Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 913, tiempo total: 0.035 segundos rss2

Abreme tu alma (Dedicado a todas la mujeres maltratadas)

Ábreme tu alma escondida en tu pecho
y dame paso para que entre a mirar
¿qué escondes dentro de tus sentimientos?,
son palabras que vienen de otros mundos.

¿Quién dijo que al entrar me daba derecho
para poder en todas tus cosas espiar
y hurgar como alimaña en tus pensamientos,
de proxenetas, chulos, gente y moribundos?

Ábreme tu alma escondida tras tu mirada
que refleja el paso del tiempo y la tortura
que se esconde tras un muro de sonrisas,
lágrimas disimuladas, suspiros sustentados en el aire.

¿Quién dijo que al entrar podría estar donde quisiera
y jugar al escondite sabiendo que murmura
tu alma, que llora por los rincones sumisa,
de tu ser que me consiente con todo el paire?

Ábreme tu alma y déjame entrar en silencio
y caminar por sus recovecos, espacios sin límites,
huecos saturados de ripios sentimientos,
para llegar allí donde está la herida y poderla restañar.

¿Quién dijo que en tu alma no influencio
ni siquiera para poderte ayudar y darte un ápice
de esperanza, de vida, de amor en el precioso momento
en que en este lugar a tu ser me dejaste entrar?

Ábreme tu alma y dejame jugar,
déjame que te quiera y te susurre al oído
que eres mi esperanza y mi mundo,
eres la cura de este juglar que vaga sin rumbo,
de este poeta vagabundo.

Dedicado a todas las mujeres maltratadas psicológica y físicamente por aquellos que no tienen alma, ni corazón, ni vergüenza, aquellos que perdieron el respeto por la vida de los demás. Va por todas ellas. ¡NO ES NO!

"Y EN EL FONDO TE DIGO"
Fdo.: Alfonso J. Paredes
Todos los derechos reservados
SafeCreative/Copyaright
Imagen tomada de internet, cuya fuente es: www.google.es/url?sa=i&rct=j&q=&esrc=s&source=images&a

etiquetas: verso, libre
6
4comentarios 59 lecturas versolibre karma: 88

Alfabeto (a más de una)

¿Qué es el tiempo, amor
cuando uno no sabe leerlo?
Yo te enseñé los números
apenas aprendiste a trazarlos.

Yo te enseñé las horas,
para que presta supieras si
estarías a las ocho junto a mi,
o a la una estarías sola.

¿Qué sería la poesía,
si uno no entiende los versos?
Yo te compuse estos
aunque no llegues a leerlos.

¿Qué sería la política,
si nunca leyeras los panfletos?
Yo te inculqué un partido:
el de los poetas muertos.

¿Qué murmuras al otoño,
cuando aún no ha llegado el invierno?
Yo puse en tus manos la semilla,
para que plantaras en mi huerto.

¿Qué fue de mi cariño,
si nunca supiste entenderlo?
Yo siempre te lo brindé,
surgió casi sin esfuerzo.

¿Qué sientes en tu pecho ahora,
que estoy a tu lado, yerto?
Tal vez tú sientas frío,
aunque de besos te haya cubierto.

Nada de esto es un reproche
pues el sentimiento más profundo
mientras estuve en este mundo
fue quererte días y noches...
leer más   
9
2comentarios 41 lecturas versolibre karma: 102

En Su Jardín

Hablame bajo esta luna,
que solo me lleva a ti;
corona nuestros recuerdos,
con la lluvia y pequeños destellos.

El marcapasos no traicionará esta vez,
ni el vibrato inesperado del móvil,
ni la distancia absurda,
que suele envolverse en nuestros pies.

Hablame que aquí me tienes,
y enciende esta tibia noche;
como lo hacen las luciérnagas,
que danzan bajo las estrellas.

Acampemos aquí y ahora este presente,
encendiendo una fogata con recuerdos ingratos,
llenemos nuestros labios con más promesas,
dejemos caer al suelo nuestros engaños.

Hablame en susurro al oído,
para tallar este momento en mi memoria;
porque el color que emana de tu boca,
son tresillos de dulce sonido.

Hablame fluido y concreto,
para quedarme en algún recuerdo.

Niorv Ogrin
8
8comentarios 83 lecturas versolibre karma: 89

Almuédano

Del Señor es la hora,
¿y la mía entonces donde queda?
¿Para el solsticio del invierno,
de un veinticinco que me ignora?

Hacer entonces lo que pueda,
rescatando mi alma del infierno;
subiendo a la cima del almuédano,
alzando alabanzas entre humareda.

¿Quien me reparará de este fuego eterno,
sin proclamar un aleluya en vano?
¿Que mantra salvará al que implora,
cuando se le alquila al demonio interno?

Maldijeron mi rezo profano,
con agua bendita de una cantimplora,
en cenizas esta viña queda,
y astillas en el césped de un manzano.

La erupción en mi piel lo confirma,
en este rezo no hay sello ni firma.

Niorv Ogrin
9
4comentarios 60 lecturas versolibre karma: 90

Cuando volverá el poeta a escribir...

El poeta permaneció en silencio absorto,
distraído, atrapado en la vorágine in clemente
de castillos sin rocas, de mares sin olas
esparcidos por los azules pastizales

de sonrisas abiertas de símil y prosa
el caldo sutil de la substancia creadora.

El poeta vivía en el destiempo,
ya no entendía de calendarios pegados en la frente
grietas profundas que afloran cuando el sol arremete
entre los muros eternos de oquedades;
agujeros que perforan el alma...

El poeta subió al desván y desgarro su pluma melancólica
métrica sin rima refulgente del imaginario surrealista
y pintó en el cristal roto de un aliento mustio
la pasión que lo oprime y destroza.
El poeta al fin encontró su memoria ignorada.

La poesía acaricia la soledad de tempranas aromas
como descifrar su pensamiento,
cuando el viento ahogue su primavera
volverá el poeta a escribir.

Autor: Ramón G. Pérez B.
Venezuela
Derechos Reservados copyright ©
leer más   
10
8comentarios 71 lecturas prosapoetica karma: 92

Tu la Poetisa y yo el Jardinero ( @Alfjparescritor a duo con @Amalia_Beatriz_Arzac)

Prefiero ser yo el jardinero
para regalarte la más bella flor,
así alegrarte el día con su olor
y el momento sublime y lisonjero.
Ser tú la poetisa primero
y librarme del poema el dolor,
de buscarte palabras de amor
siendo yo el jardinero.

Sólo por hoy y en este día,
que llovizna de alegría
en mi Buenos Aires querido,
recibo de ti esa flor llena de esplendor,
de tus manos displicentes,
trayéndome amor adiarte
de poeta y jardinero.
Son tus letras el sendero
que al rosedal embellecer.

¡Joder! eso sí que es una contestación
aunque solo sea en este día
me llena de orgullo y alegría
y la recibo con gran regocijo e ilusión.
Lloviznas de esas que en tu Buenos aires
yo quiero que caigan en mi corazón
pues no he de darte sino la razón
si por jardinero no me diste desaires
Si por ver en tu rostro en todo ese esplendor,
te llevo con mis manos complaciente
acercándote amor de jardinero paciente,
todo mi jardín a tu paso será un clamor.
Si mis letras son un sendero
¿qué serán las tuyas, autopistas al cielo?
que por escribir poemas no tienes recelo
y que sepas que yo a ti te vi primero.

Con semillas y rosas aromatizas prosas.
Riegas suaves palabras por las verdes veredas.
¿Y tú dices que yo soy la que bien te escribo?
De almácigos tus rimas, fértil sentimiento.

¿Pues sabes que te digo?
que me importa un pimiento
si almácigo mis rimas, como entretenimiento
si me complace leer las tuyas y sigo
pensando que este jardinero es testigo,
de la belleza de tus pensamientos
convertidos en versos con sentimiento,
créetelo pues te lo dice un amigo.
Este florecer de palabras enriquece
el jardín que con sudor cuido con esmero
para decirte todo aquello que considero
todo aquello que por tu maestría te merece.
Y pongo fin a esta charla que continua crece
y que no está pagada con dinero,
pues como he dicho a ti te vi primero
y sé que el título de maestra te mereces


Amalia Beatriz Arzac y Alfonso J Paredes
Derecho de los autores reservados
9
5comentarios 87 lecturas colaboracion karma: 87

Oí tu voz...

Oí tu voz
Como pregonando silencios
Oí tu voz
En los cantos de ordeño
Oí tu voz
Una y mil veces
Oí tu voz
Arengando en mis caídas
Oí tu voz
En mis travesuras.
En mis sueños itinerantes te escuche.
Y por un largo tiempo no te busqué
Los sueños se fueron posponiendo.
Pero en este presente existencial
Miro y contemplo la lejanía
Sentado frente al mar
Suspendido en un letargo
Viendo el tiempo pasar
y sin poder despegar
De esta ensenada de recuerdos
Y me pregunto ¿por qué
no volver a escuchar esa dulce voz?
Y retomar la senda que una vez se olvidó.
Y como dijo el poeta Antonio Machado
“Caminante, no hay camino,
se hace camino al andar”.
Recuerdo a mi abuela parafrasear
#El águila persigue a su presa
la devora y la sostiene en su garra#.
#Cuando la roca despierta de su letargo
sacude las cadenas que le aprisionan#.
Cosas de mi abuela…
leer más   
2
sin comentarios 29 lecturas prosapoetica karma: 38

Calíope y el poeta

¿Porque me siento poeta?
oigo el susurro del viento,
las voces en el silencio
siento tu actitud coqueta.


En charla muy emotiva
Calíope entusiasmada,
con su discurso animada
disertaba muy altiva.
Dirigió muy alusiva
como si fuera una treta,
una mirada repleta
de una ambigüedad sin par,
y me vino a preguntar
¿Porqué me siento poeta?.


Atónito y sorprendido
por la pregunta tenaz,
de una musa perspicaz
que piensa haberme vencido;
Le respondo persuadido
porque como dios,ostento
estar vivo y con aliento
veo el mar, manto de ensueño,
y cual si fuera su dueño
oigo el susurro del viento.


La irrefutable verdad
de la certera respuesta,
varió la actitud expuesta
por la elocuente deidad.
Y con insigne bondad
preguntó ¿como sentencio,
si es que acaso diferencio
lo que puede o no inspirar?,
le respondí; -Al escuchar
las voces en el silencio.


Mi argumento satisfizo
a la impoluta beldad,
que con grácil sobriedad
mi voluntad ahí deshizo.
Con apolo rivalizo
en enemistad secreta,
no es la norma de un poeta
me reclama la deidad,
le digo -es que en realidad
siento tu actitud coqueta.

Osvaldo B. Páez ©

Copyright ©
leer más   
14
7comentarios 85 lecturas versoclasico karma: 87

Tiemblo

Tiemblo al roce de nuestra piel,
al choque de nuestras sonrisas,
a mis manos acariciando tus costillas,
al amanecer naranja en tus mejillas.

Tiemblo y me diluyo en tu ser,
al calor suave en tu vientre,
al helado toque en tus pies,
a las mancha perfectas y resilientes.

Me abrí paso para estar en tus sueños,
mas me diste visa para habitar en tus suelos;
adorando con mis dedos tus montañas,
besando en secreto tus paramos.

Le aposté a quedarme como refugiado,
gané trono y corona a tu lado;
aposté por un ratito de vida sin prolongación,
y me recompensas con inmortalidad.

Y tiemblo por trigésima vez contigo,
porque desde el beso dictas el destino.

Niorv Ogrin
13
8comentarios 75 lecturas versolibre karma: 97

¿Que es la vida?

Retorno cada día después del anochecer
lleno de experiencias nuevas,
duermo tendido hasta el amanecer
y deséo que otra vez aprenda.

¿Qué es la vida, acaso un frenesí
como decía Calderón?, es tiempo
y nada más que tiempo y recuerdos.

No le faltaba razón
al poeta, librepensador Calderón,
pues frenesí es tiempo y recuerdo ilusión.

Me levanto cada mañana pensando que un día pasó
y ayer no vuelve,
mañana quizá no llegue,
por eso sueño como Calderón,
pues los sueños como el dice, ya sabeis qué son.
Vivo el momento con toda pasión,
como si mañana, no existiera nada más que en mis sueños.

Y los sueños solo son eso, solo sueños
de diversas formas, colores, terrores, amores e ilusión.

Fdo.: Alfonso J. Paredes
Todos los derechos reservados
SafeCreative/Copyright
14
2comentarios 113 lecturas versolibre karma: 97

Cuando éramos poetas

Aún recuerdo aquel día que me dijiste:
“escríbeme un poema como si le hablaras a la luna”
¿un poema yo?, si ni siquiera sé cantar
como lo hacían los trovadores a los niños de alta cuna.

Cuando éramos poetas recitábamos al hablar,
sin que hiciera falta la denostada lira con que nos dibujan
los pintores de poetas de alta alcurnia,
los labradores de palabras de los que nunca supiste.

¡Ay cuando éramos poetas!, qué felices nos sentíamos
apiñados todos juntos defendiendo la poesía,
cuando éramos poetas nos hablábamos con versos
y nos uníamos en locales de tertulias.

Todavía lo recuerdo como si fuera ayer:
¡escríbeme un poema como si le hablaras a la luna!
Todavía me emociona la palabra verso,
verso, como cuando éramos poetas.

Fdo.: Alfonso J. Paredes
Todos los derechos reservados
SafeCreative/Copyright
10
sin comentarios 69 lecturas versolibre karma: 101

Cortando el tiempo

Si cortar el tiempo pudiera
contener para no volver,
a cometer de igual manera
errores que no quiero ver.

Al mirar desde la barrera
naufragar toda mi ilusión,
olvidarlo es lo que quisiera
y empezar con toda pasión.

Contemplé desde lo profundo
el devenir de una canción
y olvidé los males del mundo
para empezar sin desazón.

De risas y jolgorios lleno
el tiempo vacío y torpón,
más corto se me hace por bueno
y por bueno lo hago nación.

Que rimar tomo por bandera
sin maletas quiero caminar,
desde lo alto de la escalera
busco el horizonte otear.

Caminando en collado hallare
versos con rimas de pasión,
ritmos que las cuitas quitare
medidas a la perfección.

Diría la estrofa primera
a modo de aliteración,
pero no de cualquier manera
sino empezando la canción:

Si cortar el tiempo pudiera
contener para no volver,
a cometer de igual manera
errores que no quiero ver.

Repetir errores inmundos
es una misión que evitar,
reunidos poetas vagabundos
incansables van a luchar

Que rimar tomo por bandera
sin maletas quiero caminar,
desde lo alto de la escalera
busco el horizonte otear.

Poetas cercanos, futuros,
feos, poetas de postín,
derribaremos gruesos muros
y ponerle al pasado fin.


Fdo.: Alfonso J Paredes
Todos los derechos reservados
Safe Creatave/Copyright
10
4comentarios 85 lecturas versolibre karma: 102

Onírico

Quizá no hay nada más,
solo espacio onírico y árido.
O quizá se olvidó aquél sonido,
que producen los labios al decir "jamás".

Yo observo el amanecer,
una y otra y otra vez;
no es el mismo color, lo sé,
porque dibuja lineas en mi piel.

Pero esta noche buscaré calor en mis pies,
buscaré fuego a mi mente inflamable.
¿Por qué depender de los labios
para acompañar este ocaso?

Quizá no aprendí a conjugar,
cuando del estar sin estar
simplemente no se halla,
y completamente se falla.

Quizá no queda nada más,
y no hay un objeto por intentar;
un reflejo naranja traspasando la ventana,
y la soledad acechando la puerta.

Al ocaso las letras son mi epitafio,
para al alba no renacer en vano.

Niorv Ogrin
16
8comentarios 121 lecturas versolibre karma: 104

Quinientas razones para seguir amando

Quinientas veces he querido gritar la verdad
como gotas de rocío se han evaporado las palabras
como promesas sin rencores
y nostalgia pasajera en un viaje sin el último peldaño.

El tiempo es sometido
vamos creyéndonos inmortales en un mundo pasajero,
en el me he despido del engaño
inundando a mi memoria de verdades
sin mentiras que gozan deteniéndose a cada paso.

Quinientas veces he merecido la calma
sin ser solo una apariencia en los sueños
que creen merecer todo sin deber nada,
huellas secretas de un silencio que habla.

Mis letras me sanan con cada orilla de sus versos
no sé si son sinfonía o solo un montón de idioteces
que juegan a contar la arena en la playa
pero me hacen volver con más ímpetu y amor
por lo que simplemente creo.

Quinientas vanidades sin ninguna locura,
nunca me supo la vida a puras mentiras
me fui metiendo poco a poco a un laberinto eterno,
palabras que hablan lo que la vida se calla.

El silencio nunca fue el último remedio
que teníamos para acallar los sentimientos,
siempre quise amar con todo
a cada uno aún en su miserable recuerdo.

La poesía me dice
lo que trae la nostalgia como un zumbido a dentro
me gusta imaginar que soy tu lector predilecto,
montones de ideas que se las lleva el viento
quinientas poesías se queman muy fácil ardiendo.

Nunca serán un montón de cuadernos
que no se escribieron,
me gustar amar con cada letra del alfabeto,
pasaré mi vida en otros quinientos pensamientos
para decirte todo lo que siento adentro.

Quisiera pasarme centenares de días
descifrando cada momento,
porque amo vestirte y desvestirte
de bellos sentimientos,
la poesía me hierve como fuego lento.

Miguel Adame Vázquez.
El mute
16/07/2018.

Hoy les robo un minuto para compartir mi dicha.
Quinientos poemas se dice fácil
Pero vivo en cada palabra que he escrito, agradezco infinitamente el Don que el Creador me ha entregado, me esfuerzo a diario por pulirlo hasta poder algún día lograr que sientan orgullo.
Soy un poeta en formación que sueña con un mundo en donde nunca desaparezcan las razones y los pretextos para seguir amando.
Amo escribir lo que siento y lo que pienso.
Viva la poesía en cada una de todas sus manifestaciones.

Viva la poesía de Octavio Paz, de Jaime Sabines, de Alí Chumacero. Y todos y cada uno de los cientos de poetas que en su lectura me he formado.

Gracias a mis amigos más críticos que odian el comentario sencillo y la adulación, que sería sin ninguno de ellos.

Viva la poesía Clásica y la letra libre.

poesiasmigueladame.blogspot.com/2018/07/quinientas-razones-para-seguir

"Quinientas razones para seguir amando", un poema de MiguelAdame via @poemame_poesia poemame.com/story/quinientas-razones-seguir-amando



Miguel Adame Vázquez.
El mute
16/07/2018.
26
23comentarios 197 lecturas versolibre karma: 110

Elegía a Maika Romero

Quisiera escuchar tu voz de terciopelo
y alabarte tus humildes y sabios consejos
mi corazón me duele por tu anhelo.

No me duelen los momentos inolvidables
sino la herida de tu inesperada ausencia,
que por no oírte me atraviesan como sables.

Solo escucharte y quedarme quieto,
que no se oiga ningún ruido en la sala
para poder escucharte algún consejo.

Quisiera tenerte aquí a mi lado
y recitarte poemas y abrazarte,
que el escucharte se ha terminado.

No hay peor momento que no hallarte
recitando algún poema
de sentimientos y con arte.

Escucharé tus poemas con sentimiento
que con tu ausencia me emocionan,
por escucharte me emociono de momento.

Sin avisar te fuiste una jornada,
sin avisar ni recitar poemas,
sin avisar abandonaste esta sala.

Dejaste al poeta sin consuelo,
dejaste al poeta sin su musa,
dejaste al poeta sin aliento.

Al pronunciar tu nombre me consuelo
y en tu voz escucho mis poemas,
recitarlos dulce como caramelo.

Si de tu voz pudiera rescatarte
la presencia de un silencio
y decirte y recitarte.

Escucharé de nuevo tus baladas
entre palabras de mis sueños,
recitándolas lloraba.

Descubriré de nuevo ese momento,
descubriré de nuevo tus declamas,
descubriré de nevo el firmamento.

Abriré la puerta de mi alma,
abriré la puerta de tus ojos,
abriré la puerta de la calma.

Me quedé sin decirte tantas cosas,
con poemas y con versos
con relatos y con prosas.

Si de tus letras pudiera rescatarte,
devolverte poemas paso a paso
y recitarte y declamarte.

Con esa sonrisa y esa mirada
nos has dejado sin aliento,
poeta de luna e iluminada.

Fdo.: Alfonso J. paredes
Todos los derechos reservados y registrados
en el RLPI SafeCreative/Copyright
www.safecreative.org/search?q=ELEGIA+A+MAIKA&search=Buscar
7
3comentarios 60 lecturas versoclasico karma: 80

Polinizaçao

Secuestrada desde su almohada,
de las caricias estaba impedida;
su esperanza falsa compartida,
su amor con las heridas pintadas.

Podría ahogarse en sabanas,
inundadas de lágrimas nocturnas;
podría perderse entre las urnas,
para no oír las promesas vanas.

Pero es ese lejano anhelo,
que le llena su jarra de centavos,
y domestica con sobras su ira.

Es el clandestino dolor cóncavo,
envuelto con todos sus caramelos,
zapata y columna de mentiras.

Niorv Ogrin
leer más   
5
2comentarios 35 lecturas versoclasico karma: 89

Las matemáticas y la poesía…

La vida… ¿Que es la vida?------
Es esencia que emana de una sustancia divina.
Pero también es una infinita progresión de números

Aritmética y Geométria delinean nuestro hermoso cuerpo
líneas trasversales, rectas, triángulos, rectángulos y círculos
están apegados a esa manifestación de escalas y números
y una recta perfecta con una desviación exacta
son nuestros largos huesos y esos labios carnosos
y protuberantes son un círculo perfecto.
Las leyes de la matemática pura resuenan en el pentagrama
Música divina acordes de Bach y Beethoven.
Y así nos llegan los versos octosílabos, endecasílabos y más
si no hay uniformidad el poema pierde cadencia y ritmo
otra cosa es la poesía libre aquí entramos en el terreno de lo salvaje
de logaritmos y derivadas la poesía libre es como el viento.
El pintor, el poeta y el matemático resuenan en creatividad.
El padre de la numerología en sus amplias disertaciones
nos habló de la influencia de los números
nuestra personalidad
carácter
misión de vida
propósito
tan solo tenemos que convertirnos en observantes
los números nos dan lección de vida.
leer más   
14
4comentarios 74 lecturas versolibre karma: 102

Mañana, una vez más

Antes de una puesta de sol…


Una vez más
mi mansa poesía,
gira en torno a la santa,
la santa mujer de tiza.

Pude decirlo todo
en esas ahondadas estrofas,
mas no pude ser metrónomo
de tus labios
que entre humo blanco se me mofan.

Construí un camino
para poder recorrerlo de la mano,
pero Don Destino mío
lo destruyó…
por creer que era pagano.

Construí un refugio
para que llores en las noches,
pero Doña coincidencia, a quien le huyo,
lo convirtió en un cementerio de derroches.

También construí un dique
en el rio, mientras dormías, bien temprano,
con mis propias manos,
para que puedas beber del agua pura
y que tus anhelos clarifiquen.

He compuesto una melodía,
a la luz del mediodía.
Los pájaros me otorgaron la osadía
de poder jugar con la misantropía.
Esa misma melodía,
me la robó la noche fría.
No pude hacer otra cosa
que llorarle a mi atardecer,
y así, tan intensamente, mi alma adormecía.

Pero, de estas raras desgracias,
he logrado que los corderos sean los testigos
de mi próximo regalo para ti,
un hermoso y blanquecino vestido
que de lágrimas tiernas te tejí.


Fémina de cabello rizado,
me voy a descansar.
Deséame tus suertes
,que con ellas,
miles de líneas infinitas he de trazar.
Hasta mañana, querida mía,
o hasta que Dios quiera quizás.
Descansa en tu cama sin desdicha,
descansa mucho, pero no descanses por demás.


El poeta de campo se va a dormir,
entre bosques de compañía
y recuerdos de Querubín.



Continuará...



J.D
leer más   
12
5comentarios 70 lecturas versolibre karma: 109

Libertad

Esta noche parece ser eterna,
deseo en la boca se destila;
aunque ella no visite taberna,
sus besos saben igual al tequila.

Para besar no buscamos caverna,
solo el momento que se apila;
como el fuego que sutil hiberna,
nos arde en las piernas intranquilas.

De la recamara fuimos al baño,
y el baño jamás sudó en vano,
jamás se quedará en el pasado.

Con besos cerramos el viejo año,
no puede tildarse amor profano,
porque nunca habíamos amado.

Niorv Ogrin
leer más   
15
6comentarios 47 lecturas versoclasico karma: 103

Nuestro bar

No se si es verso libre, prosa, historia o cuento
sólo se que allí en ese pequeño bar brilla el intelecto


Allá a lo lejos
entre el bosque de poesía, lo ves?
allí ese árbol, el más hermoso
el más verde y frondoso

ése lleno de historias de vida,
entre los miles que hay
se distingue por sus hojas
con miles de versos escritos
que de muchos colores arroja.

Creció a través del tiempo
para cada uno de ustedes
simboliza la amistad
con mucha fraternidad

Sembrado en tierra fértil
abonado con lirismo excelente
siempre fue regado de anhelos,
letras y mucho compañerismo

Si sus ramas y hojas ves adornados
son los hurras, aplausos y bravos
flores y sombreros que lanzamos
al brindar por un compañero
y su poema perfectamente logrado

Recuerdas?
cuando andábamos de mesa en mesa
brindando con la copa de la vida
dándonos felicitaciones o tomando consejos

ya embriaga de contento hasta confundía
los nombres de las poetisas y apenada
mil colores a la cara me subían
ellas de tan buen humor se reían,
uuuufff ! que alegría!

Quisiera ponerle al árbol un letrero brillante
en lo más alto de la copa como el que ilumina
nuestro poético bar sus veinticuatro horas abierto,
poetas y poetisas entran y salen todo el día
ha sido el mejor acierto

Siempre recuerda
que éste árbol en sus hojas lleva magia
pues creció con un tronco fuerte
con raíces muy profundas
que se extendieron a todo continente

para que logres tus sueños,
a los que pones mucho empeño
te deseo la mejor de las suertes
en tu noble labor de poeta y escritor.

Tú eres como ese sembrador
del poema de Rafael Blanco Belmonte
que a diario siembra en el monte
para personas que aún no nacen ni conoce

y tú, tú siembras letras al mundo
que como buena semilla crecen se expanden,
brillan, dan frutos, se hacen grandes
para delicia de quién te lee

Deja decirte que tienes un lugar en mi corazón
aunque estemos muy lejanos
y nos separe cielos, mares u océanos
y la distancia sea muy extensa.
el habernos conocidos esa fue la recompensa

te dejo mis buenos deseos
además de mi fraternidad
para que los siembres en tu víscera cardiaca
no olvides que hoy en día se destaca
todavía el amor y la amistad.

Recuerda además hoy y siempre
que te doy mi mano franca
mi abrazo y compañia
y mi cariño a distancia

Yo me llevo en mi corazón
muy adentro del alma mía
áquel pequeño y alegre lugar
que ha sido nuestro bar
que felices nos unió un día

Sí, nuestro querido bar poético.



MMM
Malu Mora
leer más   
17
18comentarios 161 lecturas versolibre karma: 96
« anterior1234546