Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 1654, tiempo total: 0.007 segundos rss2

De agua y vida

¡Bienvenida a las aguas bravas
donde el tiempo es lluvia!
-Me dijo una gota de rocío
perdida en este caudal de vida-.


La corriente me lleva a su antojo,
y mi piel se llena de surcos,
arañazos y heridas.
(Un reguerito de sangre se mezcla con el agua limpia).

Aprendo un murmullo sereno
que me cura y me limpia.
Caricias de juntos que crecen en las orillas.
Miradas de peces que van a corriente o a la deriva.

¡Cómo escuece la vida cuando viene de espinas vestida!

Serena la mirada del espejo,
serena la voz que me acuna
y sereno el instante de un regreso que por fin termina.





Hortensia Márquez



Imagen de la película "Cuentos de Tokio"
12
12comentarios 58 lecturas versolibre karma: 159

Nada

Todas las escupideras enamoradas de tus labios
resabios de un amor fraudulento en el hospicio
palabras arrojándose a los precipicios
de los sordos paredones de una sucia sociedad.
¿Que más da?
Un diario mojado para explicar esta vida opaca
la luna que se baja solo para tu sexo encendido
una copa de vino derramada en tu sangre fría
el alma mia que llora la hora de la parca.
¿Que más da?
leer más   
7
1comentarios 23 lecturas prosapoetica karma: 105

Desolación

Me quedé sin Dios,
que es como quedarse mudo, ciego o sordo.
Me quedé sin la sólida esperanza de la verdad.
No quiero estar aquí.
No tolero esta tibia voluntad que hay en mis nervios y en mi sangre.
Las palabras caídas del otoño, mueren en mi soledad.
Yo me quedé mirando la vida, como si yo mismo fuera a resucitar.
Me quedé sin amor,
que es como morirse de hambre, de sed o de horror.
Me quedé sin la sólida esperanza de un beso.

Mi silencio tiene miedo.
Mi alma ya no busca, ni espera encontrar donde abrigar su soledad.
La soledad perdida siempre de otoño y silencio.
Yo soy simplemente un inválido que se extravío de hastío.

Así que decidí quedarme con la esperanza sólida de mi tristeza.
leer más   
13
9comentarios 59 lecturas versolibre karma: 130

Dos abracadabra para Vanesa. (Cartas para ti)

Vives donde la estela del colibrí,
allá por mayo,
ya me susurraron los espejos mágicos.

Vuelas por mi sórdido destino
cada segundo desangrado
si puedo dormir una sola noche
en el vacío con cielo de velas.

¿Quizá fue Errol Flynn?*

¡Abracadabra!

¿Recuerdas?

Ya no espero nada
porque tiré al barro envenenado
la pata de conejo.

Dice el diario
que llueve en Filadelfia,
pero que importancia puede tener
si aquella canción nos atormenta aún.

Hasta donde podré seguirte
por la pasarela de los sonidos blancos
en botellas de plástico
perdiendome bajo una lluvia de tinta verde
y no sale mi sangre helada
cuando me pincho con la espina
de la rosa.

¿Me oyes?

Solo me dejas abrocharme el abrigo
y chapotear los charcos
al arpegio de Hackett*
al cruzar un puente en San Francisco,
en la húmeda y fría noche
de los letargos.

Del tiempo de las misas negras
y los aquelarres.

¿Aún sigues tras la niebla?
O posiblemente en la otra cara del papel.
Puede que también pienses en mi
cuando suena la campana.

"Una pizca de vino y un vaso de cerveza (fría) cariño.
¿Que hora es?" *

Yo si recuerdo...

Fueron. Así fueron
de felices los tiempos que sobrevivían
inundados de caricias
en la flor del amargo.

Otoños de pelo largo
y tienda de campaña,
ocultaban dos limbos revoltosos
y musarañas erguidas.

Eran los días a trescientas horas
de revolcarnos por la hierba húmeda
y fueron los crepúsculos de mordernos el alma
y estrujarnos como naranjas
con furia inmisericorde.

Tus dedos mojados de rocío
pintaban dibujitos en mi frente.
Tu pecho se apretaba en mi pecho
y Batman y Tarzán nos contaban
como es Venecia en primavera,
a las nueve y cinco.*

Como me haces recordar
a la anciana madre gansa*
mientras aspiro el humo-cáncer
del cigarro, que dibuja calaveras y tormentos
en el aire sin oxigeno de este cuarto pálido
enterrado en hielo.

Y ya van por 23* pregonaba sin consuelo
nuestro Phil.

Me enseñas que el cine es para comernos...

y la cinta de casette está gastada
y el viejo piano destila
mil pentagramas de notas tibias
por la ventana abierta

y volamos hasta el nido de la cigüeña
y jugamos al despiste con las luces y las sombras...

y nos besamos hasta morirnos.

Nos alegrábamos si
Helena de Troya hallaba por fin un nuevo rostro.*

y no nos importaba morirnos besándonos.

Pero si! Ay de mi!

Estoy pisando la tumba de aquel tiempo
y sigo escuchando el arpegio de Hackett*,
y sueño un poco mas, dejando que las lágrimas
ahoguen las torpes letras que te escribo.

Ya no son cintas de casette...

Ya no se oye tan mal...

Son otros tiempos, princesa.


Me araña la madrugada en mi cama fría,
y el alba con dolor de alma
vuelve a preguntarme
con sangre en las palabras
porqué nos perdimos esta vida si no tenemos otra.

No consigo encontrar una respuesta a tiempo
antes del suicidio de las tardes locas
en el alfeizar de aquella ventana
donde la yedra y la enredadera
tambien murieron de angustia.

Aunque tus ojos vean naufragos
tu no estás mojada*

¿No te quedarias* princesa?

¡Abracadabra!

¿Lo recuerdas?

Yo si recuerdo...

Solo me permites seguir viendo
día tras día,
en mis sueños congelados
en témpanos de desvelo,
unos ojos de mañana azul
y unas pecas traviesas.

Y noche tras noche...

con luna o sin luna
con lluvia o sin lluvia...

seguir sentado
en el frio filo de la guadaña...

¿Lo inició Errol Flynn?*

y sentirte cerca...

...y llorar mi pena.


*Pasajes del tema "Blood on the Rooftops" de Génesis.


J. Robles



Helena de Troya
leer más   
3
4comentarios 19 lecturas versolibre karma: 40

"Dulce momento"

¿En que rubor se desvanecen
los almendros?
¿en que sonrojo languidecen
las aves?
danzo temblores entre requiebros
sangro arreboles entre cristales
enjambre del pensamiento
hemorragia de recuerdos
muero me venzo entre puñales.

Se abre el misterio gigante
del tiempo
con las pequeñas llaves
de este instante
tierna acaricia la luna
el pecho de los trigales
dóciles estrellas se enhebran
en el corazón de las amapolas
me sumerjo milenio flotante
dulce momento
en la noche de espuma.

www.youtube.com/watch?v=TzMo-EpWcPA&feature=share
leer más   
13
11comentarios 101 lecturas versolibre karma: 123

Hemos Visto Lobos

Me gustaría vivir
en ese momento
donde el cielo
y
el mar
se fusionan
y no sabes diferenciar
cuál es cuál
y por un momento
parece posible
nadar entre las nubes.
Me gustaría que vivieses
ese momento
a las siete de la mañana,
cuando el sol aún
es demasiado
tímido para salir,
escuchando a Coldplay
mientras conduces
hacía ninguna
parte.
Elijo ver la belleza
en este mundo,
todas las caras
de la moneda
e inventar unas nuevas
si no hay
más de dos.
Quiero que elijas
ser real,
el puente entre
la ilusión
y
la realidad.
Que puedas vivir cien años
y si es posible
alcanzar la inmortalidad.
Pero hemos visto lobos,
deseosos de devorar
nuestras entrañas,
buscando a nuestros fantasmas,
algo que les haga comprender
por qué no solo somos
lo que ellos ven.
Pero has visto lobos,
con colmillos más rojos
que la sangre que corre
por nuestras venas,
caminando por el bosque,
acechando entre las sombras.
Sí, hemos visto lobos.
Atemorizados,
aullando lo que Shakespeare
dijo una vez:
"El infierno
está vacío y
todos los demonios
están aquí."
Y es que después
de luchar a capa
y espada,
de conjurar hechizos
y palabras
no pudimos derrotar
aquello que nos hace mal.
Por que, sin saberlo
o
sabiéndolo demasiado,
los demonios éramos
nosotros.
12
4comentarios 71 lecturas versolibre karma: 123

Las uvas de abril

Dulce. Me parte el rayo que no cesa.
Hoy me visita una ambigua emoción,
verde Sáhara enfermo de Monzón,
ladrán las uvas de abril en mi mesa

Cuando te orbito mi sangre se espesa,
no se si es tu gravedad, ¿desazón?
Me ralentiza una fría pasión,
que grita huérfana de toda pavesa.

No giran satelites por tu causa,
ni cuando anuncias que te tergiverso.
Yo no soy tu obra maestra inconclusa

Casi al final de aquel juego perverso,
Yo sólo soy piedra y tu una Medusa.
Extrañas leyes rigen tu Universo
leer más   
19
6comentarios 73 lecturas versoclasico karma: 141

Y Gibraltar... también

Celebro las fronteras,
ensalzo a mis reyes,
jaleo mi bandera,
incumplo las leyes.

Adulo al empresario,
recojo sus "migas"
(lo llamo "mi salario")
y el circo que siga.

Defraudo los impuestos,
desoigo la sangre,
recelo de lo opuesto,
me debo a Dios Padre.

Impongo mis colores,
disfruto en los toros,
reprimo los temores,
repito cual loro:

Yo soy muy español
de cuna y de bien,
yo soy más español
de alma y de piel,
yo soy mucho español
de cabeza a los pies,
yo soy todo español
y Gibraltar... también.

Envidio a mi vecino,
le dieron la ayuda
al gay de su sobrino
y aún me saluda.

Apago el pensamiento
y enciendo la tele,
me aferro al asiento
y olvido que duele.

Escupo siempre al cielo
sin miedo a mojarme,
si cae sobre mi pelo
acusa al migrante.

Y elijo a mi verdugo
y vuelvo a rezar
y alardeo de yugo,
de nuevo a empezar:

Yo soy muy español
de cuna y de bien,
yo soy más español
de alma y de piel,
yo soy mucho español
de cabeza a los pies,
yo soy todo español
y Gibraltar... también.
leer más   
2
2comentarios 41 lecturas versoclasico karma: 32

Corazón de tinta

Vuelvo a escribir con sangre
la tinta que me sale de corazón
y me brotan palabras del alma
como agua de la fuente.

Cada frase va trazando
su propio camino en una
aventura que no tiene final

No siempre queda bien aquel
poema de amor que intenta
ser romántico
Ni la poesía dura y directa
que quiere ser discurso.

Vuelvo en reversa como quien
no termina de escribir
la historia de su vida
y se conforma con una simple
crónica de domingo

Tengo el corazón de tinta y sal
de fuego y tormenta
y la mano me tiembla
cuando intento
escribir sobre tí.

La noche se aferra a mi prosa
y me desnudas entre lienzos
y pincel
porque la poesía tambien se
pinta.

Fui a contarle mis penumbras
al viento
y me devolvio una sonrisa
envuelta en brisa.

Intento escribir en azul
pero siempre sale negro
porque tengo el corazón de tinta y sal
de fuego y tormenta.
leer más   
12
7comentarios 52 lecturas versolibre karma: 135

Mis ojos

Esos ojos,
reflejaban el bosque,
la primavera.

La vida.

Esos ojos,
teñidos en rojo,
ahora reflejan dolor.

Mujer de negro.

Esos ojos,
sueltan ríos,
todo es frío.

Un corazón vacío.

Esos ojos,
lloraron sangre,
reflejan masacre.

Sin ti.
leer más   
20
15comentarios 88 lecturas versolibre karma: 139

Gritarlo

A veces se nos van por el desagüe los sorbitos de pasión y la sangre de amapolas que quemamos con la indiferencia.

Dejar pasar caricias súbitas, miradas con las manos, horquillas en los ojos. Esas que sujetan las pestañas para permanecer mirando más tiempo.

Como el que recorre el telón y no quiere que acabe la función.

Pero acaba.

Y no nos da tiempo ni a aplaudir.

Se van los instantes. Las risas. Las tragedias y los enfados.

Desaparecen los guiños.

Los besos protagonistas dejan de estar nominados.

Y al final lloramos el vacío.

Las noches sin bombillas. Las aguas sin manto. Las hojas sin su verde. El cielo muere y cae de canto.

Y pasamos a ser el guión mudo de una película en blanco.

Quiero decir te quiero.

Bordarlo en tus párpados. Para que lo sepas cuando dudes, para que sonrías al pensarlo.

Quiero vivir el tiempo. Beberme las horas y acurrucarme en tu boca.

Quiero gritarlo muy fuerte.

Y que me oigan en el último asteroide al girar la esquina del cielo.

¡Que me detengan por escándalo público y por desvelar a los marcianos!

Que lo confiesen mis ojos y lo susurren mis manos.
leer más   
24
25comentarios 112 lecturas versolibre karma: 137

Septiembre, 18

Qué tristes están hoy los adoquines....
el cielo plomizo se enfunda en nostalgias
y hay heridas que sangran sin hacer ruido.

Es otro día, pero es cualquier día;
de esos que ocurren una vez,
y otra,
y otra vez,
antes de que se destruyan.

Y al final, lo sé,
una se acostumbra a ver pasar la lluvia.
A verla pasar por los ojos, las ropas y los zapatos.

¿Sabéis que a pesar de diluviar,
lo que más nos suele dificultar el paso
es la lluvia que llevamos
dentro de nuestros propios zapatos?

Quizás por eso hay tantas canciones
que hablan del mar.
leer más   
27
27comentarios 109 lecturas versolibre karma: 147

De verde monte y azulado mar

Sucedió una noche que susurró el mar
y un llanto de cristal
dejó empapada el alma
a los pies de la cama.

No se pudo enmendar el error,
ya había entrado en la sangre
el gusano errático que iba a a hacer
de cada mirada no vista
un instante inolvidable.

Pero era inevitable,
un suicidio planeado a cuatro manos
dejando que el viento se llevara la calle secreta,
ese Alfileritos oculto en el alma,
después de haber bajado aquellas escaleras
que llevaban al tejado.

Fue un final pactado
con la pena capital.

Y la luna llena
  nunca
    dejó
      de llorar.
leer más   
25
16comentarios 92 lecturas versolibre karma: 129

Los riesgos se toman o no se toman…

Cuando chico veía pasar
por las calles empedradas
>>>>> de mi pueblo
a una chica hermosa
>>>>>de ojos verdes
como dos órbitas milenarias
de frondosa cabellera negra
con dos pequeñines lunares
debajo de su ojo izquierdo
casi siempre unas hebras de su cabello
sus labios de cerezos los mordía
era un poco menor que yo
y siempre mi mirada la seguía.

Pasado un largo pero largo
tiempo preterito y nefasto.

La niña se hizo mujer
y en un día de primavera,
Oh, Dios se los juro, era el más hermoso día
hasta un arco iris lo adornaba
las aves chirriaban su cantito,
y el vals de minuto de Chopin
reflejaba en el azul cielo
sus mágicas notas inmortales.
Y una menuda señora como salida de la nada
una rosa amoratada me regala
y pensé con este cuadro dudo que se resista.

Y salgo a su encuentro cual seductor
con la rosa en la mano
>>>>>>>y me le declaro:
y me dice " Que es doloroso mi proceder.
que ya estaba comprometida
y en víspera de contraer nupcias".

Quede pasmado, absorto
amodorrado y perplejo
con la quijada en el suelo
y con la mirada encorvada
con un nudo en la garganta
volviendo a pensar, ( y yo que la queria tanto).
y para colmo...
una pandilla de cuervos
escupió sobre mi camisa blanca.

Perdí un largo tiempo
por no asumir el riesgo
y por ende las consecuencias.

El riesgo se toma o no se toma
>>>>>>>>>y si se toma
hay que aceptar el resultado
y nada de estar llorando
desollando las espinas;
las espinas se clavan en la piel
>>>>>>>>>>>y no en el Alma

el Alma no se mueve con la sangre.

Es inmutable.

Fin del cuento.
leer más   
15
15comentarios 117 lecturas relato karma: 131

Duele

Duele decir que no duele,
duele la pobreza,
duelen las ausencias,
duele el rencor sin respuestas.

Duele el aire que respiras
si es un aliento convertido en suspiro,
duele el cuerpo
sus heridas, sus castigos.

Duele la falta de una sonrisa,
duele el amor hipócrita,
duele la máscara que embona a la perfección
en un rostro fingido y comprado.

Duele el recuerdo que nunca se olvida,
duele la cobardía y la soledad acompañada,
duele la ilusión marchita,
duelen las palabras envenenadas y malditas.

Duele la falsedad y el hambre en el estómago
cuando no hay comida,
duele la juventud que se escurre con los ojos cansados,
duele la belleza superficial
cuando no se tiene nada más que vacío.

Duele el recuerdo intacto en la memoria,
duele la venganza en seres inocentes,
duele la sangre y carne cada vez que no amo,
duele el ayer en el que te deje indefensa.

Duelen los secretos innombrables,
duele el destierro de unos versos fríos,
duele el invierno que nunca llega,
duele la enfermedad sin cura.

Duele la renuncia,
duele que les duela la felicidad de los otros,
duele el valor cuando no es un tesoro,
duele la misericordia que nunca llega.

Duele la muerte tan íntima
que siempre está tan despierta,
duele decir que no duele
cuando duele tanto cada día.

El mute
18/09/2018.
16
17comentarios 196 lecturas versolibre karma: 131

Fuerza Poética ( con @MarwinAndresGa1)

"Me vestirė de mar..
Te latire la sangre
Antes que tu helada brisa
Me haga invierno. .."


¿Como habrás de
volverte invierno,
primaveral candileja,
mensajera que portas
cómo magica hada,
augurio secreto,
mas allá de las aguas,
que sutilmente te visten?

Ya eres sangre latente,
palpitando furtiva,
en las desgastadas venas
de una pasada memoria…

Y no habrá gélido soplo
que navegue suicida,
tratando de sortear
la torrencial marea
de tu llameante y
encendido océano...




***************

*Hay dedicatorias donde se encuentran versos
y los hacemos nuestros
Y no pueden quedarse sin ver la luz! !
Así ha ocurrido con este poema que escribo bajo la inspiración del poeta que ha guiado estas letras. Es la magia de la Poesía. . La "fuerza poetica" que hila versos ..
Gracias Marwin.* ( desde el poema "De rojo y mar")
leer más   
17
12comentarios 87 lecturas colaboracion karma: 130

"Eterna saudade"

Aquí estoy
en el labio del llego
en la garganta del voy
aquí estoy
tras el embeleso
aves y fuentes
cadáver de las realidades
soledades y huesos
a por el reencuentro
onírica mariposa
distante y complaciente
saudade milagrosa
inmortal compañera
musa del nunca
en el siempre.

Sangre esquiva
corazón preso
en la dulce huida del regreso
saudade recelosa
dehesa te beso
otoño te vas
a marchitar de luna a la rosa
a sembrar de herida a la mar.

Aquí soy
en los arrabales del tengo
en las entrañas del doy
aquí soy
saudade esplendorosa
luz eterna maravilla
espina clavada
letra hermosa
en el poema del tempo
lágrima dorada
luminosa
en el océano mejilla
del destiempo.
leer más   
17
13comentarios 158 lecturas versolibre karma: 140

A Lorca (Poema dedicado a Federico García Lorca)

A las cinco de la tarde
habló la voz del poeta,
entre forrajes y matorrales.
Buscando árbol de sangre
y en fiebre de arcilla.

Un poeta,
que no se ha muerto para siempre,
porque le visita un brazo de la noche
por su ventana.
Que se levanta para oír aullar al perro asirio.
y ama a Guadalquivir.
Ése que lleva una rosa de sangre,
con el corazón roído de culebras.

Lorca camina en una silla de arena,
se viste con la pluma de vidrio
y mira con ojos de estrellas.

Mira jinetes muertos,
en caballito fríos.
ansía una mano,
para su agonía.

El poeta
de las arriesgadas y creativas metáforas
y los sueños de lunas.
El poeta de las mil caras:
Lorca romántico,
Lorca político,
Lorca niño,
Lorca español,
Lorca del mundo.

Al que por amor,
le duele hasta el aire.
El de los romances canciones y baladas,
al creador de sublimes historias en los poemas.
Aquél, que veía dulzuras infantiles en la naturaleza.

Balas siniestras
pretenden enfriar su corazón de agua,
pero resurge con su pluma de sable,
con su voz que se columpia en las mentes de las gentes,
cual martillazo incesante.
Perdura sus letras en los oídos, en los papeles y homenajes.

Torero que no se dejó vencer en la plaza.
Aunque venía sangrando.
Que fue engañado por una casada,
que le dijo que era mozuela.

Hoy tu perfil en la arena,
es un viejo silencio,
con cara desolada.

Vuelve dulce cantor,
España te llora, en mantillas de puntillas...

Aurora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú
Derechos Reservados/Copyright ©
leer más   
10
14comentarios 109 lecturas versolibre karma: 120

sinècdoque

sinècdoque de mi
justo al nombrarte,
me salgo de la cola
y muy aparte
escribo esta mujer
tendida en la deshora...
el empeño de ver
la ausencia de tu sombra

escribo este crujir
congelado de euforia...
infecta de esperarte
la sangre hostiga rota,

creo en los anticuerpos...
de la ternura crónica
9
5comentarios 61 lecturas versolibre karma: 117

En unas cuantas palabras

En mi generación el poeta no existe
¿Qué es la poesía para ellos?
¿Acaso no es un montón de palabras
que no se necesitan para vivir?.

Antes de mis tiempos el poeta era un sabio,
un loco audaz que se atrevía a escribir
unas cuantas palabras en verso
creyendo tener un mundo a sus pies.

Lo que al poeta le pasa y le pasó en la vida
le pasa a todos los humanos también,
lo remoto y lo perdido
lo más antiguo y lo que perdura para siempre.

Lo que nace,
lo más querido, lo que es más real
aunque al mundo solo le importe
lo que es solo novedad.

Extraño aquel momento en donde importaba
la necesidad de tener un porvenir,
la verdad sin artificios
sin desvelos petrificados en una buena lectura.

La noche se alargaba con una sonrisa,
el poeta quería limar las asperezas
con sus éxitos y sus fracasos en un verso
con su inocencia al descubierto en un texto.

Con su desvergüenza desnuda,
con sus atardeceres anaranjados
y su amor arrebatado,
con el dolor en una lágrima de sangre y su desdicha.

En mi generación las mañanas son otras,
la noche es un delirio oscuro y muerto,
los poemas un cursi cuento, una larga letanía
a la cual no se le debe regalar el tiempo y leer.

Me preguntarás ¿a qué sabe la vida?
te diré que lo banal está de moda
una foto, una selfie, no importa que sea trivial o fortuita,
me dirás que es mejor que un verso en la memoria.

En mi generación los libros de poemas son historia,
tal vez leer un verso no te dará crédito,
por eso en los estantes de una librería
ya no hay poetas,los han vendido todos en un momento.

Tendremos que escribir nuevos poemas
el viejo poema ya no está,
se ha ido para no volver jamás
se fue a buscar al sabio en unas cuantas palabras.


El mute
16/09/2018.
21
17comentarios 182 lecturas versolibre karma: 120
« anterior1234550