Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 4113, tiempo total: 0.018 segundos rss2

He guardado en tu mirada algunos versos

Sin previo aviso,
he guardado en tu mirada
algunos versos,
retazos intrusos de una rima imposible,
letras escritas en sal y fuego,
restos,
de nuestro lenguaje vulnerable.

Allí, en el espejo donde reflejas
lo que llevo escondido,
entre el color y el cristal
de nuevas noches,
en el bosque de tus ojos,
donde me rindo

y me pierdo.

Sí, he guardado en tu mirada algunos versos,
sin previo aviso

hoy vengo por ellos...
16
3comentarios 83 lecturas versolibre karma: 107

Hogar

Me he peinado al alba
con rayos de tu fuego...

Bajas sobre mi cuerpo
y derramas tus dulces almendras.
Cercas mis senos
pese a las súplicas,
advirtiendo al sol tu acercamiento.

El espejo breve nos imita.
Amanece la luz naranja y firme
de tu viril belleza
y tu boca yace
a punto de ser mi noche.
Versas de obsidiana
moldeando el cristal
y sus coyunturas...

Beberás de mi cerviz
con el fulgor de tu ingravidez,
cuando me prolongue
hasta ungirme
en tus húmedos óleos
y dibujar en los secretos lienzos...

Rebelde inconexo
del que hago propiedad
por abandonarse...
Mío.
Abductor impaciente
del remolino
de mis placeres:
¡no ignores
el amor
que escribo
sobre tu pañuelo apasionado!

Heme aquí
con toda mi blancura...
que eres mi palabra;
que me perteneces.

Acaríciame la sangre;
enloquece el silencio
para que huya extraviado.
Reconócete
en el murmurar ensordecedor
y el súbito pulso
que me invade
de tu cuerpo,

al mirarte así...
dentro de mi cuerpo.




Yamel Murillo



Confesionario II
Lunas de mayo©
D.R. 2017
leer más   
8
15comentarios 88 lecturas versolibre karma: 103

Congoja de nidos desiertos

Al hogar que solo hospeda libros sin palabras,
a esa catedral sin vientos ni puertas ni corazón,
a este salmo sin causa que hiere el alma:
tengo miedo, tengo miedo, tengo miedo.

Temo el diccionario al que han enterrado en mi nicho,
las tempestades galopantes que percuten en mi oquedad,
el tartamudeo de las grietas en el cristal.

Soy copa para los tifones que siembra la noche,
y chillo como un sol sangrante,
pero es despertar y vuelvo a estar dormido
y los relojes se burlan de mi vagar ausente.

Aullidos trazan rubor en el amanecer
y yo, sin voz ni linterna cartografío el averno,
donde se debaten los pronombres contra las fronteras de mi oración.

Leo, en forma de soneto, la verdad del pentágono,
alrededor se cruzan trenes sobre raíles fraguados por el sonido de la noche,
pacen toros sin cuernos Europas inexistentes.

Atisbo una vitrina y detrás…¿algo?
Es una incertidumbre opaca, como el sustrato de los ojos.
¿Realmente veo, o soy ciego en tierra de tuertos?

Ya no sé ni qué es ficción ni geometría ni verdad.
Sólo soy un náufrago remando en un nido de raíces,
creyendo divisar el horizonte en un átomo.
Solo la pesadilla me mira a los ojos, y cuando lo hace pienso:
“¡Ya vuelve a amanecer!”
leer más   
7
3comentarios 40 lecturas versolibre karma: 81

Finjo ser alguien que no soy

Finjo ser alguien que no soy,
finjo tener algo que no tengo,
finjo escribir en mis versos
con la tinta de mi cuerpo y
con miradas de adiós
que hacen de mí un pañuelo tan ligero
que puede llevárselo el tiempo.
Esconderme tras la máscara que dibujo
con adornos de palabras que me creo.
Confundir la realidad, abrazando la mentira
y sentir que la vida es así
Frágil es la armadura que vestí en su momento,
frágil es el reloj que marca tu tiempo,
frágil es la pluma en mi texto,
frágil es mi voz cuando no intento
ser quien soy.
Palabras tatuadas en mi cuerpo
que escriben de mí una verdad tan frágil,
que me hace seguir fingiendo.
¿Por qué? ¿Por qué hay que fingir en todo momento?
leer más   
10
6comentarios 68 lecturas versolibre karma: 89

Desenredando el tiempo

Cierro los ojos, sueño viviendo, busco salidas
al laberinto. Le grito al mundo
que aún no estoy muerto, que vivo siempre
sobreviviendo
aunque asesines mi tiempo.

No puedo mirar atrás.
No quiero... no debo.
Roto el corazón en mi silencio, en mil pedazos
llevo tantas piezas sueltas que no encuentran…
(su)puesto.

Abro los ojos y grito al cielo, despierto muriendo.
Voy aprendiendo a cantar canciones
que no comprendo, a enterrar
palabras que usan de pala mis versos
y solo los muertos podrán leer.
Al mismo tiempo,
sigo esperando el momento,
el día en el que sea capaz de escribirte
lo que siento.


Gracias a @_Sejmet_ por engañarme a convertir pensamientos en estos versos. Gracias también a Julia por desenredar mi tiempo.
leer más   
19
12comentarios 145 lecturas versolibre karma: 120

Aquel escritor receloso del poeta

A plena luz del día,
al escritor
le anocheció
de pronto…
No tomó aliento.
No visitó esa Tierra
de los pasos hacia lo posible
y sintió cansancio al correr del viaje.

No vio el sol.
No escuchó llover.
No rasgó sus manos
con las estrellas o las rosas.
Dentro de su burbuja
dejó a la soledad
venderse a él,
empujarle y cerrar la puerta.

Escribiendo
se repetía en su concupiscencia
con ella,
lo efímero de soñar,
lo ilusorio de querer,
lo irreal de vivir
y se creía esclavo.

Mientras él
y su intrusa melindrosa
se enredaban
en las sábanas
del orgullo,
el poeta
sabiéndose libre
tomó su pasión;
surcó los mares
llegando a la orilla
que le aguarda ansiosa,
que siempre le busca.

Con su ritmo
sin espera
quebró los silencios
de la espuma
de la consciencia,
la colmó de susurros
y un te quiero
sin obligación
ni cuentas.
Le hizo suya
en regalos de nácar;
de caracolas;
de brisa que ardía
en volcanes
de palabras al oído.
Se fundió libre
en los deseos escondidos
y todas las horas
se desvanecieron
para terminarse amor
en el cuerpo de uno…
La duda de aquel
se les perdió
en el rumor del aire,
en la sal de sus pieles
y la miel
de sus labios,
que no vacilaron
el 'te amo'
en la dimensión
del idilio claudicado
bajo la absurda reserva.

El escritor
buscó placer
en saciarse de quimeras.
El poeta
asido de sus ilusiones
se volvió pócima
y placenteramente
las encarnó
en la musa fiel de sus verdades.

El escritor
le llamó 'kilómetros infinitos'
a la distancia boca a boca,
mas el poeta de los océanos
luchaba conmigo
sin pretensión
de banderas blancas
o laureles
y por mis dedos
resbalaban sus cabellos
mientras escribió prosas
sobre mi cuerpo,
de donde
nacen sus versos
y guía los míos.
El escritor
receloso del poeta,
entró airado
a hurtadillas
la noche de los tiempos…
Arribó ufano
hasta la misma alcoba
mirando
la única silueta
tendida en el lecho
de mi recuerdo
y su ausencia;
se vio absorto
en el reflejo de mis ojos
y al descubrirse, calló.

Aquí
en el silencio,
habló el gemir de mi suspiro…

Sí…
sólo me escuchó
pronunciar su nombre.




Yamel Murillo



Postdatas sin remitente
Cuando la Luna se muerde los labios©
D.R. 2015
leer más   
11
10comentarios 77 lecturas versolibre karma: 89

Olvidado mío

'Me necesitas para aprender a bailar, para aprender a reír, para aprender a vivir'...
me versaba el eco del lobo
tocando a la puerta
y en alguna nocturna pasarela
mi olvidado
llamaba 'amor' al azar
mientras yo no jugaba
a las muñecas...

Su niña bonita va al autoservicio
con la lista y la tristeza
apretada en las manos,
la cabeza baja
y una lágrima en la mejilla.

Galletas de soledad
para contar las quimeras.
Gominolas, café, mostaza
y un sueño vestido de pecas
guardado en la cartera...

¿Dónde estás esta noche fría?
Aquí tejo un jersey azul
para cobijarnos
en la ilusión perdida
y la chimenea de una cabaña
que no existe aún
pero huele a su madera
y a la quinta carta
que me jugué pa' que me quisieras.

Y rota la maldición de mayo
marchando
en la fila del supermercado
tu mensaje me guiña
y tarareo en mi cabeza:

'Oh Jah está sobre la mesa,
el destino y la pasión,
ten cuidado lo que deseas
pues puede suceder hoy'.


La niña bonita,
el lindo chico,
hacen una promesa
de su primera noche
un baile sin fin
de su pequeña cajita musical...
Se les oye murmurarse al oído
el colmo de un cariño
y transformando
pocos cientos
de minutos
en toda su eternidad.

Suena su canción
en voz de ella:

Olvidado mío
de la guitarra y las estepas.
Soy aquella oculta
nota improvisada
cierta y tuya.
"Escucho el viento
y te envuelvo
en mi corazón..."


Dejemos de sólo contar verdades
y cantemos las locas mañanas.
Besemos con ternura
el hastío
que nos impone la noria
de la lejanía
y ven a corear
en medio de un karaoke
y mis madrugadas.
Tiremos piedras
al río
para llamarnos en clave
y supliquemos
tres veces quedarnos
aunque se esté haciendo tarde...

Que me amas;
que amarme hago,
como el uno que siempre fuimos.
Que me sabes,
que te sé...

Que el resto de mis días
quiero morir al mundo,

para vivirlos contigo.


Yamel Murillo


Las Rocas del Castillo©
D.R. 2017
leer más   
8
6comentarios 68 lecturas versolibre karma: 95

Negándote (@Transmisor_d_Sinestesias & @moonlighting85)

Das a beber ausencias.
Deteniendo los latidos
bebo esta sustancia
de tus fríos,
de tus distancias.
Causas espejismos al alma,
la encierras en laberintos.
Te siento lejos
y luego cerca.
Tu juego quema,
hierve la sangre...
Este vaivén de tu playa
atrapa las horas.

Tu voz
respira aires de añoranza.
A ciegas vas
y en agónico silencio
dejas rasgarse
a la nostalgia
en la esquina perfumada
de nuestros agitados besos...

Cruel, vuelcas sin parpadeos
la loza ruin sobre el rudo espasmo
inquerido por ti,
retenido para mí,
negándote
a la inquietud austera
que tu soledad prefiere.

Esquivas ballestas;
incendias las pupilas.
Mis arenas
llevan tus huellas...
¡Causas guerra sin estar
y los vigías no ven tu presencia!

Generas tal sentimiento
que ya doblegas mis ejércitos.
La artillería apuntando
a tu horizonte,
mas solo ven arcas vacías...

¿Qué clase de fuerza posees
que robas atención y calma?
¿Voltearás el rostro
y dispondrás a mí tu trinchera?
¿Darás la orden
a forjarte armadura de mi ser?

He de perderme para perder
tu incólume voluntad
a media batalla.
Colocaré mi asta en tu triunfo
y asumirás que ondeas libre
no obstante, en la gloria
de la marfil insignia
que te viste
va firme y solo mía,
tu derrotada indecisión.


Mesa compartida #Poémame
@Transmisor_d_Sinestesias
@moonlighting85
leer más   
14
19comentarios 110 lecturas colaboracion karma: 91

soy...

Soy lo que he sido

esencia, sed, vida, verso,

alzado al cristal

durmiente en madera

perfumado poema

de raíz en tierra.
9
3comentarios 65 lecturas versolibre karma: 87

Alzheimer

¡Quiero olvidar mis versos
-el poeta imploró-
para leerlos vírgenes,
como lo hace el lector!

Gritó con gran deseo
y con tanto fervor
que un dios cruel y malvado
se lo concedió.
14
2comentarios 47 lecturas versolibre karma: 94

Amor

Han venido tantos poetas a cantarme
siendo todo mentira
siendo todo falso
siendo todo un error
siendo todo un disparate
que me conformo
con que alguien de este mundo
ofrezca su mano a otro
para sacarlo del fango
sin tener que escribirlo
sin tener que fotografiarlo
sin llenarlo de besos o versos
sin tener que hacerlo espectáculo
ni venganza ni razón de vivir
sino ofreciendo simplemente
el calor de una mano
sin pedir nada a cambio.
Con eso me conformo.
leer más   
8
2comentarios 54 lecturas versolibre karma: 89

Éxodo

No naciste para cruzar desiertos, mares,
para derribar muros, silencios,
alejarte de los tuyos.
No naciste para huir de tu tierra
hasta alcanzar un paraíso
que se tornó oscuridad.
No naciste para habitar en campos vallados,
para velar en una hoguera
el sueño de tus compañeros.
No naciste para ser ignorado,
para que tu grito enturbiase
tan solo un momento
la paz de los hogares
en la hora del noticiero.

Naciste para ser libre,
habitar la tierra, embriagarte de luz,
llevar el destello hasta tus hijos,
raíces tiernas de corazón sediento.
leer más   
24
15comentarios 240 lecturas versolibre karma: 103

Dalia Negra, Blanco Beso (De la mano de @ARheinn)

Lágrimas
recorrían mi rostro
en un infierno iluminado
por la luz de la Luna;
ardorosas
me condujeron
al caudal
de tu rivera traslúcida...

El beso
de una Dalia Negra;
el amor
de la belleza pura;
las pinceladas
sobre un negro cielo,
en los trazos
de una Luna Oscura.

La conjunción
de dos celestes cuerpos
en su desvarío
intermitente,
descendieron
supremos
al ras de la superficie
de la sabana estrellada.

El beso
de labios de marfil
sobre un frío pecho de mármol;
un infierno helado
que me hizo amar
la pureza del blanco.

Suelo gélido
que te mira impávido
a tu tocar
de su cráter brillante.

Su blanco,
inerte destino;
su misterio
indescifrable,
ahora tuyo es
en su inevitable alunizaje...



@ARheinn & @moonlighting85
(Colaboración)
leer más   
9
9comentarios 64 lecturas colaboracion karma: 101

El bosque de un árbol

Calma el aire,
suave y vespertino,
inteligente, flameante,
tántrico como el silencio.
Nubes te cruzan
al margen del águila,
ardillas juguetonas
bebiendo de tu viento.
Allí están las maravillas,
encauzadas en las hojas
como remares de los barcos,
los del recuerdo.
Visita mi mente,
guarda mis dolores,
sacia mi asombro
con tu copa al cielo.
Enreda mis temores
con las raíces de tu fe,
encuentra mi alma,
reside en tu viejo tiempo.
Dormiré en tus venas,
verdes de Gea,
hijas del mundo,
quiero ser tu universo.

© 2018 Elías Enrique Viqueira Lasprilla (Eterno).
España.
6
1comentarios 16 lecturas versolibre karma: 69

Piel de durazno, huesos de cereza

Me desintegro en el brillo,
de tus ojos.
Recostados en las esponjosas
nubes.
Escuchando el canto de las
flores.
Aupandonos hasta el binaural
amanecer.
Eres piel de durasno con huesos
de cereza.
Eres el brillo del sol, ahogado
en sangre azteca.
5
2comentarios 53 lecturas versolibre karma: 60

Lo que dejarás

Cuando no estés
quedará el eco de tus palabras
como un eterno invierno
en mis habitaciones vacías,
será tu aroma a despedida
la inquieta brisa que penetre mis caminos
para congelar tus pasos.
leer más   
17
6comentarios 92 lecturas versolibre karma: 114

Aquí estoy

Con la sonrisa a medias,
con las palabras cortadas
con mi alma destrozada
y con la pluma en la mano.

Aquí estoy pidiendo a gritos
estando callada por ratos,
dejando salir a la insegura,
para que saque la amargura.

La reprimida que mencionas,
la triste esencia que se abandona,
la curiosa pura sin maldades,
la que ya no se traga falsedades.

Aquí estoy sonriendo a medias,
liberando lágrimas por tragedias,
buscando arcoíris de sueños,
haciendo sus problemas pequeños.

Aquí voy, caminando sin destino,
conduciendo mis pasiones,
viviendo un colapso repentino,
mitigando el dolor en sensaciones.

Aquí estoy por si me buscas,
por si me quieres conocer,
por si te importa mi proceder,
o por si en mi ausencia te ofuscas.

Las letras de mi alma.
11
7comentarios 67 lecturas versolibre karma: 97

Difícil es Volver a Sentir

Cuando el amor
es total
cuando se le lastima
tanto al corazón,
cuando a golpes
se mata al amor,
cuando se destruye
la ilusión
cuando desgarran
el alma
en dolorosos jirones.

Difícil después es amar,
difícil es volver a sentir,
ya no se sufre
por ninguna pasión.

MMM
Malu Mora
leer más   
10
10comentarios 84 lecturas versolibre karma: 108

A solas

Esta mañana
en que el sol me coquetea
salgo al umbral
para verte amanecer...

Te llevo
entrelazado por mi cintura
a la melancolía
del rosal
que se abre para perfumar
mi idea de ti,
la que sabe como aullan
mis brazos por los tuyos
cuando mi loba
abandona la matinal ceremonia.

Te amo.

Eres mío
y lo has oído
del rito que nos une;
que duele
mas deleita mi piel
duplicada en ti
al besar
de tu pensamiento.

Ocupamos ese espacio fino
que arde impasivo
cuando tu mirada
tras la mía
gotea su mar,
la prueba silente
de toda tu perfección
y mi sublime afecto;
día y noche;
limón y miel...

Ahí te conviertes
en el mirto
que me extasía
sobre el alféizar
y te veo
muriendo al agua,
embriagado
del cáliz desbordado
con la uva de los labios
que arrebatas,
mientras hambriento
arrastras mi cuerpo
al campo de tu vid
y el platino de tus cabellos
es la rienda
y la enredadera
de todos mis deseos.

Esta mañana
en que el sol me coquetea
y te ve amanecer...
mi horizonte azul,
mi erguida pradera,
no olvides:
la que te ama tanto
te mostró el atajo
por donde vengas pronto.

Aquí te aguardo
tan impaciente como tuya

para quererte...

a solas.




Yamel Murillo



Nocturnal epístola.
El Diario de Paloma©
D.R. 2016
leer más   
12
11comentarios 84 lecturas versolibre karma: 115

En los días buenos...

Caminar lento,
oler el pan
absorber el sol:
comerse las nubes
mordisquear las calles
beberlo a sorbos
derretir el hielo
saborear la aceituna
pagar el importe exacto.
Soplar la ansiedad,
que viaje lejos,
descalzar el alma
medir el cielo.
La arena y la playa.
Meter los pies en la llaga
y que escueza.
Dejar caer la lágrima
y reírse después de ella.
Pedalear sin ritmos
cantar sin rumbos
envidiar al pájaro
fugitivo del ruido.
Fumar tranquilo
llorar lo amargo.
Pellizcar la memoria
y no caiga
en un sueño largo.
Reclamar horas al día
pedir días a los años
rogar meses a la vida
y regalarle instrucciones
escribirle algunos versos.
Juntar las suficientes manos
para expresarle
las cosquillas que siento
durante sus días buenos.
Dar sentido
a lo absurdo
coger impulso
Y AL VUELO.
leer más   
6
6comentarios 52 lecturas versolibre karma: 77

Atrapada Entre Versos

El alma
a veces no se encuentra donde el cuerpo,
se encuentra entre líneas,
atrapada entre versos.

MMM
Malu Mora
leer más   
14
19comentarios 112 lecturas versolibre karma: 99
« anterior1234550