Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 4040, tiempo total: 0.007 segundos rss2

Esta noche

Esta noche te escribiré un poema para decirte te quiero.
Con cada palabra abriré mi alma, porque sólo tú estás en mis pensamientos.
Esta noche bajaré la luna para alumbrar con ella tu cuerpo.
Le pediré un deseo al cielo y escribiré todos mis anhelos.
Esta noche amaré el silencio, encerrado en la cárcel de tus besos.
Y caminaré sereno hasta donde se unen la tierra y el infierno.
Porque sólo tú arrullas mis sueños, con la nana de tu voz de terciopelo.
Sólo tú calmas los demonios que encienden mis miedos.
Esta noche mi amor, correremos más veloces que el vuento.
Y haremos de una nube nuestro refugio eterno.
Esta noche y no otra, será nuestro momento.
leer más   
9
2comentarios 37 lecturas prosapoetica karma: 107

En tu cama

Con los ojos en el silencio
persigue al amor que se acaba
la desnudez, abrazando los besos
que la piel revive en su aroma
a recién amada,
con la boca muda
ya sin palabras,
guardando
el sabor de la tuya,
así me quedé, viéndote
llevar parte de mi,
y en tu cama
se derramó mi cabello
como última gota,
a tu mirada
antes de dormir
soñándonos…

soundcloud.com/lola-bracco/ultima-gota-erotico (Lola)
.
18
5comentarios 61 lecturas versolibre karma: 137

Tres Palabras

Mudo....
Absolutamente mudo...
sin emitir un sonido.
Ni la dinámica de su latir hacia ruido...

Es que tanta fue la ausencia
en tantos momentos críticos
y tanta la pura ignorancia
de aquello que yo preciso.

Eso hizo enmudecer
a mi corazón cansino.
Pensé que la vida en su transcurrir
le ha quitado el sonido.

Tanto tiempo de silencio...
de no pronunciar palabras...
Canciones calladas
y de asonoros versos.

Hasta que este destino
te puso en mi pecho...
y sin darme cuenta
un glosario en mi alma.

Brotaron urgentes
tres simples palabras y
detrás de ellas
mi poemario te canta.

A.B.A.2017 @
Amalia Beatriz Arzac
Buenos Aires Argentina
leer más   
5
2comentarios 39 lecturas versolibre karma: 82

Como quien beso la madrugada

Llego con sabor a lluvia

De esas que mojan hasta el silencio

Y me dejo humedecido el aliento

Descubrí que cielo está más cerca de lo que parece

Y que para llegar allí no hace falta estar muerta.

Amanecí con el roció en los labios

Como quien beso la madrugada

Y no hizo falta nada más
leer más   
13
7comentarios 70 lecturas versolibre karma: 122

Desolación

Me quedé sin Dios,
que es como quedarse mudo, ciego o sordo.
Me quedé sin la sólida esperanza de la verdad.
No quiero estar aquí.
No tolero esta tibia voluntad que hay en mis nervios y en mi sangre.
Las palabras caídas del otoño, mueren en mi soledad.
Yo me quedé mirando la vida, como si yo mismo fuera a resucitar.
Me quedé sin amor,
que es como morirse de hambre, de sed o de horror.
Me quedé sin la sólida esperanza de un beso.

Mi silencio tiene miedo.
Mi alma ya no busca, ni espera encontrar donde abrigar su soledad.
La soledad perdida siempre de otoño y silencio.
Yo soy simplemente un inválido que se extravío de hastío.

Así que decidí quedarme con la esperanza sólida de mi tristeza.
leer más   
13
9comentarios 59 lecturas versolibre karma: 130

Alquitrana luna de Septiembre...

Alquitrana luna.
Tus labios son como cerezos
con sabor a chocolate derretido
tu sonrisa es un milagro
confitado de azúcar y miel.

Tu Amor por la sencillez
me han puesto a soñar en mi terraplén
y en la alquitrana luna de Septiembre.

Me has levantado…

profundos sueños, >>>estoy dentro,
en ese valle silencioso y azul gravito.

Desatas mis miedos, >>>los enfrento
en tu lienzo de purpurina como relieve.

Me liberas, >>>desaparezco
como las aves surcando el vasto cielo.

Solo espero que haya un día más
>>>>>>>>>>en tu calendario

lo deseo en mi Alma
lo quiero en mí ser
lo anhelo en mi corazón.

A mi corazón no le importa
que le hagas una incisión.

Eres tú, soy yo.

Ramón Pérez
@rayperez
20 de septiembre 2018
Cabimas, Venezuela.
leer más   
17
14comentarios 84 lecturas versolibre karma: 139

Oda a la noche

Bajo las estrellas,
hago un soliloquio,
en el que recito
mis versos más hondos.

Le canto a la luna,
al cielo le elogio,
exalto a las sombras
con júbilo y gozo.

Hago un panegírico
a modo de encomio,
lleno de lisonjas
en alegre tono.

Al tardo crepúsculo,
al silencio sordo,
al ocaso pleno,
y al velo borroso.

Quizá algunas veces,
cegado está el ojo,
pero ni una crítica,
ni siquiera oprobios.

Si el brillo es de plata,
yo digo que es oro,
si tu no ves nada,
yo percibo todo.

Entre la penumbra,
mil besos hermosos,
la tiniebla oculta
el rubor del rostro.

Ensalzo a la noche,
tiempo de reposo,
retiro sereno,
sentirse bien, solo.

Se apagan las luces,
soñar otro poco,
hechizos y magia,
vivimos los locos.
10
4comentarios 54 lecturas versoclasico karma: 110

Palabra

Palabra, un viento musita
letras de viejas canciones,
del silencio que suscita
huye de las emociones,
¡y qué verdades evita!
por mentiras a millones.
15
11comentarios 78 lecturas versoclasico karma: 134

ENCARNÁNDOSE... (Experimental)

ENCARNÁNDOSE
(Experimental)

Ninguna voz alumbra esta vieja pluma
donde vuelan amargas las tintas cayendo
los ofendidos abejorros y los cristales opacos.

Lo saben las ventanas cerradas
abriendo en el techo pétalos caninos
comiendo las frágiles auroras temblando
con las manos que pesan el viento
al pasar absorto el huerto
yerto extraño en la estatua viva.

Así flotaban las letras temiendo
Así flotaban las palabras en el río
herido por la brisa enarenada
en las ramas plateadas de agujas oxidadas
por el deber agonizante del fruto
en el campo de mudez humedecido
y los bosques secos en un plato.

Quiere escribir porque a las hojas duele
el otoño de paja y hojalata dulce
como despierta el silencio del diente
tan lejano en el reloj parado.

Quiere escribir al mar embotellado,
enrojecido, anciano y libro ignorado
por el rayo en el sombrero de piedra
con la verdad que asesinan los vocablos.

Es una oruga de hule que huele a miel
que duele al eco enterrado
entre los cristales que manan inclinados
por quebrar al horizonte las pestañas.

Puede la tinta sepultar las mariposas
escondidas bajo el ojo del camello
y desvestir los lagartos de madera
en las heridas del tapíz o las lechugas.

Porque los dedos encerados ayunan
arriba del cementerio de mosquitos
y doblando la esquina indiferente
turbada entre las ruinas nuevas
y las arañas de los viejos licores
y las bibliotecas de polvo y harapos
a lo lejos cosechan el olvido
que dibujan al mundo del hongo
las mordidas del vuelo desplumado.

Mira, la razón se pudre lenta
en los cajones desgarrados del cepillo
en las hierbas que comen luna
en los helechos que tiñen lana
en las manzanas que cuentan cuentos.

Mira, mira,
como encarnan las miradas huecos
afeitando las arenas en barriles
aceitando los años en un siglo
de millones y de vendas y cadenas
encarnándose al anzuelo, mira, mira,
¡ Que el cielo te esta mirando !.

Autor : Joel Fortunato Reyes Pérez.
leer más   
14
11comentarios 80 lecturas versolibre karma: 140

Árbol del amor

Me diste y me quitaste
el oro de las dichas.
Sembré sueños
Y cosecho pesadillas.

El árbol del amor
Tarde o temprano da
Sus inevitables frutos de dolor.

Se llama soledad
A los estruendos del silencio,
Se oyen como llueven,
Las lágrimas del sol.

Miente la ausencia
Cuando dice que no estás.
Tu olvido es la pesadilla
De la intento despertar .

Voy buscando consuelo
Con el alma frágil,
como la piel,
Con un dolor que hace ver ínfimo al cielo.
leer más   
21
10comentarios 104 lecturas versolibre karma: 130

Mujer en silencio

Al principio, te hablaron mis ojos.
Luego mi boca, mi cuerpo entero.
Y un día, empezó a hablarte mi corazón.

Y esperé.
Sola.
En la orilla.

Lanzaba mis desesperados mensajes a tu mar.
A veces bellos, a veces tristes, a veces airados, a veces conmovidos.

Hasta que descubrí ningún remo se hundiría en el espejo de tus aguas.

Hoy te grita mi silencio. Desde el eco del vacío que dejaste.

Ya no siento.
Ya no deseo.
Ya no amo.
Ya soy libre y abandono la orilla.

Mi alma se cansó de intentar acariciarte con palabras.



María Serrano
7
3comentarios 27 lecturas prosapoetica karma: 97

Y por las noches muero

y muere el animal que habita en mi
que acostumbra desprenderse de la piel
y los zapatos
para acostarse silencio en la palma de tus senos
amargo e indefenso
como los millares de soles de tus ojos.

Entre tus noches
mi alma brilla como un cuchillo después de haber matado,
cuando quiebro tu pudor
para apaciguar mi alocado corazón entre tus piernas
y mi sexo es solo un ave herida
o por herir
entre la espuma de tus manos.

Entonces,
es tan fácil percibir como mis latidos se apagan en tus besos
mientras cierras los párpados cubriendo mi alma entera
permitiendola estar
en la palma de tus senos
en la espuma de tus manos
semejante a una mariposa que duerme
a la sombra de tu aurora.
leer más   
4
1comentarios 16 lecturas versolibre karma: 42

Inefablemente

17 de febrero de 2018

Donde guardo esa mirada brillante y profunda,
impregnada en deseo,
que hace juego con tu sonrisa imperfecta,
casi perversa, casi mordible,
que descubre y delata
el rubor en mi escote
sin marcha atrás.

Y donde se sacian mis manos
que deliran el mapa,
de tus curvas y líneas,
tu perfil,
tus esquinas y rincones
tus bordes, tu silueta
y toda forma humana
que de tu “arquitectura exquisita” emana.

De donde saco las palabras
para describir la obsesiva forma
en que tu aroma
me perturba la nostalgia,
me escarba en la memoria,
dejando cada vez mas zanjas,
dejando cada vez mas vacío.
Y en un intento fallido
por darme un respiro,
abro las ventanas de mi mente,
tomo una bocanada de aire
y adivina…
Me sigue sabiendo a anhelo,
que me sigue sabiendo a ti.

En este punto, ya me resigno,
Me entrego a la idea y me dejo llevar.
Vuelvo a mirar la ventana,
y allí estas.

¿Cuantas veces van?
¿9, 18, 75? He perdido la cuenta.
Fantasearte es un don masoquista.
Pero igual te voy a contar:
Que llego siempre sin avisar,
a convidarte "risas y porros"
a escuchar tus secretos,
a deleitarme con tus defectos perfectos,
memorizando tus gestos,
tomando nota de los detalles de tu voz,

Te observo hipnotizada (idiotizada)
como quien mira un atardecer,
de esos que te hacen guardar silencio
y detienen los segundos como susurros en el aire…

Y como quien no quiere interrumpir,
procuro irme antes de que notes
que me perdí esculcando en tus lunares,
revolviendo en tu cabello,
buscando la pista que falta,
el ingrediente secreto,
el arma infalible,
la estrategia mas astuta.

Tu punto más débil.
Tu entrada más frágil.

Absorta y distraída,
ya a lo lejos,
veo como te levantas,
perfilandote el sombrero,
ya de salida,
como quien lleva prisa
y pienso "se me hizo tarde"
y no me queda mas que escuchar
las melancólicas canciones,
en un jardín de girasoles,
junto a las damas de tu vida.

infinitamente inefable.
Inefablemente mi arquitecto magnético.
leer más   
7
6comentarios 48 lecturas prosapoetica karma: 96

Mátame sin clemencia

Asesíname con tu silencio, ese que prácticas cuando sueles irte.
Asesina sin clemencia mi corazón y cada parte de mi espíritu, sólo tú sabes hacerlo querido amor.
Acabas con todo lo que hay a tu paso con tu mejor aliado que son tus palabras soeces, esas que sabes utilizar si es menester acabar conmigo.
¡Me dices abrázame! Y no lo deseo, mi mente se comienza a perder en el silencio, añorando viejas amistades,
viejos amores que prometían lealtad.
Miras el horizonte, cansado de todo lo que existe a tu alrededor buscando lo que no has encontrado,
huyes de ti mismo buscando tus sueños, y yo aquí tumbada en la hierba buscando los sueños propios.
leer más   
14
1comentarios 40 lecturas prosapoetica karma: 139

El mejor sitio en el Juzgado

Quién me va a juzgar

cuando haya escrito este poema

cuando sin pudor desnude mi alma

para contar mis verdades.

Quién se va atreverse a levantar

una piedra en nombre de la falsa

moralidad.

Quién va a censurar mi sonrisa

cuando no fue capaz de secar mi llanto

Quién va ponerle puertas a mi cielo

si cuando hubo tormenta no me cobijó

Quién va llevarse mi primavera

si al llegar el invierno, se congelaron

hasta los silencios.

Nunca pedí nada, por eso no espero

nada.

Y por eso a la fiesta de mi entierro

Solo podrán ir aquellos que hayan

pecado de corazón.

Porque con ellos comparto

La imperfección que supone

ser humano.
7
5comentarios 24 lecturas versolibre karma: 110

Maldita dulzura la tuya!!

En las comisuras de sus labios,
podían leerse las noches,
que despierta pasó,
entre Sabanas de Alcohol.

Y entre cigarro y cigarro,
siguió quemando una vida,
que sin saberlo,
ya gastó!

NO HAY MÁS CRÉDITOS!!


Solo una simple oración,
al Dios que en silencio,
derrama gotas de vida,
y hace salir todos los días,
al poderoso Sol.
Y.
Muchas noches le oraste,
él nunca, NUNCA, te respondió.

Aquel amor marcado...
Esa infancia con su abuela..
Esa belleza extrema..
Fué su mayor perdición.

MALDITA DULZURA LA TUYA!!!
Pobre víctima de la vida.
Que no canalizaste las aguas
que fluían de tú corazón.
leer más   
17
7comentarios 95 lecturas versolibre karma: 132

Terremoto

El solo leer la palabra
me causa un remolino de
emociones...
No temas, solo quiero dejar
estas letras en la memoria
de quien las lea...


12:00 hrs. sonará la alarma
sísmica.
Un minuto de silencio en
memoria de las víctimas.

13:14 hrs. otra alarma
sísmica sonará...
para recordar la hora
en que muchos la vida terrenal
dejaron y otros volvieron
a nacer...
Un minuto de silencio...


Tres deseos:
Paz eterna para aquellos que
solo unos pasos se nos
adelantaron...
Honra y gloria a quienes fueron
héroes y heroínas y
rescataron vidas...
Consuelo para los familiares
y amigos de aquellas almas
que siempre en nuestra memoria
permanecerán vivas,
un beso a las almas abatidas...

Un deseo:
Si a mí me tocase entregar
mis cuentas en las manos
de las grietas de la tierra
desde ahora les digo que
los amo con todo mi corazón,,,
y si soy yo quien pierda a
un ser amado,,, desde hoy
te digo, que te amo con toda
mi alma y que en el centro
de la tierra, debajo de ella
o en el cielo, nos volveremos
a ver y abrazar para nunca
jamás separarnos...


Letizia Salceda,,,
leer más   
14
25comentarios 123 lecturas versolibre karma: 133

Revolución

Mis ojos escalan la lluvia.
Son transeuntes de la caída.
Inhóspita fuga de veracidad.

Mi mundo es una luna,
que sin ideales no brilla.

La cárcel al justo invita;
a la revolución.
Silencio de voz oprimida.
Fuga de conviccion.

Y el débil cae y es convite.
Reforzando miseria y perdición.
leer más   
12
8comentarios 61 lecturas versolibre karma: 139

No te amo por tus labios

o tus senos
ni por la nube enjaulada que habita entre tus piernas
altas y sensibles,
como la luna que duerme entre tus poros.

No te amo
- aunque debería hacerlo -
para ser guardián de tus horas y tus puentes,
de la leche derramada que es también tu piel y tu sonrisa
y no te amo bajo la pretensión de ser uno e indivisible contigo entre las estrellas encarnadas de tu nombre.

No te amo por las luz de tus pestañas
no por la lluvia que vas goteando en este cuerpo
donde florece el alargado sonido de tu ausencia,
semejante a los dos metros de oscuridad continua que separan tus pasos de los míos
en esta sensación de atemporalidad y vacío
de conjunción y desorden
en la intermitente y terrible nostalgia de tus ojos
y tu ombligo.

Te amo,
te amo por tus manos
y por lo que viene detrás de tus manos,
por tus cabellos que se debaten con las mías
entre las sábanas perfumadas de tu noche
mientras busco mi esencia en tu vientre
y te muerdo con suavidad de caricia.

Te amo para dibujarte
sin querer que tengas una forma precisa
que tu cuerpo sea solo el silencio
la arquitectura de la nada.

Te amo
porque es así que vivimos bajo el agua
cómo bellos animales de párpados invisibles
en donde busco tu cuerpo
que es también mi luna y espejo,
daga que me abre el pecho y permite que te reflejos en mis latidos
azules y limpios
y me vayas dibujando
con tus pies descalzos
con tus pies descalzos.
leer más   
6
3comentarios 33 lecturas versolibre karma: 89

Camafeo de versos

Más allá de la lobotomía del silencio,
donde expira el quebranto
y se descoyunta la carne;
ingrávido aleteo
sin argolla de mármol.

El sofisma hexagonal
yace en la pira
de las verdades tubulares;
sin resquicios, sin finales…

Te esperaré en el cerúleo valle
de mis sueños.
Los topógrafos no hallaron el enclave,
debes escuchar el tintineo del ave
que custodia el camafeo de mis versos.


Marisa Béjar, 19/09/2018.
leer más   
21
14comentarios 91 lecturas versolibre karma: 133
« anterior1234550