Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 179, tiempo total: 0.025 segundos rss2

Mi esencia

Llevo más de un centenar de días en la sombra,
escribiendo a oscuras
huyendo de los fantasmas
con los que antes bailaba.

Con miedo a no ser capaz,
incluso temiendo no volver a ser real,
agazapada en mi cama
sintiéndome a salvo entre las sábanas.

Y es que sólo necesitaba eso, estar sola.

Antes mi cabeza estaba ordenaba,
mi cuerpo disfrutaba,
había encontrado el punto entre la noche y la mañana,
y en ese caos cósmico bailaba.

Pero llegó el inicio de una nueva etapa
llegó enero y algo en mi mente cambiaba,
los años pares sólo traen desgracias
y tenía un presentimiento que no se equivocaba.

Un clic pero a la inversa,
en vez de engranarse, mi mente se desordenaba
y ya nada funcionaba;
había perdido mi esencia.

El principal problema
era que no sabía si quería encontrarla
porque no sabia siquiera
por dónde empezar a buscarla.

Negocié con el infierno una tregua
quizás sólo necesitaba una pausa
tomar aire para volver a la guerra,
o al menos entender qué me pasaba.

Pero el precio era mi alma,
y no estaba dispuesta
a vaciarme para volver a sentir calma,
prefería quedarme donde estaba.

Sin embargo, me acostumbré a la inercia,
a ese no sentir nada
a quedarme atrapada en la tormenta
entre cenizas, acomodada.

Dejé de buscar la salida de emergencia,
empecé a llevarles la contraria
a todos los principios que guardaba
junto con aquellas cartas que nunca enviaba.

Decidí seguir navegando a la deriva
pensando que quizás encontrara
un salvavidas como por arte de magia,
alguien que me devolviera la calma.

A pesar de no haber vendido mi alma
seguía sintiéndome vacía
es decir, no sentía nada,
ya nada me hacía flotar como una madera en el mar.

Demasiado tiempo para pensar,
y algunas copas de más,
hicieron que todo se diera la vuelta
y entendí que si realmente me quería salvar
tenía que equilibrar mi balanza
en el punto exacto entre pensar y dejarme llevar,
mi cabeza lo sabía
pero mi cuerpo no podía más.

Sin embargo, me di cuenta
(y no era la primera vez que lo hacía)
de que nadie me iba a salvar
si de lo que huía no estaba fuera.

Cuando huyes de ti, nadie te puede encontrar.
Cuando no puedas más, tienes que parar.
"Cómo te van a entender si no te sabes explicar".
Pero no tienen que entenderte, a veces sólo un abrazo basta.

Al final todo volverá a ser, o así me suelo engañar.
La esencia cambia, como una llama
y no tiene por qué ser mala la nueva etapa
las piezas diferentes también encajan.
13
5comentarios 69 lecturas prosapoetica karma: 102

Génesis

Antes de todo era el vacío.
Llegó el hombre, para erigir cumbres de cemento,
Altas torres de cristal, en mitad de La Nada.
El nacimiento de la civilización, origen del devenir,
Historia y progreso.

Multiplicados como insectos, devaluación y pérdida del sentido,
Confusión de la conducta, fragmentación.
¿Somos lo que soñamos? La verdad es que siempre fuimos insomnes.
Hicimos pesadilla de nuestra realidad.
Las cumbres, las torres; el cemento, el cristal, no bastan.
Necesitamos algo más. Más, siempre más.

Se construyen circos. Entretenimiento, huidas del yo a precio estipulado.
La economía llena huecos, los productos de consumo completan el alma,
Podemos dejar de ser, cerrar los ojos, sellar nuestros párpados, entreabrir los labios,
Abandonarnos al placer. Cualquier cosa, pero "no volveremos a vagar".

La noche cae fría, en el cielo las estrellas se visten con prendas de aluminio,
Lucen galas de metal. Una atmósfera contaminada es la presión atmosférica de nuestra vida,
Y sobre el subsuelo caen lluvias de personalidad. Nuestro mundo es una sombra,
Nosotros, su reflejo, su proyección. Manadas de espectros con un papel que representar.

¿Queda algo de tiempo? Tal vez, solo tal vez,
¿Quieres que nos volvamos a amar?
Ya, ya sé. Aquí solo cabe la frivolidad.

¡Espíritu, hazte roca, abraza la inmensidad!

@_Rheinn
"Génesis"
RheinnPoetry©
leer más   
16
14comentarios 95 lecturas versolibre karma: 88

Juicios Bucales

El precio del afecto
es el defecto que algunos tienen
el milagro de los trajeados
andantes con su disfraz
con el aprecio embalsamado.

Y el artista solo evoca
la mirada inquisitiva
de las bocas que lo hablan
lo pronuncian en demasía
sabiendo que el interés
es escaso hasta en días.

Lo que importa es el querer
el abrazo a las vías
el pago por nacer
pese al tren que nos olvida.
leer más   
12
2comentarios 38 lecturas versoclasico karma: 89

Convergente

Y es que las líneas
siempre convergen en un punto...

Y es allí
donde toda la luz creada
resplandece...

En miradas,
que se convierten en sonrisas;

Sonrisas,
que se convierten en besos

Y besos...
que se transforman en vida
y son vida
que crece, que nutre,
que sigue siendo luz
y se expande...

Cascadas que no se detienen,
cristalinas, resonantes
como piedras preciosas que cantan
y llenan la tierra de risas...




Dee Dee Acosta
leer más   
18
19comentarios 97 lecturas versolibre karma: 90

Los últimos 6 meses

No voy dejarte ahora
que mi mano te hace falta
que la vida te arrebata
lo más preciado que tienes.
No habrá cristal que separe
tu respiración de la mia
y te daré mis pulmones
si fuera necesario.
Lo que te quede de vida
sera el resto mi vida
y sostener tu último aliento
será el instante más hermoso que me
habrá tocado vivir.
leer más   
9
2comentarios 43 lecturas versolibre karma: 89

De amarte a muerte

De amarte a muerte y pagarte de mi vida
Como un crimen de amor imperdonable
-De este amar sin medida-
¡Soy culpable!

Con mi todo en tu barca fui el viajero
Antes que en cruel distancia no zozobre
Mi amor en cautivo pasajero:
¡Soy tan pobre!

Soy tan pobre, mas… ¡Qué noble pobreza!
Que reviste mi amor, cuando sin precio
A entregado dichoso su riqueza…
¡Soy tan necio!

Soy tan necio, que al punto de perderme
No renuncio a apartarme del abismo
Y hasta llego a olvidarme
De mi mismo

De atarme tanto a tu abrazo ya no puedo
No jugarme la vida por tu beso
Y mi dicha y mi miedo…
¡Te confieso!

Mas te he esperado tanto que si muero
Del amor incurable que padezco
De tu piedad no quiero:
¡Lo merezco!

Que el corazón no tienes que ganarme
Ni nada que arriesgar por lo que arriesgo
-No hay nada que probarme-
¡Te lo ofrezco!
leer más   
11
6comentarios 90 lecturas versoclasico karma: 101

Habremos de reír de nuevo

Entre flores preciosas te hablo
solo tengo prestada la vida
entre canciones que sale la amargura
y la alegría es la riqueza de tus labios.

Mi corazón es feliz con los amigos
son pocos como flores de primavera
no dejan llorar al afligirse
la tristeza se fue con la muerte de la tierra suelta.

Mi pobreza sueña con amarte
con la premura de decirlo
en el breve tiempo
en el que hemos venido a conocernos.

Somos cómo podrás de un mismo collar
un jade hermoso de un campo celeste
que se fragua entre las flores de un cielo azul
que se deleita con un corazón que lo ama todo.

El papagayo adorna a mis ojos
como un pequeño armadillo que huye
te veo a lo lejos
tú voz cura mis pensamientos con una sonrisa.

Habremos de reír de nuevo
habrá deleite en el festejo de tus días
tú eres toda mi riqueza
mi obsidiana perfecta.

El mute
05/06/2018.
17
14comentarios 163 lecturas versolibre karma: 89

Poema a mi hija

Tú, que acabas de nacer dime… ¿Cómo es la voz de Dios?

Y no tardaste mucho en contestarme
me miraste con esos ojos tan abiertos, tan llenos de amor,
tan llenos de ternura y compasión,
y enseguida pude entender lo que me tratabas de decir.

Y no te conformaste con eso,
tenías que enamórame más
te acerque mi dedo y lo apretaste para no soltar
pude sentir que eran las manos de mi Papá.

Y no te conformaste con eso,
te pusiste a llorar
y en ese mismo instante en esa habitación de aquel hospital
supe que te tendría que amar, como a tesoro preciado.

Y no te conformaste con eso,
tenias que transformar mi corazón,
aquellos pedazos que estaban en piedra los rompiste y sacaste a relucir mi verdadero yo.

Y no te conformaste con eso…
y hoy cuando me abrazas fuerte y me dices que soy tu niño pechocho
te digo: no me sueltes, porque se que ahora… he ganado el cielo.
Alejo21-7
leer más   
14
12comentarios 128 lecturas prosapoetica karma: 87

Con el paso del tiempo...

Con el paso del tiempo
se murieron las flores,
las preciosas gardenias
y las rosas sin nombre,
se perdieron los pasos
que dejaban los hombres,
y también los recuerdos
que en los mismos esconden,
se olvidaron las risas
y los besos enormes
de los labios sinceros
que gritaban tu nombre,
y una luna de plata
se escondía en la noche,
y marchaba muy lejos
evitando traiciones...

Con el paso del tiempo
aumentaron las voces,
de los hombres sin patria
exigiendo razones,
pero tanta mentira
acabó con los dioses
que quedaron sumidos
en un mundo de pobres,
con pequeños molinos
para grandes Quijotes,
ambiciones eternas
marchitando las flores,
y es así, por desgracia,
lo que el tiempo te impone,
y te deja recuerdos
de benditas pasiones...

"...Con el paso del tiempo
se durmieron los robles
y quedaron con ellos
nuestros sueños miopes..."

Rafael Sánchez Ortega ©
30/05/18
11
6comentarios 66 lecturas versoclasico karma: 94

Me fijaba en tus dedos...

Me fijaba en tus dedos
castigando al teclado,
de ese móvil, sin nombre,
soportando el maltrato,
yo pensé que la vida,
se vivía en un acto,
disfrutando el presente
con la rosa en los labios,
pero tú me enseñaste
que yo estaba engañado,
y que el móvil hablaba
en tus ojos y manos,
los segundos y horas
se pasaban volando,
con tu ceño fruncido
y ese cuello inclinado...

Pobrecito del mundo
y este tiempo tan raro,
donde el hombre se inclina
soportanto el maltrato
de ese vil instrumento
con aspecto dorado,
forjador de mil sueños
de productos amargos.
y es que el hombre que sueña
sin querer es esclavo
de las modas y ritmos
de este mundo tan raro,
porque el móvil, amigos,
es un útil preciado,
para usar con mesura
sin caer en sus dardos...

"...Me fijaba en tus dedos,
tan sutiles y largos,
recogiendo otro móvil
con mis versos grabados..."

Rafael Sánchez Ortega ©
Sos del Rey, 27/05/18
14
16comentarios 98 lecturas versoclasico karma: 97

Cargada de recuerdos...

Cargada de recuerdos
la iglesia se levanta,
encima la colina,
por manos encalladas,
está sobre la aldea
altiva y muy lozana,
sus piedras de arenisca
despiertan las miradas,
avivan los recuerdos
y vuelven las cantatas,
los graves misereres,
las misas gregorianas,
las bodas y bautizos,
los rezos a las almas
que marchan de nosotros
a tierras muy lejanas...

Y aquí quedo mirando
las piedras que me llaman,
las mismas que me cuentan
secretos sin palabras,
pues son esas paredes
un mundo con su magia
cargado de misterios
y bien de telarañas,
en ellos está el cirio,
las velas que se apagan,
el agua de la pila,
la luz de las ventanas,
también están las sombras,
la bóveda preciada,
el coro de los niños
el santo con las arras...

"...Y dentro de esta iglesia
la niebla se levanta,
se escuchan los susurros
dejados por las ánimas..."

Rafael Sánchez Ortega ©
28/05/18
10
4comentarios 78 lecturas versoclasico karma: 92

Inmaculado

Hoy me siento a escribir
Que ?, no importa !.
Tal vez por que hoy siento
que el cansancio del alma
ya me gano la piel...
Tal vez por que presienta
dibujándose en mi rostro
las primeras arrugas de la madurez
dibujadas con angustias pasadas y presentes
dibujadas por tanto amor quedado en el olvido
y en un amor presente, si, el más grande.
Tal vez tenga bien sufrido lo sufrido...
si el precio de este amor es lo que pago.
No reniego de el, ni lo que hago
todas sus historias me dan vida
y esa misma historia me lastima...
no tendría por que, es lo que siempre soñé
pero no puedo dejar de sentir pena
por aquél que tanto amó y hoy recuerda.
Amores unas veces desangrados
amores tiernos, amores locos, amores cuerdos.
Amor de a uno, amor hacia nadie, a destiempo.
Hoy quiero sentarme a escribir...
Tal vez por la necesidad de expresar,
por que solo queda lo escrito
aquello dicho con desmedido sentimientos
a veces solo queda en el olvido
y otras con mejor suerte
solo queda en algún alejado recuerdo
y a pesar de todo... sigo amando
caeré mil veces en el mismo abismo
que solo me elevara nuevamente
el mismo amor sentido.
Hoy quiero sentarme a escribir
para que quede plasmado lo dicho,
todavía llevo arraigadas conmigo
aquellas palabras de amor
que alguna vez quisieron ser caricias
y solo fueron garras que aún hoy sangran.
Heridas que un nuevo amor olvida
con anhelos de nuevas esperanzas.
Y seguiré amando hasta que muera
hasta que mi carne sirva de carnada.
Hasta que Dios, mi Padre así lo quiera,
y recoja con su bien, mi alma dañada,
amaré no por costumbre ni presencia,
ni por retribución de quien alguna vez he amado
tan solo amare por que es mi esencia
por ser lo único que tengo inmaculado.
8
2comentarios 60 lecturas prosapoetica karma: 106

El precio de un instante

¡Qué angustia de no tenerte,
ésta mañana me domina!
cuando tu figura se va diluyendo,
entre la bruma gris,
de éste vil amanecer

¿Pero qué es lo que en hoy en día
estoy lamentando perder?

Las canciones que en tu voz,
muy complacido oía,
mientras tus cabellos corsarios
de oro mi cuerpo cubrían.

Palabras de amor,
que escuché de tus labios,
y con la llegada de hoy se han marchado,
de modo tan rápido y breve…
que ésta desazón de soledad,
de puro penetrante en el alma, duele

El precio de un instante de felicidad de ayer,
me ha dejado en ésta sala de urgencias maltrecho,
con un certero dardo clavado,
de modo inmisericorde en mi pecho,

Despierto impregnado de ti,
carente, inhábil, mutilado,
de tu presencia a mi lado casi obseso;
necesitado al menos de un instante,
para robarte o pagarte otro beso

Sé que para mí,
el precio justo por confesar algo turbio como esto,
es salir condenado a cadena perpetua,
prisión irrevisable, hasta el atardecer de la vida

Pues se que tener que pagar por amar,
deja incurables heridas.
leer más   
15
15comentarios 107 lecturas versolibre karma: 96

Entre tus letras

Soy la enredadera de tus letras,
la máquina de tu magia,
una inmaculada secta,
el rímel de tus pestañas.

¿Lloras por nuestra felicidad?
"Esto no es nada",
dice mi boca subliminal
con mensajes de tinta sagrada.

Te avergüenzas de ser niña,
mi dulce enamorada,
se te sonrojan las mejillas,
nerviosas después cuando me amas.

Dicen del corazón que con sus latidos
enamora al poeta más recio,
y será entonces el perfecto veredicto,
pues nuestro amor no tiene precio.

El orgullo de ser tuyo,
sagrado hombre para tu destino,
conquistadas letras son estas aguas,
las que fluyen por hoy domingo.

Tengo tanto que darte,
que cada día no es lo mismo,
cada día quiero enamorarte
hasta que Dios diga: "pronto seréis míos".

© 2018 Elías Enrique Viqueira Lasprilla (Eterno).
España.
7
sin comentarios 100 lecturas versolibre karma: 86

Selfies borrosos

Selfies borrosos

¡Qué le vamos hacer!
uno es así.
Dándole vueltas y mas vueltas al mismo asunto y el pobre ya salió mareado en la primera vuelta.

No tengo perdón
Paso por delante de un estanco y una preciosidad , sus ojos en peligro de extinción, me muestra una nueva marca de cigarrillos.
Cojo la cajetilla y le pregunto por el precio del modelo de veinte unidades,después si sólo los fabrican con filtro,…para cuándo…
¡pero bueno!..
¡si yo no fumo!

No es de recibo.
Que yo pueda dar un dulce beso
si llega el caso
Y tenga prohibidísimo
que me lo den a mí
debido a mi diabetes

No calculo bien
Me pasó en el baile de disfraces.
Pensé que era mas divertido
acudir a la fiesta,
disfrazado de mi mismo.
Entonces empezaron los problemas,
todos mis conocidos siempre
tan graciosos, tratando de levantar
mi piel a base de pellizcos
para ver quién se escondía
debajo del disfraz.

Está claro;un día de éstos,
voy a tener que ponerme serio
conmigo mismo.
leer más   
8
4comentarios 89 lecturas versolibre karma: 86

Hoy es el día de la POESÍA...

Hoy, es el día
de la POESÍA...

Dónde nacen
versos, llenos
de tantos
sentimientos,
abrazados
al alba, con
esos besos y
caricias sublimes
sin final...

Versos, que a
veces riman, otras
no, pero en todos
ellos...

Se habla del AMOR...

Ese sentimiento
profundo, que con
intensidad sentimos,
y cuando acaba,
un vacío, nos deja,
llena de una
inmensa ausencia,
con recuerdos
en el aire...

Ese amor,
tal vez, que se fue
sin mediar palabra,
o el que tienes
a tu vera, y no
cambiarías por nada.

O de tantos falsos
amores que te
prometieron una
vida, y se fueron
una mañana, sin
tan siquiera, una
DESPEDIDA...

Hoy, es el día de
la POESÍA...

Sentimientos, que
nacen desde dentro
del alma, y hacen
florecer todo un
campo de amapolas,
y girasoles. Mariposas
de colores alegres, y
contentas, posándose
entre ellas, en esta
bella primavera...

Hoy, es él día de
la POESÍA...

Qué haríamos
todos los poetas
sin esas preciosas
letras, que nacen y
hacen que escribamos,
bonitos versos,
porque...

POESÍA Y DANZA,
van cogidos de la
mano...

Palabras que
se transforman
en bonitos versos
que hacen un
precioso baile
al aire, y en el
mismo cielo
salen fuegos
artificiales...


© Derechos de autor
Isa García
leer más   
7
4comentarios 90 lecturas versolibre karma: 81

Y aún no me he ido

Sé que no me olvidas. Sé que furtivo aún pasas por mis letras. Me tocas en braille. Recuerdas mis gestos, que torpes irrumpen sin llamar a tu puerta.

Te empeñas en negarlo, pero entre helados y velas, ventanas y fuentes, corrimos despacio y nos deshicimos pacientes.

Jamás se destruyen los rayos. Podrán transformarse. Pero siempre, a lo lejos, reflejan destellos, cabalgan salvajes.

[La libertad es lo más preciado que te pueden regalar. A veces, la memoria bucea al libre albedrío, y cuanto más se la sujeta, más lindo vuela]
leer más   
17
20comentarios 97 lecturas versolibre karma: 109

De como sanar en versos

Llorar… ¡No, No lloro! Solo lluevo,
Riego auroras en himno y elegía
Las lágrimas vertidas me regresan
Convertidas en selvas de poesía.

¿Quien puede decir que me lamento?
No hay pesar en dolores merecidos
Que el justo precio en su balanza pesa
Lo mismo que los dones recibidos.

Sufrir… ¡No! No sufro: Solo escribo
De una tinta que sombras diafaniza
Plegaria en trazo diciendo bendiciones
Esta tinta demonios exorciza.

Y soy feliz pues queda tras la lluvia
Y tras secarse el trazo y las hogueras
Este amor despojado de rencores
Sereno avril, cantando primaveras.

Perder…¡No! ¡No pierdo! Mucho gano,
Del cristal roto en al alma que se irisa,
Fuerza solar ardente con que vuelvo
Mi tormenta violenta en suave brisa.

Y cae al verso lo triste de mi vida
Sin que en inútil nostalgia se extravíe
Mi espíritu en tristeza desmedida
¡Que llora más, acaso, quien sonríe!

Arder… ¡no, Para nada! Solo atizo
De esta hoguera este fuego que idealiza
Tantas glorias y abrazos naufragados
Por renacer cual fénix… de ceniza.

Y cada golpe me arranca gratitudes
Por levantarse en recuerdos redimidos
Hacen que en paz diciendo plenitudes
Puedan reír mis labios malheridos.

Y va mi barca surcando marejada
De amar tranquilo o bien de mar revuelta
Y pueda ser que si el dolor logre llevarme
Gritando amor, mi verso… ¡Me devuelva!
leer más   
13
12comentarios 85 lecturas versoclasico karma: 110

Rumbos heridos

Rumbos heridos
que se desaniman unos a otros
en un infinito que nunca se olvida
con el silencio tatuado en la memoria vana.

Intento comprender el vacío
de tenerlo todo y no sentir amor por nada
derrumbando recuerdos
de un pasado que no se olvida del todo.

Las miradas suspiran sin lágrimas
tienen rota la letra de los versos,
pasan los días y a nadie ni a nada le entiendo
es como si hablaran lenguajes diferentes en una voz apagada.

Palabras que se hunden como piedras
en el fondo de un mar sin sabiduría
que ignoran las grietas de las ideas
como líneas torcidas de un pensamiento olvidado.

Como el caos que es un dolor en el vientre
en donde las edades difusas
entre los intentos de entenderlo todo
solo dejan el delirio de un mundo loco.

Difícil es quedarse ahí
como si no pasara nada
cuando sabemos que siempre pasa todo
y disimulamos no disfrutarlo tan siquiera un poco.

Sencillo es vivir
y dejarse navegar entre el torrente
que resbala por las piedras verdes
de una humedad de la vida que nutre a tu boca con amor.

Solo necesitamos caminar más despacio
para llegar temprano a todo
y tomarse cada segundo del tiempo que pasa
como si fuera un momento único que nunca se repite.

Amar es sencillo
solo basta con hablar con cariño
sin la vergüenza de tomarse la mano
sentir lo hermoso que es sonreír por ningún precio hacia otros.

Miguel Adame Vázquez.
El Mute
05/05/2018.
15
12comentarios 195 lecturas versolibre karma: 111

Tú, mi religión

La arena del tiempo va enterrando mis tormentos
vientos del pasado desentierran mis pecados.
Entre mis recuerdos mueren minutos ahorcados
porque fueron judas, traicioneros de mi mente.

He sacrificado mi cielo por un momento
para derretir mi hielo en caricias que vende el diablo.
Me he crucificado con clavos que se oxidaron
por ver al cordero que multiplicó mis peces.

Sálvame del fuego. Quiero estar en tus inviernos.
Aunque lo nuestro ha muerto, lázaro ha resucitado.
Tú creas paraísos en mis sueños más preciados
dando aliento de vida a mi corazón inerte.

Cargo con el peso de mi cruz pero los cuervos
quieren sacar mis ojos y observarme derrotado,
pero mi fe tiene más luz que los recuerdos malos
y quedan opacados por los buenos para siempre.

Yo no he sido quien para juzgarte en tus defecto,
ya el prójimo que nos condena se lava las manos
creyéndose los reyes como aquel Poncio Pilatos;
tampoco seré perfecto cuando tu juicio me llegue.

No hay Lucifer ni Satanás que esté en peor infierno
que el de imaginar a tu silueta entre profanos
Ellos creen que las varas miden lo bueno del santo.
Sin un religioso orgasmo no te volverán creyente.

Creamos catedrales bajo sábanas ardiendo,
de un metro cuadrado, pero nos sobraba espacio.
Yo te predique mi amor hasta ver el ocaso,
tu correspondías mi beso sobre tu frente.

Tú me predicabas que abriera mi pensamiento
y las puertas de tu iglesia me abrías, pero despacio.
nunca imaginé que existiría ese hermoso palacio
era el paraíso entre tus piernas y en vientre.

Antes yo me embriagaba con la carne de tu cuerpo
ahora me embriago con el vino para recordarlo
A cambio de mi alma miro de nuevo al pasado
y en esa ultima cena toda tú eras mi banquete.
12
2comentarios 70 lecturas versoclasico karma: 106
« anterior123459