Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 773, tiempo total: 0.022 segundos rss2

Historia de Amor

Agustin Espinoza Narvaez
Ayer a las 15:38 ·
+++ HISTORIA DE AMOR +++

No sé como contar esta historia --pero debo hacerlo --
Ella esta ahí en esa tumba cada día y cuando la ví llorar--
Me acerque y al preguntar me conto lo que les voy a Narrar-----

Te vas …lo sé y si me quedo …para qué--Vete,sí pero….
Llevame contigo …como amante --como amigo
Que más da ….Que no ves ???
La tristeza se asoma a mi faz..denotando mi horrendo sufrir--
Porque Tú ya no quieres seguir..porque Yo ya ni sé donde estas --

¡VETE! No prolongues la agonía Vete si tienes Valor --
Usa de alfombra mi Amor lo resisto todavía --
Sólo me duele saber ,que todo fue una mentira --
Mentira tus besos locos .. Mentira tus arrebatos --
Mentira la entrega aquella..Sé bíen que eres …Quimera --
Que Toda Tú eres mentira -------

Pero …porqué lloras , porque me ves de esa forma ???
Tu Amor que antes lo Bendije --que se lo lleve el Infierno --
Ahora con todas mis fuerzas Lo Maldigo ..lo Maldigo….lo Maldigo --

Ella ….esa niña Dulce y Bella …Dío la vuelta silenciosamente --
La vista fija en el piso ..algo salia de sus ojos ..que iba mojando sus pasos --
Sus manos , sus manos acariciaban mi foto, esa que siempre llevaba --
En la bolsa de su abrigo ..y..y pongo a Dios por testigo --
Que quise correr tras ella ..pedirle que no se fuera --
Se convirtio en mi delirio…..
Todavía antes de salir …ya en el umbral de la puerta --
Me vío con sus lindos ojos y yo me sentí Morir -----

Amigos …… o…. quienes sean que esten leyendo esta historía --
Ya la puerta se cerró ..sus pasos ya se oyen lejos ---
Ahora Sí ……me he quedado solo ..como se quedan los viejos --
que ya lo han perdido Todo !!

Me puse frente al espejo y contemple horrorizado --
El piltrafo que a quedado ,despues que ella semarchó
sin saber cómo o porqué ..busqué entre todas mis cosas --
Saque la vieja pistola ..y ..sin que me temblara el pulso ---
Pusé el cañon en mi frente ..

Todo se puso borroso..un vaho de lagrimas , enturbio la Luz del Día --
………fúi poniendo tenso el dedo ..que se aferró en el gatillo ---
Lo último que escuché .. Antes de caer al Suelo --fue un sonido Aterrador --
Luego ……luego la Paz delos Muertos …

(regreso a su relato )
Ella , al oir el disparo.. comprendío que había pasado
Llego corriendo al cuartito …….más todo había terminado
Comprendío en ese momento ..como Aman los poetas
Y la envolvío unn Sentimiento ..de ternura y de respeto --

Tomó con delicadeza al que fúe su gran Amor --
Y le besó dulcemente como se besa a una Flor --
---------------------AQUÍ termina esta historia --
La historia de un Gran Amor …perdonenme si al contarla --
Les he causado dolor ……solo queda por decir ----
Como quedo flotando en el Aire .. Su Nombre y una Oracíon ---

y…..y..mil Besos y el sentimiento que como hojas en Otoño -----
Van cayendo lentamente ….y ----
,…………Y NUNCA TOCAN EL SUELO !!

…….. .. …Virgo!!
leer más   

etiquetas: https://www.facebook.com/agustin.espinozanarvaez
1
1comentarios 15 lecturas relato karma: 6

Querida Inocencia

No quiere llenar su valija,
más sabe que es momento de partir,
ya sus amigos dejaron el castillo,
y no puede decidir.

Su amiga de trapo se ha silenciado,
en algún rincón del corazón,
con caramelos su voz ha guardado,
dando paso a la realidad encaprichada.

El sol no es amarillo, es de fuego,
las hojas no son verdes es fotosíntesis,
la sangre no es roja, es el hierro,
y el ratón Perez le atrapo mamá ayer.

¿Margarita de trapo cabrá en la valija?
Se pregunta con el ahogo del sollozo,
ombligo destrozado de dolores,
el último reflejo de lo que dejará de ser.

Se columpian los temores sobre el lago,
gota a gota ha ido incrementando,
se columpia con la angustia,
saber que un día de estos entenderá.

A crecer con indulgencia,
adiós adiós querida inocencia.

Niorv Ogrin
leer más   
8
7comentarios 78 lecturas versolibre karma: 90

Pasos impares

Libro: Apotegmas en el desierto (2014)

Cuando quiero escribir, simplemente me limito
a bostezar imágenes, mal dormir instantes,
y esperar que se haga de noche en mi obstinación
entre irrealidad y desamparo.

En un reino octosilábico habito un palacio
de cartón; mis rimas, tan forzadas como siempre,
tan mediocres como nunca, me dejan conforme,
lo cual es suficiente para mí.

Nunca me lo he planteado así, pero quizá me
dedique a derramar tinta por no querer gastar
saliva; desnudo de los miedos para abajo,
me pierdo por los atajos de la vida.

Persigo el dulce amor de las derrotas sonriendo
ante recuerdos suicidas que buscan llamar la
atención, encuentro lo infinito a la vuelta de
la esquina, en un jardín sin flores.

Mis silencios pecan por soberbios; ocasos que
besan vagamente los labios equivocados,
me enfrento al papel gritando adjetivos que evito
nada más empezar a expresarme.

Y eso es mi poesía, un impreciso sabor a
nostalgia, un conjunto de nuncas que osan salir
a caminar con obscenidades de etiqueta,
con pasos impares y vencidos.

Confieso que a veces me detengo demasiado
en el relato furtivo de un país de lobos
sueltos, lagrimeando por un futuro que no
llega ni siquiera a pesadilla.

Huésped del cuerpo que me ha tocado, arena
en la inmensidad de la vida, siempre dedico
renglones a hacerme preguntas inoportunas,
pisando cristales por deporte.

También deshojo en forma de caricia, crónicas
de los inviernos inhóspitos en pabellones
polvorientos, portando la condena a contemplar
expediciones de soledades.

Resumiendo y sin extenderme en tantos detalles,
expongo como teoría una nimia conclusión:
los poetas escriben porque tienen talento,
yo lo hago porque me da la gana.
10
3comentarios 48 lecturas versolibre karma: 117

Y cantará la poesía ( estrofa sáfica)

Y cantará la poesía plena

en sus arpegios de brillantes alas

y lucirá su rozagantes galas

¡Mi poesía!



Y emitirá su delicada voz:

dulce armonía en su cantar hermoso

en delicadas melodías sacras,

¡Tú, mi Calíope!



Tierna gacela, embriagadora luz

prende tus luces en mi valle blanco,

quiero elevarme hacia los cielos pronto,

¡Ven, mi princesa!



Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados



*La estrofa sáfica es una estrofa mixta compuesta por tres versos endecasílabos sáficos y un cuarto pentasílabo adónico con acento en la primera sílaba. Es originaria de Italia, aunque ya se había usado por una de las poetas de la Antigua Grecia. Fue creada por Safo de Lesbos, poetisa de la Antigua Grecia.
leer más   
15
14comentarios 106 lecturas versolibre karma: 111

Clamor

Toda la poesía es una misma voz continua que se nutre de los sueños y fluye de la palabra al papel, sin embargo, hay poesía singular que de vez en cuando surge como intenso resplandor, rescatándonos de la complacencia y deshaciendo el caos. Como también hay poesía que se queda en los bordes de la palabra y se pierde para siempre en el silencio, donde no hay voz, y el poeta muere, sin saberlo.

Poesía no vive en el silencio, poesía es susurro y fragor. Pero, cuando la palabra es aún idea no manifiesta, cuando quiere decirnos algo la callada voz, cuando el poeta quiere comunicar con el alma quieta, lo que el sonido no puede expresar, poesía también es silencio, signo envuelto en vacío, luz extendida sobre la noche, profundo clamor…
leer más   
8
3comentarios 64 lecturas prosapoetica karma: 91

Iceberg

Dejar a flote lo que quieren ver,
para en el fondo proteger;
la neblina será suficiente,
para entre hielos la verdad absorber.

¿Quien se toma el tiempo para escoger,
el mejor camino sin peligro distante?
¿Quien apunta sus cañones en contra mío?
¿Quien osa sus anclas recoger?

Yo me silencio sutilmente,
la soledad a la extroversión comprimió;
quien viene contra mí no puede volver,
quien viene contra mí es un demente.

Entonces la corona del diablo lamió,
la sospecha comenzó a llover;
los flotadores vuelven a emerger,
con un "lo siento" que gimió.

Al fondo mentiras me dio,
que hasta el Titanic hundió.

Niorv Ogrin
leer más   
12
1comentarios 54 lecturas versolibre karma: 95

Mariela

(Este poema es dedicado a todas las personas que no pudieron mantener el rumbo, pero siguen siendo tremendamente hermosas)
------

Mariela
-----

En el retablo de una virgen
Su mente descansa Mariela
Vendiendo rezos a los que piden
Entre el cielo y la plazuela
-----

Popular en el templo y en las burlas
Camina quicios del atrio y de la mente
Y así, en locuras taciturnas
Se visita divagando entre la gente
-----

No siempre fue la loca del barrio
Carta abierta, de esas de dos corazones
El pequeño partió cual Ángel muy temprano
Y el otro se fue, entre vicios y perdones
-----

Dicen las lenguas obscuras
Que se humilla por una moneda
Pero a veces regala rosas, pegadas a sus corduras
Ambas robadas, y al final con nada se queda
-----

Anda y ve, vive con Guadalupe
Tu mente descansa Mariela
Vende rezos a los que piden
Por tu cielo en la plazuela
-----
Jorge Alfonso Ruiz Galindo
(Poeta Gotzon)
----
Este poema se publicó en el libro "Cosmos de Poeta" (España)
leer más   
9
1comentarios 29 lecturas versolibre karma: 79

Poética

Después de escribir un poema haces otro, desechas los dos y lo intentas de nuevo, y la noche languidece sobre tus ojos, pero quieres seguir intentándolo, hasta que llega un verso mágico, y brotan todos los demás, en tropel, como una incontenible avalancha de palabras.

Sientes que la sangre se enciende, sientes que se te escapa un tesoro, sientes que no puedes controlarlo y escribes sin detenerte, con profusión.

Entonces lo lees, una y otra vez. Te suena el primer verso, los otros, no sé. Corriges, tratas de corregir, pero no puedes. Dejas de pensar un momento en el poema, lo vuelves a leer, y tu oído empieza a acostumbrarse. De tanto repetirlo, haces que te suene bien, de tanto decírtelo ya empieza a parecerte un poema. Pero te engañas, estás escuchando tu propia voz.

Piensas que solo si lo leen otros lo sabrás, pero sabes que ni aun así podrás descubrirlo, porque desconfías de los demás. Ellos no son poetas como tú, y aunque te guste escuchar halagos, recibir likes, leer comentarios que derrochan admiración y creerte un elegido, sabes que nada es seguro. Lo único verdadero es que no eres poeta antes de haber concluido un poema.

El día resurge en cada palabra. Sigues escribiendo y publicando con dedicación, hasta que alguien, desde unas líneas generosas te cuestiona que tú no eres poeta, porque escribes para los demás; eres más bien, un complaciente escribidor, o un pergeñador de frases intrascendentes.

Y en verdad, tú eres poeta cuando es honesto lo que expresas y puedes arroparlo de belleza y de misterio, aunque no lo quieras compartir, porque la poesía se hizo para que cada quien pueda descubrir la hondura humana, la propia y la de los demás… ya es de cada quien, tratar de conectarla con el resto de la humanidad. Y a veces se logra, y se hace la luz sobre el poeta; pero, en ocasiones, todo no es más que apariencia, que el tiempo se encarga de cubrir de olvido o vacuidad.

Y también hay ocasiones en que el poeta muere antes de nacer…
leer más   
10
1comentarios 86 lecturas prosapoetica karma: 83

La leyenda del poeta

(Esta fábula está dedicada a todos aquellos que al elevar el espíritu a través de sus letras, han hecho el mundo más hermoso, gracias poetas)

-----
La leyenda del poeta
-----
-----

Dios quiso al hombre cuando advino
En el umbral que de otros seres lo divide
Allanó con virtudes el camino
Y la creación es la añoranza que los une
-----

Cuenta una vieja leyenda
Que Dios amó tanto lo que hizo
Que le regaló la decisión de su existencia
Y el poder de salvarse por sí mismo
-----

Hubo un hombre que de lo bello afana
Que hizo de las palabras un anhelo
Que usó lo hermoso que Dios emana
Y dijo palabras con ecos en el cielo
-----

Encontraba en lo ordinario de las cosas
El trazo sutil, heredado del dios artista
Relatos de flores surgentes de aguas fangosas
Y actos heroicos en la guerra misma
-----

Él supo de una mujer que como luz surgía
Que hizo que las flores la miraran
Que ocupó los encantos y los vestía
He hizo que sus versos la adoraran
-----

El día que él tuvo a la mujer en sus ojos
Aunque ausente nunca dejó de verla
Ella no escuchó los delirios amorosos
Y no hubo versos con cuales detenerla
-----

Aquel hombre olvidó la misión que concebía
Quiso ser dueño de la belleza que narrara
Por despecho ignoró las auras que veía
Y olvidó sus versos entre su voz expiada
-----
Ella desdeñó lo mejor de las criaturas
La vanidad se postró como ceguera
Sus mismas virtudes fueron ataduras
Y destruyó lo que en el alma se venera
-----

Entre hojas su juventud se fue con el viento
Entre hojarascas ella se miró al espejo
Se dio cuenta que al correr del tiempo
Los versos de él, eran más bellos que su reflejo
-----

No soportó la ausencia de miradas
Ni el ciclo de su piel que se marchita
Sus razones de vivir sin él, están envenenadas
Igual que el fruto, que hoy su muerte precipita
-----

El viento va cantando los rumores
Se posan hasta la cama que un viejo habita
Y se rompe el silencio en pedir perdones
Y en la salvación que dos almas necesitan
-----
Él siempre suplicó por ella
Por el peso de llevar tanta hermosura
A nadie le importó nada fuera de lo bella
Como si hubiese vestido una armadura
-----

Nunca existieron tan bellas plegarias
Seres de luz quedaron conmovidos
Y con ellos las presencias necesarias
En la magia donde fueron concebidos
-----

Cuentan que él visita todos los senderos
Y recita el misterio del profeta
Y cuando evoca los tiempos venideros
En el mundo nace algún nuevo poeta
-----

Cuenta una vieja leyenda
Que desde la luz inspira una linda doncella
Y cuando alguien escribe un nuevo poema
¡Se inspira, en nombre de ella!
-----
-----
Jorge Alfonso Ruiz Galindo
(Poeta Gotzon)
Este poema se publicó en el libro " Cosmos de poeta"
(España)
11
2comentarios 81 lecturas versolibre karma: 83

Entre tus letras

Soy la enredadera de tus letras,
la máquina de tu magia,
una inmaculada secta,
el rímel de tus pestañas.

¿Lloras por nuestra felicidad?
"Esto no es nada",
dice mi boca subliminal
con mensajes de tinta sagrada.

Te avergüenzas de ser niña,
mi dulce enamorada,
se te sonrojan las mejillas,
nerviosas después cuando me amas.

Dicen del corazón que con sus latidos
enamora al poeta más recio,
y será entonces el perfecto veredicto,
pues nuestro amor no tiene precio.

El orgullo de ser tuyo,
sagrado hombre para tu destino,
conquistadas letras son estas aguas,
las que fluyen por hoy domingo.

Tengo tanto que darte,
que cada día no es lo mismo,
cada día quiero enamorarte
hasta que Dios diga: "pronto seréis míos".

© 2018 Elías Enrique Viqueira Lasprilla (Eterno).
España.
7
sin comentarios 85 lecturas versolibre karma: 86

Bolaño

BOLAÑO POEMA EN HONOR A ROBERTO BOLAÑO ESCRITOR Y POETA CHILENO
En Honor a Roberto Bolaño 1953-2003

Entra Roberto con un cigarrillo en los labios
a aquel bar perdido en lo más oscuro del planeta
sentados en una mesa alejados de todos
están los perros románticos conversando.
Los detectives perdidos estabán también en aquel bar
en otra mesa alejada de los perros románticos
Roberto entró como uno de los grandes entre los grandes
así delgado como lo ve y moribudo
este señor es sin duda alguna uno de los grandes poetas,
dijo su amigo de muchos años Mario Santiago Papasquiaro.
Roberto con un humor un poco torcido
le dió un fuerte abrazo a su amigo
y a todos los allí presentes invito a beber un trago en su honor.
Yo soy un chileno maldito
un hombre de carne y hueso con defectos y virtudes
un moribundo sin tiempo
un fantasmas, un poeta, un escritor sin recuerdos
que hoy esta aquí presente entre ustedes
para tomar, fumar y pasarla bien
en los últimos momentos que me queda en esta tierra maldita.
¿Pero que dicés poeta?
Sí tú ya estás muerto al igual que todos los que aquí estamos contigo
esto que hoy tienes frente a ti no es más que un sueño
o ¿quizás? una pesadilla surrealista o infrarrealista depende como lo quieras ver.
¡Qué ostia!
puta, no puedo creerlo
que mala suerte me he muerto dejando incluso mi legado.
Lo importante es que mis hijos
mis adorados hijos
tuvieron la dicha de recibir como testamento
mi poesía, narrativa y sobre todo lo más importante: Mi amor y mis libros.
Los detectives salvajes se rién en silencio
el gaucho insufrible está más insufrible que nunca
los perros románticos observan a su amigo
con tristeza y melancolía.
Año 2666
el mundo esta al revés
nada es como solía ser
ya no existe mundo solo tinieblas y dolor
oscuridad y tristeza
unos cuantos libros que sobrevivieron al tiempo
pero ya nadie los lee, ni parece importarle su presencia.
Bolaño despierta asustado
sudoroso y cansado
sabe que ha llegado el fin
esta listo para viajar a la Universidad Desconocida
esa que se encuentra en un lugar mágico
en un lugar irreal
en un lugar fuera de este mundo.
Roberto amigo
de tu muerte ya han pasado muchos años
ahora todos te idolatrán
pero antés nadie te conocía.
¡Qué ironías da la vida!

Autor: Robert Allen Goodrich Valderrama
Panamá
Derechos Reservados
6
2comentarios 51 lecturas versolibre karma: 79

Un atisbo de humanidad

En una cálida tarde de verano, con un libro de poesía en la mano, me acomodo sobre la pálida hierba de un sombrío parque de la ciudad. Junto a un rosal que se llenó de espinas, porque olvidó dibujar sus rosas.

Abro el libro y el poeta envuelve mis sentidos con sus palabras y sus intensos silencios, logrando que la poesía insufle mi esencia y haga brotar destellos de eternidad en los extremos de mi existencia.

Y aunque sé que jamás lograremos entender lo que dice el poeta, trato de acceder a su reluctante voz, encontrar en ella el hilo conductor, desenrollar en una lectura la madeja. Entrar a los aposentos de la poesía.

Y siempre acabo preguntándome, una y otra vez: ¿Cómo escribir aquellas palabras sentidas y alcanzar a penetrar aquella voz luctuosa, sin tener que hundirme en los abismos de los que jamás pudo salir el poeta?

Esta tarde, frente a las hojas mustias de un rosedal, estoy leyendo a Miguel Hernández, y mientras recuerdo a mi padre muerto, la cálida voz de Serrat toca mi memoria, embriagado en el dolor de la elegía a Ramón Sijé. Es cuando el poeta me recuerda que no se puede hacer poesía, sin antes no haber sufrido de humanidad.
leer más   
13
7comentarios 133 lecturas prosapoetica karma: 103

¡Bendito Benedetti!

(2 Jotabé)



Tenía falta la literatura
de la pluma amable, crítica y pura,

de un amante que nos hizo entender
que para amar, papel no ha menester,
y que al conjugar el verbo querer,
ni una estrella azul debemos poseer.

¡Bendito Benedetti! Voz osada
que defendió de forma encarnizada,

el amor y la vida y la amargura…
y nos regaló el inmenso placer
de su fiel poesía enamorada.


Poeta uruguayo por su nación,
mundial siempre ha sido su proyección.

Pues aún con el alma comprometida,
en denunciar la maldad fratricida…
¿Cómo obviar el poema, Bienvenida?
Y su sensibilidad sin medida.

¡Bendito Benedetti! Voz viajera
que, de Montevideo a la Albufera,

el aire ha impregnado de esa emoción,
que nunca a nadie pasa inadvertida,
y mi alma convirtió en su costalera.
15
7comentarios 66 lecturas versoclasico karma: 106

A ti

Cuando en el amanecer más tierno yo pueda verte nacer,
Y de la curva de mi cintura yo pueda escuchar tu voz,
Ese día será el día en que el poeta de luna se opondrá en la puesta del sol,
Que como esclavo dormido ante mis antojos, callado y obturado encerrado por años
Enojado pero tímido saldrá a ver la vida…
y como contemplara el mundo con esos ojitos tan cerrados?
Como verá el mundo si de tanta luz se puede desmayar?
Poeta triste y oculto, desvalido sale al mundo pero sale
Te lo pido de rodillas…despertad!
leer más   
3
5comentarios 23 lecturas versolibre karma: 30

Murcielagos en mi

Pobre poeta, que esta noche eliges estar encerrado, entre tinieblas de biografías, que emergen de tus antepasados.
Pobre poeta, que triste te he ocultado, vergüenza sientes!
Hastío, de este mundo enmarañado.
Triste poeta te asomas entre mis uñas grises, y me abrazas fuerte en la cama una mañana de invierno.
Tonel oscuro, ya no sé qué hay allí…No recuerdo cuándo fue la última noche que te deje ir.
De mi interior emergen litros de lava…hacia dónde vas?
Mi muerte interna se evapora con vestigios de antepasados en polvo
y van más allá de esta vida…que se hace con esto ?
Hoy mi cuerpo se desmorona, y las agujas del dolor lastiman hasta explotar!
Todos mis murciélagos corren, se entrechocan para habitar en oscuridad,
Pues yo amo esto,es aquí es mi libertad!
Oscuridad a la que abrazo con vehemencia, templo, tumba para descansar.
Oscuridad letal, que hierve…y grita en mi terquedad!
Soy quien se viste de gris color en el invierno del mundo para pasar desapercibida.
Desapercibida soy ante los ojos de la humanidad.
Que nadie me mire! Que nadie me hable ...y mucho menos, me oiga!
Pues si me oyen, todo mi hastió como garras atacan sobre el cuello hasta matar,
porque no quieren mis oídos, no quieren escuchar hablar.
Todos mis murciélagos corren, flotan en tu oscuridad.
Dejarlos que vivan, que vivan y mueran en paz!
leer más   
4
sin comentarios 23 lecturas versolibre karma: 36

En lo alto de la lluvia

En lo alto de la lluvia...
he visto un ramito de versos.
Los guardó allí el recuerdo...
Para que nadie los leyera.
En lo alto de la luna.
He visto tres poemas.
Los guardó Morfeo....
Para su amada doncella.
En lo alto de la noche.
He visto siete cometas.
Los dejó una princesa...
Para el poeta.
Un ramito de versos
tres poemas
Y siete cometas...
Un recuerdo, Morfeo
y una princesa.
leer más   
6
sin comentarios 41 lecturas versolibre karma: 82

Ars Poetica

He vuelto a escribir,
como un antiguo vicio que contraje de joven,
y soy un verso mojado,
caído de unos labios,
cayéndose en fragmentos de agua.

La primera vez que escribí fue por amor,
las mariposas en mi estómago migraron a mi frente,
en su lugar quedaron peces de colores,
algunas se posaron en mis manos.

Escribo desde que tengo uso de pasión,
en presente progresivo,
en futuro imperfecto,
en participio.

Escribo por impulso,
por convicción y por vicio,
a veces también por inercia.

Escribo sin mesura y sin miedo,
dejo que el cauce de mis dedos se derrame,
que el agua de entre mis manos
se desborde,
que todo me inunde,
que todo se ahogue.

He estado escribiendo de día y de noche,
antes de dormir y al levantarme;
no está bien,
ya lo había controlado.

Me he descubierto a las tres de la mañana
en busca de un verso,
nunca me he cuestionado por qué escribo,
pero sí me he preguntado de qué sirve.

Pensé que podía escribir cuando quisiera
y que cuando quisiera también
podría dejarlo.

Escribir es sencillo, pero no es fácil.
Escribir me dispersa y me esparce.

Lo que escribes no sólo te define,
te retrata,
te identifica.

El que escribe poesía
no lo hace por gusto,
tampoco es que lo haga a la fuerza,
pero lo hace por influjo,
bajo influencia.

Quería dejar de escribir,
pero ha estado lloviendo.

Supongo que algunas personas escriben por placer,
deciden cuándo escribir,
sin importarles si llueve,
si se hizo de noche
o si se tiene algo atorado
en alguna parte.

El poeta no tiene un lugar favorito,
una hora determinada,
el poeta no decide cuándo escribir,
escribe porque tiene que hacerlo,
a menudo se descubre escribiendo,
se encuentra.

Los poetas son locos,
esos que escriben,
que no saben hablar.

Los poetas se caen y se hacen pedazos,
se quiebran a cada rato,
se mueren a cada rato,
y a cada rato,
qué bueno,
renacen.

La poesía te toma por la espalda,
te tapa los ojos
y quiere que adivines
de quién se trata.

La poesía juega sucio,
te acorrala,
puedes decir que no,
pero no importa;
cuando la poesía te ha elegido
no puedes hacer nada.

La poesía hace conmigo lo que quiere,
sabe mis secretos,
me amenaza con decírselo a la gente,
me tiene en sus manos.

Tomé a la poesía trémula entre mis brazos,
me miró fijamente,
como si quisiera decirme algo.

No sé si sea poesía,
pero me toma de las manos
con la propiedad de quien toma
lo que es suyo.

Tal vez no he comprendido el Ars Poetica de Horacio.
Quizá he entendido mal todo esto de la poesía.
14
13comentarios 77 lecturas versolibre karma: 110

A ti

Yo no quiero un bonito diploma
que adorne el tabique de la habitación,
yo no quiero dormir en hoteles
con sauna y bañera de hidromasaje,
yo no quiero unas gafas que puedan
mirar a través de las prendas de ropa,
yo no quiero dinero hinchando
el bolsillo trasero de mi pantalón,
yo no quiero subir a un ferrari
con una morena tremenda a mi lado,
yo no quiero firmar el poema
perfecto que sueñan los muchos poetas,
yo no quiero un trabajo completo
(domingos, festivos y sábados libres),
yo no quiero esperar en la barra
que un alma cándida venga a invitarme,
yo no quiero escuchar el concierto
que Queen dio en Vallecas hará tres trienios,
ni tampoco meterme una raya
y botar como un loco en la pista de baile.

Yo lo que quiero es mirar tu mirada
y sentir tus palabras envueltas en aire
y hundirme en el barro añejo
que hermosa y soñada y amada te hace...
¡yo lo que quiero,
cariño mío,
no es otra cosa
que no seas tú!

Yo no quiero un crédito fijo
que tenga intereses al cero por ciento,
yo no quiero quitarme barriga
pensando que así gustaré mucho más,
yo no quiero entrar a un gimnasio
y salir caminando como un croissant,
yo no quiero creer que no existe
aquello que no alcanzan a ver mis ojos,
yo no quiero tocar la guitarra
al lado de Carlos Santana o Sabicas,
yo no quiero en mis pies unas rebook
de fuertes colores que vuelen mil metros,
yo no quiero un piso más grande
en el que el salitre se huela al salir,
yo no quiero placeres de saldo
y sábanas tibias y besos expertos,
yo no quiero estudiar bellas artes
ni ciencias sociales ni lenguas ni nada,
ni tampoco que filmen mi vida
y luego se llenen o palmen los cines.

Yo lo que quiero es mirar tu mirada
y sentir tus palabras envueltas en aire
y hundirme en el barro añejo
que hermosa y soñada y amada te hace...
¡yo lo que quiero,
cariño mío,
no es otra cosa
que no seas tú!

Yo no quiero llamarme Rick Blaine
y dejar plantadita a la bella Ilsa,
yo no quiero un filete de kobe
servido con vino de sangre de toro,
yo no quiero escribir como escriben
Neruda o Borges o Márquez o Rulfo,
yo no quiero seguir a Siddharta
notando el silencio adentro del alma,
yo no quiero absolver los pecados
que siembran mis ojos de un brillo especial,
yo no quiero marcar un golazo
y miles de voces se fundan en una,
yo no quiero beefeater con cola
ni chivas four roses ni alhambras reservas,
yo no quiero quemar a los jueces
corruptos que matan a Doña Justicia,
yo no quiero olvidar el pasado
aceptando el presente y obviando el futuro,
ni tampoco pescar el atún
de la década a pulso con hilo de nylon.

Yo lo que quiero es mirar tu mirada
y sentir tus palabras envueltas en aire
y hundirme en el barro añejo
que hermosa y soñada y amada te hace...
¡yo lo que quiero,
cariño mío,
no es otra cosa
que no seas tú!
leer más   
9
4comentarios 63 lecturas versoclasico karma: 93

Claveles rosas...

Claveles rosas tus manos
labrado en seda tu rostro
unidos como en verano
lunas de amor sin agosto.

Invádeme el dolor cuando
a solas yo me despierto
a descubrir que no es cierto
loco amor desesperado.

Y voy muriendo por dentro...
Jamás amé tan en vano !

Algún día nunca llega
narró el poeta lejano
daría toda mi vida
regalaría mi tiempo.

A cambio de algún te amo...
9
2comentarios 66 lecturas prosapoetica karma: 105

El mar recita

El mar recita
Solo algunos escuchan
Solo algunos entienden
Solo algunos disfrutan


En cada ola un poema
Se estrella en la arena
Caracoles y almejas
Repiten sus versos
Como un efímero mantra

En cada ola un poema
Despliega metáforas
Que solo el cielo interpreta

En cada ola un poema
Sube a los brazos del viento
Y es arrojado a la pluma
De un poeta
13
4comentarios 73 lecturas versolibre karma: 93
« anterior1234539