Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 290, tiempo total: 0.005 segundos rss2

Amor terrestre

Llegaste a retar mi inestabilidad con la longevidad que otorgas a tu lealtad para cumplir promesas.
Vuelves todo tan sencillo que parece complejo
Y eso de que tener imperfecciones también es una manera de ser perfecto, no es solamente un cliché si tu eres el ejemplo.

Y si tu me aterrizas y yo te elevo,
quizás nos convirtamos en un mito cuando la gente diga que nos a visto levitando a medio metro del suelo
entre calles infestadas de realismo
que no parecen tan lobregas si tu compañía es al mismo tiempo amor divino e indispensable consuelo.

¿Y si todo este tiempo estuve equivocada y la belleza no se encuentra en los mundos etéreos, sino en gemas que llevan tu esencia y solo se cultivan en los escombros de mundos mas simples, colmados de defectos?

¿Y si el amor no es vino suave, sino veneno que asesina la realidad que conocemos y que al mismo tiempo es antídoto que nos quita el sesgo?

Quizás Randolph Carter no se habría frustado tanto cuando perdió la llave de plata de la ignota kadah
si a su lado hubiese visto lo que es el amor real y si hubiese descubierto que también hay belleza en lo que es racional,
en lo que no es eterno.

¿Que tal si le hacemos justicia a Carter? Y yo te acepto como mi amor terrestre, y tu me aceptas como tu amor etéreo y juntos desafiamos la física cuántica hasta desvanecernos
vanecernos
necernos
vernos
nos
os
s
13
8comentarios 73 lecturas prosapoetica karma: 143

Demoniorum. (Letras para una música. Genesis ~ 'Duke's Sabbatical')

En mi presente...

Lucifer merienda solo
mientras observa el mundo
por la ventana semiabierta,
y azuza el fuego en que arderé.

Monstruosidades encerradas en gritos aterradores
rompen cadenas y escapan a la luz
del sol abrasador de lujuriosos desiertos
perpetuos, en semillas de trigo que no nacerán,
y títeres discordias.

Oleajes de honestidades perdidas
asaltan los muros
de rincones furibundos
y hacen que resuenen atormentantes
los chirridos de la orquesta,
abriéndose los techos de los liceos.

Los coleccionistas de granjas de seres muertos
conectan sin piedad a los vivos
a tenebrosas máquinas de extraer vida.

Se adentran las legiones
en las maternidades
y secuestran sin compasión
las incubadoras.

La gran pupila dilatada, incrustada
en el ojo gigante, escudriña
todos los secretos de alcoba,
en la génesis del bien y del mal.

Los falsos ciegos berrean y piden veneno.

Se me enfrenta, en toda su desverguenza
Baal, señor de las moscas,
tomando helado.

Belladonas y rododendros se ensalzan
en culebreante ponzoña...

Y adoro a Asmodeo,
con cantos sádicos y fláutas shakuhachi.



Perforan mis oidos los allegros sinfónicos
de los dias dorados,
entrelazados en girones de locura,
cuando las distancias se corrompen entre tu piel
y mi esperanza.

Las mariposillas revoloteavan incautas
en las frescas y verdes acequias,
mientras la mujer con pañuelo
en la cabeza aventaba la palva.

Yo era mas feliz por ese tiempo
si podía alargar mi mano
y tocarte.

Aún me hurgan los días
en que las gotas de lluvia eran libres
y nos mojaban la cara.

Y aún...
me pellizca el tiempo en que el bosque
cantaba para nosotros,
y el sol nos hacía un guiño al atardecer,
antes de irse a dormir.


Ahora...

En las cuartas tres horas
Dios me deja jugar con Leviatán.

Azazel me enjuga el sudor del rostro.

Y Balaam reparte las cartas.


No necesito pedirles favores...

Solo te necesito a tí,
desde siempre.


Pero son ellos los que me acompañan.


J. Robles


El jardin de las delicias. El Bosco.
leer más   
8
4comentarios 51 lecturas versolibre karma: 119

Ni tú ** Ni yo

Ni tú, ni yo
pero siempre las alas
de las nubes que llevan mensajes
más allá de los horizontes.

Ni mis labios, ni tus ojos,
pero siempre los versos
que arañan la atmósfera
y lo cuentan todo.

Lo cuentan con mis letras,
lo cuentan con tu voz;
tu voz de ráfaga
que tiñe las calles envejecidas
con su aroma de arrebol.

Ni tu porque ya soñabas
con morder cada esquina del mundo,
sostenerlo como una manzana.
-Ni yo porque imaginaba
ser rescatada en un beso
del veneno de una manzana.-


Ni tú, ni tus pasos despreocupados,
ni yo, ni mis huellas evaporadas…
…pero siempre el camino
que sabe dónde detenerse
y hacer de un par de latidos
una sola llamarada.





Dee Dee Acosta
Sept. 17/2018
leer más   
17
14comentarios 111 lecturas versolibre karma: 124

Aguja, sedal y arrugas (colaboración con @Pequenho_Ze)

Me despido del sueño
tras la mampara de tus labios.

La materia desnutrida
busca trato de favor
en trampolines venenosos.

Sobre la mesa,
aguja, sedal y arrugas,
escueta ingeniería
para calmar las voces atrapadas
entre brazos de arroz.

Escuece el aire
al rozar las palabras
que agonizan en la alfombra.

¿Quién llora tras el espejo?
¿Quién me obliga a gritar?

Los muebles se doblan
ante tamaña negligencia emocional.

Creo que tengo
las piernas rotas,
pero quiero saltar.

Justo antes de coger
el "Bus" del no volverte a ver
tiraré a la papelera
esta lata de infortunio
repleta de pupilas dilatadas y cenizas.

He sobrevivido a base
de galletas inapetentes,
sin zapatos pero con sombrero
por si los pequeños versos
que apuntalan mis costuras
necesitan adorno de refresco.

Ha habido tormentas
pero he tenido suerte
de que mi estómago rechace
cualquier intento de ponerse a cubierto.

Ahora me declaro náufrago en el tiempo
y me aventuro a jurar que ni tú ni yo,
tenlo presente,
volveremos a contar
jamás
nubes en el suelo
ni besos en la frente.
leer más   
24
17comentarios 130 lecturas colaboracion karma: 142

Jardín

Rosa negra...luto en la sombra,
golpe certero entre cortinas perdidas y la afilada espina preñada de veneno...
Vuélveme al instante lejano, al antiguo cerco de las muchas espadas, al borde perdido entre los mundos...
Vuelveme desnudado de dolores, vuelveme sin marchitas agonías...
sin el grito voraz escamado de tiempos...
¡Vuélveme al olvido moribundo...a la encendida y florecida vuelta!
donde aúllan antiguas voces , donde el lobo sigue su rastro...
¡Vuelveme y no me sueltes...levantame al onírico reino!
Viste de nada mi memoria y en la luz dispersa las profundas sangrantes tinieblas,
el pozo secreto repleto de extrañas y negras rosas.
leer más   
15
10comentarios 74 lecturas versolibre karma: 114

Había una vez… “ 6” Cuentitos de error, Ironía, humor y doble sentido sin pudor…

Había una vez… “ 6” Cuentitos de error, Ironía, humor y doble sentido sin pudor…

Él es el mal de todos los males, por eso la cura porque no hay remedio bueno que tenga el veneno de su boca…

Y Siempre se piden sonrisas, y de tanto pedirse se besan, y de tanto besarse acaban en el suelo, y muriéndose de risa…


Por las noches juegan a pillarse durmiendo, se turnan, entran por la ventana que se dejan abiertos a los sueños, y si alguno se despierta el otro se pilla de nervios, y el uno de risa… y se despierta entero el edificio…

Y les encanta romperse los corazones, haciendo piruetas con las lenguas en los aires para secarles las palabras obscenas, y entonces pegarse hasta dolerse de no poder separarse, aunque le duelan los pies, y las piernas y mueran por sentarse…


Y cada noche, Ellos sueñan con ellos, aunque algunos espíen y quieran saberlo, no pueden dice él, riéndose, agrega: “No los dejo… ”

También, había días de esos tan feos que no quieren ni mirarse por la ventana, y hasta el avatar les sacaba la lengua, sobre todo si era un día de miércoles, y si se veían en línea, se escondían, pero siempre volvían bien peinados los días jueves, a buscarse, otra vez, la punta de la lengua…

Todo fue culpa del calor, de esas noches de verano, cuando saltan los fusibles y las velas encendidas quieren que las soplen una vez más, y las sombras, y las bocas soplando y encendiendo la mecha de las velas…

Cuando escribe, se cuelga las rimas imposibles en la boca, y las exprime, y las escribe raspando con su barba cada coma, por eso no las usa, Y cuando ve que gozan las palabras, las mira y las mira hasta volverlas locas…


Se quieren, se olvidan, se celan y provocan, se odian en silencio hasta quemarse enteros, y cuando el fuego está que arde quieren reconciliarse, porque se quieren, pero se celan y se provocan…

Una noche muy tarde le dijo: “No te distraeré con cuentos, iré directo a los besos, deja la ventana de tu boca abierta, que así me acuesto, en el colchón de tu lengua y de almohada préstame los labios…” y quien sabe como termino…

Le encanta abrazarlo tan fuerte que más que bronceado quede azulado, para darle respiración boca a boca, mordiéndose los labios, mientras los recuerdos se enroscan y se enroscan hacia adentro, y vuelven a latir sin dejarse salir, de entre las piernas, que se abrazan fuerte tan fuerte, que otra vez nos respiran… y quedan atrapados hasta el próximo cuento, que no sabe el camino, pero promete venir…


soundcloud.com/lola-bracco/habia-una-vez-6-cuentos-para #TusCuentitosDeHoy Lola
12
2comentarios 85 lecturas relato karma: 122

Los puentes del camino...

Por caminos siderales de costas y asilos
penínsulas y colinas altas,
plazas de barrios, formas de endoso instruido
el mar de fondo suena los puentes del camino.

Con el impulso y la fuerza del joven Perseo
de guitarras cuerdas de metal cosido
la paloma viaja por la ruta del suicidio
donde Euclides asfixió el canto de un niño.

Hay ecos en el templo, el diezmo de Horus
pondré en la palestra todos los pecados
distraídos en orgías mentales y subversivas
veneno influido por el guardián
de las tumbas Anubis.

Caminos que nos impulsan al destino
por terrazas repletas de oro fino
por calles estériles y polvorientas
por espacios vacíos sin tiempo.

Por calendarios seniles y rotos
por insomnios que zumban en la mente
por todo eso y mucho más
atravieso los puentes del camino.

Y me retraigo en el perdón impúdico
en el hombre que se corrompe
y en la crisálida que teje su nido.

@rayperez
Enero 2016
Venezuela
leer más   
16
8comentarios 78 lecturas versolibre karma: 115

La dama de negro tiene un precio...

La dama de negro tiene un precio
es taxativa
amiga
tentadora
fría >>>>>>>> y
calculadora.
Si entras en delirio bebe de tu copa
te conoce bien
gusta que la embriaguen
la enamoren
seduzcan
difícil predecirla...

Ella es la noche.

Noche es con o sin estrellas
su puñal lo clava
sin mediación y sin reserva
elige la ocasión y
no pide opinión

es certera.

¿Qué trémulo encanto
tiene la noche?

>>>>>>>>Oh, sombra nocturnal

Te espero en mi alcoba
para tomar
el elixir veneno
de tu boca.
leer más   
16
16comentarios 101 lecturas versolibre karma: 117

Eres

Eres esa frase que cuando se capta la idea ,no puedes evitar reflexionar y preguntarse ¿sera verdad?

Eres un brillo colorido inspirador que deja avergonzado al arcoiris mas ejemplar

Eres ese fenomeno natuaral que un fotografo se atreveria a sacrificar para por lo menos en en una imagen poderlo capturar

Tan bonita como la luna , tan desconocida como el mar , necesaria como el aire , tan peligrosa como el veneno mas mortal y tu cariño es el causante de satisfacción como un buen mangar ....eres todo eso y mucho mas.

Eres tan relevante en mi vida que aunque me odies no te podre dejar de mirar, tu ausencia sería tan fea y fatal que no la quiro presenciar. Me parta un rayo en dos ahora mismo si algun dia te llego a a fallar, que si pasará eso no sería capaz de verme en el espejo una vez mas...

Eres tantas emociones bonitas y especiales resumidas en una que aun no creo que seas real y cuando estoy alado tuyo me tengo que pelliscar para asegurarme que todo esto es verdad (te imaginaras cuanto seguido me pasa)....pero quizas molesto demás y no quiero probacar nada malo en ti ,menos si la causa se trata de mi

Aveces pienso que causo problemas demas , esque mi presencia algun dia van a hacer a alguien explotar celandote y perdon si eso hago aveces porque me conosco , hago facil irritar a alguien, en simples palabras puedo hacerte molestar y eso no es para nada mi plan...

Soy un romantico un poeta sin sentido bagando en mi mundo mental ,quise componer algo y pense en lo mejor que he visto resultado este testamento, poesia o intento de lastima como lo quieras llamar....igual Eres mi amiga y veo críticamente difícil que valla a cambiar...
leer más   
8
sin comentarios 45 lecturas relato karma: 55

Agónica hora

Agónica hora que luces
oscura y funesta.

Muere el día, como mueren las flores.

Corazón de mármol,
espina de hiedra venenosa.
Por entre los riachuelos mudos
nadan peces pardos y ocres.
¿Cuándo se apagaron los colores?

Castillo de naipes
construido en la cima de una mentira.
Vientos que derrumban paredes
y dejan el espacio llano.
Haré una casita con jardín
sembradito de margaritas y enredaderas.
Aún queda luz.

Agónica hora que mata.

Muere el día, como mueren las flores
.






Hortensia Márquez



Imagen sacada de internet.
27
32comentarios 170 lecturas versolibre karma: 131

Tus besos

Tus besos me hacen soñar...
Tus besos,
finas melodías de Chopin bailando en mis labios,
palomas dulces anidando en mi piel.

Tus besos
me llevan a mundos inventados,
recorro el cielo en sus sábanas rojas,
me provocan sensaciones excitantes.

¡Oh, tus besos vida mía!
Exuberantes sensaciones de ambrosía,
sublime manjar de los dioses
que invitan a disfrutar de sus goces.

Tus besos me transportan
a los sueños más sublimes.
En ellos, me siento reina liberada,
Afrodita en sus imperios,
de puro amor colmada.

Tus besos, amor mío,
geniales góndolas flotantes,
que me llevan a los sueños más brillantes.

Tus besos,
tiernas mariposas danzarinas
que hacen danzar mi corazón de amor.
Con ellos alcanzo el cielo,
visito diversos planetas.
¡Conquisto Roma!
El mundo con sus aromas también.

Tus besos,
elixir bendito,
arrobo total,
veneno mortal:
Me subyugan, me envenenan, me atan,
¡Embriaguez general!

Son un encanto tus besos, amado.
Me hacen llegar al paraíso soñado,
al espacio sideral.

*Autora: Edith Elvira Colqui Rojas-Perú-Derechos reservados
leer más   
14
5comentarios 115 lecturas versolibre karma: 116

Una casita frente al mar

Haz las maletas y camina hasta mi casa.

Mi casita está en la playa frente al mar.
Es pequeña y humilde, la pinté con el azul celeste y el marino del mar.
Ya verás, la reconocerás enseguida, no temas.
Notarás la fachada deslucida con el paso del tiempo y de las tormentas, pero todavía altiva.
A la puerta, en constante deriva una chalana que solo navego cuando te escribo.
¿Sabes?, a veces, sonrío al pensar que en realidad solo poseo una pequeña puerta de madera repintada de blanco, entre dos mundos.
Que las paredes son de un adobe amalgamado con la bruma de las aguas y la arenisca de las dunas.
Que las ventanas son enormes y cautivadores ojos de buey….

(Te confieso que me da por reírme tontamente como un chiquillo cuando pienso en los desorbitados ojos del animal)

… desde donde cuento cada una de las olas espumosas batidas contra las inocentes rocas del acantilado.
Es muy entretenido te lo aseguro, el tiempo parece detenerse a cada espasmo cínico de mi mirada y, cuando quieres darte cuenta, ya es prima noche.

Haz las maletas o coge cualquier cosa y vente a mi casa.

Seremos felices, lo intentaré con todas las fuerzas de mi corazón, de nuevo.
Aunque debo decirte que no tengo jardín; pero si tengo tiestos, pocos, la verdad, con flores multicolores que cada otoño mueren absortas mirando al mar, impasibles.
¡Oh, pero no me entristece por que apenas es perceptible!

Pero te hablaba de las noches, ¡Dios se me va la cabeza!, de la oscuridad de mis soledades, de mis tristezas…

Haz tu equipaje y vente.

Olvidaba decirte ¡No traigas libros!, aquí hay palabras y versos siempre en el aire.
Es un engorro porque a ellas tengo que atraparlas y a ellos escribirlos y son muy traviesas y esquivos,
es imposible tener la casa limpia con ellas, ¿tu me ayudarías a limpiarla?.
Mientras tú atraparas las revoltosas palabras escapando huidizas al olvido de mi memoria,
yo atraparía a los versos más dóciles.
Luego, al ocaso navegaríamos la chalana sembrando lo recogido en el mar purificador
que nos devolverá en cada ola contada desde mi ventana,
en reflujo jugoso de una lengua limpia de morfemas y lexemas tu ya sabes amor, de barreras.

Haz tu equipaje solo con la piel de tu alma y acompáñame.

Lo peor son las tormentas…
…se filtran por dentro y me recorren fluviales con su líquido cienoso y salado de sirenas embriagadoras….
Pero, amor, tu nos les temas porque serán para ti arcoíris dibujados al capricho del sol y del aire.
A los vecinos les gusta, supongo, yo nuca salgo pero si estás tu, cogeré tu mano enamorada y nos sentaremos en la arena
y nada nos secará ni marchitará.
Y cuando el viento amaine y la fuerza del mar se congele
cogeremos juntos la chalana y ya, sin miedo, pediré besarte.
¡Oh dios que vergüenza después de tanto tiempo!

¡Haz tu maleta y ven enseguida!

Creo que la flores están marchitándose,
que el ojo de buey, ¡maldita la risa!, se están ciñendo a mis ojos
y ya apenas distingo el reflejo del agua salada.
Que la bruma de las paredes se está disipando,
y la arena cae lánguida en el fondo acristalado de mi existencia.
Ahora, las tormentas son terribles y devastadoras,
y tengo miedo al trenzado de su cuerdas abrasadora de toda esperanza.

Coge tu mochila y vuelve con ella de felicidad repleta.

Y si por los caminos pierdes el rumbo y decides asustada no volver,
¡Ardamos entonces la playa, la casa y el mar,
y que el cielo contemple mi cuerpo abrazado
al dulce veneno de las sirenas de sal!.

Ven desnuda a contemplar mi cuerpo enjuto,
ahora parco en palabras,
y entiérralo bajo una lápida pesada,
y como epitafio estos versos,
con flores a María, no junto al mar,
si no en sombrío terreno de huerto castellano.




@Inmalitia, Andrés García. © Septiembre, 2018
Imagen: Aspecto de una caseta de la costa de Jesús en Ibiza. D.I. Diario de Ibiza.
leer más   
14
7comentarios 92 lecturas versolibre karma: 113

La vida que se escapa

La vida se me escapa, me evade, ladea el cascaron que me sustrae del mundo.
Esta capsula me comprime cada vez mas.
El fracaso es así; la frustración es demasiado grande.
El veneno de una desilusion cronica sigue en el torrente de mis venas.
El olvido no se hace presente en la escena, sigue el pasado aterido en las entrañas del alma.
Hay una legion de motivos para abandonar esta carrera cuya meta es el reencuentro con un amor perdido.
Pero su imagen impera entrecierro de ojos, flota codo a codo con las nubes negras de la alcoba.

Habria vendido mi alma a cambio de revivir un momento,
ese instante inmaculado y pleno en que vi sus manos trenzarse con las mias,
ese milagroso transcurso de los segundos cuando ella levanto la mirada y se incrustó la magia en mis huesos.
Volvió a agachar su cabeza y la recostó sobre mi pecho.
“Te quiero” me dijo, con la voz dulce de una niña que pide permiso para salir a jugar,
yo la oí con todos mis sentidos, y el aire se volvio perfume para siempre.
Esas palabras dejaron semillas de un eco que hoy retumba como pasos de dinosaurios en un puente metalico por el que intento atravesar el tiempo. Un puente que vibra y se estremece, me tumba y me sacude.
Hoy cada silencio que me encuentra suena a amenaza, a inrremediable venganza de una historia muerta.

Hoy la tierna belleza autentica de su imagen se ha transfigurado en la oscuridad del aura de una bestia aleatoria y mecanica.
Porque esta el espiritu aun subordinado a un purgatorio de lamentos ajenos; exentos del antidoto infalible de la vida,
del escudo anti-tristeza que son los placeres terrenales, las pasiones humanas, lo que va mas alla del dolor y la amargura de un corazon roto.
Como han cambiado las cosas, como se ha desgastado el milagro y como los gusanos del desencanto devoran el presente y lo vomitan.
Y esos restos vomitados de un pasado glorioso se embarran en las cosas, se impregnan en todo el paisaje, enturbian inevitable la vision de un corazon al que, en el limbo sagrado de la soledad, la vida se le escapa.
leer más   
8
1comentarios 28 lecturas prosapoetica karma: 89

Esfinge en el Ártico

Es el torrente
insurgente
que arranca
mis escamas
y me entierra en el lodo:
aquel tortuoso y angosto sólido
que impregna mi alma en óxido.

Hay monstruos con lenguas venenosas,
quieren esconderme en sus entrañas;
el torrente se llevó mis escamas.
¡No tengo fortificación,
ni velo bienhechor!

La esfinge
Infringe la leyenda:
sonríe en el Ártico
causando espanto.
El torrente no pudo
Causar muerte
A su “Yo” consciente.
Los lugareños
despertaron pasmados.;
¡jamás creyeron que el ocre fuera plateado!

¿Cómo pudo resplandecer
un negro amanecer?

Debo hablar con ella,
muero en dulce duermevela:
aquella que no desespera,
ni despierta mi mente
para atacar el torrente.

Mis escamas vagan
en vereda errática.
Pero aún sin ellas
siento el poder de la absolución: el perdón,
en aquella esfinge
que quebranta su estela.
Por eso sé que puedo:
salir de esta mugrienta duermevela.


Marisa Béjar.
leer más   
14
8comentarios 84 lecturas versolibre karma: 122

Por siempre, amor

....

Es la fatalidad del mar
es el odio profundo a la tierra
es de nuevo el veneno en mis venas
es la naturaleza de las cosas
es de una vez el inevitable dolor.


@Inmalitia, Andrés García. © Septiembre 2018
Imagen: Detalle de muro en la Sierra de Gredos
leer más   
17
17comentarios 91 lecturas versolibre karma: 120

Otras palabras

Sobre dos tentaciones:
tus labios y el beso
intangible

Sobre dos afirmaciones,
yuxtapuesto,
mi corazón
de memoria
y mi alma de suspiros.

Enternece,

tu modo de decir las cosas,
tu momento de verdad.

Al beso de antes
y tus pucheros,
entre dos ensoñaciones
me quito esta piel como sacrificio.


De todos los posibles:
tu frágil compañía,
tu juego de seducción
antídoto/veneno
como un mártir enamorado.
leer más   
11
4comentarios 63 lecturas versolibre karma: 108

El Amor duele...

En lo más oscuro y recóndito
de mi imaginación
mis manos simulan ser
las blancas palomas del atardecer
que juguetean con tu frágil sonrisa.

Absorto, tendido
mordiendo, royendo
carcomiendo y socavando
el desamor
que me enfila
hacia la ruta del olvido.

Opino que el amor
no se puede cuantificar
menos improvisar.
El amor duele…
es como una espada cortante
en la noche fría y húmeda.

Dispersa en un campo de espina…
ahogados en los vaivenes del amanecer
el amor duele hasta roer las entrañas
¿Quien no ha tenido desengaños?

Que lance la primera piedra…pues,

Solo un corazón frió y egoísta
no amontona cicatrices.

El puñal del veneno mortal
desgrana el viento y las raíces
quien ha amado como lo hace
el colibrí con su pretendida flor
sabe que un desencuentro
parte el alma
quiebra el alma
raja el alma
y la entristece...
leer más   
10
6comentarios 69 lecturas versolibre karma: 108

Caminé sobre tus anchas piernas...

Caminé sobre tus anchas piernas
pobladas de nubes ardientes.

y bebí de tu veneno
sacié la sed
con tu mirada hundida
mirada delirante del fuego consumido.

Como grandes rastras
tu cuerpo se estremecía
agitando el ardid
de huellas congeladas en el tiempo.
leer más   
9
sin comentarios 43 lecturas versolibre karma: 99

El silencio...

El silencio, poco a poco,
en la tarde ya cayendo,
mientras avanzan despacio
las tinieblas por los pueblos,
es un telón invisible
que cubre al sol en el cielo
y que despierta a la luna
invitándola al paseo,
para llegar a los hombres
y penetrar en sus sueños
cambiando luces por sombras
y nerviosismos por besos,
y es que la luna y la noche
hacen feliz este encuentro
como en la playa, las olas,
forman un lindo crescendo...

Otro silencio comienza
a los hombres, en el pecho,
cuando las sombras del día
abren las puertas del miedo,
porque la noche comienza
y va dejando sus velos
en soportales y calles
y en los hogares y el fuego,
así comienza el insomnio
y surge y grita el infierno,
en las entrañas del hombre
cual prisionero del tiempo,
y es carcelera la luna
de los niños y del viento,
porque le gusta librarlos
y que se vayan muy lejos...

"...Un silencio misterioso
va penetrando en el hielo,
y en las almas de los hombres
como si fuera un veneno..."

Rafael Sánchez Ortega ©
10/08/18
14
12comentarios 99 lecturas versoclasico karma: 111

Un poema en la calle

Hoy redacto este mensaje
camuflado con la horma de unos versos
para contarte de toda la tortura
que en días grises amontoné en mis fauces,
de mis disculpas y culpas
trasladados en vida al refugio sombrío
de una choza de secas cañas.

Hoy desde la libertad te hablo
de aquellas veces que quemé las lanchas
con las que abordé islas negras
envuelto en el misterio de aprender,
convencido de que en la soberbia
se escondía la verdad,
de la travesía y escozor perdidos
en la existencia salvaje
que por instantes pensé sentir
sobre mis lagos angustiosos.

Ahora sé que he de informarte
de la escuela que es mi habitación,
del saber de sentirme un ermitaño,
de ese momento en que sorbo frases
y remuevo mi árbol fértil
para ver que sus frutos se desprenden,
tras dejar en el correr del tiempo
todos los murmullos esclavos
que fueron mi difusa propiedad.

Termino esta misiva
confirmado en el saber que nada tengo,
que no le exijo a los demás su coherencia,
y que todos poseemos un archivo
donde ocultar contradicciones,
tal y como disperso de mi despensa
la memoria de la asfixia y del veneno
perdidos en el siroco desplazado
a la frontera y abandono de la nada,
exhalada en las ascuas del pasado,
respirada en el rocío del presente.
leer más   
15
4comentarios 88 lecturas versolibre karma: 96
« anterior1234515