Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 2516, tiempo total: 0.034 segundos rss2

Sombras

Del sol de la noche
que busco y no encuentro en ti
y no importa,
no importa que no halle esa luz,
mientras me pierdo en tus sombras.

etiquetas: poema, amor
6
1comentarios 37 lecturas versolibre karma: 94

Rojo y humo

A plena potencia suben y bajan los pistones del motor encendido. Retumba dentro del pecho, me brota el fuego.

Me deslizo por los límites entre lo que la vida me ofrece y lo que le pido a la luna. Desde que despierta el sol hasta que bosteza la medianoche. Las once, las doce, la una.

Cuando duerme el planeta salgo descalza a la calle. No piso el suelo, toco mil cielos, sin anclas en las rodillas. Sin lastres en los percheros que forman las costillas.

Respiro el buen tiempo. Con sus tormentas repentinas. Me mojan la cara, refrescan mis idas y empapan mis venidas.

Celebro la libertad. No tengo pies de barro, me elevo y me marcho. Vivo y vuelvo. Regreso y, de nuevo, parto.

Hay países que miden su riqueza en función de la felicidad de sus habitantes, condimentemos entonces el tiempo que nos queda con canela y clavo, menta y panela.

Rozo las espigas con las puntas de mis dedos. No hay flor que no me tinte los ojos con lenguas cromáticas. No hay rincón de estrellas que no me impregne de historias galácticas.

Timbales y cañas, crótalos y palmas. Tócame y siente. Aléjate y danza.

Cuando abras los ojos, en algún lugar del mundo, estaré latiendo fuerte. Besando el alma, entre el rojo y el humo.
leer más   
11
4comentarios 42 lecturas versolibre karma: 97

Cimiento y movimiento

Estás en los ladrillos
cimentando las construcciones antiguas
de cuando el sol besaba
los silencios marinos;
los de las madrugadas,
de lluvias y castañas
de pájaros y otoños.
Todo naranja,
todo azul.

Tan azul como las gotas
de las yemas de tus dedos
con burbujas de champagne
y calor atrincherado.
De verdad y de futuro
porque desciendes
desde las estrellas
para erigirte en mi mundo
y aterrizar en mis hojas secas;
Para ser tú.

Lo sólido, lo de siempre
lo verde de las copas
lo fuerte en las raíces
los rayos amarillos.


Mi roca : mi movimiento
mi ancla : mi vértigo
Tú.
leer más   
6
3comentarios 25 lecturas versolibre karma: 84

Plexus sangrante

Estalla la granada emocional
y cada una de sus esquirlas
se acuna dentro la piel

Ojos cerrados
sangran imágenes
recuerdos de archivo

Penden del cuello
un par de tragos
gruesos cortantes
y la añoranza
de un fuerte remedio etílico
para sanarles

Manos entreabiertas
no terminan la oración
cuándo se acercan al pecho
para ayudar a las pulsaciones
a coserle nostalgias

Remiendan la piel
mientras cada poro
recita un dolor
por cada felicidad

La herida se ama
cómo regalo de vida…
La esquirla se atesora
cómo un punto de no retorno…

Camino de nuevo
con el plexus sangrante
la vista perdida
y la mente anclada
en un horizonte quebrado
que traga mis soles uno a uno
trayendo cada noche
la gratitud impregnada
en los latidos de un corazón intacto…

***************************
Plexus sangrante
2018
Transmisor d Sinestesias©
leer más   
10
4comentarios 55 lecturas versolibre karma: 94

Veinte Palabras

Arriba se dibuja tu cuerpo
inefable y sonámbulo entre las nubes.

El arrébol del atarceder se manifiesta
con toda su incandescencia,
inmarcesible e impoluto
evocando los días y las horas llenas de ti.

Te vuelves etéreo en una época
en que todo es demasiado concreto
y así vuelas invadiendo con toda tu luminiscencia la aurora.

Embistes la soledad como una epifanía celestial
haciendo que tu boca proclame con efervescencia
besos con melifluo dulzor sobre la piel.

Entonces,
entre soles y estrellas: tu espíritu,
serendipia bendita y mágica llena de poder,
habla con elocuencia a mi ser.

Limerencia desbordada entre nosotros,
ruego por ti, mi amor,
ruego porque todo dolor te sea efímero
y que la iridiscencia de tu rostro
siga siendo mi luz y mi camino.
Que lo que te hiere quede en el olvido
y que el amor sea el único descenlace entre los dos.
leer más   
10
6comentarios 60 lecturas versolibre karma: 103

Anocheciendo contigo, vida

Cuando un anochecer y un amanecer se unen, el Universo de la Vida cobra todo su sentido.
En sus manos acoge serena, a ese pequeño ser que amanece a la vida.
Blanco, puro y sin mácula, contrasta junto a su piel gastada, cuarteada por el tiempo y las batallas.

- Niño mío, yo te guardo.
Tu corazón naciente, pegadito al mío ya cansado. Así, latiendo juntos. Tu entrando y yo saliendo, en ese minuto regalo, que nos da la vida, para decirnos hola y adiós, entre besos y abrazos.

- Me gusta estar entre tus manos. No me dejes, necesito que me muestres el camino que debo tomar para no caer.

- No tengas miedo, estoy aquí para entregarte suavemente a la vida. Tu vida.
Será como si de un vals romántico se tratara. Acunadito mi niño, sin prisas; suave y dulcemente, meciéndonos juntos.

Después me iré, porque mi vida ya la recorrí. Las arrugas y los surcos de mi piel, reflejan el camino andado. Los sueños cumplidos, los que pasaron de largo. Las alegrías y las penas. Las soledades a solas y las compartidas, que son las que más duelen. Los silencios, las ausencias, los miedos, los dolores.
Lo que disfruté y lo que me ilusionó. Todo lo que aprendí y lo que olvidé. Todo lo que amé y lo que me amaron. Lo que entendí y lo que no logré entender.
Porque, ¿Sabes una cosa? Nunca llegarás a saberlo todo. Nunca aprenderás lo suficiente, para desterrar el dolor de tu corazón. Porque niño mío, vivir duele.

- Entonces llévame contigo, no quiero sentir dolor.

- No, mi niño. La vida es hermosa y has de vivirla. Tu corazón está preparado para sentir y amar la vida. Deja que crezca en ti ese amor y únelo con el de las personas que te rodean y con el de las que están por llegar a tu vida.

- Y tú, ¿Por qué no te quedas siempre conmigo?

- Yo ya viví, mi niño. Este es el testigo que te entrego, ahora es tuyo.
Que cuando tu piel se escriba de arrugas como ahora la mía, puedas decir... He vivido y ha sido hermoso.



Publicado en "Gente Yold" el 10 de Septiembre 2016
5
2comentarios 37 lecturas prosapoetica karma: 68

De seguir así

Dejo que el viento pase;
lleva tu nombre,

esquivo la lluvia;
cada gota es un latido tuyo,

de seguir así,
algo tendré que hacer con la sombra de tu sol
en mí.
25
3comentarios 63 lecturas versolibre karma: 106

Metales de referencia

Tú ya sabes que todas mis intenciones,
son abatibles al peso liviano de tu cuerpo.

Sonríes seguro pero yo te leo los temores invisibles.

En medio de esta empírea floresta,
de inquietudes indomables,
regamos con vino el temporal.
Hacemos de cada aroma,
una misa negra,
raíces invencibles para agarrarnos fuerte,
por si salimos volando.

No estamos hechos,
sino forjados el uno con el otro.
En una fragua de guarismos y letras impares.
Donde entre soles sucesivos,
se escriben líricos informes,
sobre amores que ayer nos parecían imposibles.
12
10comentarios 73 lecturas versolibre karma: 103

Claveles rosas...

Claveles rosas tus manos
labrado en seda tu rostro
unidos como en verano
lunas de amor sin agosto.

Invádeme el dolor cuando
a solas yo me despierto
a descubrir que no es cierto
loco amor desesperado.

Y voy muriendo por dentro...
Jamás amé tan en vano !

Algún día nunca llega
narró el poeta lejano
daría toda mi vida
regalaría mi tiempo.

A cambio de algún te amo...
9
2comentarios 65 lecturas prosapoetica karma: 105

Dos Objetos y Un Recuerdo

Un dia de noviembre 2017,
en algún oxidado anaquel del alma mater,
reposa cansado y polvoriento,
el tomo de mis sueños.

Fruto de mis esfuerzos y tu paciencia,
tu nombre, simple y puro,
póstuma dedicatoria del primer folio,
espera sin letargos,
sentir el sol de tu mirada,
las caricias de tu aliento.

Sueños imposibles, destronados por el tiempo,
amarillentas páginas del oblivium.

En cierto paraje de tu barrio,
quizás al borde de un riachuelo,
descansa inerte y sin doliente,
los restos de la triste guitarra,
que guardaba tu nombre y un poema en su solapa,
su voz apagada y con pena,
no se atrevió a vibrar por la vergüenza

Un dia de noviembre 1992,
en cualquier rico del malecón,
entre la esquina del perdón y el orgullo,
donde alguna vez recorrimos nuestros sueños y sus luces,
tus ojos verdes como olivos,
abandonaron un sollozo en la vitrina,
origen de mis noches y sus fantasmas.

www.youtube.com/watch?v=hLQl3WQQoQ0
leer más   
10
8comentarios 91 lecturas versolibre karma: 98

ni una mas

¡¡ni una mas !!
se prometio y no cumplio.

lagrimas resbalavan
ante su desdicha,
cruel realidad
la vida pasaba
sin hacer parada cada dia.

la luna de dia, de noche esl sol
su rostro sin brillo y
sin fuerza su corazon.

a quien tanto amo
su ultimo aliento
desgarrador
¡¡muerete!!
frente al espejo desfallecio.
leer más   
7
4comentarios 50 lecturas prosapoetica karma: 86

Paniza

En otoño,
iré al otro lado del puerto
a los humildes yermos
donde brota mi seta más querida.

Como en años anteriores
me saludará el pastor,
a cuadros manta soriana.

Si sale el sol
seré sombra
y si no, la encina joven
o cierzo,
niebla
o escarcha ,
o el canto escueto del cuco,
que se escucha en los pinares.

¿Qué más quedará por ver?
¿París , Boston , Lombardía?
leer más   
10
4comentarios 45 lecturas versolibre karma: 91

Haikus

Haikus .

Solo camino
de noche a oscura
detrás sin mirar.

Pasan los días
viviendo la vida
en casa solo.

De no estar tú
la primavera sigue
sin descanso yo.

Nace el aire
en casa en silencio
suena y silva.

Vibra la brisa
hoja húmeda
de sal yodada.

Mayo florido
vereda de soleada
primavera sal.
leer más   
8
4comentarios 65 lecturas versolibre karma: 91

Sueños alterados de consciencia

De las profundidades de la culpa
nace un sol devorador de almas,
oscuro Leviatán de los hombres,
corruptor que no descansa.

He oído quebrarse al aura de los dioses
y al canto del cuervo acunar la noche,
he visto a grandes titanes
doblegarse ante un reproche.
He conocido a dos amantes
acurrucados en el fondo de una botella,
he sentido el latido infinito
del brillo de una estrella.
He remontado el rio a lomos de un colibrí,
he muerto conmigo
y he vivido sin ti.

Encontré a un niño que desarmaba un reloj,
las agujas eran sus bastones,
aquel niño era yo.
Recorrí bailando los montes de la oportunidad,
bebí de los pechos de la inmortalidad.
Rasgué a pellizcos la onírica negrura,
atravesé denudo la estigia laguna.

Sin bastones, sin alas, sin estrella,
alcancé el día.
No recordaba a aquel niño,
sentí que moría.
leer más   
13
4comentarios 75 lecturas versolibre karma: 102

Harto

Como un buen molino,
con sus aspas al viento,
siempre estoy clavado.

Harto de quijotes
sanchopanzas y tormentas
que me traen apaleado.

Ante nubarrones, aguaceros
y al sol seco del verano,
estoico me dicen que soy

Pero me siento tan ¡harto!
que cualquier día de estos
cojo mis bártulos y me voy
leer más   
14
6comentarios 60 lecturas versolibre karma: 91

Duerme

Duerme,
ríe,
sonríe.
Camina descalzo,
acaricia el silencio,
monta bicicleta,
habla con tu perro,
dale un beso.
Dúchate el corazón,
purifica el alma,
abrillanta la sonrisa,
alimenta tu espíritu de luz,
de sol,
de río.
Y si por momentos llueves,
que sea de amor,
de buenos pensamientos,
de sonrisas y carcajadas,
de amistad.
Besa a tu madre
y a tu padre en la frente.
Y besa las distancias
y las caricias
que nos unen
bajo el mismo cielo.
leer más   
13
5comentarios 80 lecturas versolibre karma: 111

Contraluz

Desangrando mi pluma vertical,
donde se enredan los vientos áridos del sur,
y se sumergen los huracanes del norte,
esta desdibujado mi horizonte.

A veces el sol se alza entre los árboles,
pero el lunar jamas se verá a contraluz;
ni el aroma del rocío contra el viento,
ni la sílaba que cae a contratiempo.

A veces se detiene justo en nuestras cabezas,
y ni la luz cenital muestra mi rareza,
de una naturaleza perseverante,
de una respiración ya muerta.

Caen las gotas en suelo mojado,
porque soy el que ríe de últimas,
el que apaga la luz y cierra las cortinas,
¿y creen conocerme porque me miran?

Si iluminan mi verdad con el sol a mis espaldas,
por mas respuestas que canten no entenderán;
si me determinan con la luna en mi norte,
las suposiciones serán estrellas fugaces.

Al hablar ni se molesten,
de eclipses están hechos los desastres.

Niorv Ogrin
leer más   
14
3comentarios 61 lecturas versolibre karma: 98

La librería mágica

LA LIBRERÍA MÁGICA


No sabía dónde estaba, pues aquel lugar parecía un almacén lleno de
libros. Todos hablaban -entre sí- un idioma parecido, aunque no lograba
entender nada. De pronto saltó uno y me dijo:
-¿Tú eres nuevo por aquí? -Le contesté que sí; y que si ocurría algo:
-¡No, no!, -me dijo-: -Solamente, te advierto de que tengas cuidado, ya que
estos libros son mágicos y no puedes despertarlos; como lo hagas, te darán
la lata y luego te volverán loco.

De pronto, veo volar a Don Quijote de la Mancha, en su bicicleta
cósmica, cabalgando entre el escaso espacio de pared en pared.
En las estanterías se oían voces lejanas; pertenecían a los personajes
de viejas y nuevas historias, como queriendo salir todos a la vez y contarme
sus batallitas, o sus cuentos.
Un caballero con barbas me chistó, diciendo:
-¡¿Qué haces por aquí?! ¿No sabes que esta prohibido merodear por
ciertos lugares de luces y sombras?
-No se nada -le dije-; tan sólo estaba mirando los libros...,
-Estos no son libros: son pensamientos enlatados en papel y prisioneros,
nos cortaron las alas; -además, me dijo-:
-Soy Séneca, el andaluz de Córdoba; enjaulado en mi libro de oro. Un
murmullo debajo de las estanterías me avisa del peligro que corro en ese
lugar, pero sigo rastreando, entre ellas, porque mi tiempo se detuvo, y quiero
saber el porqué de todo ésto; si, tan solamente, son libros escritos con letras
en un abecedario ordenado y libre.
Los pensamientos creados de muchas mentes prodigiosas, llenas de
sabiduría y talento:
Aquel de los molinos de vientos, Miguel, su nombre eterno, el
creador de D. Quijote señor, el de los sueños surrealistas y caballero,
merodeaba por este jardín, entre marañas de polvo, un ordenado
desorden de pensamientos.
En un recodo, en el ángulo metálico de las mágicas estanterías, vi al
mismísimo Federico, leyendo su cuaderno original, del “Romancero Gitano”,
como se limpiaba las lágrimas de bronce, revoloteando golondrinas alrededor
de su cuerpo, ahuyentaba, en su cabeza, a los pájaros.

Su vecina Carolina, las de los bellos ojos; la de pómulos sonrosados,
coronados de poemas, de versos de amor; toda su sonrisa iluminaba el
espacio: poeta de Almendralejos, luz de Extremadura (Espronceda, sufría en
silencio por su amor).

Todos son voces: del ocaso al abismo y del abismo al ocaso. Muchos
libros hablando y yo sólo escuchando sus letras: El punto, la coma, el
paréntesis, la interrogación y la exclamación, riéndose del punto y coma, sin
poder estar separados...

Las flexibles historias del mundo, danzando al unísono; sobre un
camino de aire y de polvo, en este desorden de paz; en un silencioso pasado
de ausencias, con palabras que gritan.

En el suelo, un libro se queja: ha sido pisado y le hicieron daño en sus
cubiertas: El maravilloso(tan antiguo, como moderno) Kybalión, llora de dolor
y soledad; quiere la libertad que anuncia en sus páginas; ser rescatado de
su estantería para poder descansar en los pensamientos más espirituales y
profundos.

Un aroma aterciopelado, desde un rincón, nos comunica olores de
siempre: Almizclen, Hierba buena, Tomillo y Romero...

Miguel Hernández me habla de sus horas en la cárcel, poeta del
hambre, del sacrificio,de la pena y el dolor; durmiendo en una jaula sin
libertad (pero con alas para volar).

Remolinos de aires nos envuelve en la lectura, Schespeare y
Lord Byron, Borges, Salinas, Cernudas, Pacheco, Valhondo, Lencero, León
Felipe, Kavafis, Pasolini, Bod Dylan. Merodean entre las páginas, ordenándo
las palabras, jugando con las sílabas, los espacios, Gala, pasea su bastón.

Dentro de este templo, de la palabra escrita, nos encontramos a
Rosalía de Castro, Carmen Pardo Bazán, Dulce Chacón, Almudena Grande,
Mª José Fernández... Todas, expresándose, con versos encadenados:
caminos creativos, en el Universo escrito.

Se mezclan las ideas, los pensamientos, alrededor de un oasis lleno de
estrellas. Una fuerza invisible de sentimientos merodea a las estanterías, en
un mágico pensar. Los hilos del saber florecen en el techo del olvido; y las
palabras piden libertad, como queriendo escapar de un laberinto de
intolerancia y despecho.


II

Los libros almacenados, desean ser adoptados por manos limpias,
sedosas, delicadas, sin mancha. Manos purificadas con el único elemento
posible: la Cultura (El poderoso Saber del Hombre y nunca la ignorancia de
la bestia o la oscuridad).

Desde el abismo más luminoso donde todo ciego ve, hay hadas con
sonrisas fotográficas, con luces de plata. Aquí, Piter-pan, juega con
Campanilla; juntos navegan en mares imaginarios con radiantes sonrisas.

En la bóveda, rosada, de pájaros es donde -el hombre- anida en sus
ilusiones. El tiempo está detenido en este templo de cultura solitaria.

Láminas, fotos del pasado... y un futuro lineal rodeado de mesas de
tertulias; donde se contemplan y se aman, con miradas furtivas:La novela, el
ensayo, el teatro, la poesía, la narración, la biografía, se casan con la luz y
las sombras, iniciando un camino con un futuro de resplandor, sin límite.
Los ecos, lejanos, me avisan de posibles tormentas literarias: Un
intruso dando voces, sorprende a la mágica librería. Es un libro nuevo que
viene empujando, como un torbellino, con aires caracoleados, entre los
entrantes y salientes de cada libro; éste molestando a los otros. Sus hojas se
les encresparon; hasta se cristalizaron las letras: Quiere un hueco social,
entre las mágicas estanterías (la oportunidad de ser seleccionado y leído, en
su “Horizontalidad Sentida”, permanente.

En la Librería Mágica, es donde está representada la historia y el
pensamiento de cada escritor(y es un mundo que simboliza la Cultura): ¡Ah,
mi querida Librería!¡No despiertes nunca!, porque en tus sueños está la vida.
leer más   
7
2comentarios 79 lecturas relato karma: 80

Sol por cobijo

Sal de mi sombra alma mía,
sé tú misma,
por una vez en tu vida
deja de andar engañandote
¿que no ves que esta vida
es corta e irrepetible?
¡No te mientas, pisa firme!
No cubras el sol con un dedo,
no inventes puertas
que no existen,
porqué no habrá salida,
ni te cubras detrás de otros seres
dale vida, valor
a ese ser que tú ya eres
¡pues eres maravillosa,
fuerte, única!
No te pierdas en invenciones
que solo te dejan más vacía,
más perdida crece de una vez
¡sé valiente!
No te cubras en mi sombra
alma mía deja el rayo del sol
entre en tu vida
que ese rayo sea tu guía
no oscuridad, sino
¡luz de mediodía!
leer más   
17
9comentarios 55 lecturas versolibre karma: 99

Colorida Indeferencia

La memoria es ingrata,
una cárcel de castigos perpetuos
y de sentencias constantes
¿Quién puede salvarse de sus ecos?

Me siento una extraña
en mi propio lugar
con la sinceridad apretándome el cuello
y las luces apuntando hacia mí.

Me siento una extraña
cuando veo mi reflejo en tus ojos
cuando no reconozco mi nombre
en tus labios.

¿Qué tanto tenía que estar sumida en desconsuelo
para que me vieras?
¿Qué tanto de mí necesitabas llevarte para llenar tus maletas?

Y si tus oídos sordos no hubieran estado,
¿me habrías escuchado?
Si tus manos liberadas hubieran estado,
¿me habrías sacado de ese hoyo?
Si tus pies cuerdos hubieran estado
¿me dejarías aun?

Tal vez si pinto mi rostro
de colorida indiferencia
te sea más placentero
que ver la gris realidad.

Ya es tarde
las campanas han sonado
el sol se ha escondido
¿de qué te sorprendes, pues
si yo también me he ido?
4
sin comentarios 21 lecturas versolibre karma: 55
« anterior1234550