Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 1202, tiempo total: 0.025 segundos rss2

La madrugada se paseó por las cuerdas de una guitarra

Érase una vez...
La madrugada se paseó
por las cuerdas de una guitarra.
Y el corazón se enamoró
de aquella música...
que llenó de colores
la tierra.
Hasta la luna sonrió
Y se olvidó de la nostalgia.
Bailó sobre el río de plata.
Caminó por el horizonte
Y acarició cada nota
con sus alas.
mágicas.
Así fue como la noche
embrujó al poeta.
El de los ojos tristes.
Y cautivó a la musa.
La de las letras bohemias.
Así fue como comenzó
Una historia interminable.
Y eterna.
leer más   
3
3comentarios 17 lecturas versolibre karma: 47

Ͼἇ₱ἇ₰ Ðἕ ϾłἕŁØ (Colaboración con @Constanza_Everdeen, @rebkTD, @delaotapia)

Llevaba varias capas de inviernos,
pero se sentía desnuda
cuando la dejaba sin palabras.

Rascando la escarcha de la espera,
cada fonema que ella latía
él la recogía con mimo para guardarla
cual perla en el cofre de su pecho.

Sus labios no murmuraban tanto
cómo lo hacía su piel,
cuando cada poro recitaba una sílaba
en la poesía de su entrega.

Sus manos balbuceaban torpes caricias,
sus ojos tintineaban miradas saltarinas,
el reloj de su miedo incendiaba el tiempo.

Ah! El tiempo...
que hoy me grita su ausencia
mientras mis sábanas se baten en sollozos
y se desmoronan tristes cómo su último recuerdo.

Y vuelvo ...
vuelvo a vestirme de invierno,
a deshojar cada pétalo
que protegía tu lecho...
Y Vuelvo,
vuelvo a ti, a tu recuerdo,
a mi suspiro hecho hielo
que hoy se deshace en tu olvido.

Pero hubo un tramo de cielo, donde yacíamos cercanos al mar,
enredados en lumínica concupiscencia,
corriendo a través de bosques salados, rimando los cuerpos,
el hambre, engendramos la eternidad, vivimos el poema.
leer más   
19
22comentarios 137 lecturas colaboracion karma: 99

Canción para mi niño muerto

(3 Jotabé)



Ese niño yerto en aquella caja,
clavó en mí su fría tez cual navaja.

Destrozándome el pecho y sentimiento,
reavivando el viejo sufrimiento,
que pensaba llevado por el viento,
donde la voz nunca habla de lamento.

Donde en roca se torna el corazón,
tras una venda de gruesa aflicción.

Pero fue el acre olor de su mortaja,
o quizá fue su aspecto somnoliento,
quien golpeó sin tregua mi razón,


creando en mi recuerdo la figura,
de un pequeñín de cálida lisura,

y piel blanca como la de un armiño,
al que todas las noches con cariño,
besaba sus mejillas con aliño,
pues ese tierno infante era mi niño.

El hijo que mi esposa en sus entrañas,
concibió y luego parió con sus mañas,

Cuidó y amamantó con gran ternura,
mientras mi hijo con un pícaro guiño,
reía todas las pizpirigañas.


Pensaba mi vida llena de dicha,
hasta que el cruel destino movió ficha,

y un drogadicto triste y tembloroso,
de muy mala ley y corazón buboso,
mi paz golpeó en derribo y acoso,
llenándome de un vacío espantoso.

Mi ánima llorosa gritaba herida,
y mi voz enmudecía aterida

con la realidad de mi desdicha,
pues al cubrir de tristeza aquel foso
en él enterraba mi propia vida.
leer más   
14
6comentarios 68 lecturas versoclasico karma: 100

Equívocos

Si la gente me dice
que no sirve la vida
les contesto que siempre
hay un alma perdida.

Que la encuentren y verán,
como sirve la vida.

Si la gente me dice
que el amor ya no existe,
les contesto que nunca
han visto un amigo triste.

Si lo ven ya sabrán
como el amor existe.

Si la gente me dice
que el dinero es felicidad
les contesto que compren
amor, salud y mocedad...

Y cuando lo hayan echo
entonces admitiré...
que el dinero es felicidad.

Kalec 1974 (14 años)
8
5comentarios 65 lecturas versolibre karma: 102

Chöka (en gris)

Tras puertas rotas
se esconden días grises,
mañanas frías
y noches solitarias.
Habitaciones
cargadas de durmientes.
Sus habitantes
deambulan por salas
llenas de nada,
vacías de caricias
y en manto de neblina. 






Hortensia Márquez




Imagen sacada de internet
20
21comentarios 120 lecturas japonesa karma: 102

El amigo de la muerte

Esta es la historia,
si, la historia de un ser solitario,
un ser que nunca vio la victoria,
y siempre se vistió con la tristeza de un osario.

Un triste ser solitario,
que ni de recuerdos se acompaña,
su niñez…
un calvario,
su inocencia…
víctima de la mala maña,

un ser que no quiso ser,
pero un ser que ha vivido
con un eterno corazón herido,
y también, sin fuerzas para vencer,

un ser que tiene por costumbre
estar en el suelo caído,
deseando que el sol no le alumbre,
o al menos, que éste siempre se haya ido.

Como quisiera él, ser la sombra,
la sombra que siempre vive en el suelo,
o vivir arrastrándose como la cobra,
pero nunca… como el ave que alza el vuelo.

la tristeza es su alimento,
la soledad su cobija,
su amigo es un jumento
que desahuciado no camina,

el presente es su calzado
el futuro su destino,
hoy del mundo apartado
y su mañana un desatino,

esperando siempre expectante
de un amigo su llegada,
llegada con la que de ahí en adelante
tendrá compañía asegurada,

ese amigo es la muerte
a quien ha esperado tanto,
para decirle: contigo por siempre…
… allí en el camposanto.


Rafael Puello
Barranquilla – Colombia.
leer más   
6
6comentarios 62 lecturas versoclasico karma: 84

Alma triste

En el fértil lenguaje de un alma triste
abundan los trémulos pensamientos de frases arrugadas,
donde una flor vuelta espina en el corazón subsiste
punzando y destilando pesares y negras filigranas.

Es cuando el arco iris transformamos en ceniza,
es cuando los vistosos corales llenos de colores
transmutamos en un mundo de muertas hortalizas,
donde pulula lo negro, lo muerto, lo desabrido y los desamores.

Es cuando nuestro pensamiento anda cabizbajo,
es cuando nuestra alma apenas se levanta en un gemir suspiro,
es cuando aún, dar un paso, es algo de gran trabajo,
es cuando ni siquiera a nada… yo aspiro.

En el fértil lenguaje de una triste alma,
vemos a la muerte como una fecunda amiga,
amiga que nos visita con apego y perniciosa calma
mientras con sentimiento de culpa nos abriga.

En ese engañoso dormitar de triste silicio
nuestra mirada taladrando el horizonte,
como buscando aquel esquivo y deseado hospicio
que nos acoja con dulzura y no como un clerizonte.

Es en ese germinar de melancolía
donde se le siente peso al tiempo,
donde damos por perdida la alegría
y aún lo hermoso es un contratiempo.

Rafael Puello
Barranquilla – Colombia
leer más   
15
11comentarios 84 lecturas versolibre karma: 88

Sola

Ya no busco los vestigios de tu paso
por la vereda donde se escribe mi vida
cruzo la calle por la esquina sin mirar a nadie
y mientras pienso olvidarte sólo consigo extrañar
veo mi reflejo en la vidriera triste y solo
y mis manos frías aferradas al bolso
sin ti...
leer más   
12
7comentarios 76 lecturas versolibre karma: 95

Siete Soles, una Luna y un Amor

Un día al verme tan triste
el Señor se preguntó
que más puedo yo darle?
si la vida no alcanzó.

Entonces mirando al cielo,
cielo que EL mismo creo,
decidió dar siete soles,
una Luna y un amor.

El primer sol casi un hombre
con un niño en su interior.
Ezequiel tiene por nombre
y es "La fuerza del Señor"".

El segundo sol fue Miguel
tan cálido como el amor,
iluminando mi vida,
es la "justicia de Dios".

El tercero fue un Milagro
como su nombre lo indica
es tan hermosa y precisa,
que con mi amor la consagro.

El cuarto sol fue Kalec
único en su esplendor,
que ya me irradia calor,
tan solo con su querer.

Y al quinto... llamamos Tobías
y fue elegido con celo
se tropezó en su alegría
e iluminó todo el cielo !

Entonces me dio a Tomás
el sexto sol en mi vida,
¡ que dicha ! dije al Señor,
-¡ espera, hay más todavía... !-

Y vi un sol chiquitito...
entonces no comprendía,
cuando me dijo mi padre,
son siete... como tus días !

Este séptimo es pequeñito
no menos brillante por eso
si te cala hasta los huesos
mira que sol más bonito !

Ahora si mi señor,
está completa mi dicha !
me llenaste la semana,
me llenaste ya la vida !

Y luego vi aparecer
como una caricia al alma
Una luna que saltaba
contenta, de rama en rama...

Entonces me dijo Dios
esa luna te faltaba
como equilibrio en tu vida,
como emoción en tu alma.

No podía yo creer
tanta belleza en el cielo
las lágrimas en los ojos
se transformaban en velo.

- Seca que no puedes ver
el regalo que culmina, -
- pero si todo me lo has dado
has alegrado mis días ! -

Lo que tanto has anhelado,
es el amor de tu vida !
Mira mi Dios como brilla !
Si ilumina hasta a mis soles !

Un día estaba tan triste
que entonces se preguntó
que le hace falta a mi hijo ?
Una familia ! pensó...

Entonces mirando al cielo,
buscando con gran tesón,
decidió dar siete soles,
una Luna y un amor.
leer más   
10
3comentarios 76 lecturas versolibre karma: 82

Ana Frank tambien queria ser niña

Oculta andaba su niñez
en la más triste oscuridad
despojada de la bondad
con su inoncencia pequeñez.

Ella tambien quería jugar
correr descalza por los charcos
imaginar su vida en un barco
aprendiendo a navegar.

Más la vida no le dió
y le quito más de lo que tenía
se llevo toda su alegría
y su niñez jámas volvió.
leer más   
14
4comentarios 49 lecturas versolibre karma: 94

La ocasión desperdiciada

Era una ocasión perfecta
para estar a la altura,
uno de esos momentos
cruciales de la vida
en los que uno debe
echar el resto
y quedar como un señor.
Cuando piense en vosotros,
aunque pasen veinte años,
solo podré recordaros
a la triste altura del betún.
leer más   
3
sin comentarios 27 lecturas versolibre karma: 44

La vida, el mañana y el tiempo

La vida es suspiro:

un instante es un siglo y un siglo un instante.

El mañana es un espejismo para confiar en el futuro,

limitar el hoy, creer en la casualidad del destino.

Es el tiempo una cortina que la falsa eternidad

despliega para ilusionarnos.

Triste no comprenderlo,

sentarse a esperar, de piernas cruzadas,

y que cierto día -cuando menos lo esperes-

se baje el telón y sea tarde para aplaudir la obra.


PAAM
leer más   
6
4comentarios 44 lecturas versolibre karma: 67

Hundiendome

Cada día en el que suelo despertar,
siento como si mi alegría se extinguiera,
al tiempo que mis deseos de vivir se asfixian
en un mundo donde no se logra percibir nada
como si agua rodeara por completo mi alma
luchando para lograr respirar,
comparando este tormento con una persona ahogándose en el mar,
donde solo la magia de alguien con corazón de hada
y grandes sentimientos con magia y fuerzas que no terminan
es la única que ayudarla pudiera.

Cuando cierro mis ojos veo mi pasado
alejándose cada vez más de mí,
de mis sentimientos, de lo que solía sentir,
haciendo crecer mi sufrimiento,
al tiempo que logra más a mi corazón hundir,
en una nostalgia contante
que me hace desear el tiempo retroceder
para volver a retener
la luz que en mi vida se ha de perder.

En cada canción triste
llego a perderme en sus letras,
en los sentimientos que expresan,
las personas que con su voz me acompañan
en el dolor que deje entrar
por no ser consciente de la soluciones que yo mismo deje permitir
que pasaran al abismo de mi interior
que hoy se encuentra frió, solo y hundido
en una tristeza absoluta y soledad junto al desamor.
leer más   
11
sin comentarios 67 lecturas versoclasico karma: 91

Poesía

Decíase el poeta en la noche veraniega, melancólica, triste, por no tenerla a su lado:
¿Para qué sirve la poesía? Si era mirarla y ver poesía.
Era mucho más que un sentimiento; es más que un sentimiento plasmado sobre papel, es más un simple esbozo sobré el mismo.
Era algo cosmogónico, pero realmente fascinante cuando la miraba.
La poesía no existe sin ella, o quizás sí, porque el amaba por encima de todo cielo, y todo universo.
leer más   
11
5comentarios 98 lecturas prosapoetica karma: 101

Payaso triste

Rogaría valentía y talento
que entendiera tus puntos suspensivos.
Aquellos que congelan el momento,
la risa y la caricia; tan esquivos,
muriéndose en un abúlico y lento
padecer de finales corrosivos.
Puntos suspensivos que son ocaso
de este amor con semblante de payaso.

Payaso de torcido y triste gesto...
¿qué queda tras tu mueca de indolencia?
Si la espalda es el rostro superpuesto,
y el tiempo desnudó la convivencia
vistiéndose de invierno descompuesto...
¿qué queda…? si hasta muere la paciencia
¡¿Qué queda cuando ya no queda nada?!
Sólo frío, sobre mi piel helada.




Publicado en la Asociación solidaria cinco palabras:
cincopalabras.com/2018/06/10/escribe-tu-relato-de-junio-i-con-las-pala
11
10comentarios 76 lecturas versoclasico karma: 97

Y cuando pienso algo no escrito...

Me preguntan que por qué lo hago,
por qué cada noche escribo,
solo se que mis pensamientos son vagos,
de citar en versos todo lo que vivo.

Me preguntan que si vivo en depresión,
muchos al leerme esa es su reacción,
tal vez solo plasmo de mi mansión,
el producto de una efímera imaginación.

Suelo levantarme con ambos pies cada dia,
y duro casi una hora para salir de mi habitación,
porque desde niño para lo unico que servia,
era para variar de sueños y ataques de respiración.

Nunca fui de creer en el asinceramiento de la madrugada,
porque soy de los que habla con la mirada,
y en intento de encontrar a estas horas una persona indicada,
me encontré todo el tiempo solo conmigo mismo sin al final encontrar nunca nada.

suelo creer mas en un mendigo que en la policía,
Soy un amante de la poesía aunque no me considero un poeta,
sospechoso de no confiar en quien me sonría,
y amante del sexo de una musa que apacígue mis rabietas.

Del amor me considero un loco de la hambruna,
de la escritura aspiro a ser un catedrático,
en los brazos de mi novia como pacho sin fortuna,
y de los problemas de la vida un matemático.

Me gusta leer poco y suelo escribir mucho,
soy como el alumno que presenta sin haber estudiado,
pero como la vida siempre llega a ser injusta,
no siempre te recompensa por todo lo demás que has luchado.

Mis versos suelen variar de temática en cada linea de forma abrupta,
es porque para cada verso llevo un conducta bajo el brazo,
solo quiero transmitir con mis textos una ruta,
a que se entienda que al final de la discusión vale menos un golpe que un abrazo.

Dicen que debo enfocarme en lo que me haga feliz,
y esa es la razón por la que luchamos todos juntos,
para aprender a superar lo malo de raíz,
y para salir adelante personas como tu y yo y armar un nuevo mundo juntos.

Si la melancolía fuese la felicidad de estar triste,
estaría escribiendo cada noche mis derroches,
como celebrando cada día estar triste,
y llorando por celebrar lo que me haría escribir por las noches.
leer más   
14
8comentarios 121 lecturas versolibre karma: 91

El cielo también llora...

Hoy el cielo,
estaba triste...

Eran lágrimas,
cayendo del
cielo.

La lluvia nos
trae recuerdos
y a la vez
nostalgias...

Heridas del
corazón, se
abren.

Al recordar(te)
de nuevo...


© Derechos de autor
Isa García
leer más   
5
sin comentarios 34 lecturas prosapoetica karma: 59
« anterior1234550