Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 590, tiempo total: 0.026 segundos rss2

Sin Retorno

¿Para qué volviste?

Creíste la ceguera un punto de trance
y el balance obvió los valores rojos;
donde escondiste el secreto
murieron los silencios que dijeron
tanto viento pasajero.

Te presté atenciones y oídos
me quedé sordo de tanto escuchar
y el odio ahora me abraza dolido
esperando una última oportunidad.

Nunca quise esperanzas,
latidos y hemorragias casuales.
Solo quebranté un poco los mares
para llevar a mi ego de paseo.

Sin retorno.
leer más   
8
3comentarios 30 lecturas versolibre karma: 93

Había una vez… Cuentitos de horror y humor, sin pudor…

Había una vez… Cuentitos de horror y humor, sin pudor…

Lo Besó enorme en la frente, para limpiar la inconsciencia y que deje salir a jugar a los sueños. Y le dijo: Te espero en la puerta con la mano tendida y una sonrisa, cómplice y amiga… para tu fantasía…

— -

Fue la culpa del polvo de los metales que estaban calientes, y los tiraron al mismo tacho donde se fundieron y se incrustaron y aunque fueron en ascensor con los residuos ningún vecino los rescató, por no poder verlos, pero en el basural no hubo desecho que no envidiara ese escudo que formaban y que el tiempo no disolvía ni separaba, porque eran uno, sin hacerse nada y la nada no los veía, pero todos morían excitándose de envidia...

---

Necesito que necesites necesitarme en la ausencia de los días y encontrarte encontrándote en la fantasía irreal de los sueños tan nuestros como robados a los espejos de los tiempos donde éramos reflejos sin moral.

---

Voy a contarte un cuento de carne y hueso donde los imposibles se amaron y dejaron la piel, por derretirse de tanto calor y pudor, de envidiar al amor y a la humedad que de sus poros salía sin quererse despegar a la hora de partir, después de llegar, una y otra vez...

---

Para volver al abismo del camino oscuro sin fuerzas pero sonriendo, cansados pero enamorados por amar y soñarnos hoy...

---

Te acuestas cada tarde mia, buscando tu sombra en la noche que nada sin agua, sobre luces y en mis brazos se mece aunque los meses nos cambien la hora y tu madrugada cada vez mas temprano, la mía más tarde y en el medio buscándonos para hacernos amor, en nuestra noche, sin mañanas, de hoy...

---

Que las Buenas Noches te abracen al Amor del mundo tan Fuerte que las Holas No te ahoguen hasta la mañana, donde te aferres al nuevo día como salvavidas de sonrisas que besen tu boca y desayunen tu saliva de envidia y sin azúcar porque te sobra y nunca le alcanza...

---

Mi Ladrón sin destino te llevará de paseo en una bolsa llena de joyas del fondo del mar, para robarlas una y otra vez más...

---

Con perlas en sus c.....s abiertas para que tu mismo le saques de un orgasmo ahogado en el fondo de su propio mar...

---

Te canté en los labios y te bese los sueños, ahí donde sólo te encuentro para un encuento, ese solo nuestro y siempre sin final...

---

Esos niños que llevamos de la mano y nos enseñan que grande se puede ser siendo tan pequeño...

---

Con los sueños secretos del sofá, y que nadie se entere que es tu caja fuerte de todos lo tesoros que guardas Dormidos robados, entre almohadones que nunca has lavado…

---

Siempre sueño tus buenas noches donde no eres bueno y yo peor te despierto para darte el pecho que tu mamas y yo acabo por contar un cuento con final, sobre el monte de una Venus sonriendo muy feliz...

---

Entre tu mañana y mi alba

Entre todos tus tú abrazada, besando a la orgía de tus almas, para hacerlas mías, y devolverla sin demonios a tu vida, llevándome la perdición con mis errores, para equivocar la suma y que 1+1 nos de 1, de estar juntos.

--

Encontradas perdidas noches, que te abrace el amor por siempre y te lleve de paseo por los techos ajenos que son menos conocidos y hay gatos maullando por su gatubela en celo...

---

Sueños te esperan escribiendo por dentro entre latidos de tu pecho cuentos de amor y de llanto que no quiere tu voz hacerlas canto...

---

…Te buscará, Pero sin sueños porque se los roba un niño con lentes que una noche conocí, y yo leía sus cuentos para dormir, pero un día desperté y se había mudado lejos, llevando todos los cuentos y cambiando el nombre en su documento, la dirección donde habita un tiempo el olvido, y otro día, después de meses de paseo, mis ojos pegaron un salto cuando lo vio tan viejo y llorando de amor... Por eso, por eso no tengo cuento, ni perdón...
5
5comentarios 40 lecturas relato karma: 72

¡Gritar!

Quiero gritar mis versos,
que suenen fuertes,
¡joder!, que suenen alto,
rasgando como de una voz
salida del infierno,
hasta la más áspera mudez,
hasta la peor afonía.
Gritarlos para todos,
lejos de su gris secreto.
Quiero gritarlos,
darles voz
porque letra ya tienen;
alma,
que ya poseen cuerpo.
Pregonar al viento
que existen
y sacarlos del olvido,
hacerlos públicos
en continuos clamores.
Que a la gente
se le mezclen los estridos
de todas sus identidades.
¡Gritar! hasta quedar
silenciado en la plaza,
conocido por la mínima,
mártir de mis palabras.
Quiero gritar mis versos
y liberarme;
librarme de su perpetua
por cada expresión.
Necesito sacarlos
a voz en grito
que dentro se pelean
y fuera harían
de guardaespaldas.
Pero como un padre
con miedo,
temo que el mundo
se los coma.
11
2comentarios 44 lecturas versolibre karma: 87

Los poetas son amantes y son esclavos

Los pensamientos son míos
yo mando en el mundo de mis sueños
ahí, en el oasis de la mente
construyo mi propia remisión sin castigo.

Ahí la belleza renace alegórica
sin máscaras heridas por los silencios mortales
de un poema secreto que ha llorado,
que jamás ha querido en los fulgores del tiempo ausente.

La vida se ríe de la fatua transparencia de las mentiras
ahí la dicha promete un festín extraordinario
sin el perfume barato de las siluetas nocturnas
que huyen de la espesura de las dudas.

Ahí ante la menor idea de no volver jamás
sigo empujando los remos y mástiles
de un remo que nunca se cansa
lucha contra la pereza que es fecunda
en el mismísimo abandono de la mentira.

El odre está viejo ante tanto recuerdo húmedo
que lo retiene en el vino de tus cariños,
siempre supe beber ese melancólico sabor
de cada momento que es único porque nunca se rinde.

Los poetas son amantes y son esclavos
de la ruindad de un corazón colmado
de abismos y crímenes que los acechan
con un terrible oscurantismo
que no nos deja ver la transparencia de la conciencia.

Camino directo al corazón amado
ahí los pensamientos son míos
nadie más podrá robar los sueños
son mi letra favorita de una trova que compuse por ti.


Poesía
15/06/2018
El mute.
20
12comentarios 218 lecturas versolibre karma: 100

Libre

Me apropio del viento,
para luego arrojarme
a la peñasca de la libertad.
Aldabos y cerrojos iré tirando
por los apriscos.
Las grietas de mi pecho
las iré sanando con el bálsamo
y aromas de jazmines.
Mis poros abiertos y sedientos
beberán las ofrendas del rocío.
Saldré de las grutas del silencio
y gritaré para que el eco
de la montaña me responda.
De a uno me zafaré
los abrojos y espinas de mis pies
e iré lavando mis heridas
en el arroyo de mis ilusiones
cual caudal es innumerable
permitiendo estás conozcan
la grandeza del sin rumbo fijo.
El secreto de mis cansancios
y miserias los dejaré
en la mudez de la roca;
por mi espalda cargaré mi mochila
repleta de malos recuerdos
para dejarlos en la sequedad
de los desiertos,
otros los llevaré al mar pacífico
y en sus arenas se pierdan:
odios, amarguras o tristezas
así, empezar de nuevo.
Pediré a los dioses
de los bosques me regalen
su sombra y su cobijo,
y al recostarme en su frescura
tomar nuevos bríos,
el pecho me cubriré de aromas silvestres,
del cielo buscaré miradas nítidas y claras.
Si la lluvia de apodera de mi cuerpo,
con gusto beberé el maná de la vida.
Al sol pediré,
su energía para mi paso firme.
De ti, de ti tomaré
tu mano y conmigo camines...
leer más   
11
6comentarios 68 lecturas versolibre karma: 93

Forma de pre-poema

Luto en la duda,
duelo en la certeza.
Viudedad sin compensación,
la sorpresa del destierro.


Sirenas sin canto,
colección de artificios.
Material fungible
quimeras en la sombra.


Flores de un día,
búcaro agrietado.
Lozanía comprada,
falso lo compartido.


Imposición de silencio,
prudente sacrificio.
Injustas compulsaciones,
secretos que no merecen serlo.
14
2comentarios 44 lecturas versolibre karma: 91

Tres lagrimas tuyas que el viento me trajo

En el recoger del sol,
El viento se despierta
Y con él en su lecho,
Trae todos tus recuerdos,
Secretos y Suspiros.

El viento llega suave,
Pesado y ligeramente mojado.

Le pido que me enseñe tus recuerdos,
Y empiezan a caer tus recuerdos
en gotas de lluvia que son tus lágrimas.
hasta que una lagrima hace que se detenga,
y el viento me la entrega.

Le pido que me enseñe tus secretos,
Y cae una sola lagrima tuya.
Con mucho cuidado la recojo.

Le pido que me enseñe tus suspiros,
Y empiezan a llover tus lágrimas,
Creando un camino con ellas.
Que solo yo podría caminar sobre ellas.

E el viento hace con que me suba en ellas y
Camine sobre ellas.
Aun guardo las otras dos.
A medio camino bebo la lagrima de tu recuerdo,
Y me hace recordar como yo te amaba con locura,
Hace con que empiece a correr locamente enamorado.


Te veo al final del camino llego y te abrazo
Me apresuro a beber la lagrima de tu secreto,
y mientras sin querer soltarme,
me revela que siempre me has amado.
leer más   
12
1comentarios 57 lecturas versolibre karma: 82

Tus manos

Tus manos sembradas de arrugas
huellas del paso del tiempo
hijas
del sudor y del frío
en mi recuerdo viven
por sus besos bañadas
cuna de mi niñez

Tus manos, testigos de vida
hablan de cansancios
como tus ojos, tu alma, tu boca
de sabiduría tus dedos
y de esperanza
en las mías al posarse

Tus manos generosas y ajadas
volarán algún día
envueltas en cariños
y se llevarán secretos
pero tus manos, madre
tus manos
permancerán indelebles
leer más   
11
10comentarios 48 lecturas versolibre karma: 90

Barco De Papel

Arribaste en una tarde de Junio
cargado de tesoros y leyendas
en tu popa
el mar guardó su secreto.

Dime acorazado de sueños
¿Más allá de este suelo que existe?
Acaso no hay labriegos que trabajen la tierra
que compartan el sudor con la ladera
y siembren el trigo.
Cuéntame…
¿Cómo se disputan las estrellas su lugar en el mar?
¿Y el cielo en la encumbrada noche con quien se acuesta?

Y de tus andanzas…
Viejo timonel...
¿Hay un amor esperando tu sosiego?
¿Cómo hizo el navegante para surcar tan grande el océano?
¿Cómo sorteó la tempestad?
Contesta ¿las campanas dejaron de sonar?
¿En qué momento la luz dejo de alumbrar?

Barco de papel...
Cuando te vallas
no cargues el recuerdo,
déjalo caer...
Mantén en alto la brújula
y cuando avistes tierra
más allá de tu vista
descansa…
Cuídate del silencio,
es el más grande traficante de sueños.

Acuéstate sobre la arena;
si quieres, cuenta los arrecifes
Los corales, y las caracolas
El galeón imperial que encalló
las crío con esmero.
leer más   
6
2comentarios 29 lecturas versolibre karma: 67

Puro teatro

Rompio en llanto mi secreto
y el silencio se hizo mudo
aguanto todo lo que pudo
tras el punto final de un soneto.

Entre bambalinas causa impacto
las fingidas lágrimas de un verso
se apresura el universo
para ver su último acto.

Y baja el telón, ya esta lista
la tragedia de una vida
para que sea compartida
y criticada es las revistas.
leer más   
8
3comentarios 56 lecturas versolibre karma: 108

la carta con serpientes que ella nunca abrió

...lo extrañaba, nos lo dijo y era verdad, y le creímos también, porque ella siempre fue una catástrofe para decir mentiras, se le salía la culpa por los ojos y terminaba por soltarlo todo, así que, decía siempre la verdad, o mejor dicho no le quedó más remedio que decirla, porque simplemente no podía mentir, ni si quiera un poco.
lo extrañaba a él y a sus cartas mal escritas, extrañaba su pésima ortografía, también extrañaba sus párrafos que parecían, más bien, serpientes en un mar blanco de treinta por treinta. ¡Por Dios que lo quería!, lo quería tanto. fue cierto que una vez se lanzó desde un tercer piso y se rompió todos los huesos sólo porque a él se le ocurrió que ya no la quería más; y se lo dijo, tan tranquilamente que hubiese parecido una broma. Ella lloró por un mes o dos, tal vez tres, con certeza no lo sé, dejé de verla el tiempo que salió del hospital y regresó a la escuela con muletas.
Sufrió mucho la pobre, sobre todo porque él ya no estaba, se había ido quién sabe a dónde, quién sabe cuándo y quién sabe con quién, lloró aún más de lo que lloró antes, me dijeron que se trató de cortar las venas, y era cierto porque le vi las marcas, además de que ella me lo confesó, aunque tampoco es que haya sido un secreto, todos lo supieron, pero nunca se atrevieron a decirle ni una sola palabra, aún yo también, y cuando me lo dijo, lo soltó como si hubiera hablado de cualquier otra cosa, como si solo se hubiera tropezado con una piedra en cualquier camino, o como si se hubiera cortado el dedo tratando de abrir una lata de atún. Le restó toda importancia posible, lo quería, era cierto, pero después de tanto, ella misma se convenció de que algún día terminaría igual o peor, por eso lo aceptó en algunos cuantos meses, y también, en el tiempo que duró el que lo aceptara cambió mucho, tanto que hubiese podido llegar a ser otra persona y que hasta yo la hubiese podido confundir con alguien que ni siquiera existiese, a no ser por su nariz y esas orejas sin lóbulos. Aunque, aún era pésima para mentir. Lo quería, pues ni modo.
leer más   
3
1comentarios 31 lecturas relato karma: 42

Verano

El azul del verano
hacía juego
con la claridad
de sus ojos
y la calidez
de sus manos.

En su sonrisa
guardaba un secreto,
y en su pecho
el deseo mojado
de besar el fuego
de una noche
de verano.

Pero aquí,
donde la fisura
del invierno,
en la penumbra
que me alumbra,
nunca es verano.



©Alejandro P. Morales.
leer más   
11
4comentarios 72 lecturas versolibre karma: 106

El tiempo sonaba verde

Había una rendija por la que entraba el viento. Y un hilito de luz.

Sonaba el invierno fuera. Con el silencio de la nieve. Con el estruendo de ventiscas.

Pensamientos helados entre maderas.

Pasaron los días. Por la rendija el aire pasaba cada vez más tamplado. Parecía desperezarse el tiempo, amanecía antes y el sol se dormía más lento.

Por aquella rendijita pasaban sonidos despiertos. Pájaros revolotudos. Mariposas sigilosas. Escarabajos y grillos.

El tiempo sonaba verde. Los segundos se antojaban alegres.

Me floreció la vida. Fuera esperaba un verano de versos, un mar de besos.

Aromas de olas, caricias de enebro y secretos de bosques con folios en blanco.
leer más   
15
14comentarios 100 lecturas versolibre karma: 86

Noches de agua salada

Noche, oscura noche. Confidente y espía, guardando secretos de aquellos que no conoces. Paño de lágrimas, de sonrisas secretas y miradas perdidas que buscan una respuesta en tu resplandor mediante el brillo de la luna y estrellas.
Medianoche, momento del día donde la coraza se rompe, donde las compuertas que retienen las aguas en nuestro interior se abren y deja en libertad al manantial que tenemos guardado, sin filtro.
Lloramos porque tenemos fisuras, lloramos porque ya no podemos mantenernos en pie, seguir luchando por caminar un día más hacia el sol, ese que nos invita a ir hacia él con su calor y brillo, apartando las sombras que nos acechan.
Mírala a ella, llora mirando a la luna, pidiendo algo que ni ella misma sabe. Solo quiere que todo se acabe, pero no sabe como conseguirlo. Ella contra el mundo, ¿qué puede perder cuando ya ha perdido todo? Su almohada su refugio, su cama su escondite, su peluche…su protector.
Escudándose de las voces en un mundo donde no pueden alcanzarla. Lejos, ella se va lejos cuando las voces empiezan a increparle, cuando se cuelan por sus oídos e intentan atraparla. Palabras vacías, pero aun así dañinas solo de escucharlas.
Noche, tú que estás ahí con ella en sus momentos de debilidad, momentos de lágrimas y desolación, ¿qué le ocurre a la chica? Tú que estás ahí cuando deja su coraza de caballero y baja la espada, porque llega un momento en que le pesa demasiado la carga que lleva.
Noche cálida, noche fría…noches de agua salada por las lágrimas que se escapan de sus preciosos ojos contra su voluntad.
Noches de agua salada que muestra sus heridas.
5
3comentarios 56 lecturas relato karma: 42

Mi amiga del alma

Mi amiga del alma

Y corrí hasta la vereda
de aquella luna de plata
para contarle un secreto
que me tenía atormentada.

Muy paciente me escucho,
y una lágrima brotaba
de sus ojos tan profundos
que estremecieron a mi alma.

Cubriéndome con su cuerpo
nos alcanzó la alborada;
me dejó escrito en un verso
la respuesta que deseaba.

Lo guarde con mucho celo
en un lucero escarlata,
para fabricar un cuento
con suspiros y añoranzas.

Con una estrella muy bella
ilumine la portada,
con hilos de arco iris
lo coloqué en mi ventana.

Todas las noches se asoma
mi querida luna clara
con su brillo me recuerda
que soy su amiga del alma.
leer más   
15
3comentarios 95 lecturas versolibre karma: 85

Al que sucumbió

¿Un amor sobrevivirá al ser secreto?
Día a día es vivido y contemplado,
Corre, huye, pero honesto.
En silencio dices amar, pero dilo a tu amado.

Sin que palabra alguna salga de tus labios,
Tu mirada dice mil palabras,
El silencio siempre ha sido de los sabios.
Yo siempre he sabido que me amabas.

¿Porque te escondes y no lo haces saber?
Sin que te vea, ya hemos creado un lazo,
Truenos rayos y centellas haré caer.
Para que puedas dormirte en mí brazo.

Me gustaría algún día poder verte,
Hazme sentir tu amor en una entonación,
Mis sentimientos claman por sentirte.
En secreto te digo, tendrás el poder del amor por el de quien ya sucumbió.
leer más   
11
4comentarios 84 lecturas versoclasico karma: 96

Las poetas malditas

Repasando las líneas vacías,
que recorren verticales,
los barrotes de la jaula
de mi peonza lunar,
la siembro en la orilla
de mi playa secreta.
Cuando la hago girar,
respiro el mundo
y entiendo que está,
extinto de realidad.

Se confunde la solución
con hacer callar un ladrido,
mientras quien busca la verdad,
se quema con la luz
que cree que le salvará,
eterna desdicha que me produce,

Mientras vago solitaria
por el sendero prematuro,
penetrando en la corriente azabache,
amamantando como una madre viuda,
un profundo sentimiento de no retorno.

Arrojo la llave de la felicidad al pozo,
la posteridad, no solo sería una excusa,
la virtud enmascarada duerme aterciopelada,
con garras afiladas.

Haciendo eco de la noche,
para seducir la locura,
acaricio tan solo la corteza arrugada y resinosa,
del poder milenario de las dudas,
la única virtud que se extiende mas allá,
victima de la esclavitud del tiempo,
se viste de ilusiones.
leer más   
4
2comentarios 32 lecturas versolibre karma: 53

La ciudad de los malditos

El sonido martilleante y repetetitivo de las teclas golpeadas por los dedos se filtra por la rendija que deja la ventana entreabierta y se confunden con la sangrante lluvia que hace languidecer la ciudad maldita en cortinas de supurantes lamentos.

Es noche cerrada y la densa negrura teje un tupido velo que oculta el bosque de luces que caracteriza a la solemne nocturnidad diaria del parapeto infundado sobre el que se sostiene la llamada sociedad.

Mientras el viento se arremolina en abruptos giros inconscientes, el cielo escarlata secreta su dolor en forma de fulgurantes truenos y atronadores relámpagos que tiñen de fantasmales siluetas las sombras que se yerguen orgullosas en el camposanto que es la vida en las urbes.

Escuece, escuece la noche en las gargantas degolladas por litros y litros de sangre bombeada a diario al ritmo intermitente que marcan los incongruentes horarios que limitan la jornada a meros trámites burocráticos con los que obtener un pedazo de pan al son de títeres manejados por manos invisibles nunca vistas por las miserables almas que sostienen el mundo.

Las televisiones escupen toneladas y toneladas de ligeros paquetes de masticable información con una amplia gama de sabores a gusto del consumidor, y los periódicos martillean las moldeadas mentes con titulares segregadores con los que aderezar los descansos de media mañana que se filtran por las rendijas de ese presente que disfrutamos describiéndola como vida.

Los libros ya no son portadores de almas, sino meros repartidores a domicilio de ideas precocinadas para mantener una hegemonía dominante sostenida sobre monumentales recuerdos al pasado y rebosantes fosas consagradas al olvido.

Y entre lágrima en el campo y lágrima en el mar, el pueblo se olvida de quien era y solo tiene en mente que ahora todos ellos se llaman ciudad; el progreso dicen, aunque los estómagos vacíos y las hipotecas sin pagar siguen señalando como culpables a meros elementos en los que un día se vieron reflejados como un igual.

Dejando de lado que quienes martillean las teclas y marcan los calendarios no son otros que los que siempre han mandado y reordenado el mundo a su antojo.


* * *


Es noche cerrada y la densa negrura teje un tupido velo sobre el bosque de sombras nocturnas conocida como sociedad.

Aunque a veces, si prestas mucha atención, se escucha el martilleante y repetitivo sonido de las teclas al ser golpeadas por supurantes dedos (ya sean del narrador o del patrón), mientras la desesperante lluvia se descompone en afiladas cuchillas de sangre que hacen languidecer las miserables almas que habitan en esta sucia vida.
5
4comentarios 100 lecturas prosapoetica karma: 72

Los Amantes del Plenilunio (Jotabeí - Con @rebktd @horten67 @AljndroPoetry & @raulrib2 )

El último gemido de la tarde
se aleja de las nubes con alarde

Un cárdeno reflejo se dibuja
y el índigo villano que lo empuja
observa con su luna de burbuja
al par de enamorados al que embruja

La noche y su secreto de alma clara
oculta un resplandor que se declara

detrás de una cortina que resguarde
el beso en un silencio que no cruja
tentando al vendaval que los separa


Cauce eterno del inmenso horizonte,
que acuna al tenue sol en su desmonte,

divisa a los amantes a lo lejos,
matizando su nimbo de bermejos,
coloridos rubores y reflejos,
que hacen a los ojos brillar perplejos.

El astro ardiente yace en el ocaso,
sueña con las musas en el parnaso,
allá donde residen, en su monte,
y del amor empiezan los cortejos,
desnudo cada amante al cielo raso.


Dulzura en la mirada del amante
dulzura de caricia desbordante.

Ternura en los dos cuerpos enlazados,
pasión en los besos siempre soñados,
furtivos en una noche encontrados,
momento de pasión, seres amados.

Testigo mudo del trance la luna
que con su brillo les arropa y acuna.

Contado el escaso tiempo restante
para seguir con cariños buscados,
gozar de lo que tienen por fortuna.


Es la luna un lunar en las estrellas
y su doncella es la más bella entre ellas

va besándola con sus tiernos besos
contemplándola en dulces embelesos
y le planta dos o tres besos de esos
la recorre con sus dedos traviesos

la abraza y sostiene en sus fuertes brazos
noche clara, se enredan en sus lazos

los luceros alumbrando sus huellas
se acarician los amantes confesos
la hierba es lienzo; sus cuerpos, sus trazos.


En el jardín de ensueño se han amado
De rosales su encuentro perfumado

Enlazando su piel en el latido
Y la luna en hechizo ya cumplido
Se retira del acto que es prohibido
con el sol, la razón ha amanecido

La promesa en la piel es impregnada
Y en jardín ya su miel es derramada

Se despiden en beso apasionado
Suplicando universo compartido
Implorando a su luna enamorada…


La aurora ha transmutado con fulgores
la faz en que conciben sus amores.

Producto de un siniestro encantamiento
su amado es desterrado al firmamento
lo mira en las estrellas con tormento
exilio que sin ella es sufrimiento

Y sólo el plenilunio lo regresa
Se aferra el corazón a la promesa.

-Te ruego, mi adorada, ¡No me llores!-
-¿Y cómo enmudecer al sentimiento?-
Pronuncia en sus sollozos, y lo besa.


Distancia que a sus fuerzas las agota
espacio que a sus deseos derrota.

Amarse con los ojos sin mirarse
soñarse en las estrellas sin tocarse
sentirse con la piel sin abrazarse,
besar en pensamiento sin rozarse.

Buscando sobre las nubes su faz,
sintiendo su presencia tan tenaz.

El dolor en sus rostros se denota,
el sabor en sus labios sin besarse,
no se olvidan del amor contumaz.


Mefistófeles calma a la doncella,
susurrando mentira blanca y bella,

a tu amado te puedo devolver,
a sus brazos, sus besos y querer,
con un pacto sellado con poder,
con tus ojos tan dulces lo has de ver.

La doncella con gusto su alma entrega,
un cometa nocturno se asosiega,

y en la noche, destella aquella estrella,
un cometa la besa por doquier,
y la dicha le llena, le sosiega.


El conjuro es el fin de aquel tormento,
la pasión el principio al sentimiento,

esas lágrimas plenas de pureza,
las de aquellos que anhelan la belleza
de su amante, patrón de sutileza,
el feliz colofón de la tristeza.

Él, gozoso regresa, espera ufana
ella, cual luz solar a la mañana.

Y es la brisa de un suspiro el aliento,
que mantiene el amor con más firmeza,
acercándolo presto hacia el nirvana.


Transparente y volando ya el latido
Penetrante e incesante ya ha vencido

Es su unión plenilunio reflejado
en destino de cielo plateado
El sentir de sus almas ha cruzado
dimensión de un destello inexplorado

Es la paz y la calma del amor
Susurrando gemidos y clamor

Es vibrar en un mundo inadvertido
que en dorado los hilos ha enhebrado
deshaciendo prejuicios y pavor


Y si un día divisas en el cielo
resplandor de deseo y terciopelo

Ya sabrás que avistaste a los amantes
que recorren con besos desbordantes
universos, planetas tan distantes,
sus fulgores palpitan deslumbrantes.

Los luceros amándose en lo eterno
y su luna rebosa por lo tierno

y lo grácil del trazo de su vuelo.
Les regala sus visos tan brillantes,
a su amor, plenilunio sempiterno.





@rebktd
@horten67
@AljndroPoetry
@raulrib2
& @DeeDee

Jotabeí
leer más   
25
65comentarios 310 lecturas versoclasico karma: 116

Mi secreto

Mi secreto,mi secreto eres tu. El gran secreto es que te quiero, el gran secreto es que me importas, mi mayor secreto es que tengo celos cuando la miras, no puedo soportar mas este bendito secreto...
Por que uno se enamora del chico o chica equivocado?
Esta el que es dulce,inteligente, bueno,aplicado,el que te valora...
Pero bueno no fue mi culpa enamorarme de ti...el corazón
Quiere lo que el corazón quiere, así se rompa en el intento.
leer más   
7
sin comentarios 50 lecturas versolibre karma: 95
« anterior1234530