Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 1326, tiempo total: 0.009 segundos rss2

Candidez Catilinaria... (Experimental)

CANDIDEZ CATILINARIA
(Experimental)

Sigue y sigue, sigue pues, asesinando,
al pino, al roble, al aire mismo,
ya mañana tus retoños serán polvo,
y en la caja sus cenizas.
Ya en la piedra el vino, se embriagará,
con la geometría en calcetines,
y un lápiz llorará, tierno acero,
en florido balcón y juventud,
sangrando los últimos refugios.

Ven, almacenista.
¡Vamos al almario dulce y frío!.
Con la grisura del aliento.
Aunque grisáceo vea todo blancura.
¡Vaya dulceza de dulcería barata!.

Porque persuadió al pañizuelo picudeado.
Paupérrimo patituerto perdulario.
Donde preciosura presuponía.
¡A los arácnidos persuasivos!.

Balidos, granadas, leones,
rojedad, tambores, estrellas.
Hierbamala sobre la tierra,
y cicuta sobre las pieles.
Espadas en la nuca,
plomo entre las cejas.
¡Asombro herido!.

Nulidad hecha zapatos y bicicleta,
en moribundos hospitales,
del cañón carne y orgullo,
del caracol del estiércol.
¡En la niebla del sudor y sangre!.
¡Caminos de lenguas mudas!.
Las hojas invisibles,
caen como la lluvia,
en gotas, chorros y cataratas.

Oscilando en la vida del péndulo impúdico.
Que deja una luz clavada en carne seca.
En la encina bajo el lago de inocentes,
del vino embriagador del embeleso.
¡Como amor adinerado rapaz avieso!.

En el destino lleno de secos labios.
Ecos largos que hierven en la eternidad.
Cuando la profundidad sagrada duerme,
con el desierto pétalo estelar pendiente.
¡Y el crepúsculo soñoliento enferme lábil!.

Cuando endeble enternece
Cuando
El olmo
Solo
Dé ciruelas
Y el higo mandarinas.

Autor: Joel Fortunato Reyes Pérez.
(Tanto del texto como de la imagen)
.
leer más   
12
5comentarios 51 lecturas versolibre karma: 127

Libertad…

Navegaste en el subterráneo lúdico de efímeros atardeceres
sin sentir la brisa suave del céfiro silbido resoplar.

En tu encofrado palpitar, madera fina, de roble antiguo
latía el vencido tiempo y la aurora vespertina.

Poco a poco fuiste remando, creciendo y consumiendo
la borrasca que desató el diluvio o el invierno de cierzos.
Y recorriste todo el entramado etéreo de la época más oscura
en un océano socio-cultural de raíces infranqueables;
periodo tan antiguo como la hoguera y la sepultura de almas
en pena

y que el viento apostilló en el atril de la insipiente comuna.

Libertad…
Le diste sosiego al jornalero y sediento labriego
y al desterrado iluminaste su herrumbroso camino.
Son tus ojos tan profundos como la luna estacionada en el tiempo
convenciste al letrado, al guerrero y al siervo

que la silla del monarca estaba tallada con clavos de destierro
de agonía y sufrimiento.

En aquella tarde del Paris melancólico el verdugo hizo de cabezas girar
y la sangre derramada puso fin a la servidumbre.
Ahí estabas con tu entramado rostro en pleno festín
de castillos y mazmorras
de reyes y reinas
de príncipes y princesas
con el vulgo de testigo
con la noche atrevida y corriente
gozosa por el placer que te da ser una heroína ejemplar
Diosa encarnada
de luz y sombra.

Son tus pendones brotados del ancho mar
del vértigo y la pluma del pintor que calló postrado
y te hizo pintar en la acuarela parisina.

Luchadora y poetisa
llegaste en un carrusel de sonrisas
para sembrar fe en los oprimidos

contra el miedo, la tiranía
y la falsa democracia.

www.youtube.com/watch?v=qEXhPSEdBAE

Ramón Pérez
@rayperez
01/08/2016
Cabimas, Venezuela
leer más   
19
11comentarios 77 lecturas versolibre karma: 142

"Ella"

Ella se viste de tacos altos.Se maquilla hasta confundirse con tonos rancios.Ella va siempre mirando alto.

Pupila profunda noche,
Luna cuarto menguante,
de luces destellantes.

Ella perfila modelo.
Y al bajar del escenario,
muere y nace,
Se destroza y reconstruye en pedazos.

Ella vive pintando sus labios,
Para que no se vean blancos.
Su primer lágrima señal de alerta,
Que abre de la función los cortinados...

Soledad es su nombre.
Ella ríe a carcajadas,
Cuando algún pesar esconde.
Y se vuelve luz cuando falasia pasa a su lado.

Ya que Soledad comprende....
Prefiere ir así por la vida,
Que vestida de companías engaño.
leer más   
15
2comentarios 59 lecturas prosapoetica karma: 123

Cuando la noche te cierre los ojos...

Cuando la noche te cierre los ojos
encontrarás, sin prisas, lo que buscas,
quizás las zapatillas de Aladino,
tal vez, el parasol de Moctezuma.

Es fácil que te duermas en el lecho
y pienses que los brazos de la luna
te arropan y acarician sin descanso
y muestran su otra cara y lo que oculta.

Conserva de la noche sus misterios,
los ojos, invisibles, con que embruja,
la magia que nos deja y estremece
y arranca mil jirones de ternura.

No temas las tinieblas tenebrosas
que envuelven y que abrazan con sus brumas,
respétalas, si acaso, simplemente
y saca de las mismas tus preguntas.

"...Por eso sé sensible con la noche
comprende que la misma es muy profunda
y oculta entre sus pliegues maravillas
y un tiempo que es precioso mientras dura..."

Rafael Sánchez Ortega ©
05/09/18
17
12comentarios 81 lecturas versoclasico karma: 136

"Tus ojos" Rima jotabé endecasílabo

Tus ojos de exquisitos manantiales
que me llevan a paisajes australes.

En tus profundas miradas encallo
y en tus azules luceros batallo,
como tú fiel escudero y vasallo
a sublimes deseos me amurallo

para hacerle frente a tus tempestades
enemigo soy, de mis mezquindades

y de mis raros amores banales,
con cinceles de olvido los entallo
para que de mis ojos tú, te apiades.
leer más   
22
24comentarios 105 lecturas versoclasico karma: 148

Rincón Profundo

ALFONSINA "RINCÓN PROFUNDO"

Vine a vivir a un rincón profundo
lleno de babas, rebosan mares
mísera costa de mar inmundo,

llenos estaban por más lugares,
supe que allí se abrazaban seres,
más que latidos sonaban lares.

Pérfida vida te deja y mueres,
basta la suerte que tienen esos
míseros dones, tendrán ayeres.

Sírvanse lástimas de este mundo,
lúdicas máquinas llenan bares,
ten por contados los días, ¿quieres?,
más despedidas tendrán confesos.


Alfonso J Paredes
Todos los derechos reservados S.C./Copyright
Imagen tomada de internet, cuya fuente es: www.google.es/url?sa=i&rct=j&q=&esrc=s&source=images&a
23
2comentarios 112 lecturas versoclasico karma: 128

NADA ES MENTIRA... (Experimental posmoderno)

NADA ES MENTIRA

En tanto las velas se agiten con el vacío
rocío preocupado por el trigo alado y
las agujas se claven en un ropero rosa
en la calle de la vitrina víctima inerme.

Con el humo anaranjado durmiéndose
una hormiga está con su casco de corcho
y dócil el rencor flota de bajo de un árbol
con el ritmo iluminando los lagartos.

¡ No, adelante !... Imaginalos de nieve
con los pies trepando al escritorio sucio,
lleno de soles muertos con gasolina dulces,
en las alfombras despojadas, y eliminados.

Míralos recortar el agua con las tijeras
y lavar los jabones con vino blanco
y correr los caminos con alas grises
en el mar, temeroso de las mismas nubes.
Cuéntales del añejo amor con fiebre
con la voz de las orugas arrepentido
de la esperanza al colgar sus calcetines
en la pared con los coágulos al fondo.

¡ Ven !__ Te mostraré el perfume inaudito
del guardián de las noches un instante
de los últimos años sembrados en tumbas
donde el nácar aplaude y asciende al pantano.

No dejes que asesinen la memoria indefensa
de los cisnes aterrados por las balas ordenadas
que sumergen a las hienas amigas con el dedo
igualmente levantado ante múltiples borregos.

Sigue a las ballenas ahogando el agua cobardes
horribles mariposas goteando sangre ajena
en el cementerio atroz arrodillado y salado
por un llorar seco de escombros inconscientes.

Dicen haber lavado el olor con calentura dulce
en el asombro morado de los tigres profundos
en la tarde que suda satisfecha sus amarillos
acribillados sobre una escoba agitado perfume.

A lo lejos un reloj comía su tiempo en fuga
retratando los motivos de la espuma dura
tan lenta en las sillas de jumento inverosímil
que se arrastra podrido en cada hueso.

¡ Siguen siendo las mismas selvas del pantano
con la ternura dulcificada basura magra hostil
de la enmohecida sonrisa bajo la mano infame
en el rincón violento de la espalda espinosa !.

____ Porque nada es más seguro que morir
si no comulgas, con el sabor, inclinado y agrio
afilado por los roedores en el asfalto sonrientes
al apropiarse del poder de hacer daño a su gusto.

Autor : Joel Fortunato Reyes Pérez.
(Tanto del texto como de la imagen)
leer más   
13
8comentarios 65 lecturas versolibre karma: 144

¿Qué es entonces?

Hace un poco menos de 4 años nos conocimos cuando, dejando de lado mi ansiedad y vergüenza, en ese entonces mis fieles amigas, que me acompañaban y se aferraban fuertemente de mi mano hasta cuando caminaba por los pasillos del colegio para ir al baño; te pedí ayuda con matemáticas, una asignatura que hasta ese año había jugado el papel de enemiga en toda mi vida escolar (quien se imaginaría en ese entonces que un par de años más tarde entraría a estudiar nada más ni nada menos que ingenieria), tú, un niño, muy lindo e inteligente, con la misma sonrisa y la misma buena voluntad que tienes ahora, me dijiste que feliz me ayudabas. Nos empezamos a quedar despues de clases haciendo entrar en ésta cabecita terca todos los conocimientos que nunca había entendido (ni había intentado entender tampoco), me explicabas por skype lo que habíamos pasado en el dia, y casi de un dia para otro, empecé a entender logaritmos, y despues trigonometria, y asi de a poco se fue convirtiendo matemáticas en la clase que más disfrutaba, y te fuiste convirtiendo tu, en mi persona favorita, nos sentabamos juntos y te reías de mis chistes, te hacía reír siempre que podía porque si hay algo que me gusta más que ver Netflix, es verte reir, como se te achinan los ojitos y abres la boca hasta que casi se te ve el esófago (super romantico). No lo sabía todavía, o tal vez solo tenia un mini presentimiento, pero desde ese entonces me gustaba estar contigo, pasar tiempo contigo, hablar contigo.
Pasaron los meses y nos fuimos haciendo cada vez más cercanos, iba a tu casa, tu a la mía, jugábamos play, conocimos a nuestros papis, todo lo que hacen los amigos, pero yo siempre sintiéndome especial, esperando quizás que tu te estuvieras sintiendo de la misma manera, hasta que me contaste que te gustaba mi mejor amiga, que te parecía linda, que tonta había sido ¿cómo pude pensar por un segundo que tu te estabas acercando tanto a mi con alguna otra intención que la amistad? ¿cómo alguien como tu podría ver a alguien como yo de una manera romántica?, ¿cómo tú podrías mirarme con los mismos ojos con los que te miro yo?, qué mejor manera de castigarme, por mi tonta ilusión de los últimos meses, que boicotearme y presentarlos a los dos, hacer planes para que se juntaran y ojala se enamoraran, si al final, eso querías tú y yo solo quería que nadie supiera nunca, lo tonta que había sido por haberme pasado rollos; asi que ahi me encontraba, un par de meses después, en tu casa, cortando letras de cartulinas que formaban la frase “¿Quieres pololear conmigo?”, con una risa y de una u otra forma (bajo toda mi pena) feliz por ti. Han pasado los años,te convertiste en un hombre y yo en una mujer, somos “grandes” (aunque a mi no me guste aceptarlo),tuviste una relación muy duradera este tiempo, me encantaba ella para ti, es de tu mismo estilo, relajada, amadora de la vida, y simple, me ponía feliz saber que estabas con ella, pero siempre triste por no poder ser yo quien te entregara todo el amor que tenía guardado para entregarte, y no poder ser yo quien recibiera todas tus caricias; fue por esta relación y porque salimos del colegio, que ya no lograbamos quedar tan seguido como antes, la universidad ocupa mucha tiempo y el que tenias libre se lo dedicabas a ella y todos tus amigos, claramente ya no nos veríamos todos los días; en este mismo tiempo, nuestra amistad ha sido rara, a veces muy juntos, y a veces muy separados; a veces juntandonos a jugar play, ver películas, a solamente estár, aun cuando no hay nada que hacer; y a veces hablando nada o muy poco por meses (sigo sin entender bien porqué se nos dan esos tiempos de “sequia”, asi los llamamos), pero ambos sabíamos que el otro estaba solo a un llamado, a un mensaje, de tener toda nuestra atención y escucharnos y aconsejarnos cuando fuera necesario. Ésta relación que tuviste, recientemente terminó, y es por esto que tienes mas tiempo libre, asi que el ultimo mes nos hemos estado viendo más, y lo siento amigo, no pude evitarlo, por mas que yo no quería, mis sentimientos de cabra chica de 3ro medio han salido de la tumba en la que (por mi propio bien) los tenía enterrados. Cuando nos juntamos no puedo no quedarme mirando tus ojitos 1 segundo más de lo adecuado , no puedo hablar con tu mamá sin imaginarmela siendo mi suegra (nos llevaríamos tan bien, somos igual de pesadas y mandonas), no puedo mirarte y no pensar en lanzarme, chantarte el beso, no me importa que sea raro, que sea incorrecto, sólo para quitarme las ganas que llevo casi 4 años aguantando; o a veces ni siquiera eso, solo con acurrucarme, con hacerte cariño en el pelo, en el cuello, abrazarte fuerte, todas las cosas que yo no soy capaz de hacer como amiga, hay gente que sí puede, y juro que los envidio mucho, a los que abiertamente demuestran su cariño con caricias y besos largos en la mejilla o con cualquier tipo de cosa tierna que yo no puedo hacer, que mi personalidad, mi inseguridad y el odio y asco que siento por mi misma no me permiten hacer; amigo, me llega una notificacion tuya y no puedo evitar emocionarme, nos juntamos y no puedo evitar ponerme triste cuando te vas. Las pocas personas que saben este secreto que llevo tan dentro de mi corazoncito, tan profundo, esperando que nunca se sepa públicamente que esta pobre mujer siente cosas por su mejor amigo, quien todos sabemos que la ve solo como eso, su compañera; me han dicho que ésto que siento no es amor, o es otro tipo de amor, no el amor “real”, lo han suavizado diciendo que no por eso es menos valioso y se que su intención nunca ha sido herirme diciendo cosas así pero me confunden, no conozco lo que es el amor, pero si amor no es sentir maripositas en el estómago, si amor no es mirarte y que el mundo se detenga (por más cliché que suene) porque me quedo sin aliento de tanto anhelar que estes conmigo para siempre, entonces ¿qué es?.
leer más   
4
1comentarios 49 lecturas versolibre karma: 59

Tú.

Tú;
piel de otoño.
Manos de primavera.

Tú;
vida que se asoma,
por entre sentires enredadera.

Tú;
pupila de verano.
Que florece y me devora,
al amarme entera.

Tú;
profundidad de invierno.
Sensibilidad de plenilunio en penumbras.

Tú;
al que yo amo,
Y sonrío,
cuando persivo y me alumbra.

Tú;
adulto niño,
Sabio de voces y silencios.
Que te disfrazas de casual,
e irradias infinito.

Tú;
libertad,reveldía,rocío.
Hoy te regalo mis estaciones.
Para tí me desnudo hoja por hoja.

Tú;
árbol de mis sombras.. ....
Pasión alondra.

Tú;
estación de la inmensidad.
Soy tu punto equidistante,
por el que contemplas inconmensurable.

Tú;
mi sol.
Mi luna.
Mi verbo.

Hoy te pinto entre bosques;
en tí descubro mi lado salvaje.

Tú;
mi vida;mi arena mi valle ...
Eres mi mar,mi geometría,mi aire....
leer más   
7
6comentarios 51 lecturas prosapoetica karma: 112

El mismo idioma

Te miro a los ojos
y me pierdo en tus pupilas
en su infinita profundidad
se habla amor con los ojos del alma
se abraza tiernamente con el corazón

No se necesita lenguaje alguno
se habla el mismo idioma
cuando se hace el amor.

MMM
Malu Mora
leer más   
28
37comentarios 163 lecturas versolibre karma: 142

Alquitrana luna de Septiembre...

Tus labios son como cerezos
con sabor a chocolate derretido
tu sonrisa es un milagro
confitado de azúcar y miel.

Tu Amor por la sencillez
me han puesto a soñar en mi terraplén
y en la alquitrana luna de Septiembre.

Me has levantado…

profundos sueños, >>>estoy dentro,
en ese valle silencioso y azul gravito.

Desatas mis miedos, >>>los enfrento
en tu lienzo de purpurina como relieve.

Me liberas, >>>desaparezco
como las aves surcando el vasto cielo.

Solo espero que haya un día más
>>>>>>>>>>en tu calendario

lo deseo en mi Alma
lo quiero en mí ser
lo anhelo en mi corazón.

A mi corazón no le importa
que le hagas una incisión.

Eres tú, soy yo.

Ramón Pérez
@rayperez
20 de septiembre 2018
Cabimas, Venezuela.
leer más   
17
14comentarios 91 lecturas versolibre karma: 139

Nostalgia ermitaña

¡Qué esperas, corazón, si nadie espera!
Tú sabes que el recuerdo desespera.

¿Que devuelva el pasado los amores?
Si el pecho está vacío de deudores;
y los latidos, corazón, en flores
marchitadas, se quejan de dolores.

No esperes, corazón, del ido tiempo
vacilante el latido de mi tempo.

¡Qué profundo el dolor! Y nos vulnera
como pronta saeta de estertores.
¡No esperes, corazón, en mi destiempo!

No esperes, que esperando es el lamento,
el eco confinado de un tormento.

Duérmete, corazón, en el arrullo.
Duerme la noche mientras yo le aúllo
al astro solitario que yo intuyo
versó en tu soledad, fatal murmullo.

Y late en los otoños las delicias
como la hoja que tiembla las caricias.

Y si dormir no puedes, de momento,
versa las primaveras y el barullo
que en los ojos extraños tú codicias.

*
Pd: en el enlace podrán oír el poema declamado.
*

Autor: Edmundo Vélez Alcívar
Guayaquil - Ecuador
Derechos reservados del autor.
4
4comentarios 46 lecturas versoclasico karma: 55

Alma

Y me fundiré
con los árboles,
dentro de su desnudez
desinhibida,
beberé su savia roja
que corre, gira,
que brinca y sangra,
para oír el canto
de mis amapolas.

Dejaré reposar mis pies
junto a los suyos
rodeados de hojarasca
llena de legiones
de hormigas
dentro de sus profundidades
nubladas y oscuras,
indiferentes al viento ,
y al soplo de los caminos.

Hablame árbol cautivo
del canto de lavanderas
junto al margen del río.

Engulleme con los trinos
de jilgueros amarillos
picoteando sus notas
de espigas
en sendas y caminos.

Recitame versos de amor,
de pétalos enamorados,
de esos, que cimbran
las ramas
y adelgazan su voz.

Deja que mi cuerpo grite
amor desesperado.

Aligerame de melancolía
y deja que baile
oxígeno
en mis venas.

Dejame morir
perfumada como una flor
en un dulce suspiro.

Angeles Torres
leer más   
9
10comentarios 48 lecturas versolibre karma: 121

Respirar

Respirar

Los minutos que más cuentan son los del descuento. O los de la prórroga. Los días de la vida pasan y se hacen viejos. También nos envejecen. Por eso procuro ser muy preciso en todo lo que digo y hago. Pienso y escribo. Dice mi amigo el poeta que mientras espera un destino adecuado aprovecha para vivir al máximo y hacer cosas. La vida debe tener rincones en los que todavía no he mirado. Y eso que me paso horas sentado en el escalón de la puerta de casa para ver cosas. Y También miro desde la ventana. Pero al final terminas por pisar calles y caminos. Aquí es dónde aprendes.
Un contertulio de las mañanas llegó, un día, con un caminar más lento de lo habitual. Luego sus ojos dejaron de mirar y de fijarse en las cosas. Luego perdió el habla y la sonrisa. Empezó a vivir sus días de prórroga. Se nos hacía difícil verlo así. Empezamos a verlo menos hasta que dejamos de verlo del todo. Ahora hay días que le recordamos. De todo lo que dura una vida hay pocos momentos que son de felicidad. Pero puedes aumentarlos o no. Todos sabíamos lo que quería decir cuando no decía nada. También cuando dejó de decir. Nosotros seguimos con las tertulias de las mañanas porque las costumbres no se dejan. Que ya sabéis lo que ocurre. El alma, un buen día, te deja.
Hay exposiciones sobre las edades del hombre. Pero hay otras edades que no tienen exposiciones. He leído que hay una edad para producir, otra para jubilarte, la de guardar los nietos o viajar y la de estar postrado en una silla sin hacer nada. La edad de vivir y la de vivir de recuerdos. Las de ver las lejanías como algo a conquistar y las de mirar los decorados y los paisajes con cierta opacidad. La línea del horizonte se mueve. A veces parece cerca y se ve asequible y otras se sitúa en la lejanía del tiempo. Así es la vida y su mar.
Pero los grandes males también tienen remedios. El mar. Su aire de salitre que todo lo cura. Menos a Frédéric Chopin que lo terminó de hundir. Tienes que respirar profundo sentado a la orilla. En la playa. Mientras el sol se pone en Deià. En la habitación de casa sólo amanece cuando retiro los visillos de las ventanas y abro las persianas. Entonces entra la claridad. Salgo de casa y me pongo a la intemperie para contactar con el mundo silencioso de las mañanas. Que poco a poco se vuelve ruidoso y tengo que seguir caminando por la acera que al principio es ancha. Los amaneceres nunca son iguales. Tampoco las puestas de sol. Ni siquiera los días.
Y yo te sueño cuando los perros no ladran. Cuando las calles están iluminadas por farolas. Que la negrura de la noche es propicia para los deseos y los enamoramientos. El erotismo de la penumbra o la oscuridad. A partir de cierta edad la vida brilla sólo en apariencia y dura hasta la vida finalizada. Después de la vida de prórroga. Por las noches las tertulias se hacen en la calle y se habla de intimidades. Cuando los niños ya se han ido a dormir. En mi infancia eso también pasaba. Pero yo escuchaba mientras me hacía el dormido. De las cosas que se entera uno cuando los mayores hablan de cosas de mayores.
La noche tiene sus sonidos. Yo ya los conozco. Recuerdo que descubrí la muerte siendo mayor. Cuando llevas tiempo sin ver a alguien y te dicen que se ha ido o se ha mudado. La inocencia no cuestiona. Así de simple. No recuerdo cómo pero descubrí que lo de irse era verdad. Pero se iban a ningún sitio para siempre. Eso era la muerte y sigue siéndolo. Así también aprendí que uno no puede dominar las lágrimas. Pero que las que son de tristeza saben amargas. Yo no tengo ninguna urgencia en llegar a la prórroga de la vida. O a los minutos de descuento. Como cafetero que soy me gusta saborear los buenos momentos. Salud.
3
sin comentarios 18 lecturas relato karma: 16

Inefablemente

17 de febrero de 2018

Donde guardo esa mirada brillante y profunda,
impregnada en deseo,
que hace juego con tu sonrisa imperfecta,
casi perversa, casi mordible,
que descubre y delata
el rubor en mi escote
sin marcha atrás.

Y donde se sacian mis manos
que deliran el mapa,
de tus curvas y líneas,
tu perfil,
tus esquinas y rincones
tus bordes, tu silueta
y toda forma humana
que de tu “arquitectura exquisita” emana.

De donde saco las palabras
para describir la obsesiva forma
en que tu aroma
me perturba la nostalgia,
me escarba en la memoria,
dejando cada vez mas zanjas,
dejando cada vez mas vacío.
Y en un intento fallido
por darme un respiro,
abro las ventanas de mi mente,
tomo una bocanada de aire
y adivina…
Me sigue sabiendo a anhelo,
que me sigue sabiendo a ti.

En este punto, ya me resigno,
Me entrego a la idea y me dejo llevar.
Vuelvo a mirar la ventana,
y allí estas.

¿Cuantas veces van?
¿9, 18, 75? He perdido la cuenta.
Fantasearte es un don masoquista.
Pero igual te voy a contar:
Que llego siempre sin avisar,
a convidarte "risas y porros"
a escuchar tus secretos,
a deleitarme con tus defectos perfectos,
memorizando tus gestos,
tomando nota de los detalles de tu voz,

Te observo hipnotizada (idiotizada)
como quien mira un atardecer,
de esos que te hacen guardar silencio
y detienen los segundos como susurros en el aire…

Y como quien no quiere interrumpir,
procuro irme antes de que notes
que me perdí esculcando en tus lunares,
revolviendo en tu cabello,
buscando la pista que falta,
el ingrediente secreto,
el arma infalible,
la estrategia mas astuta.

Tu punto más débil.
Tu entrada más frágil.

Absorta y distraída,
ya a lo lejos,
veo como te levantas,
perfilandote el sombrero,
ya de salida,
como quien lleva prisa
y pienso "se me hizo tarde"
y no me queda mas que escuchar
las melancólicas canciones,
en un jardín de girasoles,
junto a las damas de tu vida.

infinitamente inefable.
Inefablemente mi arquitecto magnético.
leer más   
7
6comentarios 51 lecturas prosapoetica karma: 96

Al sur de tu verso

Sin puertos, ni derroteros

sin más caminos que seguir

que aquellos que señalan

tu verso.

Me he encontrado al borde de tu ternura

Sin más viajes que la propia travesía

de llegar hasta tu mar.

Donde se asoma tu isla

desierta, habita el más puro

sentimiento.

Al sur de tu verso estan creciendo

multitudes.

Y en contra de la marea, va la poesía

haciendo burbujas de agua.

Me ha llegado tu mensaje embotellado

y he leído tu cariño.

Así de profundo y tan delgado como

la línea que dibuja tu horizonte

se van tejiendo los hilos del futuro.

Espero anclar en tu mirada y quedarme

para siempre en tu regazo.
17
13comentarios 74 lecturas versolibre karma: 147

Las heridas de tu ausencia

Encofrando sudores con hiel y heridas
con lamentos de un loco que ha madurado,
ya no me cuentas historias de tu vida.

Quisiera ser tus lágrimas que, por tu rostro ajado,
como las mías resbalan de pena y añoranzas,
porque he perdido tu ser fiel y enamorado.

No volveré a pensar en ti por el momento,
porque tu recuerdo me revuelve... y me devuelve
el dolor que me produce esta herida.

El amargo sabor del lamento que me sucede,
no lo encuentro aquí al lado ni en otra parte,
tu imagen alegre no quisiera retirarte.

Me he visto buscándote por todas partes
y con dolor no te he encontrado,
madurando mi sabor amargo quiero adorarte.

Al llamarte por tu nombre no te he hallado
al candor de la lumbre de la leña que me arde,
pues la labor se ha terminado.

Cantarán los mirlos en el campo,
Cantarán por la sombra desde un árbol,
Cantarán al llegar la primavera.

Y no estarás para escuchar su canto
Y no estarás para oír su alegre trino,
Y no estarás para mí..., ni mi manera.

Un escalofrío envuelve mi piel extensa,
porque tu sutil roce ya no siento
y esta añoranza me sirve de escarmiento.

Volverán los llantos por los surcos de sus cauces,
labrados en mi rostro con el paso de los tiempos
y se hacen cada vez más profundos al no encontrarte.

Detrás de las puertas quiero hallarte
y jamás encuentro el momento...
de volver a verte, erguido y nombrarte.

Atrás hemos dejado aquellos momentos,
que por las calles recorrimos sin aliento
que, por correr, recorrimos todos los monumentos.

Y al volverme atrás para mirarte
no he visto nada mas que un hueco vacío,
cuantas heridas me haría por encontrarte.

Una mirada profunda de invierno frío
Y una helada palabra de lamento,
mirando el oscuro firmamento.

Conmemoraré las frases que dijiste,
conmemoraré tu rostro retratado,
conmemoraré los largos paseos.

Y al nombrarte creo que te veo,
y al nombrarte miro allá a lo lejos,
y al nombrarte rompo acongojado en rostro feo.

Recogido el dolor por las habitaciones viejas,
tus retratos alzo a ver como de lejos,
ando solo paseando por las callejas.

Me encuentro a gente que nunca miraste,
porque te dolía su mala suerte profundamente,
jamás supe por qué te lo callaste.

Ahora no me queda nada más que olvidarte,
aunque hemos pasado juntos muchos momentos,
los mejores de mi vida sin duda..., no supe amarrarte.

Alfonso J Paredes
Todos los derechos reservados
S.C/Copyright
imagen recopilada de internet, cuya fuente es: www.google.es/url?sa=i&rct=j&q=&esrc=s&source=images&a
25
14comentarios 123 lecturas versoclasico karma: 143

Poético advenimiento (un comentario al precioso poema "En unas cuantas palabras" de Miguel Adame)

EL viejo poema volviendo esta...
abriendo sus regios indestructibles pétalos ya le podemos oír...
y al advenimiento de su nueva hermosa manifestación hoy nos elevamos por su mítica huracanica fuerza...
queriendo verter entre nosotros su invisible riqueza multiforme, hacernos sus no comerciables profetas,
regando aquella su inmortal semilla...arando sus infinitas profundas llanuras...
macerando su extraído precioso vino, reservado celosamente para la eterna fiesta de las incontables luces...
existe el poeta..un danzante flechero divino queriendo cambiar por rosas su misterioso poblado carcaj,
todo apretujado de lejanas fugaces estrellas,de inmortales llameantes puertas, navegando al eco de un sirenico sagrado cuerno...
para enamorar con su canto aquella ciclónica escurridiza dama...la sonriente eterna iluminada noche,
virginal fémina aparición vestida de titilantes y tiernos satíricos destellos...la muy antigua savia secreta que cabalgando va, remolineante, entre destapados frascos de perfumada revitalizante y seductora magia,
anunciando con su lujoso adornado heraldo: ¡volviendo esta el viejo poema...ya esta aquí entre todos nosotros!
¡Volvamos a abrir los cansados ojos... su luz no encandilara nuestra vista que herida fue en antaño!
Vestido de nueva desafiante juventud,cargado de nuevos días de relumbrante safirico oro...
celestial viejo edénico poema: hoy te escuchamos..
leer más   
11
8comentarios 70 lecturas versolibre karma: 123

Inmensurable

Desde lo más profundo del ser.
En el inicio de lo inmensurable.
Se abren los cielos majestuosos en la deliciosa melodía de la creación del todo.

En los esplendorosos e intrépidos vientos y en la poderosa fuerza de la tormenta.
Allí estas tu.

En las cimas destellantes de esplendidos paisajes,
Impetuosos,
Reverdecidos de esperanza,
Allí estas tu.

En el ímpetu salvaje de las olas colisionando contra los peñascos.
En el cielo estrellado de una noche serena,
de incansable conteo de estrellas fugaces.
Allí estas tu.

Allí,
Donde comienza el cielo y se cimienta la tierra,
En toda su creación,
Extensión y plenitud.
Allí estas tu.

En la poesía que ilusiona
En esa dadiva que resurge en el grito de justicia.

Tierra
Raza.
Tiempo.
Magnificencia.
Majestuosidad.

Allí estas tu.
Mi Dios.
leer más   
5
2comentarios 25 lecturas relato karma: 80

Sibilinos silencios

Apagadas las voces
se encendieron los silencios.
Dieron paso a los pasos mudos,
a los murmullos a media voz.
A las miradas profundas
y las caricias quedas.

Momentos de mí conmigo.
Instantes de mí contigo.
Porciones mías, de cachos de trocitos
que se desprendieron
del segundero de un tiempo atesorado.

-----------sibilina noche de gritos ahogados----------

Ya viene por el horizonte,
a lomos de una pluma,
mi corcel de palabras.
Rescate de un silencio que atormenta
mis días grises,
mis noches sin luna
y mis labios pegados con lágrimas frías.





Hortensia Márquez


Imagen sacada de Internet




Youtube( youtu.be/Imu5NWexiTI)
31
37comentarios 170 lecturas versolibre karma: 148
« anterior1234550