Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 266, tiempo total: 0.026 segundos rss2

Vete

Aún sigues aquí,
En el recoveco de mis sueños,
Déjame sentir,
Vuelve a hacerme pequeño,
Déjame vivir,
Quiero verte luego,
Déjame ir,
Que yo ya no vuelvo.

Limpia mis paredes,
Destruye mis muros,
Y los que no ceden,
Son los que dudo,
En estos apareces,
Tú y yo desnudos,
Los miro a veces,
Y se me hace un nudo,
No por lo que fue,
Sino por lo que pudo.

Y al final de esta historia,
No queda más que eso,
El adiós a mi memoria,
La libertad del preso,
Lo que llegó a la gloria,
Sin salir ileso,
Un recuerdo que odias,
Una diosa a la que rezo,
Un adiós que obvias,
El deseo de un obseso,
Una triste parodia,
Por un simple beso.

Yo fui escoria,
Por querer en exceso.
leer más   
21
4comentarios 77 lecturas versoclasico karma: 100

Cuando salgo de su casa

después de visitarla otra vez, escojo la calle que peor me va para regresar. Lo hago porque ella siempre sale al balcón para alargar la despedida. Me busca con la paciencia de quien puede abarcarlo todo y cuando, al fin, da con mi silueta en el tapiz de la plaza, alza y mueve despacio su mano, con la misma cadencia que muestran los años pasando ya para los dos, y yo me giro varias veces para imitarla mientras camino, sin detenerme, para no quitarle valor a un nuevo "hasta luego". De todo lo que me da, ésto es lo que recuerdo con más ternura. Bueno, habría que añadir que, una lejana mañana de octubre, dio a luz a mi madre.
leer más   
7
4comentarios 53 lecturas relato karma: 82

Rutina

Como cada día,
claudico en silencio
al caer la noche,
a la rutina
de encender tu rostro
en mis recuerdos...

para alumbrar mis sueños.

mello
leer más   
17
6comentarios 71 lecturas versolibre karma: 89

Adolescencia

Esos años de la vida
a los que llaman pubertad,
esos años de la vida
donde todo ha de ser genial.

Años raros, confundidos,
yo encontré una amiga especial,
me entendía , me esperaba,
aunque cuando le fallaba,
también se enfadaba.

Una gran amiga
O eso yo creía,
porque me empezó a encandilar,
me empezó a destrozar,
me pedía que hiciera cosas
en contra de mi voluntad.

Pero yo ya la quería
y fielmente la seguía,
tan dentro de mi ser estaba
que aún no la he podido sacar.
Un arma de doble filo
una amiga-enemiga,
una mala compañía,
pero me hacía especial.

Amor incondicional,
y odio profundo
en el reflejo del espejo,
seguirla para vivir,
eso es lo que yo hacía,
sabiendo que era a la muerte
dónde ella me conducía.

Miradas perdidas
sin nada que contar
y en el corazón una herida
muy difícil de sanar.

Años perdidos,
en el amor y el odio
de su negro interior.
Años de olvido,
de no verse,
pero de repente una visita,
Y abres la puerta,
Y la dejas entrar,
Y es que más que tu amiga,
Eres tú sin más.
leer más   
3
2comentarios 49 lecturas versolibre karma: 36

Pertenezco a esos días...

Días color naranja,
con aroma a frío,
abrigados por el sol.

Dicha de una inocencia
sin gusto a realidad.

El tiempo hizo de las suyas.
El invierno siempre regresa.

Se siente el frío,
vuelven esos días,
vuelven sin color naranja,
sin calor del sol.
Sólo vuelven esos días...
Y traen frío!
6
2comentarios 46 lecturas prosapoetica karma: 60

Volver o ....

Lamentado seas y regreses en breves momentos.
Recordando.
Recordándome.
Anhelando nuestros fieles y juntos momentos.
Aquellos cuales tú mismo no querías que se convirtieran en un miserable recuerdo.
Aquellos cuales en mi rostro tú solo querías verlos.
En mi piel.
Y en mis besos.
Qué simple lo tuviste para irte.
Pero tristemente el volver se te hará un eterno regreso.
leer más   
4
sin comentarios 35 lecturas versolibre karma: 62

Hoy soy niña

Hoy doy libertad a mi mente
y oxígeno a mi corazón

Descanso, vacaciones
del enrevesado mundo adulto
y arropada por sueños placenteros
despierto con ojos de niña
donde el mundo rota
alrededor
de juegos infantiles
de pureza en las miradas
de risas generosas
y de algún que otro sollozo
desconsolado

Por un día, soy esa niña
que pinta garabatos de colores
habla con lengua de trapo
corre por los parques
hace travesuras
y cree en los cuentos
hadas y Reyes Magos

Hoy doy libertad a mi mente
y oxígeno a mi corazón
leer más   
7
2comentarios 50 lecturas versolibre karma: 87

Chocolate para Rafael

Exquisito brebaje que me lleva a la infancia
amarga dulzura llena de sabor
compañero fiel de la leche más sana
en tazones repletos de alegría y amor.

Mi madre en las fiestas lo servía sin falta
era el premio más rico, el invitado de honor
el líquido humeante nos llegaba a la boca
y en esos inviernos nos daba calor.

Cada cumpleaños lo compartí con familia
los amigos y la gente de alrededor
y en las noches de pascua que eran tan frias
nos entibiaba el alma con su dulzor.

Por eso a ti que compartiste tu casa
y me llevaste a esos años de tanto sabor
te traigo hoy una mágica taza
de chocolate dulce con gotitas de amor.
leer más   
9
4comentarios 75 lecturas versolibre karma: 100

Sin título...

Su mente,
luchaba
contra su
corazón.

Para ver, si
así, entraba
de una vez
en razón.

Qué este amor
que por él,
sentía.
No iba a
ninguna
parte...

Pero el corazón,
una vez más,
no hizo caso
a la razón.

Y se dejo llevar...

Por sus
sentimientos,
sin saber el precio
de este amor.

Ella, sentía
AMOR, de
verdad.
Para él, solo
era una más,
de su lista de
amores, que
vienen y van...

Y así quedó,
de nuevo,
desilusionado,
decepcionado
y roto, el corazón.

Llorando entre
sus recuerdos...


© Derechos de autor
Isa García
leer más   
4
2comentarios 47 lecturas prosapoetica karma: 57

El lobo

Bajo la luna llena,
el lobo se convirtió en hombre.
Carne moribunda,
desgastada.
Se queda solo,
irremediablemente solo.
Surge de un silencio encantador,
cubierto de un fino rocío.
Susurra, chasquea
y se asienta en el vano oscuro de la puerta,
acechándome.
leer más   
12
4comentarios 90 lecturas versolibre karma: 99

Carta a quien me regaló una historia bonita que contar en un bar:

Con las siguientes líneas no pretendo hacer un acto de victimización, pues ya nos hemos reclamado lo suficiente.

Con las siguientes líneas sólo pretendo hacerme entender que esta será en verdad la última vez que te escribo.

Un repaso a nuestra historia y esta será la última vez.



Una última vez para observar nuestros errores, para reconocer nuestra impaciencia y nuestros actos apresurados.

Una última vez para hacernos conscientes de lo especial que fue cada día juntos y aprender a aceptar el fin de nuestro mundo.

Regalémonos una última vez y dejemos luego todo este juego.



¿Qué buscabas ese día de enero? ¿Qué buscaba yo leyendo tus versos?

Repito estas preguntas como si tuviéramos la verdadera respuesta del propósito de nuestro encuentro

Y a todo esto, cariño ¿Te encontré o me encontraste?

Hagamos como si eso importara por un momento.



Acaso si fui esa hortensia que se cruzó en tu camino

La decisión de cortarme mis raíces

¿La tomaste tú o fui yo?

Al final el que tiene el arma es el culpable ¿No es cierto?



Anduvimos juntos y anduvimos por un camino lleno de aciertos e inciertos

Después de una sola pero larga noche de desvelo.

Anduvimos juntos sin miedo y con el mundo esperándonos con los brazos abiertos

Pero ambos por dentro nos mentíamos y si quería ser sincera, entonces sólo a mí me mentía.



Qué tontería perdernos por extrañar viejos amoríos.

Qué tontería engañarnos al negar esos sentimientos.

Si vamos a hablar de culpables, entonces señalémonos.

Apuntémonos con la extremidad de acusación y llenos de odio alejémonos.



¿Acaso no puedes odiarme? ¿Acaso no puedes regresar y quererme?

Ninguno está para rogar amor, tampoco odio

Lo que sea que sentimos ahora, sólo nos queda reprimirlo

Pues a quién le importa, si algún día todos estaremos muertos.



El tiempo que perdimos, el tiempo que no recuperaremos

Todo ese tiempo ha valido lo que llaman: toda la pena del mundo.

¿También lo sientes así? ¿O son estas mariposas las que no me dejan ver todo lo que es y no?



Acompañada de este líquido negro y rodeada de personas que me escuchan hablar sobre ti

Cosas que no entienden pero que comprenderás perfectamente.

Quiero reírme de la manera tan bonita que llegaste y de la crueldad con la que te fuiste un año después.



Y a todo esto, no me fui porque así lo quise

Sentía poco a poco que en tu corazón no había espacio para todo mi cariño

Ahora, atrévete a negármelo y decir que podía recuperar mi pequeño espacio como ave sin nido.



Sigo hablando sobre nosotros y poco a poco todos se van aburriendo

No me importa porque nadie me conoce, tampoco quiero que lo hagan, pues pocos salen ilesos.

Mi líquido negro ya ha dejado de estar frío, pues llevo sosteniéndolo tanto al igual que mis esperanzas y mis sueños.

Por cierto ¿Recuerdas que te regalé mis esperanzas? ¿Al menos recuerdas que te regalé un poco de mis sueños?



Si vamos a hablar sobre mis sueños, déjame contarte que anoche te vi en uno de ellos

Llorabas mientras yo intentaba calmar tu dolor, pues ya estabas abrigado por otros brazos.

En este mundo, la que llora soy yo y tú no estarás para una noche de consuelo.



Pero que todo esto se quede aquí, advertí que sería la última vez

Y si no cumplí las promesas que alguna vez te hice consciente o no

Al menos esta, pienso cumplirla, pues no nos merecemos un maldito recordatorio que hemos fracasado en el dichoso amor y sus enredos.



Pero también quiero permitirme dejarte un recordatorio para todo el tiempo que no nos veremos.

Un recordatorio que tal vez me agradezcas, pues te ayudará a odiarme sin esfuerzo

Donde sea que estés, este recordatorio te llegará.

A nadie más le importa, pues algún día todos estaremos muertos:



En tu lecho de muerte te acordarás de mí

En tu lecho de agonía, tu cuerpo se estremecerá con mi recuerdo

Y te irás de esta vida con el deseo de haberme odiado, aún queriéndome tanto.
10
2comentarios 73 lecturas versolibre karma: 89

La Añoranza

He advertido cruzar en acechanza
En la hora rezagada, la neblina,
Llevando celebrada por mezquina
Un anhelo intangible: la añoranza.

Ni el corazón perdura no se afianza
En la yema lozana... cristalina...
Y de simpleza gozo mano fina,
Da la suerte vital de la esperanza.

¿Será ese lanzamiento entorpecido
Que amasa el receptáculo o la aurora
el tesoro más lento por pausado

Del hombre que en la tierra es sostenido?
No obstante va en la sombra, cual traidora
esconde corazón esperanzado. -

Amalia Lateano
Seudónimo : Gala Grosso
6
4comentarios 45 lecturas versoclasico karma: 77

El cielo también llora...

Hoy el cielo,
estaba triste...

Eran lágrimas,
cayendo del
cielo.

La lluvia nos
trae recuerdos
y a la vez
nostalgias...

Heridas del
corazón, se
abren.

Al recordar(te)
de nuevo...


© Derechos de autor
Isa García
leer más   
5
sin comentarios 45 lecturas prosapoetica karma: 59

Iluso

Creía que morías,
Cuando forzadamente,
No te permitías tenerme,
Pensé que moría,
Por no tenerte,
Por lastimarte,
Creí que morías,
Por estar a mi lado,
Por lanzar todo por la borda,
Pensé que moría,
Si al encontrarte
Te perdiera una vez más,
Pensé que morías,
Por lastimar,
Solo Para estar a mi lado,
Pensé que me querías,
Qué como yo nadie te ha de amar,
Pensé que moriría,
Al verte partir de una vez por todas,
Creí que viviría,
Pero muero por qué partes una vez más,
Aún sigo vivo,
El karma llega a su fin,
empiezo a vivir nuevamente,
A menos que vuelvas por mi,
Y Por un beso más.
leer más   
3
sin comentarios 42 lecturas versolibre karma: 34

Dualidad

Presente y ausente
Dulce y áspero
Amargo y suave
Espesa como la miel y mal oliente como el azufre
Tu ausencia duele
Tu presencia también
Te veo por doquier
Y tampoco te veo en ningún lado
Te pienso, si me apareces
Te veo, aunque no estés
Tu espalda aquí y allá
Tu cabello por todos lados
En cada sitio y en cada rincón
¿Y si solías caminar por aquí?
Ja! Áspero y suave
La gran sonrisa, tu destello
El maxilar y tu mueca negativa
Triste y orgullosa,
Egoísta, y poco egoísta ,
¿Dualidad? Multi facetas
Sin rencor, ni un perdón
Sin disculpas ni agradecimiento
Dulce y áspero
Amargo y suave
La textura , sin comparación
Los labios , cómo nubes hechas de vapor
El cuchillo y la manzana
El postre para mí, sin estar ahí.
Mi hombro descansa
Se duerme y duele
¿Hablas sola?
La despedida y la bienvenida
Cálida y amable
Dura, sin ver el valor
Te veo en tu ausencia
Dulce y áspero
Amargo y suave
Amor, ¿y odio?
Amor y amor.
10
10comentarios 92 lecturas versolibre karma: 94

El abrigo

Me hice un abrigo de poesía,
bordado con el hilo de los besos,
que nos dimos gozosos aquel día.

Zurcido con retales y remiendos,
con los restos de la seda de las sábanas
que ocultaban nuestro amor cada mañana,
formando todo junto un bello lienzo.

Le cosí unos abrazos de suave muselina,
algunas, -perdón, muchas-, lágrimas de tul,
doliente hilván del desconsuelo,
y al pecho le incrusté el bello broche
del cielo de tus ojos gris azul.

El frío que sentía cada noche,
quebraba inexorable mi piel fina,
al sentir como envuelto por la escarcha,
por no entender las razones de tu marcha,
dejaba congelado el corazón.

Puede que esa fuera la razón,
para darle cobijo a los recuerdos,
de esos, que un alijo guarda mi memoria,
forrando con las rimas y los versos,
los momentos felices de esta historia.

Y así quedaba protegido del olvido,
entre harapos y jirones afligido,
al calor glacial de un triste abrigo.
13
2comentarios 80 lecturas versoclasico karma: 102

Los recuerdos- ( Sedoka)

¿Puede llevarte
en volanta la noche
detrás de los recuerdos.?

Cierro mis párpados
la oscuridad me acoje
sin sentimientos vagos.

Amalia Lateano
10
4comentarios 83 lecturas japonesa karma: 101

Resuena padre...

Resuena padre
corazón de guitarra,
melodía que disuelve
rasguido rencor

puerta que en la noche
riega investidura
raíz sueño
ala alimento.

El tiempo ha levantado
cortinas de silencio
nace el día, reclama
hablar de los recuerdos.
12
2comentarios 45 lecturas versolibre karma: 93

Cuando era felíz

Recuerdo cuando era feliz...
cuando lo único que hacía, era reír
cuando el único dolor
era el raspo en las rodillas.
Recuerdo cuando era felíz y no lo sabía.

Recuerdo cuando disfrutaba las cosas
sencillas de la vida
de un abrazo, de un helado
o de un día soleado.

¿Para qué era que queríamos crecer?
mmm no sé.
leer más   
11
2comentarios 78 lecturas versoclasico karma: 88
« anterior1234514