Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 6652, tiempo total: 0.015 segundos rss2

Telegrama falso

Se venden
dos chupetes
sin usar,
y uno usado
una vez.
Nada más.
10
1comentarios 60 lecturas versolibre karma: 101

Madera en rama

Ahí va tu corazón;
despellejándose a medida
que la luna escribe
sombras en lienzo helado.

Si tuviera la razón,
desnudaría soles
mientras eclipses crecieran
y detuviesen el tiempo en vano.

Y este daño que sufren los años
detendría a los astros
para comulgar y absolverse
de todos los pecados.

Un nuevo día comenzaría
en este antiguo mundo,
partiendo de ocho:
nueva vida al gato.

El trato se convertiría en rato;
las ratas en caballos blancos,
y los blancos fallecidos
en su corazón.
20
4comentarios 97 lecturas versolibre karma: 102

Agudeza

Se acumulan los espasmos
a la par que los sarcasmos,
y vanse besando flores
entre filas de algodones.

Alcahuetas visten llamas
en tejidas y floridas,
de mármol y retorcidas,
columnas romanas blancas.

La blancura de sus techos,
desgastados con el tiempo,
hacen amarilla mella
en los templos de purezas.

La piedad al Vaticano:
conclusiones que sacamos
cuando andamos sobre espinas,
siendo espina y siendo clavo.

Así vamos, ignorando
luces y faros de guía,
y atendiendo a las heridas
hechas por clavos y espinas.
11
sin comentarios 44 lecturas versolibre karma: 111

Dulce paradoja en vida

Vaya.
Tanto la oración suya como el escrito mío
han resultado ser sin existir.
Me explotaron en la cara
ambas, adicción y cobardía,
y lo plasmo ahora aquí.
Sí.
Porque ya era hora;
hora de ser decidida.
Aunque sea por mi musa de hoy
y no por mí.
18
sin comentarios 82 lecturas versolibre karma: 87

Historia de plata

Un abuelo le dijo a su nieta,
a quien le apasiona lo brillante,
que que existía una piedra
más bonita que el diamante.

Se confunde a menudo
con oro no pulido.
Pareciera de aluminio,
grafito o hierro sulfuro.

Tenía otros minerales
aquel abuelo de plata,
cada uno con su historia,
y él con sombrero de paja.

Pero era la pirita
la que hacía que su nieta
brillara al contemplarla
mientras lucía la gema.

Con la luz apagada
duermen ambos la siesta.
En cama, con pereza
echan su cabezada.

Ella no puede dormirse,
pues le recuerda su mente
aquella piedra presente
que le pesa y la desviste.

Cuando despierta el abuelo,
en el salón ve a su nieta
ante la piedra despierta,
soñando con su gran vuelo.

“Hora de irse a ‘casica'”,
le susurra a la niña.
“Te acompaño a la puerta,
da besos a la abuela”.

Ya todos se despidieron,
y al llegar a casa encontró
la maravilla que estaba
en el bajo del pantalón.

Brillaba tanto al mirarlo
que la nieta no pensó
que era su merienda
en aluminio envuelta.

Y lo miró.
Y sigue inmersa
en la belleza
de aquella piedra
que un día vio.

Y en su ‘casica’
la trasladó,
bañada en plata
la mente suya
en camisón.
5
1comentarios 29 lecturas versolibre karma: 71

In the right hands

In the right hands,
golden fingers under gold.
Blue silver hides
because it's right that they left.
Golden silver sings
to the eternal rings
begging for golden gold,
only getting silver.
And golden golden gold
prays to see the eternity
from the first water they lived in.
But they're grownup.
It's late for gold;
they've been silver,
and now they're waiting
to be stardust.
On the other hand,
golden silver's still on time.
They've been silver, and now
they're about to be silver gold,
and change what we believe we know.

Will they be the ones?
9
sin comentarios 49 lecturas versolibre karma: 74

En tres días

Es muy gracioso,
en ocasiones celebramos
los aniversarios
y no los cumpleaños.
Dedicamos más tiempo y esfuerzo
al día de casados,
del orgullo
o de la muerte
que al del nacimiento.
Y es que al nacer tienes toda
la vida
por delante,
ya sea que vivas
Cien años, días u horas.
Tal vez por eso
no se celebre tanto
mientras se puede.
Y por eso tal vez
no se quiere dejar de celebrar
una vez el nacido
tumba los pies.
Y es entonces cuando
se comienza a festejar
esa cantidad
de fechas
en soledad.
Y las raíces, retorcidas,
vanse soltando del tiempo
a medida que este
nos suelta de la vida.

Pero de momento,
en tres días,
otras raíces vendrán.
8
2comentarios 85 lecturas versolibre karma: 89

Complejos flamencos

Flamencos comunes grises
confundidos con pelícanos;
Segismundo, Hamlet e Ícaro
flamencos rosas repiten.
Vaivenes que sin piedad
atacan al atraer
criaturas con porqués
que se encuentran en la mar.
Basta de tanto misterio.
Lo que pasó en verdad fue esto:

Tras tres años sin saber de la playa,
una muchacha acudió a visitarla.
Ese agua mágica necesitaba;
ese elixir de su acústica ansiaba.
Sirenas y flamencos saludaban
en la playa de la isla en la que estaban,
de aguas cristalinas y olas que alcanzan
alturas que asustan hasta a las hadas.
Con las gaviotas ella se asustaba.
Creaba música al son del ballet.
Arte es de lo que vivir deseaba.
Tratando de salir, no recaer,
de la tentación casi está alejada;
A la rutina ahora falta volver.
8
2comentarios 83 lecturas versoclasico karma: 77

Cuerdas

Algo más claro.
Hoy observaba fijamente
Y apartaba la mirada de otras ausentes.
Mientras, esta se mantenía en alerta azul.

La inseguridad de los “casi” es un tormento,
Pero casi huele a despedida.
Una más, y una menos.
Por fortuna, volveremos a empezar.

¿Sí o no?
¿Bien o mal?
¿Inglés o francés?
¿Ser o no ser?

Terreno ajeno.
Mitos de cavernas.
Obstrucción en el aire
Y piña sin piñón.

Las piñatas con sorpresa,
Las preguntas con respuesta,
Las flautas traveseras al viento
Y las cuerdas frotadas al violín.
10
sin comentarios 46 lecturas versolibre karma: 91

Romancillo a una gitanilla

Parece engreída
Desde la distancia;
Viviendo el pasado
Con bloqueo y ansia.
En todo primero
Se le maldecía:
Débil mentecata
Que no calla y chilla.
Infantil e inculta;
No divina y diva;
Adivinar cree
Con su mala escucha.
Pasaron los meses,
La niña se acerca.
Conversa con todos
Y hay arte en sus venas.
Cultura a raudales
Recorre su alma;
Pasión y sudor
La hacen más humana.
Y es que es tan cercana,
Tiene esa potencia,
Ese gran poder
Y algo de inocencia.
Poca estupidez
En su cerebro.
Lorca ocupa toda
Su mente y su cuerpo.
Y su escucha pésima
Se transforma en aire.
El viento transporta
Estados del arte.
Eso es ella: viento.
Fuego de ilusión
Al son del Teatro.
Genio y más de un don.
14
2comentarios 109 lecturas versoclasico karma: 86

Only writing, not celebrating

Well, this year is the last one.
I won't celebrate today no more.
Go wherever you want,
and shine
with your beloved.
I let you go, so please
let me stay.
I'll make my own star,
and I'll shine with them
here on Earth.
My heart is no longer buried with yours,
because you're now free,
and I am so.
That doesn't mean I am forgetting you, no way.
I'll always have
a little hole
in my heart
thinking of you.
Always, A.J.
3
sin comentarios 26 lecturas versolibre karma: 39

Lo que realmente es amor

No hay necesidad
nunca la hubo
la cautela envejeció con el hambre,
con el crimen deshonesto de no poder llorar.

Lo que perdura
tarde que temprano no duerme
se pasea en las hostilidades de un mundo
que ayuna las bondades.

No debes rogar para que te llegue otra calamidad
te conozco muy bien por el dolor,
aunque no era necesario tanto drama
bastaba con mirar a nuestro alrededor
y contemplar el llanto humilde
del que no sabe que es amor.

No hay nadie que no le sea suficiente
el hedor de sepultura como espanto
para presagiar que viene el horror.

Una aflicción no es un pasatiempo sano,
al proscrito se le teme en estos años
también lo fué en los pasados
en donde se acumularon hasta el tope los lamentos
porque nadie en su juicio sano reclama el perdón.

No hay necesidad
nunca la hubo
ahora déjate de dramas
y prueba de una vez por todas
lo que realmente es el amor.

Poesía
Miguel Adame Vázquez.
04/12/2017.
23
11comentarios 140 lecturas versolibre karma: 112

En casa hace frío y no es por el invierno

En casa hace frío
y no es por el invierno.
El café se enfría,
mis manos se enfrían,
las ventanas se enfrían,
las sábanas se enfrían.
Mi familia se descompone
y las lágrimas se enfrían,
como un polluelo
cayendo del nido
hacia el asfalto frío.
18
10comentarios 107 lecturas versolibre karma: 105

La vida es maravillosa

La vida es maravillosa
vence el miedo que acongoja,
vivir es hermosura para un corazón de piedra
un amanecer dichoso con alegría.

Tierra fructífera
árboles sin sequía, eso es la vida,
hoy es un día maravilloso
para quien no lo olvida.

La luz ha encontrado lo perdido
lo guardado en el olvido
pídeme lo que quieras
menos que abandone la dicha de vivir en mis pupilas.

La vida es abrir los ojos nuevamente
y saberse vivo
milagro de risa y alegría,
flores del río y la montaña tardía.

La vida es un sauce agitado por el viento
un bosque que lentamente suspira
un rocío de la brisa de otoño
una azucena que crece a la sombra de la calma.

La vida es un perfume de flores
una arboleda con un ruiseñor
que canta un amor apasionado,
rivera que se asoma cariñosa en un nuevo día.

La vida es maravillosa
con sus aves, los rayos, la luna, la ilusión y el sol
el milagro de estar meciéndose en una hamaca,
hoy es un día maravilloso.

Poesía
Miguel Adame Vázquez.
“El mute”
17/02/2018.
16
11comentarios 149 lecturas versolibre karma: 111

¿Que es el amor?

¿Que es el amor?
¿A caso no es como un manantial
que nace en las aguas más cristalinas de un corazón que ama?

Eso es el amor
un sol radiante en una bella mañana
el mejor paisaje que ha quedado marcado indeleble en la memoria.

El amor es un sentimiento secreto que nunca tiene su propio fin
que ni los años podrán hacer en el metralla
en el más puro sentimiento que tengo por ti.

El amor es una aventura que crece a raudales en mi interior
es una hermosa canción que basta con escuchar una sola vez
para quedar impregnada para siempre en los más íntimos recuerdos.

Eso es el amor
un valor sin precio, una tierna caricia, un perdón supremo
un te escucho con calma, un abrazo tierno en la mañana.

Es el momento oportuno para acercarme a ti
y saber que en ese momento eres todo lo que tengo
a pesar que a veces no tengo nada.

El amor es un refugio seguro ante la tormenta que arrasa
el saber que siempre estarás ahí cuando más me haces falta,
un destino al final del camino en una sola palabra.


Poesía.
Miguel Adame Vázquez.
20
13comentarios 183 lecturas versolibre karma: 98

Es más sencillo

Es más sencillo
equilibrar los dones
en una soledad poco entusiasta.

Que te lleve a contar el tiempo
buscando pretextos
sin estar enfermo, sin esperanzas.

Respirando congojas
sin la voluntad que dure para siempre
por llorar a solas.

Hasta que el silencio oculto
marque la frente
para no vivir de rumores.

Es preferible guardar los dolores
que morirse de viejo
por un triste recuerdo.

Olvidar a esa rutina cercana
sin sonrisas y muerte
sin orgullo triste por la nostalgia.

Hazlo hasta que el viento frío
seque tus lagrimas
sin tener que bajar nuevamente la mirada.

¿Cuando dejarán de inconformarse
cada vez que ambiciono curiosear
con la promesa de seguir por un futuro?.

Dejame vivir por los rincones humildes de un pensamiento
que nunca volará del todo del nido
es más sencillo.

Poesía
Miguel Adame Vázquez.
29/01/2018.
15
5comentarios 131 lecturas versolibre karma: 100

es invierno...

es invierno esta tarde...
camino entre los plátanos
la mente entretenida...
voy tejiendo un lazo
para domar la espera
de esa niña adusta que vivió en mi lengua,
de una luz accidentada en sombras
que me inyecta en vena luciérnagas morosas
estremeciendo el sesgo apenas permitido
del poema que revienta en la boca

y ya no es mio...
11
3comentarios 66 lecturas versolibre karma: 99

Ahora no es navidad

Ya han pasado los días de Navidad. Se acabaron las felicitaciones típicas, el juego del amigo invisible, los regalos del señor gordito con barba blanca y los que trajeron los reyes mágicos. Se terminaron las cenas y comidas copiosas con los familiares. Se han recogido los adornos navideños, apagado las tiras luminosas de leds y envuelto las figuritas del belén. Todavía juegan los niños con los juguetes recién estrenados, mientras los papás se disponen a zambullirse en la rutina laboral y doméstica.

Ha finalizado el tiempo socialmente aceptado de la felicitación, de la alegría, de la solidaridad. Ahora comienzan las rebajas de enero para compensar el despilfarro de las fiestas pasadas y pagadas. Sin la suerte de haber sido agraciado por la lotería y con la misma salud que se tenía antes de las fiestas, siempre y cuando no se haya abusado en exceso de las comilonas. Vuelta al trabajo, al cole, a la inercia rutinaria de cada día.

Sin embargo, estos días anodinos son los que más necesitan de alegría y de encanto. El regalo de cada minuto de existencia tiene la fuerza de toda una fiesta. Los miles de besos depositados en las mejillas de los seres amados, la sonrisa ofrecida como señal de acogida y de encuentro, la palabra amable, el silencio educado, el abrazo con ternura, la espera esperanzada, la confianza en las posibilidades ajenas, la caricia afable… estas cosas sí que son auténticos obsequios de la vida.

Ahora también es tiempo del cariño, de los encuentros familiares, de las llamadas a los amigos, de las visitas deseadas. Ahora se disponen de muchos días para felicitar, para reconocer con gozo el crecimiento ajeno, para hacer reír, para jugar, para quedar a tomar un café, para escribir unas palabras a quienes queremos en la distancia. Ahora se pueden hacer visitas a quien está enfermo, a quienes sabemos que les afecta la soledad. Ahora se puede pasar un rato con las personas mayores que sólo desean a una persona que les haga sentirse importantes. Ahora, es precisamente cuando más se necesita la solidaridad. Ahora no es Navidad.
4
sin comentarios 39 lecturas relato karma: 50

Es tiempo todavía

Es tiempo todavía
de leerte entre mis sombras y descifrar tu hastío,
de recordar tu rostro borroso
en una palabra que no se resigna.

Es tiempo todavía
de caminar de puntillas
para no despertar por el odio
del quien nunca te mira.

Es tiempo todavía
porque nunca soñaste con la muerte
solo pediste perdón por los brazos negados
y las ofensas continuas.

Es tiempo todavía
de recordarte esa imagen querida,
entre los años que se duermen
en un antiguo invernadero de rosas marchitas.

Es tiempo todavía
de filtrar las miradas, donde todos caminan
en donde nadie se detiene, porque todos avanzan
hasta el final de sus días.

Es tiempo todavía
de recoger las hojas caídas
de un insólito invierno
de caricias curtidas.

Es tiempo todavía
de consolarte con hechos
y no con mentiras
de desvanecer con besos las cicatrices heridas.

Es tiempo todavía
de amortiguar el peso con menos remordimientos,
de continuar con el paso ahora lento
y detenerme a aceptar lo que verdaderamente siento.

Es tiempo todavía
de sujetar tu mano curtida por tanto sufrimiento anegado
en una oscura soledad infinita
por las escasas sonrisas de tu sequía.

Es tiempo todavía
de arrojarte un manojo de risas
de arañar la pesadumbre
de ignorar las apariencias que engañan malignas.

Es tiempo todavía
de ignorar los rencores
y como con las pequeñas heridas
ponerles saliva.

Nunca será demasiado tarde
para ver los colores pasteles
de un lienzo perfecto
de toda una vida.

Poesía
Miguel Adame Vázquez.
06/01/2018.

Con cariño a una amiga
que ha luchado con éxito
un montón de batallas
unas ganadas y otras perdidas,
pero que no se raja.

María Luisa(Malulita)
29
25comentarios 421 lecturas versolibre karma: 129

El cielo es tan inmenso

El cielo es tan inmenso ante mis escombros
que intentan conspirar en este invierno
para no desvanecerse
ante el desorden que sobrepasa
a un camino frío que vaga siempre en solitario.

La inquietud palpable de mis sentidos
ya no quiere guardar secretos
prefiere saltar al vacío
que reposar en el espacio inmóvil
que despertar en el silencio
sin esperanzas y sin recuerdos
por tener que conformarse
con lo que simplemente ya no tengo.

La ventana siempre es ciega ante la niebla,
que quisiera poder decir simplemente adiós
en una despedida que sea interminable,
mi presencia quiere dejar de soñar
para olvidarse de este cielo que es tan inmenso.

Me abruma el tiempo
cuando se desvanece en mis sueños,
porque mañana tengo que despertar
y vivir de nuevo,
tal vez nunca hice planes
para tener que hacerlo
monótonamente quisiera poder disimularlo
aunque no es lo que realmente quiero.

La luz es clara y nunca miente,
no se esconde entre las tinieblas oscuras
que enmudecen,
tampoco se esconde en las palabras
que salen al viento y que a nadie engañan,
todos sabemos que en los versos
esa frases sin respuesta simplemente dolerán de nuevo.

Duelen por todas las veces
que han tenido que caerse de nuevo,
revolotean entre las hojas secas
con la tierra negra que humedece,
me toca el tiempo con sus años fríos
que nunca se entibian
ante los minutos vividos
porque siempre parpadean
en un momento que es inquieto.

Siempre he tratando de culpar a otros de mis errores,
errores inocuos que sobreviven quejándose
por no tener que estar lejos.

No es lo que realmente me inquieta,
no solo yo quien solamente se aleja
fingiendo infiernos que no son totalmente ciertos
despertando con los gritos inquietos
porque el silencio esta una vez más preso.

Tendré que escuchar a el cielo
fingiendo que no escucho los lamentos,
lo hice en el pasado y lo haré nuevamente
si es preciso sin ningún esfuerzo.

El cielo es tan inmenso
que intenta conspirar en este invierno,
no quiero desvanecer por completo,
esta vez no tengo frío
he superado el desorden
de tener que sobreponerse
a un camino que ya no es solo un valle frío.

En solitario me reconozco
en el reflejo del agua tibia
de ese estanque quieto,
la luz siempre me ilumina
con su juicio justo y recto
gana quien tiene menos recuerdos en el tintero
para poder escribirlos y resolverlos en verso
el cielo es tan inmenso.

Poesía
Miguel Adame Vázquez.
24/12/2017.
22
12comentarios 216 lecturas versolibre karma: 100

Los puntos sobre las y-es

Y no doy un paso
sin mirar a mi espalda.
Y no hago un lazo
sin pensar en quién manda.

Y no lloro por ti,
no me importas tanto.
Y a quien rompo es a mí,
déjate de egoísmo barato.

Y si simulas que te importo,
no obtendrás lo que buscas.
Y si te interesa lo que escondo,
hazte a ti las preguntas.

Y tú empieza a divagar
y a soltar discursos populistas,
que verás mi realidad:
no me interesan las conquistas.

Y date por aludido si quieres,
no voy a esconder lo que no existe.
Y reflexiona cuando pienses,
que lo nuestro fue un mal chiste.

Y saluda a tu marcha al resto,
mustios en el camino del adiós.
Y márchate olvidando esto:
"por siempre odiaré tu valor" .
12
2comentarios 63 lecturas versoclasico karma: 105
« anterior1234550