Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 2759, tiempo total: 0.034 segundos rss2

Sin título...

No importan
las horas, ni
tan siquiera
los minutos...

El tiempo se
detiene, en tan
solo un segundo...

Cuando a solas
nos encontramos.

Nuestras miradas,
reflejan, y hablan
por si solas.

Son testigos...

De este amor,
que sentimos...


© Derechos de autor
Isa García
leer más   
6
6comentarios 46 lecturas prosapoetica karma: 89

Si te dijera

No tengo nada.
Mi garganta vacía se estremece
ante el rugir de un mundo infértil
que le hace mofas desde adentro.

Se disuelven los minutos
como los pétalos calcinados
de una margarita que murió de miedo.

Y el sol se hace polvo,
sus cenizas viajan sin casco
y estallan al caer en la tierra,
la tierra seca de este silencio.

Soy tan frágil…
Un pergamino que se desvanece
y agoniza por esculpirse en tu mirada
por ser río, y roca, y canción…

¿Qué harías tu
con estas gotas diminutas
que lloran por surcar tu espalda…?

¿Qué harías tú si te dijera …
Qué harías con tanta verdad… ?




Dee Dee Acosta
leer más   
14
16comentarios 61 lecturas versolibre karma: 101

Los niños de la guerra

El sol ya no pinta filigranas en sus ojos,
se olvidó de posarse en su paisaje
y ahora su horizonte
no es más que una bruma infernal
en blanco y negro.

No entienden de rencores
ni de odios enconados,
no saben quien inventó la guerra,
su inocencia no alcanza a comprender,
quien les niega su infancia.

Ignoran que lejos de las bombas
aún sigue limpio el aire.

Y sueñan,
pues no hay misil que se lo impida,
con escuchar de nuevo el eco de sus risas
sin el miedo ovillado en sus entrañas.

Sueñan con un mañana azul,
con cielos cuajados de luceros
y lunas deslumbrantes.

Aurora Zarco.
leer más   
11
11comentarios 38 lecturas versolibre karma: 105

Tender, al sol, la lluvia

Me cuesta hablar de futuro.
De ése con mayúsculas.
Creo que fue desde que mi padre
se piró y dejó de pagar el cole.
O desde que murió mi hermana.
Quizás desde que estudié esa carrera
con becas pero sin
salidas o desde que di a luz
más sola que viva.
Desde entonces,
cuento la vida
por meses, incluso, por semanas.
Y si me pilla muy tonta,
por días.
10
5comentarios 54 lecturas versolibre karma: 103

~~~Fue el viento ....

No, no fui yo...

La culpa
es del viento
Él fue quien me trajo tu sonrisa en su vuelo


Y ahora yo ...
yo tengo un sol en mis ojos

Y una letra por cada silencio
abriéndome el pecho en destellos

Y apresuro el paso

Me apresuro
a tocar su luz
a vestir su aroma

A verme en sus ojos

Y me apresuro ; Y me desnudo...

Y después huyo

Porque no hay piel ... porque no hay ojos

Porque no fui yo
Porque no fue él ..,

Porque fue el viento ; porque sé que fue él ....


Y sin embargo
Soy yo
quien siento ...

@rebktd
leer más   
20
22comentarios 92 lecturas versolibre karma: 118

Cuando el corazón escampa

Ya no llueve,
ya el cielo no nubla
sus arrabales
de montañas rosadas,
las viejas miradas
han dejado de ser
tan grises,
la lluvia ha dado
espacio al sol
sobre las mejillas.

El Jazz acampa
en los oídos,
de los apasionados
escritores,
que dan vida
a las letras en versos
de su universo.

El sol
ha dejado de quemar
la lluvia
ha dejado de doler.
las mañanas,
el pasto fresco,
el "Buenos días"
de una madre,
las ganas
de querer,
el querer poder.

Las mañanas
ya son frescas,
las tardes
han caído
cálidas,
y la noche
se ha vuelto nuestra.

Ya no hay escombros
en el cementerio de
recuerdos,
al son del fuego
se han vuelto cenizas,
se han ido
sin decir adiós,
el tiempo pasó,
y al mal
se lo llevó la brisa.

Ya
la falda de la luna
no baila sola,
y el sentimiento
olvidado
ha tomado vida
como recuerdo,
ya
la vida no va
tan lenta,
va rápida
para el loco
que fingió ser
feliz,
cuando siempre
habitó
en la mente
de un cuerdo.

Pero escampa,
para los ojos
que llovieron,
y ahora,
sale el sol
por las mañanas,
con su abrigo de piel,
para el corazón
que supo naufragar
algún vano
sentimiento perverso.
leer más   
14
16comentarios 61 lecturas versolibre karma: 92

Para no volver

atravieso oscuridades
que son años lluviosos
aunque sean días fugaces

no puedo cargar
una montaña de soles a mi espalda
viviendo prendada de las nubes

lluvia seca sobre el alma débil
quizás una flor,
quizás una jaula de acero
cerrada por dentro

no hay aire en el pozo del sentimiento

no quiero ver
la rotura de cristales que dejó
para nosotros el destino

guardo mis huellas mientras camino
para no volver

recojo tu historia de mis letras;
el sueño fue carne,
muerte en la tormenta

y luego tierra
leer más   
18
25comentarios 84 lecturas versolibre karma: 105

Postales

9 octubre 2007
Hola mamá,
aprovecho que ha salido el sol para escribíos una postal sentado en una terraza, preveo que será de las últimas veces que podré hacerlo en los próximos meses. Ya estoy instalado en mi nuevo apartamento, a las afueras de Uppsala, a una hora caminando más o menos, pero me gusta el sitio. Es tranquilo, no hay casas a la vista desde las ventanas y el silencio es magnífico. ¡Viviendo en Barcelona me había olvidado de lo que es el silencio! ¡Qué maravilla! Y el paseo hasta el centro otro regalo, bordeando el río, o cruzando por el bosque. A ver si cuando lleguen las primeras nevadas pienso igual. En fin, una postal no da para mucho. En la foto, la catedral. La majestuosa catedral de Uppsala. Para haceos una idea de la ciudad-pueblo, volved a ver "Fanny och Alexader" está toda filmada allí, y las calles y edificios siguen iguales. Si mal no recuerdo, M tiene mi copia de la cinta.
Besos y un abrazo muy fuerte a los dos!! Recuerdos al resto de la familia.

14 octubre 2007
Enric, nano, ¿cómo va la vida por allí abajo? ¿Sigues trabajando para los malos? Por aquí todavía ando un poco despistado, cuesta hacerse a cada nuevo país. Costumbres nuevas, funcionamiento de las cosas distinto, idioma nuevo… en fin que sigo dando vueltas en mi pequeña piscina un poco alieno todavía a la vida que transcurre a mi alrededor. Creo que en parte sigo junto al Mediterráneo, pero confío que el frío creciente ayude a distanciarme de esos recuerdos. Para sorpresa mía, hace unos días me descubrí maravillándome con las rubias. ¿Quién lo hubiese dicho, no? Es un enamoramiento escénico. Una luz oblicua, los árboles dorados, encendidos por el otoño, y ellas deslizándose sobre sus bicicletas levantando un mar de hojas secas. Sus cabelleras son como oro y vuelan junto a sus bufandas. No me he detenido en el rostro de ninguna de ellas, es la imagen del otoño, la bicicleta y la melena la que me cautiva. Aprovecho cuando sale el sol para tumbarme en alguno de los parques de la ciudad a leer y ver pasar chicas en bicicleta. Así pretendo olvidarla… la distancia geográfica ayuda. Saber que no existe la posibilidad del encuentro ayuda a ir despidiéndome de su dolor…
Espero recibir en breve noticias tuyas, y de cómo sigue todo por allí.
¡Cuídate mucho! Un abrazo


22 octubre 2007
Hola Maia,
Muchas gracias por la llamada del otro día, fue una grata sorpresa volver a oír tu voz después de tanto tiempo. Bien pensado, tampoco ha transcurrido tanto tiempo, no llevo un mes aquí todavía, pero tiempo y espacio actúan sinérgicamente incrementando la sensación de ambas. La mente trabaja de una manera curiosa, borra y reinventa recuerdos. El otro día me visitó una imagen de nosotros sentados en una cala de Colliure contemplando el mar, pero luego pensé que nunca estuve contigo en Colliure. Planeamos ir más de una vez, tenía que enseñarte la tumba de Machado y las colinas desde donde Matisse robaba la luz al Mediterráneo para sus lienzos, pero nunca llegamos a ir juntos. Si tienes oportunidad de ir algún día, ves. No te defraudará, es un pueblecito precioso. Todo y así aparecías en el sueño… que traidora que llega a ser la memoria. En fin, se acaba el espacio. Algún día viviré en una granja de madera roja, torcida y destartalada como la de la foto, ya sabes como me encantan estas cosas. Cuanto más viejas mejor, y por aquí en los alrededores hay muchas de éstas. Ya te contaré.
¡Cuida bien de mi pequeño! Ráscale bajo la barbilla, que ronronee, era lo que más le gustaba que le hiciese.
¡Un abrazo muy fuerte!

14 noviembre 2007
¡Primeras nieves! ¿Os lo podéis creer? Mediados de noviembre y ya lleva tres días nevando a nivel de mar. Fue acostarme un día, y a la mañana siguiente levantarme y encontrarme todo el paisaje cubierto por un velo blanco. Se ve todo tan limpio y virgen que por las mañanas hasta me duele ser el primero en pisarla y abrir camino a través de ella. Ensuciarla y sobre todo quebrar el manto que extiende cada noche sobre todo. Esconde todos los defectos de las calles, la suciedad, diría que lo homogeneiza todo, sepultando toda la fealdad urbana. En cuanto pueda os mando unas fotos de la casa y alrededores para que veáis como ha cambiado la cosa desde que llegué hace un par de meses. Espero que por Pirineos todo vaya bien. Supongo que ya habréis encendido la chimenea estos días y gozaréis de vuestro retiro en compañía de la Cara y los nuevos perros de adopción de los vecinos… si los alimentáis y los dejáis tumbarse junto al fuego ¡no me extraña que todos acudan a vosotros! A este paso, pronto os van a echar las bestias de vuestro propio hogar.
Besos. Recuerdos a las abuelas. Que no se preocupen, que me abrigo y me alimento bien… que el clima no es tan malo. Como dicen aquí: no hay mal tiempo sino ropa inapropiada. Sabiduría nórdica.
¡Más besos! que estos ya no me caben…

26 noviembre 2007
Ay Maia, la nieve es preciosa, pero aquí la hay en exceso… es un no parar. Nada malo con la nieve, lo peor es el hielo, los bloques de hielo que se van compactando al paso de la gente y los vehículos, allí los zapatos no se agarran bien y no es difícil patinar. Nunca pensé que a mi edad tendría que volver a aprender a caminar, pero así es. He descubierto que el andar sobre el hielo requiere otro estilo… a base de tortazos pero he caído en la cuenta finalmente, eso sí, después de caer literalmente cuatro veces en tres días al suelo. Cuatro patinazos y mi rabadilla que ya no da más, está bien dolorida. Todo y así este fin de semana me he dejado convencer para que me lleven a patinar al lago. Ya ves, al final patinaré… te negué el privilegio de verme caer varias veces en nuestros viajes a Alemania. Recuerdo que cada vez que en un pueblo había una pista de patinaje para niños en la calle me animabas a probarlo. Me estirabas de la manga de la chaqueta entre risas imaginándome con los patines entre todos aquellos chiquillos acelerados. Entonces no hubo manera, conseguí escapar a la caída sobre el frío hielo, todo y que sabía que me ayudarías a levantarme una y otra vez, y sostendrías mi mano. Esta vez, voy solo, dispuesto a caer y levantarme por mi propio pie, pues no dudo ya que caeré. Ya te contaré la experiencia.
¡Un abrazo!
leer más   
10
11comentarios 114 lecturas prosapoetica karma: 94

El odio de un poeta se traga todas sus palabras vacías

Seremos libertad bajo palabra
una sombra clara en el horizonte que se alía con el instante,
un plural espejo sin cenizas que se ahogan
en los gritos de una garganta profunda y que nunca calla.

Verdadero júbilo enamorado de un torrente petrificado
por el sol y la bruma de una esperanza enamorada
de un tiempo que nunca aguarda
en el aire vacío de la nada.

Jardín de flores en el éxtasis
sin nubes extraviadas y a la deriva,
ahí voy brincando y de rodillas
en el follaje verde de los escombros que abonaron a la vida.

No hay profetas que no aprisionan
entre espinas ciegas
que no disuelva la presión de la espesura
de un pensamiento que duerme para amanecer sin rostro algún día.

Como una retórica que se derrama en el torbellino
de una espiral que nunca descansa
así voy huyendo de un espiral de mentiras,
fuimos esperanzas que sonríen en una canción que olvida.

El odio de un poeta se traga todas sus palabras vacías.

El Mute
18/06/2018.
19
18comentarios 152 lecturas versolibre karma: 112

Oración

Mi rezo es un rosario de besos
diseminados en lo oscuro de la noche.
Oración ferviente de mi corazón
que palpita en la fe de tu bienestar.

Rito inquebrantable que ha construido
un hilo de caricias de mis labios en el cielo
destinados a rozar tu boca suavemente
y darte la vida de mi aliento.

Hilo inmenso que nos une
bordado entre nubes y estrellas
7
6comentarios 63 lecturas versolibre karma: 102

Es solamente porque quiero

Yo puedo y tengo toda la intención
de regalarte el cielo si quieres
el mar entero si prefieres
y el universo en una canción.

Yo puedo y me sobra valentía
para pintarte una primavera
sembrar flores en tu acera
llenarte de sol los días.

Yo puedo, sobre todo porque quiero
hacer un mundo en tu ojos
y que nuesto color sea el rojo
y nuestro mes sea febrero
leer más   
12
12comentarios 80 lecturas versolibre karma: 88

Mi madurez

No soy hoja en blanco
ni cielo sin nubes
ni carretera sin curvas
soy aire consumido
que reside en mi equipaje
a veces liviano como la brisa
otras pesado cono el plomo

Mis soles han curtido mi piel
mis lunas teñido el pelo
aún mis estrellas
continúan
susurrando canciones

No soy vestido a estrenar
ni hojas sin otoños
ni escrito sin tachones
soy copa medio llena
a veces de agua que calma la sed
otras de vino que embriaga

Mi vientre ha dado sus frutos
mi boca risas y lamentos
aún mi vida
se viste
con ojos de colores
leer más   
11
8comentarios 80 lecturas versolibre karma: 82

Mi pueblo

Dicen que es el agua
de sus manantiales,
dicen que es la calma
en sus días primaverales..

Dicen de su playa
que en abril desmaya,
que de un rojo eterno
el sol tiñe sus rocallas.

Dicen que es un pueblo
con más de mil batallas,
dicen que el recuerdo
permanece en sus murallas.

Quizás lo primero
que me viene al alma,
es un mundo entero
de ilusiones en la infancia.

Dicen que en invierno
las estrellas bajan
y alumbran el cielo
de esa aldea renacuaja.

Dicen que exagero
porque esta es mi casa,
dicen que si muero
me pondrán aquí una estatua.

Y yo solo quiero
ver su puerto al alba,
sentado en su ladera
de moqueta en flores malva.

O con mi velero
recorrer sus calas,
casi que prefiero
no perder de vista nada.
leer más   
6
3comentarios 31 lecturas versoclasico karma: 83

Pueblo de cristal (Haití)

Este micro poema es un pequeño homenaje para el pueblo de Haití, que a pesar de haber sufrido tanto, nunca ha perdido su espíritu
----
Pueblo de cristal (Haití)
----
Horizonte naranja que busca el equilibrio
Abrillanta el sol, lo que aqueja la tormenta
Ilumina los cuerpos de cristal que han caído
En las ruinas de su estar que los fragmenta
----

Madre natura, en tus lienzos de la vida y de la muerte
Has pintado un pueblo de cristal en el Caribe
Que ha pecado como un hombre al tenerte
Y ha sufrido en el mundo como un niño
----

Ven; no pases de largo. Para; quédate.
Ya no hay remedio, salvación posible.
¡Hoy el iris de Dios, en lo frágil nos persigue!
----
----
Jorge Alfonso Ruiz Galindo
(Poeta Gotzon)
----

Este Micro poema fue ganador de la mención especial del público del III Concurso internacional de micro poemas José García Nieto (España)
leer más   
10
1comentarios 37 lecturas versolibre karma: 75

Una vez se cruzó el sol con la lluvia

Una vez
se cruzó el sol con la lluvia.
Y del otoño
nacieron pétalos.
Se cruzó la luna con el sueño
Y de la primavera
nacieron versos.
Una vez...
Se cruzó el alma
con un corazón bohemio
Y nació el amor eterno.
Desde entonces....
Hay verdedas de colores.
Poemas de azúcar.
Quimeras de raso.
Metàforas de terciopelo.
Desde entonces....
Hay noches aladas.
Senderos de fuego.
Paisajes de marfil.
Y ocasos .. bordeando el cielo.
leer más   
13
8comentarios 85 lecturas versolibre karma: 93

Es esta pequeña lluvia

Es esta pequeña lluvia de soles encendidos
que encharca las amapolas de la noche
y nos quema el agua entre cenizas
y somos viento,
no queremos aún que llegue el alba,
ni saber quiénes somos,
sólo un esbozo de soledades
en esta pequeña lluvia de soles encendidos.
21
4comentarios 121 lecturas versolibre karma: 99

El amigo de la muerte

Esta es la historia,
si, la historia de un ser solitario,
un ser que nunca vio la victoria,
y siempre se vistió con la tristeza de un osario.

Un triste ser solitario,
que ni de recuerdos se acompaña,
su niñez…
un calvario,
su inocencia…
víctima de la mala maña,

un ser que no quiso ser,
pero un ser que ha vivido
con un eterno corazón herido,
y también, sin fuerzas para vencer,

un ser que tiene por costumbre
estar en el suelo caído,
deseando que el sol no le alumbre,
o al menos, que éste siempre se haya ido.

Como quisiera él, ser la sombra,
la sombra que siempre vive en el suelo,
o vivir arrastrándose como la cobra,
pero nunca… como el ave que alza el vuelo.

la tristeza es su alimento,
la soledad su cobija,
su amigo es un jumento
que desahuciado no camina,

el presente es su calzado
el futuro su destino,
hoy del mundo apartado
y su mañana un desatino,

esperando siempre expectante
de un amigo su llegada,
llegada con la que de ahí en adelante
tendrá compañía asegurada,

ese amigo es la muerte
a quien ha esperado tanto,
para decirle: contigo por siempre…
… allí en el camposanto.


Rafael Puello
Barranquilla – Colombia.
leer más   
6
6comentarios 62 lecturas versoclasico karma: 84

Te llamas....

Olor de pan a las cinco de la tarde.
Lluvia, cristalina dentro de la zona verde.

Vienes a mi, como yo voy a ti.
Unos más rápidos, otros más lentos.
Incluso, otros por voluntad.

Corres, te detienes, haces ver a todo como una fatigable perdida.
Me haces crecer, me haces reir, me haces sentir vivo.
Pero, me dices que al final, es un reloj de arena.

Eres tu, y soy yo. ¿Como?
Es la pregunta que me repienso y destruyó, pero siempre vuelvo a ella.

Emociones clandestinas, por miedo al rechazo, Instrucciones al odio.
Amor, a la vida, al valor monetario, a un olor de una piel, al verde insurrecto de tus ojos selváticos.

Eres vida, eres pasión, miedo y control. Tienes nueve meses dentro de ti, que esperan ser fuente de bondad.
Tus mejillas señalan el camino, eres estupendamente, eres solo eso.. eres.

Eres tu y gracias a ti, hoy te digo MUCHAS GRACIAS.

Diferencias idiosincráticas, pluralismo dentro de una misma corriente.
Rezos a las cinco bajo el sol y las perlas naranjas que resaltan los ríos y sus casas aledañas.

Grandes selvas, grises unas, con ciertas tonalidades culturales. Altas y bajas.
Mares de sonrisas blancas en paletas de colores que tienen historias comunes.
Manaure, Palenque, Bogotá, Medellín, Nariño entre muchas más.

Una taza de néctar color oscuro dentro de la rutina.
Una pequeña gotita de alcohol al almuerzo, Una dosis de fe bajo un tierno beso.

Montañas frondosas, paisajes únicos. mejillas color rojizo.
Labios color caramelo.

Desiertos, Nevados, Páramos, Llanuras, Selvas, muchas mas.
Son la carta de presentación de tus símbolos.

Gracias mujer de nombre Colombia.
leer más   
8
1comentarios 71 lecturas versolibre karma: 82

La pradera que se esconde en la ciudad

Cuando la noche
En la ciudad cae
De otros tiempos
Escucho

Las cautelosas pisadas
De los ciervos

El murmullo
Del arroyo

La respiración
Acechante del jaguar

El alborozo
De los árboles
Que comparten
Su sombra

El viento
Que acaricia
La maleza

El lejano canto
De los aborígenes
Que adoran al sol
Al fuego
Y a la lluvia

Cuando aparecen
Las primeras luces
Del nuevo día
Oigo el ruido
De autos
Camiones
Máquinas mezcladoras
De cemento






Del Poemario Palabras que regresan
12
4comentarios 73 lecturas versolibre karma: 95
« anterior1234550