Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 199, tiempo total: 0.023 segundos rss2

Converso

Viajo en el autobús un día más,
temiendo no volver a verte jamás.

Componiendo este Jotabé, en verso,
en endecasílabos puros inmerso,
que dirá que el amor sigue tan terso
como el día en que de ti fui converso.

Y así en este poema ando metido
sublimando todo ardor contenido.

En rimas, con tu ausencia, trocarás
purgando de pasiones lo perverso,
de tanto fuego como estoy henchido
leer más   
14
9comentarios 73 lecturas versoclasico karma: 106

Almas rimadas

Entre los arcos del claustro
se observan pasmadas.
Lo saben: son almas rimadas,
de texturas forjadas en vidas pasadas.

Peregrinan en distancia,
cautelosas acciones,
gratas sensaciones: conectadas.

Equidistantes miradas:
nostálgicas, soñadoras, embriagadas…
¡Férvida melodía en palabras imantadas!

El cielo reflecta un misterio.
Las flores exhalan fragrantes hologramas:
seducen el aire,
pomposo deleite
se instala en sus mentes.

En la galería clavan sus pisadas.
Él franquea el jardín,
sonríe: en el pozo la espera.
El agua cristalina gorgotea la misiva.
Ella recoge los bajos del vestido
verde infinito.
Salta el escalón, avanza frugal y etérea.

Son almas rimadas,
en medio del cosmos halladas.

Marisa Béjar.
leer más   
11
8comentarios 71 lecturas versolibre karma: 80

Rimas de Invierno

Perfecta entre tus labios la mesura,
consonante la rima en tu cadera,
sin ti yo verso roto, estrofa huera,
echo de menos tu voz... y tu cintura.

Ni una sílaba falta en tu figura,
tu ritmo tan pausado me acelera,
y ni en la eterna distancia se modera
mi amor que tras tus besos se apresura.

Tu más bello poema, tu ternura,
la rima siempre fiel, siempre a tu vera,
moribundo entre tus versos reviviera...
¡qué regalo disfrutar de tu hermosura!

Juanma
leer más   
17
12comentarios 178 lecturas versoclasico karma: 96

La poesía

Era la más alta de su clase
y luego se quedó estancada.

Le vienen a la memoria
imágenes de cómo Oscar Wilde
le daba vida a las palabras
tal como ella jugaba a las muñecas.

Afuera, las rimas golpean los muros
a rimo de Hip-Hop.

No sabe a qué hora ĺlegará
su pobre hijo,
y si vendrá con versos que merezcan un beso
o hecho un poema,

roto,
fuera de sí,

por la escalera violenta del mundo que niega
ascensores al cielo.

Y ahora, en la televisión,
ahora que el mundo puede imaginarse
sin haber leído nunca poesía,

ella mira,
impotente,

cómo arrasa el nuevo anuncio
de un clásico perfume.
leer más   
15
8comentarios 151 lecturas versolibre karma: 108

Léeme poesía poeta

Léeme poesía poeta,
incita mi alma con prosa,
róbame besos entre versos,
regálame tus rimas con una rosa.

Déjame ser quien te inspira,
esa musa por quien suspira,
y coquetéeme con café y cadencias
haciendo metáforas con ocurrencias.

Cuenta las sílabas y explícame,
como me robas la atención,
como te robaste mi corazón,
plasmando letras con esa intensión.

Dame un abrazo con líricos,
una sonrisa de primavera como el Haiku,
algo de gótico con ángeles negros,
y un soneto que hable de nuestro recuerdos.

Regálame un recital de tus letras,
ponle la música de fondo que adoro,
muéstrame cómo se hace un madrigal,
y acompáñalo con una caminata en el rosal.

Hagamos un dúo poético,
de esos que hacen incendios,
Combínalo con tus cuartetos,
que yo completo con tercetos

Las letras de mi alma.
12
2comentarios 99 lecturas versolibre karma: 82

Almas rimadas. Tercera parte

La palmatoria es mi aliada;
volutas de humo serpentean mi alcoba,
gráciles sombras reclinadas en mi cama
susurran tu morada
Por ti salgo de madrugada
con capa bordada de escenas almibaradas.

Sin mi alma rimada
Mi vida es un tugurio,
inmisericorde y de mal augurio.

Te espero en la estancia amurallada;
el claustro que arropa nuestras miradas,
donde el licencioso tacto en muselina
deviene en magma la piel entretejida.
Divina glotonería
que abruma al espía.
Crisol de amor
que miscelánea oración
reverbera en el extrarradio;
fragor insomne y sublimidad en el goce.

Mi alma rimada;
contigo siento el alma mimetizada,
y no puedo desandar el camino,
ni arriar las velas del navío.



Marisa Béjar, 04/11//2017.
leer más   
9
4comentarios 96 lecturas versolibre karma: 89

Rimar y Medir

Dices Fabio que mi poesía es vana
por no estar por la métrica medida
y que es sólo una prosa presumida
por no hacer con las rimas filigrana

Dices bien Fabio, la rima engalana
y en mis versos le doy la bienvenida.
A veces me resulta muy querida,
si a la idea, que expongo, no enmarrana.

No rechazo la rima bien medida
si al rimarla potencia lo que quiero
y al medirla no queda desleída.

Pero si por medir la pongo huero
o al rimarla se queda muy plañida,
ni métrica ni rima; no las quiero.


Reservados todos los Derechos
leer más   
11
6comentarios 153 lecturas versolibre karma: 56

Sólo sé escribirle a él

Ni poemas ausentes de versos
ni presentes con toques en las rimas.
Ni prosa barrosa con afiladas rosas
ni relatos sensatos como zapatos.
Ni cuentos de había y no
ni historias para tener un fin.
Ni argumento mandatos
ni narro macabro.
Yo sólo sé escribirle a él.
leer más   
10
sin comentarios 130 lecturas versolibre karma: 53

Tengo miedos de toda índole y color

Tengo miedos
cumplidos y parecidos,
enormes y en armas,
deformes y conformes,
arrugados y jóvenes,
simples y triples,
rectos e incorrectos,
tristes y funestos,
incompetentes y con entes,
sucios y tontucios,
vistosos y ansiosos,
arrumbados y burlados,
indeseables y confiables,
arrojados y cagados,
asilados y clonados,
naturales y anales,
orgullosos y dolosos,
mitigados y centrados,
aburridos y bruñidos,
facturados y diezmados,
desnudos y faldudos,
errados y morrudos,
femeninos y caninos,
madrigueras y quimeras,
satisfechos y desechos,
inmaculados y subyugados,
modestos y compuestos,
calientes y crecientes,
desaparecidos y creídos,
admitidos y urdidos.
Tengo miedos
muy míos,
reales e imaginarios,
que a veces riman.
leer más   
10
5comentarios 176 lecturas versolibre karma: 64

Almas rimadas. Segunda parte

Almas rimadas,
retozan abrazadas.
Suspiran,
respiran: éter de ambrosía.

Ella:
¿Por qué siento nostalgia?
¿Acaso hubo vida en distancia?

Él:
Mi bella, mi amada. No sé dónde andabas…
Mi alma era escarcha,
mi paz es tu aura.

Ella:
El pozo: insigne y glorioso,
deviene el frío en estío.
Mi vida ¿dónde está?
¿Aquí o allá?

Él:
Sólo tú lo sabrás.

Un halo espartano
atrapa el espanto.
En el claustro
las flores germinan
divinos mantos policromados,
lecho prodigioso,
sueños deleitosos…
No regresan,
se besan.
Náyade sella la estancia.

Marisa Béjar, 08/06/2017.
leer más   
13
9comentarios 185 lecturas versoclasico karma: 98

No Puede Ser Poema, Pero Si Una Historia Rimada

Tenía un sueño imposible,
el amor de una doncella
tuvo que luchar por ella
y resultar infalible.

Mérito no es pelear
sí eres constante y tenaz
pero farsante y mendaz
en el arte de engañar.

Así ganó a la doncella
con sus mentiras urdiendo
a la ingenua iba rindiendo
y se desposó con ella

Día a día la inocente
los embustes que decía
por completo le creía
ay niña! cómo te miente.

Decía que era su amor
su reina siempre sería
que no necesitaría
cantarle otro ruiseñor.

Su amor y fidelidad
a sus pies él le pondría
jamás nada faltaría,
lejos la realidad.

Quería ser desdeñosa
y no podía, su oído
también había perdido
con su lengua ponzoñosa.

De amor eterno le hablaba
que hasta las mismas mimosas
se ponían tan celosas
de la vida que brindaba.

Juramento de ese amor
que cada vez que él fallaba
ella siempre lo intentaba
olvidar su gran dolor .

Con la tristeza a sus ojos
las lágrimas asomaban
en seguida se enjugaba
con sus sueños de despojos.

Mil y muchas maravillas
una y mil veces urgió
pero solo consiguió
lágrimas por sus mejillas,

Unas las secaba el aire
otras el sol reflejaba
viento y sol la consolaban
de ese amor todo dasaire

Así pasaron los años
intentaba sin medida
ser almas que en esta vida
fueran subiendo peldaños.


Esas mismas mentirillas,
repetía con empeño
realizando su sueño,
y el de ella una pesadilla.

Lastimó su corazón,
haciendo un inmenso daño,
con el paso de los años
cansó su fiel corazón!

Cargó la víscera entera
nunca ayudó el "caballero"
de sus sueños fue primero
más ella los vivió austera

Con todo caballo y lanza
nunca llegó a ser hidalgo
más le valía a este galgo
tratar de ser "Sancho panza"

Así terminó este cuento
lleno de amor y mentiras
los sentimientos expiras
si falsedad es talento.

MMM
Malu Mora
leer más   
21
20comentarios 202 lecturas versoclasico karma: 98

Tu la Poetisa y yo el Jardinero ( @Alfjparescritor a duo con @Amalia_Beatriz_Arzac)

Prefiero ser yo el jardinero
para regalarte la más bella flor,
así alegrarte el día con su olor
y el momento sublime y lisonjero.
Ser tú la poetisa primero
y librarme del poema el dolor,
de buscarte palabras de amor
siendo yo el jardinero.

Sólo por hoy y en este día,
que llovizna de alegría
en mi Buenos Aires querido,
recibo de ti esa flor llena de esplendor,
de tus manos displicentes,
trayéndome amor adiarte
de poeta y jardinero.
Son tus letras el sendero
que al rosedal embellecer.

¡Joder! eso sí que es una contestación
aunque solo sea en este día
me llena de orgullo y alegría
y la recibo con gran regocijo e ilusión.
Lloviznas de esas que en tu Buenos aires
yo quiero que caigan en mi corazón
pues no he de darte sino la razón
si por jardinero no me diste desaires
Si por ver en tu rostro en todo ese esplendor,
te llevo con mis manos complaciente
acercándote amor de jardinero paciente,
todo mi jardín a tu paso será un clamor.
Si mis letras son un sendero
¿qué serán las tuyas, autopistas al cielo?
que por escribir poemas no tienes recelo
y que sepas que yo a ti te vi primero.

Con semillas y rosas aromatizas prosas.
Riegas suaves palabras por las verdes veredas.
¿Y tú dices que yo soy la que bien te escribo?
De almácigos tus rimas, fértil sentimiento.

¿Pues sabes que te digo?
que me importa un pimiento
si almácigo mis rimas, como entretenimiento
si me complace leer las tuyas y sigo
pensando que este jardinero es testigo,
de la belleza de tus pensamientos
convertidos en versos con sentimiento,
créetelo pues te lo dice un amigo.
Este florecer de palabras enriquece
el jardín que con sudor cuido con esmero
para decirte todo aquello que considero
todo aquello que por tu maestría te merece.
Y pongo fin a esta charla que continua crece
y que no está pagada con dinero,
pues como he dicho a ti te vi primero
y sé que el título de maestra te mereces


Amalia Beatriz Arzac y Alfonso J Paredes
Derecho de los autores reservados
9
5comentarios 77 lecturas colaboracion karma: 87

Rimas de Invierno II

Fiesta de la bruma en el invierno.
Melodías sin sonido en el salón.
Mi alma merodeando en el infierno.
Ayer quise arrancarme el corazón.

Basura de por vida bajo alfombras.
Un beso caducado en un rincón.
Caricias convertidas ahora en sombras.
Tu ropa amontonada en el cajón.

Juanma
leer más   
14
6comentarios 112 lecturas versoclasico karma: 92

Natsukashi

Por camino de albas ella venía,
con el perdón de los antepasados
presionándole los hombros y los pies,
anegada de diluvios.

Me sonreían sus pestañas tristes
mientras sobrevolaba
con mirada de ibis negro
el alrededor de mis sombras,
acariciándolas con su meñique,
cancelando con un gesto mis deudas,
disponiéndome a alzar el vuelo
entre la narración de sus vidas.

Ella me rellenaba con mil historias,
con leyendas del aviador
para siempre extraviado en su selva,
con el por qué fascinante de su nombre,
me contaba del tormento destructor
de un volcán sepulturero de huertas feraces
y de la inocencia de los engañados,
me explicaba cómo eran
los jardines maldecidos e invadidos
por la hojarasca asesina de las ánimas,
y de como la sangre enamorada
regó su tierra virgen.

Yo la escuchaba,
con su acento
tramaba un remolino comprensivo
dentro de mi pecho,
su voz se conformaba
en traste de guitarra afinada de aventuras,
y así ella llenaba mi día
con el helio cálido de sus misterios,
hasta completar el círculo
en albas próximas
dictadas por la voz de los antepasados.

La veo ahora como cuando era nube
transformada en lluvia de los trópicos,
cielo de Primavera rabiosa
y de dos Lunas fluctuantes en crecimiento,
la veo como cuando mi antojo
era la superficie de sus suspiros,
cuando una brújula enloquecida
giraba sin pudor en su vientre,
cuando en un tictac
circulaba prisionero en su segundero de bronce,
y su boca hurgaba en nuestra selva
dibujando la frontera de mi aposento,
hasta que alcanzaba a convertirme
en el cristal de los prodigios.

Sembraba de migas de pan mi laberinto gozoso,
siempre indicaba sobre mi piel
sus señales y mis sendas
mientras yo impulsaba con letra cursiva
la incubación de su cintura,
clamaba por mis labios
queriendo recitar rimas insaciables
descamisándome con su aliento dulce,
me hacía redactar sobre su espalda
palmo a palmo la alegría,
siendo yo la huella táctil
de su lenguaje de mujer sin miedos.

Pido hoy que en sus manos se disponga
la intimidad de los libros libres
y que un paraguas rojo guarezca el amor
allí donde lo encuentre.....
leer más   

etiquetas: amor, mujer, adiós vida
3
2comentarios 13 lecturas versolibre karma: 50

Cortando el tiempo

Si cortar el tiempo pudiera
contener para no volver,
a cometer de igual manera
errores que no quiero ver.

Al mirar desde la barrera
naufragar toda mi ilusión,
olvidarlo es lo que quisiera
y empezar con toda pasión.

Contemplé desde lo profundo
el devenir de una canción
y olvidé los males del mundo
para empezar sin desazón.

De risas y jolgorios lleno
el tiempo vacío y torpón,
más corto se me hace por bueno
y por bueno lo hago nación.

Que rimar tomo por bandera
sin maletas quiero caminar,
desde lo alto de la escalera
busco el horizonte otear.

Caminando en collado hallare
versos con rimas de pasión,
ritmos que las cuitas quitare
medidas a la perfección.

Diría la estrofa primera
a modo de aliteración,
pero no de cualquier manera
sino empezando la canción:

Si cortar el tiempo pudiera
contener para no volver,
a cometer de igual manera
errores que no quiero ver.

Repetir errores inmundos
es una misión que evitar,
reunidos poetas vagabundos
incansables van a luchar

Que rimar tomo por bandera
sin maletas quiero caminar,
desde lo alto de la escalera
busco el horizonte otear.

Poetas cercanos, futuros,
feos, poetas de postín,
derribaremos gruesos muros
y ponerle al pasado fin.


Fdo.: Alfonso J Paredes
Todos los derechos reservados
Safe Creatave/Copyright
10
4comentarios 83 lecturas versolibre karma: 102

El errante trovador

No busques rimas,
lee con calma,
es mi alma que juega a huir de la soledad,
contigo

Aquí en verdad,
no hay poesía,
aunque igual que un niño a una mariposa,
la persigo

Si crees ver una canción desnuda,
en mi voz,
al instante,
es otoño en el jardín del hada mística,
amante

Soy un truhán seductor,
sutil discurridor de la metafísica mutante,
un paladín del amor…
…el trovador errante
leer más   
12
7comentarios 95 lecturas versolibre karma: 107

Soneto Alejandrino a @MiguelAdame

De catorce los versos, solicita mi Adame
encantado en su reto, ¿combinare soneto?
arrimado con ritmo, me complace obsoleto
estropicios sin cuitas, el cuarteto dejame.

Mas comienzo el segundo, y del primero alejame
que Miguel el que implora, embellecerle un soneto
y por más que lo intente, es imposible por quieto
acullá que lo implore, por terceto asomame.

Empezando terceto, Miguelillo alegrome
contentado quedame, entrelazados los versos
y rimando con ritmo, por soneto agradome.

con segundo terceto, Don Miguel enredome
por Adame el esfuerzo, de contentos inmersos
acabare el soneto, complicado saliome.

Soneto Alejandrino incluido en el libro del autor "Y en el fondo te digo", Fdo .por: Alfonso J. Paredes
Todos los derechos reservados y registrados en el Registro de la Propiedad Intelectual
CEDRO, SafeCreative/Copyright
12
7comentarios 72 lecturas versoclasico karma: 112

Amor constante (Sextina)

Amor al dulce beso de tus labios,
y al celestial llamado de tu alma,
fui presta como cantarina ave,
cual mariposa destellante bella,
que vuela muy radiante presurosa,
al nido que le dio amor constante.

Yo quiero amarte siempre muy constante,
yo busco, la ternura de tus labios,
y amarte muy feliz y presurosa,
tocar las extensiones de tu alma.
Yo soy tu blanca mariposa bella,
tu tierna dulce, delicada ave.

Amor, en las ternuras de esta ave
encontrarás sinceridad constante,
los lazos de cordialidad tan bella;
el dulce destilar de rojos labios,
que en suaves melodías de mi alma,
ya quiere amarte pronto, presurosa.

Me dejo seducir y presurosa,
voy a tus brazos presta como el ave.
Tú tienes los secretos de mi alma,
quisiera darte ese amor constante,
sellarlo con un beso de mis labios.
¡Yo soy tu mágica princesa bella!

Tierna gacela, tan hermosa y bella,
que va por esos prados presurosa.
¡Yo quiero la dulzura de tus labios!
Que besan cual las plumas de un ave,
en puro amor, tan claro y constante,
que envolverá de rosas a mi alma.

Ya siento los destellos de mi alma,
preludio de la noche clara, bella,
en que tu amor será pasión constante;
y yo te buscaré tan presurosa,
en esas alas de la frágil ave,
que añora siempre, ávida tus labios.

Yo por tus labios, te daré el alma,
pues soy el ave, que radiante bella,
muy presurosa, te amará constante.

*Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados.

La sextina es una composición poética integrada por 39 versos de arte mayor, normalmente endecasílabos, estructurados en seis estrofas de seis versos y una contera final, de tres versos. (Es muy laboriosa)
Las seis estrofas que, con el terceto final, conforman la sextina, carecen de rima, pero cada uno de sus seis versos acaba en una palabra-rima (preferentemente un sustantivo llano y bisílabo).

Estas seis palabras-rimas finales de cada verso, se irán repitiendo en las estrofas siguientes alterando su orden, pero siempre siguiendo una misma ley: las tres primeras palabras-rimas "bajan" para hacer "huecos" entre ellas de modo que la primera pasa al verso segundo, la segunda pasa al verso cuarto y la tercera baja al verso sexto. Quedan por tanto, tres versos libres, el primero, el tercero y el quinto, que son ocupados por las tres palabras-rimas restantes en orden inverso: la sexta en el primer verso, la quinta en el tercero y la cuarta en el quinto. Aplicando esta regla de colocación se obtiene el siguiente esquema:

ABCDEF – FAEBDC – CFDABE – ECBFAD – DEACFB – BDFECA
Si se volviese aplicar la regla se volvería a obtener el orden de la primera estrofa (ABCDEF).

**En el terceto final se repetirán las seis palabras-rima de forma que las palabras-rimas aparecen a mitad y a final de verso siguiendo el mismo orden que en la primera estrofa, es decir, AB, CD, EF entendiendo que A está en mitad del primer verso y B a final del primer verso, etc.
leer más   
4
5comentarios 35 lecturas versoclasico karma: 71

Malas noches

Subió a las alas
de aquel viento azabache
aquella noche
de oscuro resplandor,
el ser durmiente
que aún duerme en la piedra
su arcano sueño;
sueño negro de luz.
Guijarro blanco
la luna mustia e hirsuta
dormía oculta
bajo sábana oscura.
¡Relincha un astro!
¿Y será el firmamento
un ancho establo?
Un establo inmortal.
Dardos letales
lanzas o pesadillas,
se vive o muere,
sacrificio en la roca,
árido lecho;
y el firmamento todo
es la impasible audiencia.




~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
Métrica 5-7,5-7,5-7....5-7-7
Similar a un Chöka
pero con sobredosis
de rimas asonantes ;)

@AljndroPoetry
2018-jul-16
leer más   
23
24comentarios 150 lecturas versoclasico karma: 94

Pensando en ti

Te pienso , y mientras lo hago voy disipando las tormentas de mi mente cuando encierro los te extraño en algún verso mal logrado que desecho esperando algún te amo que me haga rimar palabras que no entiendas ,porque cuando me faltas mi mano suele escribir entre sollozos.Te pienso y a la espera de la luna que prometió llevarte mis caricias y ponerlas en tu almohada sigo rimando palabras hasta convertir tu ausencia en poesía
leer más   
11
sin comentarios 85 lecturas versolibre karma: 104
« anterior1234510