Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 443, tiempo total: 0.010 segundos rss2

En la otra parte de la puerta

En la otra parte de la puerta, escuchando las canciones que salen de las gargantas rotas,

veo las cataratas como ojos llorones deshaciéndose en la palma de mi mano,

noto la brisa que sale del soplido de las amapolas,

apenas los rayos valen para asustar a los lirios, se despeñan por los barrancos las primaveras suicidas, gritan poco los pájaros y la tormenta y los remolinos conquistan la tarde como el ejército de nadie, baja el gris del cielo como sube del infierno.

Pero poco bastará cuando las palabras se mojen y todos pesemos mas, se abrirá un pedazo de mar cuando un hombre mate a otro hombre, seremos poco y la tarde irá pudiendo con nosotros hasta hacernos noche y después día, y así, atrapados en un círculo infinito de naranjas y negros, en el centrifugado del tiempo, día y noche, noche y día.

Seremos poco cuando se mojen las palabras y todas las olas hayan desnombrado lo que antes tenía nombre, dejaremos de saber donde están las lunas que guardamos en el cajón y todas las noches serán oscuras, serán pocas las palabras cuando se mojen los hombres, cuando la palabra se haya hecho carne y pese en la mano del que la sostiene como la piedra que es
leer más   
7
2comentarios 35 lecturas prosapoetica karma: 77

En lo profundo del bosque

En lo profundo del bosque
lejos de las rancias inquietudes
arraigadas por los años
vivien las flores silvestres,
ellas nunca soñaron con adornar a la vida
sus raíces se enraizan con la esperanza
de poder huir de una tierra de peligrosos senderos
en donde el camino nos acecha con el deseo de tenernos.

Bajo el barullo de un riachuelo
se escuchan los ecos rebeldes del agua
están tan contentos como siempre
escurriéndose a caudales
con los inquietos colores azules y verdes
de un brillante turquesa que quiere llegar
a toda prisa a un lejano mar radiante y celeste.

Esta vez el murmullo de las aves pequeñas
se escuchará hasta el cielo imponente
no importará cuanto me oculte
el abandono en un silencio que no podrá verme,
esta vez podré escaparme contento
brillaré de nuevo con mis versos alegres.

Quisiera poder convertirme en un río subterráneo
en donde la luz aurora solo se pierde,
quisiera poder ser un tifón entre un millón
de traviesas desventuras para con fuerza
ser tu primavera tibia y poder envolverte.

No quiero volver a verte tan triste
en un invierno cruel que solo nos congela
con su frío seco e insensible,
te sugiero ver tan radiante
como el colibrí que nunca su vuelo detiene,
te quiero sonriente como la pradera verde
que solo sin esfuerzo florece.

Quisiera poder terminar
con la oscuridad que solo entristece
llenarte con el cristalino manantial del perdón
para lavar con sus aguas el desamor
que el mismo odio hizo crecer
para de ti deshacerse.

En lo profundo del bosque primario
vivien las flores silvestres
solo el sentimiento que es puro
podrá sobrevivir un día más sin ti.

Poesía
Miguel Adame Vázquez.
16/01/2018.
20
9comentarios 206 lecturas versolibre karma: 105

Puede que no dure mucho

Puede que no dure mucho

este paisaje,

esta luna que nos mira,

este sueño imaginario,

este beso de otoño

en esta primavera...
leer más   
10
2comentarios 58 lecturas versolibre karma: 107

Quiero

Quiero parar la vida que me empuja,
aullando y arañando, para exigirme más.

Quiero llenar de alegrias
los muros de tristezas
de estos labios secos
y atrofiados de no soñar.

Quiero olvidar el atisbo de música
que engaña a la noche,
y escuchar el gorjeo de ruiseñores
que esperan encontrar
el milagro de la primavera.

No quiero beber la vida
de forma voraz,
quiero saborear los años
que me quedan por andar,
sin pensar en anillos que atan,
en placeres mundanos,
en ambiciones ingratas.

Tengo prisa por vivir,
y la vida me atrapa,
quiero vivir
hasta donde la madurez me regala.
No puedo desperdiciar mi vida,
en nimiedades adquiridas,
ni libertades lisonjeras que engañan.

Tengo prisa por vivir,
porque mi vida no espera.
Me uniré a nuevas mochilas
que me ofrezcan aire nuevo
y brisa fresca.
gente humana, muy humana,
que valoren la esencia.

No quiero altanerías,
no quiero grandezas.

Quiero personas muy dignas,
que toquen el corazón
con dulces melodías.

Tengo prisa por vivir,
y se me va la vida,
ya saboreé los golpes
que me hicieron ver
con ojos nuevos, la vida.

Ya, viví mi primera vida,
y quiero vivir la segunda
que me espera,
escuchar versos al alba
que resuciten mi ánimo,
versos llenos de vida,
que aniden en mi alma,
que soplen suspiros
de alegría entre mis poros,
y que me hagan enmudecer de placer,
en una bella vida.

Quiero cantar, por el gusto de cantar,
los versos que quieren ser cantados.

Angeles Torres
leer más   
15
12comentarios 75 lecturas versolibre karma: 101

Soneto. Gama de color

En un lenguaje de cultura huraña
hay un color que siempre nos incomoda
por ser motivo de la causa extraña
que dentro de un cuadro no se acomoda.

En un vaho que, de cristal, se empaña,
tus ojos no se esculpen en mi escoda
y el viaje fue una vuelta -que no engaña -,
que me dio sorbo de soda y moda.

A cada poro de piel - de piel tuya -,
he olido en colosal gama de color
con besos ceñidos de enredadera.

En cada acervo tuyo- que me engulla -,
he vivido colosal limbo de olor
con besos teñidos de primavera.
leer más   
9
1comentarios 66 lecturas versoclasico karma: 92

Un baúl de cenizas

Lloro por ti
por tu insignia perdida
en las alcantarillas del olvido.
Cuántas mañanas amarillas
decorando los huecos memoriosos
deshidratados
de primaveras vívidas.
Cuántas caricias derretidas
en los desiertos clandestinos
dibujando medianoches de silencios.

Tú viajaste por los mares de mis besos
colgado de una estrella
fugaz
insospechada
decretando la ausencia del estío
que hospedado en el rincón de mis anhelos
voló hasta la cumbre de los velos.

Lloro por ti
por la extinguida historia
apasionada
por el sol que creamos en las noches
y el aullido del lobo en la quimera
del amor con cuatro pétalos vendidos
al desalmado actor de las tinieblas.

Un eco del amor que no palpita
atrapado en el crepúsculo desnudo
viajero misterioso que se escurre
volando hasta la cumbre del imperio
del misionero sin luz
y sin reflejos.

Lloro por ti
lloro mis sueños.
mi corazón tendido en la vereda
llora los tiempos del incendio.
Hay un mar de mentiras esqueléticas
desbordando la vida
y una lágrima roja
despidiendo al futuro.

Sólo queda en mis manos
un baúl de cenizas

BEATRIZ OJEDA
DERECHOS RESERVADOS
leer más   
11
6comentarios 59 lecturas versolibre karma: 99

Depredadores

Era mi inseparable y yo su retorno
Ella tomaba el camino de vuelta
Y yo iba ya de regreso.

De nosotros y nuestras manos
El principio y el fin…

Éramos lo mismo y a la vez lo de nadie
Éramos como las estaciones.

La una viene y la otra se va
Tú te quedas y alguien vuelve.
leer más   
11
2comentarios 47 lecturas versolibre karma: 98

Respirar

Solo deseo verte natural como todo el mundo te ve
Y no anaranjado con mis letras azules que escribo


*
Eres tú, y no lo sabes, eres tú
y cada vez que te vas siento apagarse las velas
y morir los nuevos intentos y resucitar.

Y cuando vuelves, contigo vienen los girasoles
Y las olas del mar de mi café regresan desesperadas.
Y hasta los veranos retroceden y comienzan
las hojas a cambiar de tono.
Eres tú,
lo sé.
Y hasta las estrellas lo saben
Eres tú.



**
Eres tú; en mí, lo sé.
Eres lo que se incendia en mis noches y lo que los magos hacen desaparecer,
eres viento, intensidad, más no desastre.
Cuando te vas los barcos y el agua se van contigo
y hasta mis lágrimas te llevas.
Veo morir todos los recuerdos que recorren mi sangre.


*

Y cuando vuelves; todo el mundo lo sabe
quemas todas las velas del mundo
preparas el infierno en tus ojos,
llega el mar y con ello los barcos.



**
Llegas por los pasillos que intento olvidar.
Me recuerdas a mis memorias de ayer
no intento olvidar, solo acabar.
Eres el último amor que deseo recordar.
Mis raíces tienen el recuerdo de los dias gloriosos de ayer,
regrese la mirada a mi rostro… y no al comienzo.
Por favor no te vayas de aquí.
No me olvides,
Yo recordaré.
Estoy construyendo memorias.
leer más   
4
2comentarios 29 lecturas versolibre karma: 78

Amarillo

Y por qué?

Si no eres tú, no es nadie.
Porque solo tú me haces pintura,
me conviertes en color;
me haces pincel, paleta, espacio.
Me conviertes en tu retrato.

Porque cuando recorro tu recorrido
y vuelvo de tus memorias
me haces paisaje.
Nos hacemos naturaleza.

Por eso te quiero a ti.
porque todos tus cuadros están en amarillo
y eso es mucho para alguien
que ha visto toda su vida en gris.
leer más   
11
4comentarios 77 lecturas versolibre karma: 104

La primavera llegará a mi vida

No es más fuerte el odio
que las cicatrices que el tiempo nos deja
ahí el dolor nos soborna
intentando dominar la soberbia.

Con remiendos cansados de tanto coser
las descomposturas de la vida,
intento descubrir aquella lejana estela de luz
que insegura por el borde de la vida se asoma.

Son tantos los días
que se han acumulado con su horrible pobreza
que he perdido el recuento del recuerdo
de lo que antes se llamaba belleza.

Quisiera poder romper de un solo golpe
las cerraduras que atan las palabras,
son prisioneras de su propio silencio
solo piensan lo que nunca hablan.

El día que así lo quieras
construiré un memorial para contemplar tu inocencia
ahí algún día el silencio
se levantará para olvidar sus secretos.

En vano fui impaciente
ante el inmenso alquitrán que tanto huele,
tarde que temprano el dolor
tendrá que dejar de ser tu confidente.

La muerte se oculta de la vida
como un animal agazapado
estudiando a su presa con pobreza
con el puro instinto de cazarnos.

Siempre sentí un inmenso terror
por la tempestad que llega,
hasta mis labios secos se cerraron
para no pronunciar esos sueños frustrados.

Pronto olvidaré la nostalgia
de los espejismos pasados,
mi esfuerzo aliviará mi sacrificio,
la fuerza de las flores, aún lejos de su tallo afloraron.

Vivir siempre será lo más hermoso,
bajo su perpetua voluntad
nuevamente encontraré la salida,
no me impaciento, la primavera llegará a mi vida.


Poesía
Miguel Adame Vázquez
09/01/2018.
28
14comentarios 402 lecturas versolibre karma: 118

Anclada

Siempre hubo inviernos con olor a primavera
Y diciembres en agosto


Y hay veranos
que se quedan anclados
en las costillas
con el sol por debajo
de las nubes
donde invernan
gusanos de seda

Donde las cosquillas
se refugian
entre un lecho de hojas
Y aun así
la lluvia las moja

Pero no importa

Porque tú
sigues anclada
en esa playa
construyendo efímeros
castillos
de arena
de algun verano

En el que fuiste

- su princesa -


@rebktd
leer más   
19
20comentarios 110 lecturas versolibre karma: 109

Llegó el olvido

Llegó el olvido
y la mente se nubló
como las grises tardes de otoño.
Llegó el olvido
y los rayos de sol
son cuchillos que rajan
la piel en tardes de estío.
Llegó el olvido
y las gotas de lluvia son lágrimas
del cielo en un invierno infinito.
Llegó el olvido
y las flores son fantasmas
que bailan en los espacios
de una primavera de frío.
Llegó el olvido
y aquellos ojos que daban ternura
se hicieron opacos y vacíos.
Llegó el olvido
y los recuerdos se apagaron,
los hijos son ahora desconocidos.
Llegó el olvido
y los dedos son serpientes
como clavos torcidos.
Llegó el olvido
y a mi alrededor todo fluye,
burbujea como enjambres
colgados en los árboles
de mi bosque perdido.
Llegó el olvido
y mi mente jamás estará despierta.
Se me fueron los principios,
los amores, lo conocido.
Llegó el olvido
y las noches se hacen eternas.
los días corren como ríos.
Llegó el olvido
y hasta a olvidar he aprendido,
mi cerebro se nubla
a cada instante,
jamás volverán los inicios.
Nunca más tendré
mi corazón encendido.
leer más   
5
sin comentarios 28 lecturas versolibre karma: 55

Muna

No sé cómo lo hizo.
No tengo ni puta idea,
pero me abrazó de esa forma...
y yo me sentí en casa.

Y aunque no sabía volar,
me pinté un par de alas,
como de golondrinas,
eternas viajeras en busca
del calor, del hogar...
para migrar a esos brazos
cada vez que mi esencia
necesitara refugio.

[... ya aprendería en el camino,
a tientas y a los golpes,
aunque me estrellara mil veces
los dientes contra el destino...]

Y aunque no sabía volar,
me pinté un par de alas,
como de primaveras,
para viajar a esos brazos
cada vez que mi cuerpo
pidiera florecer.

No sé cómo lo hizo.
No tengo ni puta idea.
No sé si fue por el tacto.
No sé si fue la manera...
pero allí me quedé dormida,
y por primera vez en la historia.
Anidé en un pecho
y descansé sobre él
todos mis sueños...
todos mis vuelos...
toda mi memoria.

LórenCe
leer más   
15
12comentarios 106 lecturas versolibre karma: 111

Mañana

Regalar libros, traducir sueños,
despreciar la dictadura de lo útil,
blasfemar en los confesionarios,
reírse a pleno pulmón de uno mismo,
resucitar primaveras sobre la escarcha
y la compra de una pequeña libreta de cuero
destinada a rescatar versos
que ya se dirigían al olvido.

Todos estos pequeños placeres
morirían si el mundo explotase,
tal y como merece,
mañana mismo.

Ícaro Carrillo - "Musas, blasfemias y trincheras" (Ediciones Zerkalo, 2017)
leer más   
11
6comentarios 78 lecturas versolibre karma: 110

Prisionera

Prisionera de tus caprichos, de tu desamor, de tu egoísmo.

Prisionera del amor ciego que sentía por ti, y no me daba cuenta que poco a poco me destruía.

Prisionera de tus besos que sólo destilaban hiel

Prisionera de tus caricias que sólo me dejaban cicatrices en el alma.

Así fui cayendo, poco a poco a un pozo profundo, oscuro, estaba en tinieblas. Ya sin fuerza sin aliento para escapar.

El llanto y la depresión eran mis compañeras de todas las noches.

Estaba resignada a vivir una vida prisionera de mis demonios y de ese amor tóxico.

Pero tú llegaste como primavera a mi vida, vistiendo de alegría y colores mis días.

Tú llegaste como el verano, invadiendo de calor mi cuerpo ya gélido.

Llegaste como el otoño, llevándote como una ventisca mis dolores..

Hoy eres el sol que ilumina cada mañana cuando despierto.

Sacaste lo mejor de mi y te lo agradezco.
leer más   
2
sin comentarios 26 lecturas prosapoetica karma: 36

Agujero blanco, cimiento y flor

Puedo verte al asomarme al balcón.
Decidido, con pasos de cimiento y flor,
con pancartas y la sonrisa de los que no se resignan.

Te encuentro, agujero blanco,
en los versos de Neruda,
al paralizar un desahucio,
al defender lo que es de todos.

Me acunas, marea,
que borras poco a poco
estas huellas de un pasado sin futuro.

Caminando, puedo escucharte,
reclamando lo que nos pertenece.
Primavera, que floreces
a cada paso, a cada grito.

Floreces. Y con tu luz alumbramos
cloacas del miedo de despacho.
Floreces. Y a tu paso,
curas democracias enfermas.
Tus manos, tu voz,
la palanca con que sacudir escaños.
Puedo escucharte, en cada escuela,
en cada hospital,
en cada constitución saqueada.

Me acunas, marea.
Tú, que borras poco a poco
estas huellas de un pasado sin futuro.
Me acunas, atrapasueños
de conquistas sin vencidos.


Puedo verte. Puedo escucharte.
Con tu caja de herramientas y tus gafas de lejos.
Puedo verte. Puedo escucharte.
Enseñándome. Llamándome.
11
2comentarios 57 lecturas versolibre karma: 117

En esencia, amarnos

Mañana tu corazón viajero
regresará de vuelta
de los hielos del invierno,
buscará el calor de mis labios
mudos por el silencio.

Mañana te tatuaré mi esencia
con un beso en la mejilla
y beberé en tus ojos, con los míos,
lágrimas derretidas
que nos rieguen el cariño.

Mañana fundiremos en un abrazo
aromas de primavera
que nos perfumen el alma,
que nos devuelvan la risa
y nos quiten el frío.
leer más   
12
3comentarios 77 lecturas versolibre karma: 121

Una vida

Amanece.
Miedo. Asfixia. Azotes. Lagrimas. Abrazo. Incubadora. Cuna. Lactancia. Inocencia. Familia. Primavera. Sonrisas. Años. Adioses. Hormonas. Enamoramiento. Amor. Desengaño. Llantos. Rabia. Frustracion. Risas. Adolescencia. Amistades. Despedidas. Espinillas. Acné. Onanismo. Deseos. Tentaciones. Madurez. Trabajo. Estres. Hipoteca. Ulceras. Niños. Alegria. Responsabilidad. Recuerdos. Nostalgia. Tanatorios. Soledad. Vacaciones. Hastio. Otoño. Hojas. Acera. Nubes. Vejez. Cataratas. Amnesia. Achaques. Miedo. Medicos. Hospital. Consultas. Amargura. Paliativos. Remedios. Morfina. Dolor. Cirugia. Muerte. Ataud. Saten. Lagrimas. Flores. Tierra. Olvido.
Anochece.
Un instante. Un segundo. Un santiamen. Tu vida.
Disfrutala.

Siento la falta de tildes, pero lo acabo de escribir con el movil :(
leer más   
11
9comentarios 95 lecturas prosapoetica karma: 126

Lo que sobra de mí

Tú eres lo esencial
yo, solo accidente.

Puedes ser invierno
o una terrible primavera;
el toque marrón en el otoño
y el pálido en un suspiro.

Siempre soy yo la necesidad
y tú el vicio de siempre.
De siempre y, a ratos, más doliente.
leer más   
10
4comentarios 95 lecturas versolibre karma: 101

Pensión incompleta

Entre la pared y yo
cuarenta brillos de ojos
asediando el orgullo.

Me he bebido
cuatro inviernos sin destilar,
dos primaveras lijosas,
tres veranos de pantano seco
y aún queda un otoño,
creo que después
de este vaso de ortigas
voy a dejar de beber,
mascaré espasmos involuntarios.

Me he dado tantos homenajes
que hasta mis oídos
se han puesto en huelga,
tanto conspirar contra la sobriedad
ha sido el mayor despilfarro de salud
que he cometido nunca.

¿Necesitaré un caramelo de menta?
¿volver a comer a las horas estipuladas?
¿un terapeuta ?.

¡Yo qué sé!

Mientras pago la factura
de esta pensión incompleta
imagino números
para salir por patas
y hacer un par de apuestas
de Bonoloto.

Mi madre siempre me ha dicho
que si deseara que a alguien
no le tocara sería a mí
porque moriría en tres días.

¿Tendrá razón?

-creo que sí-

¡Bueno va, da igual!
apuesto ese par de pavos.

Entre la pared y yo.
leer más   
11
5comentarios 81 lecturas versolibre karma: 120
« anterior1234523