Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 705, tiempo total: 0.058 segundos rss2

Sales Plateadas

Aquella mancha plateada
en la quimera de tus oros
ha enchapado el estuario
tus lechos de plomo.

Líquidos donde bañas las balas
en la lejana mansedumbre
aguas olímpicas y claras
que preguntan tanta noche
en el brillo de otra luna
despierta entre niebla
y mujeres de luz
tan minúsculas y hermosas
decorando el caparazón.

Mientras el sodio cae
salando la tierra impresa
la impronta ferrosa del suelo
desprendiéndose de mí
esas sales que no sequé
(o no alcancé a atajar).
leer más   
4
1comentarios 26 lecturas prosapoetica karma: 68

La Muerte Desnuda

Se extiende un mantel en el sueño del bosque.

Ella, con el lomo tatuado de días
lleva los años burlando la sed
la esperanza de comer lo que sobra del amor
pero no se afinca en el sueño
intenta brillar, ser real
acariciar los segundos de plenitud
aunque todo sea una broma
y la noche termine de atravesar
la noche que guarda el sol
el hogar de la lástima
donde el alcohol no corre
galopa incansable por el abismo
réquiem sobrio de la exactitud
y el tiempo de descanso.

Ella despertó algún día
enfrascando la incertidumbre
sin saber si esperara tanto
la muerte desnuda.
leer más   
9
4comentarios 73 lecturas prosapoetica karma: 88

Mal augurio

Cuarto creciente quebrado
por el halo de una nube rota
empedrada y negra
cual mosaico de carbón hecho añicos
y envuelto en su propia mortaja
un vaho tenue de luz amarilla y gris.
Mal momento para deambular
la calle y la noche
tentando al filo que se esconde en la esquina
la navaja se agazapa en la sombra
la larga calle es un camposanto del que provoca huir...
Ahí afuera
en algún sitio
asechan los espantos
carne fresca para la Llorona
a los que de parranda
tornan al acabar la tercera vela
"canto del gallo", susto en la nuca
embriagados por el licor de esta madrugada
embrutecidos por lo artificial del sueño.
Ojos inyectados
por el hedor de todo ese insomnio
vivo... muerto...
Negra y empedrada nube rota
formando un halo quebrado
envolviendo a este cuarto creciente.-



@ChaneGarcia
...
leer más   
4
3comentarios 15 lecturas versolibre karma: 68

Me quedé mirándote

“Y me quedé mirándote fijamente esperando una respuesta de ti, pero tan sólo recibí una caricia de tus manos frías”
9
12comentarios 91 lecturas prosapoetica karma: 100

Laberinto

Un corazón que se encuentre entre telarañas, suele sufrir pinchazos. El veneno, puedes resistirlo con ciertos tratamientos, pero, has de hallar un antídoto a no ser que quieras morir por dentro.
En el camino transitas por callejones oscuros en los que solo se escuchan los maullidos de gatos negros.
Bebes de la experiencia de lo ajeno, pero, siempre quedas sediento.
Reclamas fieles oídos que se lastimen por ti.
El tiempo, caprichoso, es quien imparte justicia,
a veces con víctimas y otras vencedores con heridas.
leer más   
5
sin comentarios 82 lecturas prosapoetica karma: 57

Dime si conmigo fuiste feliz

Dime si conmigo no fuiste feliz, si no era yo suficiente para ti, si necesitabas más razones para quedarte junto a mi, si no podías cambiar por mi.

Me enseñaste a qué los besos no se sienten en los labios, a qué el sexo no sea tan necesario, a ser compañía aunque haya de por medio mil millas, a descubrir otra forma de sentir.

A buscar formas de pasear juntos, de usar video llamadas para mostrarnos lugares, a qué podías tomar un café ☕️ y conversar horas de libros, películas y poesías, hasta de hacernos parte de nuestros mundos sin necesidad de estar juntos.

Dime no fuiste conmigo feliz?
Sé que se necesita más para seguir, pero era cuestión de tiempo poder juntar, dos corazones que se encontraron al azar.

Cuando dos almas se reconocen, ganará las ganas de tenernos contra las mil excusas de perdernos.

Dime aun te acuerdas cómo fuimos a el lago, y através de mi cámara te dije que te amaba, que con nadie me he sentido así, y que sabes más de mí que cualquiera que tengo cerca de mi.

Aprendí que podías calmarme con tu voz, que solo necesitaba de tu tiempo, que me ilusionaba con la canción dedicada, y las palabras tantas veces pronunciadas.

Pero no fue suficiente, pues se necesita un verdadero compromiso y que dos se amen suficiente, para no dejar que el amor lo mate la distancia en el tiempo.

Las letras de mi alma.
leer más   
6
2comentarios 44 lecturas prosapoetica karma: 75

Soneto. Prosa mora

Cipreses que afloran en prosa mora,
- ovejas de lanas que dan abrigo -,
y versos paridos en miel de aurora
que nos resarcen de alimento y trigo.

Campo de mieses que todo atesora
- lazo nirvana que casa consigo -,
y beso que acorta en la piel cada hora
del tiempo feliz cuando estás conmigo.

Mis pasos de baile siguen bailando.
La última simiente va despeinando
mi ardua cabellera de pelo roto.

Tras el vendaval se va deshilando
pócima hiriente que va pivotando
en el sexo ardiente de cada escroto.
leer más   
13
1comentarios 122 lecturas versoclasico karma: 87

Si ella

Si ella sabe que la amas se tomará el tiempo para conocerte.
Si ella sabe que existes te buscará y te dirá su nombre.
Si ella no desea estar a tu lado aléjate es una manera sana de dejar escapar a lo que amas.
Si ella por alguna razón necesita un consejo de ti, pero no tu amor, dale ese consejo, estarás al menos tranquilo contigo mismo.
Si ella necesita llorar en tu hombro acógela y no juzgues.
Pero si humilla a tu corazón simplemente olvídate de esa relación que sólo va a atraerte tormento y dolor a tu vida.
© Margarita MedGut
8
3comentarios 31 lecturas prosapoetica karma: 67

Yo también...

Yo también pienso en los sueños
y en dónde quedaron los mismos
ya que ahora no los veo,
no los siento,
y se me escapan, tantas veces,
que hasta dudo que existieran.

Aunque sé que soñar es de niños
y de locos,
que los hombres no sueñan
porque no tienen tiempo para ello.
Se dice que la vida es actividad y movimiento
y en ella no hay tiempo para los sueños
y sí para vivir, solamente, el presente.

Pero es entonces,
cuando pienso en ese momento mágico,
cuando me elevé con las golondrinas
en la primavera,
cuando me posé con la cigüeña
en el campanario de la iglesia,
cuando volé, como las gaviotas,
sorteando las olas
y me quedé balanceando en el aire
mirando a las resacas llegar,
para dormir en las playas
y estirarse por la arena.

Es también, en ese instante,
cuando bajo hasta el río,
cuando cruzo los montes,
cuando subo a las cumbres vacías,
cuando atravieso los valles,
cuando paseo por los pueblos olvidados,
cuando encuentro la libertad de la naturaleza
en los marjales
y hasta veo a los rebecos nadando entre los juncos.

Porque es ahí donde los sueños se desnudan,
donde se bañan a la luz del día que comienza,
donde se purifican de todos sus pecados,
donde muestran su inocencia,
porque solo tienen una cara,
donde sacan las palabras que no pueden decir,
y que se ahogan en su alma,
donde le preguntan a la luna
lo que otras personas no han podido decirles,
donde hablan con dios y hasta juegan con Él,
en ese duermevela de locura e inocencia...

...Me paro aquí y noto el sudor del "sueño".
El sudor que destila el alma,
el que se desprende de unas pupilas
que gotean un agua cristalina,
es el sudor de unos labios temblorosos
que musitan un nombre en el silencio,
y es la agitación de un pecho que quisiera gritar
lo que se guarda,
lo que oculta y no se atreve,
porque todo está en el sueño,
en esos sueños que se buscan,
que se escapan,
que he vivido y que he tenido
al alcance de la mano
y que, ahora, ya no sé dónde se han ido.

Al final, cuando despierto,
me digo que quizás el sueño ha terminado
hace tiempo, y que yo mismo,
sea solo ese rescoldo
de un sueño inacabado,
sin principio ni final.

Rafael Sánchez Ortega ©
09/04/18
8
8comentarios 87 lecturas prosapoetica karma: 91

Los signos de abril

¡Ah! ¡Cómo se ve que es primavera!
Una ensalada de verdes por doquier
brotes de "whisky" en su color cogollo
del mango anunciando flores.
En el aire con su tejido de trinos
y en ese olor como de virgen que pasa
entre jazmines y anturios de nieve.
En ese cielo sin mácula
con su azul-Valencia
como el de un "blue-jean" desgastado
por el abril del Sol.
El espacio impoluto de degradé y de niebla
ese leve "smog" de tul en el poniente.
De este Apolo en guerra por la mañana
rivalizando con la Luna...
gibosa la nata en su cuarto menguante.
¡Ahhh! ¡Uno respira hondo...
y se siente todo este abril abriéndose ante los ojos!
Ante esta paz que sé que no durará.-


@ChaneGarcia
...
leer más   
10
5comentarios 110 lecturas versolibre karma: 100

Secretos de poetas

Los poetas conocen
el efímero secreto
de la eternidad,
transpirando nocturnos
e inhabitados destellos
de sus inquietas entrañas,
despedazando insomnes
palabras que no moriran,
bajo el sol de una vela
derramándose en la hoja,
la mano temblorosa,
temerosa y frágil
sueña un verso trás otro,
los ornamenta,
los cincela y pule
para que nadie se atreva
a enterrarlos en un anaquel,
bajo una tumba de polvo
sin miradas hambrientas
sin la caricia de unas manos
enamoradas del silencio.
leer más   
15
10comentarios 209 lecturas prosapoetica karma: 91

La magia

Ese motor que no se sabe de donde sale, pero aparece. Esa chispa que convierte lo imposible en algo más que probable, en algo tangible, con razones de ser.
Es hacer un brindis por la vida, mirando a los ojos del que tienes delante, deseándole que aprecie el instante, el segundo, que aprecie la casualidad del ser y estar.
La magia está en los aeropuertos, en las carreteras, en las colas del supermercado, en una parada de autobús o en una situación tan extrema como esperando en un hospital.
Se materializa como una mirada furtiva, o quizá una mirada penetrante, de esas que no te piden permiso, que te ruborizan. La podemos encontrar en los parques, en un padre y su hija paseando cogidos de la mano, en un paseo con tu acompañante hablando de la historia de las calles de la ciudad en la que estas o en las agujas de un reloj familiar que tiene más historias que contar, que segundos pasados.
La exactitud de la magia es, sencillamente, mágica. Por que es así, es real, y nadie puede hacer nada para impedirlo. Contra todo pronostico actúa y arrasa con cualquier duda existencial posible.
No importa, piensan algunos. Yo puedo contra ella.
¿Quién quiere pararla? ¿Quién no quiere vivirla? ¿Quién huye de ella?
Puedo entender que como siempre se a dicho, cuando algo va demasiado bien, es porque algo malo avecina, pero ¿y la calma tras la tormenta? ¿Y la felicidad que lleva reconocer que has pasado el terremoto?
¿Qué hay de esas sensaciones tan bonitas? ¿A caso la gente no es capaz de ver que la muerte, metafóricamente es sinónimo de haber vivido?
Ojalá más magia y menos miedos. Ojalá más magia y menos reproches. Ojalá más magia y menos costumbres.
Por que al fin y al cabo, la magia es el desorden de lo que uno espera que vaya a pasar, y es solo entonces, cuando el poder que emite, es real.
Cuándo nadie se lo espera.
leer más   
6
2comentarios 44 lecturas prosapoetica karma: 57

Árbol con voz de fauno

¡Háblame!
¡¡Háblame!!
¡Árbol, háblame!
Sé que me sientes
sé que me respiras
cuando rozando te paso por ahí.
Cuando te me siento a tocar la lira
y mullo un hueco en el cojín de tu raíz.
¡Háblame!
¡¡Háblame!!
Con esa voz de madera
con el murmullo de hojarasca
como aquella antigua fuente retorcida en sauce.
¡Háblame!
Con lengua de lápida
como si tus palabras no tuvieran revés
cual hechizo inicuo pronunciado en lava
¡Ah! ¡Esa magia roja con la que nunca puede negociarse!
Esa inevitablilidad en la ley de las cosas
frente a lo cual
es mejor apartarse y dejarla seguir.
¡Háblame!
Como lo haría el jazmín que sostiene a la brisa.
¡Háblame!
Del segundo equinoccio de la tarde.
¡Háblame!
De los laberintos que tu memoria esconde.
¡Háblame!
Con tu claroscura voz de fauno.-


@ChaneGarcia
...
leer más   
5
6comentarios 55 lecturas versolibre karma: 83

Se hace duro y largo el tiempo...

Se hace duro y largo el tiempo
sin nadie a quien poder decirle
lo que sientes.

Se hace muy eterno el silencio
intentando escuchar una voz
que te diga que te quiere...

...Hace tiempo te llegaban las palabras,
y te dejabas arrastrar con ellas,
como si fueran olas en la playa.

Era hermoso y bonito aquella música,
aquel rumor de las resacas impacientes
que llegaban a tu lado.

Era tierna aquella imagen, en que hablabas
y creías, en la magia que envolvían
las espumas de las olas.

Hasta el tiempo se paraba, y detenía
el segundero en los relojes,
y los días del verano parecían casi eternos.

Pero luego, en el otoño, se mostraron
presurosas las esferas
y avivaron esa marcha de las horas.

Caminaste por la alfombra de las hojas muy doradas
arrancando los suspiros
de momentos ya pasados y vividos.

Avanzaste entre la bruma de la tarde
acercándote a la noche de tu alma
y lo hiciste sin parar, ni darte cuenta.

Y ahora estás en el invierno, solitario,
con la nieve que te cubre y ese frío
que se mete por los huesos hasta el alma.

Ahora buscas las palabras que has perdido,
esa voz que te decía que "te quiero",
y ese pecho que esperaba que le amaras.

Ahora sufres el silencio de tus versos
y las rosas que recoges se te escapan
de los dedos sin saber ni su destino.

Hay un hielo que te nace en las entrañas,
una amarga sensación de la derrota
y una sed que no se cura con palabras.

Rafael Sánchez Ortega ©
27/04/18
11
4comentarios 72 lecturas versolibre karma: 104

Hubo un tiempo...

Hubo un tiempo en que, de noche,
perseguía por el cielo a las estrellas,
intentando me contaran sus secretos...

Pero aquellas se cansaron de mi acoso
y cansadas, le pidieron a las nubes
que cubriera sus figuras con un manto,
y eso hicieron...

Hubo un tiempo en que soñaba con sirenas
que buscaba y encontraba por las playas,
con su cuerpo sugerente y atractivo
y esa luz de sus pupilas
que me hablaban sin palabras...

Pero un día se acabaron las resacas
de la infancia
y volvieron las galernas de una cruda realidad
y juventud cual torbellino...

Hubo un tiempo en que viví una bella fantasía
con princesas de leyendas
y hasta estuve enamorado de una linda Dulcinea
rescatada del olvido...

Pero pronto los molinos acudieron a mi encuentro
enseñándome al Quijote que llevaba
en su montura un rocín, malencarado,
y con ganas de dormir a pierna suelta...

Hubo un tiempo en que quería ser poeta
y hasta estuve, con mis versos,
ensayando con la luna, unos pasos para un baile
que dejamos aplazado
esperando a las estrellas...

Pero estas se asomaron a los cielos
y dejaron en los mismos unas lágrimas preciosas
que llegaron al cuaderno
y rompieron los acordes de aquel baile
y los versos tan preciosos que asomaban
en sus letras....

Hubo un tiempo en que te amé profundamente
y creí que tú me amabas,
y pensé que ya podía proclamar a todo el mundo
un secreto que guardaba a pesar de la evidencia...

Pero tú me despertaste de ese sueño
y dijiste que seríamos amigos,
que el amor que yo sentía era hermoso y era tierno,
pero a ti no te llegaba
y querías apurar muy bien el tiempo
de la "eterna juventud" en que vivías...

"...Hubo un tiempo, sí, y bien que lo recuerdo...

Pero ya es pasado, simplemente..."

Rafael Sánchez Ortega ©
03/05/18
10
2comentarios 59 lecturas versolibre karma: 108

A la deriva

Tantas barcas
a la deriva
trashumantes
de un puerto
sin salida,
tristes
sus estandartes
sin un futuro
en tierra
sin amor
por sextante,
cementerio de
cemento herrante,
donde anclan
los corazones
sin hogares.
leer más   
17
2comentarios 73 lecturas prosapoetica karma: 97

Sacrificio

Con las alas herídas
voy surcando
las arenas del tiempo,
convirtiendo golpes
en silencios,
derrocando cielos
sin pájaros,
levedad de los sueños
sin dueños.
Puedo surcir
el miedo
mas no alejar
el péndulo
que sigzaguea
afilado y cruel
entre la mansedumbre
de tu cuerpo
y el deseo
infinito
de entregar
mi corazón
aunque me odies.
leer más   
9
7comentarios 123 lecturas prosapoetica karma: 99

Las cuerdas del tiempo

Ningún círculo se detiene
bajo el celeste infinito
de tus ojos,
llamas que encienden
multitudes
apagan el sabor
insípido del tiempo,
un cuerpo se estremece
ante el relámpago de
un beso,
un perro lame la cordura
desesperada
en las manos tristes
del recuerdo,
sin lágrimas bajo
el sombrero,
recorro el solado
acolchado
de mi lecho,
nunca dijeron
mi nombre,
solo fui arrojado
a la leonera
de los insanos,
donde espero
que regrese el tiempo,
que te traiga
a mi locura
donde el amor
es el más puro
de los remedios.
leer más   
13
10comentarios 183 lecturas prosapoetica karma: 110

Ese vacío que nunca se llena

Hay ojos que sirven para ver
hay otros que comen
boca que siempre cerrada guardaba la virtud
hasta que les llegue el hambre de probar cosas
y en un primer dolor
lento se abren
dejando entrar a la bellota
rosa que púrpura te arde.
Y es que para saber hay que dejarse la piel
la sabiduría es ese don que se paga caro
que te seca los ojos de tanto ver
que te agrieta los labios de las manos
y se te preña el hastío de vivir
por haber vivido así de tan profano.
Ahí están los vicios
echando raíces
esas cosas que parecen llenar
pero no sacian
tragar más que ayer y menos que mañana
el ansia de ir buscando más ansias.

Los vicios son eso...
el intento de llenar con otras cosas vacías
sólo lo que Dios puede.-


@ChaneGarcia
...
leer más   
15
6comentarios 97 lecturas versolibre karma: 102

Escribiendo me encuentro

Escribiendo me encuentro, no poseía, aunque eso parezca, ni la prosa mas bella, pese a que eso mis dedos pretendan, sino aquello que por mi mente vaga, plasmado ante mi, sin pensar demasiado, como en el siglo veinte se hacía, si no recuerdo mal, que mal no recuerdo, sino diferente, puesto que la realidad varía, y aqui desvariando me encuentro, y que decía, ah sí, el surrealismo decían, escritura automática lo llamaban, sin revisión alguna, sin proceso previo, sino escrito era, y escribiendo me encuentro
leer más   
8
1comentarios 96 lecturas prosapoetica karma: 92
« anterior1234536