Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 215, tiempo total: 0.029 segundos rss2

Carta desde las tinieblas

Oh Mí querida amada,

Te escribo desde lo más profundo de las tinieblas,
Sabes que yo soy voluntario a estar en tal posición.
Pero se me hace más peligroso estar indefenso sin tu amor,
Necesito tu amor incondicionalmente…
Necesito amarte, necesito amor en mi vida, antes que me convierta
En el mismísimo terror para las tinieblas.
Se apodera de mi esta rabia, que solo tu mí amada haces que se desvanezca,
Le temo, y sabes que no es mí decisión, sí pudiera haría que hibernara para la eternidad.
Siento su caminar y como me controla el cuerpo.
No soy capaz…
No soy capaz…
Al mismo tiempo que siento su llegada se me hace dulce,
Como el toque divino en el más profundo de mi corazón y siento
Como si mi corazón estuviera fuera de mi cuerpo latiendo,
"Pum, pum…"
Lo que era un "pum" ahora son dos.
¡Oh amada mía!
Tu mí fiel libro de mis confesiones divinas.
A quien jure no despertar, se me está despertando.
No seré capaz de cumplir la promesa…
Yo fiel, honrado con voto para la justicia en persona,
Te digo que no cumpliré una promesa.
Le pedí ayuda a esa señora la mismísima justicia,
Y echo a temblar al oír mi nombre diciéndome:

-“Que, justicia es cuando llegue la mismísima justicia, para que
Se haga justicia, mi “niño” que ya eres un hombre. Que Dios les bendiga…”
Me beso marchándose iba gritando:
–“Que esta llegando…”
No se a quien se lo decía, mientras sentía un tercer “pum”.
“pum, pum…………pum”.

¡oh amada mía!
 Mi amada te rogo por los mismísimos Santos que me están mirando en los cielos.
Necesito tu cuerpo y tu amor…

Te quiero mi amada…

Inspirado en las cartas de amor Napoleónicas.
leer más   
4
sin comentarios 23 lecturas prosapoetica karma: 67

El proveedor

Frotando allí
insistente está la yema
tratando de exprimir de mi fruta el zumo
ácidos calores que desde adentro vienen
gotas de negra magia
que sirven para volver a los hombres locos.

A veces siento
que para ti soy sólo un tinajero
me acudes cuando necesitas de mis llagas
mueles sin piedad la pulpa primitiva
encendiendo el sol de ese guisante.

A veces me siento como un preso
dentro de esta, mi mujer cautiva
hay sitios de mi que desconocía franco;
pero llegas tú con tu machete de rabia
y disipas toda esa maleza.

¡Ah!... ¡El dolor de los terrenos nuevos!
hasta que del ardor brote el cayo
y sea entonces
un pan comido entre los dos de acostumbrados.

A veces me siento como un exprimidor de jugos
me usas como tu objeto cotidiano
un crisol; un matraz de Erlenmeyer
donde puedes jugar con tus artes fatuas.

A veces me siento lleno de vacío
cuando me columpias con tus manos
hacía ese abismo...
Tú, sólo miras
mientras tuerces esa sonrisa de media cara
arrojándome a las llamas del pasmo.

Sólo tengo tiempo para dibujar muecas
me retuerzo en las sábanas como lo haría el gusano
llevo en los ojos el palpitar de un loro
apreto los dientes cual perro con rabia
brota la baba
y asperso la saliva.
Escupo el grito de un mono arisco
ardo aferrado a los dos filos de la cama.

Tú... Impávida
sólo observas y esperas
a que el tulipán bermejo
vomite sus galaxias
sus semillas liquidas
sus colores de niebla espesa
sus jugos...
escasos y codiciados
de como tú, nigromante, bruja lunar.

Me sueltas
arrojándome como un muñeco-colilla
mientras aún me calcino en lo de tu silla eléctrica
últimos estertores
luego, vacío total.

Dime: ¿Qué soy para ti?
¿Sólo una avellana enterrada...
en lo profundo de un tejido de hojarasca?
¿Una ánfora diminuta...
capaz de derramar la miel sus leches?
¿Sólo soy tu proveedor de mascarillas...
para cuando intentas renovar una juventud antigua y gastada? ¿Ah?
¿Qué soy?



@ChaneGarcia
...
leer más   
7
7comentarios 76 lecturas versolibre karma: 99

Ahora que hago

todo esta callado,
todo esta calmando,
y entre todo esto
mi mente divagando,
que sera de mi si ella,
no es que me guste,
sino como se apego
ahora me hace falta.
mis tiempos con ella,
no fueron en vano,
aun que solo queden
como recuerdos del pasado.
estas lagrimas que salieron
pidiendo auxilio,
seca ya han quedado.
mi mente confusa,
que ya no sabe lo que busca,
le pregunta a mi alma,
por que se asusta.
ella nunca me quiso,
y yo aquí llorando,
mientras ella esta con otro a su lado.
no sabemos si sufrira
no sabemos si llorara
solo sabemos que ya no estará.
me tocara levantarme
y otra vez hacerme el valiente
para que la sonrisa de ella,
ya no desaparezca.
no podre su amigo,
mi rabia me domina,
pero unas palabras seran
aquellas que cambien su vida.
no estoy preparado para hacerlo,
pero solo me tocara,
no se esto vaya a resultar,
aunque ya sabemos,
que no vamos a ganar.
nos quitaremos un peso de encima
y una razón mas para no llorar.
leer más   
5
sin comentarios 27 lecturas versolibre karma: 52

Madurez

Ya nada en rabia
como si su hábitat natural
fuese con branquias
que no dejan respirar.

Ya salta en nubes
como si un colchón de errores
fuese la solución de puzles
que no admiten equivocaciones.

Ya busca en océanos
como si el oro rojo
fuese como los pétalos
que ocultan sus ojos.

Ya corre sobre verjas
como si el lobo feroz
fuese inofensivo para las ovejas
que no buscan perdón.

Ya vuela en sueños
como si evadirse de la realidad
fuese convertirse en dueño
de lo que pretende evitar.
6
sin comentarios 17 lecturas versoclasico karma: 78

Me gustas

Me gustas en silencio, cuestionándote qué es y dónde se halla la poesía cuando tienes las rimas de Becquer escondidas entre las piernas.

Me gusta la desnudez de tus palabras y cómo intentas alcanzar los 20 poemas y la canción desesperada de Neruda.

Me gustas libre, azotando tus caderas por los rincones de Barcelona, colapsando mentes vacías que se pierden en el rumbo de tu movimiento.

Me gusta la rabia que escondes en el interior la cual consigues que se convierta en pura y simple filosofía.

Me gustas pura, en plena soledad, fabricando magia, adrenalina y clímax a través de tus simples manos creando así poesía.
leer más   
13
8comentarios 53 lecturas versolibre karma: 82

Este mar

A tod@s l@s que a bordo de una patera dejan sus sueños entre la olas del mar...

Este mar tan azul,
que parece un espejo en las postales
al reflejar la luz del sol entre su espuma,
es un ogro salvaje
y se lleva entre sus garras la inocencia.

Este mar no comprende los sueños,
no entiende, si quiera, de ilusiones,
solo aspira a arrastrar en su locura
todo lo que se le ponga por delante.

Este mar, cabalga poseído por la rabia
y le cierra los párpados
a aquellos que se atreven a soñar
que espera un mundo nuevo en la otra orilla.

Este, el mismo mar,
que besa mis tobillos,
es un fantasma cruel
que juega a bordar trajes de nácar por las noches.

Aurora Zarco.
leer más   
13
13comentarios 83 lecturas versolibre karma: 88

Puerta hacia la ruptura

Tanto pensar, tanto estrés,
Tantas horas perdidas,
Tantas ganas de buscar nuevos delirios,
Ilusiones agonizadas,
Atracciones sexuales,
Razón en vez de instinto,
Naturaleza caída, penada,
Brotes de esperanza que se secan con el tiempo,
Odio eterno,
Discusiones afanosas, dudas y tristeza viva,
Rabia, insulto básico, elocuencia de necios,
Caminos vacíos, hojas muertas,
Ni veranos, ni primaveras,
Cenizas surcadas, barrotes desocupados,
Ventana cerrada, puerta hacia la ruptura.

Sígueme en @Rumba_Poesía
leer más   
13
5comentarios 99 lecturas prosapoetica karma: 85

En El Ardid Del Abismo

En el ardid del abismo
te busqué como fantasma
en los retratos
del bosque florecido.
y ahí estabas
detrás del escondrijo
árbol de níspero
con tu rostro resentido.
El entrecejo
marcaba la rabia
Las comisuras
de tus labios
formaban
mares hirientes
en ebullición
y tus cabellos atravesados
por olas salvajes.

Recuerdo ese día.
Lo angustiada que estabas.
Llegue tarde…lo siento.
El trafico enloquecido de la ciudad
y la lluvia pertinaz
hacia resbaladizo el asfalto.
La lentitud del recorrido
alimentó la hojarasca de los celos.

La ira corría
como lluvia desatada.
Tus celos enfermizos
nunca los entendí.
La única salida
para resarcir el drama desatado
fue tender mis manos
sobre tu cuerpo enrojecido,
pues de mi boca
las palabras habían partido
por extraños dominios siderales.
Rumbos perdidos
No balbuceaba el sonido.

Poco a poco
la rabia fue desmontada
y tu rostro
volvió hacer el ángel de luz,
Cristal de cuarzo.

Los pensamientos influidos
se desvanecieron
en el vitral conciente del olvido.

El árbol de níspero fue azotado
por una brisa de sueños húmedos.
La gaviota miro
el vasto cielo de oportunidades
y voló.
leer más   
3
sin comentarios 24 lecturas versolibre karma: 43

Ecos delgados

Temo el ir llamando a puertas
en el invierno más crudo de mi alma,
el de ahora, el del sueño a medio hacer,
y que me cierren en la nariz,
en que no me abran,
en que finjan no estar en casa.

Temo a mi rabia contra la madera
y descargarla en las aldabas,
en insistir hasta romperme los nudillos,
en que no llegue mi llamada a ningún sitio,
en que se pierda;
en que me azote el invierno en plena calle
y pueda acabar conmigo con su hielo
mientras araño un refugio que se me niega.
9
4comentarios 74 lecturas versolibre karma: 89

El Viaje a la Oscuridad o a la Luz

No he sido feliz, No soy feliz y jamás seré feliz mi sonrisa es un escudo para tapar mi dolor, mi soledad, mi tristeza y los pensamientos que me consumen la poesía, la lectura, la escritura es el medio que me permite liberarme de los miedos, del dolor, de la angustia, de la rabia, de la tristeza, de la depresión, de la locura, de la soledad, de las sombras que no me dejan vivir que a veces me incitan a pensar lo que no debo. Siempre he estado solo llorando en silencio sin amigos, sin compañeros, sin destino desde mi infancia pasando por mi adolescencia y llegando a la edad adulta soy un caminante sin tiempo, sin alma, sin destino, sin ganas de querer seguir caminando, un poeta sumergido en la tristeza que me esta llevando a la locura, al declive como ser humano y siento que pronto llegará el final de este viaje del cual espero que la luz aparezca al final del camino porqué por ahora todo ha sido oscuridad, sombras, tristeza, dolor, rabia, resentimiento ojala la luz llegué, ojala!. RAGV.

(EL VIAJE A LA OSCURIDAD O A LA LUZ)
Robert Allen Goodrich, Panamá Mayo 2018.
leer más   
4
sin comentarios 36 lecturas prosapoetica karma: 64

Tu mundo

Veo en ti
Esos ojos profundos y pequeños
un mar de pensamientos
donde buscas explicarte grandes cosas
que tu nisiquiera conoces aún

Veo en ti
como tu sombra camina con las demás
como tu cuerpo se llena con vacíos
que crees suponer que de eso trata la vida

Veo en ti un hombre
fuerte y capaz
inteligente
que no sabe bien
hacia donde va ni con quien

Veo en ti
inseguridades
una búsqueda de sentido
buenas pero malas amistades
que te han acompañado en todo tu camino

Veo en ti un potencial oculto
uno muy grande
que explota al conocer otras cosas
al reflexionar sobre la vida
sobre el verdadero amor
que se cuestiona la vida
y la observa de otra perspectiva

Veo en ti una visión
un cambio en tus pensamientos
en tus proyectos
una palabra atrapada en la garganta
y muchos sueños por delante
actos que quedan en el vacío
sin poder ser resueltos
todo por el poderoso miedo

Veo a un ser humano bueno
humilde, sencillo
con un gran corazón
buenas intenciones
un hombre suelto
que camina en el aire
lleno de energía
con ganas de llegar a un sólido lugar
y descansar en paz

Veo en ti
miedo a la expresión
al sentir
a las emociones
que inhiben tu ser interior frente al mundo
que prohiben demostrar tu persona natural

Atrévete a hablar
atrévete a preguntar
a actuar,
disfrutar de lo simple
conocer el ser humano en su debilidad
rescatar lo mejor de ti
para entregarlo a los demás

Veo en ti una pasión
tu deporte, tu manera de expresión
veo como te libera la mente
como surgen tus pensamientos,
como aprecias la naturaleza
y como descansas en ella
como la tranquilidad de las montañas
absorbe los problemas
y la adrenalina pura
bota todas tus impurezas

Veo tu esfuerzo
tus ganas, dedicación
tu admiración frente al silencio de los valles
tu lugar como ser humano frente a gran inmensidad
dentro de los bosques
al escuchar el canto del pájaro

La nieve, que enfría tu cuerpo
al día siguiente se moldea por tu fuerza
y queda tu huella grabada
desde los picos de las montañas

Veo que estas protegido
en tu caparazón estalla la rabia
las penas de tu corazón
que ocultas en el fondo,
en lo interior

Veo que me demuestras tu amor
tu debilidad frente a hechos
tu fortaleza de mente
tu capacidad de hacerme feliz
y tus sentimientos mas ocultos,
que trato de sacar a la luz
para que brillen,
y queden impregnados como estrellas por siempre

Veo en ti a un niño
lleno de felicidad
de espontaneidad, alegría
al que quiero cuidar por siempre
enseñarle lo linda que es la vida

Veo en ti, preocupación y empatía
en ti me siento protegida
me siento querida
me siento acogida
y agradezco todos los dias
el simple hecho
de despertarme cada mañana
con tus lindas palabras
que hacen de mi amanecer
un mejor y nuevo dia
leer más   
8
1comentarios 35 lecturas versoclasico karma: 75

"Eterna herida"

No estabas
te tantee con los dedos del alma
esculpí la insondable silueta del miedo
solo había una nota…
“ayer no estuve…
desde hoy estaré siempre”.

Recuerdo y rabia
copulaban en la derrota
era una nota mía
de otras batallas
en mi alud de sabanas
me atravesó con mi espada
amor tan solo gota
amar eterna herida.
leer más   
5
2comentarios 31 lecturas versolibre karma: 70

Lágrimas ajenas (Apoyando a Pequenho_Ze)

Estoy de acuerdo con tu indignación,
la apoyo con rabia en disposición
para gritar o vociferar cualquier sabir,
o como esta vez, unas letras escribir.
Acá en mi país esto se ha multiplicado por cien,
tal vez por mil, la verdad, no sé!
pero también derramo las lágrimas de ese….
Oh, Dios… por qué?
…. de ese cualquier bebé
que hoy sufre también,
y su culpa no fue.
Maldito todo aquel
que atenta contra él,
y que acostado está
disfrutando lo que él
le ha robado a ese bebé,
la honra, su vida,
y a veces hasta mi fe.
Maldito aquel
que acostado está
disfrutando lo que él
le ha robado
del bebé a su mamá,
su vida, la honra y su fe!

Rafael Puello
Barranquilla - Colombia
leer más   
9
7comentarios 79 lecturas versolibre karma: 95

El diván

LAS CENIZAS DE UN ANÓNIMO.

EL DIVÁN


Entré en la sala y me recosté en el diván mientras esperaba al psicólogo.
El ingreso y me saludo muy amablemente.
Dijo: “En cuanto estés listo podemos comenzar.”
Me mantuve en silencio varios minutos, no quería forzarme a contar todo a un desconocido, no me sentía muy a gusto con esta idea.
Quería que todo se vaya dando de manera fluida, que sea algo ameno.
No sabía cómo comenzar.
El psicólogo era un poco intimidante; un anciano de unos 45 años, canoso, de piel blanca y una miraba un tanto fría que se escondía detrás de sus lentes.
Comenzó a hacerme preguntas. Pregunto de mi vida, mis inquietudes, lo que me hacía feliz y lo que me generaba rabia.
Cada pregunta era muy exacta, daba en el clavo con cada palabra. Todo aquello que preguntaba era justo lo que mi mente pensaba en ese instante, como si me conociera desde siempre, como si supiese de mí, incluso más que yo.
El dialogo entre nosotros comenzaba a ser más fluido, me sentía a gusto hablando de mi vida con él, me sentía bien hablando con alguien a quien acababa de conocer.
El tiempo de la sesión transcurría rápidamente, los minutos se escapaban como arena entre dedos.
El anciano me ofrecía perfectas soluciones a todo lo que me inquietaba.
No podía creerlo, cada frase era la perfecta respuesta a la pregunta que generaba.
Me sentí un tanto extraño. En verdad soy tan predecible? – Pensé-
Noté una rareza en los gesto de este hombre, en sus ojos, su rostro. Todo era muy familiar.
Minutos previos al cierre de la sesión él me comento de algo que yo aún no le había hablado, me ofreció la solución a ese problema.
Antes de irme pude notar un gesto, conocía ese gesto, juro que lo había visto antes.
Dónde? –En mi propio espejo, justo ahí.-
No podía creer lo que estaba sucediendo. El anciano sonriendo me dijo: “Creo que ya lo has notado. Hoy entiendes que nadie más que tú mismo podrá darte mejores soluciones.”
Termino la sesión, me indico la salida, escuche cerrarse la puerta detrás de mí.
Estaba en shock, al voltear para ver si esto era real, desperté; estaba recostado en el diván, la sesión aún no había comenzado.



-JOEL B. LEZAMA.
8
4comentarios 80 lecturas relato karma: 87

Sueños

Sueños grandes y pequeños sueños
que no tienen alma, que no tienen dueño,
que viajan en nubes o gotas de fuego,
que caen desde el cielo,
en gotas pequeñas, en plan aguacero,
o en grandes tormentas de rayos y truenos.

Algunos, sueños buenos, serenos,
en los que tu eres el rey, el dueño,
del mar y del cielo, señor de los vientos.
Del amor y del fuego, de los elementos,
de las sonrisas y cuentos, vives feliz.
Eres de la naturaleza el aliento, señor
de la algarabía, el silencio y los besos.

Algunos, son malos sueños, de penas,
tristezas, de lugares oscuros,
pesadillas de muerte y perdición.
Infiernos infectos, de rabia y dolor.

Y todos caen hacia el mismo mundo
con distintos nombres bajo el mismo sol,
es el hombre quien cambia el prisma,
quien elige abismo o quien elige amor,
somos amigo mío,
tu y yo.
leer más   
20
10comentarios 95 lecturas versoclasico karma: 114

Confluyo En Tu Silencio

Confluyo en tu silencio
Luna infausta
Inhabilita mi rabia
mis instintos.


Te amo con impulso sostenido.
¡Oh tu silencio!
Enclaustrado en el pensamiento
colgado está en la serpentina brisa
Molestosa de tus cabellos.


Al amarte me transmuto en ave fénix
y corro por tu cuerpo
embriagado de resinas y óleo.
¡Oh, te beso!
Por Dios que te beso
hasta saciar la furia de mis arrestos.

Confluyo en tu silencio ave rapaz.
No perdamos la calma
el tiempo pasa de prisa
mejor que sea la portátil lluvia
que lave nuestros rostros...

Tiempo despues...

Mi silencio se llena de escorias
y atrae una ráfaga de islotes
que sostienen la entrada del dulce deseo.
leer más   
2
sin comentarios 32 lecturas versolibre karma: 20

Trémulo canto

Esta tarde el amor tanto me duele
Que no tiene descanso mi cabeza
Esperando que el tiempo me consuele
Voy a llorar a mares mi tristeza.

Y lloraré de amores y de sombras
De tanto andar perdido por tus brazos
De este adios que me arranca certitudes
De un futuro que niega tus abrazos.

Mi pérdida es enorme y me lastima
Y mi horizonte avista en agonía
La inmensidad completamente tuya
La soledad continuamente mía.

Para golpear el aire y detestarme
Grita de pura rabia mi garganta
Por no llenar tu cántaro mi agua
Por yo no que cosa, que me falta.

Iré a tirar el alma al fondo mismo
De mi mar desatada en marejada
Me lanzaré a lo oscuro del abismo
Donde arrancar poemas a la nada.

Y escribiré de ocasos y de auroras
De huertas y de montes anegados
De locura y de amor ciego y de bodas
De laureles, de lazos olvidados.

De mi viejo querer desalentado
Y vanas ilusiones mancilladas
Tanta ternura en años han dejado
Estas ansias de amor tan maltratadas.

Vibre este canto trémulo en tu cielo
Llevado en vendavales de añoranza
Dulce plegaria alada que en su vuelo
Se desprende de toda su esperanza.

Y me verás partir solo en la tarde
Dejando atrás tu adiós, el alma abierta
Aunque me queme adentro por amarte
¡No volverán mis pasos a tu puerta!
leer más   
15
10comentarios 79 lecturas versoclasico karma: 95

11 de Marzo del 2018 después de Jesucristo

Miro el reloj de arena dibujado en el papel
un viento agrio me recuerda que un hombre que murió en el 84 está conmigo y tú no
noche precaria
tiempo nefasto
un colchón que apesta a orín
es un barco anclado a los respiraderos del infierno
me escandalizo al ver pasar las imágenes que le quitaron la virginidad a mis ojos.
Miro el presente
una representación gráfica de cosas innecesarias
y el hombre muerto es un niño
y ese niño lleva mi cara
la expresión de genio loco
a punto de explotar de risa o de llanto
pero a punto de explotar.
Pues estoy sin ti
siempre con tu sombra y sin tu luz
y una voz como salida de algún cuento de Cortázar
me dice que de esto están hechos los poetas
de rabia y cortes de luz por noches como esta
que de esto están rodeados los poetas
de una soledad tan muerta como el escribir tu nombre.
Esto que palpo no es tu cuerpo
esto que veo no son mis huesos
no distingo los colores
pero puedo oler el rojo
puedo oír las moscas frotar sus patas
puedo sentir el roce de los gusanos al esperar mi pellejo
y puedo aprovechar la muerte de ese hombre para robarle una que otra frase.
Después de contemplar tu rostro e inmortalizarlo en un lienzo
y ahora que no veo ni palpo ni pienso
puedo decir lo que me dice aquella voz
¡BENDITOS SEAN MIS OJOS PORQUE TAN ALTO MIRARON!
leer más   
6
2comentarios 43 lecturas prosapoetica karma: 74

Nostalgia de papel

Podría llamar nostalgia
a la horma que se instala en mi pecho
y da forma a un treinta y seis
de firmeza en la pisada.
Sería, también, la humedad de unos ojos
en pretérito imperfecto,
que decían, cuando no supe entenderlo,
que no iban a mirar de otra manera.
Una pena simulada y, sobre todo,
sola habitante en mi cuerpo de teatro,
abierto siempre a la función que interpretaban
dos siluetas, una noche de verano.

Una verdad contada de mentira.
Eso era la tristeza de no verte.
Ocultar melancolía
o pedirte que no vuelvas
deseando, intensamente, que lo hicieras
como una mujer sedienta
que desprecia agua fresca en la fuente,
fuente única en la tierra.

Odiarte.
Un odio que, de puro liviano,
provoque risa en lugar de rabia.
Que todos pensaran que no deseo verte,
que arrinconé tu recuerdo en una esquina
del olvido
y parezca, realmente, que pasé
de una vez, todas las páginas;
que echaba de menos… no a ti,
al vintage de añoranza que nos une,
todavía.

Podría llamar nostalgia
al papel que desempeñan mis versos,
recordando tu sonrisa despeinada,
el escudo de tu mano delatando timidez
a la hora de reírte,
o el brillo de esa mirada rijosa
en momentos que no volverán a mirarte.
Reconozco que es demasiado atrevido
afirmarlo, expresar que te sigo esperando
como agua de mayo,
a la sombra de estas letras,
mientras duerme el reloj sobre mi hombro.
20
16comentarios 116 lecturas versolibre karma: 118

La tierra calla

Triste amanece, baten fuerte las olas
la frialdad del mar mina los corazones
despacio palpitan, como apagados,
la tierra calla.
Lejano el barco en el horizonte
cual alma perdida va,
bravo ruge de rabia el mar
la tierra calla
como alma cansada dormita aletargada,
el mar bravo, ruge de rabia
la tierra callada y cansada, no habla,
como alma apresada no se marcha, sigue callada.
leer más   
20
20comentarios 116 lecturas versolibre karma: 119
« anterior1234511