Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 418, tiempo total: 0.021 segundos rss2

Otra vez

Yo buscaba la manera
de deshojarme el frío,
pero sólo encontraba
palabras rotas
y sombras abandonadas.

Yo me daba la espalda
y miraba con los ojos de nadie
porque no tenía dónde estar.

Así explicaba mi soledad.

Tú, que no entendías de remiendos,
viniste, sin saberlo, una noche
a recoger los cristales
de mi alma.

Ahora,
tengo miedo
de quererte
por miedo
a romperme
otra vez.


©Alejandro P. Morales.
leer más   
6
sin comentarios 24 lecturas versolibre karma: 86

Insectario

El apartamento es pequeño,
lo sé,
aún así el pasillo parece no tener fin,
lo ando, ando, ando,
siempre girando en ángulo recto,
siempre subiendo y bajando,
aunque no haya escaleras,
andando sobre un suelo de mosaico
sin fregar,
de baldosas arabescas, quebradas,
rotos por los que adentrarse
como por una puerta abierta,
empujado por la curiosidad y el miedo
de visitar la consulta del dentista.
Hace años que vagabundeo
por mi pequeño apartamento
y todavía hoy me confundo,
tres veces he pasado ya por la cocina,
he acabado en el salón,
veinte fotos cuelgan en sus paredes,
alienadas, enmarcadas,
veinte retratos de los propietarios,
antiguos, viejunos,
son rostros verdosos, fluidos,
tienen todos ellos rostros de larvas,
todos iguales, y todos distintos,
los retratos familiares así colgados
parecen pequeños insectarios
de un museo de ciencias naturales.
Sigo caminando,
otra grieta, otra puerta,
escaleras que suben, suben una planta,
una segunda, y hasta una tercera.
El apartamento sólo tiene un piso,
lo sé,
pero yo ya he subido tres,
hasta donde la bruma y vació
gatea sobre las baldosas de arabescos,
donde ronronea el aire espeso,
se acurruca contra mis piernas,
y maulla,
maulla el aire húmedo
repleto de sardinas, que arde,
es una fogata, una barbacoa
de mil escamas centelleantes,
están pegadas como si fuesen cuerpos siameses,
una pared de pescado chamuscado
en un patio de pupitres vacíos
vigilados por la mirada triste de una vaca,
el tubo digestivo desnudado de una paloma disecada
le hace de corbata.
Al fondo un tatuador en traje gris rodeado de papeles
el brazo, me exige,
el brazo le ofrezco,
x1244913S
así me matricula, esta es mi matrícula,
grabada en el reverso de la mano.
Se retira,
me retiro,
me divido
sin multiplicarme
en un intento de existir como juventud sin vejez,
de vida sin muerte,
de cucharas de aceite bajo la lengua,
de días de retención
sin orinar
por probar remedios
contra la nostalgia.
El apartamento es pequeño,
lo sé,
aún así el pasillo parece no tener fin,
lo ando, ando, ando.


*
leer más   
10
13comentarios 111 lecturas versolibre karma: 92

Sepia espectral

Va rodando por mi piel
la tinta mojada
removida por una tempestad de tiempo
de las páginas que dejaste
consumiéndose en la sal
sumergidas en las entrañas de un volcán.

Se sueltan como polvo
las letras de tu nombre
y se desvanecen mis dedos
tratando de retenerlas.
Mi mundo se torna sepia,
se hacen mudas las ventanas
quedando sepultadas
con una tormenta de arena;
ventisca de ayeres rotos,
estalactitas de miradas
tus miradas momificadas,
las que no he dejado salir
de los atúdes que guardo
entre mis manos cerradas.

Sin pensar
voy dejando que el viento
teja redes con tus caricias
enredaderas
de hiedra venenosa
que me enrojecen el alma,
me hacen caer en la trampa
y me succionan el silencio
robándome los gritos,
el aire, la calma.

Una fosa oscura
con tus manos en las paredes
a las que intento asirme
pero una vez más
me dejan caer.
Los fantasmas de tu nada
me miran con sus caras largas
y me aceleran el pulso
porque desaparecen;
como parpadeos
prenden y apagan los faros
de mi necesidad de ti.

Y duele,
porque aunque abro los ojos
y el mundo de nuevo es azul,
sé que detrás de mis párpados
eres real porque fuiste
el cementerio de mi paz.




Dee Dee
May.17/2018 - 22h
leer más   
14
14comentarios 110 lecturas versolibre karma: 108

Vidrios rotos (PARTE II)

Extraña sensación de caminar descalza entre vidrios rotos,
no es tan doloroso como tus palabras.
El filo de los vidrios son música que inspira,
quizás el dolor se volvió mi fiel compañera.
La agonía se aferra a no morir entre mis brazos y despierta las más crueles sinfonías,
Soy viajera y he perdido el sentido.
¿Alguna vez han pensado en marcharse y no volver?
Yo sí pero he sido cobarde y una vez más decido quedarme en la monotonía que me agobia y me arrastra a escribir lo que no puedo decir.

Dancemos entre risas sobre mis pobres letras y al terminar la jornada te invito una cerveza para no sentirme tan burlada.
¿Aceptas?
leer más   
4
sin comentarios 48 lecturas relato karma: 36

Una señal ¡

Mis lágrimas están contenidas en un odre.
Cada paso que doy, no lo siento, huyen de mi propia sombra.
He perdido la orientación.

Mi sol se ha quedado inmóvil como en la tierra de Jericó. Pero no siento calor.
He perdido el horizonte dibujado con sueños que prometían ser realidad.
No los puedo alcanzar.

El cielo me ha lanzado una escalera, me pregunto si yo debo subir o esperar a alguien bajar.

Mi corazón tiembla y me pide piedad, un momento de relax.
He dejado de hablar, mi garganta tiene vidrios rotos y mi alma en trizas está.
En la noche me refugio y duermo en posición fetal, abrazada a mi almohada,
escuchando las voces del infinito y recordando el lugar en el que nunca sola me sentí,
pero mi madre dijo que no me podía quedar allí, porque la vida es sagrada y hermosa,
pero con sabiduría del cielo hay que saberla guiar.

Señor Mío¡ Magnifico tu nombre porque en el dolor también hay que saber alabar.
Que tú no eres más que sabiduría, poder, justicia y eres Amor,,,
oh mi Dios, derrama sobre las almas abatidas y corazones quebrados un
hálito de tu magnifica bondad.
Porque la vida aquí en la tierra es maravillosa,
pero con dolor es complicado encontrar la verdad.

Dime señor si yo debo subir o esperar a alguien bajar... Dame bondadoso señor una señal ¡


Letizia Salceda,,,
leer más   
12
16comentarios 122 lecturas versolibre karma: 106

Y todavía... por ti

Tengo 1/2 centavo
de ilusiones frías,
2 gramos de ungüento
para raspones del corazón,
y 4 bolsillos vacíos
de promesas rotas;
sí, de esas,
con la etiquetita
de parasiempre...

(por cierto
al sol del último verano
todavía le sangran
las cicatrices)

La miel de tu boca
todavía destila
gotitas
en algún panal escondido
en alguna gaveta
o en algún armario
del que ya no tengo memoria.

Si alguna vez fuiste mi Dulcinea
habrá sido
en algún lugar de la Mancha
de cuyo nombre
ya no quiero acordarme...

Las sombras siguen allí
(disfrazadas de fotones),
se ocultan en alguna arista
de los rayos de sol
que a veces se cuelan
por la ventana de mi alma.

La luz,
o la luna
(o quizá una luciérnaga)
sigue tropezando conmigo;
en los pasillos de la vida,
en los pliegues
de la sonrisa
de un soplo de viento,
en el tímido beso
de alguna hoja que muere,
en el guiño
de alguna tarde de colores,
en el cálido vientre
de una noche serena,
en los tibios pechos
de un amanecer;
mas yo,
sigo buscando ese rinconcito oscuro
que todavía sabe
que todavía huele
que todavía late
que todavía se estremece
a ti/por ti.




~~~~~~~~~~~~~~~
@AljndroPoetry
2018-mayo-15
leer más   
20
22comentarios 159 lecturas versolibre karma: 98

Restos de ti

A mí me han dado
un corazón
que busca consuelo
en las cosas olvidadas.

Por eso,
siempre escucho
el silencio apagado
que obstruye mis arterias.

Mis huesos rotos
de amor y odio,
son restos de ti
que quedarán en mí
para siempre.

El peso agotador
de tu jaula vacía,
-tu amor-,
es como una lluvia
que me desangra
a borbotones.


©Alejandro P. Morales.
leer más   
15
14comentarios 95 lecturas versolibre karma: 108

Golpes en alma a las tres de la madrugada

Golpes en el alma a las tres de la madrugada
como espadas
como lanzas afiladas.

Sacudidas que cortan el aire
con grandes espacios abiertos,
llantos contenidos
y esperanzas carbonizadas...

Una falta de todo para mirar al frente
y un derroche de fuerza
para andar sin perder el equilibrio.

Noches rotas
desgarradas por una realidad pérfida
que no se oculta
que lastima cuerpos y preguntas
que desoye ruegos,
que me inunda.

Grandes dosis de tragedia
que no conocen filtros
que no quieren dar tregua,
que revientan historias y vidas
y esconden reproches sin lengua.

Realidad pura,
soberbia,
ancha,
culposa
que me agarra con sus tentáculos fríos
y me aplasta contra las baldosas frías
de lo que creo mi lugar.

Pesar fino,
casi delicado...
a las tres de la madrugada
en el bloque gris del barrio obrero
en el hielo sucio
que corta sonrisas infantiles
en la espesa bruma de una mentira colectiva
que no pide permiso
para instalarse
en el pequeño espacio en el que habito.
leer más   
15
20comentarios 242 lecturas versolibre karma: 100

Oquedades

Oquedades hay
en el alma,
que nos agotan
y nos desarman.
Tan profundas
como un odio
sempiterno
o un secreto
de amor.
Vacíos que dejan
eterna huella.
Abismos donde
no toca fondo
un deseo.
Turbias pesadillas
de las que no
podemos escapar.
El ser interior
es como una roca
endurecida
por el tiempo.
que oculta
cavidades
donde se cobijan
sueños rotos,
fracasos,
inconclusos
anhelos,
insatisfacción.
leer más   
10
6comentarios 66 lecturas versolibre karma: 101

Verano vivido

VERANO VIVIDO PLATEADO AZUL Y BLANCO. 2010-08-29

I Parte.

Aquella tarde caracolas de mar volaban por el espacio, horas tempranas nos avisan
Al día siguiente el aire sopla de levante, moviendo velas múltiples en el horizonte del agua.
Alto como una torre va Miguelillo por la playa, observa con ojos vidriaos la esperanza
Altanero como una espada y fibroso, camina con pisadas firme sin voz ni palabra
Alguien le dijo al otro lado del océano hay una muralla, llena de enormes piedras
Altas como una torre fuerte y gruesa sin ventana.
Aleteaba con sus manos el loco de madrugada, sus manos giraban alrededor de su cuerpo como un paraguas.
Alas de un pensador lleno de vida sin vida sin esperanza, como el loco de Picasso
Desnudo y orinado mojado hasta los pies descalzo.
Al Dios de los vencidos, un desafío honrado.
Moviendo el Universo plateado.

El viento se cruzaba en mil direcciones limpiando y como un relámpago se iluminaba la calle,
Rostros sin expresiones paseaban sin ruidos
Pisadas huellas indelebles dejaban por el camino
Siempre el aroma de Tánger, en su mente loca de sabiduría pasadas y vivencias comidas
De día volaba el machuelo con sus ojos vidrios, y su plumaje nuevo
Olores a especies de colores tostados y ocres, rostros de bronce iluminados por el Sol

Cuerpos doblados en plata y blanco, y el negro como un regalo desafiando al espacio dorado.
Paredes de tonos azules, nos recuerda a cielos y mares.
Gestos de vida, brillante alegrías cogidos de las manos, energía positiva andando.
Lluvias de verano.

Luz seca abriendo veredas para caminar despacio, dentro del cántaro aguas y aires del pasado, lagrimas desterradas a los océanos.
En la plaza aves y reptiles, el calendario, el reloj, la sombra, se ha parado, Tánger camina lento y despacio.

El profeta andaba y buscaba, su pelo rapta blanco trenzado, cabeza y barba iluminada por el rayo
Sabiduría andando, silueta difuminada, soporte transparente y técnica mixta del pasado y presente
Dejaba una huella de dolor
En el espacio ausente
Entre la palabra la sonrisa y el llanto.

Silencio está cantado el gallo, solo en la alborada, me recuerda a Granada su Albahicin y sus gitanos .

Tornasoles giraban alrededor de su figura y el aire modelaba los árboles quietos
El mendigo lleno de todo y vacío de alimentos, caminaba lento, muy lento
Fuente de saber, universidad callejera con sangre, dolor, y miseria.

La sombra le acompaña y la tristeza es su compañera, truenos apocalípticos destruyen sus sueños, y su libertad se revela, profetas de los desiertos y los mares.
Poner orden en su cabeza, la dejadez, el miedo, golpea sus pies desnudos en las aceras
Es el testigo del milagro de los panes y los peces, y no tiene que comerse, solo sudor y barro a diario le acompaña.
Mañanas sin sombras, acarician sus miserias diarias, vientos de sabores tristes y húmedos en su cabeza,
Profeta de Chaouen
Sol con tormentas
Ser humano abandonado
De dolor y soledades desiertas.

Silencios rotos en estas calles estrechas, la montaña que se toca con las manos y brota de ella el agua, blanca, azul, serena.

La llamada a la oración descalza la conciencia, aunque libres, atados aún tronco florecido con mágicas recetas, creando con el viento caricias en sus manos.

Levitando la tarde ha perfumado sus existencias
Una mano poderosa, les lleva a crear y extasiar, la verdad de una fe llena de esperanzas
Primavera del profeta.

No son candados, ni si quiera son besos ni caricias que nos llegan, son ramas secas vidas enteras, sin fronteras
Tánger dormida y despierta
Media luna iluminada, el verdadero loco de Picasso, viviendo la mañana resucitada
Volveré despacio me sentaré en las puertas y ventanas de Chaouen, en sus silencios me dormiré.
leer más   
4
sin comentarios 25 lecturas relato karma: 48

Cielos Rotos

Vasto silencio.

Ya no hay cristal,
sus alas punzantes
desgarran mi mente
con risas que no entiendo, lejanas
que no existen en realidad.

Y hay tambores
que parpadean
al contacto con mis dedos.
Áspero escenario
y recuerdo entonces
por qué he despertado aquí.

Me has lanzado a la tierra
y ya ves, sobrevivo.
Hay un ave carbonizada
que sobrevuela las ruinas
y se alimenta del dolor descompuesto.
Me cubro.

Decido que puedo volar
y sé que hay lagos de luna
donde puedo danzar.
He aprendido a refugiarme
pero ya es hora de partir,
y empezar, y vivir.

Levito...
lentamente me elevo
para salir sigilosa
de esta coraza rudimentaria
que me he construido con cielos rotos.




Dee Dee Acosta
May.11/2018
leer más   
17
10comentarios 71 lecturas versolibre karma: 97

Inédito "Uno"

Que fácil es escribir poemas carentes de realidad alguna. Cuando la realidad es cruda, buscamos la manera de sembrar un jardin de flores en tierras infertiles, donde por cuestiones de la naturaleza no hay vida que pueda aflorar en esas tierras. Sin embargo, nuestra insistencia es tan grande que buscamos cosas en lugares que simplemente no las hay: Amor en corazones rotos, paz en la guerra, vida en la muerte, verdad en las mentiras y dulzura en la acidez; todo sea por encontrar una salida que nos genere felicidad, aun cuando sea fugaz.
leer más   
5
sin comentarios 26 lecturas prosapoetica karma: 64

El mismo círculo

Y es que siento que vuelvo al mismo circulo
donde no me encuentro,
ni encuentro lo que estaba buscando
que al parecer se reduce a nada
Rodando y repitiendo el ciclo al cual me he acostumbrado
Y me encuentro en el mismo círculo
donde el alma grita de desespero por no escucharla
Donde la desolación carcome el sentimiento de añoranza
Y es cuando no entiendo o,
No entendía el por qué de mi angustia
creí que solo se marchitaba
Por el hecho de no confrontarla
Por el hecho de querer olvidarla y jamás recordarla
Por eso hoy cuando siento que solo la omití
es cuando siento que vuelvo al mismo círculo
cuando creo hacer algo bien
pero no destierro la incomprensión que hallo en mi ser
simplemente por no comprender que no quiero ese
Querer comprensivo que me hace ser algo que
Añoro ser y me aleja más de lo que realmente decido ser.

Mi pregunta existencial y la duda que me corta las entrañas
¿Por qué no aceptar de una vez que soy eso que siempre rechace?
Y es que siento que vuelvo al mismo círculo cuando me comporto
Como la persona egoísta que suelo ser
Cuando soy la persona que tanto odio
que no es más que el reflejo de mis papás
Cuando puedo ser un nuevo libro
y decido ser el peor valorado
Cuando no me amo a mi ser en su esencia
Cuando mi sustancia quiere salir
y la encierro de por vida en mi alma
Cuando busco justificaciones en dudas que no he resuelto
Y que se forman como grietas
De soledad en mi
Y sobre todo cuando siento que el amor que te puedo brindar
No es agradecido conmigo, contigo ni con los demás
Y allí es cuando siento que vuelvo al mismo círculo
Entonces vuelvo a empezar.

El desaliento se invade en mí como un océano sin fin
Me desplomó y es cuando
Lloro
Grito
Me acorralo,
Huyó y me encuentro en el mismo círculo.

Al mismo círculo ya no vuelvo por que ya me encontré
Y encontré lo que estaba buscando
que al parecer eso que buscaba ya lo tenía
y se reducía a todo
Rotando y siguiendo la línea recta de la vida,
sin repetir costumbres del círculo
que en ese entonces era mi vida
Ahora no me encuentro en el círculo
Me encontré en la línea recta
Donde mi alma grita y la escucho
Donde mi añoranza se convirtió en realidad
Y es cuando entiendo el deseo de mi angustia
De romper con las costumbres altruistas
Y egoístas
Que solo querían convertirse en cosas rotas.
Y hoy cuando siento que ya no la omití
Que desenterré eso en mi
Es cuando ya no me siento en ese mismo círculo
De la incomprensión irracional que habitaba en mi ser
Ahora comprendí que realmente
quería ese poder comprender
Ese -no querer- que me rehusaba a ver.

Me encuentro en una línea llamada vida donde no hay
Preguntas existencialistas
Donde nada corta mis entrañas
Por qué no volví al mismo círculo
Por qué fui capaz de entender
Que lo molesto para mí no es más
Que lo molesto que tengo yo
y que no lograba ver por la
Ceguera que causaba mi falta de comprensión
Aprendí a amarlo como un error poco transcendental
El cual es sencillo solucionar
Me convertí
En una persona egoísta solo con mi amor propio
Para llegar al punto de amar con la misma intensidad
La cual me amo a mi antes que a los demás
En una persona capaz de tomar las fortalezas
De sus padres y convertirlas en suyas
Donde los errores solo son una guía
Para solucionar la línea recta
Que decidí emprender como vida
En una persona que es un libro en blanco
Capaz de agregar un capítulo diferente cada día
Y no darlo por hecho todos los días
En una persona que se ama inmensamente como es
Qué no le da miedo mostrar
Su esencia más pura
Por qué no somos lo que recibimos,
somos lo que damos hacia los demás
Por qué ahí es cuando
nos estamos dando a nosotros mismos en realidad
En una persona
que ya no encierra sus miedos y virtudes
Solo les brinda el derecho de ser libres
En el goce de su plenitud para así
No cohibirse por horror a desinhibirse
En una persona humilde
Capaz de aceptar sus errores
Y no arrastrarlos con juicios arbitrarios
Sin sentido
Ahora siento más que nada en la vida
Que no me encuentro en ese mismo círculo
Por qué el amor que te puedo brindar
Es agradecido ante todo conmigo, contigo
Y con los demás
Por eso sé que no vuelvo a empezar,
Solo sigo, sigo y sigo
En mi línea recta que logre crear
Y nombré Mi vida.

El aliento se invade de mi
Como un océano sin fin
Me animo
Y es cuando
Amo
Salto
Corro y sigo mi línea recta.
leer más   
6
1comentarios 21 lecturas relato karma: 64

8 estrellas en peligro de extinción (1era Parte)

Vivimos en una nación de anarquía,
donde se ha perdido el valor de la vida.
Estamos viviendo en la nación del conformismo,
donde los que una vez fuimos, ya no somos los mismos.

¿Pero quién es el culpable de esta realidad?,
ni los rojos, ni los azules, eso claro debe estar.
¿Entonces quién ha causado esta intolerancia a nivel nacional?,
la respuesta es simple: nosotros como sociedad.

Pues nunca nos hemos puesto de acuerdo en qué queremos;
eso, una falla estructural es.
Vivimos los días diciendo “ya veremos”,
y por eso, el desarrollo de las manos se nos fue.

¿Pero de esta locura nos podemos recuperar?,
la respuesta a esta pregunta, con un ejemplo quiero dar:
¿puede alguien de la drogadicción escapar?,
muy difícil si esa persona sigue adicta a los 60 años de edad.

Eso quiere decir que, nuestro país lleva 200 años de caudillismo.
La institucionalidad y las leyes nunca fueron una opción;
y si a eso, le agregamos una gota de populismo,
el resultado será la perdida de los valores ciudadanos y la pasión.

¿Pero con pasión a que me refiero?,
esa pasión de superarnos cada día
y de preguntarnos: ¿cuál método para desarrollar mi país prefiero?
Esa pregunta en nuestras cabezas ha quedado vacía.

Entonces, ¿en qué quedaremos con todo esto?,
fácil, cada día nos ira peor.
Seremos pateado siempre con el pie diestro
de alguien organizado, y cuyas ambiciones nos causen dolor.

Y del dolor somos expertos,
claro, la marginalidad que vivimos, de ello es la razón.
Y lo es, sin importar la raza, religión o el sexo;
y el motivo es que no razonamos sino actuamos con el corazón.

El problema es que nuestro corazón es negro;
la viveza criolla nos identifica.
De nuestros problemas, le echamos la culpa a Juan o a Pedro;
y de las crisis, buscamos negocios ilegítimos que nos benefician.

Pero eso nos beneficia desde lo personal;
nunca hemos pensado en el colectivo.
Lo inmoral, para nosotros es normal,
y aquí, los méritos no son para el que piensa, sino para el vivo.

Y por tal razón, los pensantes cruzan las fronteras;
para ellos, este no es su hogar.
Pues aquí, se hacen con las leyes e instituciones una mamadera,
desde los más pobres, hasta los que buscan gobernar.

¿Y últimamente como estamos gobernados?,
mejor hablemos de otras cosas.
Pues siempre se ha utilizado es un nacionalismo disfrazado,
el cual logró que, los ciudadanos tengan sus esperanzas rotas.

Y ya sea la oposición o el gobierno;
la satisfacción de sus objetivos personales es lo que persiguen.
Por eso vivimos en el mismísimo infierno,
con consecuencias sociales que lograron que Satanás sonríe.

¿Creen qué ya con eso había terminado?,
aún queda mucha tela que cortar,
pues debo comentarles algo que me tiene preocupado,
y es que tengo miedo, miedo por lo que pueda pasar.

Uno de los peores problemas de este país, es la inseguridad.
Temo por mis padres y por mis seres queridos,
pues aquí, los que cometen un crimen tienen impunidad.
Es decir, te asesinan, o es fácil de la delincuencia ser enemigo.

Esta situación la intolerancia la ha provocado;
ella es la causante de esta maldad.
Pues los responsables del dolor ajeno no son enjuiciados,
y por si fuera poco, la política generó en la población polaridad.

Además, la violencia urbana esta incontrolable;
también el embarazo precoz.
La pobreza extrema parece interminable;
y cada día, los ciudadanos que quedan se los come la inflación.

Sé que con estos poemas he sido pesimista,
pero tranquilos, no todos somos así.
Aún queda una minoría que del desarrollo no quita su vista
y a pesar de todo, creen todavía en el país.

Lo negativo es que son un pequeño porcentaje de la población.
Que lastima decir eso, ya hasta me había ilusionado yo;
¿Será entonces que nos ilusionamos con tener un país perfecto?,
“que va, eso es una fantasía por eso no perdamos el tiempo”.

Así mismo, habla la mayoría de la gente en este país,
por eso, es muy difícil dejar de ser llamado "Tercer Mundistas".
Pues nadie lucha por ti o por mí,
sino que nos lucramos temporalmente, y somos muy materialistas.

Por otro lado, estos poemas los escribí desde el 2017;
año bastante complicado.
Pues solo los que lo vivimos, sabemos lo que se siente
vivir cada segundo como si estuviéramos atrapados.

Es decir, en ese año nuestra amiga no era la paciencia.
Pues solo, imaginen vivir cada día en una jaula
con millones de situaciones ahí inmersas,
que hacían que del desespero te arrancaras poco a poco el alma.

Esa impaciencia, nos obligaba a ser desterrados de los hogares,
al ver constantemente tantas injusticias.
Además, de la impotencia de no sobrevivir a tantos males sociales,
observando también, como muchos actuaban con tanta desdicha.

Entendamos que, nuestro problema no es coyuntural,
así que debemos ir un poco más allá;
comprender que, nuestra problemática como país es estructural,
eso es lo que debemos pensar y considerar.

Porque si conocemos a fondo nuestro problema,
tarde o temprano llegaría la respectiva solución.
Pero como aquí, se espera todos los viernes para una tomadera,
por eso siento que, escribir estos poemas no tuvo sentido o razón.

Cabe resaltar que, nuestros oídos son muy sordos,
y nuestra vista tiene extrema ceguera.
Pues más de una vez, justificamos vivir mal y tocar fondo,
que criticar a los camaradas que dañan nuestra bandera.

Lo que pasa es que, no percibimos el significado de la libertad;
pues claro, ¿quién dijo que en este país eso ha sido importante?.
Absolutamente nadie, pues siempre se optó es por la igualdad;
es por ello, el resultado de una crisis tan impactante.

Si les dolió lo que les dije, y ¿creen que no tuve piedad?,
tranquilos, ustedes no son integrantes de esta condenada sociedad.
Pues nunca, han cometido esos graves errores en sus vidas;
errores fatales que llevaron a la República a enfermarse de sida.

Por otra parte, Rosenau afirmó que vivimos en la "fragmegración";
yo opino que, este país vive su época de la "totaliarquía".
Pues la anarquía, es notable en el comportamiento de la población,
mientras el gobierno, aplica un totalitarismo como jamás lo había.

¿El resultado de ello?, es un fracaso total
sin embargo, no ofreceré más detalles.
Sólo pareciera que, la ciencia política en este país no puede entrar
debido a voluntades políticas inexistentes por intereses personales.

Por eso, este reto de escribir tantos poemas de 4 líneas cada uno,
para explicar una situación algo irremediable.
Se realizó, para entrar en tu psiquis social como un puño,
que nos daban nuestras madres cuando no nos portábamos amables.

Por el amor a Dios entiendan que los estoy regañando
por eso, pongan de su parte cuerdas de sin vergüenzas.
O al final, sus hijos y nietos no los estarán perdonando,
por entregarles una nación rota en millones de piezas.

Comprendan que, el peor error que puede cometer una sociedad,
es considerar el conformismo como una opción de vida.
Pues él, te arranca la conciencia ciudadana sin piedad,
y es como llevar el país a un acto suicida.

Este país siempre ha sido mal administrado;
todo el que llega, quiere agarrar su parte.
¡Oh país mío como te han robado!.
¡No saben que de todo el mundo, eres la mayor obra de arte!.

¡Pues tú eres pura perfección!.
¡Qué país tan impresionante!.
¡Cualquier recurso mineral que exista, lo tienes a montón!.
¡Y tus paisajes son clase aparte!.

Ojalá, así fuera la población que posees,
que todos trabajen por lo suyo.
Y no sólo que la mayoría en el día planeen
como esperar que el gobierno les de sus insumos.

Por eso, recuperar este país no será fácil,
y llevará bastantes años.
Se requiere de un proyecto de país hábil
que mejore la economía, y reestructure esta mentalidad de antaño.

Sobre todo, cuando la mayoría de los países de nuestra región
alcanzaron un nivel de desarrollo, y de competencia respetable.
Ósea, están pensando sus países para la siguiente generación;
en fin, las prospectivas sociales de estas naciones son admirables.

¿Saben por qué entonces me enfoco en la sociedad?
pues ella, es la columna vertebral para acomodar esta nación.
Si ésta se llegara completamente a desarrollar,
créanme que para este país lo que vendría seria solución.

Fue Douglass North una vez el que dijo:
"el desarrollo de un país se basa en su institucionalidad".
Sin embargo, analicen que la institucionalidad es solo el hijo
y la sociedad, por su parte es la mamá.

Pues de una sociedad desarrollada
nace una institucionalidad fuerte;
al menos así, considero que debe ser tomada
esta premisa politológica, que no fue dicha a la suerte.

¿Saben qué hecho si se puede dejar a la suerte?,
la esperanza de ser un país potencia.
Y no por la herencia latinoamericana, que también lleva a la muerte
sino, por nuestra terquedad de no querer abrirnos a la ciencia.

Imaginemos un país con proyectos políticos no improvisados,
y qué la distribución de la riqueza nos tenga acomodados.
Pero cada ciudadano luchando por lo suyo,
con alto porcentaje de oportunidades para mi desarrollo y el tuyo.

Es decir, imaginemos una nación con políticas planificadas.
Ejemplo, la creación de un tren que nos enlace a nivel comercial;
eso ayudaría al turismo, y a que las mercancías sean trasladadas
además que, generaría bastantes empleos fijos y a tiempo parcial.

Continuará...
leer más   
2
sin comentarios 76 lecturas versolibre karma: 26

Otro punto de sutura

Le dije al mar que según para qué mensajes, es mejor que la botella que arroje esté llena.


Me quedé mirando un reloj con agujas sin sentido,

rodeada de un cementerio de elefantes sin memoria,

pasando la hoja a un calendario de días inciertos.


La cara oculta del amor es liberar el sufrimiento en defensa propia,

masticar los cristales rotos y descubrir su dulce sabor.


Le puse voz al amor para no acallar la herida,

y me quedé con las letras en las manos.


Te escribí el mar y el cielo con la esperanza de ver una revelación en tus ojos,

pero sólo me vi a la deriva flotando en tu iris airado.

No sé en que marea te perdiste,

ni cuándo se hizo Noviembre y abandonaste mi silencio.


Solo sé que tu inclinación al derribo,

no pudo con mi revolución.
20
16comentarios 124 lecturas versolibre karma: 119

Miradas rotas en el último suspiro

Miradas rotas en el último suspiro
solo la noche te cobija en un instante
sin pedirte nada
en un parpadeo te regala sus sombras.

El mundo es largo y sediento
se cansa de morir todos los días
y tú nos mientes
no hacia falta, solo tenías que ser ausente.

Tanto amor
y el tiempo te lleva la cuenta del daño
desperdiciando en sueños
castillos despoblados.

Todos somos iguales
las mismas manos
los mismos ojos
los mismos labios hablando.

Vocablos en un silencio apagado,
es tu verdad infinita
es solo tuya
no hace falta tan siquiera dudarlo.

Evocamos a una memoria hermosa
yo lo recuerdo todo
tus amarguras vacías
tu capacidad de seguir construyendo a cada rato.

Mírate
no tienes nada
solo fragmentos
más sin encambio yo lo tengo todo a mi lado.

No necesito tus aplausos en mi refugio
descubrí el secreto de la felicidad
el propósito de seguir respirando
el poema Perfecto para seguir amando.

Miradas rotas en el último suspiro.

Miguel Adame Vázquez.
El Mute.
02/05/2018.
20
17comentarios 193 lecturas versolibre karma: 108

El gran desván

Miles de frases
rotas por el tiempo
quedan ancladas en algún lugar
demasiado lejano para el recuerdo...
quedan flotando en las calles,
los semáforos,
las azoteas
esperando a que alguien repare en ellas
y puedan volver a ser
en sus momentos de realidad.

Miles de frases,
de suspiros y pensamientos
que partieron en dos la banalidad
para decorar un momento especial de juventud...

Miles de ideas
vestidas con hermosos colores
y excitantes perfumes
que creyeron cambiar el orden de las cosas
y dejaron sus huellas
en los posos del café
de aquellos rancios locales
en los que la luz era demasiado fría
y los besos demasiado calientes...

Y en un ir y venir
de frases aprendidas
y palabras malsonantes
se nos fue escapando el tiempo
y fuimos adentrándonos en un gran desván
que se estrechaba por momentos
a medida que nuestros pasos
se hacían más cortos...
un desván
en el que el único contacto con la vida
era una pequeña ventana
por la que solamente observábamos
imágenes de un pequeño paraíso
bañado de ficticia armonía
en el que ya nadie
sentía algo parecido al apego.
leer más   
15
9comentarios 85 lecturas versolibre karma: 106

26 de abril: El apagón de la primavera

Las quemaduras que gritan en la piel de la tierra no fueron tan profundas para poder hundir el reptar del peligro que quiso dejarme sin camino. Sí, el lobo de Caperucita estaba en lo cierto: manos inmensas para acallarme mejor; para que el veneno de las víboras que me perseguían pudiese tatuarme esa noche Quiero dibujar mis lágrimas con sangre porque me quieren tener silenciada otra vez.

Pentagrama de aullidos rotos por el miedo. Impotencia; impotencia ruborizada cayendo por mis muslos, inundándolos de la vergüenza que más escuece. Inundándolos de esa sal que me marcará para siempre. La víbora me invadió dejando un gran vacío a su paso; un firmamento donde solamente brillan todas las formas del dolor
[…]


Amanecí siendo el ocaso más grande y lloré océanos que no llegarán a limpiarme. Nueve años de cadenas no curarán diez años de eternidades atrapada por este maldito lazo. Ahora tiemblo, ahora solo quiero desangrarme hasta que no queden recuerdos fluyendo por mis venas. Yo quería gritar que no aunque estaba desarmada; tenía muy pocas ganas de ser la valiente que jamás lloraba.
Sabía que sus condenas serían menos que diminutas; diminutas como lo fue mi voz para quienes me ataron para siempre a esa noche. Apagón de la primavera, luto por los desalmados que solo duermen…

Ya no puedo aullar sola.

Solo me quedan dos ojos áridos.
6
4comentarios 60 lecturas prosapoetica karma: 64

A solas conmigo misma

Pedazos rotos
de ídolos caídos,
dentro de mi alacena dormida,
templos en ruinas
arropando macetas
sin flores, rodeadas
de espiral incertidumbre.

Las neuronas se han sensibilizado
con los arrebatos
de mi enjuto tiempo,
estentóreas, descansan impolutas
en sus hamacas,
como señoronas apoltronadas.
Y yo, me he perdido
en mi espacio infinitesimal,
buscando entre rincones
de cuello igneo
cuerpos amorfos,
rastreando mi suelo impío.

Estalla en volcán repentino
mi cocina,
saltos de angeles
de mi vajilla,
que agradecen
el baño de espuma.

Esas migajas que recojo
en volandas
andan jugando al corro,
Las pelusas han disfrazado
mi verde cepillo
con melenas años 60.

Una nube de sueños,
bajan por escaleras celestiales
saltan sobre mi mesa
y pintan mis ojos de estrellas
de dulces melodías,
y siento la música
que despierta
al viejo gramófono olvidado
entre recuerdos obsoletos.

@marian
leer más   
15
17comentarios 74 lecturas versolibre karma: 101

Encuéntrame

saco el corazón a secar
para dejar de llover palabras rotas
a tus pies

siento que me quema la ropa en el alma
pero no hay disfraz que se ajuste al amanecer

encuéntrame
siguiendo las huellas azules sobre las rocas

sabes que mi luna
suspira escalofríos
cada atardecer
leer más   
28
20comentarios 111 lecturas versolibre karma: 135
« anterior1234521