Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 116, tiempo total: 0.011 segundos rss2

Rimas de Invierno

Perfecta entre tus labios la mesura,
consonante la rima en tu cadera,
sin ti yo verso roto, estrofa huera,
echo de menos tu voz... y tu cintura.

Ni una sílaba falta en tu figura,
tu ritmo tan pausado me acelera,
y ni en la eterna distancia se modera
mi amor que tras tus besos se apresura.

Tu más bello poema, tu ternura,
la rima siempre fiel, siempre a tu vera,
moribundo entre tus versos reviviera...
¡qué regalo disfrutar de tu hermosura!

Juanma
leer más   
17
12comentarios 124 lecturas versoclasico karma: 96

Almas rimadas

Entre los arcos del claustro
se observan pasmadas.
Lo saben: son almas rimadas,
de texturas forjadas en vidas pasadas.

Peregrinan en distancia,
cautelosas acciones,
gratas sensaciones: conectadas.

Equidistantes miradas:
nostálgicas, soñadoras, embriagadas…
¡Férvida melodía en palabras imantadas!

El cielo reflecta un misterio.
Las flores exhalan fragrantes hologramas:
seducen el aire,
pomposo deleite
se instala en sus mentes.

En la galería clavan sus pisadas.
Él franquea el jardín,
sonríe: en el pozo la espera.
El agua cristalina gorgotea la misiva.
Ella recoge los bajos del vestido
verde infinito.
Salta el escalón, avanza frugal y etérea.

Son almas rimadas,
en medio del cosmos halladas.

Marisa Béjar.
leer más   
11
8comentarios 66 lecturas versolibre karma: 80

Léeme poesía poeta

Léeme poesía poeta,
incita mi alma con prosa,
róbame besos entre versos,
regálame tus rimas con una rosa.

Déjame ser quien te inspira,
esa musa por quien suspira,
y coquetéeme con café y cadencias
haciendo metáforas con ocurrencias.

Cuenta las sílabas y explícame,
como me robas la atención,
como te robaste mi corazón,
plasmando letras con esa intensión.

Dame un abrazo con líricos,
una sonrisa de primavera como el Haiku,
algo de gótico con ángeles negros,
y un soneto que hable de nuestro recuerdos.

Regálame un recital de tus letras,
ponle la música de fondo que adoro,
muéstrame cómo se hace un madrigal,
y acompáñalo con una caminata en el rosal.

Hagamos un dúo poético,
de esos que hacen incendios,
Combínalo con tus cuartetos,
que yo completo con tercetos

Las letras de mi alma.
12
2comentarios 84 lecturas versolibre karma: 82

Almas rimadas. Tercera parte

La palmatoria es mi aliada;
volutas de humo serpentean mi alcoba,
gráciles sombras reclinadas en mi cama
susurran tu morada
Por ti salgo de madrugada
con capa bordada de escenas almibaradas.

Sin mi alma rimada
Mi vida es un tugurio,
inmisericorde y de mal augurio.

Te espero en la estancia amurallada;
el claustro que arropa nuestras miradas,
donde el licencioso tacto en muselina
deviene en magma la piel entretejida.
Divina glotonería
que abruma al espía.
Crisol de amor
que miscelánea oración
reverbera en el extrarradio;
fragor insomne y sublimidad en el goce.

Mi alma rimada;
contigo siento el alma mimetizada,
y no puedo desandar el camino,
ni arriar las velas del navío.



Marisa Béjar, 04/11//2017.
leer más   
9
4comentarios 78 lecturas versolibre karma: 89

No Puede Ser Poema, Pero Si Una Historia Rimada

Tenía un sueño imposible,
el amor de una doncella
tuvo que luchar por ella
y resultar infalible.

Mérito no es pelear
sí eres constante y tenaz
pero farsante y mendaz
en el arte de engañar.

Así ganó a la doncella
con sus mentiras urdiendo
a la ingenua iba rindiendo
y se desposó con ella

Día a día la inocente
los embustes que decía
por completo le creía
ay niña! cómo te miente.

Decía que era su amor
su reina siempre sería
que no necesitaría
cantarle otro ruiseñor.

Su amor y fidelidad
a sus pies él le pondría
jamás nada faltaría,
lejos la realidad.

Quería ser desdeñosa
y no podía, su oído
también había perdido
con su lengua ponzoñosa.

De amor eterno le hablaba
que hasta las mismas mimosas
se ponían tan celosas
de la vida que brindaba.

Juramento de ese amor
que cada vez que él fallaba
ella siempre lo intentaba
olvidar su gran dolor .

Con la tristeza a sus ojos
las lágrimas asomaban
en seguida se enjugaba
con sus sueños de despojos.

Mil y muchas maravillas
una y mil veces urgió
pero solo consiguió
lágrimas por sus mejillas,

Unas las secaba el aire
otras el sol reflejaba
viento y sol la consolaban
de ese amor todo dasaire

Así pasaron los años
intentaba sin medida
ser almas que en esta vida
fueran subiendo peldaños.


Esas mismas mentirillas,
repetía con empeño
realizando su sueño,
y el de ella una pesadilla.

Lastimó su corazón,
haciendo un inmenso daño,
con el paso de los años
cansó su fiel corazón!

Cargó la víscera entera
nunca ayudó el "caballero"
de sus sueños fue primero
más ella los vivió austera

Con todo caballo y lanza
nunca llegó a ser hidalgo
más le valía a este galgo
tratar de ser "Sancho panza"

Así terminó este cuento
lleno de amor y mentiras
los sentimientos expiras
si falsedad es talento.

MMM
Malu Mora
leer más   
21
20comentarios 191 lecturas versoclasico karma: 98

Rimas de Invierno II

Fiesta de la bruma en el invierno.
Melodías sin sonido en el salón.
Mi alma merodeando en el infierno.
Ayer quise arrancarme el corazón.

Basura de por vida bajo alfombras.
Un beso caducado en un rincón.
Caricias convertidas ahora en sombras.
Tu ropa amontonada en el cajón.

Juanma
leer más   
14
6comentarios 109 lecturas versoclasico karma: 92

Almas rimadas. Segunda parte

Almas rimadas,
retozan abrazadas.
Suspiran,
respiran: éter de ambrosía.

Ella:
¿Por qué siento nostalgia?
¿Acaso hubo vida en distancia?

Él:
Mi bella, mi amada. No sé dónde andabas…
Mi alma era escarcha,
mi paz es tu aura.

Ella:
El pozo: insigne y glorioso,
deviene el frío en estío.
Mi vida ¿dónde está?
¿Aquí o allá?

Él:
Sólo tú lo sabrás.

Un halo espartano
atrapa el espanto.
En el claustro
las flores germinan
divinos mantos policromados,
lecho prodigioso,
sueños deleitosos…
No regresan,
se besan.
Náyade sella la estancia.

Marisa Béjar, 08/06/2017.
leer más   
13
9comentarios 137 lecturas versoclasico karma: 98

Rima rima que te rima

Rima rima que te rima,
tal que experto en el esgrima
sorteando al que se arrima
y dando estoque sin que oprima.

Generando un microclima
que la prosa desestima.
Puede que así se redima,
con la simple monorrima.

Hoy la brisa le reanima,
y hace que su mente exprima,
y sin más, le legitima
al deleite de la rima...

...rima rima que te rima
el salitre, la calima..
puede que ahora que se ultima,
este párrafo suprima...

En busca de la autoestima,
rima rima que te rima,
esperando que le exima
y el dolor no le reprima.
leer más   
15
sin comentarios 68 lecturas versoclasico karma: 80

Rimar y Medir

Dices Fabio que mi poesía es vana
por no estar por la métrica medida
y que es sólo una prosa presumida
por no hacer con las rimas filigrana

Dices bien Fabio, la rima engalana
y en mis versos le doy la bienvenida.
A veces me resulta muy querida,
si a la idea, que expongo, no enmarrana.

No rechazo la rima bien medida
si al rimarla potencia lo que quiero
y al medirla no queda desleída.

Pero si por medir la pongo huero
o al rimarla se queda muy plañida,
ni métrica ni rima; no las quiero.


Reservados todos los Derechos
leer más   
11
6comentarios 153 lecturas versolibre karma: 56

Sólo sé escribirle a él

Ni poemas ausentes de versos
ni presentes con toques en las rimas.
Ni prosa barrosa con afiladas rosas
ni relatos sensatos como zapatos.
Ni cuentos de había y no
ni historias para tener un fin.
Ni argumento mandatos
ni narro macabro.
Yo sólo sé escribirle a él.
leer más   
10
sin comentarios 102 lecturas versolibre karma: 53

Tengo miedos de toda índole y color

Tengo miedos
cumplidos y parecidos,
enormes y en armas,
deformes y conformes,
arrugados y jóvenes,
simples y triples,
rectos e incorrectos,
tristes y funestos,
incompetentes y con entes,
sucios y tontucios,
vistosos y ansiosos,
arrumbados y burlados,
indeseables y confiables,
arrojados y cagados,
asilados y clonados,
naturales y anales,
orgullosos y dolosos,
mitigados y centrados,
aburridos y bruñidos,
facturados y diezmados,
desnudos y faldudos,
errados y morrudos,
femeninos y caninos,
madrigueras y quimeras,
satisfechos y desechos,
inmaculados y subyugados,
modestos y compuestos,
calientes y crecientes,
desaparecidos y creídos,
admitidos y urdidos.
Tengo miedos
muy míos,
reales e imaginarios,
que a veces riman.
leer más   
10
5comentarios 132 lecturas versolibre karma: 64

Imaginario

A esos que no buscan ni un comentario,
a quienes los likes se la traen al pario,
dos vidas gastadas en el juego de mario
y quizás un par de poemas a diario.

A quienes les gusta quedarse en el armario,
y no que por eso sea todo un calvario
sino que más bien se vean al contrario.

A esos odiados actores de barrio
que van por las calles cual ciego corsario
al abordaje de nuestro buen fario
sin conseguir ese gesto bancario.

A los que tienen alergia al rosario,
y que tampoco creen lo del sudario.
Quienes mezclan password con usuario,
o a los que gozan de un pobre salario.

También al joven e ingenuo becario
o al que por hambre se ha hecho sicario,
y al que creó el sistema binario.

Al genocida y al comisario,
quien por la ventana lanzó el mobiliario,
a ese que siente, como buen sagitario.
A todos ellos les debo mi santuario
de esta poesía en modo precario.
leer más   
17
4comentarios 113 lecturas versolibre karma: 80

Papá escribía poesía (II)

Papá escribía poesía,
Mamá cantaba.

Papá era un as para las letras -siempre lo admiré por eso-
Cualquier cosa lo inspiraba.
Pero nada tanto como cuando escuchaba cantar a mamá.
Cada que ésta lo hacía, ya se sabía que a la misma semana
estaríamos escuchando algunos versos de aquél enamorado hombre,
al que yo le decía papá. -Extraño tanto eso-

Pero entonces,
Un aura fúnebre lo envolvió
y
ya no fue el mismo,
ella
se
fue.

Y él se quedó sin tinta

Sin letras

sin rimas

sin nada.
leer más   
5
3comentarios 43 lecturas prosapoetica karma: 68

Ha muerto Panero

Ha muerto la boca rugiente,
la mano rebelde,
el poema demente
que hirió a la moral
bajo un cielo de pólvora,
llanto y tiro en la espalda.

Ha muerto la sangre febril
del alma maldita,
la pluma vehemente
mojada en el fuego,
pura estricnina en noches
de rimas y mirlos
e inodoras Flores del Bien.

Ha muerto el loco
que hablaba solo
en su celda psiquiátrica,
el mismo que quiso
hacerle un catéter
al niño de nunca jamás
pretendiendo traer los aromas
que alguien nos roba
a punta de tiempo.

Ha muerto Leopoldo María Panero,
y repiran dudosas conciencias,
molinos de viento,
el traje impoluto de los domingos.

Ha muerto el poeta,
mas no su saliva
llenando las frentes sombrías
de clara verdad
y honesto vivir.

Tras la valla del muro,
alejado,
fue el más sensato
de los desheredados,
el diente afilado,
el miembro erecto
del verso del mundo,
la voz que gritó:

"Hembra que entre mis muslos callabas
de todos los favores que pude prometerte
te debo la locura".
leer más   
17
8comentarios 106 lecturas versolibre karma: 111

¡A la papelera!

Porque sucede el tiempo de invierno
y las primeras flores de los almendros
riman con la niebla y la escarcha

(¡Joder, Esteban! Querías decir sobre su sexo
¡A la papelera!)

… de los almendros riman…
sobre tu sexo, como riman las pieles
cuando nada esconde el deseo y cada segundo

(¿Cada segundo? ¿Cada segundo? No me vengas Esteban
ahora con el existencialismo ¡Estás espeso!
¡A la papelera!)

…cuando nada esconde el deseo y hay un ámbito de certeza
sometiendo la inercia de la fuerza y la ternura a

(¿fuerza y ternura? ¡Joder! Pero tío ¿Qué te ocurre?
¿Así amas? Si en realidad quieres decir
que estás sujetando sus manos y viendo cómo sus ojos
van pidiendo el ritmo de los siete mares
¡A la papelera!)

¿De los siete mares? ¿Siete mares? ¿Aquí quién está amando?
¡Déjame en paz!

…van pidiendo el ritmo de todo lo que baila la inconsciencia

(¿Inconsciencia? Estás mal hoy Esteban ¡Muy mal! ¡A la papelera!)

¡Déjame en paz!

…de todo lo que baila la inconsciencia…
entre hálitos salvajes que derraman la única verdad,
porque puede que los sentidos sean algo
que haya que buscar dentro de lo peor de nosotros
y amar matando lo que se vive y tirarlo
a la papelera donde sólo estamos nosotros, doliéndonos.

(¡No me gusta! ¡Tíralo!)
5
sin comentarios 28 lecturas versolibre karma: 80

La locura del que se autoproclama poeta

El ego crece verso a verso,
estrofa a estrofa,
poema tras poema.

Mi boca golosa se relame,
con mis malas rimas.

Soy poeta, me digo,
él mejor que hay,
los otros tuvieron suerte,
entre palabras combinaron ocho en dos versos...
y no suenan mal.

No les envidio, pero
son planos e inocuos, insípidos.

Comer una patata cruda
es mascar sus poemas,
no siento sus emociones,
no soy partícipe de sus historias.

Somos Whitmans en plural,
Nerudas y qué sé yo qué más.
Somos estúpidos atados a una pluma,
desplumándonos en la acción de rimar.

El sentimiento del poema hace tiempo que fue dicho,
los innovadores ya murieron.
No pretendas ser alguien, cuándo rimes,
no pretendas ser un mito, un extraño.

El que rima solo puede ser él mismo,
todo ha sido tratado, así que si has de hablar,
hazlo, pero bajo...
si has de hablar dime...
¿cómo eres?
cuéntame tus males, en un tríptico abstracto,
nárrame en verso la muerte y el amor, que es la vida.

Si has de hablar... no calles, cuéntamelo todo,
soy el papel y la pantalla,
soy el ojo extraño que te lee y siente,
pero no seas el que se autoproclama poeta, no seas ese loco.
leer más   
14
10comentarios 122 lecturas versolibre karma: 108

No habita en mí

Eres la pluma sin tinta, un “adiós” disfrazado de “hasta luego”,
el pecado cometido que nos acerca al Edén,
eres paz, eres guerra, eres herida, eres consuelo,
lo que uno siempre desea y nunca tiene.

Eres esencia, eres identidad,
maestra de poetas que no se atreven a rimar,
hielo que quema, velo de seda,
pájaro que canta por no volar.

El verso que nadie desea leer,
pero que todos quieren escribir,
Dulcinea del suburbio, amante de los idiomas,
volcán que no erupciona, vaivén del desvivir.

Eres idea, eres melodía,
eres aquello que anhelo todos los días,
vela de mi barco, botón de mi saco,
redefines a cada paso mi concepto de poesía.

Esencia, la esencia es el alma en carne y hueso,
el beso que nunca he de olvidar,
la columna de mis renglones en el poema que llamamos “vida”,
corazón y razón juntos, el poeta que escribe por no poder cantar.

Esencia, cornisa de una copa vacía,
ausencias que no se aguantan,
escritor de madrugada,
vida y muerte hechas parrafada.

No tengo esencia, no tengo definición,
pues adoro los ruidos de mi cabeza en el silencio,
no tengo esencia, porque por más que me describa en letras,
jamás podría elegir entre uno de mis versos.

Hay algo que me queda por hacer:
escribir, tachar, escribir, tachar, rezar, escribir.
Pues no me debo a la escritura de letras al azar,
pues no me debo más que a mi esencia, aunque no sea esencial.

Todavía quiero, todavía siento,
todavía espero, por lo tanto todavía miento.
“Lo esencial es invisible a los ojos”, escribió alguien que he de admirar,
Pero, ¿qué sabrá él de esencial?, si nunca te vió marchar.

Mi esencia lleva nombre y apellido,
unos labios sabor amargo y un cabello desteñido,
unas piernas que van del cielo hasta el infierno
y solo así puedo yo encontrarme conmigo.
leer más   
14
8comentarios 90 lecturas versolibre karma: 117

Poesía

Poesía se llama
el arte de versar la vida
de rimar tristezas y alegrías
de dedicar estrofas
a las heridas de tu alma
versos al amor de tu vida
palabra a palabra
contando tus tormentos y alegrías.
12
6comentarios 134 lecturas versolibre karma: 104
« anterior123456