Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 3048, tiempo total: 0.026 segundos rss2

Tormenta

A luna de hoy,
no hay espacio entre las palabras y el silencio.

Alguien cantó
durante una milésima de segundo
y fue suficiente para ahogar la boca
antes del susurro.

Cubrió tres años,
pero pasó tan fugaz...

Se acerca la tormenta,
soy muy consciente que la tengo cerca
pero he vuelto a mirar hacia atrás
y se me ha hecho sal el corazón.

Quién me protegerá
de la eterna canción
que nunca,
nunca va a dejar de sonar?

Confieso el miedo extremo
y la valentía vestida de ya no;
luego, si acaso,
en un espejo roto.......

me obligo al presente
y me veo;
y soy yo misma venida a menos,
una muesca marcada
en la cama de cualquier hospital
al que se le ha derrumbado el techo.

Convalecencia interina
por la falta de abrigo
en las noches de verano.

Y qué extraño el llanto que apenas se oye...

En este pantano sin ventanas abiertas
puedo afirmar
que me va a estallar la cabeza.

Espera, dice mi sangre,
espera,
que aún no estoy seca.

En realidad,
en cada suspiro que gotea,
no hay sol que por dolor no venga.
leer más   
14
15comentarios 80 lecturas versolibre karma: 107

Roto

Han resucitado los espejos
en oprobiosas imágenes de olvido
rotas las hojas blanquecinas
cuyos rostros dormidos asesinan,
el rayo de sol empecinado
piedra oculta en la marea
rueda la ruda cabellera
azabache mirada sin frontera,
en los riscos callados y fríos
lujuriosos los pájaros ondean,
¿cuanta sangre derrama una bandera?
con cuchillos en sus venas
derrotan al gigante de Aramea
alaridos al cielo gris que nos congrega.
leer más   
12
8comentarios 73 lecturas prosapoetica karma: 98

Pasar sin verte

No puedo pasar sin verte
Sin acogerte entre las ramas tibias de estos brazos
Sin que tu pelo se mezcle en lo frondoso de mis ganas
No podria hacerme ausencia
Con estas ganas de dejar hojas viajeras en tus rizos
Como vos rizos en mis ramas
No puedo dejar de sonreirte con esta estática de árbol
Sabiendo que necesitas una sombra para mitigar el cansancio
Entonces tampoco puedo dejar de ser agua
Que sacie tu fatiga de camino
No puedo
Y ya hasta me es extraño castigo no hacerlo
No acunarte a susurros en mis letras
No llenarte de besos metafóricos a distancia
Ya no puedo ser ausencia
Cuando quiero ser tierra
Donde tranquila germines
Y de despertares en atardeceres encuentre a tus pupilas de hojas
No puedo, ya no puedo pasar sin verte
En esta ceguera que aclaraste
En ese sol que pusiste en esta oscuridad premeditada
Crimen o auto crimen
No poder pasar sin verte.

Marcelo ezequiel
leer más   
11
3comentarios 54 lecturas versolibre karma: 86

Se rompió la lámina azul de álcali-aluminosilicato

Se rompió la lámina azul de álcali-aluminosilicato

i
Se repite el mito - la Diosa vuelve a usar el objeto puntiagudo
La lanza- digo

No escuché el quiebre
Tal vez porque fue muy arriba, digo

La araña amarilla cayó
Lo que se rompió fue solamente la primera capa, digo

Y todo quedó vacío - mas no negro -
Los colores deben ser ordenados - la araña ordena, yo sigo

Los trozos de vidrio - tan diminutos
Devoran las montañas de occidente - viejísimos enemigos

ii

Estaba en una caja
Y yo era lo que se suponía debía de ser
Y ellos también estaban como los dejé
Mas ellos, ¿será que así que como los dejé
eran?

Y pasé horas en la caja
¿Será que fueron obra de los quarks?
Y entre un punto y el otro
Ninguno de ellos -

¿Los encontraré como los dejé?
¿Se quedaron así como cuando salí?

Cerca de las montañas
Rodeada de cadáveres
Despierto -
Cerca de los poco-desconocidos

Mi visión ya no era sólida - con 9 capas, digo
Sino que era violeta - con 6 seis capas, digo
Los contemporáneamente desarrollados -
Los lentes, digo

Y mi visión no era normal
Era violeta.
leer más   
8
sin comentarios 69 lecturas versolibre karma: 82

A todas horas sueño contigo

Sueño, sueño contigo a todas horas
más me desvelo cuando me veo a solas,
sin tu presencia ya no tengo testigo
y tu olor se fue con el viento que dejaste
al abandonar el lugar, de los hechos furtivos.

¿Quien ocupa ahora el lugar que dejaste
vacío? Sueño, sueño contigo a todas horas,
en mis sueños te sigo queriendo, libando
de la flor el néctar y de tu esencia el olor,
solo me falta cuando me desvelo y no estás.

Sueño, sueño contigo a todas horas
Y en todo momento cerca de ti, te sigo
Y te persigo a todos lados, como perrito faldero.
Pero tu no estás, desapareciste cuando desperté
Y comprobé en una ensoñación que te alejaste,
me dejaste inerte en ese sitio vacío.

Sueño, sueño contigo a todas horas
Y sigo soñando, ahora despierto te veo,
te veo conmigo, acariciando mi pelo
mi cara mi espalda. Y sigo soñando contigo
ya no te oculto con los ojos cerrados, me doy cuenta,
que solo sueño contigo, desesperado por tu ausencia
ya no tengo refrendo, solo estoy conmigo.

Sueño, sueño contigo a todas horas,
pero ya me he acostumbrado a estar solo
y ya no te persigo, solo sueño y, a veces,
desapareces de mis sueños y sigo dormido.

Alfonso J Paredes
SafeCreative/Copyright
11
4comentarios 51 lecturas versolibre karma: 102

Pensarte, soñarte y viceversa...

Unos días te pienso
y por las noches te sueño
otros días te sueño
y por las noches te pienso
así se van las horas, los días y las noches,
las semanas y los meses
y al dar la tierra la vuelta al sol
no sé si pueda mi mente dejar de pensarte
pero mi corazón no dejará de soñarte
y viceversa
10
3comentarios 54 lecturas versolibre karma: 95

La esperanza en su laberinto…

En esta ensenada austral la esperanza buscó escondrijo
Llegó huyendo del mundo, de Wall STREET, de la gran manzana,
Y de todas las ciudades que conforman la esfera terrestre.

Su garganta rota palidece por los sollozos suplicios
El sol en riela le persigue dejando pasar su estela
Y la carátula verde del bosque se torna amarilla como un ocre otoñal
Y me muestra la puerta de un laberinto
Una alfombra morado purpura se extiende
Y me conduce a su puerta cuyas bisagras rechinan
Duendes con ropas antiguas y barbas desparpajadas
Y luciérnagas parlanchinas me conducen por pasajes oscuros
Hasta llegar a un inmenso círculo
Y veo encima de rocas y cuarzos brillantes
¡¡¡La esperanza llora afligida¡¡¡
Y le pregunto ¿el por qué de su sufrimiento?
y me dice con voz trémula ...
Estoy triste… El hombre de la ciudad
Vive confundido prisionero de su propia historia
El ego, el miedo y los falsos dogmas
Lo someten, viven enclaustrados
En barrotes de hiero forjado
Y el ego que es tan antiguo como yo...
Guarda en su alforja diamantina la llave del encierro.
leer más   
4
2comentarios 39 lecturas prosapoetica karma: 66

Cuando volverá el poeta a escribir...

El poeta permaneció en silencio absorto,
distraído, atrapado en la vorágine in clemente
de castillos sin rocas, de mares sin olas
esparcidos por los azules pastizales

de sonrisas abiertas de símil y prosa
el caldo sutil de la substancia creadora.

El poeta vivía en el destiempo,
ya no entendía de calendarios pegados en la frente
grietas profundas que afloran cuando el sol arremete
entre los muros eternos de oquedades;
agujeros que perforan el alma...

El poeta subió al desván y desgarro su pluma melancólica
métrica sin rima refulgente del imaginario surrealista
y pintó en el cristal roto de un aliento mustio
la pasión que lo oprime y destroza.
El poeta al fin encontró su memoria ignorada.

La poesía acaricia la soledad de tempranas aromas
como descifrar su pensamiento,
cuando el viento ahogue su primavera
volverá el poeta a escribir.

Autor: Ramón G. Pérez B.
Venezuela
Derechos Reservados copyright ©
leer más   
10
8comentarios 71 lecturas prosapoetica karma: 92

Gely

La que era beba cuando escribí este poema tiene ya 25 años...

Dormida bajo el cielo desnudo
aparece tu carita,
y se revela el mágico embrujo
de tu llanto al despertar.

Yo te veo desde lejos
y desde lejos espero tu llegada
porque se que vendrás a saludarme.

Tus manos están llenas de vida,
tu sueño es hermoso
y tu cuerpo está dotado
de una inquietud fulminante,
que todo me hace pensar
que no eres de este mundo.

Tú debes ser un ángel,
y mientras todos creemos cuidarte
tú eres la que ha venido
a velar por nosotros.

Tus ojos vienen del infinito
bordados con hilo de armonía
y tu pequeño rostro lleno de luz
se ha tejido con fibras de sol
para alumbrarnos el camino.

¿Qué maravilloso encanto tienes escondido para más tarde?
¿Cuál es la sorpresa
que develará tu sonrisa mañana?
leer más   
13
sin comentarios 62 lecturas versolibre karma: 98

En un cielo anaranjado

Te soñé navegando en las aguas del olvido
¿Como son?, me preguntaste,
son inmensas
tan azules que se pierden en un efímero respiro.

Ojalá cuando llegue a viejo
me leas también como yo te leo a ti ahora,
sin la respiración agitada
y el dolor en el pecho cada vez que te respiro.

Sin esos pequeños espasmos de humor
que en vaivenes innegables
a veces son felices y a veces son amargos,
como esa abrupta acidez que te sube del cuello.

Y te enseña lo abandonado que te sientes
después de una tormenta estruendosa,
vil y oscura negación absurda
de no poder comprender tanta sabiduría.

No fue un sueño, eras tú
y estaba yo florando a la deriva
en la inmensidad de un reflejo anaranjado
de una puesta de sol que nunca termina.

Después de tanto navegar sin rumbo fijo,
en tantos sueños,
nos dimos cuenta de lo apartados que estamos
del amor verdadero.

Regresemos a la mar a luchar
con la furia incontrolable que ya no tenemos,
tal vez después de la tormenta
podamos encontrar un poco de paz verdadera.

El mute
22/07/2018.
4
2comentarios 36 lecturas versolibre karma: 64

Haremos del desierto un lienzo

Mis manos vuelan corto,
pintan trayectos medrosos,
los de unos ojos con la fatiga de la plata
Una vez olvidada en un cajón,
porque, amigos,
el mundo sí está hecho,
el tiempo se estrecha
en Medinas sombreadas,
sigue su órbita, inmutable,
en un espacio infinito,
ajeno a nuestra suerte,
por eso ahí voy yo,
empujado por una brisa amansada,
guiado por un rumor hospitalario,
mirando de desgobernar el tiempo
que gira incesante.
Vuelan mis manos hacia las tuyas
naufragando con el sol,
haremos del desierto nuestro lienzo,
ahí nos pintaremos.


º
leer más   
12
6comentarios 58 lecturas versolibre karma: 103

Quiero sentir tu aliento abrasador...

Quiero sentir tu aliento abrasador
Romper esquemas y no establecer diálogos insurrectos.


Tan solo dejemos que mis manos busquen
En su memoria rápida y hagan el escaneó
Sobre tus anchos pechos y tu cintura de porcelana;
Permite que te susurra al oído con voz calma
Y venenosa; intranquila la noche nos apremia.
Esta noche nos despojamos de conceptos
Traumas y necedades inventadas por los clérigos
Solos tú y yo el más bello boceto
No detengamos el impulso es reversible el ataque
Tan solo sostén mi mano fuerte que los alaridos
Se escuchen hasta en las mismas puertas del cielo.

En el desván trasiego No 217
Del hotel pasaje invernadero.

Autor: Ramón G. Pérez B.
Venezuela
Derechos Reservados copyright ©
leer más   
9
2comentarios 67 lecturas versolibre karma: 107

•—-la soga de tu ausencia •—con @Aljndropoetry @pequenho_ze @satanaslsAlive

Es entonces cuando vienes,
El desgarro sigue acariciando tu nombre,
El aura de tu cielo clava en mis mares rafagas de soledad y desaliento.
Me atraviesas, querida ausencia,
Amante del inoportuno sentimiento.

Pero entonces te vas,
Después de atravesar mis mares,
Para dejarme a la deriva de tus recuerdos.
El vacío de tu nombre es el desgarro de tu mirada con sabores a dolores, olvido.
La soledad se fue, la ausencia vive presente,
Desmantelé mis entrañas,
Por no darle más sonrisas a tus dientes.

Vacié el aire
y ahora corro entre las calles gritando tu nombre;
callejón sin salida que señala tu calle
Y en el medio tú; olvido de luces
clavando cristales

Y llueve amor, llueve ...

Abriste la coraza y la surcaste, golpeaste cada puerta llenándola de aire,
derribaste cada muro y creaste el puente
¡tú eres el culpable!

me hiciste
y la hiciste vulnerable
Y ahora , me dejas este vacío entre los dedos y todo este hielo deshaciéndose entre la oscuridad de este tétrico silencio

Y yo solo sé que corro
corro
con la soga
que tu ausencia anudó a mi cuello
Y caigo
Y me ahogo
Y me rompo; y te rompes
Y nos rompemos el pecho enredados
en toda esta tormenta de oxidados cristales
que devoran las ansias
y nos apagan las luces

Y duele amor .. duele

Se agrietan los ojos,
se ciegan y mueren
nos acecha el derrumbe cubriendo de polvo cada instante vivido
Y yo grito y te grito
Y me grito

¡Mírame y vuelve !
bésame esta lápida, que lleva tu nombre
Róbale a mi pecho este te quiero que me sangra por dentro
que inunda mi voz
Y enfría mi aliento …

Pero lo único que veo
es mi sombra partida...
Una mitad
que rasga la herida
de lo que creí que podría ser vida
Vida…

~~~~~~>>>vida ...
qué extraño vocablo
para el cadáver de una mujer viva.
Siento aún las venas;
rieles que llevan
cristales y aire.
Me abrigo en la pena;
pero mira,

~~~~~~>>>no lloro!
Juro ante el cielo que no es una lágrima
lo que recojo.
Es sólo un vacío
pérfido y acuoso
que duerme conmigo.

Es de noche,
de soslayo contemplo
el interminable pasillo
en los aposentos púrpura
de mi alma.
Los párpados de crepúsculo
de la soledad se han cerrado.
La hiena me sonrie
y se quita los de burla
para colocarse
los dientes
de compasión fingida
de la humanidad.
La luna me da la espalda
y le muerdo un hombro
para comprobar
que en verdad sigue allí,
y no es solo el reflejo olvidado
de plenilunios pasados.
El péndulo del tiempo
zigzaguea en mis sienes,
el pasado se hace futuro
y mi futuro
es solo el chasquido
de dientes de hierro oxidado
en los engranajes del ayer.
La muerte me visita,
se sienta en el borde
del abismo de mi lecho,
sujeta mi mano;
y me cuenta sus conquistas,
sus victorias, sus derrotas,
sus tristezas.
Ya no sé
si realmente
estoy aquí,
en la tierra de los vivientes;
o soy solamente
la excusa
en el laberinto de eventos
de la tragicomedia
de la vida,
un actor de relleno,
el alma fingida
de un avatar.
Alguien que por ti
pudo ser amado
y te pudo amar.



************************************
Mesa compartida

@Aljndropoetry & @satanaslsAlive
@pequenho_ze & @rebktd

leer más   
21
26comentarios 163 lecturas colaboracion karma: 110

Las ventanas...

Mira la ventana, mira y dime que ves
que dicen tus ojos, que siente tu alma
cuando el cielo gris viene con el viento
llevando las hojas, en un silbido bajo
sin decir adiós…

Y la ventana nos resguarda del frío sin alma
del viento que apurado se lleva todo a su paso
sin compasión ni calma…

El vidrio permanece inerte
empañando su vergüenza
con el calor de nuestro aliento
mirando hacia adentro y hacia afuera
esperando una caricia, conque un ded
le dibuje su corazón…

Mira y dime que vez a través de la ventana
cuantas caras sonrientes, cuantas llorando
cuantos ojos soñadores, cuantos cerrados al viento
cuantos rostros besando en él los mensajes
de otros tiempos perdidos, buscando un destino
para descansar…

Yo miro más allá de la ventana
la vida que viene y que va
con sus emociones
vestidas de estación
con sus sentimientos
en cada expresión
con el mismo cielo
aunque el sol
más lejos o más cerca
con la ventana cerrada
al frío, o al calor abierta…

Yo miro a través de las ventanas
las de vidrios, y las del corazón… (Lola)
11
4comentarios 99 lecturas versolibre karma: 102

Sin título...

Se encontraron
en el mismo
barrio.
Después
de haber
pasado
varios años...

Sus miradas
se cruzaron,
por tres escasos
segundos,.
Y a la vez,
sus manos
rozaron

¿Pero?...

No se
dijeron
nada.

Aunque las
miradas de
ambos,
hablaban
por si solas...

(y ellas decían)...

< Aún
te amo
y de ti
no me he
olvidado>...


© Derechos de autor
Isa García
leer más   
5
sin comentarios 37 lecturas prosapoetica karma: 70

Ahora

Te quiero a ti
en mi ahora.

Tu deseo enorme
que me traspasa,
me mata y me hace vivir
al mismo tiempo.

Deseo que explota,
haciendo el amor en letras
poniendo mis aaa y mis uuu
justo en mi garganta,
enterrándome palabras en el centro,
desgarrándome el corazón de pasión,
poesía que me sacude.

¿Tú eres la poesía no te das cuenta?
Y mi climax
el llanto feliz que te abraza,
que me eleva sobre cada montaña,
que derrite mis nieves,
que me llueve soles.
leer más   
13
11comentarios 88 lecturas versolibre karma: 107

Pausa

No llueve nada
el cielo ahora esta en pausa.
el petricor llena los campos
las amapolas se cubren de sol.
He descubierto que queda una gota
en una hoja de mi jardín,
es minúscula y pesa poco.
Una superviviente
al carro del aguacero
que estos días cubrió mi patio.
Sin duda pelea por quedarse,
quieta en la hoja,
o quizá desea marchar
junto a las otras.
Está esperando al rocío
él la sacará de su escondrijo.
Está cansada de esta vida
desea llegar a su río.
Es un vago intento
por resolver el acertijo.
Una cruzada en el más allá
que desnuda, la llevará.
leer más   
9
4comentarios 54 lecturas versolibre karma: 87

El hombre- Bala

Subió tan alto y a tanta velocidad que no encontró la forma de volver. La multitud, testigo de la hazaña, esperó y esperó hasta que las autoridades competentes informaron de la imposibilidad de que el héroe celebrara con ellos el record conseguido. No lo verán sus ojos, pero esta hazaña que honra a nuestra ciudad pasará a la historia, dijo el más autoritario de las autoridades presentes. Y añadió: desalojen la calle.
La historia nunca lo ha nombrado, pero sí los cuentos que esconden los tejados y rincones de las calles. Y los bancos de las plazas que guardan los sueños de algunas ancianas que, cuando el sol les acaricia los huesos, hablan del hombre-bala, vecino del barrio, que se quedó a vivir en las nubes.
leer más   
4
sin comentarios 34 lecturas relato karma: 38

Quiebra el verbo su figura

Quiebra el verbo su figura,
rompe el día su hermosura.
La tarde exhala su último canto de coloridos pájaros,
la función de la vida agoniza
en extenuados ocasos.

El mar aquieta su bravura,
sereno duerme en su paz de olas.
Observa absorto,
la agonía del día.

Las nubes con sus capas grises,
ocultan al gallardo de los crines de oro,
que en sus voces amarillas se despide,
¡Mirad aunque macilento, qué bello sonríe!

El sol
envía reflejos de amor
a su amante mar,
le besa las pieles.
Música de alquimia
en su despedida.
Sublimes pianos de Chopin en su adiós.

Quiebra el verbo del día:
sus gaviotas ilusionadas,
sus gentes laboriosas,
su bullicio de niños...

Las olas,
dan sus últimos besos
a la arena despreocupada y húmeda.
El sol oculta su cara
abrazándose al azafranado cielo.

Quiebra el verbo del día
su figura de dama iluminada,
y da paso al ocaso
que fuga
en sus últimos vestidos amarillos de fiesta.

Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados
leer más   
13
7comentarios 57 lecturas versolibre karma: 96

Titán

Aclara tus ojos ordenó,
Así lo hice y cayó la venda.
Como sol ardiente se encendió.
Pude ver los colores nuevos
y atravesar las máscaras.
Pude ser el águila avizor
y ver la caza en la senda.

Miré por fin mi corazón
y nuestra mutua ausencia.
Como angel, el ave subió
para mirar y ver desde arriba
el mundo cruel de dolores
que doloso se originó
sin nuestra mutua presencia.

Forjada la predestinación,
duros brazos de herramientas
en el ojo cruel de avizor
ilvanaron luces de putridez,
ojo vacuo de mal auspicio,
levantando iras de algún señor.
Titán soy con el mundo a cuestas

De nuevo peregrino cansado
que caminará, seguirá la senda.
El corazón de alegrías cerrado,
consciente de todos los ayes
por áspero y largo camino
borrar para todos el pecado.
Será así en ambos gloriosa meta.
leer más   
11
6comentarios 61 lecturas versolibre karma: 105
« anterior1234550