Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 2133, tiempo total: 0.032 segundos rss2

Miedos:

Complejos de inferioridad, huellas del alma que se guardan al caminar. Existe una memoria de una parte del interior que no se dice, pero lo conocemos, porque es la parte de nosotros que no se mira, ni se calla.
Temes de vivir, cuando la aceptación de la vida es el morir.
Es interesante pensar, que lo distante es lo que conocemos tan bien, pero lo dudamos al hablarlo y entonces lo callamos.
Es interesante pensar, que es amar, cuando el miedo al razonamiento humano es de enamorarnos.
leer más   
5
sin comentarios 29 lecturas prosapoetica karma: 60

Llámalo Antonio

La lejanía del campanario, es suya.
El dolor por aquél amor también.
Cerraba los ojos, y podía sentirla todavía
como si presente estuviera.
Noches de gozo, mañanas de paz a su lado. Siempre las recordará así, aunque hubiese tenido que aguantar algún berrinche de su amada, porque ella era toda la paz que necesitaba.
Se toca la frente, ya casi sin pelo y piensa en que diría ella si aún estuviera a su lado, si haría alguna broma. Mantenía mentalmente conversaciones con ella, le gustaba hacerlo. Y daba las respuestas que hubiese gustado escuchar.
Ella todavía era su vida. E intentaba llenar ese hueco tan profundo en el pecho con noches bohemias, conversas de bares y alguna compañía de bares noturnos. Porque no?
Si al llegar a casa estaría ahí su amada.. En una de esas conversaciones que la traía de vuelta junto a él. Aunque mentalmente, la volvía a tener cerca.
Un café...un último cigarro...un último recuerdo de ese amor que apesar de lejano seguiría siendo suyo. Mientras viviera.
leer más   
4
sin comentarios 51 lecturas relato karma: 51

Necesito que vuelvas hacer mi primavera

Necesito que vuelvas hacer mi primavera
y la gota de lluvia que me calma
la rosa que me alimentaba el alma
el motivo y la razón de que me quieras.

Necesito más que nada que tu olvido
no lea el dorso de la amarga tristeza
que las dudas no te nublen la cabeza
que no desaparezca lo que hemos vivido.

Pasa el tiempo y aqui sigo
necesitando que te vayas y regreses
que me odies pero que tambien me beses
y que despues de todo te quedes conmigo.

Necesito volver a hacer la espera
del viaje que se quedo colgado
el secreto que duerme a tu lado
necesito volver hacer tu primavera.
leer más   
11
9comentarios 97 lecturas versolibre karma: 92

Hecatombe Al Oleo

Goteaban los problemas, haciendo cada vez más extenso este charco de caos, donde nadie despertó todavía. Ecos de una ciudad que permanece en silencio llegan a algunos oídos, seleccionando el plantel indicado para realizar el trabajo. El vinagre en donde se maceran los planes a tratar ha sido cambiado y en su lugar utilizaron agua, cuestión de llevarlos a cabo antes de que se pudran. Han tenido nuevas visiones, acumulándolas en un cajón que iba desbordando hasta colapsar, cuyas artes fueron envejeciendo de a poco pero rápidamente.

El lienzo ha atravesado todos los estados. Ha tenido alegrías, depresiones, maridajes entre colores y sombras, pero nunca perdió esa especie de magia que lo encierra. Una mística que a pesar de su poca importancia nunca viene en frasco chico. Nunca alguien formuló preguntas o se quiso meter en la piel del artista, porque nunca viven como él, porque nunca sienten como él. Los trazos más violentos y los más suaves tienen una pronunciación marcada que manifiestan lo que pocos denominan pasión, lo que algunos denominan locura.

En raptos de lucidez el resultado puede dar un poco de miedo, dicen las malas lenguas (o algunas, las que desconocen el tema y solo critican), aunque solo es cuestión de leer entre líneas o entre sombras, dado el caso. Tal vez pocas personas caigan en la cuenta de millones de cuestiones, obviando que tal vez las paredes y las musas hayan sido testigos privilegiados de la hecatombe al óleo. Esas musas, conversando entre ellas, riendo del desarrollo y de cada instante de explosión, difuminando y fundiendo las tonalidades y las texturas para luego ser juezas y partes sin ser escuchadas.

Nunca entenderán las mentes ajenas, quien escribe esto tampoco, pero gracias a nuestra intención de cordura (por no decir clausura mental) los que se llenan los bolsillos son ellos, tan solo por abrirnos sus puertas de la percepción, mostrando sus mejores o peores caras, haciendo de su estado de ánimo el motor de su trabajo.
leer más   
3
sin comentarios 31 lecturas relato karma: 51

Los dos juntos

Al mirarte detenidamente a los ojos,
Solo puedo pensar, en la dureza
De tu mal humor del día de ayer.

Tenemos todo una vida para querer,
Sin embargo nos pasamos odiando
Las horas.

Porqué es bueno vivir
Y mucho mejor es sonreír,
Los dos juntos.
Casual ≠
leer más   
1
sin comentarios 7 lecturas prosapoetica karma: 8

Menguar

Y es que sin mi musa no se que palabras elegir, ¿será que está menguando o menguo yo para no verla venir?

Divagar respuestas a preguntas que ni siquiera existen, o al menos en mi consciente.
Escarbar en ese cajón olvidado, putrefacto por
las heridas del tiempo.

Buscando algo que está muy lejos de aquí, o tal vez tan cerca de mi que se hace imposible notarlo.
Aunque se que al final volverá con su luz y llenará todos mis espacios de vivos colores.
leer más   
10
2comentarios 32 lecturas versolibre karma: 99

Disculpa en tres tanka

LAS CENIZAS DE UN ANONÍMO.

DISCULPA EN TRES TANKA.

Te utilice,
fui arrogante, lose.
Arruine todo.
Hoy te pido disculpas,
por todo lo vivido.

Momentos lindos,
y sueños de grandeza.
Momentos malos,
angustias y tristezas.
Por todo hasta aquí.

Por lo que vendrá.
Por aquello que viví,
por mi libertad.
Por tus sueños ya muertos,
pido disculpas, amor.

-JOEL B. LEZAMA.
leer más   
4
sin comentarios 34 lecturas japonesa karma: 62

Bocadillos con cremallera

Y un día puse cremalleras
a todos los bocadillos de besos y caricias.
Cuando tengo más, abro y relleno.
Y si me faltan, abro y como.

No me desperezo
hasta que la luz de sus ojos me calienta.
Mirar(me) en ti.
Mirar(te) en mí.
Como un girasol, volteo la cabeza
siguiendo los rayos.

Miro en claro todo lo que me rodea,
los oscuros los estoy guardando
en los bocadillos de cremalleras
que tienen candados.
Esos que están rellenos
de papel arrugado y tinta de llanto.
En otro tiempo me alimentaba de ellos.

Ahora saco la cabeza como un caracol
y le pinto mariposas a todas las chaquetas.
Me coloco unas gafas de visión idílica
y salgo a vivir(me) la vida.



Hortensia Márquez



Imagen sacada de Internet
15
8comentarios 85 lecturas versolibre karma: 94

Tomando conciencia

Hubo un hombre en una época que con el nacimiento de su hijo se le iluminó la vida, encontraba que tenía más sentido el despertar cada mañana y el vivir por y para alguien, para colmo su niño era una estampilla, quería estar donde su padre estuviese e ir donde su padre fuese, éste lo llevaba a todos lados donde pudiera, se había echo costumbre llevarlo en sus hombros e ir cantando los dos por las calles, los años transcurrían colmados de felicidad, cuando el niño contaba con 5 o 6 años el patio de la casa era un batallón de "soldaditos" de plástico de cada lado a tirar con una bolita entre carcajadas, los veranos se metían los dos en una pileta de lona jugando a ver quien aguantaba la respiración más tiempo o simplemente se sentaban en el agua uno al lado del otro a conversar por horas...Los años seguían pasando y padre e hijo tenían cada vez una relación más estrecha donde parecía que la risa y los juegos reflejaban sobremanera la felicidad de ambos, incluso cuando más grande, 11 o 12 años encontraron pasiones en común como la informática, compartiendo todos los medio días después de comer y a la hora que el padre llegaba de trabajar el uso de la computadora con juegos en común o con lo que el padre pudiese despejar dudas sobre la misma...Si hay algo que no se detiene es el tiempo, aquel niño fue creciendo y tomando distintas decisiones y caminos que lo transformarían en hombre, toda aquella felicidad compartida había quedado atrás, era difícil comprender que aquel niño que lo miraba con tanta ternura y admiración necesitaba transitar su propio camino en donde uno podía intentar solo la dirección, pero que el transito debería realizarlo solo.Aún hoy sigo viendo a mi niño con una sonrisa en el rostro producto de algún chiste mio o alguna payasada suya, sueño con sus 5, 8, 12 años, y me despierto llorando por aquello que ya no volveré a tener, anhelando lo imposible...Hoy mi cachorro tiene su propio cachorro y armará su propia historia, trato de aprender día a día que la vida va mutando y si no aprendemos a mutar con ella el sufrimiento es muy grande, trato de ver día a día como encajar en este nuevo esquema donde su felicidad sea la mía sin que mis ojos llenos de lágrimas me impidan ver la posibilidad de seguir disfrutándolo en otras facetas, donde sus hombros se ocuparán con una nueva generación.
1
sin comentarios 43 lecturas relato karma: 20

Amor etéreo...

Seamos muestra vital del amor inerte.
ObréNos inmortales la caricia de serNos.
Desvelo siempre latente de poder perderNos.
Sea el más allá el que nos cimbree el alma,
el que nos haga ser hilo perenne de costuras vivas.
©ɱağ



Imagen: Escultura mortuoria en el cementerio de Milán.
leer más   
3
1comentarios 28 lecturas versolibre karma: 22

El Refugio

Sorprende el sol...
cada rayo se cuela
en las rendijas de la vieja cabaña

un varón
se asoma por la ventana
pendientes cuelgan de sus sienes
repasa el refugio con la mirada

Hadamusas le rodean
adormecidas
dulces rostros,
sonrisas tenues
una a una desfilan ante él

un ‘buenos días’ entre ramos
de rosas, tulipanes y girasoles

ellas corresponden
una frase
un gesto, un guiño,
una caricia de labios
una buena intención

toma una a una entre las manos
revisa sus heridas
sus rasguños
sus cicatrices
sus alas reparadas

si les ve de humor
les deja tranquilas
si no... les aborda...

les cuenta una historia
les acaricia el cabello
la imaginación
las pasiones...
el alma...

Vela por que sus brillos no mengüen
por que no se apaguen sus fuegos
sus sonrisas...

en veces es iluminado por sus auras
en veces percibe sus dolores
mientras lágrimas internas descienden
y en silencio van a dar al mismo río...

Una noche oyó murmullos
plegarias flotaron hasta su dormitorio
y un manto le cubrió el alma...
a la mañana, habían marchado...

de vez en cuando le visitarán
en forma de mariposa
dejarán una frase
una imagen en su retina
el aroma de su esencia
quizá el arrullo de su voz...

de vez en cuando
llega al refugio un hadamusa herida...

de vez en cuando
él encuentra en cada herida
un pretexto para lograr vivir...

***********************
El Refugio
2018
Transmisor d Sinestesias©
Créditos fotografía: Jordi Rey© (jordirey.com)
leer más   
17
23comentarios 126 lecturas versolibre karma: 97

La verdad

Antes no necesitaba nada para vivir o disfrutar
Cada que va pasando me doy cuenta de la verdad
Y no se si quiero que sea un sueño o una realidad
Tan sólo me gustaría ver si soy capaz de aguantar

Todos somos héroes con una espada en la mano
En esta vida todo parece tan injusto en inalcanzable
Como el abrazo o cariño de un gran compadre
O el beso pasional de la persona que quieres al lado

Ten por cuenta que no lo hago por competición
Tampoco lo hago por fardar en el gremio
Por que si hablamos de ser el campeón
Ya hubiera ganado hace tiempo el premio

Que jamás te llenen los pensamientos en mi contra
Puedo ir lento cuando me meto en el juego
Siempre con la cordura en la mano, con ella pego
Y aquí termino, No quiero destapar mi sombra.
leer más   
1
sin comentarios 21 lecturas versolibre karma: 8

Temores

No temo que te vayas
sino que te quedes,
que tu imagen resuene
como un eco silente
en mi cabeza.

Me asusta que no seas tú,
que tus ojos, tu boca,
tu voz… vivan en otra piel
pretérita,
que tu latido despegado
nos diga que estamos
juntos pero separados.

Pero,
sobre todo,
me da miedo
que la bruma
del tiempo
empañe lo vivido,
y nos convierta
en
simples
des co no ci dos.
leer más   
12
10comentarios 83 lecturas versolibre karma: 96

Ya van saliendo las flores...

Ya van saliendo las flores
y luciendo sus vestidos,
en este mayo que pasa
y que anticipa el estío,
pero vivamos los días
que se van como suspiros
y disfrutemos las horas
que nos permiten seguirlos,
y así tendremos colores
de primaveras teñidos,
y unos cielos agridulces
por donde vuelan los mirlos,
y en la tierra los labriegos
hacen surcos con cariño,
para sembras las cosechas
con las semillas del trigo...

Se ven los campos con flores
y se alegran los caminos,
mientras cantan las cigarras,
en el campo, con los grillos,
y se mezclan los colores.
los olores y sonidos,
y hasta el alma se transforma
y se cambia de vestido,
porque la luz que le llega
es un faro sutilísimo
con la alegría que el cielo
nos regala con su mimo,
ya estamos en primavera,
ese instante tan bonito,
donde las almas, al alba,
buscan el sueño infinito...

"...Ya van saliendo las flores,
con sus pétalos tan lindos,
y ese mensaje que dejan
para los hombres y niños..."

Rafael Sánchez Ortega ©
20/05/18
13
8comentarios 71 lecturas versoclasico karma: 96

a veces

a veces
solo despiertas
para darte cuenta
que no dormias.

que la vida es solo un sueño
el cual vives con los ojos abiertos
y termina
al final del dia.

cerrando los ojos
quizas,
para soñar
muriendo.

(hildamartin)
leer más   
14
12comentarios 97 lecturas prosapoetica karma: 90

Rayo de luz atemporal

Pequeño rayo de luz atemporal
en una vida indigesta
colmada de imágenes,
de ruidos,
de pensamientos insondables...

Pequeño lapso instalado
en el ahora,
en esta realidad austera
que llega sin avisar,
que invade un momento hallado
no buscado,
pausado...
como el movimiento de un ave irreal
que se cuela en tu pupila.

Fugaz segundo
encendido
por miles de luces brillantes,
de pequeñas almas que gimen
y susurran en nuestros oídos
palabras impronunciables...
y una dicha que abraza nuestros cuerpos
envueltos con miles de experiencias ya vividas
que se alzan
hasta la cima de esa montaña
que nos observa
al otro lado de la ventana de nuestros sueños,
a la luz de este instante sobrevenido
que nos engulle sin más.
leer más   
12
24comentarios 141 lecturas versolibre karma: 109

La leyenda del poeta

(Esta fábula está dedicada a todos aquellos que al elevar el espíritu a través de sus letras, han hecho el mundo más hermoso, gracias poetas)

-----
La leyenda del poeta
-----
-----

Dios quiso al hombre cuando advino
En el umbral que de otros seres lo divide
Allanó con virtudes el camino
Y la creación es la añoranza que los une
-----

Cuenta una vieja leyenda
Que Dios amó tanto lo que hizo
Que le regaló la decisión de su existencia
Y el poder de salvarse por sí mismo
-----

Hubo un hombre que de lo bello afana
Que hizo de las palabras un anhelo
Que usó lo hermoso que Dios emana
Y dijo palabras con ecos en el cielo
-----

Encontraba en lo ordinario de las cosas
El trazo sutil, heredado del dios artista
Relatos de flores surgentes de aguas fangosas
Y actos heroicos en la guerra misma
-----

Él supo de una mujer que como luz surgía
Que hizo que las flores la miraran
Que ocupó los encantos y los vestía
He hizo que sus versos la adoraran
-----

El día que él tuvo a la mujer en sus ojos
Aunque ausente nunca dejó de verla
Ella no escuchó los delirios amorosos
Y no hubo versos con cuales detenerla
-----

Aquel hombre olvidó la misión que concebía
Quiso ser dueño de la belleza que narrara
Por despecho ignoró las auras que veía
Y olvidó sus versos entre su voz expiada
-----
Ella desdeñó lo mejor de las criaturas
La vanidad se postró como ceguera
Sus mismas virtudes fueron ataduras
Y destruyó lo que en el alma se venera
-----

Entre hojas su juventud se fue con el viento
Entre hojarascas ella se miró al espejo
Se dio cuenta que al correr del tiempo
Los versos de él, eran más bellos que su reflejo
-----

No soportó la ausencia de miradas
Ni el ciclo de su piel que se marchita
Sus razones de vivir sin él, están envenenadas
Igual que el fruto, que hoy su muerte precipita
-----

El viento va cantando los rumores
Se posan hasta la cama que un viejo habita
Y se rompe el silencio en pedir perdones
Y en la salvación que dos almas necesitan
-----
Él siempre suplicó por ella
Por el peso de llevar tanta hermosura
A nadie le importó nada fuera de lo bella
Como si hubiese vestido una armadura
-----

Nunca existieron tan bellas plegarias
Seres de luz quedaron conmovidos
Y con ellos las presencias necesarias
En la magia donde fueron concebidos
-----

Cuentan que él visita todos los senderos
Y recita el misterio del profeta
Y cuando evoca los tiempos venideros
En el mundo nace algún nuevo poeta
-----

Cuenta una vieja leyenda
Que desde la luz inspira una linda doncella
Y cuando alguien escribe un nuevo poema
¡Se inspira, en nombre de ella!
-----
-----
Jorge Alfonso Ruiz Galindo
(Poeta Gotzon)
Este poema se publicó en el libro " Cosmos de poeta"
(España)
11
2comentarios 81 lecturas versolibre karma: 83

Pétalos impares (Colaboración con @constanza_everdeen)

Vivir en modalidad lucha,
no existiendo amaneceres
ni atardeceres que saborear,
únicamente páginas que pasar
con los dedos humedecidos
por los ojos del cansancio;
buscar las grietas por las que la luz
filtra runas como alimento de la esperanza,
cincelarlas en papel con el carbón de los sentidos,
en la osadía de latidos que se rebelan
por ondear banderas blancas.

Dentro de la guerra y sin descanso en la tarea,
leo el pasado en los posos del café.
En este arrastre sin aliento,
dejo estelas bondadosas a mis pies,
para que otros las recojan en forma de lluvia.

Abrir la caja de música de tu voz,
aferrarme a tus ojos,
construir el camino en tu mirada
como salida al gris de la rutina,
garabatear un arco iris
con mis lagrimas y tu luz.

Un instante atrás todo era páramo,
un corazón asolado,
paisaje espectral sin tu aparición.

Coser nuestras manos,
acostarme en ellas
para que al abrir la mirada
en mañanas de adoquines,
tu alma sea el abrigo de latidos
que tiritan bajo la soledad.

Ahora la lluvia nos concede el regreso,
donde afloran los pétalos impares
y en forma de aguacero riegan nuestro verbo.
leer más   
18
15comentarios 135 lecturas colaboracion karma: 105

Él

“La muerte no existe, la gente solo muere cuando la olvidan, si puedes recordarme, siempre estaré contigo.” Isabel Allende


El camino
De caminar
¿Pero si deje ese camino?
De maduras y verdes frutas
De árboles grandes y pequeños
De amistades eternas y pasajeras
Ese camino que te mantuvo en la vereda
En los instantes de amargura o quizás de dulzura
En las subidas y bajadas
En él que tú siempre eras tú
En el que ahora no estas
El que abandonaste en presencia
En el que dejaste huellas
Unas marcadas suavemente en el arenal del cerebro
Otras profundas en el vestido de la piel
Eras tú y solo tú
Esfumaras el talante pisado en la honda dejada por tu cuerpo
Tú perfil traslucido en el cristal de un 30 de Marzo
El día sellador de una vida conmovida
Era tu vida y la viviste
Yo sigo en la vereda…
leer más   
9
1comentarios 57 lecturas versolibre karma: 87

Fronteras Invisibles

Ayer-Hoy

Los-de-aquí
no los vemos.
Rostros transparentes,
bajan los ojos,
cuerpos presentes
nos rodean:
manteros,
basureros,
albañiles,
mujeres de la limpieza,
cuidadoras,
prostitutas,
prostitutos,
recolectores de fruta.
Sin nombre,
en nuestras ciudades y pueblos,
cuerpos colonizados.

Hoy-Mañana

Los-de-allí,
hijos sin nombre,
hijos sin rostro
alzan la frente,
nos miran,
directo a los ojos.

Nace el monstruo:
fronteras,
barreras,
límites,
concertinas,
vallas,
muros,
perros,
pasaportes,
torres de control,
sensores de movimiento,
cámaras térmicas,
Mare Mortum,
apartheid,
indiferencia.

Palabras-máscara
para ocultar la vergüenza de la visión infrarroja,
el aura de cuerpos vivos,
la energía de la supervivencia.
Líneas de sutura invisibles
para tapar la presencia de lo ausente,
lo invisible.

Son si son sin cuerpo, sin representación, sin historia, sin sentimientos.
Son si son una ilusión visual.
Son si son un eco de su voz.
Son si son la negación de la existencia del otro lado, del otro.

El monstruo es vidrio
que permite mirar sin ver,
que permite negar tanto si el otro me mira como si no.

Interior – Exterior

Nuestra realidad trampantojo
7
3comentarios 160 lecturas versolibre karma: 81
« anterior1234550