Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 1283, tiempo total: 0.022 segundos rss2

prestado

Y me cogí prestado el corazón
y lo llené de versos y poemas
y me lo tuve que devolver
porque sangraba
leer más   
5
sin comentarios 25 lecturas versolibre karma: 89

Hidra de Lerna

Me preparo para enfrentarte
en esta dura epifanía.
¿Qué cabeza debo cortarte?
Oh hermosa Hidra de mil cabezas..
¿Acaso no sería un pecado
matarte hermosa criatura?

Me envenenas con tus caras
y me pintas con tus ojos
dejándome completamente verde.
¿Será que alguna de tus cabezas
me ama como yo te amo a ti
bella criatura?

¿Qué cabeza debo quemarte?
¿Qué cuello debo cortarte?
Solo aparecen más caras de ti.
¿Será que cada vez que sacó
una de tus caretas...
mato parte de mi alma también?

Ya me he visto perder esta lucha,
dime ¿qué debo hacer para que
no me arranques el corazón?
Oh maravillosa criatura...
¿Por qué has matado de amor?
ya me he visto sufrir en sus letras.

¿Dime me dejaras caer como a ellos?
solo quiero saber, a que ojos debo mirarte.
Los pies se me humedecen
por la sangre que sale de ti,
o quizás esa sangre sea una ilusión.

Criatura mitológica, respóndeme
por favor... No quiero cometer este pecado.
¿Será que amándote con locura
calmaras tú furia y disminuiras tu tamaño?
Déjame decirte que lo que me enamora de ti...
Son todas tus caras.
leer más   
2
1comentarios 27 lecturas versolibre karma: 23

Miguitas de magdalenas

Tenía un abrigo naranja para los días que pesaban. Hacía livianas las penas.

Los labios vestidos en color frambuesa. Dejaban su marca en las tazas de café, como el que lanza miguitas en el camino para no perderse. Cada sorbo, una huella en el mapa.

Sentada en la mesa con flores naturales. Madera suave, pulida por el paso de vidas y manos llenas, corazones rotos y sangre en las venas.

Ella observaba el bullicio de la gente pasar por el ventanal de la cafetería. Era coqueto, el escenario ideal para practicar, con las comisuras rizadas, la magia de la mirada.

Miraba los gorriones llevándose restos de magdalenas en el suelo. Miraba repartidores de vida agitada. Miraba jardines que aguardan la lluvia.

Despacito se fijaba en los besos en las esquinas. Los bolsos llenos de rosas sin espinas.

Miraba caminando vidas desoladas. Preocupaciones a cuestas del que muere en el trabajo. De los que viven en treinta metros cuadrados.

Miraba cejas sinceras. Extraños que se cruzan y se saludan con la chispa del "buenos días" de verdad.

Miraba bufandas suaves. Pañuelos al viento. Corazones blanditos y almas que rugen con puro estruendo.

Miraba el amor del calcetín desemparejado con el que aparece en el otro pie de repente.

Miraba fuentes incesantes. Gotas de vida. Periódicos altivos y gafas tímidas.

Y miraba.

Porque ver no es mirar. Cuando uno mira, le pone el alma. Toca la puerta del pecho. A veces se entra de puntillas. Otras, suenan campanas y se alborota el cabello.

Déjame que mire, decía. Déjame que me beba el tiempo.
leer más   
4
3comentarios 34 lecturas versolibre karma: 69

El silencio de Maria

Oh! María
Madre del Silencio.
Madre del Misticismo.
Bendita seas entre todas las mujeres.

Te comunicas a través del silencio,
Sin necesidad de gestos, ni palabras,
Solo tu silencio es digno de abrazarnos,
en el más inconfundible de los sentimientos: El amor

Estas allí,
Como una esclava,
Mientras retienes a tu hijo entre tus brazos.
Tu mirada se pierde en la inconfundible piedad
Tu silencio nos conmueve.
Arrastras tu dignidad; entre el dolor y la sumisión de ver a tu hijo cadáver.
Con tus lágrimas enjuagas sus heridas,
Con tu cabello acaricias el rostro de tu niño.

Lloras a tu hijo,
Lo lloras en el profundo silencio de tu ser.
Acurrucas su cuerpo contra tu pecho;
Y sientes al niño reír dentro de ti,
Eres madre:
Eres mujer.

Tus lágrimas se desbordan aun más.
Cuando lo ves destrozado.
Injustamente lo ves caer una y otra vez; entre la furiosa
Impotencia del hombre; entre látigos y dolor

Lo vistes correr desde niño,
Lo vistes reír y jugar.
Y ahora lo ves tan cerca de ti, desgarrado, mutilado, ensangrentado,
Sin aliento,
Sin latidos en su propia muerte


Oh! María,
El dolor te hace fuerte.
El silencio cubre tu sufrimiento.
Removieron su piel entre vísceras y sangre.
Escupieron su rostro.
Y se burlaron de su dignidad.

Y tu allí,
En silencio.
Escuchando su última palabra.
El dolor al exhalar cubrió tu vientre de dolencia
Y conocisteis el dolor de parir la concepción de la vida.

El Cielo cubre tu silencio.
El viento trastorna tu cabello.
El silencio sepulcral se adhiere a tu corazón.

Una vez más atesoras su cuerpo contra tu pecho.
Y lloras junto a su padre.

Oh! María,
Ya todos se fueron.
Los asesinos, los blasfemos
Adoradores del placer del dolor,
Se burlaron de su cuerpo al dejarlo desnudo frente a tus ojos

Oh! María,
Tu alma inmóvil evoca la impotencia de mirar hacia lo lejos,
Tu silencio conmueve.
Tu silencio grita en tu alma
Tu silencio no es ausencia, sino aceptación.
En tu silencio escuchas la voz de tu hijo.
Sed de Justicia.
Sed de Ti



Oh! María,
Tus ojos Misericordiosos enjuagados en lagrimas visualizan las migajas de tu hijo
Aguantas el dolor, la ira, la impotencia.

La verdad rasgada por la indiferencia del hombre ante tanta maldad.



Oh María!
Me entrego a tu profundo silencio.
Mi cuerpo está cansado de tanta inmundicia,
Se acoge a tu voluntad.
Todo a nuestro alrededor se deshumaniza,
lo que creíamos tener ya no está,
lo que acogimos con amor nos traiciona, nos decepciona.

Dulce María,
Me entrego a tu silencio.
Te entrego mi cuerpo; el cual esta desecho.
Concédeme dormir en tu pecho.
Enjuaga mi rostro con tus lágrimas.
Madre del dolor.
Madre admirable
Mujer.
Tu silencio Brillara para siempre.
Yo te saludo María.
leer más   
3
2comentarios 30 lecturas relato karma: 46

Transparencia

soundcloud.com/maria-jose-luque-fernandez-247802184/transparencia-alma


Es mi alma transparencia que se quiebra cuando ocurren injusticias.

Es aura que brilla cuando el día es gris y prende la sonrisa para que el otro que me mira, se despierte y no se quede entre el lodazal que a veces es la vida.

Es color cuando abraza al que llora, al que sufre o está ya desahuciado.

Es fortaleza cuando necesita que su sangre sea vida y reviva los sentidos, mostrándole la vida como fluye y no se para mientras él se amarga por qué sufre y no entiende lo que pasa.

Es vida cuando cae y se levanta, cuando se resquebraja y desvencijada recoge sus cachitos, esculpiéndose a golpe de cincel, sin ser arquitecta de constructos vitales.

Y se que no lo entiendes,

Y se que no lo ves.

Es mi silencio el alma pura, como el agua que discurre ladera abajo, cuando fluye de la tierra.

Y tu,

no se por qué

no quieres verlo.

Marijose.-
leer más   
5
3comentarios 48 lecturas prosapoetica karma: 72

Funeral a media noche (Resubido)

En los tejados de la mente, le dije a un recuerdo: "Bájame la luna, mañana te la pago."
La grima del alma sin voz, que retumba el silencio,
como el peor de los ruidos.
El baile de brujas,
el canto de hadas,
en las miradas perdidas se encontraron las
penas,
las causas perdidas de sueños no deseados.

Cada noche en espacios de congregaciones en medio de la especulación,
se trazaban los ríos causados por la lluvia,
el charco de sangre del desvelo,
el enjuiciamiento tomaba rumbo cuando revivían mis penas de ataúdes,
en nombre de mis alter-egos.

Las miradas veían con ansiedad mi debilidad de sucumbir,
las voces murmuraban las dudas del sometimiento,
risas de niños hacían un circulo al rededor de un agujero en medio del desierto.

Y una pequeña sombra a escondidas exclamó, "Olvídalo todo, te convertiste en el fantasma de tu pasado."

Ahora muero cada noche, y juego con los recuerdos de mi mente, a mi propio funeral.
leer más   
3
2comentarios 21 lecturas versolibre karma: 43

Mar caníbal

Mar caníbal,
mare mortum.
Saludas circunspecto,
saludas en silencio.

Balanceo de crestas
de olas de sangre
bajo el cielo.

Mar caníbal,
mare mortum,
duro mar de ojos negros.

Mar caníbal,
mare mortum,
asesino de sueños,
¿dónde vas vestido de negro?
12
4comentarios 113 lecturas versolibre karma: 91

Un mal sueño

Un mal sueño.

Se me puso la piel brava
y de los poros brotaba sudor de amor,
con solo oírte mi palpitar se aceleró,
y la memoria despertó de un mal viaje,
a través del tiempo con sangre en los ojos,
respire aliviado pensando en él.

Supe decir no, aunque deseaba un si
entonces rompí de un golpe rudo,
el muro de piedra que nos separaba.

Fue un milagro, que todo fuera un sueño
porque si no, me hubiera tragado a mi,
en vez de yo a él.

Aliviado la sombra siguió adelante
pasándome a mí.
leer más   
7
2comentarios 52 lecturas versolibre karma: 74

Dolor Esclavo

En tu dolor reside vida
vida que reclama alientos
de esperanzas y sacrificios
tus ojos se visten de brumas
y de dolores tu boca

Te miras en el espejo sin rostro
amarrado a mi mano
mano que sostiene un suspiro
con la ligereza de una pluma
con el abrigo de una caricia

Inmerso en ese mundo
de noches envueltas en lobos
arrastras tu débil huella
que se desvanece
entre gotas de sudor y sangre

Y al oído susurro tu canto
ese canto
para que alces el vuelo
ese vuelo
que pintará de libertad
tu cuerpo y alma
leer más   
6
6comentarios 46 lecturas versolibre karma: 75

Un principio y un final

Un principio y un final

Una boca que se calla

un herida que no sangra

un olvido, un acto de perdón

un telón que no baja.

Una carcajada muerta

una historia que se cuenta

un latido que se rompe

un grito que no se oye.

Un principio en tu sonrisa

Un final en el abrazo

que no se cansa y es deseo

que florece en este pecho.

~Yohelava D.L.
14
2comentarios 50 lecturas versolibre karma: 88

Burbujas

¡Me encantan tus burbujas!
¡Qué bien te salen!
Esbozan vida lúbrica de verdades
Y la constitución de la falsa jura.
Son burbujas ahogadas, olvidadas y muertas.
¡Qué mentira!
¡Qué impuras!
Envuélveme en esta habitación efervescente
Mientras los reflejos feéricos se rompen al besar,
Y aquel rincón nigromántico, muera.
¡Qué arrebol crepuscular!
¡Qué inefable mentir!
Respírame, hasta que el caer del propio cenit
Y mis ojos, estuosos de verdades,
Hagan caer la política en la mayor anarquía.
¡Qué célicas son!
¡Qué tartáreas!
Talladas están del mármol del hueso
Y emergidas en la sangre purpúrea.
Ora, ámame en esta lírica y pintura,
Mientras lo etéreo abraza la victoria de la espalda.
¡Qué frágiles!
¡Qué lucífugas!
Deséame con el acero y cristal de tu cuerpo,
donde el irisar del aceite aurífero mora.
Conecta mi alma incandescente por ti
Y muramos, unidos, bajo el sexo de la noche,
Inmarcesible, yerta e imposible.
leer más   
1
sin comentarios 34 lecturas versolibre karma: 11

Duelos

La vida defiende a la vida
aunque la persigua la muerte
paciente, como fiera al acecho
para ensartar sus colmillos

Orgullosa de tantos triunfos
alardea con poderío de sus gestas
imponiendo su bandera y nombre
a los intrusos del universo

Duelos de almas pintados
derraman lágrimas y sangre
pero como flores de primavera
renacen burlando la muerte

La vida defiende a la vida
aunque la persiga la muerte
la muerte solo vecen batallas
la vida gana la guerra
leer más   
6
4comentarios 31 lecturas versolibre karma: 75

El Refugio del Poeta

Va agonizando el poeta
y con sangre en el tintero
fundió el alma con sus letras
en sus pergaminos viejos.

Cada palabra libera,
cual puñalada certera,
a su alma prisionera
con grilletes y cadenas.

Por cada vez traicionado
una gota carmesí,
incontables van pasando,
no parecen tener fin.

Olvidando la razón
y por mente el corazón,
va gritándole al papel
todo aquello que guardó.

Maldiciones reprimidas,
emociones refrenadas,
confesiones nunca dichas,
pasiones encarceladas.

Deja que sangren tus poros
y escribe cual alquimista
transmuta el dolor en oro
redactando tu poesía.
leer más   
19
8comentarios 94 lecturas versoclasico karma: 91

Un Bastardo sin Gloria

UN BASTARDO SIN GLORIA

Un bastardo y caminante
que ha tenido la oportunidad
de caminar entre la luz y la oscuridad
que sueña con un mejor mañana
después de vivir entre la sangre y el dolor
olvidado por su padre
y por todos.

Un caminante clandestino
un tonto de carne y hueso
que camina por los senderos más oscuros
como un bastardo sin gloria
como un viajero sin destino
en medio de las sombras.

Ese soy Yo
un bastardo
un tonto sin padre
un soñador idiota
que camina entre espinas
sin saber cual será mi destino.

Autor: Robert Allen Goodrich Valderrama
Panamá
Derechos Reservados
Junio 2018
leer más   
13
10comentarios 61 lecturas versolibre karma: 105

Cachos rotos

Deseo zurcir los cachos rotos de nuestras vidas,
tirar al mar nuestras lágrimas de sangre, las agujas de nuestro amor al río de sal y barro.

Senderos y veredas con sombras sin Sol, un camino al abismo y el aire nos bese nuestro destino.
El sonido del silencio es tuyo,
mío todas las arenas y piedras del olvido.

No se escuchan ya las sirenas,
pero siempre acaba el sueño,
con el corazón cerrado y los ojos bien abiertos.

Descansa mi amor en una playa alquilada de duro cemento.

Mi ventana y yo por dentro en una
oscuridad de cuento,
sueños y deseos,
nuestros cachos
rotos.
leer más   
11
2comentarios 46 lecturas versolibre karma: 112

Manos aladas

Cuando la noche
apaga sus velas
la tempestad
a mi puerta llama
entre sirenas y luces

Sumergida en ese mundo
donde la vida
su futuro se juega
con sed y hambre
asida a un suspiro
como cordón umbilical

Torbellinos
de manos aladas
para cuerpos inermes
de rostros sin boca
entre silencios de dolor
y gritos sin voces

En tu seno
vestidos de batas blancas
viven los días sin sol
palpitan
ojos desnudos sin sangre
ojos con hilos de aliento
desbordando emociones

Pero estáis ahí
siempre ahí
vigías, expectantes
entregando vuestras almas
como tabla de salvación
al filo de la frontera
leer más   
13
4comentarios 58 lecturas versolibre karma: 107

La muerte más absoluta

De todas las muertes
que acechan mi vida
la más pavorosa
se llama Tu Olvido:
sería el silencio
la sangre brotada,
brillara en tu mano
por daga un reloj.
Después nada más
que un beso amarillo
colgado a mis labios
de otoño sin savia,
tan solo las uñas
sangrantes de un eco
en vano arañando
la esfera del tiempo.
Y así, por lo menos,
la muerte diría
que esconde bastante
de sombras y engaños,
pues no es tanto un crimen
que asuma tu olvido
como un gran sucidio
que dé mi memoria.
leer más   
15
sin comentarios 65 lecturas versoclasico karma: 91

Mundos

Mis mundos siempre estuvieron donde estuve,
fui dejando huellas
en silencio dejé
la sombra
manchándose de vida
y el sentir de sangre.
Allí donde pasé
dejando mis caricias
los besos, abrazos
en nubes rotas
descuartizando
la noche del gato.
Donde había dolor, usé vendas y paños
sedantes de tactos milagrosos,
y como un faquir
me eché en camas con cuchillos y sables.
Descorche botellas vacías
que simulaban contenido
camaleónicos seres de verde
lilas repugnantes, que vendían
nada.
Quise con arraigados trabajos fundar
ciudades,
desde esos sueños no realizables
puse en peligro
ese mundo que deseo y
Amo.
leer más   
7
2comentarios 57 lecturas versolibre karma: 82
« anterior1234550