aunque haya de por medio mil millas, a descubrir otra forma de sentir.

A buscar formas de pasear juntos, de usar video llamadas para mostrarnos lugares, a qué podías tomar un café ☕️ y conversar horas de libros, películas y poesías, hasta de hacernos parte de nuestros mundos sin necesidad de estar juntos.

Dime no fuiste conmigo feliz?
Sé que se necesita más para seguir, pero era cuestión de tiempo poder juntar, dos corazones que se encontraron al azar.

Cuando dos almas se reconocen, ganará las ganas de tenernos contra las mil excusas de perdernos.

Dime aun te acuerdas cómo fuimos a el lago, y através de mi cámara te dije que te amaba, que con nadie me he sentido así, y que sabes más de mí que cualquiera que tengo cerca de mi.

Aprendí que podías calmarme con tu voz, que solo necesitaba de tu tiempo, que me ilusionaba con la canción dedicada, y las palabras tantas veces pronunciadas.

Pero no fue suficiente, pues se necesita un verdadero compromiso y que dos se amen suficiente, para no dejar que el amor lo mate la distancia en el tiempo.

Las letras de mi alma.
leer más   
6
2comentarios 44 lecturas prosapoetica karma: 75

Palabras Para Ti

Hoy tengo palabras solo para ti,
palabras que se enrollan
como la lengua de mariposa,
y susurran en tonales ecos.

Tengo palabras para ti,
pero el viento las atraganta en mi garganta,
ahogándome en cada silaba liquida,
de la poción del hiato y la esdrújula.

La tipografía me apuñala el verbo,
para dejar huérfano el sujeto,
que aunque esté lleno de sentimiento el verso,
deja cobarde el predicado.

Y duele helado en el pecho,
como neumonía crónica;
asentándose de a poco en los pulmones,
despresurizando el diafragma e hígado.

Pero son palabras para ti,
palabras que no se rayan en la pared,
mas bien se cantan en secreto al oído,
como las que nacen después de un gemido.

Tengo palabras solo para ti,
y no me alcanza el punto para darles fin.

Niorv Ogrin
leer más   
13
6comentarios 68 lecturas versolibre karma: 103

La Nueva Herida

La fascinante ciencia de ver
el humo en tu quimera
vuelve interesante el tiempo
contando los segundos
averiguando el fuego tenue
protagonista una vez más
en tu intensa vida.

Colecciono tus roles al pensar
en las miles de máscaras
marchitas al no poder
cubrir tu cara.

Aún son cadáveres
son la noche y el viento
el convite extenso del miedo
y su perpetua voluta
suspendida en el firmamento
que mintió sobre el orden
en tus magros cielos necios.

Hacia allí vas
y aún intentas erradicar
el incendio en tu vida
punto ígneo de tempestad
la nueva herida.
leer más   
11
6comentarios 86 lecturas prosapoetica karma: 109

Contraluz

Desangrando mi pluma vertical,
donde se enredan los vientos áridos del sur,
y se sumergen los huracanes del norte,
esta desdibujado mi horizonte.

A veces el sol se alza entre los árboles,
pero el lunar jamas se verá a contraluz;
ni el aroma del rocío contra el viento,
ni la sílaba que cae a contratiempo.

A veces se detiene justo en nuestras cabezas,
y ni la luz cenital muestra mi rareza,
de una naturaleza perseverante,
de una respiración ya muerta.

Caen las gotas en suelo mojado,
porque soy el que ríe de últimas,
el que apaga la luz y cierra las cortinas,
¿y creen conocerme porque me miran?

Si iluminan mi verdad con el sol a mis espaldas,
por mas respuestas que canten no entenderán;
si me determinan con la luna en mi norte,
las suposiciones serán estrellas fugaces.

Al hablar ni se molesten,
de eclipses están hechos los desastres.

Niorv Ogrin
leer más   
14
3comentarios 61 lecturas versolibre karma: 98

La librería mágica

LA LIBRERÍA MÁGICA


No sabía dónde estaba, pues aquel lugar parecía un almacén lleno de
libros. Todos hablaban -entre sí- un idioma parecido, aunque no lograba
entender nada. De pronto saltó uno y me dijo:
-¿Tú eres nuevo por aquí? -Le contesté que sí; y que si ocurría algo:
-¡No, no!, -me dijo-: -Solamente, te advierto de que tengas cuidado, ya que
estos libros son mágicos y no puedes despertarlos; como lo hagas, te darán
la lata y luego te volverán loco.

De pronto, veo volar a Don Quijote de la Mancha, en su bicicleta
cósmica, cabalgando entre el escaso espacio de pared en pared.
En las estanterías se oían voces lejanas; pertenecían a los personajes
de viejas y nuevas historias, como queriendo salir todos a la vez y contarme
sus batallitas, o sus cuentos.
Un caballero con barbas me chistó, diciendo:
-¡¿Qué haces por aquí?! ¿No sabes que esta prohibido merodear por
ciertos lugares de luces y sombras?
-No se nada -le dije-; tan sólo estaba mirando los libros...,
-Estos no son libros: son pensamientos enlatados en papel y prisioneros,
nos cortaron las alas; -además, me dijo-:
-Soy Séneca, el andaluz de Córdoba; enjaulado en mi libro de oro. Un
murmullo debajo de las estanterías me avisa del peligro que corro en ese
lugar, pero sigo rastreando, entre ellas, porque mi tiempo se detuvo, y quiero
saber el porqué de todo ésto; si, tan solamente, son libros escritos con letras
en un abecedario ordenado y libre.
Los pensamientos creados de muchas mentes prodigiosas, llenas de
sabiduría y talento:
Aquel de los molinos de vientos, Miguel, su nombre eterno, el
creador de D. Quijote señor, el de los sueños surrealistas y caballero,
merodeaba por este jardín, entre marañas de polvo, un ordenado
desorden de pensamientos.
En un recodo, en el ángulo metálico de las mágicas estanterías, vi al
mismísimo Federico, leyendo su cuaderno original, del “Romancero Gitano”,
como se limpiaba las lágrimas de bronce, revoloteando golondrinas alrededor
de su cuerpo, ahuyentaba, en su cabeza, a los pájaros.

Su vecina Carolina, las de los bellos ojos; la de pómulos sonrosados,
coronados de poemas, de versos de amor; toda su sonrisa iluminaba el
espacio: poeta de Almendralejos, luz de Extremadura (Espronceda, sufría en
silencio por su amor).

Todos son voces: del ocaso al abismo y del abismo al ocaso. Muchos
libros hablando y yo sólo escuchando sus letras: El punto, la coma, el
paréntesis, la interrogación y la exclamación, riéndose del punto y coma, sin
poder estar separados...

Las flexibles historias del mundo, danzando al unísono; sobre un
camino de aire y de polvo, en este desorden de paz; en un silencioso pasado
de ausencias, con palabras que gritan.

En el suelo, un libro se queja: ha sido pisado y le hicieron daño en sus
cubiertas: El maravilloso(tan antiguo, como moderno) Kybalión, llora de dolor
y soledad; quiere la libertad que anuncia en sus páginas; ser rescatado de
su estantería para poder descansar en los pensamientos más espirituales y
profundos.

Un aroma aterciopelado, desde un rincón, nos comunica olores de
siempre: Almizclen, Hierba buena, Tomillo y Romero...

Miguel Hernández me habla de sus horas en la cárcel, poeta del
hambre, del sacrificio,de la pena y el dolor; durmiendo en una jaula sin
libertad (pero con alas para volar).

Remolinos de aires nos envuelve en la lectura, Schespeare y
Lord Byron, Borges, Salinas, Cernudas, Pacheco, Valhondo, Lencero, León
Felipe, Kavafis, Pasolini, Bod Dylan. Merodean entre las páginas, ordenándo
las palabras, jugando con las sílabas, los espacios, Gala, pasea su bastón.

Dentro de este templo, de la palabra escrita, nos encontramos a
Rosalía de Castro, Carmen Pardo Bazán, Dulce Chacón, Almudena Grande,
Mª José Fernández... Todas, expresándose, con versos encadenados:
caminos creativos, en el Universo escrito.

Se mezclan las ideas, los pensamientos, alrededor de un oasis lleno de
estrellas. Una fuerza invisible de sentimientos merodea a las estanterías, en
un mágico pensar. Los hilos del saber florecen en el techo del olvido; y las
palabras piden libertad, como queriendo escapar de un laberinto de
intolerancia y despecho.


II

Los libros almacenados, desean ser adoptados por manos limpias,
sedosas, delicadas, sin mancha. Manos purificadas con el único elemento
posible: la Cultura (El poderoso Saber del Hombre y nunca la ignorancia de
la bestia o la oscuridad).

Desde el abismo más luminoso donde todo ciego ve, hay hadas con
sonrisas fotográficas, con luces de plata. Aquí, Piter-pan, juega con
Campanilla; juntos navegan en mares imaginarios con radiantes sonrisas.

En la bóveda, rosada, de pájaros es donde -el hombre- anida en sus
ilusiones. El tiempo está detenido en este templo de cultura solitaria.

Láminas, fotos del pasado... y un futuro lineal rodeado de mesas de
tertulias; donde se contemplan y se aman, con miradas furtivas:La novela, el
ensayo, el teatro, la poesía, la narración, la biografía, se casan con la luz y
las sombras, iniciando un camino con un futuro de resplandor, sin límite.
Los ecos, lejanos, me avisan de posibles tormentas literarias: Un
intruso dando voces, sorprende a la mágica librería. Es un libro nuevo que
viene empujando, como un torbellino, con aires caracoleados, entre los
entrantes y salientes de cada libro; éste molestando a los otros. Sus hojas se
les encresparon; hasta se cristalizaron las letras: Quiere un hueco social,
entre las mágicas estanterías (la oportunidad de ser seleccionado y leído, en
su “Horizontalidad Sentida”, permanente.

En la Librería Mágica, es donde está representada la historia y el
pensamiento de cada escritor(y es un mundo que simboliza la Cultura): ¡Ah,
mi querida Librería!¡No despiertes nunca!, porque en tus sueños está la vida.
leer más   
7
2comentarios 79 lecturas relato karma: 80

En el Salón Poémame

Estoy en el estrado del gran Salón de Poémame.
Las puertas están abiertas, quien desee puede pasar y será un gran honor recibirte.
Toma un lugar, el que desees. No hay jerarquía alguna.
Todos somos educados y tenemos buenos modales.
No hay desorden, todo es cordialidad y el ambiente es amistoso
y lleno de sincera hermandad.
No hablaré mucho, solo tengo un secreto qué revelarles:
Me siento sumamente halagada, pues he sido privilegiada por compartir
con todos ustedes momentos importantes de mi sentir.
Le pedí al Todopoderoso un deseo, me lo concedió sin merecerlo.
Le pedí una señal y su respuesta llegó inmediatamente.

Mi deseo fue un poema escrito por el gran Poeta Soñador
y su verso superó mis expectativas, sus palabras, consideradas por el mismo autor,
un ensayo, ha logrado su propósito. Un regalo que jamás nadie nunca
me había hecho. Sus palabras son hermosas gotitas del rocío que
caen del cerezo, que me ha enviado desde el viejo continente.
Esta tarde lo recibí y con alegría las leí mientras mi corazón latía
al compás de mis lágrimas de felicidad…
Mi cofre está en espera de guardar tan maravilloso recuerdo.
Pero no lo haré porque lo quiero mil veces más leer e imaginarme
la propia voz del galante Soñador hablarme, como si estuviéramos
sentados en el banco del jardín de la gran ciudad.
Allí riéndonos de alegría por la bella historia del ángel triste y la solitaria niña.
Me ha invitado una tarta de hojaldre,,, vengan todos:
Alejandro, DeeDee, Jana, Lidianny, Mary, Ángeles, Hortensia, Malu, Maw,
Santiago, José Luis, Rebeka, Rafael, R. Puello, José Lara, Carmen, Pat,
Pequeho Ze, Transmisor de sinestesias,,, podrías hacernos el honor de acompañarnos?
Floro
también,,, la lista es larga, para todos un trozo de esta tarta de
felicidad quiero compartir.
En este cofre hay un lugar especial donde habita también su nombre de él: Eduardo.
“ Guardián de la Riqueza” Gracias, mil gracias Eddy...
No te consideras seductor? quién te crees? Esa opinión la damos nosotras las mujeres,,,
eres además encantador!

También una señal pedí, subir o esperar…
Un ángel con nombre terrenal, Rafael, me sacudió con mesura.
Con cualidad de tacto y ternura me habló al oído y me tomó de su mano
y me llevó al umbral de una gran montaña y en el camino sus palabras
bien precisas y escogidas me hizo recordar sabiduría divina y sus preguntas
socráticas y retóricas me invitaron a la autorreflexión.
Tus palabras mi querido Rafael, son como la miel que producen las abejitas.
Dulces en breves dosis. Son como un bálsamo para el alma.
Quién no querría estar a un lado tuyo cuando te sientas y empiezas a escribir poesía,,,
el mismo borrador que tiras en el sesto, es el mismo que desearía yo comer para
aclarar mi garganta. No tuve mucho tiempo que esperar, para poner en práctica tu sabio consejo
y el alma en proceso de limpieza está...
Eres un ángel pero solo los que tenemos ojos tristes, somos capaces de ver tus alas expandir,,,
y sentir como Daniel en la fosa con los leones, la presencia del ángel lo protegía...
No hablo de religión, hablo de los que milenios de años han estado acompañándonos
y a veces no queremos verlos... Hoy uno de ellos se personificó en Rafael...

Gracias mil a todos mis queridos amigos, por dejarme pertenecer a este lugar, en donde he encontrado una nueva identidad y un lugar donde el alma se puede desnudar a través de las letras... Todos en la noche están invitados a la gran fiesta,,, donde los que merecen mención honorífica, son justamente todos y cada uno de ustedes...

Letizia Salceda,,,
leer más   
22
20comentarios 180 lecturas versolibre karma: 104
« anterior1234550