Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 552, tiempo total: 0.008 segundos rss2

Cuando

CUANDO no estás
es un océano con sed la soledad
Y el sol teme morir
En la oscuridad.

CUANDO sé que mis días para ti
Son iguales, como lo son para los relojes,
En el espectáculo del tiempo
Da lo mismo que tu olvido a mi me desaloje.

CUANDO a los astros
más los anhelo
Más distante me veo
Del cielo.

CUANDO con el fuego
De tu pasión se sueña
mi vida se hace humo ,
Que no es más que una leña.

CUANDO te siento lejos,
A cada instante,
En los rincones de mi mente,
Tus recuerdos son espejos.

Cuando la mala suerte repita su condena
Como si fuese un maldito eco,
no va a llover agua sino arena
En el desierto más seco.
leer más   
11
sin comentarios 62 lecturas versolibre karma: 119

Parábola

Nada de amuletos
NO evangelio
NO resignación
Nada de volver otra vez.

Convencido en ser el mensajero de barro,
y en hacer un mundo mágico
pasará el tren de la vida

sin ti

¿Y qué, de la caja en el vértigo de los sueños?

Qué a los 3 días
inexplicablemente, nadie vino desde un cielo azul;
qué en la inmovilidad
del dolor de una lágrima
forjas tu reticencia y tu adiós.

Lázaro
y tu sed de inmortalidad en la sombra de todos

y yo

abandonado en la oscuridad insaciable de secretos;
entonces,
tu sudario
reclama por un milagro
y la fe que hace falta.

Acaso, este recinto en penitencia
también
muere de pena;

lo sé,
vendría bien
tener el as bajo la manga y las alas rotas.
leer más   
11
7comentarios 69 lecturas versolibre karma: 124

Caricia etérea

Eres reflejo perfecto del deseo.
Mis párpados abren tu sed.

Quiero empalagarme de nuestra piel.
Plenilunio de mi placer.
Extinta sobriedad diluída en colores.
Eres fuga de sinsabores

Caricia etérea,
Big bang de mi cuerpo.
Preludio y culminación perfecta.

Sinfonía voraz y abierta...
leer más   
7
4comentarios 18 lecturas versolibre karma: 103

Cirios

Cubren tu piel unas sedas
muestra tu rostro el rubor
en tu corazón el mío
se desata la pasión,
los cirios se apagan solos
observando nuestro amor.

Charly
@pereiralibre
leer más   
6
2comentarios 16 lecturas versolibre karma: 100

En el azul tempano...

En el azul tempano dormité y
me sumergí en una sinfonía de colores
gravitaba sobre ese mar dulce y
frio de textura áspera.

Mis brazos largos y anchos remaron
hasta el pedestal cóncavo del reflejo
con el azabache y el crucifijo colgando
en mi garganta rota; unos duendes traviesos
de barbas largas se acercan y me conminan
a marchar a las terrazas azules del infinito cielo.

La majestad del viento sopla
un susurro suave calienta mi piel y
una ola marina atravesada me abraza
dulce placer excitante aroma de miel.

Miro hacia el oriente y veo que el desierto
expulsa granos de arena hasta formar un gran oasis
donde camellos y viajeros apaciguan la sed del destierro.
Miles de estrellas en herrumbre envolvente
le dan la vuelta al universo
el Cosmos en su total dimensión
sin espacio y tiempo.

Un palacio de rocas morbosas
envuelven a la luna sonriente
que brota de sus entrañas
las espigas del rayo amarillo y
los convierte en pinceles y acuarela marina.
Mis manos las toman y comienzo hacer trazos
y pinto tu cándido rostro virginal,
posas para mi totalmente desnuda
pareces una ciudad desierta con
sus ventanales refulgentes
perfecto cuadro he creado y lo
cuelgo en las paredes del gregoriano espejo.

Mi otro yo el existencial se regocija...

He entrado a las puertas del cielo.

@rayperez
Junio 2009
Venezuela
leer más   
14
20comentarios 102 lecturas versolibre karma: 111

Había una vez… “5” Cuentitos de error, Ironía, humor y doble sentido sin pudor…

Había una vez… “5” Cuentitos de error, Ironía, humor y doble sentido sin pudor…

Hay historias o cuentos que nunca se detienen, que viajan montadas en el viento tan lejos como pueden, hasta que cruzan otro más fuerte, que les desvía el camino, y alguna tormenta que piensa que volar le ha dado sed, y empapa las hojas, y tiene que volver, por más hojas, para volver a empezar y volver, y volver, y llover y llover…

Cuando rien rien, cuando lloran lloran, pero cuando se aman todo cambia y los dos gozan y goooozan…

Tiene la lengua tan larga, que cuando se ríe se escapa, y espanta a sus sueños más tiernos, y despierta demonios que desvelan el morbo de medirle la lengua y conocer su idioma, pero el verdadero problema es cuando llora y se congestiona, y respira casi obsceno todo el tiempo por la boca, y que boca… y otra vez la lengua…

Unos dicen que se aman y otros no, ni, imaginan, pero si_no siquiera se conocen, para algunos, pero los cuentos mienten siempre y le ponen el final que les conviene, según el hambre, y si hay postre después de perdonar a las perdices…

Él le pide quiéreme y ella sin mirar le grita ámame, pero con menos ropa y más malas palabras, con muchas miradas guiando la lengua, con dedos que quieren imposibles y otras partes que se esconden haciéndose invisibles, él pide, ella gana y ninguno se queda con las ganas…

Tiene sueños que marean, hasta a el pirata más bravo, una noche cuenta cuentos de asesinas de ovejas, la siguiente hace castillos en la arena mientras baja por ascensores, y las peores historias, son esas de terror cuando sube y baja a oscuras por las escaleras, en pijama, con los residuos con pañales que apestan de los fideos, en pantuflas y alumbrándose con linterna, mientras va elucubrando otro cuenta sueño para insomnios, pero se enternece a veces e invita a participar a los minions…

Se saben mentira, de esas verdaderas que ni hablan por darse cuenta, de esas que miran y hacen la vista gorda sin ponerla a dieta hasta que rueda y rueda, y de verdades los aplasta con las lenguas afuera…

Cuando empieza a soñarlo mientras se está bañando él la espera con la toalla y ella lo encrema hasta blanquearlo, para deslizarse con los cuerpos y que no se arrugue de miedo…

El transita sin registro las esquinas de sus sueños, no repara en semáforos, porque les guiña cualquier ojo, porque coquetea con descaro y la luz roja le cede el paso…

Así son los cuentos malos, mal escritos y contados, cortos por pasar el rato, sin buen humor ni sentido, pero con un poco de descaro, así son y me despido…

soundcloud.com/lola-bracco/habia-una-vez-5-cuentitos (Lola)
16
9comentarios 100 lecturas relato karma: 119

Sal Dulce

La sal que hiere
puede volverse dulce
dulce, al tocar un instante de esperanza
dulce, al cantar un trocito de calma
de piel
de sol.

Las lágrimas que ahogan
pueden calmar la sed
sed de perdón y paciencia
sed de ilusiones y nuevas sonrisas
sed de amor.

Los gritos que ensordecen
pueden volverse amigos
amigos de un nuevo sueño
amigos de un nuevo cuento
mágico
real
nuestro.
13
8comentarios 64 lecturas versolibre karma: 123

"Pañuelo"

En el adiós se desvanecen mariposas
se mecen en el trapecio carnal
hirientes sedosas
arañando el tejido
escarbando la losa
se despeñan
hacia su entraña fractal
uñas en gotas de cristal
desde la sed del ayer
a la lluvia de piel
delicada titila la rosa.

Ya eres paloma mujer
yo tan solo mota vencida
en el abandono vendaval
donde labios en pecios flotan
tan solo nota sostenida
en una canción desterrada
de una garganta en derrota.

Ya eres gaviota mujer
yo harapo de espuma
contra el pecho de roca
retumban los versos
con el tambor de la luna
se despiden las penas
en una letanía de huesos
tristes poemas
que apenas se van
ya están de regreso
se deshilvana eterna tu boca
en mar furiosa
mientras en lágrima tierna
en la arena se teje la sal
…un pañuelo de besos.

www.youtube.com/watch?v=Ug970LLnim4
leer más   
16
9comentarios 125 lecturas versolibre karma: 115

Tiritas

Tiritas para la sed.
Agua helada para el corazón.
No sé nada(r)
y a estas temperaturas
le sobran grados de inclinación.
Mato miedos
a cañonazos
para ser la excepción de esta regla
que no mide inviernos
si la sostienen tus manos.
Me siento en mi pupitre,
asiento,
el salitre me resbala.
Evito que echarte de menos
se convierta en costumbre.
Acostumbrados
a no temernos.
Así todas
son primera.
Sin segundo que pase
ni postre que proceda.
Cúrame de ti.
De esta maldita (a)dicción
que llama a cada cosa por tu nombre.
(Re)mátame
y no vengas a mi funeral.
Sabes que odio las rosas.
20
12comentarios 109 lecturas versolibre karma: 128

La calle

Habito una esquina del tiempo,
vuelven las bestias a rondar
manchando con heces los espacios.
Orines calle abajo,
la sed asomada en una esquina.
El asfalto lamenta los golpes,
una red de jeringuillas
pinta el delirio despedazado.
Nada. La nada campa
entre edificios estremecidos.
Llorosas la siguen las bestias,
hombres despedazados,
vidas adormecidas
que se borran, frágiles.
Medusas. El suelo está lleno de medusas.

/
leer más   
19
20comentarios 93 lecturas versolibre karma: 142

Pactos de silencio

No pudisteis elegir el reloj
que marca las efímeras huellas
anduvisteis entre lodos
macerados
con la hambruna del odio
y la sed ciega de venganza

Generación sentenciada al abismo
como esos barcos a la deriva
donde cada día y con fortuna
se nace un poco de nuevo
sorteando al beso del diablo

Compañeros de esas cloacas inmundas
y de ojos teñidos de miedos
sellasteis vuestras bocas
ante la barbarie humana
para no sufrir represalias
ni levantar nuevas tempestades
que solo anidan, ya serenas
en las sombras de las miradas
de tantos hombres y tantas mujeres
leer más   
10
12comentarios 105 lecturas versolibre karma: 121

"Si alguna vez"

Si en algún momento me ves
llorar no seques mis lagrimas
solo, acaricia mi alma y
abrázame fuerte.

Si en ocasiones me ves perdida
no me enseñes la ruta, solo
toma mi mano y camina
junto a mí.

Si en un instante pierdo la
noción del tiempo, no te
fijes en mi pasado, solo
ayúdame a vivir el presente.

Si en momentos mi locura
no logras comprender, no
desertes, solo vuélvete melodía
y hazme una danza de sensatez

Si en un intervalo mi cuerpo
se vuelve invierno, no
me dejes sola, solo hazte
dulce primavera para mi

Si en un momento mi camino
Se vuelve cuesta arriba, no
me ayudes a subir, solo
vuélvete un ángel para mí

Si en un instante mi corazón
Se vuelve desierto junto a ti
No desesperes y calma tu
Sed junto a mi

Si alguna vez ya no me ves
sonreír, no juzgues mi tristeza
más bien pregúntate a ti porque
esa sonrisa dejó de existir en mi

Si un día yo despierto y tu
ya no estás aquí, no me dejes
una carta, solo alza tu mirada
al cielo y acuérdate de mi.

Si alguna vez tú decides
marcharte, no me digas adiós
solo guarda la llave, por
si algún día decides volver.


Propiedad intelectual Chile 2018
leer más   
21
25comentarios 173 lecturas versoclasico karma: 125

Sinfonía

Silencias mis labios con tu mirar,
aventurandonos en la dilatación de nuestras pupilas,
sin palabras por el pulsar profundo de nuestro respirar,
tan solo el roce de nuestras rodillas hablan...

Mis manos surcan la constelación de tu espalda,
y un mar de poros se erizan al roce de mis dedos,
una fragancia nos envuelve y nos lleva,
en un tornado que desencadena nuestros labios.

Y así, mirándonos sin mirar,
la ciudad se desliza por nuestra piel,
dejando nuestra naturaleza revelada,
en un palpitar sin freno, oculto, pero desnudo.

Una lluvia de besos sobre tu cielo,
el tibio, anónimo y erecto deseo,
palpando la humedad que destilas coqueta,
provoca la sed inquieta de mis papilas.

Por un instante el silencio es nuestro,
cuando tus pezones rozan mi pecho,
y el paraíso deja de ser un lugar siniestro,
cuando yo de ti estoy dentro.

Una sinfonía de respiración alaban a dios,
cada vez que hacemos el amor.

Niorv Ogrin
8
3comentarios 107 lecturas versolibre karma: 101

Mí abuelo

Mí abuelo.
Quiero saber donde estas
darte un beso a través
de una flor
Y llorarte dentro de mí
abuelo,
dejaste viuda sin cuerpo
mí abuela
corazón dormido
destierro.
La justicia debajo del suelo
en la Ley
está nuestra sed de libertad
Ley encarcelada en barrotes de
Hierros.
¡Quiero saber donde está
Mi abuelo!
Cunetas
de los
Infiernos.
leer más   
12
9comentarios 81 lecturas versolibre karma: 117

Libro

Hagamos lo que sabemos hacer con escritos.
Llenemos de palabras la sed insaciable de placer, de suspiros en rima y conjuguemos nosotros en presente.
Hagamos una metáfora el suceso, trazado en cursiva la dulzura de los versos.
Desglosemos entre sábanas y líneas los pensamientos fugitivos de un desenlace cautivo.
Canonicemos oraciones al ritmo de un ritual.
Pongamos atención a las comas y los puntos, marcando cada pausa como final de un inicio.
Que los antónimos no sean impedimentos, que los homófonos sean casualidades, que los sinónimos inunden nuestros cuerpos.
Que nuestros superlativos sea adornados como comparativas el cielo y el mar.
Hagamos un punto y coma para revivir una anécdota convirtiéndola en historia.
Tracemos con sudor en prosa nuestras espaldas.
Tachemos las incoherencias, subrayemos el deseo, corrijamos los acentos.
Abramos las frases preciosas, describiendo cada letra plasmada en la piel.
Seamos más que un sustantivo, teniendo verbo.
Califiquemos los adjetivos como lo hacemos con más esdrújulas que graves.
Que sea una carta con destino.
Que tenga que volver a nosotros para modificarse lo que no vimos, lo que queramos, separando sílabas si es necesario. Hagamos lo que mejor sabemos hacer con escritos.
Hagamos un libro.

-Enya R. Solis
leer más   
3
sin comentarios 33 lecturas versolibre karma: 28

"Sublime Placer"

Tus manos fueron sedas en mi piel
que supieron recorrer las flamas
que hacían ebullición en cada fibra
que configuraba mi epidermis
fuiste ese magistral y sublime
placer que Inundaba cada una
de nuestras tibias noches en las que
el deseo se volvía un sudor impetuoso
por complacer cada uno de nuestros
instintos y cada una de nuestras
necesidades, que como el quemante
vapor de nuestros volcanes internos
se esfumaba por nuestros poros
para entrar en un clímax de
difícil descripción, solo nuestros gestos
proclamaban lo exorbitante de
tocar el cielo enrolados en un
sublime placer
leer más   
12
12comentarios 71 lecturas versolibre karma: 112

Rompeolas

Rocas que frenáis la sed
de la que el océano se alimenta,
aplasta aquellos a los que odia,
germina el bien allá por donde se sienta.
Huye ese cobarde de esta ira
de la que se nutre y comenta,
el general del Destino,
el hereje que enfrenta.
Romped contra las rocas, olas mías,
que la desgracia fluya violenta
hacia el agujero del destierro,
hacia la nada que ya lamenta.

© 2018 Elías Enrique Viqueira Lasprilla (Eterno).
España.
10
5comentarios 95 lecturas versolibre karma: 116

Novenas en septiembre

No sé, pero...septiembre matiza los espejos
de los charcos de tonalidad ocre
y de sepia, el espacio donde se mueven los astros.
Septiembre estigmatiza con hierro ígneo
las hojas de los dientes de leones crujientes.
Los cabellos de los crisatemos dorados
en septiembre se ven más afectados
y el pintor termina sus cuadros y
rodea de marcos a los menos colorados.
Septiembre promueve una lluvia estía
que el recuerdo somatiza.

En septiembre, frente a la lumbre del fogón
los girasoles se gratinan
y las castañas de indias saben a cartón.
Septiembre muere de sed, denota ese estado:
ramas secas, agrietado y ajado.
No ha saboreado la miel mostaza
que por la chimenea gotea, a veces desde el techo
o por la taza de peltre que diseñada chorrea.
Septiembre, membrete de membrillo en el papel de escribir.

Septiembre, fraccionado en veintidós cristales,
cuyos vitrales ambarinos iluminan la capilla séptina,
compuestos de estaño y aplomo, de soldadura y sal.
Septiembre, a sus amapolas rojas ama;
pero siempre suele dejarlas solas;
entre los mieses de la estación del (d)año siguiente.
Septiembre sin ti, no fue séptimo, sino novenario.

Septiembre, fotógrafo oculto entre los azahares de la suerte,
conservador del revelado negativo de las uvas pasas.
Septiembre proyecta en el crepúsculo
las líneas de las casualidades al azar
y todos las musas inescrupulosas
transcriben sus novenas inspiraciones sin publicar.

Él, agita campanillas en flor para solicitar silencio.
Él, recrea lo vivido por penúltima vez
y se escucha esa música flotando sobre los lotos del estante:
"Primavera" de Sabina,
el 22 de septiembre en el hemisferio sur y
"Canción de otoño" de Perales
el 22 de septiembre en el hemisferio norte,
No sé, pero...¡cómo llueve también hoy!
Se desviste la viña en los meses grises.
Septiembre...¡cómo le armó de calor!

Septiembre conserva al cantautor bajo las vides:
escribe, descompone, recolecta,
descuartiza, pisa fuerte y cata.
Septiembre desabrocha los botones del viñero maduro.
La fiesta pagana de la vendimia comienza
entre septiembre y octubre; sobre las hojas muertas.
Septiembre abandona el paraguas entre las cepas,
esconde entre la parra, gotas de lluvia y el rocío amarillento.
En el bar del alma, tomarán almibar de albaricoques
y cuando desde alba se asome un "ven",
sonará la novena sinfonía de Beethoven
y agregaremos en nuestro vino granizo septembrino.

28 de marzo de 2017
leer más   
6
4comentarios 44 lecturas versolibre karma: 86

Abulia

Put your ear down close to the soul and listen hard.
Anne Sexton.


Fui hacia ti con mis brazos de acebuche,
llevaba sol en el pecho y avidez de arrancar
el invierno
a la bahía de tu abulia, allí
donde fondean rutina y compromiso.
Tenías mi misma sed.
Querías alzarte por encima de preceptos,
más allá de horizontes,
los confines que pusieron otros, tú no.
Tú...no.

Te has dejado media vida colgada
en vallas de alambre.
¿No te pesan las cadenas ya oxidadas?
¿Tan hendida está el ancla
en tu vientre de coral?
16
4comentarios 78 lecturas versolibre karma: 110

Oasis

Converger
en el sismo del deseo
y calmar la sed
de nuestros cuerpos
hartos
de cotidiano
desasosiego
leer más   
16
10comentarios 55 lecturas versolibre karma: 131
« anterior1234528