Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 100, tiempo total: 0.012 segundos rss2

Utopía

No suelo soñar dormida,
prefiero soñar despierta
y pasear por la nubes
que dibujo en mi cabeza,
diseñar un nuevo mundo
donde no triunfen las guerras,
darle forma al horizonte
pintándolo a mi manera,
moldear el territorio
olvidando las fronteras.

Una pequeña utopía
donde no existan las puertas,
donde todo ser humano
tenga pan, amor y tierra,
donde el azul infinito
no sea un mar con alas negras.

Aurora Zarco.
leer más   
18
11comentarios 81 lecturas versoclasico karma: 95

utopía

I

Me provoca arrancarte la ropa,

Pasar suavemente mi lengua por tu cuerpo,

Huelo tu miedo,

¿Puedo?

Quiero que nuestros cuerpos se fusionen,

Juntar tus pensamientos con los míos,

Y quedarnos así por la eternidad,

Para que ya no lamentemos la soledad y el vacío

De nuestras almas en pena.

II

Lentamente aboco mis labios carnosos a tu cuello…

Tu pelo se desliza por mi cuerpo.

El deseo vorágine nos incita a seguir…

Eres un universo.

¡Quiero conocer tu alma!

III

Nos arrojamos al abismo y…

Desfilé en tus curvas.

En medio del silencio gemimos hasta el cansancio.

Nuestros cuerpos se combinaron,

¡Soy una víctima de tu sexo!

IV

En la mañana un epitafio en el espejo:

Esta noche no me esperes,

¡Ya todo se acabó!

Me gusta lo sublime pero fugaz…

¡Soy como la libertad!

Anhelada por todos pero una utopía,

Voy a ser la utopía de tu recuerdo…
17
3comentarios 82 lecturas versolibre karma: 87

Mis Días

Entre pensarte, extrañarte, idealizarte e imaginarte me transcurren los días; transitan las noches taciturnas y llegan a mí famélicas madrugadas.

Siempre con este fiel apego e infinita esperanza, persistentemente surcando los cielos del edén, cancerbero de la entrada a esa utopía que construí en mi mente, para acortar de ti tanta distancia.

Sosegado, aguardando como centinela pasan mis días mientras termina esta espera, expectante al instante en que las aguas en las que navegas tomen su cauce y a mí te traigan.

Permaneciendo en este invierno con su gélido abrazo, sabiendo que la primavera me acariciará con su tórrido roce y vendrás entre flores y mariposas que despiertan de su letargo a la espera de lo que ha de ser; añorando que coincidas con mi anhelo y total querer, y que los astros se enfilen a mi favor, y dejen de ser mis días tan colmados de tu ausencia, tan rebosados de esta necesidad de ti.

Y así van mis días.

David Felipe Morales
28 de Octubre de 2015
5
6comentarios 46 lecturas versolibre karma: 76

Irrealidad

Despiertas,
y al albor cada mañana,
das de bruces con violencia,
restregándote con saña
contra un mundo de contrastes
donde todo es diferencia,
en el sexo y el color,
en la idea y en la creencia,
que envenenan convivencias,
y yo...
muero de impotencia.

Pero busco otra existencia,
una vida de utopías,
un instante de inocencia,
de quimeras, ilusiones, de delirios...

Y dormito,
y en el sueño hayo sentido
a la vida y sus vivencias,
a esta extraña realidad
despojada de maldad.
16
9comentarios 94 lecturas versolibre karma: 85

Mi otro mundo ® ©

Mi otro mundo
el perfecto
el de mi utopía personal
es algo parecido
a que el hombre mismo
revindique a todo hombre
y honremos a la madre tierra.

Carlos Luis Molina Lara
8
4comentarios 107 lecturas versolibre karma: 97

Yes, We Can

Yes, we can,
unidos podemos más,
rezaba un eslogan
en la campaña de Barack.

Palabras absurdas
cuando niños gaseados
mueren, sin piedad.

Yes, we can
una utopía, media verdad.

Cuando carne de femenina
es comprada en un hostal.
Mujeres engañadas, secuestradas,
obligadas con crudeza a trabajar.

Yes, we can
palabras que cambiarían el mundo
si se pudiesen aplicar.
Pero el vil dinero manda
no, nos deja respirar.

Por unos cuantos miles
el tráfico de almas no para de llegar,
llena las pateras de la esperanza
con vidas e ilusiones que buscan felicidad
Mientras, la guadaña de la parca,
las llama una a una y no deja de segar.
La muerte de azul, se ha puesto a trabajar.

Yes We can,
ni los que pueden cambiar algo
lo harán.

Israel masacra a los Palestinos,
mientras se salta resoluciones
con el apoyo de Estados Unidos.
La ONU ya, no lo puede disimular,
sólo vale para hablar.
Las guerras Áfricanas no dejan de aflorar,
mientras los niños mueren de hambre,
de sed y enfermedad.

Yes, we can
podríamos cambiar
yes, we can
lo debemos intentar
yes, we can
seamos un solo pueblo,
seamos la humanidad,
gritemos libertad.
leer más   
20
7comentarios 146 lecturas versoclasico karma: 105

Antología poética de una neurótica

Soy una mujer etérea que vuela de vez en cuando, se oculta bajo la caverna de un vestido elegante. Me gusta la calma y tranquilidad, pero a veces el ruido esta en mi cabeza. Hay una voz que me habla ¿Será mi consciencia? O estoy loca.



Melancolía

1.
El inconmensurable silencio de la noche perturba mi sueño,
La perenne somnolencia ataca mi cuerpo,
¿Dónde estoy?
Un suspiro eterno se escucha en la habitación,
Mis manos sudan, pero no hay temor,
¡Soy un ser melancólico!
¿Todo está en mi cabeza?
De repente me encuentro en ataraxia,
¡Bienvenido!
¿Quién eres?
Yo soy tu.

2.
En aquel lugar de los sueños…
Una pequeña pluma se balanceaba de un lado para otro…
El viento la arrastró sublimemente…
Las partículas de luz se dibujaron en el mapa…
El mapa de la vida…
Con el tiempo sus fibras se hilacharon…
La plumita no pudo volar más.

3.
Anochece y la indeleble marca del deseo me permite otro vuelo al pasado,
Un suspiro etéreo se escucha en algún lado,
¿Quién es?
La habitación se llena de luz inefablemente,
Al parecer ya salió la luna,
El escalofrió que parecía eterno desaparece,
La melancolía aún persiste.

4.
En medio de la melancolía,
Un chillido me llama,
¿De dónde procede?
Emerge de una nube,
¡Debo atender el llamado!
Creo que es el cosmos de mi mente,
Me requieren.

5.
Esta noche no me esperes,
¡Ya todo se acabó!
Me gusta lo sublime pero fugaz ,
¿Por qué lloras?
Susurro….
¡Soy como la libertad!
Anhelada por todos pero una utopía,
Voy a ser la utopía de tu recuerdo.



6.
Un alma en pena soy,
Aún no he pagado la condena,
¿En cuántas vidas he fallado?
¿Si son mis manos?
O solo es un recuerdo,
¿Si son mis memorias?
O hacen parte del castigo.

7.
La luna se fue…
Todos se van,
El sol se fue con ella…
Un leve aroma a café
Me invita a soñar
¡No sufras más!
Siempre hay solución,
Te esperamos al otro lado del umbral,
Donde los sueños persisten y la eternidad abraza.

8.
Quiero mudarme de planeta,
Donde las personas no me estorben,
Quiero mudarme de planeta,
Donde el ruido no perturbe mis oídos,
¿Este es mi planeta?
Quiero mudarme de planeta,
A uno más verde y sano,
¿Dónde está ese planeta?
Más allá del cosmos
Junto al silencio y la utopía.

9.
Si me llaman no estoy.
Voy volando…
Sobre la tierra donde el mañana huele a limón,
Allí no hay dolor ni abismos.
Sus prados son de color verde intenso,
Sus mares tienen los peces más sublimes,
La maldad solo existe en sus pesadillas.

10.
Quiero morir…
Antes que se extinga el último animal,
Aquellos monstruos humanos no tienen compasión
¡Que sigan viviendo en su zurullo!
Ojala algún día se haga justicia.



11.
No encuentro amor en mis palabras,
La mirada llena de mierda
Los suspiros vacíos
El silencio dormido
¿Hay alguien allí?
¿Alguien para mí?
el nocturno preludio de su vida
La cama vacía
La nevera llena
una cosa lleva a la otra

12.
Recuerdo las caricias que me diste un día…
La punzada en el alma es cada vez más fuerte…
¿Qué paso?
¿A dónde van los besos eternos? Marcados por la noche sofocante
La ansiedad me invita al vacío…
Hago catarsis y la melancolía me invita a dormir eternamente.

13.
Hay un lugar donde la llama no se apaga,
¿Allí puedo volar?
¡Mis ansias no aguardan!
¿Puedo hacer arder este mundo?
¡No!
Debes vivir en desgracia,
Pronto renacerás como el fénix
¿Cuándo es hora de renacer?
Cuando las ansias se calmen,
Los sueños aterricen,
y…
¡El corazón deje de latir!


Erotismo

14.

Con una mirada penetré la tuya…
Huelo la dulzura de tu ser a kilómetros…
Su cuerpo es un fugaz manjar…
¿Puedo tocarte?
Quiero que me fatigues con tu perenne majestuosidad…
¿Podemos mezclar humedades?
¡Aquí estoy!
Danzaré en tu cuerpo para que no me olvides…
Solo si quieres.

15.

Un impulso me domina. Aproximo mis manos a su cintura,
¿Puedo hacer el amor con la silueta?
Necesito una mirada, no la encuentro. Solo es una silueta.
Quiero más, un movimiento delicado pero placentero,
Una piel ardiente pero suave,
Un erotismo sincero.


16.

Estoy parada a dos pasos de tu cama,

Un calor me invade,

¿Cuánto demoraría mi boca en rozar la tuya?

Mi piel te desea, Mi mente te desnuda,

Quiero caer en el abismo de tu sexo,

Imagino mi lengua recorriendo tus piernas,

Escucho un susurro de la luna,

¡Vete ya!, la efervescencia desaparece

Salgo de la habitación con tu imagen tatuada en mi recuerdo.


17.
En medio de la noche puedo ver tus sueños.
En medio del sudor, puedo oler tu piel.
Tus labios carnosos recorren mi cuerpo.
La luminiscencia deja perpleja la habitación.
¿Puedo verter tus ansias?

Amanezco tendida a tu cuerpo
Eres mi océano de pasión.

18.

Una mano recorre tu cuerpo…
Una mano acaricia tus labios…
La pasión brota de nuestra piel.
Escucho un leve gemido,
Se vuelve melodía para mis oídos
Lentamente bajo mis manos por tu espalda…
Toco suavemente tu parte más carnosa
¡Me gusta!
¡Te gusta!

19.

Me provoca arrancarte la ropa,
Pasar suavemente mi lengua por tu cuerpo,
Huelo tu miedo,
¿Puedo?
Quiero que nuestros cuerpos se fusionen,
Juntar tus pensamientos con los míos,
Y quedarnos así por la eternidad,
Para que ya no lamentemos la soledad y el vacío
De nuestras almas en pena.

20.

Quiero desfilar en tus curvas,
Dominar tus sentidos…
Mis labios arden.
Tu cuerpo está tan frio
Podemos fusionarnos con la noche,
Arrojémonos al abismo,
Allí nadie nos encontrará,
Y en silencio gemiremos hasta el cansancio.



21.

Me gusta cuando te jalo lentamente por el cabello,
Eres una diosa,
Quiero subir nuevamente a tu trono
Y hacerte mía por unas cuantas horas.
Eres como una cereza,
Pequeña pero dulce,
Pequeña pero sabrosa,
Si me miras me derrito,
Si me tocas suspiro,
Haz temblar nuevamente mi mundo.

22.

Me gusta el sexo en las mañanas,
Puedo verte como realmente eres,
Sin adornos ni maquillaje,
Eres humana,
Llena de imperfecciones.
En tus ojos puedo ver el océano
En tu cuerpo la dulzura de las frutas.

23.

Me declaro una víctima de vos,
Con tu aliento caigo en el deseo…
Con tus manos caigo en el pecado…
Tu pelo se desliza por mi cuerpo.
Nuestros cuerpos se combinan y luego te vas….
Soy una víctima de tu sexo.




24.

Dejarme rastros de saliva en esta mi piel esta seca y agrietada por el dolor…
Sofócame con tus ansias y derrite me con tu mirar…
Mientras ardemos en pasión repite mi nombre más de cien veces para que no se borre nunca de tu ser.


25.

Quiero sentir tu piel...
Dormir en el Crepúsculo de tu pecho...
Mis manos buscan piel
¿Dónde te encuentro?
Tu sudor huele a campo
Tus ojos me incitan a lo perverso
Si me permites puedo continuar....

26.

En la lejanía mi mente te desnuda
Tienes un olor embriagante!
Eres un mundo de claveles rojos.
Fruta dulce…
Me gusta tu cuerpo, me gusta tu alma
Tu piel es un sendero de caricias…
1...2...3 lunares
¿Puedo seguir contando?
No tengo mucho para ofrecer…
¡Puedo regalarte mis mañanas!
17.
Un beso marcado por el deseo…
Un momento incandescente, inefable
Tu boca suave y dulce,
Vuelo…vuelo…vuelo
Me aproximo a tu alma…
¡Estoy en limerencia!
Me gusta tu elocuencia
Este sentimiento inmarcesible
¿Tendrá un desenlace?

27.

Hoy sentí tu mirada penetrante en medio de la oquedad
Los olores llenaron mi habitación
Peregrino rápidamente a aquel día…
Su seductor cuerpo parecía una galaxia…
Delgada silueta que te acompaña y luego se desviste ante mí ser
Tus manos ardientes me llevaron al infinito
¡No dejo de suspirar!

28.

Quiero sentir tu piel…
Dormir en el crepúsculo de tu pecho.
Mis manos buscan piel
¿Dónde te encuentro?
Tu sudor huele a campo
Tus ojos me incitan a lo perverso
Si me permites puedo continuar…

29.

Déjame rastros de tu saliva en mi piel que esta seca y agrietada por el dolor.
Sofócame con tus ansias y derríteme con tu mirar.
Mientras ardemos en pasión repite mi nombre más de cien veces para que no se borre nunca de tu ser.
En mi boca puedes sembrar el deseo,
Cultivaremos sueños y en la penumbra del olvido volaremos.

30.

Aquella piel sin sombra era un sendero de pasión
Las mariposas revoloteaban en la alfombra
Compartíamos la habitación con dos cadáveres sin rostro
Huele a sangre....
Huele a humedad...
Ese momento inmarcesible en medio de la muerte
Nos lleva a un laberinto sin salida
dos almas unidad por el sexo
Dos almas unidas por la adversidad


Poemario: Tatiana Lopera



Dibujo: Ludwing Escandon
leer más   
15
6comentarios 117 lecturas versolibre karma: 106

Media utopía

Que el pueblo gane la guerra
que el cielo sea la sucursal del próximo mundial
que Julieta despierte a mi lado y me cante “Tú eres para mí”
que como Joaquín, pueda negarlo todo
que la luna no saque cita la noche de mi boda
que el corazón no me falle en la luna de miel
que la tentación me tiente a dejar la adicción a escribir
que la protesta deje las redes
que llueva café
que la primavera se extienda de tus pies hasta el infierno
que se multiplique el salario y así se multiplicarán los peces
que el estado salga del estado de shock
que mi viejo lea mi nombre en la portada de un libro
que el abrazo de mi vieja me espere después del fracaso
que la voz llana no se agrave al declamar con agudeza
que un mal día no te lleve al bar
que un buen día no te lleve al bar
que el bar está abierto cualquier día
que las balas no se pierdan
que los besos no se pidan
que las bolas no nos pesen
que entienda a Cortázar
que Márquez espere con los guantes puestos a Vargas Llosa
que el temor sepa que estamos unidos
que mi gato sepa que estamos jodidos
que el mendigo sentado en silla de oro se levante
que el disfraz sea solo para la fiesta, no para la vida
que el 7 se multiplique por 70
que no se acostumbren a leerme
que cuando escriba un buen poema
no lo haré más.
leer más   
6
sin comentarios 40 lecturas prosapoetica karma: 70

Ante la pira funeraria de un amor

Infinita es la realidad que mis ojos contemplan
como forajido lo observo expectante
siempre el exceso te hace ver como un tonto
porque ni la felicidad de hoy puede ser total.

Nunca podré liberarte de lo que realmente sientes
es una utopía
vives limitado por lo que ves
y no por lo que aprendes.

¿Por qué interpretas sin saber lo que pienso?
solo malabareando opiniones
que pescan en el aire ideas
con un dejo de incredulidad es lo que soy.

¿Cuándo olvidamos a confiar en otros?
¿a sonreír sin pensar que yo solo quiero tenerte?
¿a sentir el corazón sin creer que quiero amarte?
solo deseo un abrazo digno de amor.

Lo quiero todo en este instante,
mis derechos cantan libertad
pero de nada sirve una flor hermosa
ante la pira funeraria de un amor que murió por amor.

Hoy vi volar a una abeja sobre la flor de un limón
solitaria entre ese aroma cautivante de un blanco color
¿dónde está su hogar que no lo veo ante una jungla de concreto en donde nada cabe más que puro dolor?

Te acabas los segundos como si fueran
la última moneda de cambio que no tiene valor
el tiempo se detiene cuando descubres el amor
es un tesoro escondido en la mejor librería de tu razón.

El amanecer no se detendrá
no importan infortunios, ni muros de piedra
aunque la noche pese en su anterior
siempre el día será mejor.

Aún cuando el silencio te hable
y las palabras callen
una mirada amable es mejor
quiero enseñarte que en la orilla el mundo se ve mejor.

Miguel Adame V.
El mute.
15/04/2018.
19
14comentarios 262 lecturas versolibre karma: 104

Tarde fresca

La tarde fresca me besa
abraza mi cuerpo entero
rosa mis labios su brisa,
y mis cabellos despeina.

Reluce y brilla la tarde
juguetona y zalamera
con ella mi pecho arde
renueva cada quimera

Quimeras, bellas quimeras
amor de niña, era aquel
que anidaba sin tristezas
en mis sueños de papel.

El mundo era tan sencillo
desde mis ojos de niña
utopías que adornaron
mis pensamientos un día.

Un día que ya no existe,
el tiempo lo fue borrando,
haciendo mis noches grises
mi corazón lastimando.


Y ahora mi dicha encuentra
el bálsamo que merece
en la tarde que me anima
y mi corazón reverdece.
leer más   
11
10comentarios 83 lecturas versolibre karma: 104

Poetas

A quienes escribís hiriendo el papel,
con el cristal de la palabra desnuda
os dejo mi piel abandonada.

A quienes sembráis besos
y quedáis cegados
por un girón de primavera.

A quienes la realidad
os parece un mal sueño
al despertar de vuestros anhelos.

A quienes la duda
es vuestro mejor principio
y la certeza duerme en un pétalo de flor.

A quienes vertéis lágrimas
al abismo esperando utopías
y el horizonte os da la mano.

Os dejo un latido,
tal vez un rumor,
que resuena en único poema.
leer más   
13
11comentarios 152 lecturas prosapoetica karma: 105

Informalidad

No más mariposas en las entrañas revoloteando,
quiero descansar de los amores no habidos,
revoloteen al viento en libertad de cualquier destino.
Sere yo quien decida cuando volverán al nido
de mi interior.
Probare por algún tiempo con amores de ficción,
amores que no matan; utopías imaginarias,
amores sin mariposas con las entrañas intactas,
informalidad, desenfreno, cosas que no comprometen
al corazón.
No más mariposas revoloteando por el momento.



Imagen surrealista de Schloe
leer más   
18
4comentarios 70 lecturas versolibre karma: 93

Es bonito tu regalo...

Es bonito tu regalo
y no sé ni qué decirte,
se me ahogan las palabras
de manera imperceptible,
además, al ver tu letra
he pensado en las raíces
de aquel tiempo de la infancia
con mil sueños y jardines;
eran años diferentes
de palabras muy sutiles,
pensamientos y utopías
de volar y de ser libre,
de remar en la chalupa
por la vida y sus abriles,
en la eterna primavera
donde somos tan sensibles.

Es bonito tu regalo
con las letras y matices
de unos ojos adorables
ya cansados de latines,
que ahora buscan la esperanza,
la ilusión y los candiles
en el parque San Francisco,
al amparo de los cisnes
y muy cerca de Mafalda
y los robles tan sublimes
que presiden todo aquello
con sus tonos carmesíes;
...y esto es la poesía,
el embrujo de los simples,
ya que quieren y hasta aman
a la vida y sus violines.

"...Es bonito tu regalo
que agradezco con el timbre,
y esa brisa misteriosa,
de tus versos cual rubíes..."

Rafael Sánchez Ortega ©
02/03/18
11
2comentarios 90 lecturas versoclasico karma: 88

Estrellas

La rueda del infinito gira en el universo
devorando polvo de estrellas, geometrías,
alfas, omegas, crepúsculos, amaneceres,
contracciones, vibraciones, utopías...

Si fijas la mirada en el horizonte del firmamento
puedes contemplar millares de constelaciones
cubiertas por los átomos de polvo
acumulados desde el tiempo sin principio,
puedes intuir sus dentadas monstruosidades
alrededor y por encima,
en perfecto silencio,
sin agitaciones ni locuras,
puedes sentir como el manantial de lo eterno
destila el conocimiento puro y frío como la nieve
y como los párpados de cristal del cielo.

Se apaga la luz, aunque no anochece,
cantan los árboles, pero no hace viento,
¿quién es capaz de romper las ataduras del mundo
y sentarse a divagar conmigo entre lejanas estrellas?

El cosmos es etéreo, pero profundo,
el silencio un hermoso e infinito ruido,
los planetas son espacio y el espacio una ilusión;
las galaxias de la eternidad se abren y despliegan
ante nuestros mágicos ojos extasiados;
la eternidad está en nuestra mente,
pero ¿qué es la mente?

La mente es otro universo infinito
a punto de despertarse y abrirse por todas partes,
como una inmensa flor sin ángulos ni esquinas
capaz de engullir este inmenso espacio
panorámico de materia,
de arreciar como una turbulenta lluvia lírica,
de expandirse entre esas innumerables
constelaciones humanas llamadas palabras.

¡Oh, enloquecido furor, rabia, vientos de la infinitud,
dementes frenéticos luchando en siniestra lobreguez
contra el ayer olvidado, contra el mañana imprevisto,
contra la neblina de nuestros antepasados!

¿Qué son las estrellas, pues?
Una corona de sueños
para los románticos, los soñadores…
para esos poetas que,
ante las maravillas del universo,
olvidan hasta sus nombres.

Juanma
leer más   
16
12comentarios 129 lecturas versolibre karma: 100

Lágrimas en el corazón

Una lágrima en el corazón
es como querer que la utopía sufra la derrota
y el engaño muera en un cosmos infinito
quedandote lejos de los escombros de un pasado irreal.

Nunca cambies el amor por odio
es como querer cambiar una sonrisa de los sentimientos secretos
por un gramo de oro que es arena brillando en su esplendor
no lo hagas, te borrarás en el fondo de un olvido.

Sin los recuerdos hermosos de un pasado no hay ningún presente
no habrá imagen clara a la cual aferrarme
no dejaría relucir a los destellos que me guían a lo que presiento
solo dejaría vivir a las palabras sordas que huyen de lo que es bueno.

Quisiera poder tener en mis manos los hilos del cariño de la vida
con ellos tejería a todos mis sentidos
hasta que la realidad se transforme en una sólida imagen
y tu puedas tomar lo mejor de mi.

Profundo y estéril es el orgullo banal
no tiene nada que regalar para bien a otros
solo siguen viviendo de los intentos fallidos
fingen sentir la poesía, se han olvidado del amor eterno.

Nada obtendrás penando los ayeres fallidos
de un coraje blando y vacío
de esas enseñanzas malsanas que se tatúan en ti en toda una vida
prefiere olvidarlas por solo una pizca de amor.

Poesía.
Miguel Adame Vázquez.
07/03/2018.
20
10comentarios 176 lecturas versolibre karma: 98

Dime

Necesito escribirte antes del éxtasis lunar...
Escribirle a tus manos para que raudas
vengan a despertarme
o llevarme al sueño
de tu cuerpo escondido.

Hace tanto
que duermo cerrando
el reloj de arena
y sólo tu húmedo recuerdo
me hace la segunda voz...

No más rosas
que las de mi perfume;
no más tibieza
que la del sol que recién se va callando.

Escribirle a tu boca para que
acuda en socorro de ésta
solitaria,
desesperada y sedienta
desde tus noches antiguas.
Escribirle a tu razón para que
me piense tan solo tres segundos
de un beso que me construye
y me deja tendida en el lecho
que te espera, turbulenta,
cegada por tus presuntas causas
o los pretextos de alguna consecuencia.

Escribirte.
Preguntar a las horas por venir
si no basta amarte para amarte.
Escribir sobre el sepia
de tu piel temblorosa
las formas tuyas
donde cumplir mi utopía
y agonizar contigo
la muerte de todas nuestras batallas...

Escribirte. Oír.
Morder. Un grito... Morir. Vivir. Poseer.
Deseo, ¿Vendrás?
Bésame.
Me iré a ti, quizá. Sí, no. Dime...


Yamel Murillo


Antología de una pasión©
D.R. 2016
leer más   
18
22comentarios 289 lecturas versolibre karma: 90

A͟N͟T͟E͟S͟ D͟E͟L͟ A͟M͟O͟R͟ A͟H͟O͟R͟A͟ ♊♌(O͟d͟a͟ a͟ u͟n͟ G͟u͟e͟r͟r͟e͟r͟o͟)

Antes de amarte... debí soñarte; cuando el amor fue sólo un mito en mis páginas; cuando el besar era la utopía de mi suspiro y las caricias, los vagos y fallidos intentos por volar con alas rotas...

Antes de hallarte, debí mirarte; cuando eras lucero de otros cielos pero desde el mío nacías núcleo, en aquella coordenada azul donde destellabas ideal sobre todo astro de toda galaxia...

Antes de amarte, debí desearte... Debí elucubrarte en esos nocturnales donde reivindiqué vacíos, acariciando la sombra inmersa en mi fragua y ocupándola con tu recuerdo aún no conocido...

Antes de tocarte debí percibirte aire.. olas y sonetos en la paradoja oscura; presa obsesiva de la perenne ensoñación en busca del arroyo de tu vaivén imaginario...

Antes de amarte... antes, debí tenerte en mí, habitando en esta piel-yugo que te nombraba. Esa curva grana que ignorada te adivinó oro a párpados cerrados; palpitares esbozando una silueta con las yemas exacerbadas, armándote para sí, estandarte de sus letras fragmentadas...

Antes de conocerte, debí quererte; cuando eramos personajes vanales de una historia etérea... Protagonistas en dualidad corpórea exaltando la pléyade de mis fantasías... por quien yo, al igual que ella, reconocería en tus sienes al ceño del amor...

Antes de saberte, lo sé, debí escucharte... en aquel trinar sordo del gorrión que me contemplaba desnuda desde la majestuosa y frondosa copa del ramón... anhelo sacudido por los vientos del otoño que parecía convocarme: ¡musa, musa mía!.

Antes de vivirte, debí saberte; como te sabía ayer; como te sé hoy... como te respiro en el segundo que se agota y en los siguientes... como te viviré mañana: amo de mi soñar; soñador voluntarioso, dueño del amanecer absuelto de adioses...

Antes de abrazarte, sé que me fuiste el abrazo de tu armadura; los brazos extenuados por luchas de nostalgia pero invencibles y vigorosos... fortalezas tuyas en vías de pelear las guerras mías contra el mundo, enarbolando la bandera de mi gloria y mi amante espera...

Antes de besarte, debí ser el cauce del río que lavó tus penas; donde se posaba bálsamo sobre tu boca, la mía, ansiada y exasperante fruta de tu hoy delirio...

Antes de amarte, sé que debí imponerte durante los horizontes profundos de vidas perpetuas por infinitas...
Sé que lo hice entre tanto, sutil, deambulaba rumbo al violeta de tu aura-corazón; al pedregal real bañado por mis sendas...

Te amé desde entonces,
sinrazón de mis razones.
Balanza de mi cordura.
Paz en total desesperación.
Temple de dulzura abrumadora.

Te reconocí en el rocío tibio del jazmín, pundonor de tus manos; en tu voz, al recorrerme los sentidos... justo al arribo tuyo aquí, trémulo... el latido del único respiro cierto.

Tú, el Ser; divina cruz; esencia perfecta... aguda, amorosa... penetrando el alma-flecha de la que se alza, señor.

Recitaré para ti por encima del lunar:

Apaga tus ojos...
enciende mi divinidad
y te deleitaré
con los labios de mi arpa
dispuesta al encuentro.

Tú y Ella...
tu nunca desconocida;
la conocida del siempre jamás.

Ámala...

Ámala, como sé, debiste hacerlo antes del primer beso del mar al cielo...
como debiste amarme...

Así...


Ámame, Guerrero.
Como antes; como nunca;
como ahora.



Yamel Murillo


Antes del amor ahora (Oda a un Guerrero)
De la Piedra Angular.
Las Rocas del Castillo©
D.R. 2016
leer más   
17
12comentarios 164 lecturas prosapoetica karma: 103

Anatomía del miserable

Te pienso. Se llenan los ojos de lágrimas como un torrente incontenible de sinapsis dolorosa, como si el neurotransmisor culpable de la fuga de las mismas se ensañara en demostrar su poder, como si el estómago ardiera gustoso y masoquista.

La ansiedad invade las puntas de los dedos, las mueve como marionetas en el espectáculo de la ridiculez, las controla y tiemblan oponiendo resistencia.

La última parte del cigarrillo se consume rápidamente y te ves en la necesidad de encender otro, a sabiendas de que no servirá de nada. Tal como no sirve idealizarte, pensar cómo serían las cosas si... si tan sólo.... (completas la frase con una utopía )... te dices a ti mismo que no vale la pena, repasas en tu mente una serie de frases populares sin sentido que deberían hacerte sentir mejor...

Llega el anticlimax: el momento de miseria más profundo justo antes de volver a comenzar un círculo vicioso y sin salida aparente, un laberinto de bordes desdibujados en el que no hay perspectiva, no hay manera de salir. Te miras cansado, deseoso de catarsis, de cese, de paz. Sabes que no la hay, que la maldita paloma blanca huyó despavorida, no tienes control sobre su vuelo.

Necesitas silencio, ausencia de ruido en tu interior, lo de afuera se vuelve irrelevante, como un sueño que intentas recordar en el ocaso; la gente transita como siempre: desconocida y cruel. El corazón acelerado como una bomba de tiempo... La soledad, único cómplice de lo que te pasa, y de lo que vendrá después .
leer más   
7
2comentarios 769 lecturas prosapoetica karma: 84

Adivina donde estoy

Caminos se tornan largos, los viajes interminables.
Viví y conocí cosas inimaginables.
Tan afortunado por haber sido bendecido con alma divina.
soy pobre en el bolsillo, pero rico en la vida, tan vivida con historias que nunca más termina.

Conocí mitos que lo han dejado de ser .
Prometí que nada desvelaría, solo así me lo seria desvelado,
Es tan real, que hace que esta vida sea tan irreal en nuestro proprio ser.
No me culpen por ser egoísta, por no desvendar lo que no puede ser desvendado.
Pero con historias y palabras, os encamino a lo que tiene que ser encontrado.

Sería difícil decíroslo de forma fácil donde ir,
No por suerte, pero por instinto sé por donde me dirigir.
Me corroe por dentro ser el “único” en la unión de dos carnes sentir,
Lo que nadie más llegará a sentir.
Lo revelaré por mi, lo que también vive y siente alguien más por ahí .
Me llamaran de mentiroso, pero no os voy a mentir.
digo que soy el único que lo consigue describir


Pues, yo y la carne somos dos, pero nuestra alma una,
Diré entonces soy yo y mi alma, sin más presencia alguna.

Rodeado de tanta vida y peligro es donde me siento seguro,
Así es la naturaleza, tan inmensa y propensa a los peligros y abrigos.
Me siento perdido cuando vuelvo, pero así tendrá que ser 2 mundos separados por un muro.
Vuelvo al mundo de la utopía, el mundo donde se vive guerras y gritos.
Me preguntaran. ¿Dónde?, guardo silencio para no responder lo que creerán absurdo.


El silencio induce a la discordia y desconfío,
Mí alma nada responde, pero mí carne –“estuve lejos...”
Si se dice mentir, si se dice encubrir, se hará quebrar la confianza, “ aí la que se lió”.
Pienso en que mundo viviré, decido y escojo el que está interdicto a ellos.

Mí alma dice para siempre,
Mi carne dice eternamente.

Volveremos a encontrarnos lo sé,
Pero cuando eso no lo sé.
leer más   
1
sin comentarios 31 lecturas versoclasico karma: 7

Quisiera escribirte...

Quisiera escribirte para saber de ti.
Quisiera hablarte para contarte mis cosas.
Quisiera que hubiera esa comunicación,
entre nosotros, que hubo en un tiempo,
y que siguiéramos viéndonos de tarde en tarde
y saludándonos como amigos,
tomar un café y sonreír,
intercambiar unas bromas,
como personas que se quieren,
aunque tenga que confesarme
que me duele muchísimo tu ausencia
y todavía más tu silencio,
ya que no sé si soy culpable del mismo
o si simplemente te has aburrido del otoño
y del invierno subyacente en mi persona.

Pero si quieres, y respetando tu silencio,
me gustaría escribirte,
hablarte con mis "palabras",
con mis letras, con mis versos
y desnudar mi alma para ti,
como tantas veces hice, quizás,
sin que te dieras cuenta.

De todas formas soy consciente
de que tienes tu propia vida,
tu camino juvenil y soñador,
tus sueños, incluso, tan variados
y reales,
tan auténticos y sencillos,
y por eso no quisiera romper
esa magia que rodea tu persona.

Antes creí verte pasar y te saludé,
pero no respondiste.
Quizás me equivoqué y no eras tú.
Quizás las legañas de mis ojos
confundieron tu persona con una ilusión,
con un sueño y un deseo de hace años,
y si es así pido disculpas a la persona
que equivocadamente saludé
ya que no era para ella ese saludo,
sino para ti.

Un día pensé que era la hora
de hacer un alto en el camino,
de parar y dejar descansar
a un corazón atormentado
por los sueños y los celos;
de recuperar fuerzas,
tomar un trago de agua
en la fuente fresca de la vida
y reanudar la marcha,
convenientemente renovado,
para afrontar la última etapa
de un otoño, que termina,
y un invierno que se acerca
y en el que empiezo a caminar,
sin darme cuenta.

Quizás por esto mismo
la nostalgia se apodera y me abraza,
me hacer recordar y querer imposibles,
abrir puertas cerradas,
mirar pupilas perdidas,
buscar sonrisas apagadas
y voces mudas, que solamente
quedan ya como rescoldos en mi alma,
de un pasado que se escapa
lentamente de mis ojos
y que, muchas veces, no sé
si fue verdad o fruto de la imaginación
y necesidad de un corazón atormentado
y precisado de cariño.

Pero, a pesar de todo, es cierto,
lo confieso, me gustaría escribirte,
me gustaría hablarte, saber de ti,
intercambiar esas "mariposas"
tan nuestras,
tan charlatanas,
tan pizpiretas,
tan canijas,
que solo con mirarlas ya se alegra el alma
y los días parecen tener vida propia
y hasta la sangre circula con otro tono
musical por las venas,
y los sentimientos se ensanchan y estiran
en la búsqueda de aquel eco del pasado,
intentando traerlo aquí, ahora,
a este instante, a este momento,
a tu lado y a tus ojos,
aunque sea una utopía irrealizable.

Rafael Sánchez Ortega ©
25/01/18
11
2comentarios 110 lecturas prosapoetica karma: 85
« anterior12345