Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 89, tiempo total: 0.022 segundos rss2

La Virgen De Mis Sueños

En el abismo sutil
de lo deseado
y encarnado
Comencé a escribir
pequeños trazos
Líneas de fuego
que arden
duelen
y laceran
El frío glaciar
de tu aliento.

Junte tus labios
como círculos perfectos
y bese tu delgada sonrisa.
Camine sobre tus anchas piernas
pobladas de nubes ardientes.

Te respiré
y espiré
tu olor
como la abeja lo hace
con su flor
¿Temblabas de miedo?
Pálida tu sonrisa
eres la virgen de mis sueños.
leer más   
10
3comentarios 32 lecturas versolibre karma: 98

Postales

9 octubre 2007
Hola mamá,
aprovecho que ha salido el sol para escribíos una postal sentado en una terraza, preveo que será de las últimas veces que podré hacerlo en los próximos meses. Ya estoy instalado en mi nuevo apartamento, a las afueras de Uppsala, a una hora caminando más o menos, pero me gusta el sitio. Es tranquilo, no hay casas a la vista desde las ventanas y el silencio es magnífico. ¡Viviendo en Barcelona me había olvidado de lo que es el silencio! ¡Qué maravilla! Y el paseo hasta el centro otro regalo, bordeando el río, o cruzando por el bosque. A ver si cuando lleguen las primeras nevadas pienso igual. En fin, una postal no da para mucho. En la foto, la catedral. La majestuosa catedral de Uppsala. Para haceos una idea de la ciudad-pueblo, volved a ver "Fanny och Alexader" está toda filmada allí, y las calles y edificios siguen iguales. Si mal no recuerdo, M tiene mi copia de la cinta.
Besos y un abrazo muy fuerte a los dos!! Recuerdos al resto de la familia.

14 octubre 2007
Enric, nano, ¿cómo va la vida por allí abajo? ¿Sigues trabajando para los malos? Por aquí todavía ando un poco despistado, cuesta hacerse a cada nuevo país. Costumbres nuevas, funcionamiento de las cosas distinto, idioma nuevo… en fin que sigo dando vueltas en mi pequeña piscina un poco alieno todavía a la vida que transcurre a mi alrededor. Creo que en parte sigo junto al Mediterráneo, pero confío que el frío creciente ayude a distanciarme de esos recuerdos. Para sorpresa mía, hace unos días me descubrí maravillándome con las rubias. ¿Quién lo hubiese dicho, no? Es un enamoramiento escénico. Una luz oblicua, los árboles dorados, encendidos por el otoño, y ellas deslizándose sobre sus bicicletas levantando un mar de hojas secas. Sus cabelleras son como oro y vuelan junto a sus bufandas. No me he detenido en el rostro de ninguna de ellas, es la imagen del otoño, la bicicleta y la melena la que me cautiva. Aprovecho cuando sale el sol para tumbarme en alguno de los parques de la ciudad a leer y ver pasar chicas en bicicleta. Así pretendo olvidarla… la distancia geográfica ayuda. Saber que no existe la posibilidad del encuentro ayuda a ir despidiéndome de su dolor…
Espero recibir en breve noticias tuyas, y de cómo sigue todo por allí.
¡Cuídate mucho! Un abrazo


22 octubre 2007
Hola Maia,
Muchas gracias por la llamada del otro día, fue una grata sorpresa volver a oír tu voz después de tanto tiempo. Bien pensado, tampoco ha transcurrido tanto tiempo, no llevo un mes aquí todavía, pero tiempo y espacio actúan sinérgicamente incrementando la sensación de ambas. La mente trabaja de una manera curiosa, borra y reinventa recuerdos. El otro día me visitó una imagen de nosotros sentados en una cala de Colliure contemplando el mar, pero luego pensé que nunca estuve contigo en Colliure. Planeamos ir más de una vez, tenía que enseñarte la tumba de Machado y las colinas desde donde Matisse robaba la luz al Mediterráneo para sus lienzos, pero nunca llegamos a ir juntos. Si tienes oportunidad de ir algún día, ves. No te defraudará, es un pueblecito precioso. Todo y así aparecías en el sueño… que traidora que llega a ser la memoria. En fin, se acaba el espacio. Algún día viviré en una granja de madera roja, torcida y destartalada como la de la foto, ya sabes como me encantan estas cosas. Cuanto más viejas mejor, y por aquí en los alrededores hay muchas de éstas. Ya te contaré.
¡Cuida bien de mi pequeño! Ráscale bajo la barbilla, que ronronee, era lo que más le gustaba que le hiciese.
¡Un abrazo muy fuerte!

14 noviembre 2007
¡Primeras nieves! ¿Os lo podéis creer? Mediados de noviembre y ya lleva tres días nevando a nivel de mar. Fue acostarme un día, y a la mañana siguiente levantarme y encontrarme todo el paisaje cubierto por un velo blanco. Se ve todo tan limpio y virgen que por las mañanas hasta me duele ser el primero en pisarla y abrir camino a través de ella. Ensuciarla y sobre todo quebrar el manto que extiende cada noche sobre todo. Esconde todos los defectos de las calles, la suciedad, diría que lo homogeneiza todo, sepultando toda la fealdad urbana. En cuanto pueda os mando unas fotos de la casa y alrededores para que veáis como ha cambiado la cosa desde que llegué hace un par de meses. Espero que por Pirineos todo vaya bien. Supongo que ya habréis encendido la chimenea estos días y gozaréis de vuestro retiro en compañía de la Cara y los nuevos perros de adopción de los vecinos… si los alimentáis y los dejáis tumbarse junto al fuego ¡no me extraña que todos acudan a vosotros! A este paso, pronto os van a echar las bestias de vuestro propio hogar.
Besos. Recuerdos a las abuelas. Que no se preocupen, que me abrigo y me alimento bien… que el clima no es tan malo. Como dicen aquí: no hay mal tiempo sino ropa inapropiada. Sabiduría nórdica.
¡Más besos! que estos ya no me caben…

26 noviembre 2007
Ay Maia, la nieve es preciosa, pero aquí la hay en exceso… es un no parar. Nada malo con la nieve, lo peor es el hielo, los bloques de hielo que se van compactando al paso de la gente y los vehículos, allí los zapatos no se agarran bien y no es difícil patinar. Nunca pensé que a mi edad tendría que volver a aprender a caminar, pero así es. He descubierto que el andar sobre el hielo requiere otro estilo… a base de tortazos pero he caído en la cuenta finalmente, eso sí, después de caer literalmente cuatro veces en tres días al suelo. Cuatro patinazos y mi rabadilla que ya no da más, está bien dolorida. Todo y así este fin de semana me he dejado convencer para que me lleven a patinar al lago. Ya ves, al final patinaré… te negué el privilegio de verme caer varias veces en nuestros viajes a Alemania. Recuerdo que cada vez que en un pueblo había una pista de patinaje para niños en la calle me animabas a probarlo. Me estirabas de la manga de la chaqueta entre risas imaginándome con los patines entre todos aquellos chiquillos acelerados. Entonces no hubo manera, conseguí escapar a la caída sobre el frío hielo, todo y que sabía que me ayudarías a levantarme una y otra vez, y sostendrías mi mano. Esta vez, voy solo, dispuesto a caer y levantarme por mi propio pie, pues no dudo ya que caeré. Ya te contaré la experiencia.
¡Un abrazo!
leer más   
10
11comentarios 115 lecturas prosapoetica karma: 94

Mariela

(Este poema está dedicado a todas las personas que no pudieron mantener el rumbo, pero siguen siendo tremendamente hermosas)
------

Mariela
-----

En el retablo de una virgen
Su mente descansa Mariela
Vendiendo rezos a los que piden
Entre el cielo y la plazuela
-----

Popular en el templo y en las burlas
Camina quicios del atrio y de la mente
Y así, en locuras taciturnas
Se visita divagando entre la gente
-----

No siempre fue la loca del barrio
Carta abierta, de esas de dos corazones
El pequeño partió cual Ángel muy temprano
Y el otro se fue, entre vicios y perdones
-----

Dicen las lenguas obscuras
Que se humilla por una moneda
Pero a veces regala rosas, pegadas a sus corduras
Ambas robadas, y al final con nada se queda
-----

Anda y ve, vive con Guadalupe
Tu mente descansa Mariela
Vende rezos a los que piden
Por tu cielo en la plazuela
-----
Jorge Alfonso Ruiz Galindo
(Poeta Gotzon)
----
Este poema se publicó en el libro "Cosmos de Poeta" (España)
leer más   
20
2comentarios 68 lecturas versolibre karma: 81

Fiesta de antifaces

Día tras día, comiendo y bebiendo
a un lado de las falsas facetas,
que mi confianza estuvieron absorbiendo
con mentiras disfrazadas de concordias.

De aquellas veces, en que la felicidad limitada
alcanza la densidad adecuada,
para nublar nuestro virgen juicio;
Convirtiendo nuestro mundo en un juego sucio.

Al tirar de los antifaces,
entendí que fueron fugaces,
los vínculos del entorno que fue capaz
de alguna vez brindarme la paz.
leer más   
4
4comentarios 35 lecturas versoclasico karma: 55

Historia de Amor

Agustin Espinoza Narvaez
Ayer a las 15:38 ·
+++ HISTORIA DE AMOR +++

No sé como contar esta historia --pero debo hacerlo --
Ella esta ahí en esa tumba cada día y cuando la ví llorar--
Me acerque y al preguntar me conto lo que les voy a Narrar-----

Te vas …lo sé y si me quedo …para qué--Vete,sí pero….
Llevame contigo …como amante --como amigo
Que más da ….Que no ves ???
La tristeza se asoma a mi faz..denotando mi horrendo sufrir--
Porque Tú ya no quieres seguir..porque Yo ya ni sé donde estas --

¡VETE! No prolongues la agonía Vete si tienes Valor --
Usa de alfombra mi Amor lo resisto todavía --
Sólo me duele saber ,que todo fue una mentira --
Mentira tus besos locos .. Mentira tus arrebatos --
Mentira la entrega aquella..Sé bíen que eres …Quimera --
Que Toda Tú eres mentira -------

Pero …porqué lloras , porque me ves de esa forma ???
Tu Amor que antes lo Bendije --que se lo lleve el Infierno --
Ahora con todas mis fuerzas Lo Maldigo ..lo Maldigo….lo Maldigo --

Ella ….esa niña Dulce y Bella …Dío la vuelta silenciosamente --
La vista fija en el piso ..algo salia de sus ojos ..que iba mojando sus pasos --
Sus manos , sus manos acariciaban mi foto, esa que siempre llevaba --
En la bolsa de su abrigo ..y..y pongo a Dios por testigo --
Que quise correr tras ella ..pedirle que no se fuera --
Se convirtio en mi delirio…..
Todavía antes de salir …ya en el umbral de la puerta --
Me vío con sus lindos ojos y yo me sentí Morir -----

Amigos …… o…. quienes sean que esten leyendo esta historía --
Ya la puerta se cerró ..sus pasos ya se oyen lejos ---
Ahora Sí ……me he quedado solo ..como se quedan los viejos --
que ya lo han perdido Todo !!

Me puse frente al espejo y contemple horrorizado --
El piltrafo que a quedado ,despues que ella semarchó
sin saber cómo o porqué ..busqué entre todas mis cosas --
Saque la vieja pistola ..y ..sin que me temblara el pulso ---
Pusé el cañon en mi frente ..

Todo se puso borroso..un vaho de lagrimas , enturbio la Luz del Día --
………fúi poniendo tenso el dedo ..que se aferró en el gatillo ---
Lo último que escuché .. Antes de caer al Suelo --fue un sonido Aterrador --
Luego ……luego la Paz delos Muertos …

(regreso a su relato )
Ella , al oir el disparo.. comprendío que había pasado
Llego corriendo al cuartito …….más todo había terminado
Comprendío en ese momento ..como Aman los poetas
Y la envolvío unn Sentimiento ..de ternura y de respeto --

Tomó con delicadeza al que fúe su gran Amor --
Y le besó dulcemente como se besa a una Flor --
---------------------AQUÍ termina esta historia --
La historia de un Gran Amor …perdonenme si al contarla --
Les he causado dolor ……solo queda por decir ----
Como quedo flotando en el Aire .. Su Nombre y una Oracíon ---

y…..y..mil Besos y el sentimiento que como hojas en Otoño -----
Van cayendo lentamente ….y ----
,…………Y NUNCA TOCAN EL SUELO !!

…….. .. …Virgo!!
leer más   
9
4comentarios 78 lecturas relato karma: 97

LԱИЄՏ ԀЄ LѦԱГЄL

Volver, despertar de cada día
siendo lunes de palabras muertas,
de sentidos agotados en mi tristeza,
secos de vida, ausentes de toda mano
que los guíe a cruzar las veredas.

Caminar de puntillas entre silencios
balanceando nubes hoscas donde volar,
espinas en mis yemas floreciendo fosas,
lira muda de alambre como billete
de intuición roma, de ecos vacíos
de pasión en el que reverberar.

A falta de veleta que marque el viento,
de brújula carente de norte,
de pecho con el corazón entre mis dedos
goteando sonetos sin rima,
me aferro a las asas de tu memoria
cual salvahorizonte garabateado
entre los pasos franqueados y tus labios.

Abrir los ojos a una nueva aurora
sabiendo que hoy también es lunes,
lunes de ausencias,
de oasis entre mis letras,
rendición en lábaro mudo de ti,
doblar mi lengua ante el ruido de mi pluma
que clama por bailar en pliego virgen,
ֆǟɮɨɛռɖօ զʊɛ ɦօʏ ʋʊɛʟʋɛ ǟ ֆɛʀ ʟʊռɛֆ
ƈօოօ lმմɾεl ძε ოἶ მlჩεძɾíօ,
րօɾ მჩმղძօղმɾოε მl էმñεɾ ძε էմ ɾἶʂმ εղ ოἶ ցმɾցმղէმ.

მოéղ
leer más   
31
19comentarios 179 lecturas versolibre karma: 105

Los signos de abril

¡Ah! ¡Cómo se ve que es primavera!
Una ensalada de verdes por doquier
brotes de "whisky" en su color cogollo
del mango anunciando flores.
En el aire con su tejido de trinos
y en ese olor como de virgen que pasa
entre jazmines y anturios de nieve.
En ese cielo sin mácula
con su azul-Valencia
como el de un "blue-jean" desgastado
por el abril del Sol.
El espacio impoluto de degradé y de niebla
ese leve "smog" de tul en el poniente.
De este Apolo en guerra por la mañana
rivalizando con la Luna...
gibosa la nata en su cuarto menguante.
¡Ahhh! ¡Uno respira hondo...
y se siente todo este abril abriéndose ante los ojos!
Ante esta paz que sé que no durará.-


@ChaneGarcia
...
leer más   
10
5comentarios 125 lecturas versolibre karma: 100

Existió

Existió

Tenía la cara radiante sedosa, limpia como una porcelana.
El aire soplaba humedeciendo sus mejillas rosadas.
Una mota de polvo plateada.
Tanta fragilidad había en su rostro, con sólo mirarle
dañamos su piel aterciopelada,
sensibilidad, ternura, ser lleno de amor.
Miraba la vida enamorada.
Nadie se dio cuenta sus ojos no miraban
estaban decorando su hermosa cara,
su mirada interior
ofendía su alma.
Tan sólo,sólo estaba, como
una rata de cloaca.
Comía cuando podía,
esquivando los zarpazos
de su propia casa.
Tenía su cara, bella como una porcelana.
Un día
al cruzar la calle, ensimismado, distraído, casi ciego, un autobús lo arroyó
sus ruedas pasaron doblemente sobre su cuerpo virgen.
leer más   
2
2comentarios 47 lecturas versolibre karma: 22

Son las flores que encienden el patio

Me gustaba sentir
tu boca
sellando mi boca

Tejiéndonos

Aportando una nueva voz
a mi cuerpo

Me gustaba vernos
sembrar el jardín,
creando
nuevos surcos
bajo la tenue lluvia

como si la tierra fuese virgen

Sembrando
en un deseo de detenernos,
de permanecer en algo

Hasta que abandonaste
el telar, tirando del hilo,
todos esos hilos
todos esos nudos, esa carne viva
que abría heridas,
ese dolor
que pensé significaba
que no era amado

Vivo bajo una tenue lluvia

El jardín es un pasto tierno,
cuando le alcanza el sol
lo estrellan rojos azafranes,
el dolor,
ahora lo entiendo,
significaba que yo amaba.

.
..
.
..
.
..
.
leer más   
20
20comentarios 141 lecturas versolibre karma: 109

El amor en tiempos de insomnio (Con @MiguelAdame)

La oscuridad se revela entre las palabras vanas
abandonando el candor de una adolescencia virgen que no duerme
aprendió a volar en tiempos de insomnio con un deseo nuevo
bailando con la música entre los versos viejos.

Fue el alba que nunca ocurrió,
muriéndose entre mis dedos
perdiéndose en medio de una mirada incinerada,
ocultándose en la luna sintiéndose desgraciada.

La noche se vuelve taciturna al velar por tus versos
amante oscura, escondedora de deseos
tu figura es historia que recuerda tus besos
trágica mañana que no durmió en sus sueños

La mente palpita llorando sus manos oscuras
no supo mantenerse en secreto, sufre en lamentos
noche, niña jovencita de ojos ausentes
viven cansados por no suplicar ante el delirio de una melodía insolente.

El amor en tiempos de insomnio
tiene un recuerdo ausente
criatura inquieta que en mi lengua hierve
sedienta de nostalgia por un alba que con la mirada muere.
leer más   
19
17comentarios 147 lecturas versolibre karma: 116

ҽԹIԵɑƒíօ

Era el humo de una balada nocturna
y el tedio de su soledad azul.

Era la boca del laurear tímido y los nudillos hechos polvo, queriendo derrumbar los muros del silencio asesino.

Era la herida del labio. El dominio de su virgen de sueños infames y pasados de coitos rotos.

Era el bouquet a madera y a llanto;
a bríos y orgullo traspapelado.

Era la tez pura... la fotografía de mis constelaciones revelada en el cuarto oscuro de mi cielo personal.

Era él, compás quedo en sus cabizbajos ojos; cuerda gutural detonante de una perla líquida al insinuar de un amor desesperado.

Era el estoque al corazón que defendía.

Cierta noche, apretó los dientes, los puños y una sutil injusticia...

Su par, dentro de ellos, sintió un despedazarse
lento, como su llegada
y el precipitarse al vacío,
del último sueño.




Yamel Murillo




Incisiones
El Diario de Paloma©
D.R. 2018
leer más   
10
7comentarios 55 lecturas prosapoetica karma: 112

El Fénix

Desde oriente una Virgen en la palma un azulejo
Y al oído le ha dicho
"Laus Deo"
Y avanza la criatura hacía occidente
Le crecen las plumas y las alas
Y la cabeza es de fuego
Y el humo de éste no es negro, sino blanco.

Anochecer

Las brasas azules que el ave ya muerta dejó
El tizne, hollín y carbón
La flor amarilla el cuello agachó
Pero ahí en las brasas el ave está
Y plumas gigantes azules serán.

Amanecer

Ya en el oriente el fénix ha salido
Y ha hecho al cisne salir de su ensueño
Los peces quietos fueron desayuno
El lago negro se evapora
Y pradera de llamas azules es ahora.
leer más   
12
3comentarios 71 lecturas versolibre karma: 93

Etérea Musa

Poeta vagabundo de versos,
títere de silencios,
en su soledad de musa
anheló sanar su inspiración
renegada de palabras y letras.

Puso un anuncio en vida ajena:
"Busco salvación virgen de ideas"

Recibió respuesta agitadora del sentido,
de teclas etéreas en luz de luna:
"Con el miedo por bastón,
te espero en la vejez de mi casa"

Partió el poeta,
hacia destino desconocido,
como guía la voz de su musa,
la halló sentada en adoquines,
con su pecho lleno de pos-it
y la lluvia por sudor,
papeles que dibujaban
relatos de vida de musa rota.

Descosidas las costuras
de su corazón, por cada ojal
escapaba la tristeza de su alma,
susurrada melodía,
"Vida de reloj de cuco
a dos certezas de una realidad,
sacrificando la eternidad de un segundo,
pasos descalzos de esperanza
sedientos de la calzada de piedras
con nombres como lápidas del mío"

El poeta, enchido de lágrimas
en paño de consuelos,
abrazó a su salvadora malherida,
auyentó lobos y nieblas,
le puso letras al amor,
"Eres mi musa
alquimiadora de piedras en versos,
luna llena
a la que mi corazón clama"

Ella volvió a rasgar el clarinete de las risas,
él, en su fiel melancolía, escribió versos de abandono y eterno olvido.
leer más   
33
19comentarios 164 lecturas prosapoetica karma: 108

El Límite del Bosque (parte II)

Entonces, frente al bosque y sobre la extensa pradera de hierbas muertas, se levantó. Ella lo miraba con resignación y voluntad inquebrantable, pero no pudo evitar que las lágrimas de todos sus recuerdos le desgarrasen su mirada, sin perderlo de vista, sus ojos eran el muro y la espada, eran la última frontera, cargados de dolor y de rabia, eran la última voluntad del bosque y su última y la más fuerte de sus defensas. ¿Serviría de algo resistirse a aquella amenaza tan antigua y poderosa?

Se levantó sobre las hierbas muertas de más allá del bosque y su piel era de ceniza. Ella no cedía. Levantó su cabeza y sus ojos eran de llamas. Ella dio un paso al frente. Él habló y su lengua era vieja y su voz de acero forjado y muerte. Ella sonrío con fuerza primaveral, mientras que sus dos últimas lágrimas cayeron, humeantes, contra el suelo. Él tenía un aliento de humo que asesinaba el aire, él tenía un cuerpo de fango y ceniza que marchitaba todo cuanto existía: el verde de las hojas y el marrón de la tierra, la agilidad del viento y el azul del cielo, la música de los ríos y las aves y las transparencias y las luces de sus aguas. Él era la muerte y el yugo, las cadenas y el silencio, la desolación y el olvido. Ella solo era el último bastión del último bosque virgen que quedaba en toda la faz del mundo.

Ambos se enfrentaron. Temblaron los cimientos de la tierra y el cielo y se quebraron todos los pilares, jóvenes y antiguos. Las estrellas temblaron y la noche se deshizo en una sombra temida y terrible. Los arroyos crepitaron y sobre ellos fluyó el fuego. Los animales huyeron y murieron, y todas las hojas de los árboles cayeron pálidas y pardas sobre el suelo hendido y arrasado, convertido en ceniza.

Ella era firme, fuerte y no cedería, él tenía un gran poder, el poder de las voluntades robadas y de las tierras usurpadas, ¿conseguiría derrotarla?
5
2comentarios 65 lecturas relato karma: 58

Flor de olvido

En el interior de una cueva
una mujer sentada en el suelo
arroja una flor al fuego,
que ilumina y echa sombras
sobre las paredes de piedra.

La luz que emite le entra en los ojos
dejando la impresión de un recuerdo,
vivido ahora como el presente,
de un hombre que partió
y no ha vuelto.

En su visión imaginada,
él sopla una caracola marina desnudo,
cuyo sonido la busca desde la playa.
Bajo los pinos y siguiendo una senda
que nace desde su cueva,
ella camina deseosa
para encontrarse con su amado.

Él la ve llegar
y ella sonriente disminuye
la velocidad de sus pasos.
Se acerca despacio
y extiende sus brazos
que se cierran sobre los hombros de su querido
en un abrazo como un manto.

El calor de sus cuerpos
blandos, suaves y tiernos
vuelve a la mujer
sentada frente al fuego.
Mientras el viento, la humedad y el frío acechan,
su cueva conserva recuerdos.

Sin moverse del sitio se avivan
su memoria y sus anhelos.
Le gustaría besarle en la boca,
que se juntasen sus alientos.
Y retomar el amor que le nace desde dentro,
y desde fuera con caricias palparlo
liso, palpitante y eterno.

Dos seres en uno,
un todo que busca unir sus partes,
un largo camino que están recorriendo.
Ella en las profundidades,
él en lo más externo.
Ella lo espera con ojos húmedos y abiertos,
él se fue hace tiempo.

Ella sabe
(el fuego le ha dicho)
que una vez todo pase,
cuando el tiempo deje de ser
y sus cuerpos se reúnan,
ambos vivirán en la tierra
como en un espacio sin dimensión alguna,
en un estado virgen de nuevo,
sabios e inocentes como niños eternos.

Él ignora todo esto,
sufre una amnesia pasajera
que le hace vagar
por montañas, llanuras, mares y desiertos.

Por eso la mujer observa
el resplandor de la flor ardiendo
y recuerda un pasado
que es reflejo distorsionado
de un futuro que reconoce cierto.

En sus pupilas vivas refulgen
las llamas brillantes.
Y ella imagina a su amado
y lo invoca en su mente,
en sueños que en él provoca
para que la busque
y poder salir de su cueva
y abrazarlo de nuevo.

El fuego también le cuenta
que seguirán habiendo misterios
y ella cierra sus ojos bellos.

Le dice que la fuente de todo origen brota
de entrañas que despojan
de toda identidad
y de todo concepto
a aquel que vaya a sus adentros.

De dos pasarán a ser uno
y de uno, cero.
El círculo de la eternidad se verá cerrado.
Principio y final se unirán de nuevo.
Y el universo entero
dormirá en sueño sin ensueños.

Ella sonríe y llora,
llevando en su seno
al amado que duerme lejos
con una flor en el pelo
y la ignora.
leer más   
12
2comentarios 106 lecturas versolibre karma: 86

Haiku

Niños descalzos

Chapotean en lodo

júbilo virgen
leer más   
3
sin comentarios 17 lecturas japonesa karma: 46

Agonía

El cálido toque de manos enamoradas
que danzan por una piel
que vuelve a ser virgen.

El desolador poder de ojos que indagan
profundo en tu alma,
siempre admirándola.

La definitiva soledad de una voz
que suspira amablemente tu nombre.

La agonía de extrañar.



Imagen: perceptionflow.com/2017/07/22/my-longings/
leer más   
17
6comentarios 77 lecturas versolibre karma: 113

La nevada

Dejad…
Dejad que caiga la nieve blanca
Y borre toda frontera.
Que cure cualquier herida.

Dejad que tape las cosas feas
que calme todos los golpes.
¡Dejad que caiga y cubra la tierra!

Que se vea solo su alma blanca
Que con sus nimbos de copos blancos
La vuelva virgen, inmaculada.

¿No veis ahora con que caricias
Mata los viejo en cada armonía?
¿No veis ahora que hermosa y blanca
Se vuelve nueva como una niña?

Como una reina de traje blanco
Ya no recuerda ninguna pena.
Con fríos hielos forma silencios.
Con fríos fuegos la primavera.

Como recuerda la tierra alegre
Como la vida bullía sobre su falda,
Donde ahora con frío hielo
Quema lo viejo como guadañas.

Su nostalgia sonríe sin penas.
Tras los frutos vienen las canas.
Pero abrirá mil flores alegres
Donde ahora brilla la nieve blanca.
leer más   
12
6comentarios 72 lecturas versolibre karma: 94

Sombras níveas

Ahora despierto
No quiero abrir los ojos,
algo se reproduce tras mis párpados
cerrados en una fuga negra,
algo brilla más allá de mí.
Yo soy esto.
Soy esto
Este ojo cerrado.
Este querer estar cegado.
Despierto pero tras ellos,
amparado tras los párpados,
mis párpados,
párpados encerados,
siempre a su resguardo.
Bajo ellos construyo mi teatro,
no el tuyo, ni el nuestro,
ni el vuestro ni el de ellos:
el mío.
Un teatro uterino.
Virgen.

Me he alimentado de nieve,
llevo días tragando blanco,
la he comido a manos llenas
metiendo su frío dentro,
haciéndole espacio,
iluminando mis huecos,
difuminando mis aristas y recovecos.

No quiero abrir los ojos.
Sólo dormir,
nada más quiero.
Yo no sé si soy yo
ni si tú fuiste quien fuiste
si hice lo que hice
o hicimos lo que hicimos,
si fue él, o fui yo mismo,
o si él era yo o eras tú,
los traeré juntos,
a todos, a los tres,
a los dos, los que seas,
todos juntos
a las sombras níveas,
las que me habitan,
nos dormiremos todos,
abrazados, anidados
dentro, bajo mis párpados,
se dormirán todos.
Cuando despierte,
cuando se funda la nieve,
ya no estaremos,
no quedará nada
salvo mi teatro uterino.
Un yo virgen
Un saber que soy esto
Un reconocerme
leer más   
13
6comentarios 75 lecturas versolibre karma: 97

Yo soy Gloria

Hola niños,
yo soy Gloria,
la que perdió la memoria
que guardaba en su zurrón,
pegó un mordisco al turròn
creyendo era zanahoria
y allí quedaron sus piños
¡qué susto me dio el bribón!
y hoy la he visto ¡maldición!
agua sacando en la noria.

Sé donde anda
mas no insisto.
Hay quien dice que la ha visto
con su pato, con su pata,
con su gata turulata
presumida, dando el pisto.
Que marchó de cuchipanda
con su música y su panda
y su novio el Evaristo.

Si me crees,
no me creas
que metida en las peleas
y amarrada a ese bigote
del soneto, su estrambote,
toreando en las capeas
le soltaba una patada
y, procaz, la carcajada
se montaba en el cogote.

¡Virgen santa,
Ave maría!
Qué de artista no sería
que subida en una lata
nos cantó una serenata
y hasta el público aplaudía.
Mas por poco se atraganta
-se hizo un nudo en la garganta-
y creyó que se moría.
©donaciano bueno

Comentario: ¡FELICES REYES MAGOS!, niños. Que aunque sabemos que hay gentes malas que quieren robaros la inocencia, que ésta anide por siempre en vuestros corazones lo mismo que le ocurría a Gloria Fuertes.
www.donacianobueno.com/
leer más   
12
3comentarios 84 lecturas versoclasico karma: 119
« anterior12345