Verso clásico Verso libre Prosa poética Relato
Perfil Mis poemas Mis comentarios Mis favoritos
Cerrar sesión

encontrados: 192, tiempo total: 0.021 segundos rss2

El poder de la manipulación

Pensó en soltar lastre y por una vez, dejar de fingir una realidad que no existe. Disfrazarse igual que lo hace un camaleón, mimetizándose tras una cortina de humo fabricada de mentiras, ya no se sostenía.
Tal vez una recapitulación de los hechos, podría darle suficiente margen aún, para encontrar una salida mínimamente digna. Pero una fuerza interior le detenía, no pudiendo evitar contemplar su obra con vanidad. Vibrar gozoso frente al absoluto control que ejercía, sobre todas aquellas personas que todavía confiaban en él, era una sensación de poder, de la que no quería desprenderse. No era ético. Lo sabía, pero no le importaba.




Publicado en la Asociación solidaria cinco palabras:
cincopalabras.com/2017/11/05/escribe-tu-relato-de-noviembre-ii-concha-
9
6comentarios 69 lecturas relato karma: 88

La Muerte Desnuda

Se extiende un mantel en el sueño del bosque.

Ella, con el lomo tatuado de días
lleva los años burlando la sed
la esperanza de comer lo que sobra del amor
pero no se afinca en el sueño
intenta brillar, ser real
acariciar los segundos de plenitud
aunque todo sea una broma
y la noche termine de atravesar
la noche que guarda el sol
el hogar de la lástima
donde el alcohol no corre
galopa incansable por el abismo
réquiem sobrio de la exactitud
y el tiempo de descanso.

Ella despertó algún día
enfrascando la incertidumbre
sin saber si esperara tanto
la muerte desnuda.
leer más   
6
1comentarios 35 lecturas prosapoetica karma: 75

Clic

Abriste los ojos.
Otro día. Otro lunes.
Si, otro día más.
Y yo acá, pensando en vós.
Sos esa imagen recurrente, esa que se repite como el tic tac del reloj.
Quiero borrarte, ¡quiero que te borres!
¡Me urge arrancarte de mi alma!
Otro día. Otro lunes.
Si, otro día más.
Otro día más donde espero esa especie de “clic mágico” que me toque el interior, que recorra mi alma y casi mágicamente te saque de mi corazón, ...pero que no llega.
15
2comentarios 39 lecturas versolibre karma: 111

El miedo que me produce el amarte

Abraza me y no te sueltes

Besa me y no te alejes

Ama me que todo será recompensado

Mi amor es tanto que el infinito con el sería llenado



El sol enmarca tu cuerpo y brillan tus ojos

Acércate ángel mío que mi amor te voy a dar

El alma se me partiría si el destino hace mal uso de nosotros

Te amo tanto ángel mío que mi vida te voy a dar



El tiempo efecto no tiene estando juntos los dos

Somos dos almas que destinadas a juntas estar



Mi alma como la rosa marchita y muere

Con tus besos las cubres con agua de rocío

Que la hacen vivir y el tiempo no la vence.
8
1comentarios 40 lecturas prosapoetica karma: 88

Tibio Corazón

El corazón transpiraba
los nervios hablaban por el
hamacó sus palabras izadas
a mano alzada sobre tu piel.

Donde ha visto libertades
vio egos repitiéndose,
maniobras abordables,
andenes de neón.

Aún exhalaba su aire
respirando entrecortadamente
(el amor se escribe despacio
para hacerse rápido).

El corazón,
tibio corazón:
una razón exacerbada
cebada de trances.

Cada latido es un miedo,
un pliego perenne
pereciendo en declive
al aljibe del deseo,
museo servil
de la inconsciencia.
La ciencia que graficó
su amada incoherencia.
leer más   
11
6comentarios 70 lecturas prosapoetica karma: 106

Gatillo Frágil

De balas que solo callan
y matan esperando aclarar
(lo oscuro de todo el miedo)
vivió el imbécil más temido
de un pueblo al lejano noroeste.

Vivió hasta donde pudo
sabiendo su suerte echada
la moneda en sus sabias caras
sacando ceca hasta fallar.

Un monte impiadoso sucumbe
el nuevo escenario colosal
de un duelo de humeantes voces.

Las manos que aferran el metal
tomando el acero legendario
apuestan al guiño intrépido
el gatillo se acciona feroz.

El final
que esperaron unidos.
leer más   
9
2comentarios 92 lecturas versolibre karma: 86

Aro De Luna

Un aro de luna colgaba
de tu oreja derecha
adornando tu femineidad
recordándome los tragos
los augurios de luna brillante
donde tan llenos de ella
reíamos entre comisuras
que aún yacen húmedas
en la alquimia.

Albor en la bitácora
encajando el silencio
entre gemidos.
Nos cuestionamos dóciles
cuando nos volvemos fuertes
en la determinación.

¿Qué esconderá tu oreja derecha
entre susurros y condecoración?
leer más   
8
4comentarios 61 lecturas versolibre karma: 97

Reunión

Te reúno en mi palabra
porque me sabes a fruta fresca
a pan recién horneado
a lluvia en medio de la sequía
y te celebro entre recuerdos
de amores que no fueron
de amores que perdí
y de amores que me hicieron sucumbir.

Te reúno en mi palabra
porque desnudas mi silencio
y arrojas mi edad cansina
a los abismos de la pasión
pero no puedo pronunciarte entera
porque tu nombre rebasa a gritos
mi escasa voz susurrante.

Te reúno en mi palabra
porque tu nombre se me asemeja
y las cosas que hay en ti
por creación o por experiencia
las hay en mi invertidas
porque, hemos llegado al mismo punto
pero mientras tú bajabas sonriendo
yo entre lágrimas subía.
leer más   
17
4comentarios 120 lecturas versolibre karma: 97

Tuerca

Un cuerpo lleno de espinas
la sangre se topa con la suerte
dibujó un atajo mal hallado
en el punto medio del idilio.

Las ansias estorbadas de entrada
conciben el hecho tan erróneo
cobijando desesperadas un albor
en palabras que manotean todo.

¿De qué se aferra aquel brazo?
El cuerpo impide otra reacción
enésima vuelta a la dura tuerca
que herrumbró todo engranaje.
Otro gaje del mismo oficio
que hilvanó el estandarte.
leer más   
3
sin comentarios 21 lecturas versoclasico karma: 47

Amar que me hace poeta

El amor no abarca las esquinas,
sino se desborda por las orillas.

El enamorado no se desangra,
muere ahogado por el sentimiento.
de no poder contenerlo en el pecho,
de no tener espacio para el infinito.

Se le barren cascadas en llantos
fuegos que le sudan las cimas.
Y culpa al todo por dejarlo sin sentido.
porque aquello, es puro y es bendito,
aunque lo tumbe de muerte en la cama
aunque lo queme abrazándose el alma .

Se le hinchan las rejas del hueso,
la jaula se prende y el pájaro canta.
El tizne se pega al rostro compungido,
ya no es más el actor amigo, sino el poeta,
que abraza la palabra como único testigo.

Y hace del poema su evidencia inaudita
de los desmanes de un espíritu que clama.
Porque La Palabra es arma de lo inexplicable
Y no hay nada mas inexplicable que el amor.
leer más   
12
3comentarios 63 lecturas prosapoetica karma: 114

Palabras

Palabras

Palabras,
eternas balas de plata
que se clavan en la memoria;
en el alma negra y gris
y la convierten en oro de treinta quilates.
Quién tuviera el don de la palabra,
y ser capaz con ella de ahogar el mundo
en un leve suspiro de agonía;
y después consumirlo todo a las cenizas
y hacer borrón y cuenta nueva,
como si las palabras no tuvieran fuerza,
como si fueran meras metáforas
que se diluyen en el espeso mar
de la hipocresía y el raciocinio humano.

Me gustaría ser palabra,
de esas que tienen algo que decir,
sustantivo de poder, de acción,
de actuar en el aquí, el ahora;
y cambiar el tiempo verbal
y construir desde el pasado
un futuro para nosotros
sin tener que cambiar de conjugación
y olvidarnos del nosotros.

Me gustaría ser palabra,
de esas que remarcan lo que es nuestro,
adjetivo de necesidad, de esperanza,
del corazón que se calla y no sabe hablar;
adjetivos mudos, pero adjetivos,
que connoten lo que no denotan,
que denoten lo que no se alcanza;
alejarnos de la mera nieve blanca
y ser polvo de estrellas fulgentes.

Palabra, al fin y al cabo;
como un verbo, adjetivo, sustantivo,
contigo como deixis personal,
en el firmamento, espacial,
y una estructura encuadrada
donde el mero pensamiento
se convierta en un eje cíclico
que se reitera hasta el final del texto
donde ya nada queda que decir;
donde las palabras mueren por un punto
Y final.
leer más   
2
sin comentarios 21 lecturas versolibre karma: 17

De números y palabras

En el devenir de la vida y el lenguaje
cada cosa tiene su sitio y su orden.

Y aunque las matemáticas digan,
que el orden de los factores no altera el producto,
tiempo es ya de decir que esto será cierto con los números
pero no con las palabras.

Que yo haría una caminata contigo,
si tu pones la nata y yo el camino.

Si yo te doy a comer mazapanes,
y tú me das panes maza, no estamos en sintonía.

Y si me pongo peineta limpia de hojalata,
guarda tú una hoja de mi pelo en una lata de tiempo.

Y si una mañana me siento un hazmerreír,
Abrázame y hazme reír con cosquillas de seda.

Y si me pierdo por una angosta bocacalle,
corre tras de mi por la calle y bésame en la boca.

Pon orden a los factores alterados del producto,
si no el orden de los factores sí alterará el producto.




Hortensia Márquez


Imagen: de la película "El mago de Oz"
21
20comentarios 111 lecturas versolibre karma: 123

Azar

Volví a perderme fiel
en las garras que abundan
atrapándome ingenuo
en la tercera oportunidad
un naipe apresurado
olvidado en el pasto
al rescate de una jugada
que se dio por vencida.

Esto es azar
una herramienta fugaz
para torcer el destino
inminente.

La prisión de las mentes
abierta con ganchitos
llamando al pensamiento
triquiñuela. 

La suela de mis zapatos
me desconoció.
Devino en pie plano
evitando ser la huella.
leer más   
4
2comentarios 47 lecturas prosapoetica karma: 76

Diosa pobladora

Sueño con el paisaje desolado
de roca viva abierta hacia la aurora
donde yo fuera diosa pobladora ,
numen alerto y cíngulo morado.

En tiempos de la tierra y el arado,
la lluvia en alto limpia y surcadora.
clavaría mi nombre en la sonora
cavidad de tu rostro anonadado.

Ay del abismo vertical, profundo
como un dintel cavado sobre el mundo,
detrás del cual tu voz me llamaría:

desierta de nombres y de cosas,
en un país de lunas generosas
y en una edad más joven que la mía.
leer más   
5
sin comentarios 56 lecturas versoclasico karma: 103

Habladurías

El estilo que no habla vida
pronunció su más hondo silencio
adentro de sus misivas
sus manifiestos de temporada
la bitácora de lúgubres almas
que hadas han hecho monstruo
fetiches del sincericidio
la muerte de la forma de hablar.

Callando lo dicho en mis dedos
solo opto por no trazar el tribal.
La promesa que se imprimió
se grabó elucubrando la tinta.

Si la sangre marcó otra huida
un nuevo camino de ida
que bailo vida entre tumbas,
entre antiguos cielos
que olvidaron texturas;
siempre quedará algo
donde tanta nada asusta.
leer más   
9
3comentarios 73 lecturas prosapoetica karma: 102

Cuatro Patas

Aguza el oído el vigía
compañero de calle y suciedad
saludando las alcantarillas
buscando en baldosas la luz.
Faroles que se beben la noche
apurando los vasos de luna
cortándose la lengua
con el horizonte
cuando el techo clarea.

Tapiz donde bordea imaginario
el tiempo que transcurre
aunque todo sea eterno
en esta vida urbana.
La verdad sobre el caos
y la ausencia mundana
de la rutina.

No entiende nada.
Sus cuatro patas hablan
y en su astucia brillante
intenta convencerme
que la vida es una
y el camino pide huellas
a voluntad.
leer más   
9
4comentarios 64 lecturas prosapoetica karma: 89

Chispa

La llama que tardó en prender
halló chispa en la última esperanza
de un tenue sosiego.

Aquella gratitud fue un bálsamo
un retrato agrietado sobre piedra
de la vicisitud morbosa
esquina pedregosa donde llega
algún que otro sueño despertado.

Habitante de enésimos comienzos
pueblo las heridas de palabras
vendajes extraños propiamente dichos
por el desarraigo
cuando desprendo los hilares
que me atan a la tierra.

Ahora mantengo el fuego vivo.
No vaya a ser cosa que el viento amigo
me vuelva a aconsejar.
leer más   
9
3comentarios 71 lecturas versolibre karma: 81

En la orilla

Llama la mar a tus olas,
y te devuelve el eco
de las piedras mecidas en la arena
y dejas un beso a la tarde
envuelta de azules y grana.

Rayos cristalinos, irisados.
Alboradas de fulgor encendidas,
te miran a escondidas.
Y abres tus labios amapolas
en un suspiro de luces .

Un ramo de palabras abrazadas
a tu silencio embelesado.
Huellas en la soledad que, dibujando
en la arena mariposas de colores,
el agua quiere borrarlas.
leer más   
12
sin comentarios 108 lecturas versolibre karma: 101

El Silencio y El Sur

Buscando piedad en el monte
vuelve el hombre de la ciudad.
Se encontró una civilización extraña
detrás de tanto ruido.

Debía permanecer callado
ante la acción de un estado
prepotente y calculador.

Desunido y dominado
debió ofrecer su cabeza
a la etiqueta que tenía
un número por inscripción.

Decidió vivir así
a base de fortaleza
sirviendo tonto y eunuco
a los caprichos del albor
una ciudad que no vio
oculta tras la pared
de un barrio sin nombre
de un patrón sin nombre
de un trabajo sin goce
de un dinero con sudor
el tesoro transpirado
del amargo sinsabor.

Cuando decidió huir
cerró los ojos
pensó el silencio y el sur
el norte de sus tierras
tan afincadas a su ego
castillo de naipes
que algún viento derrumbó.

Progresar no es existir
el fragor de nunca herirse
lo llevó a sentir que hoy no
pero quizás mañana
vuelva por fin al monte
buscando piedad
para vivir en paz.
leer más   
5
sin comentarios 37 lecturas prosapoetica karma: 56

Se me quedan cortas las historias

Se me quedan cortas las historias. Empiezan bonitas y con ganas, pero se hunden poco a poco en las batallas sin fin de ideas que brotan a raudales, hasta que chocan una vez escritas con la incongruencia de estar ahí, todas sueltas ¿Dónde empieza una y termina la otra? No entiendo por qué las palabras salen de esta manera. Se escriben solas. Es como si llevaran mucho tiempo esperando a ser plasmadas en algún papel para luego quedarse huecas del sentido que pueda tener cualquier historia bien escrita. Escribo, escribo y escribo sin parar, sin pensar. No necesito pararme a discurrir qué será lo siguiente que saldrá, ya está ahí, impaciente, esperando su turno de salir y gritar sea lo que sea que tuviera que gritar. Muchas veces dudo hasta de que sean mías tantas cosas guardadas, tantas rabietas, tantas preguntas sin respuesta. Y tengo que escribir deprisa, porque si paro se atropellan y se ahogan las letras, mueren, se van, no sé a cual lugar, ni si alguna vez volverán. Y me duele la mano. Y no me entiendo la letra cuando paro y me leo. No comprendo nada, pero algo, en algún lugar, se queda en paz.
9
8comentarios 127 lecturas prosapoetica karma: 96
« anterior1234510