Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 1682, tiempo total: 0.017 segundos rss2

piel canela, labios carmesí

Amaneciendo perfumada en labios carmesí, con el viento llega una caricia y en la mirada una sonrisa
Lloviendo de melodías amargas, regando sobre lágrimas serenas esos recuerdos que en la mirada lleva.
Sonetos de dulce pasión escritos están sobre su piel. Llueven estrellas y deseos pide, al universo le dice que larga no sea la espera, que tras la luna llena amanezca, sobre su piel aún fresca, que lirios crezcan en su pecho y corazones amantes en los días relucientes cubiertos de azul pasión.
El perfume de un amanecer dorado, despierta y su boca toca sus labios, pero tan solo es un sueño y ese roce en la piel se ha grabado, pasa por su mente recuerdos aún presentes de vivos colores, de besos y abrazos que no tienen fin.
Soy la que te besa sin tenerte la que te recuerda y te anhela, te espera con el color de Lirio y te acaricia con el viento.
Más siempre algo se pierde con el paso del tiempo, en el silencio del bosque se escuchan los ecos del viento que le llaman, parece un viejo lamento, el bosque late y con dolor recuerda que dos viejos amantes recorrían errantes al son de la dulce melodía del bosque aún encantado, acarician sus manos, abrazan sus almas y las gotas del rocío calman sus ansias.
Bocas de serena melodía de ese latido, sediento lenguaje de amor, sed que en las mañanas calma sus versos, que en sus hojas dejan el rocío de suaves caricias.
Siguen el aroma de sus cuerpos hasta llegar al encuentro a esa aventura que llevan aún en sus labios.
Recogen su alma y se la llevan. Días que llenan de magia, días que solo hay esperanza, días que se escriben para que no se olviden, los amantes siguen, pero las palabras se pierden y vuelan libres.
Rompen los noches, rompen los sueños, rompen lamentos y entre sus recuerdos rompen lágrimas de cielo, como rocío entre sus hojas que beben e impregna su piel canela, bebe de sus lágrimas y tras la tormenta ella le espera, espera en silencio que la noche y su sueño le llegue, para poder soñarle, para que ese sueño le atrape y poder vivir una noche más, un día más con su fiel amante.
leer más   
5
4comentarios 41 lecturas prosapoetica karma: 55

Todo está escríto

La sangre en mis manos
sangre repetida,
ya derramada por otros asesinos
sobre los lienzos antiguos
en manuscritos oprobiosos,
en la letra escarlata
salpicada en ropajes femeninos,
ocultos a los ojos
de los inquisidores.
Mi sangre no existe,
no es nada más que agua
que todos beben por igual,
mi manantial interior
ya fué derramado por otros,
esculpido en cavernas,
tallado en madera.
Solo Dios es original,
y eso es por que no existe
si no creo en él.
Sudan mis manos y mi frente
en busca de algún verso original
alguna estrofa inédita,
y me conformo con un sueño
que es de todos los poetas,
que tu sangre tiemble
cuando leas un poema.
leer más   
4
sin comentarios 24 lecturas versolibre karma: 54

Valle del alma

Qué fríos y descalzos los pies en el patio de luz,
cuántos recuerdos de tantas vidas olvidadas
en un solo desván al que ya nadie sube.
Las manos sabias de la yaya
aun sobre la madera barnizada del sillón,
y los niños que un día fuimos
aun corretean por el pasillo
con las rodillas sucias de alegría.
Ahora me siento frente a la lumbre de diciembre
y me paso metida en el Jerte todo el agosto.
Imágenes de un pasado que ni tanto conozco
en todas las paredes de los cuartos
y los acordes de una aprendiz de guitarra
ahora suenan en las esquinas de todo el Valle.
Si subo la montaña hasta el puerto,
me gusta contemplar ese punto más lejano
donde mi tierra parece terminarse.
Es ese el lugar al que siento que pertenezco.
Y cuando llega la hora de marcharme,
me llevo el aroma de cereza entre los dedos todo el año,
porque así se que, cuando regrese,
mi hogar seguirá teniendo su puerta abierta,
como lo ha estado desde que nací
y hasta el día en que me muera.
leer más   
3
sin comentarios 12 lecturas versolibre karma: 30

La incoherencia

La incoherencia hace mella
en este mar de lodo
que carcome mi sombra.

Ya no sé reconocer los parámetros de navegación,
¿Autoficción?
¿Autobiografía?
supongo que viene a ser lo mismo
que sólo cambian los disfraces y máscaras.

Oí decir que los poetas
son los que más cambian de máscara
para ocultar la explícita desnudez
de su persona.

Yo digo todo lo contrario,
que bailamos nuestras máscaras
al son de la vida
desnudándonos en cada verso.

Supongo que el nudo de la corbata del ensayista
estaba demasiado apretado.

Si a la incoherencia
le sumamos un exceso de ocio
los manantiales de lucidez
se eclipsan con tormentas vanas.

Las cartas de Cicerón a Ático
hicieron recibir más de un castigo paterno a Petrarca,
¡Pobre!.

Hoy la incoherencia hace mella,
me adhiero a mi sombra
en este mar de lodo.

Creo que no tengo
nada más que decir,
una retirada a tiempo
antes de caer en una caricatura
de mi mismo estará bien.
leer más   
5
sin comentarios 18 lecturas versolibre karma: 66

mística

Encuentro todas las respuestas en tu vientre
cuando la tarde se duerme en nuestros brazos
y mis manos mansas recorren tu sombra
mientras cae el sol rojo.

El dulce color de tu voz me nombra
cuando mis deseos queman en tu piel
y bebo el fuego de nuestra pasión
mientras la luna nos refleja desnudos…

El viento juega en el río
cuando las aves en el cielo gritan nuestros nombres
y te acaricio con versos y besos que tejen mis labios
mientras los primeros rayos del alba iluminan nuestra almas
leer más   
11
1comentarios 85 lecturas prosapoetica karma: 78

Mujer Colonia

Fragancia perecedera,
Mujer colonia,
La euforia,
Del aroma es caduca,
No vale la pena,
Una ráfaga de pasión,
Que no huela,
Que no dure,
Que sólo duela...
Mal perfume,
De un instante...
Y yo que nací galante,
Y gusto por lo perfumado,
Se me hizo corto,
Y me quedé anonadado,
Cuando al rato,
Ya no olía a ti,
Siquiera a mí,
Olía a nada,
Eso es lo que fuiste mujer perfumada,
Mujer perfume,
Todo lo que baja a veces no sube,
Y tu fragancia se quedó en el frasco...
Menudo chasco.
11
2comentarios 51 lecturas versolibre karma: 91

Sonreír y sangrar al mismo precio

Libro: Bailar junto a las ruinas (2017)

Solo sabía huir…
Varón caucásico de edad en cuenta
regresiva y nula solvencia económica, inquieto
neutrón por el campo electromagnético de la
vida, con demasiados nombres añadidos entre la
realidad y su persona; con una angustia
que no sabe, no contesta, ni perdona.

Solo sabía huir…
Presumiendo de la hidalguía de un péndulo de
polvo; su madre le advirtió desde pequeño
“nunca se te ocurra ponerle alas a los lobos”.
Tan pobre de glorias que quiso quedarse
con las que otros dejaron tiradas;
antídoto saturado de contraindicaciones.

Solo sabía huir…
Y brindar por las aspas de las historias
desorientadas; con la sensación de que todo está
perdido, y los relojes solo señalan mordiscos del
pasado; aunque sea imposible guarecerse de una
llovizna de lágrimas, y no resulten recomendables
las respuestas fabricadas a golpes de puño.

Solo sabía huir…
Del borrador donde se fugó su primera metáfora
truncada, vestido por una juventud que se
derrumba, con lágrimas ásperas, puntuales;
y su excepcional costumbre de bailar junto a las
ruinas. Estornudaba aguaceros y silencios,
para sonreír y sangrar al mismo precio.

Solo sabía huir…
Como quien contempla una estatua de
mármol esperando que un día eructe.
Rezándole a la impunidad que
otorga el exorcismo de la lejanía,
buscando el pequeño milagro de que lo
efímero se transforme en perpetuo.

Solo sabía huir…
Y aferrarse a la circunspección,
a la amnésica daga que rasga la noche,
a la mirada estancada en el cemento
ahuecado… Sin detenerse a observar que
aquello que fue y seguía siendo
iba siempre colgando de su espalda.

Solo sabía huir…
Indultando promesas hechas a regañadientes;
condenado por la campana, que por jactarse
de siniestra, repiquetea en código morse,
titubeando en un ideal de absurdos, malversando
emociones, deseando encontrarse unos versos de
Jorge Manrique flotando en el aire.

Solo sabía huir…
De su madriguera de espejos incomprendidos,
afinando su demagogia en corrales ajenos,
practicando el más desaconsejable de los actos:
Dejar escapar la felicidad justo cuando empezaban
a tutearse. (Cada quien hace de sus propias
carencias un clamor en harapos).
9
1comentarios 31 lecturas versolibre karma: 88

Entre lineas...

Y aunque no me leas y
nunca te de por hacerlo,
quiero que sepas...

Qué yo te seguiré escribiendo.
Entre lineas...
Poesías, llenas de tantos
sentimientos, de esos que
desbordan el alma...

Entre lineas...
Te escribiré, estas poesías
que llevan tu nombre.
llenas de caricias que
estremecen cada poro
de la piel.

Entre lineas...
Estas palabras que
forman versos, te
acarician. el alma...
son versos que salen
de este corazón sincero...

Entre lineas...
Te escribo, estas poesías,
que te hacen tocar el
mismo cielo, con las
yemas de los dedos...



© Derechos de autor
leer más   
4
sin comentarios 30 lecturas prosapoetica karma: 48

Chisporroteando

Dame un verso de tu boca
que te rimo con locura,
de mi corazón estrofas,
y estribillos de ternura.

Una ducha calentita
de palabras enlazadas,
una hoguera que crepita
chisporroteando tu mirada.

Chisporroteando tu mirada,
chisporroteando tu mirada…
más lo digo, más me excita
pues tu amor en mí palpita
y se prende a llamaradas.

Se me empaña la conciencia
al perderme en la mirada
de esos ojos color crema,
de esa risa perfilada…
desprendiendo la pureza
que no entiendo y que me atrapa.
leer más   
21
11comentarios 111 lecturas versolibre karma: 95

No dejes para mañana lo que puede doler hoy

Quien quisiera dejar parapléjico al recuerdo,
Que no se moviese más de la cama
Y poder avanzar sin un corazón tan hermético.
Afecto.
El afecto vendrá cuando todos mis canales estén abiertos.

No dejes para mañana lo que puede doler hoy.

No tengas asignaturas pendientes,
En una ocasión hablando con un superviviente de cáncer
Me comentó que:
Al enfermo se le ha de dejar estar enfermo,
Y estoy de acuerdo.
¿De qué sirve teñir tu cara con una sonrisa mientras cargas toneladas y toneladas de piedras?
Podrás avanzar unos metros, pero tarde o temprano tus manos vencerán frente a la carga.
El ver todos tus males por el suelo será un trauma.
Escucha.
Si tienes que llorar llora,
No te lo guardes para dentro,
Si reprimes todo y lo escondes bajo la tierra,
Te crecerá una planta de guerras internas.
¿Cómo combates eso?

Así que siéntate, escúchate
Las personas no solo tenemos derecho a estar bien,
También lo tenemos a estar mal, concédete ese derecho.
Busca la paz.
Entiende que todo duelo conlleva varias fases.
Desahógate.
Piensa en como llevaras tantas piedras,
Cuales te llevaras y cuál será la manera,
Y cuantas despeñaras ladera abajo.

Es irónico, nos enseñan la teoría de la gravedad
Pero no nos enseñan que las lágrimas han de caer,
Parece que lo lógico es arrestarlas en el lagrimal.
Cuántas de ellas viven en cautiverio por el que dirán,
O por el
“los hombres no lloran”
O el
“tenemos que ser fuertes porque tendremos que aguantar un parto”
O aquellos hipócritas que dicen “sé tú mismo” para más tarde decirte “deberías sonreír más”

Ya basta de criminalizar a quien no se siente abrazado
por alegría.


Disfruta mañana lo que no puedas disfrutar hoy.
Mientras pases el duelo grábate estas palabras:

Hay que dejar de ver la vida como una balanza
Donde pesa más lo malo y verlo como una catapulta;
Donde lo bueno sea un contrapeso y lo malo
Sea la munición que se lanza.


Si lo consigues tal vez nunca más necesites este poema.

LGR
leer más   
17
6comentarios 133 lecturas prosapoetica karma: 101

¿Me regalas una sonrisa?

Aquella mañana de mueca burlona,
tomé una camisa, un pantalón,
me pinte una sonrisa socarrona
y me dispuse a rodar cual balón.

Broma si, pero no chanza de mofa,
que la mofa es cosa fea y burda,
e intentando componer esta estrofa,
quise yo no crearla absurda.

Aunque bardo de verso triste soy,
mas hoy quise sacarte una sonrisa,
y entre rimas y risas voy
buscando que pares tu prisa.

¿Me regalas una sonrisa?
12
4comentarios 83 lecturas versolibre karma: 99

Poesía

Poesía, es la medicina
que mi alma necesita
para sanar la herida
que mi alma mortifica
sanando con cada estrofa
viviendo en cada verso
enamorando con cada rima
soñando con cada palabra
silaba a silaba, palabra a palabra
escribiendo mi vida en poesía.
leer más   
9
6comentarios 83 lecturas versolibre karma: 90

Señora mía

Señora, señora que riega las flores,
¿qué hace tan laboriosa esta mañana?

"Don Juan, hilando vidas,
lavando mis sábanas".

Señora, señora que se alimenta de mis dones,
¿qué hace tan trajina por estas cuadras?

"Don Juan mío, acabando mis días,
enamorando mis piernas cansadas".

Señora, señora de mil amores,
¿qué hace con una moneda en sus manos blancas?

"Mi Don Juan, alabando sus poemas
que yo quiero pagar con mi alma".

Señora, señora por favor y de mis canciones,
¿por qué está tan llorosamente feliz y enamorada?

"Don Juan, ¡porque yo lo amo
con todas mis fuerzas y ganas!".

Señora, señora mía y de millones de sabores,
¿qué quiere de mí y de mis historias mágicas?

"Ay, Don Juan. Yo quiero de usted
todo su origen puesto en esta mi vida, tan desgraciada".

Oh, señora mía,
no tema por mi lance de boca harta.

"Oh, Don Juan. Béseme
hasta que Dios diga 'basta'".

© 2017 Elías enrique Viqueira Lasprilla (Eterno).
España.
4
sin comentarios 14 lecturas versolibre karma: 72

No sé si quisiera ser tú

No sé si quisiera ser tú



No sé si quisiera ser tú, tú ya eres perra vieja y sabes de que pata cojea cada uno con solo verle caminar.
Solo tú sabes que olas van a romper.
Te miro a los ojos y veo acuíferos, ni me imagino cuantos marineros han muerto en ellos al encallar su barco.
Tu experiencia sentimental y sexual está por encima de la media, tengo miedo de no cumplir el listón.
Pues tú ya has visto a muchos fallar y follar y ya sabes que quieres y que no.
Con el tiempo has aprendido a no pasar ni una, pues detrás de un error de pareja está la deficiencia de una persona.
No sé si quiera ser tú, ver que todo el mundo que se acerca a ti te acaba decepcionando,
y que los errores que cometió el de ayer los comete el de mañana, que lo que ayer era un "no pasa nada"
hoy es un "vete de aquí"
A veces confundes ser sincera con decir las cosas sin tacto, no sé si quisiera ser tú.
Las decepciones nos vuelven exigentes y por ende solitarios.
Que si, que ya sé que no es obligatorio estar con alguien pero sé que aún que seas poco permisiva
aún esperas que alguien exista para ti,

y es contradictorio porque nadie más que tú sabe que nadie es para nadie.
Siempre dices que lo mejor está por venir, como dos amantes que sincronizan su orgasmo y ya es-tán pensando en dormir abrazados.

Pero por alguna razón eso nunca llega, y reafirmas tu postura de lo mierdas que son los hombres.

Tal vez tenga que ser como tú, y no vivir con la ilusión de un niño en su último día de colegio.
Si no con la aceptación de que puedo suspender la asignatura.

Y aceptándolo, dolerá menos.

Debería ser como tú.

LGR
leer más   
4
sin comentarios 70 lecturas prosapoetica karma: 54

Burdo Bardo

Camino por las calles
que callan verdades y
escupen mentiras vestidas de gala.

Canto canciones en prosa o en verso
con más desatino que acierto,
como un burdo bardo.

Prolongo silencios en pos
de historias que solo yo sé,
y solo yo entiendo.

Pero me crezco en el llanto,
me seco las lágrimas
con pañuelos de letras,
y comienzo una danza de
versos, sílabas, estrofas.
Me coso un vestido de
palabras, que se ajuste
como un guante a mi cuerpo.
9
4comentarios 75 lecturas versolibre karma: 97

Besos de Mariposa

Hace ya 20 años
y todavía te recuerdo
en un trocito de mi corazón,
te guardo, te llevo.

Cuanto pasado en mis versos,
cuanto beso de mariposa,
cuanto me enseñaste a amar,
que las rosas, las caricias,
cogerse de la mano,
y los te quiero al despertar,
son importantes de verdad.

Te recuerdo dormida,
tu melena oro, bruñida,
bella, como Deméter, como afrodita
madre de la tierra, meandros sinuosos
las curvas de tu cuerpo, perfectas.

Tus ojos turquesa,
océano en el que naufragar
mirada de tormenta,
pasión que envenena
tus labios rojo cereza
el jade de tu piel me quema.

¿Por qué pasó el tren?
¿Por qué lo deje pasar?
Era joven, no sabía
que el amor por siempre
es tan difícil de encontrar,
pasó mi oportunidad.

Ahora sólo eres eso, un recuerdo,
papel mojado, tinta y versos
un murmullo en el viento,
un hermoso silencio.
Una quimera, estrella rutilante
Que nunca podré alcanzar.
Eso sí me siento agradecido
porqué me enseñaste a amar.
leer más   
17
5comentarios 59 lecturas versolibre karma: 96

Me enamore de un poeta

Me enamore de un poeta
si, de un poeta y soñador
de esos que en cada verso
te dan un beso de amor.

De esos que te entregan el alma
en cada línea que escriben
donde te hacen el amor un día
y en el siguiente te olvidan

De esos que liberan
el sentimiento en cada poesía
la disfrazan con rima
para que lleve sintonía.

Me enamore de su sentir
plasmado en rimas y versos
me enamore de la forma
en que me mete, en sus letras

Ese poeta que puede hacer
poner sus manos en tu piel
robarte todos los suspiros
y rozar tus labios con su miel

Me enamore de un poeta
porque en sus líneas me vi
en ellas, amada me sentí
y en las mismas, me morí.

Solo quisiera ser yo
La musa de su inspiración
La que cause tal amor
que admiramos con pasión.

Las letras de mi alma
21
13comentarios 127 lecturas versolibre karma: 95

Bambú

El bambú creció
queriendo solo llegar al cielo,
expandió sus horizontes
hasta donde alcanzo su propios versos
llenando con su follaje el universo.

Hoy absorbe la luz que oscurece a otras plantas
no le importa que el viento y el frío sacuden sus ramas
el bambú crece echando sus raíces profundas
ocultándose de los ojos que solo quieren
ver más allá de las hojas que reverdecen en calma.

El bambú vivirá por muchas generaciones futuras
será el escondite perfecto para huir de las llamas
el sol no penetrara ya más allá de sus fuertes y flexibles brazos y si es preciso aguanta con calma
la nieve que escurre por sus hojas largas.

El bambú nunca dará fruto
ni caerá presa de las plagas
es fuerte su legado y extenso
así que nada le roba el placer de existir
en donde no crece nada.

El bambú tiene historias
que algún día serán contadas
su amor crecerá
conforme encuentre el equilibrio de vivir
sin importarle ya nada.

Yo quiero ser como el bambú que canta acariciando
a él firmamento en una noche estrellada,
yo quiero como él extender con el viento su lira impregnada de bellas palabras.

Yo quiero ser como el bambú
cuando el tiempo tenga que pasarse de largo
y se detenga a escuchar esas historias
que alguna vez salieron sin prisa
de un mundo seco sin habla.

Poesía
Miguel Adame Vázquez.
18/11/2017.
16
14comentarios 298 lecturas versolibre karma: 96

Ataraxia

Pasado, presente o futuro, no existen.
Surgimos de un destino eterno, infinito,
el que formó galaxias, eones y distancias,
el mismo que tejió la virtud de este amor.
En esta dulce Tierra, que ahora nos sostiene
y une pululantes, asiendo fuertemente,
destino de los dos.
Que lleva sempiternos, los más bellos deseos,
vestidos en el aire, desnudos en el Éter.
Allí donde no importan, ni pieles ni matices,
donde solo vibramos, un mismo corazón.
Sintiendo y evocando, ecos del Universo,
murmullos de te amos, perennes y melifluos,
donde solo miradas, se gritan sin hablar.
Y se van las palabras, se guardan en la nada,
dando paso a los gritos, en el mondo silencio.
Es esa epifanía, de entrega limerente,
acendrada y abstracta, tan nuestra,
tan amada, que nos renacerá.

EPadrón
leer más   
5
sin comentarios 25 lecturas versolibre karma: 79

¿De qué color es el agua?

¿ Cuál es el color del agua?

En la escuela me enseñaron que el agua es incolora,
cruel destino el de ser invisible y transparente.
En el corazón me enseñaron que el agua es insípida e inodora,
terrible lugar es el que ocupa insensible e hiriente.
En la vida me enseñaron que el agua es como el tiempo, poderosa
libertad indomable y corriente.

Pero yo no pude aprender nada, porque vi tantos colores en el agua que el arcoiris parecía gris y era yo, el transparente.
Qué iba a aprender yo, si nací tratando de saborear el olor del agua entre mis lágrimas y comprendí su dialecto de aromas a tierra, a trueno y a primavera. ¿Cómo iba a asumir que el agua es incolora, inodora e insípida, si hay tantos mundos, tantas miradas y tantos labios entre sus gotas?
Sí, el agua es una libertad que no se detiene, tal vez sea lo único que he podido asumir, pero ¿qué hay en el interior de sus versos, en el corazón de su poesía? ¿Nada o por contrario, todo?
leer más   
6
2comentarios 34 lecturas prosapoetica karma: 74
« anterior1234550