Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 5251, tiempo total: 0.010 segundos rss2

Vivir una mentira...

Vivir una mentira no es vivir;
tan sólo es fingir una vida que no existe.
19
2comentarios 77 lecturas versolibre karma: 124

Vivir vidas

Tan solo tengo una vida
que se consume en la hoguera
encasillada en un mundo
con un corazón y un destino

Quisiera vivir en otros ojos
y vestirme de sus secretos
embriagarme de otras pieles
y caminar con sus pies

Bucear por el cauce de otras venas
en barcos que pesquen historias
atracando en cada puerto
envuelta con sus mareas y calmas

Quisiera vivir tantas vidas
como gotas tiene el mar
como estrellas la gloria
y tan solo después
que me busquen los sueños
leer más   
12
14comentarios 95 lecturas versolibre karma: 100

No le temo a la muerte

Yo no le tengo miedo a la muerte.

Hemos tenido una lucha cuerpo a cuerpo.

Y no ha podido conmigo.


Ayer me miro por la ventana

me quería coger de la blusa y llevarme a su casa.

Pero yo le he sonreído burlona.

Y hasta la he invitado a bailar un tango.

¡He visto su cara tantas veces!

Que no me asusta su capa oscura y sus dientes de plata.

Ni su guadaña brillante, afilada.


En la vida me he conducido siempre en blanco.

Y ahora puede venir con bulla o sentada.

Que yo aquí la espero sosegada.


¡Muerte si tienes que venir,

entra a mi casa!

Cumple tu misión y vete tranquila.

Yo no te temo,

conozco todas tus pisadas...

* Autora: Edith Elvira Colqui Rojas - Perú - derechos reservados
leer más   
14
8comentarios 102 lecturas versolibre karma: 89

Seguir Viviendo después de la Muerte

SEGUIR VIVIENDO DESPUÉS DE LA MUERTE

Recordando cuando estuve hospitalizado en el 2015.

Seguir viviendo después de la muerte
es mi ideal en la vida
después de haber enfrentado a mi destino
hace unos años atrás
y haber superado la adversidad
estar aquí escribiendo estas líneas
es algo tan sagrado como hermoso
hace unos años estaba en la cama de un Hospital
rodeado de máquinas, médicos y enfermeras
viendo sin saber quién era o que estaba pasando
sin saber si estaba dormido o despierto
si estaba viviendo una pesadilla o un sueño
allí estaba Yo hace unos años atrás
sumergido en un momento
en un instante donde no sabes si estas vivo o estas muerto
si estas cuerdo o ya te has vuelto loco
si hay un mañana o no
así estaba Yo hace unos años atrás
en aquella cama de hospital
rodeado de máquinas, enfermeras y médicos
un ir y venir de rostros
de palabras que no entendía
de angustiosos momentos
de medicamentos e inyecciones
de máscaras de oxígeno y máquinas
de gritos suspendidos en el espacio
en el silencio absoluto del tiempo.

Allí estaba Yo luchando
sin saber contra que exactamente
con ganas de vivir y morir al mismo tiempo
para no seguir sufriendo
pero algo me motivaba a seguir luchando
algo fuera de mí difícil de explicar
allí estaba Yo sin saber que pasaba
vomitando sangre y gritando de dolor
con la fiebre haciéndome hablar locuras
con máquinas para poder respirar
para poder vivir
con rostros llenos de preocupaciones
lejos de los míos porqué estaba en un lugar prohibido
Yo no sabía ni quién era en aquel tiempo
en aquel momento que quedó grabado en mi mente
cuando la muerte tocó a mi puerta
y la vida le ganó a la misma.

Autor: Robert Allen Goodrich Valderrama
Panamá
Derechos Reservados
Julio 2018

Pintura de Frida Khalo
leer más   
13
12comentarios 127 lecturas versolibre karma: 103

Vivir...

Manos que rozan
la pasión por vivir...
tocan la gloria
deseando un mañana,
venerando el ahora,
anhelando sentir...
leer más   
11
7comentarios 62 lecturas versolibre karma: 102

La pesadilla fue tan vivida, el sudor me empapa...

La pesadilla fue tan vivida, el sudor me empapa, con el frio que hace…

Siento que algo muy malo ha pasado, es una sensación de opresión en el pecho que me dificulta respirar. Desde pequeña aprendí a hacer caso riguroso de estas sensaciones que llegan de un lugar desconocido de mí misma.

Me siento en la cama, froto mis ojos para ver mejor, tengo mucho frio, trato de encontrar la manta para taparme y volver a dormir, pero no la encuentro, me inclino para ver si está caída en el piso, y en efecto allí está, trato de alcanzarla con la mano, no llego hasta ella, me levanto despacio sin deseos, para recogerla…

…estoy temblando de frio, me acerco al closet a coger otra manta, veo mi reflejo en el espejo de la puerta, doy un respingo pues mi pelo está completamente mojado, la ropa se pega a mi cuerpo, está húmeda.

Vuelvo a la cama muy inquieta por lo extraño del asunto, ya más tranquila miro el reloj, son las 3.33 de la madrugada, trato de recordar toda la pesadilla…

Cierro los ojos y me veo llegando al puente que está cubierto de agua muy clara, bajo del auto y camino hasta la orilla, sin pensarlo me sumerjo en ella, esta tibia por el sol, puedo ver todo, entonces diviso el bulto, es como un saco lleno de algo, al intentar alejarme aquella horrible mano huesuda que sale del bulto me agarra y oigo una voz en mi cabeza diciendo –ayúdame.

Sacudo la cabeza para apartar de mi mente los recuerdos del horrible sueño…

Me levanto envuelta en mi manta para tomar una taza de tilo, la sala está en penumbras, pero logro ver a mi gata Luna subida a la mesita mirando la foto familiar, me acerco despacio y ella no se mueve, me agacho, mi cara casi toca la de la gata y trato de ver qué mira con tanta atención…

Luna mira fijamente la parte de la foto donde estamos todos los primos, tengo la impresión que mira a alguien en específico, uno de mis primos y al acercarme es como si su cara en la foto estuviera húmeda, la tomo rápidamente para mirar de cerca, pues no, solo fue una impresión óptica.

Dejo la foto en su lugar y me dirijo a la cocina a preparar el té, un ruido de cristal rompiéndose al caer me hace dar un brinco, volteo a la sala y veo la foto caída y su cristal roto, miro para ver donde está Luna, no está en la sala ¿dónde se metería?...

sigue en el blog
11
15comentarios 118 lecturas relato karma: 100

Tanto he muerto...

He recorrido tantos caminos
con tantas promesa de destino
con tantos trofeos
y tantas preseas prometidas...

he visto soles, tantos soles,
y flores, tantas flores,
y ojos de azul oceánico,
tantos ojos...

he besado bocas, tantas bocas,
tanta miel, tanto ajenjo;
y he dormido arropado
entre tantas pieles ajenas,
bajo tantas lunas;
tanta tibieza, tanto calor,
tanto frío...

he recorrido tus senderos,
tantas veces,
enredado en tus remolinos;
he bebido de tus oasis,
y he saciado la sed
de mil y una vidas...

se me han desgastado,
quizá la mitad
de los tantos granitos de arena
o de las tantas gotitas de clepsidra
de ese reloj con fecha de expiración
que en algún momento,
antes de iniciar esta vida,
me fue obsequiado...

he buscado la felicidad,
tanto la he buscado,
he sido feliz
y desdichado,
he obsequiado alegría
a raudales,
amargura también...

he vivido,
sí, he vivido,
tanto he vivido...

y he muerto,
tanto he muerto,
las mil y una muertes
que cada ser humano
debe morir...

he imaginado universos,
tantos universos...

y he escrito versos...

tantos versos,
tanta vida,
tanta muerte,
tanta dicha,
tanto ajenjo,
tantos ojos,
tanta tibieza,
tanto frío.




~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
@AljndroPoetry
2018-jun-4
leer más   
22
20comentarios 138 lecturas versolibre karma: 102

Quiero vivir la vida desde adentro

Quiero vivir la vida desde adentro,

ser libre y sentir el beso de la brisa

al volar perdiéndome en el cielo

o saltar y danzar si es lo que quiero.



Quiero vivir mi vida es lo que siento,

no callar las presiones que me asfixian,

quiero soltar las cadenas que me atrapan

con silencios obligados y molestos.



Quiero vivir la vida desde adentro

como vuelan las aves libremente

o posarme en las montañas si quisiere,

o ahogarme de sed en el desierto.



Quiero vivir mi vida desde adentro

sin temores que anuden mi garganta

y compriman cada pensamiento

controlando mi día sin mañana.



Quiero vivir mi vida desde adentro,

quiero saber que se siente alzar el vuelo
17
16comentarios 187 lecturas versoclasico karma: 120

Vivir

¿Qué es la vida?
un sinvivir,
cuanto más vivo, más muero,
malviviendo
Cuanto más vivo, más sufro,
sobrevivo para morir,
para vivir.
leer más   
10
3comentarios 59 lecturas versolibre karma: 89

Quiero vivir mi duelo

¿Cómo no te voy a extrañar?
ocho años son muchas lunas oscuras,
pétrea soledad en la angustia
ausencia que no se llena con nadie o nada.

Un montón de palabras quisiera escribirte,
cala hondo el dolor en mis años que se acumulan
sepultando mis alegrías pasadas,
eres más que un recuerdo vivo en mi memoria.

Cómo no voy a voltear al suelo y pedir por ti
si la tristeza es una carga muy pesada para llevarse solo,
cuanto duele
cuanto trastornan los días sin tus abrazos y palabras cortas.

Fuiste más que mi mejor amigo,
mi protector
el que me escuchaba sin reclamos,
el mejor aliado en la polémica por tener que aprender a vivir.

Ocho años se escriben en un suspiro
son una losa muy pesada para seguir moribundo,
un llanto en el silencio
un hueco en el nido.

Hoy no quiero fingir y ser alegre
sonreír como si no pasara nada,
soñar que soy poderoso
y un orgullo que te de fama.

Quiero vivir mi duelo
en mi nostalgia de un presente difícil,
tu querias ver crecer a tus nietos,
yo te platicare todo cuando te vea de nuevo.

Miguel Adame Vázquez.
02/08/2018.

A mi padre a ocho años de su fallecimiento.
21
14comentarios 209 lecturas versolibre karma: 109

El sitio de la muerte

Tal vez el sitio de la muerte
no sea un lugar oscuro.
Puede que esté lleno de luz
y que sea, lejos de todo temor,
un lugar apacible y blanco.
Puede que llegue a mí
como una paloma alada de paz
y me rete a seguir
el llamado de lo desconocido.
Entonces, podría ser que cayera
en una alucinación
y encontrara más de lo que espero:
un pedazo de cielo celeste para mí,
una nube de tiempo remoto
que anhelaré volver a tener.
Entonces,
me ahogaré en aguas limpias,
sin miedo,
hundiéndome despacio
hasta desaparecer en la espesura del fondo.
El barro me tomará con sus brazos de tierra,
envolviéndome con su hermoso color.
Puede que el sitio de la muerte
no sea un lugar oscuro,
puede que tú me esperes
y hasta que nos encontremos
tras la inmensidad del mundo.
leer más   
16
9comentarios 131 lecturas versolibre karma: 107

La Muerte a un mortal

Porque quieres que yo muera
ser que quiere el infinito
si el instante más bonito
trae sonrisas pasajeras.

Porque quieres ser eterno
perpetuando tu condena
Luego de sufrir tu pena
hay nirvana mas no averno.

No me oculto en el otoño.
Yo te espero aquí en la orilla
de mi isla de reposo
donde el viento trae mejillas
y el ocaso ojos llorosos
del tormento de la vida.

Si me llamas "cruel verdugo"
mi oz es llave de tu celda
liberándote del yugo
del que tu alma es prisionera.

Somos las hojas del árbol
que caerán en el otoño.

Al igual que este papel
Fue una vez parte de un tronco

Somos las olas del mar
que romperán en la orilla.

Al igual en la Pangea
Muchos de ellos no existían

Somos las nubes del cielo
que desvanecerá el viento.

Al igual que el firmamento,
será pasto de lo yermo.

Somos los rayos del sol
que oscurecerá el ocaso.

Ni siquiera su candor
vence al tiempo y a su paso.
leer más   
12
8comentarios 62 lecturas versoclasico karma: 86

¿cómo quiero vivir mi vida?

quiero vivir mi vida
como si todo fuera un regalo;
una invitación para dejar atrás las cargas
y sonreír.


ɐ u ǝ ɹ o L
ǝ l ɐ ɔ o ı C
leer más   
13
4comentarios 36 lecturas versolibre karma: 132

Estamos vivos, pero ajenos a vivir

Estamos vivos,
pero ajenos a vivir,
y nuestros ojos perdidos
sembrados de distancias,
dormitamos en un limbo desértico
donde padecemos ausencias,
y solo blanco o negro
son matices admitidos…
¿Por qué no podemos
mezclarlos y hacer grises?
caminamos en opuestos,
con el ardor de la devoción latiendo
runruneando, quemando el pecho,
alumbrándonos sin luz,
viajamos por los umbrales más íntimos
y en ese espacio sutil nos abrazamos
a nosotros, replegados en nosotros,
vagando a solas, intangibles…
Maricel 03/07/2018
17
25comentarios 152 lecturas versolibre karma: 97

La muerte del hombre

La muerte del hombre
se conversa en un poema,
entre la frontera de una locura
y una absoluta doble moral.

En el perdí el límite que fingía detenerme
me fui precipitando hasta el último rincón de un libro,
de una vida que no se arranca en una hoja
fingiendo ser el último acto poético antes de partir.

Nunca fueron suficientes
ese montón de páginas blancas
para darle vuelta a la historia,
siempre basta un poco de drama para hipnotizar.

Desagregarse hasta borrar las huellas
de una identidad que ya no mira tanto para adentro,
es como ese poeta interno
que se conforma con saber de la profunda verdad.

La última agonía huele a un silencio putrefacto
por todas las palabras que no se alcanzan a digerir,
se quedaron en el tintero de poder escribir de nuevo
antes de tener que dejar vivir.

Te compre una pequeña rosa
hecha con un pedazo de tela roja
terciopelo sutil que se nutre sin querer
de lo bello que es amar sin pretenderlo.

Solo te pido que la dejes en mi descanso eterno
como un acto de amor supremo
hasta que el terror derrumbe a la existencia
y el miedo deje de inmiscuirse con el deseo de existir.

Tembló en mi subconsciente en sufrimiento,
con la demencia atormentada por completo
tanta esperanza corroída con tan pocos besos
después del último intento de no querer partir.

El mute
25/07/2018.
18
8comentarios 145 lecturas versolibre karma: 97

De pronto la muerte

Camina por el barrio,
las flores entre las grietas de cemento
son ojos que se inclinan tras su paso.

En la calle
donde nadie viene y nadie vuelve,
alguien golpea.

Oigo el llamado y abro la puerta
nadie está, nadie responde
solo las hojas corren por la acera.

De pronto tu voz
como un avestruz en mi ventana.
Rompen el vidrio, las plumas de la muerte.

No te vi caer y una vez más
en el murmullo de la noche,
tu aliento se atoró en el sonido del reloj.
6
sin comentarios 49 lecturas versolibre karma: 104

Pasó la muerte...

Pasó la muerte a su lado
con la guadaña maldita,
disfrazada de sirena
y con preciosa sonrisa;
engatusaba su aspecto,
la figura tan precisa,
acompañada de niebla,
del nordeste y de la brisa,
y le invitó a que saliera
a la mar, en su barquilla
para pescar unos peces
que sirvieran de comida,
y, confiado, aceptó
y se creyó la mentira
que le acercó a la galerna
con su borrasca temida...

...Y, entonces, en la batalla,
cuando remar no podía,
él comprendió los embustes
de la sirena asesina,
ella quería su suerte,
abrazarle con su tinta,
estrellar a su trainera
y correr una cortina,
porque la muerte no acepta
la mirada y la caricia,
ni la pasión y los besos
y el amor y la utopía...
Pero quería luchar,
regresar hasta la villa,
aguantando la galerna
de la manera más digna...

...Pero la muerte, a sus ojos,
llegó con daga muy fina,
arrancándole los sueños,
las ilusiones, la vida,
y se quedó en aquel limbo
de un poema sin esquinas,
y los versos se perdieron
por alguna alcantarilla
y es que a la vida, la muerte,
le profesa gran envidia,
y destruye a quien la vive
de una manera tranquila,
en silencio, sin molestias,
arropado en su familia,
y tragándose las hieles
por el dolor de la herida...

"...Pasó la muerte a su lado
para doblar sus rodillas,
y el hombre dijo que no,
que a la galerna vencía..."

Rafael Sánchez Ortega ©
14/07/18
8
2comentarios 72 lecturas versoclasico karma: 95

Sólo quiero vivir

Duermes mamá y escucho tu corazón, latir intensamente , soy feliz dentro de tú útero tibio y suave.
Pero escucho que lloras y no sé porque, me angustia tu llanto mamá. A veces escucho gritos, y me da miedo pero sé que tú me protegerás porque me amas.
Faltan pocos meses para salir de mi escondite para sonreírte, para sentirte y aunque no abra mis ojitos para verte, bastará tan sólo con olerte para saber que eres mi mamá.
Hoy saliste de casa angustiada lo sé por tú respiración agitada, estoy asustado mamá, no se donde vas con tanta prisa.
Escucho una voz extraña hablar contigo ¡ están hablando de mí mamá! presiento que algo malo me pasará, ¿Qué vas hacer mamá? ¿ya no me quieres? ¿no vas a dejar que nazca? ¿y mi sueño de vivir contigo? ¿y mi ilusión de estar en tus brazos y sentirte? Ya no te importo.
Déjame vivir mamá, no me hagas sufrir, no dejes que manos extrañas trituren mi frágil cuerpo, no permitas que muera sin haberte dado tu primer beso, sin haberte dicho MAMÁ.
Prometo no hacerte sufrir y portarme bien cuando nazca, sólo te dolerá un poquito y luego pasará, pero ¡déjame nacer! ¡ Déjame vivir!
Hemos pasado tanto tiempo juntos que me acostumbre a ti querida mamá , no escuches a los que dicen que sólo soy un grupo de células tengo un corazón latiendo por ti.
Escucha mi llanto de dolor mamá, siente como la vida se me va de a poquitos, ya no te veo, ya no te siento, ya no puedo mover mi cuerpo, mi corazón se detuvo, me arrancaste de útero sin piedad mamá, me mataste mamá.
¡Sólo quería vivir!
leer más   
6
sin comentarios 40 lecturas prosapoetica karma: 68

A pesar de todo

A pesar de todo y de todos
lograste sobrevivir.

Navegaste entre bruma
en la orilla oscura del tiempo
en la profundidad del miedo
en el dolor de no saberse
si se está vivo o muerto.

De la cicatriz caminaste por su arista,
unas noches dormías en crucifixión
por los días vivías penitencia de amor.
castigo de los que se entregan
con el más puro sentimiento

El tiempo benévolo al verte estoica
ultrajada y ante el peso de tu carga
apiadóse de tu ser ofendido
fue aligerando el peso de tu fardo
llevándose por estaciones el padecimiento.

Hoy te encontrará y te encontraran,
plasmando tu voz en nuevos versos

Sigues siendo tú misma un poco más sagaz,
se perdió la inocencia en esos laberintos
sin puentes ni escaleras que a veces es la vida .
la esencia no se pierde, esa se mantiene intacta

Y pesar de la ausencia,
das incondicional tu presencia
a pesar del intenso frío,
abrigas brindando calor
a pesar de la maldad,
aún puedes dar amor

A pesar de todo, a pesar de todos
aquí estás, aquí te encontrará,
aquí te encontrarán
plasmando tu voz con nuevos versos.

MMM
Malu Mora
leer más   
21
22comentarios 118 lecturas versolibre karma: 140

Vivir en estado de Viaje

Intenté hacer un manual para vivir en estado de viaje,
Cuando aplicas tu ser para poder comunicarte con las coincidencias
Que se manifiestan en ese espacio de la vida,
Entender que esta ilusión de moverte de un lado a otro,
No es más que una repetición que se ha dado desde que tuvimos
Que movernos para conseguir alimento por las estaciones del año.

Vivir en estado de viaje,
Es evitar el goce de salir de la zona de confort
Para poder ser tú mismo.
Quiero ser yo mismo aquí,
En este pavimento que se acostumbra en mi sien.
Evitar caer en la pereza,
Incluso la de cama,
Disfrutar como cual habitación
De una vieja hostal en Roma,
Más grande que mi espalda
Acostumbra a no disfrutar de mi hogar.
Eso es, desprender la sensación
De pertenecer a un lugar,
Ya que es solo una ilusión
De esta sociedad.
7
4comentarios 108 lecturas relato karma: 98
« anterior1234550